0

Sopa quema grasa opiniones

La sopa, y en concreto la sopa de verduras, es la protagonista de esta dieta quemagrasa, ideal para perder los kilos de más de una manera sencilla. Y además este plan de alimentación bajo en calorías te ayuda a perder peso de forma equilibrada. Toma nota de 7 días de menú.

La sopa, como principal alimento, se acompaña de otros alimentos que se van introduciendo en la dieta poco a poco con el objetivo de conseguir perder peso. Librarse de los kilos de más no siempre es fácil. Para no dar al traste con la dieta, es fundamental elegir bien el plan de alimentación bajo en calorías que vamos a seguir. Y aquí entra en juega la dieta de la sopa quemagrasa, efectiva para librarte de esos kilitos de más. Vamos a ver exactamente en qué consiste y cómo funciona.

Dieta de la sopa quemagrasa: ¿cómo funciona?

Esta dieta, como su nombre indica, está diseñada sobre una base inicial de sopa de verduras. En concreto, durante los primeros cuatro días es el alimento principal, además del consumo de zumo de fruta (sin azúcar) y de té, un auténtico aliado para depurar y adelgazar. A partir del cuarto día de dieta ya se puede comer carne.

A partir del séptimo día comienza la segunda fase de la dieta, en la que podemos añadir una pequeña cantidad de arroz integral a los menús. Hay que recordar que esta dieta solo se debe seguir un máximo de 2 semanas.

Hay que prestar atención a otro aspecto: la preparación de la sopa. Lógicamente hay que tener cuidado con los ingredientes que añadimos si no convertir un plato bajo en calorías en uno demasiado consistente. En función de los ingredientes añadidos puede cambiar radicalmente la suma total de calorías del plato. Esto sucede si añadimos demasiados ingredientes, incluso si utilizamos cantidades excesivas de aceite de oliva.

Además, y como refuerzo de la dieta para bajar de peso, es importante combinarla con la práctica regular de actividad física para promover la eliminación de las grasas. También puedes ayudarte de algunos trucos para quemar calorías sin ir al gimnasio. Los resultados de la dieta, si se realiza de manera adecuada, pueden notarse al subirse a la báscula a los pocos días, pudiendo perder en los cuatro primeros días algo más de dos kilos. Eso sí, te das cuenta de que has perdido más kilos de los esperados es importante añadir al desayuno algunas calorías extras (añade unas tostadas al desayuno). Cualquier duda antes de iniciar una dieta (como la causa del aumento de peso o el número de kilos que es aconsejable perder para tener un peso ideal) es conveniente consultarla con el médico.

Dieta de la sopa: menú

El menú de la dieta de la sopa arranca con el desayuno, con el consumo de café o té y fruta (como pera y manzana). Las comidas se elaboran a partir de la sopa, preparada sobre todo con zanahorias, alcachofas, brócoli, escarola, acelga, a la que se puede añadir rábano. Como aperitivos, tanto a media mañana como a media tarde, se puede tomar zumo de frutas sin azúcar.

A partir del cuarto día la dieta se modifica con la entrada de nuevos alimentos. Así, en el desayuno se puede tomar un café con leche desnatada y en el almuerzo, tomar un yogur desnatado. La introducción de la leche permite también, por ejemplo, preparar un batido.

A partir del cuarto día también se puede comer pescado, unos 300 gramos, combinado con tomate, por ejemplo. También se puede comer carne, mejor a la plancha.

Y en cuanto a la hidratación, es fundamental beber un litro y medio de agua al día para favorecer la eliminación de toxinas.

También te puede interesar: Zumos de cítricos para conseguir un metabolismo más rápido.

Facebook

No debe seguirse más de una semana.Su base científica:

No deben hacerla las personas que tengan diabetes insulinodependiente o enfermedad renal crónica. Tampoco aquellas que padezcan procesos infecciosos agudos, síndromes dispépsicos, hiperclorhidrias o cualquier enfermedad conjuntiva, alteraciones psicológicas importantes, ni aquellas personas en las que se haya demostrado la sensibilización alérgica a alguno de los ingredientes.

A N T E S D E H A C E R L A N O O L V I D E S C O N S U L T A R C O N T U M E D I C O 😉

INGREDIENTES DE LA SOPA:

Dos latas grandes de tomate natural o seis tomates pelados (en México el nombre de la verdura a la que se refiere es jitomate)

Dos pimientos verdes

Un repollo o col

Seis cebollas grandes

Un ramillete de apio

Sal y pimienta

Preparación:

1-Escaldar los tomates, poniendolos 1 minuto en agua caliente y pelarlos

2-Pelar las cebollas y partirlas en trozos pequeñon. Quitar las hojas externas del repollo o col y partir en trozos pequeños

3-Cortar los pimientos y el apio en trozos pequeños

4-Poner las verduras en una olla grande y echar agua hasta cubrirlas

5-Disolver los cubitos de caldo, añadir la pimienta y el oregano (especias opcionales), llevar a ebullición y dejar hervir a fuego fuerte durante 10 minutos

6-Bajar el fuego tapar la olla y dejar que se cocine aproximadamente 30 minutos, hasta que las verduras esten hechas

LOS 7 DIAS DE LA DIETA

La dieta es muy estricta y ha de seguirse al pie de la letra, incluyendo lo que NO debe hacerse, ya que de lo contrarío se puede sufrir desnutrición. No se específica sí es para comida o cena, ya que la sopa puede tomarse todas las veces que se quiera o cuando se tenga sensación de hambre.

PRIMER DÍA

Comer sólo la sopa y frutas frescas (se pueden comer todas excepto plátano) . Se recomienda melón y sandía porque son frutas con pocas calorías. De beber, se pueden tomar té y café (sin azúcar), agua y jugos de frutas naturales (diluidos en agua y sin azúcar para evitar el exceso de calorías), por lo que no es recomendable comprarlo sino prepararlos nosotros mismos.

SEGUNDO DÍA

Este día debe comer sólo la sopa y verduras frescas al vapor, mejor de hoja verde. Puedes tomar toda la cantidad que desees, tanto de sopa como de verduras que pueden ser frescas, de lata, o congeladas. Si están cocidos que sean con el caldo de la sopa. No ponerles ni mantequilla ni aceite. No tomar maíz, guisantes o judías. Por la noche se puede comer, además, una patata grande al horno con un poquito de aceite de oliva, este día no se puede comer fruta.

TERCER DÍA

Este día es la combinación de los dos anteriores, es decir se puede tomar toda la sopa, fruta y verdura que se quiera. No se puede tomar plátano ni patata al horno.

Progreso después del tercer día de dieta.

kilos de peso . Sin embargo, puede que la pérdida haya sido menor – alrededor de 1,5 Kg -, lo que se atribuye más bien al agua. Sin embargo, el peso no tardará en disminuir.Si se han seguido todas las instrucciones sin hacer trampa se debe haber perdido entre

CUARTO DÍA

Comer sólo la sopa, plátanos y leche descremada. Comer hasta 6 plátanos (al menos tres unidades a lo largo del día) y tantos vasos de de leche descremada como se desee.

QUINTO DÍA

Hoy se come sopa y carne de vaca – entre 125 y 250 gramos – (este día se puede sustituir por pollo sin piel o pescado al horno, si lo prefiere; pero ten en cuenta que el sexto día deberás comer carne) y una lata de tomate o seis tomates frescos (siempre pelados) Se tiene que tomar entre 5 y 8 vasos de agua para eliminar el ácido úrico que da la carne. Tomar la sopa por lo menos una vez en este día.

SEXTO DÍA

Carne obligatoria -de dos a tres filetes- y toda la verdura (preferiblemente de hoja ancha) que se desee hasta quedar completamente satisfecho. Se puede comer bistec de desayuno, almuerzo y comida. Tomar la sopa al menos una vez al día.

SÉPTIMO DÍA

Para terminar la semana se debe comer arroz integral (con cascara ,medio marrón hervido o mucho mejor, cocinado al vapor), jugos de frutas naturales (mejor diluidos en agua y sin azúcar) y verduras hasta llenarse. Se tiene que tomar la sopa al menos una vez al día.

Progreso después de los siete días de dieta

Kilos de peso, aunque existen diferencias según la cantidad de peso que se necesita perder y la constitución de cada persona. Como son alimentos pobres en sodio y ricos en potasio, las personas que hayan retenido muchos líquidos, perderán más peso que aquellas que retengan menos. El secreto de la dieta es que los ingresos son menores que los gastos.Después de los siete días se debe haber bajado entre

¿Ha vuelto a nuestras vidas la ‘sopa quemagrasa’?

© Rubén Vega

Tenemos algo que decir sobre la mítica ‘ sopa quemagrasa ’. Porque este concepto puede resultar cosa del pasado, pero no lo es en absoluto. Se sigue recomendado en ciertas dietas de adelgazamiento y parece que últimamente con más frecuencia de lo habitual. Pero, ojo, no nos estamos refiriendo a la ‘dieta de la sopa quemagrasa’ –eso sí que es cosa del pasado, sobre todo porque en 2007 la Agencia Española de Seguridad Alimentaria ya alertó del peligro que suponía la práctica de esta dieta–, sino a la introducción de este consomé depurativo en las dietas de adelgazamiento como complemento y apoyo, nunca como plato único.

La ‘dieta de la sopa quemagrasa’, NO. La ‘sopa quemagrasa’ como complemento, SÍ “La razón de que este tipo de dieta sea etiquetada como peligrosa es porque está basada en el consumo casi exclusivo de esta sopa durante 7 días, con el supuesto beneficio de quemar grasa de nuestro cuerpo, cuando en realidad más bien genera pérdida de líquidos, electrolitos y masa magra (músculo), perdiendo en realidad poca grasa. Además, este tipo de dietas drásticas pueden provocar trastornos en la conducta alimentaria ”, nos cuenta la nutricionista Izaskun Astoreca, de la Clínica Biolaser La Moraleja, en referencia a una dieta excesiva que se puso de moda hace varios años y que desaconsejan de forma rotunda los nutricionistas. “No me gusta mucho el concepto de ‘sopa quemagrasa’. En nuestro centro recomendamos con control médico la dieta del ayuno durante el cual el paciente debe tomar distintos consomés muy similares a la sopa. Pero en ningún caso lo recomendaría como único alimento sin un control médico y, desde luego, no más allá de dos días”, nos explica Leticia Carrera, nutricionista y directora técnica de Centro Médico Felicidad Carrera.

¿Cuáles son los ingredientes de esta sopa? Aclarados los peligros de la dieta continuada y restrictiva basada en el consumo de este ‘sopa quemagrasa’, volvemos al objetivo del artículo: la ingesta de esta sopa de forma complementaria durante una dieta de adelgazamiento. Aunque esta sopa de nombre capcioso no tiene bondades mágicas –“El nombre de la ‘sopa quemagrasa’ parece dar a entender que los ingredientes de esta sopa tienen propiedades mágicas que queman grasa. Nada más lejos de la realidad», explica Izaskun Astoreca–, sí podemos hablar de las bondades nutricionales de esta sopa. Nos lo explica así la experta de Clínica Biolaser La Moraleja : “Si observamos los ingredientes de esta sopa vemos que el contenido en sí es muy saludable. Es una excelente sopa de verduras que contiene tomate, apio, cebolla, col, alcachofa, pimientos y calabacín. Nos puede aportar importantes cantidades de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Además, tiene propiedades diuréticas y depurativas, lo que la puede convertir en un excelente complemento dentro de un plan nutricional equilibrado destinado a perder peso”, explica la doctora, que insiste en que esta sopa nos puede ayudar a eliminar las toxinas generadas por la pérdida de peso o grasa durante una dieta de adelgazamiento. Pero siempre que se prescriba dentro de una dieta y como complemento, no como ingesta única. «Es perfectamente compatible tomar esta sopa dentro de una dieta prescrita por un profesional, pero siempre que esta sea variada y no prescinda de otros grupos de alimentos”, añade Astoreca.

© Rubén Vega

¿Cómo puede incluirse en una dieta de adelgazamiento? Aunque es necesario que sea un nutricionista el que prescriba su toma dentro de una dieta de adelgazamiento, la doctora Izaskun Astoreca nos cuenta tres de las formas en las que suele aconsejar la toma de la ‘sopa quemagrasa’ a sus pacientes:

A) Entre las comidas principales. “Puedes preparar el caldo con las verduras indicadas y guardarlo en el frigorífico e ir tomándolo a lo largo del día. Es una buena opción para cuando sintamos hambre entre comidas”, nos cuenta la experta. Se puede tomar fría o caliente.

B) Para empezar las comidas principales La doctora aconseja tomar un tazón de esta sopa antes de las comidas para así beneficiarnos de sus propiedades nutricionales y saciarnos ligeramente para poder controlar la ingesta de alimentos que hagamos después.

C) Como primer plato de comidas y cenas Pero solo aconseja hacerlo dos veces por semana, tomando el caldo con las verduras y complementando siempre la comida con una proteína animal como pollo, pavo, pescado, marisco o huevos. “Con este tratamiento de choque podremos acelerar un poco la pérdida de peso”, afirma Astoreca.

VIDEO: Alimentación y ‘mindfulness’, por Irene Visedo

¿Sientes hambre a todas horas?

15 errores que cometes (sin darte cuenta) y te hacen engordar

El ayuno nocturno saludable o por qué cenar pronto ayuda a no engordar

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lea nuestra política de afiliación.

Aunque ya hablamos de los riesgos de las llamadas «dietas milagro», a veces las prisas nos hacen caer en alguno de estos estrictos regímenes. Para que no se convierta en un problema para tu salud, es importante que no exceda la semana de duración. Hoy te contamos en qué consiste la dieta de la sopa.

¿En qué consiste la dieta de la sopa?

Consiste en centrar la alimentación durante una semana en una sopa hipocalórica.

Se trata de una dieta muy baja en grasas y calorías que dura máximo siete días y asegura una pérdida de entre 3 y 8 kilos. La duración ha de ser de una semana porque las carencias nutricionales pueden llegar a convertirse en un problema de salud si se mantiene durante más tiempo.

Al tratarse de una dieta muy restrictiva, podemos comer la cantidad que queramos de los alimentos permitidos cada día.

Receta de la sopa quemagrasa

Sopa de verduras.

Ingredientes:

  • 6 Tomates sin piel
  • 6 cebollas
  • 1 repollo limpio
  • 2 pimientos verdes
  • 2 tallos de apio
  • Sal (si es rosa del Himalaya, mejor)
  • Pimienta

Modo de elaboración

Cortar en trozos medianos o pequeños la verdura y vierte en un cazo con agua hirviendo. Se pone todo a cocer durante 30 minutos. Retirar y guardar.

Cómo hacer la dieta de la sopa

Durante 7 días, la base es la sopa quemagrasa, las verduras y frutas.

Para llevarla a cabo hemos de cumplir cada día con los ingredientes permitidos:

Día 1

Se come exclusivamente la sopa quema grasa, té o café sin azúcar y alguna pieza de fruta.

Día 2

Sopa, verduras de hoja verde (en vez de fruta) té y café sin azúcar. serán nuestros alimentos. Podemos incluir un hidrato de carbono, preferiblemente una patata cocida o al horno a mediodía.

Día 3

Sopa, verduras y fruta. Té o café sin azúcar. En este tercer día se puede pesar para ver el progreso de la dieta.

Día 4

Sopa, frutas (plátanos o bananas), leche desnatada, te o café sin azúcar.

Día 5

Sopa y proteínas. Podemos añadir hasta medio kilo de ternera o de pollo sin piel, tomates sin piel y té o café sin azúcar.

Día 6

Sopa quema grasa, carne y verdura, té y café sin azúcar.

Día 7

Finalizamos la dieta. Este día hemos de consumir sopa, arroz integral, frutas, verduras té o café sin azúcar.

Esta es la sopa quemagrasas (fácil y barata) perfecta para el otoño

Las acelgas, al igual que las alcachofas, el repollo o el puerro, están íntimamente ligadas en el imaginario colectivo con las dietas de adelgazamiento e incluso como alimentos imprescindibles a la hora de perder peso. Si estás buscando una receta de sopa de otoño, calentita, reconfortante y que además sea fácil de hacer, baratísima y que te ayude a bajar unos kilillos de más, no te pierdas esta riquísima sopa de acelgas que harás más de una vez y más de dos esta temporada.

VER 8 FOTOS Las mejores dietas para perder peso

Beneficios saludables de las acelgas

Las acelgas tienen fama de ser aburridas pero son una verdura con un gran valor nutricional. Son fuente de minerales como el cobre, el calcio, el sodio, el potasio, el hierro y el fósforo, y también de vitaminas (A, del grupo B, C, E y K). De hecho la acelga supera a la espinaca en la cantidad de magnesio, provitamina A y ácido fólico que aporta. Son muy ricas en fibra soluble por lo que ayudan a regular el tránsito intestinal y a eliminar sustancias de deshecho además de mantener a raya el apetito y evitar el estreñimiento.

Su contenido en calcio hacen de ella una verdura a tener en cuenta para el cuidado de los huesos, pero es que también ayuda a combatir la anemia por sus niveles de hierro, un hierro de fácil asimilación gracias a que el contenido en vitamina C de la acelga mejora considerablemente su absorción. Y por supuesto, es una de las verduras estrella a la hora de adelgazar ya que aportan unas 20 kcal por cada 100 gramos.

Video:Alimentos saciantes que no engordan

Receta de la sopa quemagrasas

Esta sopa de acelgas no es que sea ‘milagrosa’ en sí misma (además no se trata de comer solo sopa sino tomarla como un plato más dentro de una dieta equilibrada) pero sí que es verdad que ayuda a depurar el organismo, a combatir la retención de líquidos, aporta poquísimas calorías y es saciante, por lo que es una buenísima opción si quieres deshacerte de los kilos de más comiendo sano y gastando poco. Es una receta con mucho sabor, sana y ligerísima ¡toma nota!

Ingredientes:

  • 1 manojo de acelgas (unos 500 gramos)
  • 2 zanahorias grandes o 3 pequeñas
  • 2 puerros
  • 1/4 de col
  • Aceite de oliva
  • Sal rosa del Himalaya (o sal común)

Elaboración: Es una receta sencillísima de elaborar que además vas a poder guardar varios días en la nevera sin que se estropee o incluso congelarla para sacarla cuando la necesites.

Para elaborar la sopa de acelgas adelgazante, lava, pela y pica en trozos pequeños las acelgas, corta y pica los puerros, la zanahoria y la col. En una olla pon un poco de aceite de oliva al fuego y añade los puerros picados, vigila porque se queman rápido y solo conseguirías un regusto amargo así que, para evitar que esto pase, pon la olla a fuego medio. Cuando se poche el puerro añade la col picada y déjala unos minutos para que ablande y coja el sabor del puerro, a continuación añade las zanahorias y las acelgas cubre con agua y pon sal rosa del Himalaya al gusto y deja que se cocine todo con el famoso chup-chup durante unos 15 o 20 minutos.

Si quieres darle más cuerpo a la sopa puedes poner un cazo de la sopa de verduras a triturar en la batidora o robot de cocina y añadirlo nuevamente a la olla. El resultado es delicioso y engancha ¡avisada estás!

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *