0

Simbolos cajetin lavadora

Si quieres que la ropa recupere su blanco por completo, puedes echar en la lavadora o a mano, un poco de lejía aunque debes ir con mucho cuidado. Veamos a continuación, paso a paso y de manera fácil, cómo lavar la ropa con lejía.

La lejía para la ropa, suele utilizarse tan solo cuando hablamos de prendas de color blanco que han perdido su blancura original o quizás, han acabado teñidas. Esta es una solución acuosa a base de hipoclorito de sodio. Es una sustancia altamente tóxica. Si se utiliza con las precauciones adecuadas, garantiza una larga vida a nuestras prendas más preciadas. Por ello, debemos saber cuánta cantidad de lejía se debe usar si bien este producto es capaz de «quemar» la ropa y aunque recuperará el blanco, puede que te salga con algún que otro agujero. Veamos a continuación los pasos que dar para lavar la ropa con lejía de manera correcta.

Pasos para lavar ropa con lejía

  1. El primer paso antes de lavar artículos blancos con lejía es la selección de artículos. No podemos tratar todas las telas con lejía. Esta solución hace «milagros» en todos los tejidos puros de algodón, algodón y lino, o en telas de lino puro. No se recomienda su uso en prendas de lana sintética y de color. Si una prenda blanca tiene patrones de colores, verifica la resistencia de los colores al blanqueador.
  2. Por otro lado, puedes probar el producto diluido en una parte oculta de la tela. Cuidado con las partes de metal ya que la lejía es corrosiva.
  3. Si tenemos que lavar los artículos blancos con lejía, a mano, necesitamos un recipiente que sea bastante grande. Llena el recipiente o lavabo en agua fría y diluye un vaso de lejía en aproximadamente diez litros de agua. Deja la prenda en remojo por 20/30 minutos.
  4. Enjuaga bien las prendas y proceda al lavado normal con detergente normal para lavados de manos. Se recomienda encarecidamente proteger tus manos con guantes de goma muy resistentes. Retira todos los restos de lejía de los guantes después de su uso. De lo contrario, después de un corto período de tiempo tendrías la sorpresa no deseada de encontrar los guantes con agujeros debido al poder corrosivo de la lejía.
  5. Si los artículos blancos para lavar con lejía son muy voluminosos, como sábanas o toallas, podemos lavarlos de forma segura en la lavadora. La dosis recomendada es un vaso de 150 ml por lavadora. Vierte el detergente como de costumbre en la bola de dosificación o en el compartimiento apropiado. Vierte la lejía en el compartimento con el símbolo CL, o en la bandeja de aditivos si decidimos no utilizar el suavizante. Si, en cambio, tenemos que usar los aditivos, comenzamos el ciclo de prelavado y vertimos en este ciclo. Después de este ciclo, podemos comenzar el ciclo de lavado preferido.
  6. Para manchas difíciles, es posible realizar un tratamiento directo. Vierte una pequeña cantidad de lejía, suficiente para cubrir la mancha y después de unos tres minutos enjuaga bien.

  • Programa algodón. Camisetas, blusas, ropa interior… tu armario está repleto de ropa fabricada con algodón. Este programa es ideal para utilizar suavizante y conseguir que la prenda se mantenga suave y resistente.
  • Programa sintéticos. Las camisetas de poliéster, lycra o con un porcentaje de nylon, son prendas sensibles al calor que deben ser lavadas en agua tibia con detergente y suavizante. La ropa sintética se arruga poco y se plancha muy fácilmente.
  • Programa Mix. Utiliza el programa mix si introduces tanto prendas de algodón como tejidos sintéticos mezclados. Puedes usar detergente y suavizante para que tu ropa quede impecable.
  • Programa Delicado o de seda. ¿Sabes cómo lavar tu blusa de seda favorita? Este programa es idóneo para cuidar prendas delicadas y admite tanto detergente como suavizante. El programa trabaja a velocidad baja para reducir la aparición de arrugas y evitar que tu blusa se estropee durante el lavado.
  • Programa Lana. Lava tus jerséis y pantalones de invierno tanto con detergente como con suavizante gracias a este programa específico.
  • Programa Sport. Las dudas llegan a la hora de lavar la ropa de deporte que nos ponemos para ir al gimnasio o hacer ciclismo. Si te preguntas cuándo hay que poner suavizante en la lavadora, en el caso de la ropa de deporte no se puede lavar suavizante, porque corre el riesgo de perder sus propiedades transpirables.
  • Programa Ropa outdoor o microfibras+impregnación. Este programa precisa de un detergente especial y no admite suavizante porque puede llegar a deteriorar las fibras del tejido, provocando la pérdida de la impermeabilidad y de su función transpirable, entre otras características.
  • Programa Super 15 / 30. Este programa es idóneo para hacer coladas urgentes, ya que en tan solo 15 ó 30 minutos tendrás tu ropa lista. ¿No sabes cuándo poner suavizante en la lavadora? Ahora sí, en cualquier programa exprés será bienvenido. Tu ropa quedará perfecta en tiempo récord.
  • Programa Edredones / plumas. Con la llegada del verano, hay que guardar los edredones y los abrigos de plumas en el armario. Recuerda que pueden ser lavados con detergente, pero nunca con suavizante.
  • Programa Ropa sensible. Las toallas o la ropa de cama se pueden lavar con suavizante si utilizas este programa, para que disfrutes de su suavidad al salir de la ducha o al irte a dormir.
  • Programa Ropa oscura. En todos nuestros armarios tenemos pantalones negros o camisetas oscuras. Dales la vuelta antes de introducirlas en la lavadora para conseguir un mejor resultado y usa este programa para proteger su color durante el lavado. Puedes emplear suavizante si lo deseas.
  • Programa Camisas. Conserva tus camisas favoritas como nuevas y límpialas con sumo cuidado con este programa que sí permite el uso de suavizante.
  • Programa Limpieza tambor. Gracias a la tecnología sensoFresh, puedes prevenir los malos olores en el interior de la lavadora y evitar la acumulación de bacterias. ¿Todavía no conoces los beneficios del oxígeno activo? Ten en cuenta que solo podrás utilizar detergente en función del programa, pero nunca suavizante a la hora de limpiar tu lavadora, puesto que la limpieza es impecable solo con el uso de aguas y altas temperaturas.

¿En qué cajetín y cuánta cantidad?

  • Compartimento PRELAVADO (I)

    Con esta numeración generalmente viene señalado el lugar indicado donde debes depositar el detergente en el caso de que quieras hacer un prelavado.

  • Compartimento suavizante ()

    Éste es fácilmente identificable, ya que se reconoce fácilmente gracias al dibujo de una flor en alguno de sus márgenes.

  • Depósito de detergente (ii / )

    Éste es el más utilizado, ya que corresponde al detergente para el lavado principal. Además, las lavadoras más innovadoras incorporan una función (identificada con el icono de una gota) que permite almacenar hasta 1’3 litros de detergente y distribuirnos automáticamente durante los próximos 20 lavados.

Ahora bien, para saber cuánta cantidad de detergente o suavizante debemos echar, y no equivocarnos, lo mejor es seguir las indicaciones del fabricante y utilizar como norma general de medida el propio tapón, en el caso del detergente líquido, y el medidor que se incorpora en los tambores de detergente en polvo. Eso sí, para asegurarnos que no se produce una sobredosificación, lo ideal es activar la función automática que distribuye el detergente durante 20 lavados, ya que además de conseguir ajustarlo según las necesidades de tus prendas te puede permitir ahorrar hasta un 30% del detergente.

¿Y los detergentes especiales?

Existen productos específicamente diseñados para un tipo de tejido concreto, como los detergentes para ropa negra o para ropa delicada. Para lavar estas prendas puntualmente, además de elegir el programa oportuno en la lavadora, debemos de tener en cuenta que estos productos deben echarse en el compartimento de prelavado (I).

Valora la noticia 0 / 5

Ya sabes que actualmente los electrodomésticos de lavado (lavadoras y secadoras) disponen cada día de nuevas funcionalidades como la función vapor que quita las arrugas y el olor a la ropa fácilmente.

Pero seguro que algunas veces te has preguntado ¿puedo meter esta blusa en la secadora? ¿Este jersey a qué temperatura hay que ponerlo en la lavadora? Y habrás intentado descifrar el significado de los símbolos que hay en las etiquetas de la ropa. Las lavadoras de Panasonic te hacen la vida más fácil cuidando de lo que tú cuidas, por eso, hoy vamos a echarte una mano para saber que significan estos símbolos.

Existen cuatro tipos de símbolos que se refieren al lavado, secado, planchado y la utilización o no de blanqueantes (lejía básicamente). Cada uno de estos símbolos tiene varias versiones que indican como aplicar ese proceso.

Símbolos de lavado, secado, planchado y blanqueantes

En el caso de símbolos para la lavadora, encontraremos dentro de la cubeta que la simboliza algunas variaciones como:

  • Una mano, lo que significa que solo debe ser lavado a mano
  • Un número, que indica la temperatura máxima a la que se puede lavar
  • Una línea o dos por debajo de la cubeta que indica que el lavado ha de utilizar un programa delicado o muy delicado, respectivamente
  • O el símbolo tachado que siempre significa que no debe aplicarse este proceso, es decir no se debe lavar.

En el apartado de símbolos de secadora podemos encontrar los siguientes:

  • Lo más habitual es el símbolo que indica la secadora, un círculo dentro del cuadrado. Si el símbolo está tachado o no, indica si puede o no utilizarse la secadora
  • Los diferentes puntos indican a qué temperatura se puede utilizar, cuantos más puntos, mas temperatura.
  • Si existiera alguna línea subrayando el símbolo significaría que debe utilizarse un programa delicado de la secadora. En todos los símbolos una línea que subraya indica restricciones o que debe usarse el electrodoméstico en programas “suaves”.

En cuanto a los símbolos de planchado, básicamente:

  • Pueden o no plancharse, si está o no tachado el símbolo
  • Y cuanto más puntos contenga el icono (de 1 a 3) más temperatura puede aplicarse

Por último los blanqueadores, básicamente lejía, pueden ser utilizados si:

  • Si el símbolo del triángulo no está tachado
  • En dos variantes básicas blanqueadores basados en el oxígeno si esta rayado, o basados en Cloro si contiene las letras CL

Por último existe un quinto grupo de símbolos que significan lavado en seco o profesional, representados por una circunferencia. Ya que el lavado en seco se realiza en productos químicos que no contienen agua, que es lo que realmente daña la prenda. De ahí el nombre de “en seco” aunque se utilicen líquidos. Este símbolo es un círculo que contiene a veces o no letras, indicando que productos pueden utilizarse

Espero que con este post tengáis algo más claro cómo enfrentaros a la colada de vuestras prendas favoritas, para no tener que seguir la indicación final de esta etiqueta… 🙂

acerca del autor: Panasonic

entradas relacionadas

» Consejos y tutoriales, Hogar y cocina » ¿Qué significan los símbolos de lavado…

cuidar la ropa, Electrodomésticos, etiquetas lavado, etiquetas ropa, Lavadora, secadora, símbolos etiquetas ropa

Quieres sacar el cajetin de la lavadora y no sabe como hacerlo ? No se preocupe porque es muy sencillo. Con un solo dedo y pulsando en el lugar exacto sacaras el deposito de inmediato.

El cajón de la lavadora donde introducimos el suavizante, jabon etc.. es quizás el lugar donde menos miramos y donde mas se acumulan restos de suavizante, jabon o detergente.

Con el paso del tiempo se suele hacer una pasta y si no realizamos un mantenimiento puede dar a lugar a posibles averías como no entra agua o no inicia programa.

  • Deposito suavizante lleno de agua
  • Lavadora pierde agua por cajetin del suavizante
  • Cajetin lavadora atascado por suciedad
  • Lavadora se traga el suavizante

Es fundamental cada cierto tiempo limpiar la jabonera para que nuestra lavadora funcione a pleno rendimiento.

Como quitar y limpiar el cajón jabonera de la lavadora

Todas las lavadoras de carga frontal llevan a un lado un compartamiento donde alojar el detergente etc.. para quitar el dispensador y poder realizar un lavado profundo lo deberemos de extraer de la manera que le mostramos.

Limpia el conducto del suavizante y los agujeritos de forma correcta. Desatascar la salida del agua es necesario para su funcionamiento.

Esta maniobra es necesario en todas las lavadoras sin importar si son frontales, de carga superior etc.. sin importar la marca:

1.5/5 (2 Reviews)

Un truco eficaz para quitar el moho de la lavadora

La lavadora es uno de los electrodomésticos que más utilizamos en nuestro hogar, pero también suele ser el que más descuidamos. Su falta de limpieza y desinfección hace que se cree el ambiente perfecto para la proliferación de bacterias y moho.

Si bien al principio nos cuesta trabajo percibirlo, poco a poco se van generando olores muy desagradables que, incluso, se adhieren a las prendas que lavamos.

Además, si nos fijamos en la goma que protege las puertas de este aparato, vamos a notar unaacumulación de humedad y hongos que son los que provocan este problema.

Por suerte, no siempre hace falta recurrir a productos químicos agresivospara limpiarla de forma regular y evitar los malos olores. Existen distintos trucos muy eficaces que ayudarán a mantenerla como nueva sin tener que gastar de más.

Truco para eliminar el moho de la lavadora

El moho está clasificado como un hongo. Por esta razón, vamos a emplear algunos productos con propiedades antimicrobianas y antifúngicas que facilitan su eliminación.

Ingredientes

  • 3 litros de agua
  • ¼ de taza de zumo de limón (62 ml). Según este estudio realizado por la Universidad de Benin (Nigeria), los cítricos son grandes antibacterianos.
  • 1 taza de agua oxigenada (250 ml). Cumple un rol antifúngico, tal y como afirma esta investigación realizada por el Hospital Universitario Puerta del Mar (Cádiz).

¿Cómo prepararlo?

En primer lugar,incorpora el zumo de limón y el agua oxigenada en un balde con 3 litros de agua. Una vez que hayas obtenido la mezcla, ten en cuenta los siguientes pasos para dejar tu lavadora impecable y libre de olor a humedad.

Es muy importante limpiar con el producto la goma o sello de la lavadora. Es importante prestar atención y fijarse bien para que sepas cómo están puestos ambos mecanismos, asegúrate de saber qué hacer para voltearlos.

Cuando ya hayas identificado la humedad, rocíale el desinfectante que acabas de preparar y frótalo enérgicamente con un trapo limpio o esponja.

Sigue todo el camino de la goma para asegurarte de que no quede ni un solo rastro de moho. Cuando estés seguro de haberlo eliminado, rocía un poco más de la mezcla y pásale un paño seco para quitar los excesos.

Ver también: Cómo eliminar la humedad y el mal olor de los armarios con arroz

Seguidamente, limpia el tambor de la lavadora y las mangueras. Cuando el moho prolifera en el empaque de la lavadora, es muy probable que también esté creciendo en las demás partes del aparato.

Una vez que la goma esté completamente limpia, procede aenjuagar el tambor y las mangueras.De este modo podrás asegurarte de que queda 100% impecable y sin olor.

Para ello tendrás que sacar todas las prendas que haya en su interior y, luego, verter el producto natural en el compartimiento de detergente. A continuación, programa la lavadora y ejecuta un ciclo largo con agua caliente.

Es fundamental evitar el moho. Cuando la lavadora esté limpia será más fácil mantenerla libre de moho y malos olores. Si dejas la puerta abierta tras cada lavado le brindarás una ventilación que ayudará a frenar la proliferación de microorganismos.

Sin embargo, aunque no se perciba un olor fuerte, lo más conveniente es realizar una limpieza semanal para que no se acumule suciedad y hongos.

Te recomendamos leer: Aprende a limpiar la suciedad acumulada en sus utensilios de cocina con ingredientes naturales

Otro truco contra el moho y mal olor

Además del método anterior, existen otros que pueden resultar igual de eficaces. A continuación, desarrollamos uno más.

¿Qué debes hacer?

Para empezar, ejecuta un ciclo de lavado con agua caliente y un poco de lejía. La cantidad de lejía dependerá del tamaño de tu lavadora. Aparte, mezcla una parte de lejía con cuatro partes de agua y una parte de vinagre de manzana (un recomendado antifúngico, según avala este estudio realizado por el Postgraduate Program in Dentistry de Brasil).

Después, incorpora el producto a una botella con spray y úsala para rociar la goma de la puerta frontal y otras partes superficiales donde también se acumula la humedad. Es muy importante que protejas tus manos con unos guantes adecuados.

Para finalizar, recuerda que para evitar los malos olores tendrás que darle una limpieza constante a la lavadora. Es imprescindible evitar dejar la ropa en su interior tras finalizar el lavado. Cuanto antes la saques, menos olor a humedad tendrá.

Muchas personas tienen miedo de usar lejía en la lavadora porque piensan que pueden estropear la ropa. Desconocen cuándo y dónde deben echarla. No saben si pueden poner otro lavado diferente después, sin temor a blanquear la ropa porque queden restos de lejía. Aquí resolvemos todas tus dudas sobre el uso de la lejía en la lavadora.

Nada que temer si sabes cómo usarla

Saber dónde y cuándo usar la lejía en la lavadora, en qué cantidad y a qué temperatura según el tipo de ropa, es fundamental para no dañar los tejidos y mantener las prendas blancas, limpias y sin manchas.

La lejía actúa como blanqueante y desinfectante. Es un producto efectivo y económico pero desgasta la ropa. Su uso puede realizarse siempre en prendas blancas para su aclarado y también para quitar manchas cuando ya se hayan descartado el resto de opciones.

El momento de verterla debe ser antes de poner la lavadora en marcha. El detergente y suavizante se aplican de manera normal en cualquier caso. Si se quiere blanquear la ropa, se vierte una pequeña cantidad de lejía en su cajetín, que está representado con un triángulo. Si lo que se necesita es quitar manchas difíciles se debe verter en pequeñas cantidades en el mismo cajetín del detergente mezclada con el mismo.

Trucos y consejos para poner una lavadora

Programas

Independientemente del tipo de programa que se seleccione, es muy importante que la temperatura esté por debajo de 50º, especialmente en el momento que la lavadora vierte la lejía sobre la ropa. Si no se encuentra la manera de revisar esto selecciona una temperatura inferior a 50º para todo el lavado. Esto se hace para no dañar los tejidos.

Posteriormente al lavado, no es necesario hacer un aclarado posterior. El próximo lavado se puede realizar sin miedo a desteñir la ropa independientemente del color que sea.

Para blanquear o quitar manchas, opción económica y eficaz

Usar lejía en la lavadora tiene el inconveniente de que puede desgastar la ropa o estropearla si no se toman estas precauciones. Para que esto no ocurra y asegurar un resultado óptimo es fundamental saber cómo usarla tanto si queremos blanquear la ropa como para quitar manchas. En caso de buscar la eliminación de manchas en ropa de color, se debe hacer uso de una lejía especial para prendas de este tipo.

Seis errores que cometes al poner la lavadora (y están arruinando tu ropa)

22/05/2016 05:00

No hace falta ser ingeniero para saber poner una lavadora y, teniendo en cuenta que no se trata de la actividad más excitante del mundo, seguimos siempre las mismas rutinas. Y luego nos extrañamos de que nos dure tan poco la ropa…

“La mayoría de la gente cocina de la forma en que cocinaba su madre. Y hemos aprendido a hacer la colada de la misma forma que la hacían nuestros padres”, explica en ‘The Washington Post’ Jenifir Provateare, que lleva 20 años desarrollando productos para la industria de las lavadoras. “La tecnología ha evolucionado mucho desde que nuestras madres empezaron a hacer la colada”

Hoy en día las lavadoras tienen muchas funciones que podemos aprovechar para que nuestra ropa dure más y esté siempre limpia. Y estos son las seis prácticas que deberíamos desterrar cuanto antes:

1. Lavar siempre en frío

Dejando a parte la proliferación de tiendas ‘low-cost’ que venden vestimentas que son una auténtica basura, no solemos dar a la ropa la atención que se merece. Al final, preferimos meter todo en la lavadora sin hacer distinciones y, por si acaso, lavar en frío. Así creemos que nuestra ropa está lo suficiente limpia, no destiñe y no se daña. Pero no es cierto.

“El agua fría no siempre es mejor y puede lavar mal la ropa o dejar olores”, explica Provateare. “Lea las etiquetas, puede que recomienden usar agua templada. Una buena regla es utilizar siempre la temperatura más caliente que aguanten tus prendas porque, en general, se van a limpiar mejor con agua caliente”. Lo que nos lleva al siguiente punto…

Con ese montón de ropa sucia no vas a ninguna parte. (iStock)

2. No separar la ropa

En muchos hogares, en los que se ignora la norma básica de la lavadora, se echa la ropa sucia al tambor sin orden ni concierto –con el consiguiente desparejamiento de calcetines–. En otros tantos, algo más aplicados, se separa la ropa de color y la blanca. Pero lo cierto es que, como asegura Provateare, esta no es la mejor forma de poner lavadoras.

Lo ideal es observar las etiquetas de cada prenda para conocer la temperatura a la que debe lavarse y hacer coladas en función de ésta. Son suficientes dos montones, frío y templado, pues muy pocas prendas se lavan a temperatura caliente. Una vez echa esta separación, lo ideal es separar también las prendas por colores. “Puedes terminar con montón de pequeños lavados, pero la ropa lucirá mejor y durará más”, asegura Provateare.

3. Ser tacaño con el detergente

Los detergentes actuales están concentrados y suelen ser caros, por lo que solemos echar lo menos posible: generalmente un vasito de los que acompañan al paquete y a correr. De nuevo, lo ideal es leer las instrucciones. En todas las cajas de detergente se indica cuánto debe usarse en función del tipo de ropa y agua, así que trata de ceñirte a lo indicado.

“Si eres tacaño la suciedad de la ropa simplemente se redistribuye en el lavado en lugar de salir por el desagüe”, asegura Provateare. “La suciedad termina en el resto de tu ropa, ensuciándola de nuevo”.

¿Pones siempre el mismo programa? No es una buena idea. (iStock)

4. Usar la lejía de forma indebida

La lejía esta indicada para preservar el blanco de la ropa, pero es una sustancia mucho más agresiva que el detergente convencional. Puede venir bien para ciertas prendas, pero si la usamos para lavar nuestra ropa interior estamos cometiendo un grave error. La lejía es especialmente agresiva con los elásticos de calcetines y calzoncillos, que apenas soportan un par de lavados con ésta. Usa mejor un detergente blanqueador.

5. No tratar las manchas antes

No falla. Estrenamos camisa nueva, vamos a comer y, plof, la manchamos con tomate o vino. Quizás tratemos de “limpiar” el estropicio con una servilleta y, al llegar a casa, dejaremos la prenda olvidada en el cesto de la ropa sucia, donde permanecerá sucia durante unos días hasta que la echemos a lavar. Ya puedes ir despidiéndote de la camisa.

“Una vez que una mancha pasa a través de un lavado con agua caliente y secado con calor, es probable que no vuelva a salir”, explica Provateare. Lo ideal, según la experta, es usar un quitamanchas en cuanto tengamos el accidente y echar la prenda a lavar lo antes posible a la máxima temperatura que pueda aguantar. Solo hay una excepción: las manchas de sangre deben lavarse siempre con agua fría.

6. No lavar la ropa antes de usarla

A todos nos suena este consejo, pero muy pocos lo aplicamos. Cuando nos compramos algo nuevo estamos deseando usarlo y nos lo ponemos tal cual sale de la bolsa. Pero no es una buena idea. “Un lavado elimina todos los residuos químicos que quedan en la ropa tras el proceso de fabricación”, asegura la experta. “Si no lo haces los químicos pueden entrar en contacto con tu piel y causar irritación o dermatitis de contacto”. Basta con pasarlas por un lavado frío, pero procura no mezclarlas con otros colores, la ropa nueva suele desteñir.

‹ › EspacioHogar.com

Si tienes que poner la lavadora y no te aclaras en Espaciohogar te echamos una mano. Verás que es más fácil de lo que parece y que muchas veces tan solo tenemos que seguir la lógica.

Además las lavadoras de hoy en día vienen con instrucciones de lo más sencillas y os damos también algunos consejos para poner la lavadora y que tu ropa quede impoluta y como nueva.

Cómo poner la lavadora

El experto de hoy fue un aprendiz al principio. Si ahora no te aclaras con la lavadora, solo es cuestión de tener una guía clara y luego no habrá lavadora que se te resista. Muchos estudiantes, o personas que se van a vivir solas no están acostumbrados a usar la lavadora y por ello puede que acaben mezclando colores, que no sepan que temperatura es la adecuada o que significa la palabra «centrifugado».

No tenemos que ponernos nerviosos, tan solo seguir el paso a paso de nuestras instrucciones y verás como te aclaras.

Tú y la lavadora. Te pones delante de la lavadora y ves:

  • El tambor, generalmente redondo, es donde introducimos la ropa para lavar.
  • Los programas de lavado. Es este mando generalmente redondo con distintos números. La mayoría de lavadoras suelen tener unos símbolos parecidos. Hay programas económicos que suelen ser con temperatura menor de 60º. Programas delicados etc.
  • Un cajón pequeño o cajetín que es donde se puede poner el detergente, suavizante, lejía. Está dividido en 3 departamento

Símbolos lavadora

  • El símbolo I: Es para el detergente si haces prelavado. El prelavado es un primer lavado si la ropa está muy sucia, con manchas, luego se hará el lavado normal. (si haces prelavado pones detergente en el cajetín símbolo I y II)
  • El símbolo II: Es para el detergente sin prelavado. El lavado diario o semanal de ropa que no está muy sucia. el lavado diario o semanal si no haces prelavado.
  • El símbolo *: Es para el suavizante.

Cómo poner la lavadora. Consejos

Cómo poner la lavadora. Consejos – Traspaso de colores

Depende del tipo de ropa, para no liarte, lo mejor es que no mezcles ropa blanca con ropa de colores fuertes, esto como primer paso. Hay una toallitas que puedes usar para evitar se traspasen los colores. Las pones en el tambor de la lavadora y así puedes evitar se traspasen los colores

Cómo poner la lavadora. Consejos – Programas

Aquí tienes un gráfico para saber qué programa poner. En las etiquetas de la ropa también suele venir las recomendaciones de lavado, la temperatura idónea etc. A mayor temperatura mayor consumo. Pulsa sobre la imagen para ver los tipos de programas de lavadora.

En sábanas, camisas, toallas y la ropa en general en la etiqueta verás unos símbolos, aquí tienes el significado.

Cómo poner la lavadora. Consejos – Símbolos

Te sirven para saber si la prenda se puede lavar en lavadora, a qué temperatura. Si ha de llevarse a la tintorería o lavarse a mano.

Cómo poner la lavadora. Consejos – Uso de lejía

Si puedes usar o no lejía (el triángulo, si tienes una mancha antes de usar lejía comprueba la etiqueta o puedes estropear la ropa).En las etiquetas de la ropa tienes también el símbolo del planchado.

Cómo poner la lavadora. Consejos – Limpiar la lavadora

Tras haberos hablado sobre cómo se ha poner la lavadora con las muchas opciones de estas, queremos resaltar a continuación, la importancia de como limpiar la lavadora.

Es importante que la lavadora esté limpia y no me refiera tan solo al exterior (que podéis limpiar con un simple paño humedo o un producto de limpieza), me refiero en concreto al interior ya que puede que en alguna ocasión se os haya deshecho algún resto que hayáis «colado» con la ropa.

Normalmente bastará con sacar el filtro, que suele estar abajo en un lado o en la parte trasera de la lavadora. Suele ser un pequeño cajetín que se abre presionando y que os permitirá sacar ese filtro que ya veréis que estará lleno de polvo acumulado, pelos y otros restos y que debemos mantener siempre limpio para un correcto funcionamiento de nuestro electrodomésticos.

No olvides tampoco limpiar la puerta con una bayeta de modo que las gomas circulares que tiene no se vayan deteriorando y como no, debes limpiar el cajetín que podrás extraer fácilmente y luego limpiarlo con un poco de agua caliente y jabón para elimiar todo tipo de restos de jabón y otros productos que hayas echado.

Cómo poner la lavadora. Consejos – Antical

Por último, es importante el uso de productos antical que podemos comprar fácilmente y que alargarán la vida de tu lavadora además de impedir que se acumule cal en las tuberías y que podría acabar manchando tu ropa.

Cómo poner la lavadora. Consejos – Equivocaciones

Puede que conozcas cómo va la lavadora y sepas qué hay que hacer en cada momento, qué prendas utilizas, qué productos echar… pero todos somos humanos y en alguna ocasión nos vemos a nosotros mismos aplicando un programa de lavado que no era y cuando nos hemos querido dar cuenta, ya está dando vueltas.

No pasa nada, aquí nuestro aliado será el programa de centrifugado. Suele estar representado por una especie de remolino o torbellino. Pararemos la lavadora y le daremos a centrifugar.

Entonces la lavadora drenará toda el agua y comenzará a eliminar todo el exceso de líquido de las prendas. Cuando haya terminado, podrás sacar la ropa o cambiar al programa deseado.

De esta manera, conocerás las diferentes formas que tiene la lavadora para poder lavar la ropa.

Cómo poner la lavadora 5.00 / 5

Piérdele el miedo a la lejía*

Vale, reconozcámoslo. Así, de primeras un evento sobre lejía no parece lo más fascinante del mundo, salvo que seas una friki de la química o de la limpieza. Yo no soy ninguna de las dos cosas, pero sí que hace mucho tiempo que estaba preocupada por lo mal que lavamos en casa. Nosotros ponemos las lavadoras indistintamente mi marido y yo y empiezo a estar un poco harta de que los calcetines de mis hijas salgan tan negros (o casi) que cuando entraron, que haya ropa que tengamos que acabar tirando porque ninguno de los dos somos capaces de sacar las manchas que tiene etc. Así que de verdad que me apetecía ir a Barcelona con Henkel a aprender sobre limpieza y desinfección, a ver si así podemos mejorar algo.

Nos lo pasamos genial y aprendimos un montón con Henkel y con su química Lidia Jiménez. Y ya tiene su mérito, porque hay productos más agradecidos y con más glamour que la humilde lejía. A mí me convenció tanto que al día siguiente fui al super y compré (de mi bolsillo) un arsenal de productos de los que nos había enseñado, a ver si así…

Yo la lejía hasta la fecha sólo la utilizaba para los suelos y para echar en la taza del váter cuando lo limpiamos. Y ya. En la ropa me daba terror que apareciera una mancha blanca o que se quedara sin color. Ya os digo que yo no soy precisamente la más apañada del mundo en cuestiones de limpieza y aunque una amiga mía se tiró toda la primera infancia de mis hijas insistiéndome para que metiera las batas en lejía jamás me animé.

La lejía y la ropa

Tampoco le tenía mucha fe a los anuncios de la televisión, en honor a la verdad, no me resultaban nada convincentes. A mí me parecía que tenía que estar todo trucado (mujer de poca fe). El caso es que pusieron dos bodies que llenaron de manchas de zumos, potitos y un montón de cosas de esas que dejan un cerco importante y las dejaron durante 20 minutos, unas sin nada y las otras con lejía. Ya nos avisaron: las manchas son más difíciles de sacar cuanto más tiempo tardemos en quitarlas, que era algo obvio pero a mí me resultó honrado que lo dijeran. Lo cierto es que luego lavaron con agua, sin detergente ni nada más las manchas que habían dejado con y sin lejía y … vaya diferencia. La lejía había acabado con ellas de raíz. Alucinante.

Algunos consejos para lavar la ropa

  • La lejía sirve para blancos y colores claros, como norma general.
  • Algunos colores oscuros también la aguantan bien (mirad la foto: son calcetines normales de colores cantosos metidos en lejía y que salieron en perfecto estado). Es importante mirar la etiqueta y si tenemos dudas poner una gotita en una zona no visible de la prenda.
  • El combinado lejía + detergente hace que los resultados en limpieza sean muchísimos mejores. Cuando las manchas son de las que salen bien no es tan necesario, pero esa mancha que no se va ni a tiros lavada con ambas cosas puede obrar maravillas.
  • Para potenciar la limpieza en color viene bien un producto tipo Neutrex Oxy5 Color que, al no tener lejía es menos eficaz en los blancos, pero suficiente para los colores donde las manchas de por sí se ven menos.
  • Pon un polvo en tu vida (y no lo digo yo XD): mejor el detergente en polvo que líquido, ante la duda, porque limpia más.

La lejía para el resto de la casa

No os imagináis lo que pude llegar a reírme en la presentación. Aquí arriba tenéis algunos de de los falsos mitos de la limpieza y la desinfección. Como decía Lidia, las que limpian mal nunca somos nosotras sino «una amiga».

Algunos consejos

  • Cambiad los paños de cocina cada día. Si en la cocina es donde más bacterias hay es importante no favorecer su crecimiento. Paños a cascoporro.
  • Tened un cuenquito con detergente y lejía para mojar ahí la bayeta y desinfectar de verdad. Cambiarla con frecuencia y lavadla siempre.
  • Las toallas del baño lo mismo. Al menos la de las manos limpia a diario en casa. Cuidado con las toallas que huelen a humedad. ¡Esas a lavar rápido!
  • En baños ajenos nada de usar toallas (salvo que sean de un único uso) o incluso los secamanos de aire. Si hay de esos, mejor secarnos las mano en nuestra ropa.
  • Cuidado con la suciedad en los juguetes del baño de los niños. Metedles un chufletazo de lejía para desinfectarlos y aclaradlos bien después.
  • Ojo con los pomos de las puertas, los botones del váter, tirar de la cadena con la tapa abierta…

Lo mejor de los eventos… ver a gente a la que quiero mucho

La verdad es que salí encantada de la vida porque aprendí un montón y creo que es de los talleres más útiles en los que he estado. A la mierda el glamour: yo lo que quiero es hacer algunas cosas mejor aunque sean tan cotidianas como éstas… ¡que al fin y al cabo lavar lavamos todos! En cuanto llegué le di a mi marido una clase práctica, a ver si entre los dos lo conseguimos.

*Post en colaboración con Henkel

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *