0

Soy bisexual test

Saber si eres lesbiana

Te desagradan los órganos masculinos?te dan repulsión o asco? Si, definitivamente No, para nada Tal vez un poco.
Cuando entras a un lugar y vez personas de ambos sexos, cual es el que buscas primero? cual vez si esta mas [email protected]? Obviamente, a los chicos Las chicas <3 Creo que ambos por igual No me fijo en eso XD.
Si te dicen que imagines a ti teniendo un romance pasional algo super lindo con quien te imaginaste? Un hombre Una mujer No pude imaginar nada .
Cual crees que seria el mejor genero para tener una relación amorosa o una cita, con cual te sentirías mas cómoda? Femenino Masculino Por el momento no me interesa nada con nadie.
Estas a favor o en contra de que [email protected] homosexuales adopten niños? Claro JAMAS! Me da igual, no es mi problema.
Tengo miedo de hablar sobre mi sexualidad, lo que siento y pienso? Si, es difícil hablar con mi familia No, para nada Puedo ser muy abierta con mis amigos Creo que mi familia y amigos entendería, creo que no tengo problema en decirlo Tengo la confianza de hacerlo con cualquiera pero no quiero hacerlo, prefiero guardar el secreto No se.

127 Compartir

Soy de la opinión de que internet, como punto de reunión para personas con tus mismos intereses, no tiene precio. Es una herramienta fascinante, y es una maravilla cómo nos resuelve casi todas nuestras dudas, incluso las más tontas. O no, porque también nos resuelve algunas de las más vitales. Muy seguramente muchas de las que me estéis leyendo hayáis consultado en algún momento de vuestras vidas «cómo saber si soy lesbiana» en google, y mágicamente un universo se haya abierto ante vuestros ojos. Porque sí, porque tener dudas es normal, y está bien, y quizá tecleando esas cinco palabras vuestra vida haya dado un giro hacia mejor.

Pero en internet no es oro todo lo que reluce. Qué os voy a contar que no sepáis ya. Sin ir más lejos, el otro día en la redacción nos topamos con un artículo de una web muy leída que prometía exactamente eso, resolver nuestras dudas sobre nuestra «sexualidad». Y está todo tan mal y es tan absurdo que no hemos podido resistirnos a compartirlo con vosotras.

¿Cómo se si me gustan las chicas?

Si te lo estás preguntando. Si te estás haciendo este tipo de preguntas, probablemente la respuesta sea sí, tener dudas es normal, pero si son constantes es que ya no son dudas, son afirmaciones.

Mira, no. Las dudas constantes no son afirmaciones. Pero sigamos.

Si no te atraen los hombres. Puede que hayas tenido muchas relaciones sexuales con chicos, pero últimamente ya no te apetece, no te atraen igual y cuando estás en la cama con uno ya no te satisface tanto.

Si tienes una mala racha con tu novio, o con los chicos que conoces, ya sabes: lesbiana perdida. Además, eso no es que no te atraigan los hombres, pero vale. Estamos dejando pasar muchas cosas, PERO VALE.

Te fijas en las mujeres. Si las miras mucho y de un modo diferente, por ejemplo, estás en una fiesta y en vez de mirar al chico guapo de turno, te fijas en una chica bonita que baila en medio de la pista.

¿Y si en vez de fijarte en el chico guapo de la fiesta te dedicas a jugar con un perrete? ¡Todo tu sistema moral se vendría abajo!

Tus fantasías. Todas en algún momento tenemos fantasías eróticas con chicas, pero si sólo tienes fantasías con mujeres es que te gustan más de lo que piensas.

Las fantasías, como su propio nombre indica, no son reales. Son sueños. Puedes fantasear con lo que te de le gana.

Sentimentos de amor. Si no haces más que pensar en una mujer que acabas de conocer, en su pelo, en su forma de andar y en su figura, es un síntoma de que te estás enamorando de ella.

Big news: la vida NO es una canción. ¿Enamorando de ella? Pero qué dice.

Si después de leer esto sigues sin estar convenida de que eres lesbiana puedes hacer un test, se llama la escala de Kinsey y son 13 preguntas de verdadero o falso para definir si estás más cerca de la homoxesualidad o de la heterosexualidad.

Esta señora nos quiere hacer lesbianas a todas, y a toda costa, y ser bisexual es algo que no se contempla, al parecer. «Más cerca de la homoxesualidad o de la heterosexualidad», en mi pueblo, se llama ser bisexual.

La segunda parte del artículo, en la que te anima a salir del armario, es la que más me gusta. ¿Has tenido una fantasía con una chica? ¡Pues corre, deja todo lo que estés haciendo y cuéntale a tu hermana que eres lesbiana!. Pero lo que nunca, nunca le voy a perdonar es lo siguiente:

Conoce a chicas. Nada de pensar que te va a ser difícil encontrar a una chica como pareja, al contrario, vas a encontrar muchas, sal de fiesta a un bar y déjate seducir por el ambiente.

PERO QUE ES MENTIRA, QUE ENCONTRAR NOVIA ES MUY DIFÍCIL. Esto es dar falsas esperanzas y está feo. Muy feo. Así que nada, pequeñas croquetas, con este tipo de textos tan *inserte el adjetivo que se prefiera aquí nos tenemos que topar todos los días. TODO MAL.

127 Compartir

Es posible no ser 100% heterosexual: el test para salir de dudas

Si te pusiste un poco hot al ver a tu amiga haciendo topless en la playa o te sentiste sexualmente excitado cuando tu compañero de Crossfit buenorro se quitó la camiseta y paseó sus abdominales sudados por el box, haz el siguiente test. Está basado en la escala de Kinsey. “What?”. Espera, que te lo explicamos, que en Yasss estamos como cabras montesas pero también somos un espacio cultural y de servicio público.
Alfred Kinsey fue un biólogo que creó una escala que marca siete grados de comportamientos sexuales diferentes. Vamos, que entre hetero, bisexual y gay hay matices y eso es algo que Kinsey quiso dejar claro ya en 1948. ¡Y tú que pensabas que Anita Obregón era la bióloga más moderna…! Según el estadounidense, las actitudes sexuales de cada persona, sus preferencias, gustos y vida sexual marcarían en qué grado de la escala se encuentra. Así que, como te comentábamos, teniendo en cuenta esto, puede que no seas tan heterosexual como pensabas. ¡Ve haciéndote con la bandera arcoíris y, SIEMPRE, viva la diversidad!

Últimamente te estás haciendo esta pregunta. En realidad de hecho, te fuiste de tu ciudad natal hace unos años por que no te atrevías a hacértela, (ni mucho menos a responderla). Eres una mujer adulta y madura, no obstante sabías que algo, una parte muy profunda de ti no estaba brillando, estaba totalmente apagada. Fue en un primer beso con una mujer, cándido, breve, cargado de miedo y a escondidas en un puente cuando te diste cuenta de que había llegado el momento de pensar.

¿Soy lesbiana o bisexual?

Y es que claro, llevabas tantos años manteniendo relaciones con hombres, ¡qué estás hecha un absoluto lío! ¿Y ahora qué?, ¿solo mujeres?, ¿mujeres y hombres?, ¿y viceversa?, (jajaja). No, en serio, que no cunda el pánico, vamos a intentar dilucidar si podemos responder a esta pregunta haciendo otras a través de un pequeño test, aunque en realidad la respuesta está en ti…

Test para saber si soy 100% lesbiana, bisexual o solo heterocuriosa

¿Tienes fantasías más bien con mujeres, con hombres o un poco con ambos?

  1. A) Mujeres, totalmente
  2. B) Mujeres y hombres
  3. C) Casi siempre con hombres aunque hubo una chica que conocí que…

Cuando piensas en un hombre, ¿te entran más bien..?:

  1. A) Arcadas
  2. B) Pues depende, algunos hombres me activan, la verdad.
  3. C) Mi gustar.

Cuando estás o has estado con un hombre manteniendo relaciones, ¿qué ha pasado?
A) Puaj, ¿perdón?, ¿con un hombre dices?

  1. B) Pues bien, con algunos he disfrutado mucho, y con algunas también.
  2. C) Qué lo he gozado.

Respuestas al test

MAYORÍA DE RESPUESTAS A):

Vamos a ver, eres muy lesbiana y eso es fantástico. Si acabas de darte cuenta y te has, sincerado contigo misma, bienvenida al mundo bollo, te va a encantar y les vas a encantar. No tengas miedo de ser tú, ahora sí que vas a brillar. Por cierto, en esta página vas a encontrar mogollón de recursos si te sientes perdida. ¡A disfrutar que se te han pasado muchos años!, pero ya sabes, nunca es tarde si la dicha es buena.

MAYORÍA DE RESPUESTA B):

Parece que eres bisexual, y te cuento una cosa interesante; no tienen por qué gustarte las mujeres y hombres con la misma intensidad, ni frecuencia. Puede que pases por etapas muy lésbicas y por etapas muy heteros y es absolutamente normal. Ahora que has descubierto que también te gustan las mujeres, ábrete al mundo femenino pero no te cierres puertas en el masculino, recuerda: la bisexualidad es una orientación en sí misma, que nadie te presione.

MAYORÍA DE RESPUESTAS C):

¡Hola chica heterocuriosa! Parece que has tenido algún flechazo con alguna chica y no te lo esperabas, ¿verdad? Pues no nos pongamos etiquetas y pásatelo bien, no todo tiene por qué ser tan rígido, por suerte la sociedad cada día tiene más sitios para todo el mundo. Sigue viendo a esa chica si te apetece, ¿por qué no?

VER: Las mujeres lesbianas y bisexuales más sexys del mundo

Esperamos haberos ayudado en este breve artículo, un abrazo a todas, ¡y muy feliz día!

Raquel Moya, Psicóloga LGTB
¿Y Psi hablamos?

«Estaba borracho y se lo dije a mi mujer»: así es ser un hombre bisexual

28/09/2019 05:00 – Actualizado: 28/09/2019 13:23

Los antiguos griegos no asociaban las relaciones sexuales con etiquetas binarias. Los hombres que tenían amantes masculinos no eran identificados como homosexuales, y podían haber tenido esposas u otras amantes femeninas. De hecho, textos religiosos de la Grecia antigua reflejan prácticas culturales donde incorporan temas bisexuales.

En la sociedad actual existe una necesidad de etiquetar los gustos sexuales de cada uno. Respecto a la bisexualidad, a pesar de que cada vez más jóvenes se identifican con esta preferencia, la cantidad de hombres que deciden contar sus querencias es bastante baja, según muestra un estudio de Yougov.

Muchos varones bisexuales deciden no salir de ‘este armario’ por los estereotipos negativos que lo rodean: parecen incapaces de ser monógamos, son más propensos a ser infieles, en realidad son homosexuales o que seguramente tengan enfermedades de transmisión sexual.

Además, los hombres ‘bi’ pueden llegar a enfrentarse a lo que se llama doble discriminación: no se sienten aceptados por la comunidad heterosexual, ni tampoco por la homosexual. Para los que puedan sentir dificultad a la hora de mostrar en su entorno lo que sienten, varios hombres cuentan su experiencia para ayudar a liberarse a otros bisexuales.

Más fácil en ciudades grandes

Antonio, un navarro de 22 años que actualmente vive en Madrid, explica a El Confidencial que estaba «encerrado en el armario»: «Hace unos meses le conté a todo el mundo que me gustaban los tíos y las tías». «Soy de un pueblo pequeño y allí me sería impensable haber confesado mis gustos, todo el mundo pensaría que solamente soy gay», confiesa el joven. Pero desde que estudia en Madrid descubrió, «que no es raro sentirse atraído por ambos sexos».

«Mis amigos madrileños lo entendieron perfectamente, de hecho no le dieron ninguna importancia, ahora me queda contárselo a mis amigos del pueblo», cuenta con una risa vergonzosa. «Ahora me siento mucho más liberado, he dejado el rayarme tanto la cabeza con este tema, es algo normal», concluye.

La visibilidad para salir de armario fue clave. Ver a otros hombres bi vivir abierta y auténticamente me ayudó a salir

Jorge, un estudiante de medicina de Ávila que también vive en Madrid, cuenta que «sabía que era bi desde los 13 años». Eso si, no se atrevió a contarlo hasta que tuvo 21 años. «La visibilidad fue clave para que decidiese mostrarme tal y como era. Ver a otros hombres bi contarlo sin problema y vivir abierta y auténticamente me ayudó considerablemente».

Igual que le pasaba a Antonio, al abulense le asustaba mostrar su sexualidad en su cuidad natal. Mudarse a la capital, donde conoció muchos amigos LGBT, le acercó a una comunidad que le apoyó, «más de lo que podría haber imaginado». «Eso fue lo que me hizo dar el paso. Ahora me siento libre de hacer lo que quiera», concluye.

Una situación global

Pero el miedo de los hombre bisexuales a ser estigmatizados no solo sucede en nuestro país. Cruzamos el charco hasta Estados Unidos de la mano de la revista ‘Men’s Health’ para comprender que este miedo puede suceder en cualquier parte del mundo.

Mike, de 35 años, explica la difícil situación que vivió: «La primera persona a la que se lo conté fue a mi esposa. Recuerdo que estaba súper borracho. No tenía ni idea de qué decir, pero sabía que una vez que lo hiciera la vida que había construido con ella durante siete años terminaría». «Le dije, ‘soy bi’, y recordé todas las veces que ella me había preguntado si me gustaban los hombres», y es que una relación anterior de ella terminó porque su exnovio le confesó que era gay.

Una pareja bisexual. (iStock)

«Siempre dije que no, tratando de decirlo con la confianza con la que lo diría un hombre heterosexual. Recordé todas las cenas con amigos en las que argumentaban que ‘ningún hombre podía ser bi. Es solo una escala en el camino hacia Gaytown’, mientras, sin saberlo, me estaban destrozando por dentro», explica.

El americano recuerda haber dormido en el sofá la noche que lo confesó: «Caían lágrimas en mi almohada mientras pensaba en cuánto me odiaba a mi mismo por salir del armario. Tenía 30 años. No podía vivir otro día más en una mentira». «Fueron las dos palabras más difíciles de decir en voz alta, pero lo necesitaba para llegar a la verdadera felicidad y aceptarme».

‘Soy bi’ fueron las dos palabras más difíciles de decir en voz alta, pero lo necesitaba para llegar a la verdadera felicidad y aceptarme

A Thomas, un estadounidense de 44 años fueron las asociaciones de colectivos LGTB las que le ayudaron a contar que era bisexual. «Toda mi vida luché contra mi sexualidad, hasta que descubrí quién era», explica. «Hubo un programa de televisión que me ayudó mucho: ‘Schitt’s Creek’. David Rose era un personaje que nunca había visto representado antes. Él no entendía por qué no encajaba en los espectros de heterosexual u homosexual. Lo mismo que me pasaba a mí», relata Thomas.

«En septiembre me puse en contacto con el Centro LGBT de Nueva York y me apunté a un programa para entender mi identidad», relata el estadounidense. Sin ellos no hubiera tenido «la confianza para comenzar a mostrarlo a todo el mundo», señala al tiempo que destaca que casi un año después está mucho más cómodo consigo mismo.

¿Cómo explico que ser bisexual no quiere decir que no soy monógamo?

A continuación, la versión español de la columna titulada “Sex & Relationships”. La misma es parte de la revista Impact de Lambda Legal y estará disponible solo para socios a partir del 14 de agosto. Hazte socio de Lambda Legal para recibir la revista.

Nos cuentas tus preocupaciones más íntimas. Nosotros les preguntamos a los expertos.

R: La bisexualidad es una orientación no una descripción de lo que pasa en la vida de una persona en un momento específico, como ya sabes. Quiere decir que uno tiene el potencial de sentir atracción por más de un sexo o género, no necesariamente un sentido de más o menos monogamia que los demás.

Explicarle esto a gente que no es bisexual a veces es difícil.

La experta en asuntos sexuales, Kelly Wise, nos indica con un poco de ironía: “Tal vez le puedes preguntar a tus amigos que no son bisexuales y que están felices en sus relaciones si es que tal vez están infelices porque no pueden tener sexo con todas las personas a las que se sienten atraídos”.

La abogada de Lambda Legal, Nancy Marcus, se pregunta si tus amigos tal vez piensan que la bisexualidad es lo mismo que el poliamor.

Lo que queda claro, dice Nancy, es que muchas personas sienten la necesidad de decidir rápidamente si alguien es gay o straight solo por saber el sexo de su pareja. Pero no hay nada parecido en el caso de la gente bisexual.

“El solo estar con hombres o mujeres, tanto transgénero como cisgénero, o con personas de género fluido o gender fluid, no hace que una persona sea menos bisexual, siempre y cuando una persona tenga el potencial de sentirse atraído a otras personas también”.

Más información en inglés en BiNet.

Alfred Charles Kinsey fue uno de los pioneros de la investigación sexual humana. Kinsey recopiló en su obra, El comportamiento sexual en el hombre, miles de entrevistas personales. Sus resultados han coincidido en gran medida con los posteriores estudios sobre la conducta sexual masculina realizados en otros países y en otros momentos diferentes. Sobre la base de más de 5.300 entrevistas personales con hombres de etnia caucásica, Kinsey llegó a una serie de conclusiones acerca de la homosexualidad masculina:

  1. El 37% de los hombres entrevistados experimentaron alguna vez un orgasmo homosexual a partir de la adolescencia.
  2. El 13% de los varones sintieron deseos homosexuales, sin que se produjera por ello contacto físico alguno.
  3. El 25% de ellos tuvieron experiencias homosexuales no incidentales entre las edades de 16 a 55 años.
  4. El 18% mantuvieron igual número de relaciones heterosexuales que homosexuales durante un período mínimo de 3 años, entre las edades de 16 a 55 años.
  5. El 10% tuvo una conducta estrictamente homosexual durante un período de 3 años como mínimo y entre las edades ya reseñadas.
  6. Sólo un 4% manifestaba una conducta estrictamente homosexual durante toda su vida y ya manifiesta durante la adolescencia.
  7. La homosexualidad existía a todos los niveles sociales y ocupacionales.

En su trabajo de 1953 sobre el Comportamiento sexual en la mujer, Kinsey realizó 5.490 entrevistas a mujeres caucásicas deduciendo que:

  1. Un 13% de mujeres habían experimentado algún orgasmo homosexual a partir de la adolescencia.
  2. Sólo un 3% de las mujeres habían sido predominantemente homosexuales durante un período de 3 años como mínimo.
  3. Las mujeres, en contraste con los hombres, no solían ser promiscuas y tenían sus relaciones homosexuales sólo con 1 o 2 compañeras en el 71% de los casos.

Estos resultados, llevaron a Kinsey a confeccionar la Escala de Kinsey sobre la heterosexualidad-homosexualidad, donde el grado 0 manifestaba una heterosexualidad completa sin ambages y el 6 una homosexualidad exclusiva y dominante. Kinsey afirma que la mayoría de las personas se encontraban dentro del número 1 o 2 en su escala.

Ahora puedes descubrir tú misma tu sexualidad con el test de Kinsey ¿Desmontaremos sus conclusiones?

Mis fantasías sexuales son con:

Exclusivas con el sexo contrario Generalmente con el género contrario y muy raramente con el mismo Generalmente con el género contrario y a veces con el mismo Con ambos Con el mismo género y a veces con el contrario Exclusivamente con el mismo

La idea de tener un encuentro sexual con alguien del mismo género me resulta:

Deseable Seductora Interesante Tolerable Negativa Repugnante

La idea de tener sexo con alguien del género contrario te resulta

Deseable Seductora Interesante Tolerable Negativa Repugnante

He tenido sexo con:

Solo con el género contrario Con el género contrario casi en exclusiva, he experimentado con el mismo Con ambos géneros Generalmente con el mismo género y, a veces, con el contrario Solo con el mismo género Soy virgen

Me etiqueto como:

Heterosexual Heterosexual abierto a nuevas experiencias sexuales Bisexual Homosexual abierto a nuevas experiencias sexuales Estrictamente homosexual

Me siento emocionalmente unida/unido:

Solo al género contrario Generalmente al género contrario, a veces al mismo A ambos géneros Generalmente con el mismo género, a veces con el contrario Exclusivamente con el mismo género Test de Kinsey 0 Exclusivamente heterosexual, sin rasgos homosexuales 1 Predominio heterosexual, accidentalmente homosexual 2 Predominio heterosexual, homosexual en grado mayor que el accidental 3 (Bisexual) Heterosexual y homosexual: por igual 4 Predominio homosexual, más que accidentalmente heterosexual 5 Predominio homosexual, accidentalmente heterosexual 6 Exclusivamente homosexual

test para saber que eres (les, bi o hetero)

de pequeña(o), que juguetes eran tus favoritos muñecas. Te gustaba peinarlas, vestirlas, maquillarlas, etc. choches. te divertias haciendo soniditos como si fuera el motor. deportes. pasabas horas jugando al futbol o baloncesto. pistolas. me encantaba matar en videojuegos. no salia de casa, era muy hogareña(o).
si tu madre hacia que parecieses mas femenina tu: te la quitabas inmediatamente aparentabas que te gustaba por complacerla te encantaba ni te gustaba ni te disgustaba, te daba igual.
cuando tus amigos hacen una burla de tema homosexual tu: te ries porque tiene gracias, pero no te parece bien te partes de risa les aclaras la gracias no te ries y te vas.
si alguna vez te dijeran que eres lesbiana tu: te enfadarias te reirias pero te alegras por dentro les dices que lo eres no diria nada poque me da igual.
si una chica guapa te propusiera tener algo con ella tu: dirias que tienes novio (aunque sea mentira) te lo pensarias seriamente dirias: «porsupuesto que no» dirias: «encantada».
cuando ves a una pareja lesbiana en tv tu: piensas: que lindas miras para otro lado para que no sepan que te gusta comienzas una conversacion con quien sea porque te desagrada cambias de canal.
cuando ves a kate moennig tu: piensas me encanta: quisiera enrrollarme con ella la admiras y quieres parecerte a ella no te gusta ni te disgusta, es una persona mas.
si has viso THE L WORD, que personaje es tu favorito: shane mccutcheon jenny shecter bette porter helena peabody alice pietzequi tina kennad kid porter dina fearbanks.
te daria miedo admitir tu sexualidad no, que va! un poco, sobretodo con mis padres y amigos muchisimo.
con quien te llevas mejor con mi madre, la adoro! con mi padre, es mi mejor amigo con ambos, es un cariño compartido.
te verias alguna vez con una mujer si, dentro de poco creo que no si y me encantaria.

Test: ¿Tienes potencial bisexual?

  • ¿Cuáles son tus fantasías más secretas?
  • ¿Qué relación mantienes con tu sexo?
  • ¿Te gusta el sexo?
  • ¿Eres todo un experto en el KamaSutra?
  • ¿Estás listo/a para el tantra?
  • ¿Cómo eres de sensual?
  • ¿Eres demasiado pudoroso/a?
  • ¿Qué tipo de amante eres? El test de 50 Sombras de Grey
  • Pon a prueba tus conocimientos sobre las prácticas sadomasoquistas
  • ¿Eres sexualmente inteligente?
  • ¿Juguetes sexuales en tu relación?
  • ¿Sabes despertar el deseo?
  • ¿Tu vida íntima necesita un empujón?
  • ¿Te corta plantear novedades a tu pareja?
  • ¿Cuál es tu verdadera edad sexual?
  • ¿Cuál es tu estilo de juguetes sexuales?
  • ¿Eres un experto en el vocabulario del sexo?
  • ¿Qué chica Bond eres?
  • Mide tu apetito sexual
  • Preliminares: ¿sabes volverla loca?
  • ¿Estás obsesionado con tu rendimiento sexual?
  • Test de las 1001 perversiones sexuales
  • Pornografía: ¿a favor o en contra?
  • Evalúa tu función eréctil
  • ¿Eres una bomba sexual?
  • ¿Eres adicto al sexo?
  • ¿Qué sabes sobre el punto G?
  • ¿Cómo es el sexo para los hombres?
  • ¿Lo sabes todo sobre el pene?
  • Pon a prueba tus conocimientos: la sexualidad después de los 50 años.
  • ¿Tienes relaciones sexuales seguras?
  • Pon a prueba tus conocimientos: ¡Todo sobre el orgasmo!
  • ¿Qué sabes sobre la menopausia?
  • ¿Qué sabes sobre los anticonceptivos?
  • ¿Qué sabes sobre los afrodisíacos?
  • ¿Sabes incrementar su libido?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *