0

Sopa quema grasa

Porque es una dieta muy restrictiva, muy hipocalórica y faltan muchos nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

Veamos cómo responde el cuerpo cuando se sigue esta dieta, y así entenderemos por qué no funciona.

¿En qué consiste la dieta de la sopa quemagrasa?

En hacer una sopa y estar todo el día tomándosela.

La sopa está elaborada con muchas verduras y el líquido en el que se cuecen, e incluso parte de las verduras, es lo que se toma.

Las verduras son un alimento muy saludable pero no podemos alimentarnos solo a base de ellas, puesto que nos faltarían muchísimos nutrientes como hidratos de carbono, proteínas y grasas.

Es una dieta en la que se pierde mucho peso pero a costa de tu salud

  • Pérdida de masa muscular

Las verduras aportan muy pocas calorías, si no se toma nada más, el organismo tiene que obtener la energía por otro lado, ¿de dónde? de las proteínas. Tu cuerpo va a quemar masa muscular, vas a perder parte de tus músculos.

Como consecuencia de esta pérdida te vas a encontrar mal, te vas a sentir flojo, débil y malhumorado.

Además de masa muscular se pierde grasa, pero en muy poquita cantidad. Recordemos que adelgazar es perder grasa, si con esta dieta estamos perdiendo peso pero no es grasa, lo que estamos perdiendo es nuestra salud.

  • Efecto rebote

Como estamos perdiendo muy poquita grasa, y lo que perdemos son los depósitos de glucosa que tenemos en el hígado y parte de la masa muscular, en cuanto volvamos a comer de forma habitual, el organismo intentará recuperar esos depósitos y esa masa muscular vital para él lo antes posible, de modo que volvemos a engordar muy rápidamente.

¿Qué hacen algunas personas para evitar sentirse mal por la falta de proteínas?

Se toman un filete de carne junto con la sopa, pensando que así su alimentación es correcta. Pero esto sigue siendo un error, ya que siguen faltando hidratos de carbono, grasas y micronutrientes tipo vitaminas, minerales y antioxidantes que necesita nuestro organismo.

Tomar solo sopa durante todo el día, puede ser muy peligroso. Hay personas que la han seguido y al 4º día se han caído redondos al suelo por una lipotimia.

Esta dieta es desequilibrada y no te aporta todo lo que tu organismo necesita.

¿Cómo podríamos perder peso sin poner en peligro nuestra salud?

Una alimentación adecuada debe aportar hidratos de carbono (cereales integrales, legumbres, etc.), proteínas (carne, pescado, huevos, lácteos, legumbres o frutos secos), grasas (aceite de oliva virgen, aguacates, frutos secos) y muchas verduras, hortalizas y frutas.

Deberíamos tomar:

  • De primer plato una buena fuente de verduras y hortalizas como un ensalada, gazpacho, puré, menestra, etc.
  • De segundo plato deberíamos tomar proteínas un asado de carne o de pescado, huevos revueltos, salmón a la plancha, etc.
  • Un trozo de pan integral
  • Y como postre deberíamos tomar una pieza de fruta.

Esto sería en la comida todavía faltarían los alimentos del desayuno y la cena.

No hace falta pasar hambre para adelgazar.

Si quieres las claves para adelgazar comiendo saludablemente lee este post.

Vídeo en el que el Dr. Juan Madrid nos explica por qué no deberíamos hacer la dieta de la sopa quemagrasa

Lecturas relacionadas:

  • ¿Es peligrosa la dieta hídrica?
  • Si quieres perder peso, no hagas dieta
  • ¿Cómo detectar una dieta milagro?
  • Por qué no deberías seguir la dieta del atún y el arroz para perder peso
  • ¿Cuándo la dieta macrobiótica se vuelve muy peligrosa?
  • ¿En qué falla la dieta de la enzima prodigiosa?

¿Cómo se prepara una sopa quema grasa? aunque no lo parezca, se trata de un producto relativamente sencillo de preparar y está más que demostrado que se trata de una alternativa más que válida para perder peso de forma saludable y comiendo todo lo que el cuerpo necesita para funcionar correctamente.


Primero, los ingredientes: se necesitan seis cebollas grandes, dos pimientos verdes, un manojo de apio, una lata de tomates enteros, una col, un cubito de caldo de pollo y al gusto se puede añadir algo de sal o pimienta. Las calorías de la sopa quema grasason estas.
Ya con los ingredientes listos, ahora toca la preparación de esta sopa tan deliciosa:
1. – Primero hay que cortar las piezas de verdura en trozos más pequeños. Con los trozos ya preparados, hay que echarlos en una olla lo suficientemente grande como para añadir también los tomates y los cubitos de pollo.
2. – Con todos los ingredientes dentro, hay que hervir la sopa durante unos diez minutos y después bajar el fuego hasta que todas las verduras estén ya cocinadas.
3. – Finalmente, hay que triturar todo lo que haya en la olla. ¡Y ya está! así de fácil, se podría decir que es exactamente igual que la preparación de cualquier otra sopa.

Sopa quema grasa y otros remedios engañosos

Sopa quema grasa no es una receta milagrosa. De hecho, no funciona, ya que ningún alimento, por sí solo, ayuda a perder esos kilos de más.

Aun a día de hoy no nos faltan productos y remedios que prometen una pérdida rápida de grasa corporal. Sin esfuerzos y sin necesidad de modificar hábitos alimenticios. Lamentablemente no sirven de nada. De hecho, nunca confíes de ofertas que:

  • Prometan resultados en tiempo récord.
  • Dietas o planes de adalgazamiento con nombres y apellidos.
  • Dietas de adelgazamiento que se basen en un grupo de alimentos o que restrinjan sin motivo alguno algún grupo de alimentos.
  • Batidos o barritas ‘sustitutos de comida’.
  • Batidos o comidas ‘DETOX’. Ya tienes órganos que realizan esa función.

Sopa quema grasa: la verdad

A algunas las denominan medidas de urgencia para eliminar toxinas, líquidos retenidos, volumen y grasas. Lo tiene todo ¿verdad? Se basan en un caldo a base de verduras varias, ¡y nada más!

El sujeto en cuestión debe tomarlas, en las cantidades que quiera, durante 7 días, pero solo puede comer eso. ¿Qué tiene de milagro? Pues ninguno. Una reducción drástica en la ingesta calórica hará que la báscula registre una disminución de peso casi de forma obligatoria.

Evidentemente, se olvidaron de decirte las tremendas carencias nutritivas que presenta llevar este tipo de ´dieta’. Y que mantenerla en el día a día sería casi imposible. Es decir, tiene una pobre adherencia además de ser totalmente insalubre.

Se perderán agua, glucógeno y masa muscular pero el porcentaje graso se verá inalterado. Además, es difícil rendir bien en el entrenamiento si no se lleva a cabo una buena alimentación.

Calorías negativas

Una sopa recomendada por un doctor (o eso dice en su página web), promete que cuanta más comamos, más peso perderemos. Basándose en el erróneo paradigma de que existen alimentos que consiguen generar un mayor gasto energético al ser procesados que el que nos aportan.

Otra barbaridad es que nos cuenta que la sopa está compuesta de alimentos ‘quema grasas’ como la cebolla, entre otros. Y que esta es muy saciante, dejándonos llenos por muchas horas al ser una sopa rica en ‘fibra’.

La sopa de las famosas

No diremos su nombre, pero una conocida presentadora de TV, en su blog, nos cuenta cuál es la mejor receta y método para ‘quemar grasa de forma rápida’. Y, ¿qué vemos? Pues de nuevo, ¡una sopa!

Nos habla de los grandes beneficios que le ha aportado a ella y a sus amigas cada vez que han tenido que asistir a una reunión social. La solución perfecta para los eventos donde ‘el vestido era muy exigente’.

Nos comenta incluso que es una receta puesta en práctica por un cirujano en Estados Unidos porque era la mejor forma de perder peso antes de una intervención quirúrjica. El mensaje es ‘come toda la sopa que quieras y bajarás de peso’. Otra mentira.

En mi opinión, debemos siempre huir de éste tipo de soluciones que:

  • No modifican hábitos
  • No consiguen resultados a largo plazo

Todo ello sin hablar sobre los posibles trastornos a nivel endocrino que estas ‘dietas efectivas de moda’ pueden producir en la persona que las pone en práctica. Además de las carencias de otros macro-nutrientes esenciales.

Consejos para quemar grasa de manera saludable

  • Lleva un mínimo control de la ingesta diaria.
  • Prioriza siempre comida real como base de tu alimentación.
  • Aléjate de alimentos ultra procesados en la medida de lo posible.
  • Prioriza la ingesta de proteína en la dieta.
  • Pasa más tiempo en la cocina y prepara tu comida. Sé tu mismo quien procese tu alimento.
  • Organiza menús saludables como estos con antelación.
  • No olvides llevar un estilo de vida activo.
  • La actividad física programada debe ser parte conjunta a tu día a día.

En este artículo te recordamos qué suplementación que no te ayudará en tus objetivos.

Y por favor, pensemos que esto es una carrera de fondo, no un ‘sprint’.

Quiero adelgazar sin pasar hambre

Darío Santana

Entrenador Personal Certificado en Instituto profesional de la salud

Técnico en Nutrición Adaptada al Deporte

Fitness Nutrition Coach en Federacion Europea Fitness & Pilates

Sopa Quema-grasas: dieta para adelgazar en 7 días

¿Cual es la base de la dieta de la sopa quemagrasas?

Se trata de una dieta hipocalórica, con bajo aporte energético y proteico, pobre en grasas y en hidratos de carbono. Al metabolizarla, el cuerpo quema más calorías que las aportadas por la sopa.

¿Cuánto peso podemos perder con la dieta de la col?

No puede afirmarse con seguridad cuánto peso consigue perderse con esta dieta, aunque, en general, sepuede adelgazar entre 3 y 8 kilos en una semana.

¿Cuánto tiempo dura la dieta de la sopa quemagrasas?

Esta dieta solo puede realizarse durante 7 días consecutivos. Al no contener grasas, las vitaminas, que se disuelven en lípidos, disminuyen su metabolización. Las carencias nutricionales pueden llegar a ser graves si se mantiene la dieta durante más tiempo. Una vez finalizada, te recomendamos la lectura de nuestro artículo “Cómo elaborar tu propia dieta sana y equilibrada”, o bien seguir la “Dieta Mediterránea para adelgazar”

Transcurrido un mes, puede volver a realizarse la dieta de nuevo si se considera necesario.

Ingredientes necesarios para la sopa quemagrasa

Para la sopa quemagrasas necesitarás:

    • 1/2 repollo (col) bien lavado.
    • 6 cebollas grandes
    • 6 tomates pelados
    • 2 ó 3 tallos grandes de apio fresco
    • 2 pimientos verdes grandes (morrones)
    • Sal y pimienta. La sal, preferiblemente sal marina, o sal rosada del Himalaya. Puede añadirse alguna otra especia, como el jengibre.
    • Agua suficiente para cubrir todas las verduras (aproximadamente 4 litros)

Con estas cantidades obtenemos sopa para 2 ó 3 días, aunque lo ideal sería prepararla a diario con la mitad de los ingredientes indicados.

Elaboración de la sopa quemagrasas

    • Cortar en trozos pequeños las verduras.
    • Poner agua a calentar e incorporarlas cuando comienza a hervir.
    • Cocer a fuego preferentemente bajo, con la cacerola tapada, hasta que las verduras estén bien cocidas
    • Triturarlo todo para que quede una crema (tiene efecto más saciante y favorece el tránsito intestinal)
    • Guardar en el frigorífico. Puede también congelarse la cantidad para cada día o por raciones.

¿Qué cantidad de sopa quemagrasas debemos tomar diariamente?

La sopa quemagrasas se consume a voluntad. Lo normal es uno o dos platos por comida sustituida o un plato antes de cada comida pero si en un momento dado tenemos hambre, no hay problema alguno en recurrir a otra ración. Como referencia, podemos tomar unos dos o tres litros al día.

La sopa quemagrasas puede ingerirse fría o caliente, aunque resulta más agradable calentita y produce mayor sensación de saciedad.

Cómo seguir la dieta de la sopa quemagrasas

    • Primer Día

      Durante el primer día solamente podemos tomar la sopa quemagrasas y fruta fresca, evitando las de mayor contenido en azúcar. Muy recomendables el melón y la sandía, por su bajo contenido en fructosa y su gran aporte en líquidos. Además de saciar, aportan pocas calorías.Para beber limítese al agua y a zumos naturales de fruta (no sirven los zumos comprados elaborados). Una bebida agradable puede ser la limonada natural endulzada con estevia.

    • Segundo Día

      Es también un día duro de llevar. Sólo se come sopa y verduras frescas, congeladas o en conserva, hervidas, asadas, a la plancha o al vapor. Muy recomendables las hortalizas de hoja verde, bajas en calorías y ricas en nutrientes. Pueden cocinarse hervidas, a la plancha, asadas, o al vapor. No puede alimentarse con maíz, patata, judías, guisantes o arvejas.Recuerde que en el segundo día no puede comer fruta ni siquiera en zumo.

    • Tercer Día

      Se combinan los elementos de los dos primeros días. Además de tomar la cantidad de sopa que desee, puede ingerir frutas y vegetales, con las salvedades indicadas.

Pasados estos 3 días completos, pésese. Si ha realizado la dieta de la forma indicada, habrá rebajado ya unos kilos. Aunque todos los cuerpos no responden igual, la mayoría de las personas habrán conseguido librarse de dos o tres kilos, aunque la pérdida va en función de si la persona retiene o no muchos líquidos. No se desanime, quedan todavía cuatro días.

    • Cuarto Día

      A la sopa quemagrasas añadiremos entre 3 y 6 plátanos (bananas), un buen aporte en azúcares de alta calidad que le mantendrán a salvo de la tentación de ingerir dulces. Puede también tomar leche desnatada a voluntad y, por supuesto, deberá beber mucha agua.

    • Quinto Día

      Por primera vez introducimos la carne (proteínas), con lo que vamos a sentirnos más cómodos.

      A la sopa quemagrasas (que hay que tomar como mínimo una vez al día), añadimos hasta medio kilo de carne magra de vacuno o de pollo sin piel. Además, podrá tomar tres tomates crudos. No debe olvidar beber de cinco a ocho vasos de agua durante el día para contrarrestar el ácido úrico que aporta la carne al cuerpo.

    • Sexto Día

      Hoy tomaremos verduras y carne magra de forma obligatoria. Puede ser pollo o pavo sin piel o de vacuno. La carne puede cocinarse a la plancha o al horno. No frita. La sopa quemagrasas, se debe ingerir como mínimo una vez al día.

    • Séptimo Día

      Como en anteriores días, la sopa quemagrasas debe ingerirse al menos una vez al día (por la noche preferentemente). Además, hoy tenemos arroz para comer. Por supuesto arroz integral (el arroz blanco no está permitido).

      Es conveniente tostar un poco el arroz en la sartén de teflón hasta dejar dorada la cáscara y posteriormente cocinarlo al vapor. Coma este arroz con zumo de frutas. También puede comer verduras.

      Si toma a la mañana siguiente un tazón de salvado, avena, o cereales integrales, contribuirá a terminar de limpiar su intestino.

Deberá seguir esta dieta al pie de la letra. Si lo hace todo bien, al final de los siete días, puede haber adelgazado entre cuatro y ocho kilos, siempre teniendo en cuenta el papel que el metabolismo propio juega. La pérdida de peso también dependerá del sobrepeso de la persona, del sexo e, incluso, de la genética. Sin olvidarnos de que las personas con tendencia a la remedio casero para la retención de líquidos perderán más volumen que el resto.

Propiedades y calorías de la sopa quema-grasas

    • Repollo o col. La col es muy rica en potasio, azufre, calcio y otras sales minerales ácidas. Ayuda a controlar el estreñimiento y mejora la salud de la piel. El repollo contiene unas 40 calorías por cada 100 gramos.
    • Cebolla. Altamente depurativa y muy rica en agua, azufre, potasio y fósforo. Es alcalinizante, por lo que contribuye a la desintoxicación del oganismo, además de tener propiedades diuréticas, muy útiles en caso de retención de líquidos. Ayuda a equilibrar la cantidad de ácido úrico. 20 calorías por 100 gr de cebolla cocida.
    • Tomate. Hortaliza de excelentes propiedades nutritivas, muy rica en potasio, contiene además grandes proporciones de fósforo y cloro. Es diurético y revitalizante. Es usado en esta sopa quemagrasa, por su acción protectora del sistema cardiovascular, favoreciendo la reducción del colesterol. 19 calorías por 100 gramos.
    • Apio fresco. Muy rico también en potasio, cloro, azufre, cobre, calcio y sodio. El apio es también diurético, combate el exceso de ácido úrico, aporta grandes cantidades de sales minerales al cuerpo y es un excelente tónico cerebral. 19 calorías por 100 gr.
    • Pimiento verde. Como todos los vegetales que lleva la sopa quemagrasas, los pimientos son ricos en potasio, cloro, fósforo, azufre, magnesio y calcio. Aporta también vitaminas, especialmente en vitamina C. Por su elevado contenido en fibra, produce sensación de saciedad y mantiene alejado el estreñimiento. Hervido, el pimiento aporta sólo 10 calorías por 100 gr

Recomendaciones

    • Si bien es una dieta que controlada por un médico puede ser muy eficaz y saludable, incluso en el caso de personas con enfermedades cardíacas, existen contraindicaciones claras para quienes padecen diabetes o insuficiencia renal, que deben abstenerse de seguirla a menos que su médico opine lo contrario.
    • Puede tomarse sólo el caldo en lugar de la crema de verduras (la pérdida de peso será mayor), pero solo es prudente para aquellas personas que hayan realizado ayuno en alguna ocasión y no tengan problemas de salud. Recomendamos pedir consejo médico.
    • Insistimos en la necesidad de beber agua en abundancia
    • Si queremos mejorar los nutrientes podemos tomar alga Espirulina. No aconsejada en caso de hipertiroidismo.
    • Evitar realizar ejercicio físico intenso o grandes esfuerzos, dado lo restrictivo de esta dieta. El ejercicio recomendado es el paseo.
    • No dormir la siesta. Si se desea descansar después de la comida, es mejor hacerlo sentado, no tumbado.
    • Cuando se tiene un apetito exagerado, conviene consumir estos alimentos saciantes.
    • Consulta estos trucos para gases y flatulencias.

Pero, para lograr un peso ideal manteniendo y mejorando nuestra salud, insistimos de nuevo en la conveniencia de una dieta sana y equilibrada mantenida a lo largo del tiempo, pudiendo recurrir a la dieta de la sopa quemagrasas tras los excesos de las vacaciones o celebraciones como la Navidad; o bien utilizarla como comodín tras un atracón, , sustituyendo durante un par de días las comidas por sopa quemagrasas, como una excelente fórmula de limpieza tóxica.

No hay mejor forma de estar delgada y hermosa (por dentro y por fuera) que cuidar la salud para no enfermar y hacer acopio de información útil. Ahí van algunos reportajes que quizá te resulten interesantes:

Cómo hacer todo tipo de hamburguesas vegetales fácilmente

Sustituir el pan por tortitas.. ¡Te encantará!

Hidroterapia de colon para limpiar el organismo

Test para descubrir cuál es tu dosha

Sopa Quemagrasa de verduras, ¡desintoxicante!

Sopa quemagrasa, así se conoce a esta receta, aunque en realidad es obvio que no quema ninguna grasa, sí es una sopa que ayuda a eliminar toxinas y líquidos retenidos y, oye, como es una sopa de verduras muy saludable, no está de más probarla ¿no os parece?

La dieta de la sopa quemagrasa o adelgazante es muy conocida, seguro que habéis oído hablar de ella, y ya os avisamos que es una dieta muy estricta de 7 días de duración (que os explicamos con detalle en qué consiste más abajo), que inicialmente se destinaba a personas que iban a ser intervenidas quirúrgicamente de corazón, para que perdieran peso de forma acelerada.

A nosotros no nos gustan las dietas milagro, porque milagros en cuestión de peso hay pocos, lo ideal es comer de forma equilibrada y hacer ejercicio, y, en caso de que necesitéis hacer dieta, intentad que siempre os controle vuestro médico o un nutricionista. Habitualmente estas dietas tan estrictas llevan aparejada una pérdida de líquidos importante. Pero es importante recalcar que, si las haces y luego retomas tu dieta habitual sin cambiar de hábitos hacia una dieta más equilibrada, recuperarás el peso en muy poco tiempo. Por tanto, os puede servir como paso previo para desintoxicar vuestro organismo, perdiendo algunos kilos que os animarán, pero no es una dieta en sí, puesto que solo se puede seguir durante 7 días, y a partir de ahí sería importante empezar a comer de forma equilibrada haciendo ejercicio de forma regular si queréis conseguir un peso óptimo.

Dicho esto, esta sopa de verduras quemagrasa, es una receta perfecta para combatir los excesos de las últimas fiestas, o en épocas en las que queremos cuidarnos un poco más. Podéis sustituir alguna comida o cena con ella en un día puntual, y aprovechar para tomarla a voluntad, combinándola con verduras, frutas y carnes magras como pollo o pescado a la plancha ¡seguro que se nota! A mí me gusta hacer mucha cantidad, luego congelo en recipientes individuales, así voy sacando según necesito, y me gusta cenar esta sopa, sobre todo en invierno, bien caliente, porque me reconforta y me sacia mucho.

¿Por qué ayuda a la pérdida de líquidos acumulados y a eliminar toxinas esta sopa quema-grasa? Porque todos sus ingredientes son bombas de vitaminas y minerales, además de ser conocidos por sus potentes propiedades depurativas y termogénicas: los tomates, que aportan solo 19 calorías cada 100 gramos, son un potente antioxidante y diurético, que nos ayudará a eliminar las toxinas de nuestro cuerpo; el apio es muy diurético y nos ayudará a combatir los excesos de ácido úrico en nuestro cuerpo (algo estupendo tras los atracones de marisco de las Navidades); los pimientos contienen mucha vitamina C y gracias a su cantidad de fibra nos ayudarán a combatir el estreñimiento, además 100g solo aportan 10 calorías; la col es rica en sales minerales y también nos ayudará a combatir el estreñimiento; y las cebollas son conocidas por su alto poder depurativo, y se recomiendan especialmente para combatir la retención de líquidos y el ácido úrico, como ocurre con el apio.

Como verás, esta sopa quema-grasas (aunque yo la llamaría sopa elimina-toxinas) es una bomba de vitaminas y sales minerales que, como os decíamos, os ayudará a eliminar los excesos de estas Navidades. ¡Ah, y si estáis congestionados, recordad que esta sopa también os aliviará de vuestras molestias, así que tomad nota y no perdáis la receta para tomar sopita caliente cuando estéis resfriados!

Nos gusta dejar la verdura en trocitos, así llena aún más, pero si lo preferís podéis triturar todo y hacer un puré ligero. Os dejamos con la receta de la sopa quemagrasa de verdura, una sopa que saludable es sin duda ¡así que todos a probarla!

Sopa Quemagrasa

Ingredientes

  • 3 tomates
  • 1 rama de apio
  • 3 pimientos verdes
  • 1 col pequeña
  • 4 cebollas
  • Agua
  • Pimienta negra
  • Una puntita de cayena molida (opcional)

Cómo hacer la Sopa Quemagrasa de Verduras

Pelamos las cebollas y picamos finamente, hacemos igual con la col, los pimientos y los tomates. Al apio para limpiarlo hay que quitarle con la ayuda de un cuchillo las hebras del tallo, después lo picamos, añadiremos también las hojas. Ponemos toda esta verdura en una cacerola y cubrimos con agua. Dejamos cocinar tapado unos 20 o 25 minutos o hasta que todas las verduras estén listas.

Consejos para elaborar la Sopa Quemagrasa de Verduras

  • Podéis triturar todas las verduras y en vez de sopa obtener una crema de verduras quemagrasa con la textura de un puré ligero.
  • No añadimos sal o añadimos muy poquita en esta Sopa de verduras quemagrasa ya que la sal hace que retengamos líquidos, pero podéis hacer uso de otras especias.
  • Si sois de los que os gusta el picante, no dudéis en añadirle un poco a esta Sopa de verdura quemagrasa. Ya sabéis que el picante es también un termogénico que aumenta el metabolismo y ayuda a quemar calorías. Así que podéis aprovechar para echarle la puntita de un cuchillo de cayena en polvo (ojo no os paséis que pica mucho), y un poco de pimienta negra que aumentará el sabor.

Dieta de la sopa quemagrasa

Sabemos que nos lo vais a preguntar o vais a correr a Google a mirar en qué consiste esta dieta, por lo que os vamos a explicar su funcionamiento. Insistimos, es una dieta estricta, de SOLO 7 días de duración, que solo deberían seguir personas con buen estado de salud. Ni siquiera se debería llamar dieta porque, insistimos, no se debe seguir durante más de 7 días. Y no hace milagros aunque su nombre lo sugiera, en esos 7 días está claro que vais a perder peso, pero si pasados los 7 días volvéis a vuestras comidas habituales y no os cuidáis un poquito, en poco tiempo volveréis a recuperar lo perdido, porque sobre todo se pierden líquidos. Eso sí, es una dieta depurativa que nos puede ayudar a eliminar toxinas y a partir de ahí habría que empezar a comer de forma equilibrada.

Y una puntualización, esta dieta NUNCA debe ser seguida por los niños, en caso de sobrepeso u obesidad en menores, acudid a su médico para que él os indique cómo proceder.

¿En qué consiste pues esta dieta de la sopa…?

  • Día 1 de la dieta de la sopa: Durante el primer día de la dieta, que es el más duro, sólo se debe tomar esta sopa quemagrasa y frutas, evitando las que tiene más azúcar como las uvas o el plátano. Para beber agua de preferencia y en todo caso zumos de frutas naturales, como el zumo de naranja sin añadir azúcar.
  • Día 2 de la dieta de la sopa: El segundo día seguimos con la sopa quemagrasa y esta vez verduras a voluntad pero hervidas, a la plancha, al horno o al vapor (mirad por ejemplo la receta de estas alcachofas al horno, pero hacedlas casi sin aceite mejor). Prohibidos el maíz, la patatas, los guisantes… (que aunque son legumbres mucha gente los confunde). Tampoco tomaremos fruta este día, tan solo la sopa o puré y verduras a voluntad.
  • Día 3 de la dieta de la sopa: El tercer día nuestra sopa quemagrasa de nuevo a voluntad y esta vez sí, combinamos verduras y frutas, evitando las que tienen más azúcar. Para beber agua y la sopa o el caldo de la misma. Ya deberíais empezar a notar la pérdida de peso que insistimos, es solo líquido retenido.
  • Día 4 de la dieta de la sopa: Tomamos la sopa quemagrasa y ¡plátanos! Como mínimo 3 y como máximo 6. Seguimos bebiendo mucha agua y también podemos tomar leche desnatada a voluntad.
  • Día 5 de la dieta de la sopa: El quinto día de la dieta de la sopa ya se introduce la carne magra de vacuno o pollo sin piel o pescado blanco. Puedes comer hasta medio kilo de carne al día a la plancha o al horno, y tres tomates crudos, y beber como mínimo 1 litro y medio de agua o líquido a través de la sopa quemagrasas. A estas alturas ya estaréis hartas de tanta sopa pero hay que obligarse a tomarla.
  • Día 6 de la dieta de la sopa: El sexto día se comen verduras y carne magra, preferentemente pavo o pollo, (si es ternera las partes más magras y con menos grasa) o pescado blanco. Y sopa, seguimos con la sopa quemagrasas… al menos una vez al día.
  • Día 7 de la dieta de la sopa: Séptimo día ¡introducimos el arroz, yupiii! Eso sí, tiene que ser arroz integral, que podemos comer con verduras hasta saciarnos, y seguimos con la sopa quemagrasas. Para beber podemos tomar zumo de frutas naturales.

Algunas cosas importantes a tener en cuenta:

  • Recordad descansar mucho, es posible que vuestro cuerpo se resienta y sintáis cansancio y dolor de cabeza al entrar en cetosis. No os preocupéis, es un estado en el que entra el cuerpo cuando no tiene hidratos para quemar como principal combustible, y en ese momento empieza a quemar grasa. Esa flojera pasará a los 3 días y empezaréis a sentiros mejor y con energía, pero recordad beber mucha sopa para reponer la pérdida de sales minerales. Como también se pierde potasio, a partir del 4º día es importante tomar los plátanos recomendados, y la leche desnatada para frenar la pérdida de calcio.
  • Si vais a probar esta dieta de la sopa quemagrasa hay que beber abundante líquido, bien en forma de agua o tisanas, la misma sopa, o zumos naturales de fruta los días permitidos. No se deben beber bebidas gaseosas, incluso si se trata de bebidas light o zero.
  • Parece evidente pero por si acaso lo mencionamos: prohibidos los dulces, las pastas, el pan, el arroz o cualquier tipo de hidratos de carbono de absorción rápida. Limítate a tomar lo que se indica cada día si quieres seguir correctamente la dieta. Sí, también en el desayuno hay que seguir las indicaciones dadas, así que olvídate del café con tostadas.
  • Haz ejercicio si de verdad quieres notar los resultados, y no dejes que sea algo puntual ¡incorpora el ejercicio a tu vida diaria! Camina a paso rápido, sube escaleras… hay muchas formas de hacer deporte sin complicaciones. No obstante es posible que los 3 primeros días os sintáis flojos, en ese caso descansad y no forcéis al cuerpo.
  • Por favor, seguid las recomendaciones y no hagáis esta dieta más de 7 días seguidos.
  • Una vez finalizada, si queréis mantener los resultados es el momento de cambiar de hábitos y empezar a comer de forma saludable y equilibrada, incorporando todos los grupos de nutrientes, y haciendo ejercicio de forma regular.

Ya nos contaréis si habéis hecho la dieta de la sopa quemagrasa alguna vez y qué resultados os ha dado, parece que en general la gente que la ha hecho les ha funcionado bien y están contentos. Yo por ejemplo, creo que nunca podría empezar el día bebiendo sopa, aunque sí la veo muy útil para sustituir algún día puntual una comida como una terapia de desintoxicación, porque en sí es una sopa de verduras muy saludable, pero insisto, no hay mejor dieta que comer bien y de forma equilibrada y hacer ejercicio.

¡Ya nos contaréis!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cola de caballo, ¿es adelgazante?

Batidos detox: 10 zumos detox fáciles y sanos

Imágenes: Ana María Gutiérrez

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *