0

Sujetadores reductores intimissimi

Sujetador push-up: aprende a elegir el tuyo

Sujetador push-up: aprende a elegir el tuyo

Los sujetadores push-up se han convertido en el mejor aliado de la mujer para lucir un escote irresistible sin tener que pasar por el quirófano.

Gracias a su almohada integrada en las copas, elevan los pechos y los hacen parecer más grandes. La gran mayoría de ellos están rellenos de fibras sintéticas aunque también se pueden comprar rellenos de silicona o incluso de agua que proporcionan aún más una apariencia de senos naturales.

Pero además de para realzar y embellecer el busto, los sujetadores deben, como su propio nombre indica, sujetar de forma correcta el pecho. Por este motivo, debes realizar una buena elección a la hora de comprarlo.

Lo primero que debes hacer es conocer la verdadera talla de sujetador que tienes. Para ello, toma con una cinta métrica la medida de tu contorno de espalda justo por debajo del pecho. Obtendrás la talla de tu sujetador pero, además, debes de conocer la medida de copa que tienes.

Rodea de nuevo tu espalda con el metro pero coge el contorno del pecho pasando por el pezón. Resta a la medida anterior al nuevo resultado y comprueba tu tallaje según la siguiente correspondencia:

-10 cm: copa A
-15 cm: copa B
-17 cm: Copa C
-20 cm: Copa D
-23 cm: Copa E

A la hora de probarte tu push-up debes de tener en cuenta las siguientes cuestiones:

-La unión entre las dos copas debe de tocar tu piel aunque no debe presionarte demasiado.

-Las copas deben por completo recoger todo tu pecho

-Los aros tienen que estar siempre por debajo del busto, incluso cuando levantas los brazos.

-La tira de atrás tiene que quedarte exactamente a la misma altura que tus pechos, nunca más arriba.

Los push-up no sólo están pensados para las mujeres con poco pecho sino también para las de senos grandes, ya que esta tecnología ofrece un apoyo mayor que el resto de sujetadores lo que permite liberar el peso de la espalda.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Brasieres Push Up, ideales para aumentar la talla hasta 2 copas

Cortesía: La Senza

¡En el amor propio todo se vale! y la autoconfianza es algo vital para sentirse bien cada día, así que algunos trucos, como los brasieres que aumentan la talla de tus senos, son totalmente válidos.

Por eso queremos contarte algunos detalles de este tipo de prendas y consejos de cómo usarlos para que siempre los luzcas confiada y cómoda.

¿Cómo funcionan los brasieres para aumento del busto?

Samohin / iStock / Thinkstock

Estos brasieres, conocidos también como push up, salieron al mercado desde finales de la década del 60, pero fue 20 años después que tomaron un verdadero auge, que se mantiene hasta la fecha.

El secreto de su funcionamiento radica en sus copas angulares que se rellenan con una pequeña inserción de almohadillas que pueden ser de distintos materiales como gel, aire o silicona, empujando los senos hacia arriba y hacia adentro, lo que los une al centro del pecho.

Conoce: Las ventajas de tener pechos pequeños.

La tecnología ha hecho cada vez más cómodos y sensuales estas prendas, convirtiéndolas en una de las favoritas de las mujeres de busto pequeño, que encuentran aquí una ayuda para realzar sus atributos.

Las tendencias actuales van encaminadas a los colores oscuros, y detalles como encajes, pedrería o lentejuelas sobrepuestos en las copas de los brasieres, como las que maneja la marca La Senza, en su nueva colección Hello Sugar, que aumentan la talla hasta 2 copas.

Mira también estas 5 prendas de lencería que ellos aman ver en una mujer.

Algunos consejos para usar los push up

ruzanna / iStock / Thinkstock

  • Lo más importante a la hora de comprar una de estas prendas es probar la talla que te quede bien, normalmente ese tipo de sostenes levantadores sólo se fabrican hasta una copa C, porque están pensados para mujeres de busto pequeño.
  • Al respecto lo ideal es escoger un sostén que al abrocharlo en el gancho exterior te resulte muy cómodo.
  • La parte trasera del brasier nunca puede quedar más arriba que la parte frontal, pues esto indica que los tirantes están mal ajustados, o aun peor, que la talla que escogiste está demasiado justa para ti.
  • Cada 6 meses debes revisar, por si has adelgazado o engordado, pues esto hace que el brasier quede suelto o apretado.
  • Al ponértelo, inclínate hacia adelante 45 grados y después coloca cada seno en su copa.
  • Ajusta los tirantes de tal manera que levanten tu busto, pero sin lastimar tus hombros.
  • Para un escote de apariencia natural, los push up de aros separados dan este resultado.

No dejes de leer: Lo que el color de lencería dice sobre ti.

¿Cómo usas este tipo de brasieres? Cuéntanos que otros secretos tienes para lucirlos.

¿Recuerdan cómo Eva Herzigova paralizó el mundo en los 90 cuando se convirtió en la señorita Wonderbra? Aquella campaña en blanco y negro, aquel Mírame a los ojos… he dicho a los ojos convirtió en leyenda a la checa y supuso una auténtica revolución en los armarios femeninos: aterrizaba el sujetador que prometía subir de talla sin pasar por quirófano. Un escotazo de infarto gracias al ‘push up’. Falsear la talla de sujetador fue un auténtico éxito. Se vendieron millones de unidades, los expertos en belleza aseguraban «que toda mujer debería tener un wonderbra» y hasta se dijo que los carteles de Herzigova mirando sus pechos con un Hello boys impreso provocaban accidentes de tráfico allá donde se colocasen. Los 90 fueron la era de la llamada democratización del escote: cualquier fémina podía aspirar a tener la delantera de Herzigova y cualquiera podía soñar con parar el tráfico… siempre que llevase el sujetador milagroso puesto.

De la oda al artificio de los 90 hemos pasado al elogio del minimalismo. Pregunten a cualquier mujer cuál es su momento favorito del día. Si le responde sinceramente, posiblemente dirá que cuando llega a casa y se quita el sujetador. Muchas también responderán que ni esos estampados infantilizados, ni ese encaje que provoca rozaduras o los sujetadores-prisión que inundan el mercado son santo de su devoción. Porque el sostén no es solo ese fetiche sexual de la fantasía masculina. El sujetador es una prenda que se viste, por norma general, 7 días a la semana y 365 días al año. Dos décadas después del «más siempre será mejor» hemos pasado al «menos es más» en lencería.

Ese, precisamente, es el lema de Negative Underwear, una firma estadounidense de la que todo el mundo habla y que está revirtiendo las reglas de la sensualidad femenina. Lauren Schawb y Marisa Vosper, sus fundadoras, creen que comodidad y diseño minimalista pueden conjugar con sentirse sexy. «Hace cinco años nos dimos cuenta de las mujeres odiaban sus sujetadores, por eso creamos una línea de ropa interior centrándose en otro lado del universo de la moda: queríamos resolver un problema, no desbarajustar más el mundo y, obviamente, los sostenes eran el reto a afrontar», explican por correo electrónico.

Una de las propuestas del lookbook de Negative Underwear.

Negative underwear

Sus creadoras decidieron investigar a qué se enfrentaban antes de encarar la empresa. «Fue muy clarificador ver cómo el mercado estaba dominado por hombres, desde las fábricas a los tejidos, pasando por los fabricantes de elásticos o el diseño de las grandes marcas (y de las pequeñas también)», apuntan. Aunque creen que no es atribuible el hartazgo de las consumidoras con un mundo dominado por la mirada masculina, tanto Schawb como Vosper toparon con un gremio en el que la funcionalidad brillaba por su ausencia. «En la investigación de producto encontramos muchísimos aspectos relacionados con la incomodidad y que eran poco prácticos. Cosas como elásticos muy finos que hacían demasiada presión, bordados arbitrarios, adornos que se clavan, cuerdas que se marcan bajo la ropa (o sobre el cuerpo). Hasta algo tan (aparentemente) obvio como las etiquetas, porque todavía es un misterio para nosotras por qué la lencería sigue llevando etiquetas».

Una serie de excesos que poco ayudan al día a día femenino y que, además, puede causar hartazgo, como demostró su investigación sobre las consumidoras. «Se hizo más que palpable una derrota e indiferencia rozando el disgusto: las mujeres no adoraban su ropa interior, pero tampoco veían muchas opciones disponibles para mejorar la situación», cuentan. O cómo bien resumen en su cuenta de Instagram: «¿Sabes de todos esos sujetadores en tu cajón que nunca te pones porque son a) incómodos y horribles, b) vergonzosamente viejos, c) mal hechos y d) te hacen más escote que a Dolly Parton? Sí, pues esto no es así».

Una foto publicada por Negative (@negativeunderwear) el 28 de Mar de 2015 a la(s) 7:50 PDT

Con su firma minimalista, los rellenos brillan por su ausencia (y el push up también). El pecho vuelve a su armonía natural. «Negative no es una firma ‘anti push-up’, simplemente ofrecemos un producto diferente y un mensaje distinto para un público que busca salirse del status quo». Cuando dicen status quo se refieren a Victoria’s Secret. El gigante lencero. «Victoria’s Secret es una de las marcas con más éxito de todos los tiempos. Líderes de mercado con una estrategia de marketing líder. Su ideal de lencería pasa por el push up, sí. Desde nuestra perspectiva, si un push up te hace sentir bien y te hace sentirte orgullosa, vístelo. Por otro lado, si te hace sentir incómoda, acaba con él y encuentra algo mejor».

Para estas mujeres que defienden que «Diana Vreeland o Emily Dickinson» posibliemente serían fans de su marca, la industria de la lencería vive una era de cambios con nuevas voces y nuevas perspectivas. «No es que las mujeres no quieran sentirse sexis nunca más, es que la definición de lo sexy cambia continuamente y seguirá cambiando. De la forma en que nosotras lo vemos, difícilmente te sentirás sexy y segura si no estás cómoda». Desde Oysho, la división lencera de Inditex, también perciben este cambio de rumbo. «Hemos notado una demanda cada vez más amplia de modelos de sujetador con formas más sencillas, triangulares y sin foam (relleno)».

Marissa Vosper y Lauren Schwab, fundadoras de Negative Underwear.

Negative Underwear

Y no son los únicos. Otra forma de vender lencería triunfa en la red con el apoyo del crowdfunding. Firmas como la británica Neon Moon han triunfado a base de publicitarse como la «lencería feminista», Dear Kate es otra marca que, como Lane Bryant, declara la guerra a los cuerpos perfectos de Victoria’s Secret y apuesta por ropa interior ultracómoda y favorecedora para todos los cuerpos (con iconos femeninos como Frida Kahlo o Marie Curie) y también tenemos a Feminist Style, que logró los 25.000 dólares de Kickstarter para lanzar una línea lencera de algodón con lemas antiviolación. Vaya, señorita Wonderbra, parece que la liberación del escote llega para quedarse.

Sujetadores

¿El sujetador perfecto? Para cada una, el suyo. Intimissimi satisface todas tus necesidades: un vestido escotado, sostén o ayuda para crear volumen. Elegir el mejor aliado para todos los días puede que no sea siempre fácil. Conocer tu talla supone sin duda un óptimo punto de partida. Mide el busto y la base del busto incluso en la tienda gracias a la ayuda de nuestras asistentes de venta. Intimissimi ofrece la posibilidad de elegir entre una amplísima gama de tallas gracias a las copas diferenciadas que van de la B a la E y que están previstas para la mayor parte de los modelos. Además de la ayuda que ofrecen las copas diferenciadas, Intimissimi propone rellenos extra, aros, bandas bajo el busto y ganchitos alargadores que permitirán que tu modelo preferido quede perfecto sobre tu cuerpo. Prueba todas nuestras propuestas: desde el sostén natural del balconette Sofia, al novísimo Irina para bustos abundantes o el imprescindible Eleonora que aúna la elegancia de los sujetadores Intimissimi con la moda del bralette. Ante cualquier duda, tanto en tienda como online podrás servirte de nuestro asesoramiento y experiencia para recibir cualquier aclaración y consejo sobre nuestros productos. Consulta la guía de producto y de tallas para todos los detalles. ¿Aún tienes dudas? Ponte en contacto con el Servicio al cliente. Proponemos a cada mujer sujetadores que la acompañen durante toda la vida, conviértelos en tus aliados y deja que vayan siempre en sintonía con los cambios que experimenta tu cuerpo a lo largo del tiempo. El objetivo de Intimissimi es garantizar las vestibilidad de todas las prendas para evitar defectos que puedan resultar antiestéticos. Para ello, Intimissimi invierte mucho en la investigación de los materiales y las formas. Usamos tejido de Lycra® muy elástico, que viste perfectamente y permite libertad de movimientos, además de ser un válido aliado para expresar al máximo tu sensualidad. Del mismo modo, el algodón y la microfibra son dos materiales que no pueden faltar en tu cajón, no solo para la elección del sujetador de día, sino también para el perfecto para la noche. Garantizamos la calidad de los materiales utilizados en los productos que proponemos, ¡cuídalos! Para mantenerlos perfectos, te aconsejamos lavarlos a mano con detergentes delicados o en lavadora en la oportuna bolsita de protección para lavadora. También te aconsejamos que los guardes siempre extendidos en tu cajón de lencería para que las copas mantengan su forma natural.

Qué tener en cuenta a la hora de comprar un sujetador

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Hoy te ayudamos a poner fin a las copas que oprimen el busto, a los aros que se clavan y a los tirantes que aprietan hasta dejar marcas en los hombros. ¡Es hora de encontrar el sujetador que mejor se adapta a nosotras!

Elige la talla de sujetador adecuada

El error más habitual que cometemos a la hora de comprar un sujetador es elegir mal la talla. Recordamos brevemente cómo medirnos para dar con nuestra talla y copa correctas:
Es recomendable medirse el pecho sin ropa ni sujetador para que las medidas sean lo más reales posible.
– Contorno de tórax (talla): para conocer tu talla, mide el contorno del tórax por debajo del pecho. Deja cierta holgura en la cinta métrica, no tiene que estar muy ceñida. La longitud que obtengas será tu talla (85, 90, 95…)
– Contorno de pecho (copa): para obtener la copa, mide el contorno del pecho por el centro del mismo. Lleva el volumen obtenido a una tabla de medidas y comprueba a qué copa corresponde (A, B, C, D…).
Cada fabricante de sujetadores tiene su propia tabla de tallas, donde debes trasladar las medidas obtenidas para saber cuál es la correcta según el modelo y marca.

Descubre: Celebrities con los pechos operados, ¡antes y después!

© Getty

Conoce los tipos de sujetador y sus características

Una vez aclaradas las dudas sobre el tallaje, es importante saber qué tipo de sujetadores existen y qué características y beneficios pueden aportarnos según nuestro tipo de pecho. Antes de profundizar en los tipos de sostén, repasamos los dos grupos más populares en los que podemos clasificar a los sujetadores:
Sujetadores con o sin aros
Esa varilla curva a la que llamamos aro es la causante de la forma redondeada de las copas de los sujetadores. Hoy en día, muchos de estos modelos incluyen aros removibles que se pueden extraer fácilmente para darle diferentes usos como por ejemplo para dormir o descansar. Los sujetadores que no llevan esta varilla se denominan “sin aros”. Ahora es muy frecuente encontrar modelos en los que se ha sustituido el aro por uno simulado de espuma, consiguiendo la misma forma redondeada. En los últimos años, estos sujetadores han ganado una gran fama ya que hay muchas mujeres que no terminan de sentirse 100% cómodas con los sujetadores de varilla.
Sujetadores con o sin relleno
La elección del relleno depende del volumen y la forma del pecho, del escote y de la necesidad de “rellenar” que elijamos para nuestro busto. Los sujetadores con relleno recolocan el pecho y moldean su forma. Sin embargo, existen también sujetadores que redondean el pecho sin necesidad de relleno.

© Secret Wear

Tipos de sujetador según su patrón y características

Sujetadores básicos
Son los sujetadores que no tienen ninguna característica especial. Pueden llevar aro o no sucediendo lo mismo con el relleno. Suelen ser de tejidos lisos, copas con ligeros rellenos y escotes simples. Realizan la función para la que están fabricados: sujetar y mantener el pecho en su sitio. También se pueden encontrar con encajes y puntillas para darles un toque más sofisticado y femenino.
¿Qué mujeres deben usar sujetadores básicos?
Cualquiera con un pecho de tamaño medio y firme que no necesite ninguna característica especial. Mujeres jóvenes que empiezan a usar sujetadores cuando el volumen del pecho ya lo sugiere.
Sujetadores de gran capacidad
Los sujetadores de gran capacidad están diseñados para mantener y sujetar pechos voluminosos y pesados. Están fabricados en tejidos extra-resistentes con copas altas y profundas que recogen todo el volumen del pecho, para garantizar una fuerte sujeción en el día a día. Además, gracias al soporte extra que proporcionan sus tirantes más anchos, alivian el peso del pecho y facilitan la movilidad y comodidad de quien los lleva.
¿Qué mujeres deben usar sujetadores de gran capacidad?
Son perfectos para mujeres con pecho grande (copas C, D, E, etc.) que necesitan tener una buena sujeción sin renunciar al volumen y naturalidad de su pecho. Les ayudará a sentir menos peso en la espalda y a cuidar la sensible piel que recubre el busto, previniendo su caída.
Sujetadores reductores
Se caracterizan por tener copas altas y moldeadoras que cubren por completo el contorno del pecho. Los tirantes de los hombros son más anchos para aportar un extra de sujeción y comodidad. No tienen relleno, pues su función es “reducir” y los tejidos de las copas suelen ser más resistentes y rígidos o con costuras trasversales que ayudan a “aplanar los senos”. Los laterales y la espalda son más anchos que en los sujetadores normales y algunos cuentan con ballestas laterales y corchetes de cierre más grandes y resistentes para controlar y recoger todo el volumen lateral del pecho. Están fabricados en tejidos suaves para no dejar marcas en la piel y son capaces de reducir hasta 3,5 centímetros (2 tallas). Ahora también los podemos encontrar sin tirantes para lucir con vestidos palabra de honor o escotados. Los reductores sin tirantes llevan bandas interiores adhesivas o de silicona para ofrecer un mejor ajuste y adaptabilidad. Los hay con aros y sin aros, no se trata de una característica esencial que marque la diferencia ya que actualmente los sujetadores pueden dar formas redondeadas y naturales tanto con aros como sin ellos.
¿Qué mujeres deben usar sujetadores reductores?
Están diseñados para mujeres con mucho pecho que quieran reducir el contorno y volumen del busto.
Sujetadores push up
El objetivo de los sujetadores push up es levantar y juntar el pecho para conseguir un escote atractivo y sexy a la vez que aumenta el tamaño del mismo. Llevan un relleno extra en la parte interior e inferior de la copa para ayudar a realzar el pecho y juntar el escote. El relleno de la copa puede ser sencillo, doble o de triple push up. Pueden aumentar el busto hasta 3 tallas.
¿Qué mujeres deben usar sujetadores push up?
Les sientan ideal a todas las mujeres con pecho pequeño ya que les moldea el escote de una forma muy natural. Gracias a su gran sujeción y efecto realzador son también muy útiles para las mujeres con pecho caído. Los push up les ayudarán a conseguir un pecho más levantado y controlado. También son ideales para mujeres con el escote muy separado ya que juntan y elevan el mismo.
Sujetadores de media copa o escotados
Son sujetadores cuya copa cubre la parte lateral del pecho dejando el escote más al descubierto. Consiguen redondear y levantar el busto ligeramente y se utilizan con prendas escotadas. También suelen tener tirantes multiposiciones o intercambiables y los hay que se pueden colocar de más de 100 posturas diferentes, siendo aptos para todo tipo de camisetas y vestidos.
¿Qué mujeres deben usar sujetadores de media copa?
Este tipo de sujetador es apto para mujeres con un pecho mediano o grande ya que lo redondean y levantan, aportando muy buena sujeción. Lo desaconsejamos a mujeres con poco pecho pues pueden correr el riesgo de no llenar el volumen de la copa, lo que produce una sensación de poca sujeción e incomodidad.
Otros modelos con características especiales.
Multiposiciones: en los sujetadores multiposturas se puede cambiar la posición de los tirantes para adaptarlos a las formas de camisetas y vestidos. Los tirantes son removibles, es decir pueden ser sustituidos por otros de silicona transparente para disimularlos o incluso se pueden llevar sin tirantes. Hay modelos disponibles con o sin relleno.
Deportivos: para realizar ejercicio físico existen sujetadores específicos con tejidos transpirables y distintos niveles de sujeción según el impacto del deporte a realizar.
Maternales: son sujetadores cuyas copas se abren fácilmente con un clip y permiten amamantar a los bebes sin necesidad de retirar el sujetador.
De cuerpo y Bodis: pueden cubrir desde la parte baja del tórax (bajo pecho) hasta el cuerpo completo. Cumplen la función de una faja, pero con sujetador incorporado.
Protésicos: diseñados para mujeres que han sufrido algún tipo de afección en los senos, sirven para colocar en su interior protesis mamarias.
Tops: Sujetadores ligeros sin relleno ni aros, ideales para realizar actividades tipo fitness. También quedan perfectos para llevar debajo de una camiseta semi transparente o muy escotada.

Descubre: Lencería sexy: la ropa interior que querrás tener en tu cajón

© iStock

Confirma si llevas el sujetador adecuado

¿Quieres saber si llevas la talla y sujetador ideal para ti? Si es así, deben cumplirse las siguientes características:

  • El tirante de la espalda del sujetador debe estar ceñido sin oprimir o ejercer presión excesiva.
  • Los tirantes de los hombros no deben dejar marcas en la piel.
  • El tirante de la espalda en ningún caso deberá situarse por encima del contorno del bajo pecho.
  • Las copas deberán adaptarse perfectamente a la forma del pecho sin oprimir o sin quedar excesivamente desahogadas.
  • Los aros del sujetador deberán situarse en el tórax justo debajo del pecho.

Contenido elaborado en colaboración con SecretWear, tienda de ropa interior para hombre y mujer especializada en sujetadores.

Y ademas:
Por qué el bralette está ganando la partida al sujetador efecto ‘push up’
Descubre estas firmas online de lencería

Trucos de moda contra el pecho caído

Gtres Es una de las zonas más sensuales del cuerpo femenino y requiere cuidados específicos. La prevención es fundamental para evitar que con el paso del tiempo o por causas externas como la maternidad el pecho pierda firmeza y acuse un antiestético descolgamiento. Hay que tener en cuenta que los senos están formados mayoritariamente por grasa corporal, es decir, carecen de músculos y además, su piel es extremadamente frágil.
Atendiendo a estas dos características, los cuidados preventivos para mantener la firmeza de los senos deben incluir ejercicios que trabajen los músculos pectorales (que forman un auténtico sujetador natural) y recurrir a la cosmética actual que ofrece cremas específicas, nutritivas, hidratantes y reafirmantes para mantener la elasticidad de la delicada piel de la zona
Algunas sencillas prácticas cotidianas pueden ayudarte a conseguir elevar de manera progresiva unos senos caídos. Procura caminar y sentarte con la espalda recta. Si por costumbre andas encorvada, sin darte cuenta estás haciendo que tu pecho baje más de lo oportuno con una postura inadecuada. Por otra parte, el deporte siempre es aconsejable para mejorar el estado físico general pero ¡ojo! los ejercicios de impacto, como saltar o correr, pueden perjudicar el aspecto de tus senos si no los proteges con un sujetador adecuado que impida que se muevan en exceso favoreciendo el descolgamiento prematuro.
Gtres Si estás decidida a que tus senos se eleven recuperando un magnífico aspecto, aprovecha estos meses de calor para practicar natación, uno de los deportes más recomendables para desarrollar los pectorales. Otra buena práctica es terminar tu ducha diaria aplicando un chorro de agua fría mientras realizas movimientos circulares en cada seno. Ayudarás así a reactivar la circulación de la zona contribuyendo a fortalecer los tejidos.

La sujeción perfecta

Si notas que tu pecho tiende a caerse necesitas un sujetador que lo mantenga correctamente elevado sin, en ningún caso, molestar o apretar. La idea de comprar uno una talla menor de la que te corresponde para buscar así una mayor elevación es un grave error. No aplastes ni oprimas el pecho, sólo conseguirías empeorar la situación. Elige un sujetador con aros, tipo wonderbra o push up. Visualmente resultan fantásticos y poco a poco irán colocando tus senos en el lugar que les corresponde.

También es muy importante la longitud de los tirantes. Si son demasiado largos, el sujetador no estará realizando correctamente su función y si por el contrario son muy cortos, la prenda te resultará incómoda y subirá el pecho de manera forzada, poco natural. También te pueden favorecer los sujetadores que se abrochan por delante, sobre todo si además de tener el pecho caído los senos están muy separados. Este tipo de sostén suele contar con un refuerzo en la parte inferior, ideal para subir el pecho y mantenerlo en su postura correcta sin resultarte molesto. En cualquier caso, acude a alguna corsetería o tienda especializada y solicita asesoramiento sobre la prenda más adecuada para tu caso. Un buen sujetador será tu mejor aliado.

Consejos de moda

Gtres No sólo importa el interior, también tu vestuario puede ayudarte a proyectar una imagen de tus senos lo más atractiva posible. Por ejemplo, si tu pecho cede más de la cuenta a la ley de la gravedad, procura evitar los escotes en V demasiado pronunciados. Te favorecerán mucho más los redondos o con forma de corazón. Tampoco tienes que renunciar al sexy escote palabra de honor, siempre que debajo uses un sujetador idóneo con una contundente banda ancha en la parte inferior (puedes incluso añadirla tú misma, cosiendo a la prenda una tira elástica que la refuerce y te proporcione elevación extra).
A la hora de elegir tu ropa, procura desviar la atención de tu pecho. Las blusas de alegres estampados o las de rayas horizontales (nunca verticales) te sentarán especialmente bien. Otra buena idea es recurrir a los complementos como fulares o pañuelos si lo que pretendes es “camuflar” y restar protagonismo a tu pecho. Una gargantilla o un bonito collar corto (nunca largo porque acentuaría visualmente la verticalidad de los senos caídos) conseguirán un efecto similar.

FOTOS

Para luchar contra el pecho caído, cuidado con los tirantes

Gtres

¡Cuidado! A veces el problema del pecho caído viene por culpa de nuestro sujetador o de sus tirantes. Si son muy largos no sujetan, y si son cortos molestan. ¡Ajústalos bien!

La lactancia materna, causa del pecho caído

Gtres

Dar de mamar a tu hijo es una experiencia maravillosa, además de una magnífica fuente de nutrientes para el bebé. Pero debes cuidar tu pecho, antes y después, con productos específicos para evitar su descuelgue.

Para un pecho en su sitio, una talla ideal

Gtres

Ni grande ni pequeña: la talla de tu sujetador debe adaptarse, en la copa y en el contorno, a la forma y el tamaño de tu pecho. Consulta en una corsetería.

Contra el pecho caído, hidratación total

Gtres

El pecho está formado por grasa corporal y su piel es extremadamente fina y sensible. Hidrátalo diariamente y cuídalo con productos específicos.

Escote ¿de qué tipo? ¡Lucha contra el pecho caído!

Gtres

Para luchar contra el pecho caído, evita los escotes en V demasiado profundos y apuesta por los redondos o con forma de corazón. Tu ropa será tu aliada.

Tu pecho siempre arriba con un push-up o Wonderbra

Gtres

Un sujetador tipo Wonderbra o con push-up te ayudará a elevar el pecho, y mejorará la apariencia de tus senos. Haz como la modelo Adriana Lima y ¡arriba escote!

This post is also available in: English (Inglés) Français (Francés) Italiano (Italiano)

5 / 5 ( 3 votos )

¿Tienes los senos caídos? Entonces es probable que cuando vayas a la playa tengas un poco de complejo y quieras disimular, al máximo, tu condición. Lo primero que debes saber es que todas, absolutamente todas, tenemos algún complejo y, por eso, existen algunos truquitos de belleza que merece la pena conocer.

En el post de hoy vamos a descubrirte los mejores bikinis para pecho caído que puedes usar en la playa y sentirte 100% femenina, segura de tu cuerpo y más guapa que nunca.

Bikinis para los senos caídos

Existen muchas causas que pueden hacer que tengamos el pecho caído: haber quedado embarazadas, haber perdido peso, el paso del tiempo o, simplemente, la genética. Pero tienes que saber que hay secretos de belleza que te ayudarán a lidiar con esta situación y conseguir que te sientas guapa y segura de ti misma.

Y no hay momento en el que estamos más expuestas que cuando vamos a la playa y nos despojamos toda la ropa. Es por este motivo que vamos a descubrirte los mejores bikinis para pecho caído que puedes empezar a incluir en tu armario para conseguir un aspecto impecable.

Un bikini del tamaño de tus senos

Muchas mujeres tienen la falsa creencia de que para la caída de los senos lo mejor es usar un sujetador de menor tamaño. ERROR. Esto tan solo te resultará molesto, además de antiestético ya que te harán aparecer pliegues y zonas abultadas poco atractivas.

Los mejores bikinis para los senos caídos son aquellos que son del justo tamaño de tu sujetador. No tienes que oprimir ni aplastar, solo sujetar y realzar, por tanto, puedes escoger un sujetador con efecto push up que tenga relleno en la parte inferior y que, así, te ayude a elevar el pecho.

Tirantes del bikini reajustables

Para poder lucir tus senos perfectos en la playa también deberás tener en cuenta que tu bikini cuente con unos tirantes que sirvan de sujeción. Es decir, lo mejor es que tú misma te los puedas regular para sentir que están bien agarrados.

Evita los tirantes demasiado largos porque harán que tus senos se sigan viendo caídos pero, también, evita los que son demasiado cortos porque te los subirá demasiado y quedará una apariencia artificial.

Los bikinis que mejor te sentarán son aquellos que tengan media copa o los que se aten al cuello pues, con esta técnica, conseguirás realzarlos y subirlos de forma natural y muy atractiva.

Bikinis a evitar si tienes el pecho caído

Ya te hemos indicado que lo mejor que puedes hacer es optar por un bikini que sea de tu tamaño, que no te oprima en exceso y que, a poder ser, lleve push up o tenga efecto wonderbra. Con esto, conseguirás un escote perfecto y atractivo para lucir en la playa.

Pero, además de esto, tienes que conocer aquellos bikinis que NO debes ponerte en el caso de tener los senos caídos porque no te ayudarán a realzar tu imagen. Es el caso de los bikinis de triángulos, una pieza de baño que no sienta bien a todo el mundo y que, de hecho, deberán evitar las mujeres que tengan el pecho grande o caído.

Bikinis para pechos grandes y caídos

Pero ¿qué pasa si además de tener el pecho caído lo tienes grande? Entonces tienes que tener en cuenta otra serie de consejos que te ayudarán a levantarlos sin que su apariencia sea demasiado llamativa.

Esta es una combinación complicada pues, al mismo tiempo queremos realzar el pecho y disimular el tamaño, algo que puede ser un tanto complicado de conseguir. Sin embargo, ¡estás de suerte! Porque en BeYouMiniBikinis vamos a darte los secretos de moda para que puedas estar preciosa. ¡Atenta!

Un bikini tipo sujetador

Esta es la mejor opción de bikinis para pecho caído y grande. Consiste en que te hagas con una prenda de baño que la parte superior esté confeccionada como un sujetador normal y que, por tanto, redondeará tus senos, los realzará y conseguirá que estés mucho más atractiva.

Otra opción para conseguir disimular el pecho grande yendo en bikini es que optes por las partes de arriba que son del tipo sport, es decir, en lugar de optar por un sujetador o un bikini más femenino, te decantes por vestir con un top al más puro estilo deportivo que te ayudará a reducir el tamaño. Para disimular el pecho caído nada mejor como escoger aquellos tops que cuenten con un aro bajo el pecho que ayudará a realzar y a definir la redondez.

Otro secreto de moda para conseguir lucir un bikini teniendo los senos grandes y caídos es que optes por sujetadores que tengan los tirantes anchos. Con esto, no solo ganarás en comodidad, sino que te sentirás mucho más cómoda y confortable con tu traje de baño.

Otra de las mejores opciones son los bikinis que tienen un cuello halter, es decir, un tipo de sujetador que se ata al cuello y que tiene las tiras anchas. Con esto conseguirás sujetar bien la zona y, además, levantar el busto haciendo que se vea mucho más sexy y bonito. Eso sí: al tener el pecho grande deberás optar por prendas que tengan un aro de sujeción pues, de lo contrario, potenciará aún más el efecto caído.

Bikinis a evitar si tienes los pechos grandes y caídos

También debes conocer cuáles son las prendas de baño que debes evitar en el caso de que tengas el busto grande y caído. Tienes que saber que NO te favorecerán en absoluto los bikinis de palabra de honor ni tampoco los que tienen un estampado en la parte superior.

Lo mejor que puedes hacer es escoger aquellos bikinis que son oscuros o de un color homogéneo en la parte de arriba y derivar toda la atención a la braguita del bikini para, así, conseguir un efecto óptico mucho más armónico en tu cuerpo.

Los mejores bikinis para disimular busto

Y si lo que realmente te molesta es que se te vea el busto muy grande, entonces tienes que procurar, por todos los medios, rebajar el protagonismo del sujetador y hacer que toda la atención recaiga, sobre todo, en la braga.

Opta por algún modelo que tenga la parte de arriba sencilla y que la de abajo contenga elementos como flecos, estampados o cualquier motivo decorativo que le dé más protagonismo.

Los colores que mejor te quedarán serán los oscuros pues consiguen reducir el volumen y hacer que se te vea más esbelta y fina. El negro es todo un clásico que te sentará genial pero también el azul marino es una opción acertada.

¡Ya está! Ahora ya sabes qué bikinis van mejor con los pechos caídos. Tan solo tienes que seguir nuestros consejos de belleza y lucir un cuerpazo en la playa. ¡Te sentirás preciosa!

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *