0

Sintomas de ovulacion

Tabla de contenidos

Síntomas de ovulación: Flujo, dolor y temperatura

Durante el ciclo menstrual se producen cambios en la textura y consistencia del flujo vaginal. En el periodo de ovulación, el flujo vaginal aumenta en cantidad y adquiere una textura y consistencia similar a la clara de huevo y un color blanquecino. Estos cambios se producen por el aumento en los niveles de estrógeno y son un síntoma del periodo de ovulación. La mujer debe estar atenta a estos cambios en el flujo vaginal para identificar sus días fértiles.

Normalmente este flujo actúa como barrera, pero durante la ovulación (momento de mayor fertilidad), el flujo proporciona un entorno adecuado que facilita el desplazamiento del espermatozoide por el cuello uterino, le permite alcanzar el útero y llegar al óvulo en la trompa de Falopio.

Dolor abdominal y de pechos

Durante la ovulación uno de los síntomas más comunes que algunas mujeres pueden presentar es cierto malestar que consiste en dolor o sensación de pinchazos localizados en la parte baja del abdomen y generalmente, en la parte derecha. Asimismo también pueden experimentar dolor y tensión en los pechos.

¿Cuánto dura la ovulación?

Dependiendo de quién te pregunte, la respuesta a cuánto dura la ovulación varía. Si bien el proceso de la ovulación en sí no dura mucho, el óvulo se mantiene con vida durante cierto tiempo tras ser liberado del ovario. Y lo que es más importante, las mujeres que preguntan cuánto dura la ovulación suelen hacerlo porque están intentando concebir. En ese caso, lo más importante es saber cuánto dura la ventana fértil. Por suerte, esta dura más que la ovulación en sí.

Veamos cuánto dura la ovulación desde estos ángulos distintos.

¿Cuánto dura el proceso de la ovulación?

La ovulación ocurre cuando uno de los ovarios libera un óvulo maduro. Este baja por las trompas de Falopio hacia el útero. Si un espermatozoide consigue fertilizar el óvulo durante su viaje, se implanta en el revestimiento uterino y crece, convirtiéndose posteriormente en feto.

Si no, el óvulo se desintegra en el revestimiento uterino y es eliminado durante la menstruación. El momento en el que el ovario libera al óvulo es instantáneo.

¿Cuánto tiempo vive el óvulo?

Desde que el ovario libera al óvulo, este tiene 12-48 horas de vida. Si en este tiempo no le fertiliza un espermatozoide, muere y acaba siendo eliminado con el revestimiento uterino.

¿Cuánto dura la ventana fértil?

Si estás intentando quedarte embarazada, estarás preocupada, porque 48 horas no son muchas horas para tener relaciones sexuales. No obstante, la realidad es que hay seis días al mes en los cuales el sexo puede conllevar un embarazo. Esto se debe a que el esperma puede sobrevivir hasta cinco días en tu cuerpo cuando hay mucosa cervical fértil.

Así, si tienes relaciones unos días antes de ovular, el espermatozoide puede esperar tranquilamente en las trompas de Falopio a que ovules. Si tienes relaciones justo después de ovular, el espermatozoide más rápido puede llegar al óvulo en menos de media hora ―justo a tiempo para pillar al óvulo antes de que muera.

De Lindsay Meisel | May 9, 2017 Tags: ciclo irregular, concepción, consejos embarazo, embarazo, esperma, fase folicular, fertilidad, hormonas, infertilidad, menstruación, moco cervical, mujer, ovulación, pulsera Ava, regla, sexo, SOP

Lindsay Meisel

El período de la ovulación dura de 24 a 48 horas. Eso parece que sea una franja muy estrecha para poder quedar embarazada, pero es importante recordar que los espermatozoides pueden vivir 3 a 5 días en el cuerpo de la mujer.

Así, mientras que sus posibilidades de quedar embarazada son mucho mejor si tiene relaciones sexuales en el día o dos antes de la ovulación, es posible quedar en embarazo de las relaciones sexuales que se produjeron hasta cinco días antes.

¿Cómo se sabe cuando se produce el período de la ovulación?

Hay muchos métodos de seguimiento y predicción de la ovulación, el uso de kits de pruebas de ovulación al cuerpo de gráficos de temperatura basal. Las investigaciones han demostrado que la mejor manera de tener sexo para el embarazo, y aumentar las posibilidades de alcanzar el óvulo durante este período, es mediante el seguimiento de los cambios del moco cervical.

Cuando el moco cervical adquiere la consistencia de claras de huevo, es más probable que quede embarazada en caso de tener relaciones sexuales en esos días.

Algunas mujeres experimentan múltiples parches de moco cervical fértil a lo largo de sus ciclos menstruales. Eso no significa que su período de ovulación sea más largo, pero en cambio, las múltiples manchas son causadas por niveles anormalmente elevados de LH.

Si esto es un problema para ti, los últimos días en un ciclo dado que tiene moco cervical fértil son los días que los más probable es que precedieran al período de ovulación. Por ejemplo, si se detectas el moco cervical fértil en los días 8, 9, 12, 13, 16, 17 y 18 de tu ciclo menstrual, puedes asumir que tener sexo en los días 17 y 18 serían los más propensos a ayudarte a quedar embarazada.

El seguimiento de la ovulación

El ciclo menstrual de la mujer se mide desde el primer día de su período menstrual hasta el primer día de su próxima menstruación. Como media, el ciclo normal de una mujer es entre 28-32 días, pero algunas mujeres pueden tener ciclos más cortos o mucho más largos.

La ovulación se puede calcular a partir del día de la última menstruación se inicia o mediante el cálculo de 12-16 días a partir del período de espera para la siguiente. Para calcularlo mejor, te recomendamos esta herramienta.

La mayoría de las mujeres ovulan en algún momento entre el día 11 y el día 21 de su ciclo, contando desde el primer día del último periodo menstural. Esto es a lo que muchos se refieren como el «período fértil» del ciclo de la mujer, porque las relaciones sexuales durante este tiempo aumentan la posibilidad de embarazo. La ovulación puede presentarse varias veces durante un ciclo, y puede ocurrir en un día distinto cada mes. Es importante que realices un seguimiento de tu ciclo, hay herramientas para ayudarle a hacer esto.

El momento de la ovulación es una de las cosas más importantes que una mujer debe entender acerca de su cuerpo, ya que es el factor determinante en el embarazo y la prevención del embarazo. El proceso puede ser confuso y un tanto abrumador cuando se trata de entender. Recomendamos el uso de un kit de ovulación para maximizar sus posibilidades y para confirmar cuando se produce.

No muchas mujeres conocen los detalles del ciclo que se produce en su cuerpo desde el momento de la menstruación hasta la ovulación. Pasamos a comentar algunos de estos detalles que quizás todavía no sepas.Cuando el ciclo menstrual comienza los niveles de estrógeno son bajos. El hipotálamo (que se encarga de mantener los niveles hormonales) envía un mensaje a la glándula pituitaria que a su vez envía la hormona folículo estimulante (FSH). Esta hormona activa algunos de sus folículos conviertiéndolos en óvulos maduros. Uno de ellos se convertirá en el folículo dominante, que liberará un óvulo maduro mientras que los otros se desintegrarán. A medida que el folículo madura se enviará otra hormona conocida como estrógeno.Los altos niveles de estrógeno indicarán al hipotálamo y la glándula pituitaria que hay un óvulo maduro.Es entonces cuando se libera una hormona luteinizante (LH), esto se conoce como el aumento de LH. El aumento de LH hace que se desprenda del ovario entre las 24-36 horas y empiece su viaje por la trompa de Falopio para la fertilización. El folículo del cual fue lanzado se llama el cuerpo lúteo y este produce la progesterona, que ayuda a espesar y preparar el revestimiento del útero para la implantación del óvulo. El cuerpo lúteo produce progesterona durante unos 12-16 días (la fase lútea del ciclo). Si es fertilizado un óvulo el cuerpo lúteo seguirá produciendo progesterona para el desarrollo de un embarazo hasta que la placenta se haga cargo de ello. A partir de una semana de este momento es el momento de hacer un test para saber si estás embarazada o no como ha ido el proceso. En caso de no producirse la fecundación éste se disuelve a las 24 horas.En este momento los niveles de hormonas disminuye y el revestimiento del útero comenzará a caer alrededor de 12-16 días a partir de la ovulación. Esta es la menstruación (período menstrual) llevándonos de nuevo al día 1 del ciclo. El viaje comienza de nuevo.

Signos de la Ovulación

Los signos de ovulación varia de mujer a mujer. Es posible que algunas mujeres no experimentará los síntomas de ovulación. El momento de ovulación varia para cada mujer. Algunas mujeres ovula como trabajo del reloj en el mismo día de su ciclo cada mes. Otras mujeres pueden ovular días variantes cada mes.

Precisar la ventana del momento en que se puede producir la ovulación es el primer paso para la identificación y el seguimiento de sus síntomas de ovulación. Su próximo paso es prestar atención a los signos que pueden indicar que usted está ovulando.

Quedar embarazada está vinculado a la ovulación y es importante asegurar que es familiar con la ovulación y como la trabaja. Toma su tiempo ahora y aprenda sobre la ovulación, los signos y como hacer el seguimiento de ello así como puede quedar embarazada más rápido y fácil.

Si está tratando de concebir, aquí es la Guía Esencial la que necesita para quedar embarazada más rapido.

Signos comunes de ovulación que ocurren en la mayoría de mujeres:

Otra vez, es importante nota que los síntomas de ovulación varia mujer a mujer con algunas mujeres experimentando no síntomas en absoluto.

  • Cambio en el moco cervical. Flujo cervical que se parece a “clara de huevo” es un signo que es cerca de la ovulación o está ovulando. Cada mujer puede experimentar su propio tipo de flujo cervical, y no todo flujo cervical parece lo mismo. Ovulación usualmente ocurre en el día que una mujer tiene la más cantidad de flujo húmedo. Hay productos disponibles ayudar mejorar la producción del moco cervical si es un problema.
  • Cambio en la temporatura basal del cuerpo. Para la mayoría de las mujeres, verá que antes de la ovulación, la temperatura basal del cuerpo es más bien consistente. Como acerca de la ovulación, puede tener una disminución, pero se estará seguido por un fuerte aumento después de la ovulación. El aumento en la temperatura es el signo que la ovulación acaba de ocurrir. Haciendo el seguimiento de su temperatura basal del cuerpo exactamente en pocos meses puede ayudarle predecir cuando la ovulación va a ocurrir.
  • Cambio en la posición cervical o firmeza. La cerviz pasa por muchos cambios como una mujer ovula. Una mujer puede notar los claros signos de la ovulación; la cerviz será suave, alto, abierto y húmedo. Para la mayoría de las mujeres se tardará algún tiempo en el estudio de su cuerpo para ser capaz de diferenciar entre lo que la cerviz, normalmente se siente y los cambios que atraviesa durante la ovulación.

Estos 3 signos principales de la ovulación pueden estar estudiado y aprendido para que pueda predecir con precisión el momento de la ovulación. Usando el método del conocimiento de fertilidad muchas mujeres ha utilizado estos signos para prevenir o lograr un embarazo.

Síntomas secundarios de ovulación

Hay otro signos de ovulación que mujeres puede experimentar además de los 3 síntomas principales de ovulación. Ellos se llaman signos secundarios y no pueden ocurrir tan consistentemente en todo caso para muchas mujeres.

Estos síntomas de ovulación pueden incluir:

  • Manchado leve
  • Cólicos leves o dolor en un lado de la pelvis
  • Sensibilidad de los senos
  • Hinchazón abdominal
  • Deseo sexual aumentado
  • Sentido del olfato, el gusto o visión

Aprender a realizar un seguimiento de su ovulación y prestar atención a los signos puede ser un desafío para algunas mujeres en un primer momento. Pero con el tiempo, muchas mujeres llegan a reconocer estos signos comunes muy fácilmente y son capaces de usarlos para medir dónde están en su ciclo. Entendiendo su ovulación puede ayudar a convertirse más en sintonía con su cuerpo y ser una participante activa en lo que ocurre cada mes.

Síntomas de ovulación: Sus próximos pasos

  • Aprender sobre utilizar kits de ovulation y monitores de fertilidad
  • Ordenar una kit de ovulación
  • Leer las preguntas más frecuentes sobre la ovulación

Última actualización: 06/2015

Compilado utilizando información de las siguientes frentes:

Mayo Clinic, https://www.mayoclinic.com

Taking Charge of your Fertility. Wesheler, Toni, Ch. 5.

¿Cuáles son los síntomas de la ovulación?

Síntomas generales de la ovulación

Si estás buscando quedarte embarazada y quieres aprovechar tus días más fértiles, es importante estar pendiente de algunos de estos indicadores físicos, que suelen acontecer durante la ovulación:

  • Dolores abdominales. Muchas mujeres sienten calambres o dolores agudos durante la ovulación, que puede durar desde unos minutos hasta unas horas. Estos dolores se deben a la ruptura del folículo que da lugar a la salida del óvulo, el cual contiene un líquido que irrita el peritoneo y produce dolor.
  • Mucosa cervical o flujo vaginal. Antes y durante la ovulación, el moco cervical suele aumentar su volumen, volverse más espeso o cambiar de color.
  • Temperatura basal. Cuando una mujer ovula, tiene cambios en la temperatura basal. Puedes utilizar un termómetro corporal cualquiera para saber si ha aumentado algunas décimas.
  • Hipersensibilidad mamaria. Algunas mujeres, cuando ovulan, pueden sentir una mayor sensibilidad en las glándulas mamarias.
  • Cambios de ánimo. Los cambios hormonales hacen que las mujeres que están ovulando tengan cambios de ánimo drásticos, como el llanto fácil. Estos mismos cambios pueden producir cefaleas, convulsiones o edemas.
  • Aumento de la libido. Aproximadamente, sobre el día 14 desde el primer día de la regla, se suele producir la ovulación. Este suele ser el día del mes en el que eres más fértil. La naturaleza manda señales; de ahí que durante este proceso natural de la mujer, tengas un mayor apetito sexual.

¿Estás buscando un embarazo?

Si buscas quedarte embarazada, puedes servirte de este calendario de ovulación con el que podrás calcular tus días más fértiles. Esto te ayudará a conocer la fecha idónea, aunque recuerda que ningún calendario de ovulación es 100% fiable.

De hecho, los expertos en ginecología aseguran que en la vida fértil de una mujer no todo sucede de la misma manera. La falta de cualquiera de estos indicadores físicos mostrados anteriormente no implica que no haya ovulación.

Asimismo, muchas mujeres utilizan tests de ovulación para poder identificar los días más fértiles, como los sticks de ovulación, que evalúan los niveles de LH en la orina, o el test de ovulación Persona, que combina la determinación de los niveles de LH juntamente con los de otra hormona fundamental para la ovulación: el estradiol.

4 síntomas de ovulación poco conocidos

El cuerpo nos indica, a través de varios síntomas, en qué momento del ciclo menstrual nos encontramos. Los síntomas más conocidos y fáciles de idenfiticar son los relacionados con la menstruación, que se asocia al momento de más debilidad del mes, con molestias y trastornos bastante notables en algunas mujeres.

Sin embargo, no debemos olvidar otros momentos relevantes del ciclo menstrual. La ovulación es el más interesante para aquellas mujeres que buscan quedarse embarazadas.

La ovulación también tiene sus síntomas que, como ocurre con la regla, algunas mujeres notan más que otras. De hecho, estos síntomas pueden llegar a ser más notables que los de la propia menstruación: dolores abdominales, hipersensibilidad mamaria, cambios de humor… Algunos de los síntomas de ovulación nos son muy familiares, pero otros son menos conocidos.

Dolor de cabeza

El dolor de cabeza durante los días de la ovulación es bastante habitual y, si la intensidad del dolor no es demasiado fuerte, no debes alarmarte. En algunas mujeres, este dolor de cabeza viene acompañado de náuseas, debido a los cambios hormonales que sufre el organismo.

Si tienes dolores de cabeza cada mes, te aconsejamos que cojas un calendario y, si eres regular con tu ciclo menstrual, observes si te encuentras en la fase de la ovulación. Para quedarte más tranquila, siempre puedes acudir al médico.

Dolor de espalda y riñones

Los cambios que se producen en el cuerpo durante la ovulación se reflejan en la espalda y en los riñones. Por tanto, es habitual notar pequeños calambres en la zona lumbar baja durante este período.

Estos dolores pueden acompañarse por algunas molestias en la zona de los riñones, como pequeños tirones.

Con el fin de aliviar el dolor, puedes tomar un antiinflamatorio, aunque no es conveniente abusar de ello. Es preferible que optes por descansar más, adoptar una buena postura en el trabajo, utilizar calzado cómodo, etc. Como remedios naturales frente al dolor puedes utilizar bolsas de agua caliente o tomar infusiones.

Hinchazón

Algo muy habitual durante la ovulación es sentirse más hinchada debido a la retención de líquidos, que hace que aumentes de peso y de volumen. Se trata de un efecto pasajero, pero que puede ser muy molesto. Será tu cuerpo el que te dirá cómo actuar, por lo que es importante que aprendas a escucharlo.

Posiblemente, durante estos días te apetecerá más estar en reposo que no practicar ejercicio físico, que puede ser algo molesto si te sientes hinchada.

Gases

Los gases son un claro y muy habitual síntoma de ovulación del que se habla poco y que está muy relacionado con la hinchazón.

Para aliviar el aumento de gases durante estos días, puedes modificar algunas pautas de alimentación, rechazando productos que los potencian, como las legumbres o la coliflor. Los gases suelen venir acompañados de dolor de barriga, que puedes aliviar tumbándote y descansando. También puedes aplicarte una bolsa de agua caliente.

……..

Cuando deseamos tener un bebé, es importante conocer cómo funciona nuestro periodo, para saber cuáles son los días en lo que tenemos mayores probabilidades de concebir. Los días fértiles son aquellos en los que el organismo de la mujer cuenta con todo lo necesario para quedar embarazada, y éstos ocurren cuando sucede la ovulación.

Te decimos qué es la ovulación y cuáles son sus síntomas, para que puedas identificar el momento en el que estés ovulando y aumenten tus probabilidades de quedar embarazada.

Qué es la ovulación

Es importante comentar la diferencia entre días fértiles y ovulación, pues a pesar de que van de la mano, no son lo mismo. Los días fértiles son los días en los que tu probabilidad de quedar embarazada es más alta, y que como mencionaba al inicio, estos suceden alrededor de la ovulación.

En un ciclo menstrual regular, la ovulación se presenta una vez al mes e inicia cuando un ovario expulsa un óvulo que ha madurado y éste desciende por la trompa de Falopio. Esto ocurre cuando la hormona luteinizante (LH) se eleva y comienza el proceso de ovulación de 24 a 36 horas después.

La ovulación es el momento en el que la mujer es más fértil y suele ocurrir entre los días 13 y 14 del ciclo menstrual (tomando en cuenta que éste tenga una duración de 28 días). Los días fértiles se calculan alrededor de esta fecha y se consideran como tales desde los dos días antes hasta los dos días después de que ocurra la ovulación.

El uso de aplicaciones para llevar un seguimiento del ciclo menstrual y conocer cuáles son nuestros días fértiles puede ser de utilizad para quienes deseen saber si están ovulando, pero es importante recalcar que conocer el momento exacto de la ovulación es muy difícil y que éste puede variar de mujer a mujer, e incluso de un ciclo a otro.

Una forma de saber si estamos ovulando, además de los síntomas que en un momento más compartiremos, es utilizando tests de ovulación, que son pruebas caseras (similares a las de embarazo) que miden el nivel de la hormona LH en la orina. Como mencionaba, cuando se presenta un pico en ella, es cuando inicia todo el proceso de ovulación.

Síntomas de ovulación

Cuando se presenta la ovulación, se produce una serie de cambios hormonales que naturalmente producen ciertos cambios en nuestro organismo. Estos son los principales síntomas que pueden indicar que estás ovulando.

Flujo cervical

Durante el ciclo menstrual, el flujo cervical va cambiando de forma según la fase en la que nos encontremos. Al acercarse la ovulación, se presenta el moco cervical, y aumenta su cantidad, presentando una consistencia resbaladiza, pegajosa y elástica, similar a la clara de huevo.

Temperatura basal

La temperatura basal es la que presentamos cuando nuestro cuerpo ha estado en reposo durante un tiempo (por lo menos cuatro horas). Ésta aumenta ligeramente cuando se produce la ovulación y solo es posible detectarla con un termómetro basal.

Es importante que la temperatura basal se mida cuidadosamente, siempre al despertar y haciendo la menor cantidad de movimientos posibles: sin levantarnos de la cama, únicamente estirando el brazo para tomar el termómetro, pues aumenta solamente entre 0,3ºC y 0,5 ºC en los 2 o 3 días posteriores a la ovulación y cualquier movimiento o esfuerzo podría alterarla.

Cambios en el cérvix

Otro de los síntomas de ovulación que podemos identificar son los cambios en el cérvix o cuello uterino. Durante la ovulación, éste se sitúa más alto, es más blando y se encuentra más abierto.

Existen también otros síntomas que podrían indicar que estás ovulando, sin embargo no todas las mujeres los presentan:

  • Aumento del deseo sexual
  • Cólicos o dolor leve
  • Sensibilidad en los senos
  • Manchado leve

Conociendo cómo funciona tu cuerpo e identificando las fases de tu ciclo menstrual, será más fácil saber si estás ovulando y te encuentras en tus días fértiles, y tus posibilidades de quedar embarazada aumenten.

Fotos | iStock

¿Cómo saber si eres fértil? Tu menstruación te da información

La menstruación refleja la función ovárica y uterina. Esto hace que características de la menstruación, como su frecuencia, su duración, o si produce dolor, puedan ayudarte a sospechar si tu ovulación es correcta, si la reserva de ovocitos es normal, si estás en un periodo de premenopausia, o si es posible que tengas miomas, pólipos o endometriosis. En definitiva, te ayudará a saber si tu fertilidad puede estar disminuida o no.

Saber si eres fértil según la regularidad de la menstruación

Lo primero que te debes plantear es si tus reglas menstruales son regulares. Un patrón regular de ciclos menstruales indica habitualmente que los ovarios están funcionando correctamente, es decir, que la mujer ovula. Si tus reglas son regulares, 26 a 30 días, es bastante probable que ovules.

Por el contrario, si tu menstruación es irregular, tardando a veces hasta 2 ó 3 meses en llegar, es probable que no estés ovulando correctamente. Esto sucede en patologías como el ovario poliquístico o la hiperprolactinemia. Ambas alteraciones pueden ser tratadas de forma sencilla cuando te plantees embarazo.

Periodos menstruales cortos o largos y menstruaciones ligeras o abundantes

Si observas que tus periodos menstruales son cortos, menos de 26 días, y las menstruaciones ligeras, especialmente si antes no eran así, puede ser que estés en el inicio de la premenopausia. Esto es frecuente a partir de los 35 años, ya que el periodo de premenopausia puede ser de hasta 10 años, y la edad normal de menopausia es de 45 a 55 años. Hay estudios que han evidenciado que durante este tiempo de premenopausia no hay ovulación hasta en un 44% de los ciclos, por lo que se reduce la posibilidad de conseguir embarazo espontáneo.

Si tus ciclos menstruales se han hechos más largos (más de 36 días), cuando antes eran normales, es posible que estés cerca del final de la premenopausia, donde hasta dos tercios de los ciclos son anovulatorios, es decir, hay sangrado pero no ovulación (estudio realizado por el Dr. Bradley J. Van Voorhis, en la Universidad de Iowa en 2008 sobre 800 mujeres a lo largo de 3 años; Obstetrics and Gynecology 2008;112:101-108). En este caso, es importante que acudas pronto a tu ginecólogo para que haga un estudio de fertilidad y te oriente sobre las posibilidades de embarazo con o sin tratamiento de reproducción asistida.

Por otro lado, el sangrado abundante en la menstruación se asocia a un aumento de peso u obesidad o a la presencia de pólipos o miomas uterinos, también muy frecuentes. Ambas situaciones pueden reducir la fertilidad de la mujer.

El dolor en la menstruación y la fertilidad

El dolor intenso en la menstruación es frecuente, pero no normal. Las reglas dolorosas pueden asociarse a la presencia de endometriosis, y ésta a su vez, a una disminución de la fertilidad. La endometriosis es una patología benigna, presente en alrededor del 20% de las mujeres en edad fértil. Consiste en la presencia de endometrio (mucosa uterina) fuera del útero, generalmente sobre los ovarios, trompas, u otras zonas de la cavidad abdominal. Este endometrio responde todos los meses a las hormonas ováricas, y en el momento de la menstruación, sangra, produciendo irritación del peritoneo (que es la membrana que recubre el interior de la cavidad abdominal) y dolor.

La presencia de endometriosis se vincula en ocasiones a mal funcionamiento u obstrucción de las trompas de Falopio, a una mala calidad ovocitaria y embrionaria, y un aumento del riesgo de aborto. En definitiva, la endometriosis se relaciona a una disminución de la fertilidad de la mujer, por lo que es importante acudir pronto al ginecólogo si las reglas son muy dolorosas.

En URH García del Real recomendamos que cuando la mujer, junto con su pareja, decida buscar embarazo, acuda a su ginecólogo para que le dé consejos preconcepcionales y realice las pruebas y análisis que crea adecuados. Sin embargo, no hay que desdeñar que la simple observación de parámetros clínicos como la menstruación pueden ayudar a saber si eres fértil y hacer sospechar posibles alteraciones vinculadas a la esterilidad. Si quieres saber algo más sobre tu fertilidad, puedes pedir cita para una consulta gratuita o llamar al 91 740 16 90.

Dra. Sylvia Fernández-Shaw Zulueta – Directora de URH García del Real

Días fértiles: principales síntomas y cómo calcularlo

Es posible saber cuándo son los días más fértiles, conocido como período fértil, a través de los días de la menstruación y de los signos y síntomas que la mujer presenta durante esta fase del mes, ya que surge un aumento de la secreción vaginal y del libido.

El período fértil dura 6 días y ocurre todos los meses hasta llegar a la menopausia, comenzando 10 a 14 días después del primer día de la menstruación. Saber exactamente cuándo es el período fértil es importante para las parejas que están intentando quedar embarazadas, porque de esta forma pueden saber cuándo deben tener relaciones sexuales para aumentar las probabilidades de lograrlo.

Además de esto, también es útil en el caso de las mujeres que no desean quedar embarazadas y desean practicar el método del ritmo, sin embargo, no es una forma tan segura, debiendo optar por el uso de un método anticonceptivo, ya que es algo que los días fértiles pueden variar de una mujer a otra.

Aumento de la secreción vaginal Aumento de la temperatura corporal

Signos y síntomas del período fértil

El principal signo que surge durante los días fértiles es el aumento de la secreción vaginal, pero existen otros que se producen cuando el óvulo es liberado por los ovarios y llega hasta las trompas de falopio, fase donde está listo para ser fecundado por el espermatozoide y dar inicio al embarazo, estos son:

  • Secreción vaginal transparente: es la primera señal de que la ovulación y de que el período fértil están llegando. En esta fase que hay liberación de una hormona que se llama estradiol que produce más líquido vaginal que el habitual, es como si fuese un mecanismo de lubricación que favorece la entrada de los espermatozoides en el canal vaginal. La mujer va a notar un líquido en la vagina parecido con la clara del huevo.
  • Acné- espinillas: es una de las señales en que la mayoría de las mujeres pueden notar de que están ovulando, esto ocurre porque la piel se pone más grasosa en esta fase y pueden surgir estas espinillas, inclusive después de la adolescencia.
  • Ligero aumento de la temperatura corporal: ocurre porque los folículos liberan los óvulos, aumentando la cantidad de una hormona llamada progesterona, la cual es responsable por el aumento de la temperatura corporal en 0,3 a 0,8 ºC. Puede ser medida con un termómetro al despertarse, sin levantarse de la cama.
  • Aumento del libido sexual: Ocurre por el aumento de los niveles hormonales, haciendo con que la mujer se sienta más bonita, atractiva y con mayor deseo sexual.
  • Aumento del apetito: en la fase de ovulación es normal un aumento del apetito debido a que el organismo se está preparando para un posible embarazo, por lo que las hormonas desencadenan una respuesta de hambre.
  • Dolor de vientre: En el pico de todos estos síntomas, algunas mujeres pueden sentir dolores tipo cólicos que aparecen y desaparecen, lo que es indicación completa de que está ovulando.
  • Irritación e inestabilidad emocional: Algunas mujeres presentan un humor inestable y eso también puede indicar que se encuentra en el período fértil.

Cuando el moco vaginal se torna más fluido y transparente, los espermatozoides encuentran más facilidad para llegar al óvulo. El aumento de la temperatura corporal ocurre debido al esfuerzo que el organismo hace para prepararse para la fecundación y los otros síntomas hacen con que la mujer esté más atrayente y más receptiva al contacto íntimo.

Las mujeres que intentan quedar embarazada y tienen dificultades para calcular su período fértil o no consiguen identificar los síntomas, pueden optar por hacer un test de ovulación que se compra en la farmacia. Vea cómo funciona y cómo hacer el test de ovulación.

Calculadora del período fértil

Coloque sus datos en la calculadora a continuación y conozca cuáles son sus días más fértiles, ya sea para aumentar la probabilidad de quedar embarazada o, por el contrario, para prevenirlo:

Algunas mujeres les baja la menstruación de forma irregular, siendo más difícil de calcular cuándo será su período fértil, sin embargo, también es posible estimar un cálculo de cuando será, para ello vea en el vídeo cómo hacerlo:

Cómo calcular los días fértiles

298 mil visualizaciones

Cómo saber si mi esperma es fértil

¿De qué depende la fertilidad masculina?

Para que el esperma del hombre sea considerado fértil, se observan tres factores principales: la concentración, la movilidad y la morfología de los espermatozoides. La concentración es el recuento de espermatozoides por cada ml de semen. Lo ideal es una cantidad igual o superior a 15 millones de espermatozoides por ml. Pero además, como el espermatozoide debe impulsarse y ascender por el cuello del útero para encontrarse con el óvulo, es importante que estas células, al menos un 50% de la muestra, tenga buena movilidad. En cuanto a la morfología, se observa la forma de los espermatozoides buscando encontrar que al menos la mitad de las células sean maduras y de forma normal.

Qué se puede observar a simple vista

Por supuesto que todo esto se analiza en un laboratorio bajo el microscopio. ¿Qué puedes saber tú de tu semen en casa? En principio, observa el color, que debería ser blancuzco o grisáceo, ya que un semen muy transparente podría indicar baja densidad de esperma, y un semen con trazas rosadas puede deberse a sangre en la próstata y debería ser motivo de consulta médica. También la cantidad eyaculada nos da una pauta, lo normal es de 2 a 5 ml por eyaculación (aunque estas cantidades aumentan o disminuyen según la frecuencia con la que mantengas relaciones sexuales). Por otro lado, el esperma saludable se coagula con rapidez.

Otras indicaciones de tu fertilidad

Hay otras pistas que tu calidad de vida te da acerca de tu fertilidad. Por ejemplo, la falta de grasa abdominal, el hecho de no fumar, el preferir el pescado a las carnes rojas o el usar ropa interior holgada en lugar de ajustada.

Los tests caseros de esperma

Existen pruebas caseras de concentración de esperma que se adquieren en farmacias y que puedes realizar en casa. Este tipo de pruebas permite apreciar si la densidad de una muestra de esperma está dentro de lo esperado, o si es inferior o superior a la media. La efectividad de las mismas es de 97%, aunque para ello se deben realizar siguiendo al pie de la letra las instrucciones.

Cuándo ir al médico

Si el embarazo se demora algunos meses, no debes preocuparte: lo más probable es que se trate de una cuestión estadística. En cambio, si ha transcurrido un año manteniendo relaciones sexuales regularmente sin protección, no está de más que tú y tu pareja acudáis a una consulta. Las pruebas que se le realizan al hombre son menos invasivas que las de la mujer, e incluyen examen clínico y espermograma.

La ovulación es el proceso que ocurre cuando se libera un óvulo maduro durante la menstruación en las mujeres. Es una de las etapas del ciclo menstrual y marca los días fértiles de la mujer que define los días en los que puede tener lugar la concepción de un bebé.

Si estás deseando quedarte embarazada o simplemente quieres saber cuándo se produce tu ovulación para evitarlo, has de conocer qué es la ovulación, cuáles son sus síntomas y cuándo se produce.

Durante la menstruación se libera un óvulo maduro que se desarrolla en el ovario. Esto es lo que se conoce como ovulación. Y este es su proceso:

– Parte del ovario llamado folículo ovárico descarga un huevo, conocido también como gameto de óvulo, ovocito u óvulo maduro. Sólo se descarga cuando ha alcanzado su madurez.

– El ovocito viaja por la trompa de Falopio, y es en este espacio donde puede encontrarse con un espermatozoide y producirse la fecundación.

Etapas de la ovulación

– Fase periovulatoria o folicular: una capa de células alrededor del óvulo comienza a volverse mucosa y se expando. A su vez, el revestimiento del útero se espesa.

– Fase ovulatoria: las enzimas forman un agujero o estigma. El óvulo utiliza este estigma para moverse hacia la trompa de Falopio. Este período dura de 24 a 48 horas y son los días fértiles de la mujer.

– Fase postovulatoria o lutea: si el óvulo ha sido fecundado se implantará en el útero, si no lo ha sido el óvulo dejará de producir hormonas y se disolverá lentamente.

El revestimiento del útero comenzará a descomponerse y se preparará para salir del cuerpo, es la menstruación.

Cuándo se produce la ovulación

Cada mujer tiene su propio ciclo, que puede ser de 21, 28, 32 días… La ovulación suele ocurrir hacia la mitad del ciclo de la mujer. Se considera un ciclo regular aquel que dura 28 días por lo que la ovulación tendrá lugar en el día 14.

Y es que el comienzo de cada ciclo comienza a contar desde el primer día de menstruación y la liberación del óvulo generalmente ocurre entre el día 12 y 16 antes de la llegada del siguiente ciclo.

Desde el mismo momento en que las mujeres comienzan a menstruar, entre los 10 y los 15 años, comienzan a ovular y a ser capaces de concebir un bebé.

La ovulación suele detenerse la menopausia, que se suele dar alrededor de los 50 años aunque puede suceder incluso antes en el período conocido como perimenopausia.

Síntomas de la ovulación

Hay varias señales que indican que una mujer está ovulando:

– Durante la ovulación, aumenta el flujo de moco cervical, además se vuelve más espeso debido al aumento de los niveles de estrógeno.

– Aumento de la temperatura corporal, la progesterona es la hormona que se secreta cuando se libera el óvulo e impulsa el aumento de la temperatura del cuerpo. Los días más fértiles se localizan de 2 a 3 días antes de que la temperatura alcance su máximo. Para controlarlo se puede utilizar un termómetro basal.

– Algunas mujeres son conscientes de la ovulación ya que sienten una punzada en la parte inferior del abdomen, se conoce como dolor Mittelschmerz y puede durar unos minutos o unas horas.

– Un test de ovulación que se adquiere en farmacias puede detectar el aumento de la hormona luteinizante en la orina justo antes de la ovulación.

Cómo calcular la ovulación

El calendario de la ovulación está diseñado para ayudarte a predecir cuáles son tus días fértiles basado el los días de tu ciclo menstrual.

Si lo que quieres es quedarte embarazada, descubre la fecha de tu ovulación para que se produzca la fecundación. Puedes utilizar la calculadora de ovulación de Guiainfantil.com

Trastornos asociados a la ovulación

Problemas en el proceso de la ovulación pueden conducir a una dificultad para concebir un bebé y son:

– Síndrome de ovario poliquístico: son ovarios dilatados, a menudo con quistes pequeños llenos de líquido. Puede conducir a un desequilibrio hormonal que puede interrumpir la ovulación.

– Disfunción hipotelámica: cuando se interrumpe la producción de hormonas que estimulan la ovulación.

– Insuficiencia ovárica reumatoide: la producción de óvulos se detiene debido a la caída de los niveles de estrógeno.

– Hiperprolactinemia o exceso de prolactina.

¿Se puede inducir la ovulación?

Sí, puede ser inducida mediante medicamentos que regulan o desencadenan la ovulación. Suelen recetarse para tratar el cese de la ovulación. Los médicos alertan a quienes toman estos fármacos que puede aumenter las probabilidades de tener gemelos o trillizos.

Además tienen efectos secundarios como dolor abdominal, sofocos, menstruación abundante, sequedad vaginal, insomnio o cambios de humor.

Signos de la ovulación

«Ovulación» es el nombre del proceso en el que los cambios hormonales hacen que un ovario libere un óvulo y se produce normalmente una vez en cada ciclo menstrual. Esto sucede, generalmente, de 12 a 16 días antes del inicio del siguiente periodo. Hay signos y síntomas comunes de ovulación.

  • Muchas mujeres no experimentan ningún síntoma de ovulación. Las mujeres que sí los experimentan comentan que pueden variar de un ciclo a otro.
  • Algunos de los signos solo se manifiestan después de la ovulación, lo que apenas ayuda en la detección de los días fértiles de una mujer en ese ciclo.
  • El aumento de la LH (detectado mediante los test de ovulación) se produce entre las 24 y las 36 horas previas a la ovulación.

Aumento de la LH

A medida que se acerca a la ovulación de una mujer, su cuerpo segrega cantidades cada vez mayores de una hormona llamada «estrógeno», que provoca que el endometrio se haga más denso y ayuda a crear el entorno adecuado para el esperma. Estos altos niveles de estrógeno provocan el aumento súbito de otra hormona llamada «hormona luteinizante» (LH). Este aumento de la LH provoca la liberación del óvulo maduro del ovario: esto es la ovulación. La ovulación suele producirse entre las 24 y las 48 horas posteriores a dicha subida. Por este motivo, el aumento de la LH es un buen indicador de máxima fertilidad.

Aumento de temperatura

La temperatura corporal basal de una mujer (en reposo) aumenta de 0,4 a 1,0 °C tras la ovulación. Este aumento suele ser demasiado pequeño como para que una mujer lo perciba, pero puede detectarse con ayuda de un termómetro de gran exactitud.

Dolor al ovular: Mittelschmerz

Aproximadamente una de cada cinco mujeres sufre dolores asociados a la ovulación. El dolor puede experimentarse justo antes, durante o después de la ovulación. Existen varias explicaciones sobre la causa del dolor que provoca la ovulación. Justo antes de la ovulación, la superficie del ovario puede tensarse debido al crecimiento del folículo, lo que provoca dolor. Durante la ovulación, se segregan fluidos o sangre desde el folículo que se ha roto para liberar el óvulo, lo que puede provocar la irritación del revestimiento abdominal.

Los dolores Mittelschmerz (término alemán que se utiliza frecuentemente para definir el dolor de la ovulación) se pueden experimentar en un lateral un mes y en el lateral contrario el otro, o en el mismo durante varios meses sucesivos. Lo habitual es que dure solo unos minutos, aunque puede prolongarse más, posiblemente de 24 a 48 horas, y puede ser un dolor punzante y característico, parecido a un calambre. En raras ocasiones se describe como un dolor grave.

Cambios en la saliva

Se ha observado que la saliva de una mujer cambia según la cantidad de estrógenos presentes en su cuerpo. Durante el ciclo mensual de una mujer, se produce un gran aumento de estrógenos unos días antes de la ovulación, así como un aumento más pequeño unos días antes de su periodo.

Cambios en la mucosidad del cuello uterino

Durante el ciclo menstrual de una mujer, cambian tanto el tipo como la cantidad de mucosidad del cuello uterino, es decir, la sustancia que segregan las glándulas del cuello uterino. Puede ser pegajosa o elástica, así como blanca o turbia. En los días previos a la ovulación, se vuelve clara y elástica (suele compararse con la clara de un huevo, de ahí el término «mucosidad del cuello uterino tipo clara de huevo»). Esta mucosidad sirve de apoyo al esperma y le ayuda a alcanzar el óvulo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *