0

Simbolos 4 elementos

Agua, Fuego, Tierra y Aire son los 4 Elementos de la Naturaleza y se pueden definir como las energías arquetípicas que tienen su efecto en nuestro ser, nuestra conciencia y forma de entender el mundo. Aunque los reinos elementales son en realidad 5: Agua, Fuego, Tierra, Aire y Éter (espíritu).

Los cuatro elementos de la astrología clásica occidental representan cuatro formas en las que la energía se manifiesta, cuatro expresiones del todo, desde su forma más densa y pesada a la más inmaterial. Hay otras formas de energía, puesto que en el universo todo es energía, pero estas cuatro bastan para describir todo el amplio espectro de las manifestaciones físicas y psíquicas de los organismos: la Tierra, el Agua, el Aire y el Fuego.

Debe entenderse que al referirnos a “Agua” no es exclusivamente al compuesto (H2O); o al hablar de la tierra no sólo se habla de “tierra de plantas y hojas”. En este contexto, la palabra elemento se refiere más al estado de la materia (o sea, sólido/tierra, líquido/agua, gas/aire, plasma/fuego) o a las fases de la materia (como en las cinco fases chinas), que a los elementos químicos de la ciencia moderna.

La teoría de los cuatro elementos es muy antigua (por ejemplo, en china se desarrolló en el segundo milenio antes de Cristo) y se originó debido a la observación de la naturaleza. La gente se dio cuenta de que se podía hacer un ciclo de creación o destrucción con las cuatro cosas básicas de las que dependía para poder sobrevivir: el aire para respirar, el agua para beber, el fuego para calentarse y la tierra para comer. Si alguna de esas cuatro cosas faltaba el equilibrio y el ciclo se rompían dando lugar a la muerte. Durante la Edad Media, se recoge el pensamiento aristotélico, y son los alquimistas los que nos hablan de los cuatro elementos en relación: el Fuego con el Oro, el Aire con la Plata, el Agua con el Mercurio y la Tierra con el Plomo. Es sumamente interesante asimismo la unión que hacen de estos cuatro elementos cósmicos con cuatro elementos o cuatro cualidades psicológicas encerradas en el ser humano: el Fuego relacionado con el Saber, el Aire con el Osar, el Agua con el Querer y la Tierra con el Callar.

La astrología ha usado el concepto de los elementos clásicos desde la Antigüedad hasta el presente. Muchos de los astrólogos modernos usan en sus análisis los cuatro elementos de la antigüedad griega, y además los consideran una parte importante de la interpretación de la carta astral.

Así, al hablar del Elemento Tierra nos referimos a todos los principios “sólidos”, estables, consolidados, firmes o coagulantes, tanto en niveles físicos, emocionales, mentales o espirituales. El Elemento Agua a todos los principios “acuosos o líquidos”, fluidos, fluyentes, adaptables e, incluso, solventes. El Elemento Aire se refiere a todos los principios “gaseosos”, informes, expandibles, sutiles y volátiles. Al referirnos al Fuego entendemos con él a todos los principios “ígneos y energéticos”, tales como la electricidad, por ejemplo; el fuego también representa la expansión, la energía, la vitalidad, el furor y la vitalidad.

En la alquimia los 4 elementos se representan con triángulos equiláteros

Un triángulo que apunta al cielo significa el elemento Fuego. Si apunta hacia arriba pero está atravesado por una línea horizontal, se trata del elemento Aire porque el aire siempre se alza por encima del fuego. Si el triángulo equilátero apunta hacia abajo está simbolizando al elemento Agua. Si apuntando hacia abajo el triángulo es atravesado por una línea horizontal, representa al elemento Tierra porque el agua siempre penetra en la tierra.

Estos cuatro triángulos alquímicos juntos forman un hexagrama que actúa como un poderoso símbolo en todo lo relacionado con la transmutación.

En el Universo todo es vibración y los elementos Tierra, Agua, Fuego y Aire no deben interpretarse únicamente en su sentido puramente material sino conceptual, ya que constituyen la síntesis de todas las manifestaciones físicas y psíquicas de cada ser

Todo cuanto hagamos en nuestra vida es un ritual y tiene un simbolismo muy personal y cada uno le da el valor que tiene en su corazón, por ello es importante saber sumergirse en las profundidades de nuestro propio universo, conocerlo, comprenderlo, amarlo, aceptarlo, respetarlo, para así sanarlo y entrar en armonía con cada elemento.

Los estados de la materia, según la ciencia moderna y, en menor grado, también la tabla periódica de los elementos y el concepto de combustión (fuego) pueden ser considerados sucesores de aquellos modelos tempranos.

Por lo tanto, según estos principios, dentro de nosotros tenemos los cuatro elementos básicos de la naturaleza, e intentar equilibrarlos significa la evolución, el camino correcto, nuestra misión. Cada uno de nosotros tiene de principio su propio equilibrio de los elementos obtenido al nacer, de los cuales siempre hay algunos que predominan por encima de los otros. Es relativamente fácil determinar cuál de ellos es el que más proporción pesa en nosotros, sólo tenemos que conocer el signo zodiacal de nuestro nacimiento y comprobaremos que efectivamente coincide con nuestros más profundas sensaciones (salvo rarísimas excepciones), o sea, los nacidos bajo Aries, Leo y Sagitario tienen el fuego como primordial, a los nacidos bajo Tauro, Virgo y Capricornio les predomina la tierra, el agua abunda principalmente en Cáncer, Escorpio y Piscis, finalmente el aire es el amigo primario de Géminis, Libra y Acuario.

A medida que el ser humano individual va equilibrando la composición de sus elementos aparece la paz, la salud, la estabilidad. La mayoría de problemas de salud provienen por fuertes des-equilibrios entre dichos principios, de ahí que muchas de las medicinas naturales y alternativas que existen actualmente (y que funcionan bastante bien), se basan simplemente en intentar equilibrar por diferentes medios los elementos, aunque la curación real y verdadera nace del interior del ser, y de la plena aceptación, por meditación profunda, de cual es ‘nuestro’ lugar en el mundo, ‘nuestra’ misión, de dónde venimos y hacia dónde vamos.

Posiblemente no sabes de manera real lo que significan las iniciales: I.N.R.I. que fueron colocadas en la cruz de Jesucristo. Es fácil, sólo hay que conocer la traducción de los símbolos de los elementos al hebreo, o sea, IAM que significa agua, NOUR que es el símbolo del fuego, RUACH que es el aire (o espíritu) y IABESHAD que es la tierra. Uniendo las cuatro iniciales de los símbolos aparece I.N.R.I. En la antigüedad se reconocía a los grandes maestros con este símbolo que indicaba: el que había equilibrado a los 4 elementos.

La Magia Elemental recibe sus características básicas como esencia formadora de todas las cosas en la Grecia Antigua de los Pre-Socráticos.

Los elementos clásicos de la civilización griega fueron Fuego, Tierra, Aire y Agua. Éstos representan en la filosofía, ciencia y medicina griega la comprensión del cosmos donde todo lo existente convive.

Agua, Fuego, Tierra y Aire son los 4 Elementos de la Naturaleza y se pueden definir como las energías arquetípicas que tienen su efecto en nuestro ser, nuestra conciencia y forma de entender el mundo. Aunque los reinos elementales son en realidad 5 : Agua, Fuego, Tierra, Aire y Éter (espíritu).

Los elementos tierra, aire, fuego y agua dentro del simbolismo mágico son los componentes básicos de todo lo que existe. Son al mismo tiempo visibles e invisibles, así como físicos y espirituales. De estos cuatro elementos todas las cosas han sido creadas de acuerdo con la creencia mágica.

Los cuatro elementos de la astrología clásica occidental representan cuatro formas en las que la energía se manifiesta, cuatro expresiones del todo, desde su forma más densa y pesada a la más inmaterial. Hay otras formas de energía, puesto que en el universo todo es energía, pero estas cuatro bastan para describir todo el amplio espectro de las manifestaciones físicas y psíquicas de los organismos: la Tierra, el Agua, el Aire y el Fuego.

Debe entenderse que al referirnos a “Agua” no es exclusivamente al compuesto (H2O); o al hablar de la tierra no sólo se habla de “tierra de plantas y hojas”. En este contexto, la palabra elemento se refiere más al estado de la materia (o sea, sólido/tierra, líquido/agua, gas/aire, plasma/fuego) o a las fases de la materia (como en las cinco fases chinas), que a los elementos químicos de la ciencia moderna.

La teoría de los cuatro elementos es muy antigua ( por ejemplo, en china se desarrolló en el segundo milenio antes de Cristo) y se originó debido a la observación de la naturaleza. La gente se dio cuenta de que se podía hacer un ciclo de creación o destrucción con las cuatro cosas básicas de las que dependía para poder sobrevivir: el aire para respirar, el agua para beber, el fuego para calentarse y la tierra para comer. Si alguna de esas cuatro cosas faltaba el equilibrio y el ciclo se rompían dando lugar a la muerte. Posteriormente se le asignaron propiedades espirituales, mágicas, religiosas, curativas, etc. los dibujos o pinturas de círculos divididos en cuatro partes es la forma más común de representarlos: Es la Rueda de Medicina chamanica o Cruz Solar

En la cultura occidental, el origen de la teoría de los cuatro elementos se encuentra en los filósofos presocráticos y perduraron a través de la Edad Media hasta el Renacimiento. Quien profundizaría sobre estos elementos sería el filósofo griego Empédocles, él menciona cuatro “raíces” (rhicómata) eternas, que corresponden a los cuatro elementos naturales: fuego, agua, aire y tierra.

Los pitagóricos utilizaban las letras iniciales de los cinco elementos para nombrar los ángulos de su pentagrama, y los identificaban con los sólidos platónicos.

Platón parece haber sido el primero en utilizar el término “elemento (στοιχεῖον, stoicheion)”, en referencia al aire, fuego, tierra y agua. La antigua palabra griega para el elemento, stoicheion (de stoicheo, “hacer cola “) significa” división más pequeña (de un reloj de sol), una sílaba “, como la unidad de composición de un alfabeto que podría denotar una carta y la unidad más pequeña de la que se forma una palabra.

En la Antigua Grecia, Tales de Mileto propuso como el principio o arché de todas las cosas el agua, posteriormente Anaxímenes propuso el aire, Heráclito el fuego y Jenófanes la tierra. Empédocles los unificó en la teoría de las cuatro raíces (a las que Aristóteles más tarde rebautizaría como elementos).

ELEMENTOS
Fuego · Tierra
Agua · Aire

La teoría de las cuatro raíces de Empédocles (cerca del 450 a. C.) es mencionada por Aristóteles. Empédocles nos dice que:

  • El Fuego es a la vez caliente y seco.
  • La Tierra es a la vez fría y seca.
  • El Aire es a la vez caliente y húmedo.
  • El Agua es a la vez fría y húmeda.

Es interesante notar que existe un paralelismo entre los cuatro elementos y las formas en que la materia puede presentarse:

FUEGO ——> ENERGÍA
AGUA ——> LIQUIDO
TIERRA ——> SÓLIDO
AIRE ——> GASEOSO

Esta concepción de las esencias naturales (elementos) cobró tal importancia que fue aceptado por los filósofos. Aristóteles postuló que la materia, dentro de nuestro alcance físico, es una mezcla de cuatro elementos: Tierra, Agua, Aire y Fuego.

Para Aristóteles, los cuatro elementos se encontraban organizados alrededor del centro del universo para formar una esfera sublunar. Completaba su tradicional estudio anotando que “el agua es tanto fría como húmeda, y ocupa un espacio entre el aire y la tierra en las esferas elementales” En el ciclo de dominación, el agua domina al fuego y es dominada por la tierra. Es aliada del elemento Aire. Opuesto está el fuego.

Más tarde Aristóteles agrega el Quinto Elemento o Quintaesencia el cual no era ni terrenal ni corruptible, era celestial.

Durante la Edad Media, se recoge el pensamiento aristotélico, y son los alquimistas los que nos hablan de los cuatro elementos en relación: el Fuego con el Oro, el Aire con la Plata, el Agua con el Mercurio y la Tierra con el Plomo. Es sumamente interesante asimismo la unión que hacen de estos cuatro elementos cósmicos con cuatro elementos o cuatro cualidades psicológicas encerradas en el ser humano: el Fuego relacionado con el Saber, el Aire con el Osar, el Agua con el Querer y la Tierra con el Callar.

La astrología ha usado el concepto de los elementos clásicos desde la Antigüedad hasta el presente. Muchos de los astrólogos modernos usan en sus análisis los cuatro elementos de la antigüedad griega, y además los consideran una parte importante de la interpretación de la carta astral..

Así, al hablar del Elemento Tierra nos referimos a todos los principios “sólidos”, estables, consolidados, firmes o coagulantes, tanto en niveles físicos, emocionales, mentales o espirituales. El Elemento Agua a todos los principios “acuosos o líquidos”, fluidos, fluyentes, adaptables e, incluso, solventes. El Elemento Aire se refiere a todos los principios “gaseosos”, informes, expandibles, sutiles y volátiles. Al referirnos al Fuego entendemos con él a todos los principios “ígneos y energéticos”, tales como la electricidad, por ejemplo; el fuego también representa la expansión, la energía, la vitalidad, el furor y la vitalidad.

TEN EN CUENTA: ningún elemento funciona totalmente solo, ya sea en el ámbito físico o mágico.

En la alquimia los 4 elementos se representan con triángulos equiláteros. Un triangulo que apunta al cielo significa el elemento Fuego. Si apunta hacia arriba pero esta atravesado por una linea horizontal, se trata del elemento Aire porque el aire siempre se alza por encima del fuego. Si el triangulo equilátero apunta hacia abajo esta simbolizando al elemento Agua. Si apuntando hacia abajo el triangulo es atravesado por una linea horizontal, representa al elemento Tierra porque el agua siempre penetra en la tierra.

Estos cuatro triángulos alquímicos juntos forman un hexagrama que actúa como un poderoso símbolo en todo lo relacionado con la transmutación. VER: Hexagrama: La Estrella Alquímica

En el Universo todo es vibración y los elementos Tierra, Agua, Fuego y Aire no deben interpretarse únicamente en su sentido puramente material sino conceptual, ya que constituyen la síntesis de todas las manifestaciones físicas y psíquicas de cada ser. Nuestra mente puede crear imágenes positivas capaces de anular estados de ánimo negativos. Ejercítelas con el estímulo visual del aire, agua, el fuego y la tierra.

Los elementos incluso se consideran en las divisiones psicológicas de la personalidad humana básica. Todos están vinculados a una combinación de fuerzas elementales en el momento de su nacimiento y generalmente predomina un elemento. Por ejemplo, aquellos que están influenciados por el Agua parecen estar gobernados por sus emociones, mientras que las personas del Aire son más desapegadas, intelectuales, lógicas o abstractas. Las personas de la Tierra suelen ser prácticas y materialistas, mientras que las personas del Fuego se aburren más rápidamente si no se alimenta su interés.

  • El elemento tierra representa la forma y la estabilidad.
  • El elemento aire representa el intelecto, la objetividad, el pensamiento y la adaptabilidad.
  • El elemento fuego proporciona fuerza y ​​genera actividad.
  • El elemento del agua presta cambio y mutabilidad.

El elemento Tierra es la manifestación de los otros 3 elementos, nos enraíza, nos recuerda que somos de aquí y que tenemos que llevar a la practica en el día a día, todos los aprendizajes.

Teniendo en cuenta los elementos, la magia la dividiremos así:

  • Magia del Fuego: Poder y Energía
  • Magia de la Tierra: Poder de lo Perenne
  • Magia del Aire: Poder de la Mente
  • Magia del Agua: Poder del Sentimiento

Todo cuanto hagamos en nuestra vida es un ritual y tiene un simbolismo muy personal y cada uno le da el valor que tiene en su corazón, por ello es importante saber sumergirse en las profundidades de nuestro propio universo, conocerlo, comprenderlo, amarlo, aceptarlo, respetarlo, para asi sanarlo y entrar en armonia con cada elemento.

Los estados de la materia, según la ciencia moderna y, en menor grado, también la tabla periódica de los elementos y el concepto de combustión (fuego) pueden ser considerados sucesores de aquellos modelos tempranos.

La palabra «elemento» utilizada por los antiguos no se refiere a los elementos químicos de la ciencia moderna. Según los escritores de la nueva era ―en un esfuerzo por ocultar la ignorancia supina de los antiguos «sabios» acerca de la química― afirman que los elementos se refieren a los estados de la materia, es decir:
Líquido (agua), sólido (tierra), plasma (fuego), gas (aire)
El problema es que el fuego no es plasma ni lo representa de alguna manera. El fuego es una reacción química.

En 1848, el físico y químico Michael Faraday (1791-1867), quien descubrió la inducción electromagnética, el diamagnetismo y la electrólisis. en su exposición más famosa, empezó diciendo: “No hay mejor puerta para entrar al estudio de la filosofía natural que considerando el fenómeno físico de una vela”.

Al prender una vela, “estás viendo química”. O, en otras palabras, no es un estado de la materia, sino una reacción. Esa reacción libera mucha energía y es por eso que el fuego es tan caliente.

Wu Xing de los Elementos. Líneas verdes: ciclo de generación. Líneas azules: ciclo de dominación.

Los Elementos en China.

En el Wu Xing, el chamanismo chino, se distinguía una serie de elementos ligeramente diferentes (que todavía se utilizan en la medicina china tradicional) llamados tierra, agua, fuego, metal y madera, y que eran entendidos como diferentes tipos de energía en un estado de constante interacción y flujo entre unos y otros, en oposición a la noción occidental que los relaciona con las diferentes manifestaciones de la materia.

La cultura china también estaba acertada. Debemos entender los elementos, como diferentes tipos de energía en un estado de constante interacción y flujo entre unos y otros, sin descartar la noción occidental que los relaciona con las diferentes manifestaciones de la materia. Porque la materia es energía. Somos energía, el universo es energía, todo es energía.

W.Heisenberg, uno de los padres de la mecánica cuántica, decia: «El universo no está hecho de cosas sino de redes de energía vibratoria, emergiendo de algo todavía más profundo y sutil». EL ETER, EL QUINTO ELEMENTO

Los elementos se encuentran en el corazón mismo del Arte Regio, ya sea que se los acerque desde una dirección mágica o devocional. Debido a que esta es la magia de la naturaleza, usando poderes naturales, herramientas y símbolos, es importante entender los atributos de los elementos. Una comprensión de los elementos ayudará en gran medida a realizar cualquier trabajo mágico.

FUENTES:

Me gusta:

Me gusta Cargando…

Fuego, agua, tierra y aire: tatuajes que representan los 4 elementos

Imaginamos que estarás familiarizada con los cuatro elementos de la naturaleza: fuego, tierra, aire y agua. Además, si hablamos de astrología, cada uno de los signos del zodiaco está incluido en uno de estos cuatro elementos, por lo que al igual que tu horóscopo, ellos también van a definir tu personalidad.

Si ya echaste un ojo a nuestra propuesta de tatuajes para los diferentes signos del zodiaco, y ahora quieres elegir uno que represente tu elemento (o todos ellos), has llegado al sitio indicado.

¿Sabías que en la alquimia los cuatro elementos se representan mediante triángulos? Así, esta es la forma de dibujarlos geométricamente:

  • Triángulo con el vértice hacia arriba = Fuego
  • Triángulo con el vértice hacia abajo y cortado por una línea = Tierra
  • Triángulo con el vértice hacia arriba y cortado por una línea = Aire
  • Triángulo con el vértice hacia abajo = Agua

Ahora que ya sabes cómo se representan los cuatro elementos solo te queda descubrir qué signos engloba cada uno de ellos:

  • Fuego: Aries, Leo y Sagitario
  • Tierra: Tauro, Virgo y Capricornio
  • Aire: Géminis, Libra y Acuario
  • Agua: Cáncer, Escorpio y Piscis

Navega por nuestra galería y elige el diseño que más te guste.

Tatuajes para la muñeca

Tatuajes con significado para homenajear tu profesión

70 tatuajes que demuestran el amor de estas mamás por sus hijos

Si bien hablar de tatuajes de agua es demasiado general y estamos en realidad englobando una amplia cantidad de tipos de tatuajes tales como los de olas, gotas o composiciones japonesas, hoy me gustaría hablar en su forma más amplia y comentar los diferentes aspectos que supone hacerse un tatuaje en el que el protagonista sea el líquido elemento que es considerado una fuente de vida.

Los tatuajes de agua pueden tener muchas connotaciones. Tantas como las otorgadas a la propia agua. Es uno de los cuatro elementos del planeta tierra y se le asocia una capacidad renovadora de energías en su curso. Desde la antigüedad, para los chamanes, brujos y sabios de distintas culturas, la vida parte del agua. Y no les faltaba razón. Todo ello le ha llevado a este elemento a tener un cierto sentido místico para muchas culturas ancestrales.

En el mundillo del tatuaje, hablar de tattoos de agua es hablar de un tipo de tatuaje muy complicado ya que plasmar el agua en la piel es algo muy complicado. Al igual que ocurre con otros elementos como pueda ser el fuego. Hay que elegir de manera correcta los matices de brillo, color base y por supuesto, la distorsión en forma.

Hoy en día los tatuajes de agua se han popularizado debido a que forman parte fundamental dentro de las composiciones japonesas. Y es que si buscamos tatuajes de brazo o pierna completa de estilo japonés, nos encontraremos con que la gran mayoría usan como base el agua. Esto ha sido gracias a las típicas ondas de agua japonesas. Sin embargo, nosotros intentamos evitar este tipo de tattoos más comunes en esta recopilación de tatuajes de agua.

Según la Academia española de Dermatología, el 33% de las españolas y españoles entre 18 y 35 años tiene al menos un tatuaje sobre su piel, lo cual no excluye a las personas mayores de 35 años, muchas de las cuales también poseen tatuajes, aunque no en una proporción tan alta. En las últimas tres décadas el tatuaje ha dejado de ser un estigma portuario y arrabalero para convertirse en un signo de modernidad para muchos.

Àlex Grinyà, tatuador profesional, opina que poco a poco la sociedad ha ido perdiendo prejuicios respecto a los tatuajes, sobre todo en profesiones artísticas pero también de atención al público: «yo incluso he hecho a gente que no te imaginarías nunca, como directivos de grandes empresas o incluso religiosos».

Los tattoos no son para el verano

Grinyà explica que aunque que el tatuaje «para cobrar sentido necesita ser exhibido, pues en el fondo es un acto comunicacional hacia los demás», -«si te lo vas a hacer solo para ti mismo, mejor te ahorras los pinchazos», añade, aunque matiza que «es una opinión personal»- en verano es mejor no exponerlos al sol.

«Parece una contradicción», se explica, «pero el verano, al menos en las horas en que el sol está más alto, no es la mejor época para enseñar los tatuajes». El motivo, según el tatuador, es que «la radiación degrada y envejece las tintas y hace perder contraste y calidad al trabajo; el tattoo se decolora y apaga, perdiendo detalle».

Grinyà recomienda no exponer los tatuajes al sol cuando vamos a la playa o la piscina: «mejor enseñarlos por la tarde y al anochecer, cuando el sol ya está bajo, si queremos conservarlos en buen estado por muchos años». Si lo hacemos, antes nos los untaremos con protector solar de factor 50, a poder ser con filtros físicos, que no dejan pasar en absoluto la radiación.

Cuidado con la hena negra

Por otro lado, Grinyà previene contra los tatuajes veraniegos con hena. Se trata de tintes con los que se hacen dibujos sobre la piel que duran entre dos y tres semanas, tiempo a partir del cual pierden su apariencia por acción del agua y el sol. «La hena es marrón rojiza, por lo que para darle apariencia de tattoo auténtico le añaden una sustancia que la oscurece y también hace que se fije más deprisa»es muy irritante e incluso en interacción con el sol puede quemar la piel».

La Asociación Española de Pedriatía ya advirtió hace algunos años contra este tipo de tatuajes en niños y adolescentes precisamente por la acción de esta sustancia. Su uso para estos fines es ilegal, pero es complicado controlar la cantidad de «artistas» que se mueven por las playas de todo el país vendiendo sus servicios. «Hay mucho pirata suelto», apostilla Grinyà, «que encima abusa de la parafenildiamina, con lo que suceden auténticas catástrofes». Se refiere a quemaduras en algunos casos permanentes.

¡Cuidado con los #tatuajes de henna negra! Contienen un colorante que puede ocasionar alergias graves https://t.co/1WIzfmuTLw#ConsumoResponsable#ConsumidoresAlAndaluspic.twitter.com/3wZ6RTYswC

— Federación ALANDALUS (@fedalandalus) 17 de julio de 2018

Extremar los cuidados en tatuajes recientes

Cuando el tatuaje es reciente, la recomendación de no exhibirlo ni exponerlo al sol o el agua es taxativa. «Un tatuaje es una pequeña operación con heridas, por lo que no se puede mojar ni exponer a la arena, el suelo, la hierba y mucho menos el sol», explica la dermatóloga Rosa Martí. La médica recomienda tapar el tatuaje si es muy reciente con una venda, un parche o una prenda larga y no exponerlo al sol hasta pasado un mes tras su factura.

Después del periodo de cuarentena, la exposición tendrá que ser muy parcial y con filtro protector de máximo factor, aunque la dermatóloga recomienda, en la línea de Grinyà, no exponerlos al sol directo nunca en verano. Respecto a eventuales baños en mar o piscina, en el caso de tatuajes recientes, la dermatóloga aconseja precaución: «lo mejor es no mojarlos hasta pasadas dos semanas desde que nos hicimos el tatuaje».

Puede parecer una precaución difícil de llevar a cabo teniendo en cuenta el calor veraniego y las ganas de refrescarse, pero Martí es tajante: «lo que pasa es que a la gente le entran las ganas de hacerse tatuajes en verano, pero en realidad es la peor época del año, porque es la de mayor exposición». Grinyà está parcialmente de acuerdo: «es verdad que cualquier otra época es mejor para la higiene del tatuaje, pero si se cuida bien no tiene por qué haber problemas».

Finalmente Martí explica que «si el tatuaje se moja en agua de mar lo secaremos rápido. Aunque lo peor es el agua de piscina, que es «menos cicatrizante, más secante y agresiva debido al cloro». Si nos mojamos con ella nos pasaremos agua del grifo inmediatamente y secaremos el tatuaje con una toalla limpia y seca, que no sea la echarnos a tomar el sol. Adicionalmente si observamos irritación y escozor aplicaremos crema hidratante. Si no remite, acudiremos al dermatólogo sin demora.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a [email protected]

El significado de los tatuajes geométricos

Los tatuajes geométricos están de moda, pero ¿qué significa realmente el tatuaje geométrico que llevas contigo? Se trata de símbolos de la alquimia

Los tatuajes geométricos están de moda. Desde hace un par de años, los diseños rígidos de círculos, líneas y triángulos se volvieron una tendencia en los mejores estudios. Las flechas cargadas de un simbolismo fueron el estilo elegido por millones de personas que decidieron plasmar sobre su cuerpo un rasgo único de identidad, pero ¿qué significa realmente el tatuaje geométrico que llevas contigo? En realidad, estos símbolos tienen una relación directa con la alquimia, una práctica ampliamente difundida en la antigüedad y hasta el Renacimiento, que involucró conocimientos eclécticos de distintas religiones, además de elementos de la astrología, esoterismo y misticismo.

La alquimia no sólo fue una práctica fraudulenta dedicada al intento de convertir cualquier cosa en oro o iniciar una enorme empresa en busca de la piedra filosofal. Esta disciplina trató de ser un vínculo entre los hombres y su explicación de los fenómenos naturales, de ahí que sea comúnmente reconocida como una protociencia, sin carácter científico, pero como un intento estructurado de alcanzar una mayor comprensión del mundo que nos rodea.

La química jugó un papel preponderante en la alquimia, relacionada íntimamente con las creencias populares y religiosas. Los pocos elementos conocidos de entonces se intentaban fusionar y cada uno de ellos poseía un significado ritual único, comúnmente asociado a un símbolo. ¿Tienes un tatuaje geométrico e ignoras lo que quiere decir? Esta es la respuesta que siempre estuviste buscando:

Tatuajes de Triángulos

Los diseños sencillos que incluyen uno o varios triángulos, se identifican con los cuatro elementos de la vida: tierra, fuego, agua y aire. Desde la Antigua Grecia, grandes filósofos como Empédocles y Demócrito trataron de demostrar que era posible descomponer toda la materia viva en una unidad indivisible y básica, de la cual partían todos los objetos animados en el planeta. Los cuatro elementos resultantes, decían, son los únicos esenciales para la vida.

Cuatro triángulos juntos significan el equilibrio entre elementos, fundamental para la salud y alcanzar la sabiduría. El fuego y el aire están representados por los dos triángulos equiláteros cuya base se encuentra viendo hacia arriba, pero el aire se diferencia con una línea horizontal que lo atraviesa; mientras el agua y tierra son los opuestos y esta última es atravesada por la línea.

Tatuajes de Lunas pequeñas

Los diseños que incluyen elementos geométricos y lunas pequeñas en cuarto creciente o una secuencia completando cada una de sus fases, simbolizan uno de los elementos químicos más valorados en la época: la plata. La pseudociencia astrológica identificaba la plata con la Luna, posiblemente por el color que comparten y la forma que se aprecia de la superficie selenita desde la Tierra.

La Luna también simboliza la feminidad: distintas culturas alrededor del mundo imaginaron un binomio entre los sexos, mientras que la Luna simbolizaba a la mujer, el Sol está relacionado con las características masculinas y con el oro. La mayoría de las representaciones de la Luna, acompañadas de otros elementos alquímicos, son símbolo de una cualidad misteriosa y femenina.

Tatuajes de La piedra filosofal

El famoso mito alrededor de este objeto fue uno de los motivos de la alquimia y el bien más deseado por grupos de alquimistas que intentaron encontrar la forma de hacerse de esta sustancia. Su símbolo corresponde a un círculo, que a su vez delimita tres ángulos que llevan dentro de sí un triángulo. De la misma forma, de cada lado se desprende un cuadrado ocupado por el diámetro de un círculo en su centro.

La piedra filosofal simboliza la perfección, el equilibrio de todos los demás elementos en vías de alcanzar un estado de plenitud, tanto físico como mental, normalmente interpretado por los alquimistas como la iluminación, el elixir de la vida y la inmortalidad.

Tatuajes de Flechas

Una composición que reúne a estos elementos en un solo diseño son las flechas. En ellas es común encontrar los símbolos alquímicos relacionados con el oro, la plata y los planetas, además de los triángulos que conforman los elementos de la vida. La popularidad de éstas se debe al sinfín de combinaciones entre elementos y formas que se pueden crear en un mismo diseño, haciendo complicado encontrar dos flechas distintas.

Los astros suelen aparecer en las flechas de forma implícita, ya sea con su símbolo o a través de un plano que simboliza al sistema solar y la posición de la Tierra en él. Los elementos básicos de la alquimia (mercurio, antimonio, fósforo, azufre, sal, oro y plata) se mezclan con formas geométricas aleatorias en este tipo de tatuajes.

A pesar de que estos son los símbolos más frecuentemente utilizados en los tatuajes geométricos, existe una variedad de diseños y estilos que persiguen las formas perfectas para plasmarlas en la piel. Si estás en busca de inspiración para tu próximo tatuaje, mira cuáles son los mejores diseños de tatuajes geométricos. Dr. Woo, uno de los artistas más renombrados en Hollywood, se inspira en la geometría para sus obras, conoce su propuesta aquí.

O ouroboros é um dos símbolos mais fascinantes da cultura antiga. Por conta disso, ele rende uma bela tatuagem. Isso se dá não só por sua beleza ímpar, como por seu significado dos mais profundos. Acredito que de todos os artigos que já escrevi nesse blog sobre simbologia, este é o que carrega maior profundidade metafísica, filosófica e psicológica.

Ao longo deste guia, você vai conferir sugestões ilustradas de belas tatuagens femininas e masculinas de ouroboros dos mais diversos para inspira você na hora de fazer a sua. Vamos explanar um pouco sobre os significados relacionados a esse símbolo e também vamos sugerir outros símbolos interessantes do universo da alquimia para te fornecer mais ideias de tatuagens.

O que é Ouroboros?

Eis um termo grego representado por uma imagem que nada mais é do que uma cobra mordendo o seu próprio rabo, formando um circulo. Podemos traduzir o termo grego como “devorador da própria cauda”.

Sua origem provavelmente remonta o Antigo Egito. Todavia, seu uso mais comum foi na cultura mística grega, principalmente em linhas de pensamento como o gnosticismo e o hermetismo.

O gnosticismo foi uma filosofia cristã que acreditava na existência de dois deuses, a grosso modo. Um seria ruim e outro seria o deus bom. Já o hermetismo foi uma escola da alquimia que acreditava nos postulados do grande alquimista Hermes Trismegisto. Em ambas filosofias, sua representação era ligada a eternidade.

O símbolo também é presente na mitologia nórdica e em algumas religiões indianas.

O registro mais antigo encontrado pela arqueologia deste belo símbolo é a tumba do rei Tutancâmon, onde o símbolo aparece juntamente ao deus Rá, que é o deus do sol no panteão egípcio. Os ciclos de inundações do rio Nilo, que foi um dos epicentros da cultura egípcia antiga, também era representado pela figura e datava os ciclos de agricultura desses povos, que dependiam diretamente deste grande rio.

O conceito não só foi utilizado por sociedades secretas e ordens iniciáticas, como influenciou a psicologia moderna e boa parte da literatura filosófica, como o pensador alemão Nietzsche.

O que significa?

O significado do símbolo alquímico representa:

  • Autodestruição;
  • Autocriação;
  • Auto-renovação;
  • Eterno retorno;
  • O ser em si mesmo.

Como podemos ver, o símbolo tem uma representação filosófica, mística, esotérica, de muita profundidade. Com toda essa riqueza simbólica, são muitos os motivos que levam alguém a tatuar um ouroboros.

Este símbolo representa os ciclos das coisas, dado que tudo retorna. Também representa a fusão de opostos, como também a dualidade das coisas.

Muitos dos que o tatuam o fazem para registrar no corpo um senso de eterna renovação.

A alquimia é uma arte antiga que originou a química. Chamamos de “arte” por não existir outra categoria para esse tipo de “mística” praticada por diversos grupos esotéricos em várias partes do mundo. Seu desenvolvimento foi fundamental para diversas áreas de hoje, como a química, a física, a biologia, a semiótica, a psicologia, a astrologia e a psicologia. Como podemos ver, ela é a combinação de diversas ciências com uma roupagem metafísica. O seu objetivo seria transmutar metais em ouro e a criação de uma pedra filosofal que trouxesse a imortalidade. Muitos argumentam que esses objetivos não eram materiais, mas que carregavam um significado espiritual.

Por ter sido desenvolvida por muito tempo, ela apresenta muitos símbolos ricos em significados que rendem belas tatuagens. O ouroboros é apenas um deles.

Existem outros símbolos interessantes emprestados da alquimia que rendem belas tattoos. Segue uma breve lista de alguns para você conhecer, estudar e, quem sabe, tatuar:

  • Símbolo da terra: eis um triângulo invertido (com a sua ponta para baixo) onde uma barra o cruza pela metade. Geralmente é feito nas cores verdes. Segundo Platão, seus dois atributos seria ser frio e seco.
  • Símbolo do ar: eis um triângulo normal, com a mesma barra cruzando-o pela metade, igual o símbolo da terra, mas em sua posição “de pé”. Segundo o filósofo grego Platão, seus dois atributos era de ser quente e úmido.
  • Símbolo do fogo: eis um triângulo vertical “de pé”. Seus dois atributos platônicos é o seco e o quente.
  • Símbolo da água: eis um triângulo oposto ao do fogo (invertido), cujos atributos é o úmido e o frio.
  • Pedra Filosofia: você provavelmente deve ter lembrado do famoso livro/filme do Harry Potter. Tal conceito é muito mais antigo que a ficção e vem diretamente do universo alquímico. Seu símbolo é um triângulo dentro de um circulo. Dentro do triângulo tem um quadrado e dentro deste quadrado tem um círculo. Pode ter parecido confuso, mas você pode pegar uma caneta e um papel e desenhar isso. Seu significado é muito semelhante ao ouroboros, representando a eternidade.
  • Símbolo do Enxofre: assim como os anteriores, eis um símbolo elemental. Segundo a alquimia, o enxofre juntamente com o sal e o mercúrio formaria os três primos alquímicos, fechando um triângulo. O enxofre, nesse trio, representaria a evaporação e a dissolução. O seu símbolo é o de um triângulo com um pé no centro em formato de cruz;
  • Símbolo do mercúrio: na esteira do símbolo anterior, o mercúrio também é considerado um dos elementos alquímicos. Seu nome é emprestado do planeta Mercúrio e ele é considerado um dos três primos alquímicos. Ele representa a vida e a superação da morte. Seu símbolo é o de um circulo com um suporte em formato de cruz;
  • Símbolo do sal: por fim, para finalizar a tríade de primos alquímicos, o sal é considerado um elemento pela alquimia – ainda que não o seja pela ciência moderna – e é tido como o símbolo da cristalização, sendo essencial para a vida. O seu simbolo é um circulo cortado no meio, bem mais simples que os anteriores.

Você pode conferir mais ideias de símbolos esotéricos e místicos em nossos artigos aqui pelo blog. Caso tenha alguma sugestão de símbolo que você deseja saber mais sobre os significados, deixe um comentário abaixo e atenderemos o seu pedido de prontidão. Sua participação em nossa linha editorial é muito importante.

Como será a sua tatuagem de ouroboros? Decidiu-se? Comente abaixo!

Compartilhe esse conteúdo!

Olá, é um prazer tê-lo aqui! Meu nome é Lory Aguiar. Sou administradora, pernambucana, graduanda em biologia e apaixonada por tatuagens.

Este artigo te ajudou? Esperamos que sim! Compartilhe isso para o mundo:

  • Facebook (o mais popular)
  • Twitter (o mais rápido)
  • Pinterest (o mais colorido)
  • Linkedin (o mais profissional)

Obrigada! 😘

Símbolos da Alquimia

Dentre os símbolos da alquimia, o ouro é, sem dúvida, o mais importante. Isso porque o objetivo dessa arte antiga, que remonta à Europa Medieval, é transformar metal comum em ouro.

É essa transformação a “Grande Obra” da alquimia, um processo que faz analogia à purificação espiritual. Ela representa a evolução do mundo material para o mundo espiritual.

Ouro

Os alquimistas esforçam-se para que todos os metais se transformem em ouro, tal como que todos os humanos sejam puros e alcancem o esclarecimento.

O ouro, sendo o mais perfeito dos metais, simboliza perfeição. Enquanto isso, o metal comum representa o nível mais baixo a partir do qual tem início o processo de purificação.

Na China, o ouro era a essência dos céus e, por isso, representava o yang.

A fênix representa o produto final da transformação do metal comum em ouro.

Leia também Fênix.

Os Quatro Elementos

Os quatro elementos são representados por triângulos equiláteros, dois deles com a ponta para cima e dois deles com a ponta para baixo.

Terra – associado ao cobre, representa a criação. O leão, outro símbolo presente na alquimia, também representa este, que é o primeiro elemento.

Água – associado ao estanho, o segundo elemento representa a purificação. O peixe, outro símbolo presente na alquimia, também representa a água.

Ar – associado ao ferro, o terceiro elemento representa o sopro da vida. A águia, outro símbolo presente na alquimia, também representa esse elemento.

Fogo – associado ao chumbo, o quarto elemento representa a transformação final. O dragão, outro símbolo presente na alquimia, também o representa.

Sol e Lua

O Sol representa o ouro. O ponto no centro do círculo simboliza a conclusão da Grande Obra.

A Lua representa a prata e a “Obra Menor”.

Inicialmente os alquimistas utilizam símbolos astrológicos, tais como o Sol e a Lua, bem como símbolos celestiais, como os anjos. Todavia, com medo da perseguição, os alquimistas criaram os seus próprios símbolos.

Pedra Filosofal

A pedra filosofal era essencial para o processo de transformação do metal em ouro.

Ela, uma substância lendária, significa pureza e imortalidade. Seu símbolo é composto pelo triângulo, que representa o sal, o enxofre e o mercúrio, bem como o quadrado, que representa os quatro elementos.

O círculo, por sua vez, representa o conceito de unidade. Ao mesmo tempo, ouroboros carrega o mesmo significado.

Caduceu

O poder de transformar o impuro em puro é representado pelo caduceu, especificamente o bastão, enquanto as asas representam o equilíbrio desse processo.

Por vezes o caduceu é associado ao símbolo da medicina, o que decorre do fato de a alquimia combinar a sua prática também com essa área de conhecimento.

Selo de Salomão

Junção dos símbolos que representam o fogo e a água, o selo de Salomão simboliza a união dos opostos e o resultado da transformação dos processos alquímicos.

Los signos más compatibles en el amor

El ser humano por naturaleza sueña con encontrar a su pareja ideal, aquella persona con la que sea compatible y pueda tener una maravillosa relación de pareja. Pero… ¿cómo saber si son o no compatibles en el amor?

Conocer la compatibilidad de los signos puede ayudarnos en esta tarea. Cada uno de los 12 signos astrológicos tiene una energía diferente y según su elemento, tiene ciertas características que se conectan, mejor o peor, con otros.

Básicamente, los signos están divididos en los cuatro elementos que conforman el mundo material, es decir que representan cuatro formas en las que la energía se manifiesta. Los elementos: fuego, tierra, aire y agua.

Los signos y sus características:

Signos de Fuego: Aries-Leo-Sagitario Son líderes por naturaleza, llenos de vida, dinámicos, apasionados, impulsivos, confían en sí mismos, se hacen notar, sinceros, optimistas y dominantes.

Signos de Tierra: Tauro-Virgo-Capricornio Son constantes, prácticos, realistas y conservadores, cuidan sus acciones, trabajadores, responsables, tienden a proteger y conservar lo que consiguen.

Signos de Aire: Géminis-Libra-Acuario
 Les gusta razonar, debatir, planificar. Son comunicadores, analíticos y tienen cierta dificultad para demostrar lo que sienten. Valoran la compatibilidad intelectual y aman la libertad.

Signos de Agua: Cáncer-Escorpio-Piscis Son sensibles, emocionales, intuitivos y soñadores. Les gusta proteger y ser protegidos, pero no se sienten cómodos al lado de personas dominantes. Tienden a retraerse y ocultar sus sentimientos por timidez o temor.

Los signos más compatibles en el amor

Comparten el mismo elemento: son afines, es decir, ambos hablan el mismo lenguaje, lo cual resulta muy estimulante.

Fuego – Fuego: relación intensa y apasionada. Ambas personas se estimulan para desarrollar su individualidad, se dan empuje mutuamente, comparten actividades que les ayudan a expandirse.

Aire – Aire: libertad absoluta, jamás se aburrirán. Pueden ser poco prácticos. La relación se basa en la comunicación y en la confianza.

Tierra – Tierra: una relación honesta, armónica y leal. Aprecian su mutua necesidad de estabilidad y rutina.

Agua – Agua. tienden a ser muy sensibles a las necesidades de cada uno, sin embargo, cuando algo perturba sus emociones puede ser difícil, ya que tienden a unirse tanto que a veces pierden sus propias identidades.

Polos opuestos se atraen: gracias a sus diferencias se complementarse el uno al otro.

Fuego – Aire: el fuego inspira al aire y le da la vitalidad que le encanta y lo hace estar siempre activo. Sin embargo, el aire necesita mucha libertad y no le gusta sentirse dominado por el fuego. Así como el fuego necesita del aire para vivir, en esta relación arderá la llama de la pasión y del amor dejándoles muchas cosas buenas a los dos.

Tierra – Agua: la tierra y el agua son compatibles tal como sucede en la naturaleza. La estabilidad y confiabilidad de la tierra complementa lo sensible, intuitivo y emocional de los signos de agua.

Cuéntanos cómo te fue. ¿Eres compatible con tu pareja?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *