0

Susana uribarri años

19 de Julio de 2012 – 17:59 CEST by hola.com

El presentador de televisión José Luis Uribarri, de 75 años, ha sufrido una hemorragia cerebral masiva espontánea y su situación es «crítica», según ha informado el centro sanitario en el que se encuentra ingresado en un comunicado emitido a petición de su familia.
En un escueto comunicado, el hospital HM Universitario Montepríncipe de Madrid informa de que Uribarri está ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos de ese centro con «diagnóstico de hemorragia cerebral masiva espontánea, siendo crítica su situación clínica».
La triste noticia ha sido además inesperada para su familia, que no sabían que el que fuera presentador de Eurovisión durante 18 años estaba ingresado desde hacía un mes. De hecho, su hija Susana se encontraba en Miami por trabajo y cogió un vuelo a España en cuanto se enteró de la triste noticia. «Está en un estado muy crítico, estamos esperando un fatal desenlace», aseguró con la voz entrecortada a los medios se encontraban en el centro hospitalario. «Estaba ingresado y ayer sufrió un ictus», añadió su hermana. «No teníamos ni idea de que estaba ingresado, pero ha sido todo tan rápido…», concluyó.
En su Twitter, Susana ha pedido «mucho respeto» porque su hermana Alicia y ella se han enterado de manera repentina de la situación. «Estoy regresando con el corazón roto para estar con él», ha indicado Susana, que también ha agregado: «Hoy es el peor día de mi vida».
«Acabo de llegar a Madrid… Papá voy corriendo a tu lado!!!!», escribió Susana Uribarri en las redes sociales tras aterrizar en la capital. «Está siendo un día (que jamás hubiese querido vivir), quiero dar las gracias a todos mis amigos y a la muchísima gente que quiere a mi padre», escribió esta tarde la blogger de hola.com.

Susana, hija de José Luis Uribarri: «Lo único que deseo es que mi padre descanse en paz»

Susana Uribarri, hija del fallecido presentador José Luis Uribarri, ha dicho este martes que «lo único» que desea es que su padre «descanse en paz» y que tiene fe en que «va a estar con nosotros toda la vida y siempre».

En la puerta del Tanatorio Municipal de Pozuelo de Alarcón (Madrid), donde está instalada la capilla ardiente del desaparecido presentador, Susana Uribarri ha explicado que los restos mortales de su padre recibieron sepultura a las 13:00 horas del martes en el cementerio municipal de esa localidad.

El creador del popular programa Aplauso murió el lunes, a los 75 años de edad, en el hospital HM Universitario Montepríncipe de Madrid, donde estaba ingresado desde el pasado miércoles tras sufrir una «hemorragia cerebral masiva espontánea», según informó el centro médico.

La hemorragia cerebral que sufrió la semana pasada su padre fue «absolutamente, algo inesperado; pero, la vida es así, desgraciadamente no sólo nos ha ocurrido a nosotros, si no que le ocurre a más gente», ha dicho.

La hija del presentador y productora ha indicado que ahora «tenemos que ser fuertes y seguir adelante, porque seguro que él desde arriba nos verá y lo que lo más le puede gustar es que seamos fuertes, que sigamos luchando y cuidándonos todos y sacando fuerzas».

Susana Uribarri ha recalcado que «las pocas fuerzas» que le quedan «son para agradecer a todo el mundo las muestras de apoyo y de cariño» mostradas en estos días por «gente que no conocíamos y que conocemos».

Pozuelo de Alarcón (Madrid). (EFE).- Susana Uribarri, hija del fallecido presentador José Luis Uribarri, ha dicho hoy que «lo único» que desea es que su padre «descanse en paz» y que tiene fe en que «va a estar con nosotros toda la vida y siempre».

En la puerta del Tanatorio Municipal de Pozuelo de Alarcón (Madrid), donde está instalada la capilla ardiente del desaparecido presentador, Susana Uribarri ha explicado que los restos mortales de su padre recibirán sepultura a las 13:00 horas de hoy en el cementerio municipal de esa localidad.

El creador del popular programa «Aplauso» murió ayer, a los 75 años de edad, en el hospital HM Universitario Montepríncipe de Madrid, donde estaba ingresado desde el pasado miércoles tras sufrir una «hemorragia cerebral masiva espontánea», según informó el centro médico.

La hemorragia cerebral que sufrió la semana pasada su padre fue «absolutamente, algo inesperado; pero, la vida es así, desgraciadamente no sólo nos ha ocurrido a nosotros, si no que le ocurre a más gente», ha dicho.
La hija del presentador y productora ha indicado que ahora «tenemos que ser fuertes y seguir adelante, porque seguro que él desde arriba nos verá y lo que lo más le puede gustar es que seamos fuertes, que sigamos luchando y cuidándonos todos y sacando fuerzas».

Susana Uribarri ha recalcado que «las pocas fuerzas» que le quedan «son para agradecer a todo el mundo las muestras de apoyo y de cariño» mostradas en estos días por «gente que no conocíamos y que conocemos».

José Luis Uribarri habla en ‘DEC’ de la relación de su hija con Darek

Esta noche DEC, el espacio de corazón de Antena 3, recibe a José Luis Uribarri. El popular presentador de televisión estará en el plató del espacio para comentar la relación que mantiene su hija Susana con Darek, ex novio de Ana Obregón.

Por otra parte, en el programa se desvelará una investigación que un destacado personaje de la sociedad española encargó sobre algunos de los presentadores y colaboradores de televisión más famosos del momento.

Por su parte, Samanta Villar se sumerge en el mundo de los millonarios esta noche en 21 días de lujo. Tras el programa de septiembre dedicado a la crisis económica y sus devastadores efectos entre los menos favorecidos, esta vez se muestra la otra cara de la moneda, enseñando cómo viven -incluso en época de crisis- los ricos.

Pero, ¿qué es ser rico? Un estudio de Barclays Wealth asegura que para ser considerado rico hay que tener más de diez millones de euros y únicamente unos 7 millones de personas en el mundo cumplen esta condición, según este estudio. Grandes mansiones, joyas y vestidos de un valor exorbitante o paisajes de ensueño; en definitiva, una vida que tan sólo está al alcance de algunos afortunados y que Samanta Villar ha experimentado.

Televisión | elmundo.es

Cuando empezaba a recuperarse de sus últimos contratiempos hospitalarios, José Luis Uribarri luchó por su vida desde la UCI del hospital HM Montepríncipe de Madrid. El miércoles 11 de julio Uribarri acudía a los servicios de urgencias de una clínica madrileña aquejado de un fuerte dolor en la espalda que los médicos identificaron como una molestia renal. Tras sedarle oportunamente y administrarle fármacos para paliar el dolor, parecía que la situación había mejorado. No fue así.

El primer ictus le sobrevino a media noche del viernes 13 de julio, provocándole la parálisis de la parte derecha del cuerpo. No estaba solo. A los pies de su cama, Amparo Losada, su ex mujer y madre de su hija Laura, se revolvía de impotencia. No era la primera vez que le ocurría. En la década de los 80, el locutor sufrió un derrame cerebral del que, milagrosamente, se sobrepuso sin secuelas aparentes. En esta ocasión, sin embargo, los facultativos no fueron tan optimistas. Intuían que el cerebro del presentador jamás volvería a recuperar su completa funcionalidad: tras el ataque apenas era capaz de articular palabra.

A pesar de la gravedad de su estado, Uribarri afrontó el fin de semana estable, sin cambios clínicos significativos: «Nos preocupaban las 72 horas siguientes del episodio porque eran claves en su recuperación», comentaron a La Otra Crónica fuentes hospitalarias. José Luis no logró superar las horas críticas. A las siete de la mañana del miércoles 18 sufría una segunda hemorragia cerebral severa que le dejó en estado de coma irreversible.

Sin esperanza, contemplando que la voz de Eurovisión se apagaba para siempre, su ex mujer tuvo que tomar una drástica decisión: transmitir el grave estado del comunicador a sus otras dos hijas, con las que mantiene una inexistente relación. Al otro lado del teléfono Alicia Uribarri no daba crédito. No podía entender cómo la última mujer de su padre no les había comunicado una situación tan crítica: «Ya, pero ven a verlo porque es grave», le espetó Amparo en una brevísima conversación. Al comprobar la delicadísima situación, Alicia no dudó en telefonear a su hermana Susana, quien sufrió una fuerte crisis de ansiedad al enterarse de lo sucedido: «No sabía que mi padre estaba ingresado.

Desconocía que había tenido que ir al hospital porque tenía dolores en el riñón y mucho menos que le había dado un ictus. Creo que tanto mi hermana como yo debíamos haber estado informadas de todo cuanto estaba ocurriendo, pero no fue así», exclama mientras enjuga sus lágrimas, y continúa: «Está bien que mi padre no quería preocuparnos, pero si ella me hubiera avisado a tiempo, podría haber hablado con él. Mi padre lo hubiera querido así a pesar de que fuera muy hipocondríaco».

‘Me pilló trabajando’

Al contrario de lo que algunos medios han publicado, Susana Uribarri se encontraba en Miami por asuntos de trabajo. La representante, responsable de las meteóricas carreras de artistas como Carolina Cerezuela o Tamara Falcó, entre otros, estaba inmersa en la coordinación del videoclip del single de la cantante Anamor: «La noticia me pilló trabajando y lo único que pensaba era en volver a Madrid y abrazar a mi padre, sólo quería estar con él, a su lado, sentirle cerca y decirle que todo iba a ir bien, que no le iba a dejar solo».

Susana tardó poco en llegar al aeropuerto. Se vistió sobresaltada y compró pasaje para el primer vuelo con destino Madrid. Al pisar suelo español, la representante vivió momentos de gran angustia. Un comentario de Laura Uribarri en Facebook desataba la confusión. La hija pequeña del presentador, miembro del departamento de producción de 13tv, agradecía el gesto a los amigos que le daban el pésame por el fallecimiento de su padre: «Gracias, son momentos difíciles», respondía. La polémica estalló.

Dando por válido sus comentarios, los medios de comunicación le dieron por muerto. EL MUNDO fue el primer diario en rectificar la información. La llamada de Alejandro, nieto de Uribarri, confirmaba que su abuelo continuaba debatiéndose entre la vida y la muerte: «De ser cierto, no entendemos cómo se pudo cometer un error así», dice un representante de la familia.

Son este tipo de malentendidos los que han perturbado las relaciones familiares. Susana y Alicia apenas tienen relación con la otra familia de su padre. De alguna forma sentían que Amparo Losada, con quien su padre se casó en los 80, y la hija de ambos, Laura, eran prioritarias para él, dejándolas a ellas completamente de lado: «Nuestra relación no es que sea buena ni mala, es que apenas existe. No obstante, debo decir que en estos momentos estamos todos unidos en una lucha común: mi padre», confesaba Susana Uribarri.

Van a pelear hasta el final.

De hecho, las tres hermanas decidieron mantenerle con vida hasta que el corazón aguantó: «No, no lo vamos a desconectar, sabemos que los milagros son escasos, pero confiamos en que se produzca uno», prosiguió abatida: «Mi padre es lo más importante en mi vida. Ahora sólo pienso en él y, cuando lo veo en la cama, en la UCI, creo que no es real, que no me está pasando a mí, que es una invención, que se va a despertar y me va a mirar con esa fuerza que tenía. ¡Cómo puede estar pasándole esto a mi padre. No puedo más!».

Desde que se enteró de la noticia, Susana apenas come y duerme. Nada le importa más que permanecer al lado de su padre. Por eso tampoco parece preocuparle el enfriamiento que atraviesa su relación con Darek, una información a la que ha tenido acceso La Otra Crónica: «En este momento mi prioridad es mi padre». A pesar de ello, el polaco visitó al padre de su novia para apoyarla en este difícil proceso.

Su ojito derecho

En las últimas horas se han hecho públicas informaciones que apuntan al interés económico que Susana y Alicia Uribarri habrían mostrado ante la enfermedad de su padre. Se refieren, incluso, a un testamento vital del que se desconoce su contenido: «Jamás hemos hablado de eso, me parece algo terrible que no es más que una información interesada e intoxicada. Yo con una fotografía de mi padre me conformaría, pero por favor, cómo pueden decir eso sobre mí». Argumento que corrobora Joana Morillas, responsable de prensa de la agencia de Susana Uribarri y su mejor amiga: «Es muy triste que se hagan este tipo de comentarios porque Susana jamás iría a por el dinero de su padre ni a por el de nadie. Ella se mueve por sentimientos y si está al lado de su padre es porque lo quiere con auténtica locura. ¿Qué han tenido sus más y sus menos? Por supuesto, está claro, pero ahora estaban muy bien», revela.

Desplantes

Para José Luis, Laura (26 años) era su ojito derecho. No podía ocultar el orgullo de padre al comprobar que su hija hubiera escogido labrar su futuro profesional en televisión. En 2011 se encargó de producir el programa Nuestro Cine de 13tv, en el que Uribarri ejercía de perfecto anfitrión entre estrellas del cine nacional de todos los tiempos. Proyectar en ella todas sus ilusiones provocó un mayor distanciamiento con sus otras dos hijas, con quienes mantenía una relación llena de altibajos desde su separación matrimonial de Alicia Mansberger, con quien se casó en los 60.

Las ausencias de Uribarri desataron las iras, más bien desesperación, de unas hijas que buscaban y no encontraban la figura paterna. José Luis, mujeriego por naturaleza, rehizo su vida muy pronto. Se enamoró locamente y decidió casarse en segundas nupcias. Lo hizo en secreto, en un barco y a través de una exclusiva en la revista ¡Hola!. Y Flash, flash. Susana (46 años) y Alicia (48) fueron conscientes de la rentré matrimonial de su padre a través del papel cuché. Reproches y más reproches que tuvieron su punto álgido cuando Uribarri decidió participar en diversas tertulias para destripar el romance que su hija había iniciado con Darek, actitud que Susana reprobó ocasión tras ocasión.

Celosa de su vida privada, la que fuera manager de Julio Iglesias consideraba inadecuado que su propio padre aireara los entresijos de su relación con el ex novio de Ana García Obregón. Pero siempre hay una próxima estación. Tras un tiempo de desencuentros, padre e hijas llegaron a una entente cordial. Todo sucedió hace algún tiempo, cuando José Luis tuvo que ser ingresado en un hospital madrileño. Allí acudieron Susana y Alicia y mantuvieron una conversación en la que todo quedó aclarado. Se prometieron que nunca volverían a estar distanciados. Este invierno, Uribarri, que no retransmitía Eurovisión desde hace dos años y cuya voz fue sustituida en el certamen por la de José María Íñigo, otro clásico de TVE, sufrió una neumonía de la que le costó recuperarse. También sirvió para limar asperezas, de hecho consiguió n cariñoso acercamiento del abuelo con su nieta Carlota, hija de soltera de Susana, que estudia en Londres.

La enfermedad de José Luis Uribarri, siempre rodeado de mujeres, y el recuerdo de su voz volvió a unir, por unas largas horas críticas, a su familia.

Hacía mucho que no se dejaba ver en actos públicos. ¿Por qué esta ausencia? Básicamente, porque no he estado en España. Paso tiempo en Los Ángeles y Nueva York. Allí trabajo mucho sin ser un personaje público, siendo un modelo normal y corriente. Entonces, ¿se ha instalado allí? No, son trabajos puntuales. Aunque tenga una apartamento en Los Ángeles, vivo en España. ¿Cree que le ha perjudicado salir con Ana Obregón y Susana Uribarri? No. Yo miro el futuro y voy buscando trabajo donde haya. Pero no puede negar que su carrera ha sufrido un bajón. Depende de a lo que te refieras. Del mundo del corazón, sí, pero porque yo quise. Mis agentes también me exigían que no entrara. Y he aprendido cosas después de todo lo que ha pasado. ¿Qué ha aprendido en este tiempo? Pasé una época muy dura cuando empecé a salir con Ana. Yo era una persona sin experiencia en el mundo de la fama y no estaba preparado. Era un mundo nuevo con el que no podía. ¿Quién le representa ahora? Sigo con Susana Uribarri. Entonces, ¿por qué ahora acepta trabajos que antes no realizaba? Susana siempre ha sido una gran representante y es una gran profesional. A lo mejor yo no quería hacer estas cosas. A su lado, he hecho grandes campañas y lo he aprendido todo. Yo venía de una ciudad pequeña de Polonia y me junté con mujeres de un nivel muy alto. Era nuevo en esto. Gracias a ellas aprendí y me he convertido en una persona muy preparada. Pasé una época maravillosa con Ana y con Susana. Son dos mujeres a las que quiero muchísimo. ¿Le ha perjudicado la ruptura sentimental con Uribarri a nivel profesional? No. Aunque no trabaje mucho en España, trabajo más fuera. También estoy con una agencia en Polonia que me manda a sitios donde Susana no tiene alcance. Siendo un personaje público en España, no puedes hacer ciertos trabajos porque aquí te encajan en algunas cosas. Choca que Susana Uribarri continúe siendo su representante. Nosotros vamos a tener siempre una buena relación. Somos uña y carne. No somos pareja, somos grandes amigos y nos apoyamos mucho. Y ésas son cosas que vamos a tener para siempre. ¿Qué pudo fallar en lo sentimental? Nunca se sabe. Hemos estado cinco años juntos en una relación muy conjunta: trabajando, viviendo muy cerca… Hemos pasado mucho tiempo juntos. ¿Tiene novia actualmente? No. ¿Y ganas de enamorarse? Nunca se sabe. Cuando aparezca la persona adecuada. ¿Qué busca ahora en una mujer? Es complicado después de estar con parejas tan duras, como Ana y Susana. Son mujeres con muchos cojones. ¿Ha aprendido mucho de toreo en ese sentido? Sí. Podría compartir cartel con El Juli (se ríe). ¿Ahora prefiere una relación no tan dominante? No lo llamo dominante porque a mí nunca me han dominado. Me gustan las mujeres con carácter. ¿Saldrá con más jóvenes? Con el tiempo, las cosas van cambiando. Cuando uno es joven busca mujeres más mayores, con experiencia. Pero cuando uno se hace mayor, ya se abre a más cosas. Yo no descarto estar con una alguien más joven. Sé que va a ser una experiencia para mí porque nunca he estado con alguien así. A pesar de mantener cinco años de noviazgo, hubo gente que nunca se creyó su amor hacia Susana Uribarri. ¿Qué les diría a esas personas? Que se jodan. No quiero ser grosero… La gente no lo entiende, pero tanto Susana como Ana son dos grandes mujeres. Hablando de Ana Obregón, ¿qué relación mantiene con ella, después de las cosas que se dijeron? Ninguna. Soy un caballero y siempre he intentado serlo. Ella no ha sido una señora conmigo, pero Susana sí. Eso es lo que valoro yo en la gente. Hace unos meses Obregón declaró que le dio mucha pena su ruptura con Susana. ¿Ana? (se ríe). ¿Sabes lo que pasa? Como todo esto fue un cachondeo, prefiero no meterme. Ya sabemos cómo es Ana. Usted ha llegado a ser un ‘sex symbol’ en España. Hasta hizo un cameo en la serie, ‘Yo soy Bea’, en la que básicamente aparecía con el torso desnudo. Eso no ha sido ni malo ni bueno. Era un papel y lo tenía que hacer. ¿Se ha sentido como un hombre objeto? Nunca. España siempre me ha acogido muy bien y yo intentaba seguir mis pasos. ¿Le tiran más los tejos los hombres o las mujeres? Cincuenta y cincuenta. Insisto en que ahora se encuentra más relajado con la prensa. Antes era otra época. Daba la sensación como si usted estuviera en una jaula con Susana Uribarri. A lo mejor necesitaba una persona que me controlara en ese momento. Yo siempre aprendo de las mujeres y Susana es un gran ejemplo. Me gustaría ser como ella. Es una gran profesional. ¿Qué proyectos tiene a la vista? ¿Planea seguir en el mundo de la interpretación? No, porque no soy actor. También se puede preparar, ¿no? Ya es muy tarde. No estoy preparado y hay muchos actores buenos que no están trabajando. Pero si un día me ofrecen un papel, lo voy a hacer lo mejor posible.

Una dura hipersensible

«En el trabajo soy como la funeraria, nunca cierro, eso y el ser hipocondriaca me lo pegó Julio Iglesias», confiesa Susana Uribarri

ARANTZA FURUNDARENA Sábado, 7 julio 2012, 02:08Susana Uribarri y Darek han «aparcado» la boda. :: XXX

Detrás de la hija de José Luis Uribarri, de la novia de Darek y de la examiga de Ana Obregón se esconde una niña de los sesenta que creció viendo a su padre en la tele. Susana Uribarri es además propietaria y directora de Alfín Producciones, empresa en la que ejerce de implacable manager de Julio Iglesias Jr, Carolina Cerezuela, Chábeli Iglesias y Tamara Falcó, entre otros. Al cóctel hay que añadirle una buena dosis mediática, pues Susana también es famosa y a veces se asoma a ‘¡Hola!’ para hablar de su relación de cuatro años con el joven modelo polaco. Que si se casan, que si no se casan… «De momento lo hemos dejado un poco aparcado -puntualiza-. Vimos el agobio que suponía juntar trabajo y preparativos y decidimos que la boda puede esperar».

Gran parte de la culpa del éxito profesional de Susana Uribarri la tiene Julio Iglesias. «Hay dos consejeros en mi vida -explica ella- mi madre, a la que adoro, y Julio». A Julio lo conoció de niña. «A veces iba a mi casa, antes de separarse mis padres». Pero fue a sus 19 años, en un viaje a Miami, cuando empezó la amistad. «Se me ocurrió llamarle, convencida de que no se acordaría de mí…». Pero se acordaba. «Coge el bañador y ven a mi piscina», fue lo primero que le dijo el cantante. Lo segundo: «Tú algún día trabajarás para mí». No se equivocaba. A principios de los noventa, Susana ejercía de subdirectora de contratación artística en Antena 3 cuando Julio la telefoneó: «¿Sigues unida sentimentalmente a España?». Y Uribarri, que acababa de romper con su novio, le dijo que no. Entonces Iglesias le hizo una oferta que no pudo rechazar.

«Creo que estaba escrito -concluye Susana-. Al final me convertí en su mano derecha. Durante los seis años que estuve con él hice el máster de mi vida. Sé que mucha gente ha acabado mal con Julio, pero no es mi caso. Él es un hombre exigente y muy poco transigente, pero gracias a eso aprendí muchísimo. Julio es adicto al trabajo y un gran hipocondriaco. Y a mí me contagió las dos cosas. En mi trabajo soy como la funeraria, no cierro nunca. Y luego siempre estoy imaginando enfermedades tremendas».

Pero hay vida más allá del archifamoso cantante y Susana rehízo la suya volviendo a la televisión. De su infancia recuerda a su padre asomado a la tele en el programa ‘Aplauso’ y aquellas veladas eurovisivas con su hermana y todos los amiguitos «haciendo quinielas». Nunca logró el nivel de aciertos del infalible José Luis. «Mi padre profesionalmente es un ‘crack’ -admite Susana-. Como padre no puedo decir lo mismo, pero no por nada sino porque cuando tus padres se separan siempre acaba faltándote algo. Tengo buena relación con él aunque le veo muy poco».

Para terror de Uribarri padre, la joven Susana quería ser cantante y actriz. Llegó a hacerle los coros a Bertín Osborne y a Paloma San Basilio, actuó en el teatro, participó en series… Hasta que un día decidió que su futuro estaba detrás de las cámaras. Ahora es su hija, de 11 años, la que quiere ser cantante. «Mi madre y mi hija -afirma Susana- son como mi alma. A la niña no puedo dedicarle las horas que merece, pero ella entiende que soy la que lleva el pan a casa».

El enfado de la Obregón

Recordar el tremendo enfado que tiene con ella Ana Obregón le entristece. «Eramos muy amigas. Pero yo no me siento culpable. Nunca la he traicionado. Ella y Darek terminaron y pasaron muchos meses hasta que yo empecé mi relación con él. Yo no iba detrás de Darek. ¡Para nada! No era el tipo de hombre con el que solía salir». A Obregón no la ha vuelto a ver. «No la iré a buscar -aclara-, pero estoy segura de que algún día tendremos una conversación y se dará cuenta de todo».

Fue enamorarse de Darek y perder los kilos que le sobraban. «Cuando abres un armario y ves que todo te queda bien, amaneces sonriendo», admite Susana. Mujer con fama de dura, por cuyas venas corre sangre vasca, castellana y eslava, Uribarri admite que por sus representados ‘mata’, pero aclara que su «papel de poli malo» es solo una pose consustancial a su oficio. «Rascas un poquito y tengo un corazón que se sale por las ventanas -advierte-. Voy de dura pero soy hipersensible».

Susana Uribarri ha confirmado a ¡HOLA! su ruptura definitiva con Darek tras siete años de noviazgo. En el verano de 2014, tras un impasse de un año, la pareja se dio una segunda oportunidad pero finalmente no ha podido ser.

VER GALERÍA

PINCHA AQUÍ PARA VER LA GALERÍA FOTOGRÁFICA COMPLETA

“El cariño que nos teníamos hizo que lo intentáramos con todas nuestras fuerzas pero no funcionó – asegura – Somos muy diferentes y eso hace que veamos la vida de forma totalmente opuesta. Nos separa un mundo”. Y añade “Seguimos manteniendo una relación profesional. Nunca he terminado mal con las parejas que he tenido y en esta ocasión no iba a ser diferente”, nos aclara la empresaria y bloguera de HOLA.com, quien a pesar de la reciente separación mantiene intacta su vena romántica. “Sigo creyendo en el amor y estoy segura de que aparecerá el hombre de mi vida”.

VER GALERÍA

La empresaria afronta esta nueva etapa apoyada sobre un soporte muy fuerte, el que le brinda su familia y en especial su hija Carlota. “Es lo mejor que me ha pasado en la vida”. Así como también en sus nuevos proyectos profesionales. Tengo tres propuestas muy diferentes y tengo que elegir – explica-. Una está relacionada con la restauración, otra con la moda y la tercera con el sector del lujo. La verdad es que me cuesta tomar la decisión porque los tres me atraen mucho”.

VER GALERÍA

Fotos: Victor Cucart. Producción: Alfín producciones. Joyas: Rabat y Swarosvki. Pieles: Piedad de Diego. Peluquería: Hair krone. Maquillaje: Francisco Florido para Muro Madrid. Agradecimientos: Dear Hotel Madrid, Ana Torres

La peor etapa de Susana Uribarri, la representante de los VIP

Hubo una época en la que Susana Uribarri era la auténtica mandamás en las ruedas de prensa. La representante de famosos tenía las cuentas de las dos grandes VIPs españolas, Tamara Falcó y Ana Boyer. Pero la hija del presentador José Luis Uribarri se encuentra en su peor momento profesional después de haber perdido a las dos hijas de Isabel Preysler.

© Gtres

​Según publica LOC, Uribarri ya no lleva a las hijas de Isabel Preysler, lo que rebaja considerablemente sus ingresos a final de mes. Fue ella la que llevó a la hija mayor de la diva de Porcelanosa cuando realizó su propio reality show en Cosmopolitan. Un reality que no tuvo mucho éxito.

Por aquel entonces, Uribarri era la que regía la vida de Falcó, que ha decidido seguir por su cuenta. En aquella época, Ana Boyer decidió también comenzar a pisar photocalls. Susana Uribarri estaba en su mejor momento. Quedarse sin las dos cuentas de los VIP a la vez ha sido un auténtico batacazo.

A esto se suma Carolina Cerezuela. La mujer de Carlos Moyá, al que también representa, también habría decidido volar sola sin Uribarri como representante, lo que le habría puesto muy difícil continuar con su nivel de vida.

Según relata la publicación, Uribarri habría comenzado a tirar de viejos contactos para intentar hacer más grande su lista de representados para así poder mantener en pie el imperio creado estos últimos años.

Uribarri trabaja bajo la firma de Alfín Producciones. Sólo hay que entrar en la web para observar la gran colección de rostros que tiene en sus cuentas. Sin embargo, Ana y Tamara eran las joyas de la corona, aunque sus caras todavía siguen apareciendo en la página oficial de la empresa. En esa página aparecen otros nombres como el de Manu Carreño, Lorena Bernal, Carlos Lozano, Nico Abad, María José Suárez o Marisa Jara.​​

Mientras escucho en la radio las tibias respuestas del presidente López Obrador acerca del conflicto en Venezuela, durante la visita a México del presidente Pedro Sánchez, no puedo evitar fijarme en una foto a página completa en la revista LOVE. En ella aparecen Ana Obregón y Susana Uribarri saliendo de una tienda en Madrid, vestidas una de blanco y la otra de negro, consiguiendo un sorprendente efecto Baccara bajo un titular: «Inseparables». Un sincretismo y punto de unión del que son incapaces los políticos. Estas amigas estuvieron enfrentadas por un hombre, Darek, que fue un descubrimiento fantástico de Obregón y al cual, más tarde, Susana estuvo a punto de convertir en marido. En la foto se ve que las dos han superado cualquier diferencia de criterio triturando opiniones y tendencias con determinación. Como dos presidentas. O como influencers. En estos tiempos tan revueltos, esa imagen solo la podría superar que Nicolás Maduro ceda a la presión internacional y convoque elecciones democráticas justas cuanto antes.

Pero es un mundo de hombres y carecemos de esa innata diplomacia femenina de Ana y Susana. Un varón, por ejemplo, jamás perdonaría a un amigo que le birle a su pareja. No hay más que ver la ciclogénesis activa entre Pablo Iglesias e Iñigo Errejón. Es que hay que ser mas versátil, lo digo siempre. Y eso puede incluir a otra persona en la relación. En eso resulta ejemplar la evolución del triángulo amoroso de Ana, Susana y Darek. Ahora queda por ver cómo Pablo Iglesias gestiona su frustración, porque esto no se lo esperaba. No sabemos si por irse a vivir a una cómoda dacha en la periferia o por su perfil de hombre alfa, no supo ver el indudable sex appeal de Manuela Carmena que, finalmente, se ha llevado el gato al agua. También es cierto que te dejen por alguien mayor que tú no entra en los planes de casi nadie.

Yo, que no me he alejado del centro, solo puedo pensar que el chavismo no consiguió una revolución salvadora sino el enorme fracaso que puede provocar una intervención extranjera. El país que mis padres querían construir se ha convertido en un conflicto estratégico en la era global debido a sus magníficas riquezas minerales.

Ver esta publicación en Instagram

Gracias a todos por vuestras felicitaciones, y de mis amigos que puedo decir, me hicisteis tan feliz gracias os quiero, con cumples como este llego a los cien. 💙💙💙💙💙💙

Una publicación compartida de Lucia Bosé Oficial (@lucia_bose) el 28 Ene, 2019 a las 11:59 PST

Minerales y animales. Recuerdo el canto de los sapitos en el jardín de mis padres cada vez que llovía con fuerza tropical. Una pared sinfónica repetitiva, húmeda y envolvente. Un canto general. Mi madre sacaba el teléfono al patio para que los oyera cuando llamaba desde España. En Madrid, esta semana, otro ruido me chupaba energía, el de los helicópteros sobrevolando la huelga de taxistas. Por un momento no supe dónde estaba el aparato, si encima del Ávila, la montaña que domina el valle de Caracas, o sobre el parque del Retiro. Un conflicto que me obligó a caminar, enlazando gestiones con recados y kilómetros, maravillándome de la ciudad que redescubría con su luz rosada endulzando las esquinas. El enfado o la sonrisa de los peatones. El compadreo sobre la situación: “Aquí, la culpa es de los políticos”, me informó una señora recién salida del tinte. “Igual que en tu tierra, Boris”.

No, no todo es igual. Así como me gustaría que Maduro se marchara evitando males mayores, también nos gustaría que pudieran cohabitar taxis y VTC sin mayor problema. Como hacen Ana Obregón y Susana Urribarri. Las movidas del taxi y de Podemos coincidieron con la Semana de la Moda en Madrid. Acudí al desfile de Pedro del Hierro, donde Isabel Preysler enfrentó magistralmente un pelotón de fotógrafos y de móviles intentando capturar la esencia de su proverbial autocontrol. Y también al de Roberto Torretta, donde me senté un instante antes que entrara Marta Ortega. Me levanté a besarla, convirtiéndome en objetivo colateral de los flashes. Ortega es rica también en simpatía, con su punto gallego que disfruto y conozco muy bien. Rápidamente le cedí paso mientras los fotógrafos gritaban nuestros nombres como si fueran taxistas furiosos. Me parece que ninguna de esas fotos salió publicada. No soy taaan noticia y eso lo tengo que asumir.

En medio de tanta furia y ruido, fuimos a celebrar el cumpleaños de Lucía Bosé siguiendo un plan improvisado, que son siempre los mejores. Terminamos cantando Eres, un éxito de Massiel con un mensaje contundente: “Eres, por tu forma de ser conmigo lo que más quierooo”. Lucía se reía, porque a su edad no duda de que sea verdad.

Darek confiesa al fin su relación con Susana Uribarri: «Con ella he encontrado el amor»

Tras meses, e incluso años, de especulaciones, el modelo y ex de Ana Obregón, el escultural Darek, ha confesado quién es la dueña de su corazón. Sin tapujos, el polaco ha revelado a la revista Lecturas lo que ya casi todos sospechaban: que su inseparable compañera de profesión, fiestas y bodas, Susana Uribarri, es, además de su representante, su novia.

«La llave de nuestra relación es el respeto, la confianza y, por supuesto, el amor», ha explicado el maniquí a la publicación, quien relata que lo primero que le deslumbró de ella fue su forma de trabajar, su fuerza y su don de gentes. Además, para su amado, Susana tiene «los ojos más bonitos» que conoce. «Con ella he encontrado el amor verdadero», afirma.

La pareja se conoció cuando Darek mantenía una relación con Ana Obregón. En aquellos tiempos Uribarri era amiga de la actriz . Después, cuando aquel noviazgo se rompió, Uribarri pasó a trabajar comomanager de Darek. Y a partir de ahí, en algún momento -el joven no especifica cuándo- surgió «poco a poco» el amor. Si no lo revelaron antes es, explica, porque querían mantener su vida privada al margen de los medios, sobre todo hasta estar convencidos de que lo suyo era «sólido».

«El tiempo ha jugado a nuestro favor», declara el polaco, a quien no le importa en absoluto que su pareja sea mayor que él. Como ya defendió cuando compartía la vida con la bióloga y presentadora más famosa de nuestro país, Darek sostiene: «Estamos en el siglo XXI y en el amor no existen barreras».

Durante años ha sido conocida como la mánager preferida de los famosos. Ana Obregón, Valeria Mazza, Carolina Cerezuela, Julio Iglesias y, a excepción de Enrique, todos los hijos de Isabel Preysler han confiado en Susana Uribarri (49) la gestión de sus carreras y la obtención de suculentos contratos publicitarios que férreamente ella negociaba.

Sin embargo, su actividad como representante se ha ido apagando en los últimos meses, como evidencia su desvinculación progresiva con los personajes que demandan las firmas para los ‘photocalls’. La pérdida más llamativa ha sido la de las hermanas Tamara Falcó y Ana Boyer, sus últimas ‘joyas’. Pese a que siguen apareciendo en la web de Alfin Producciones, que es como se llama la empresa de Susana, las ‘niñas’ de Isabel Preysler trabajan en exclusiva con la agencia BeUp desde septiembre.

Otra de las ‘celebs’ que más rentabilidad le ha proporcionado a Uribarri en los últimos años con acuerdos publicitarios, Carolina Cerezuela, también ha empezado a volar por su cuenta. De hecho, la presentadora confirma a LOC que su último amadrinamiento para Polaroid, celebrado a mediados del mes de marzo, se cerró sin la gestión de Uribarri. No obstante, aclara Cerezuela que no ha roto profesionalmente con la representante. Una relación parecida es la que mantiene con Blanca Cuesta, la mujer de Borja Thyssen, con quien tampoco tiene exclusividad.

Llamadas nerviosas

Como ha podido saber LOC, la novia de Darek (ex de Ana Obregón) está tirando de agenda desde hace semanas para firmar contratos de las ‘celebs’ que aún conserva en su ‘escudería’. «Ha pedido trabajo a algunos contactos. Lleva meses sin hacer prácticamente nada y está nerviosa», cuenta una amiga de la mánager.

Sus representados no le reportan ahora los ingresos que conseguía con sus personajes ‘corazoneros’ de antaño

Mientras se mantiene entretenida con su blog en Hola.com, Susana continúa representando, según la pagina de Internet de Alfin Producciones, al presentador Manu Carreño, Carlos Lozano, Julio José Iglesias -también a su mujer, Charisse Verhaert- Marisa Jara, Elena Tablada, Lorena Bernal, María José Suárez, Marina Danko, Sonsóles Suárez y su marido DJ, Paulo Wilson, entre otros. Sin embargo, ninguno de ellos le reportan ahora los ingresos que conseguía con sus personajes ‘corazoneros’ de antaño, ya que la mayoría son de perfil más bien bajo.

Susana sigue gestionando también las apariciones públicas de Darek, aunque el modelo polaco no ha logrado aprovechar la popularidad que le proporcionó su romance con Ana Obregón y hace un par de años años que perdió su gran tirón. Esto no parece ser un motivo de distanciamiento entre Susana y su pareja, con quien retomó en verano pasado la intermitente relación sentimental que comenzó en 2008, nada más romper éste con la bióloga más fantástica de España. Aunque todavía no se atrevan a dar el ‘sí, quiero’, como anunciaron en 2010 a golpe de exclusiva, Darek le ha demostrado a Uribarri que está a su lado en la salud y en la enfermedad, tanto en la riqueza como en los momentos menos boyantes.

Hace poco más de un año la representante Susana Uribarri, hija del mítico presentador ya fallecido José Luis Uribarri, y el modelo, actor y entrenador personal de origen polaco Dariusz Miroslaw ‘Darek’ tenían planes de boda después de cinco años juntos. Entonces protagonizaron una ‘ruptura’ sorpresa y cada uno decidió seguir su propio camino. Hasta ahora.

Susana y Darek han decidido darse una nueva oportunidad y desde hace días han retomado su noviazgo, con el que parecen vivir una nueva etapa llena de ilusiones y esperanzas. La pareja fue vista junta en actitud muy cariñosa hace una semana en Madrid, donde salieron a cenar a un popular restaurante, que abandonaron agarrados de la cintura. Y repitieron velada días después.

Un amor que comenzó en 2009
Fue en octubre de 2009 cuando la pareja confirmó su noviazgo oficialmente. Se habían conocido años antes cuando Susana era la representante de la actriz Ana Obregón, de quien era íntima amiga, y Darek el novio de esta. Ambos se llevaban tan bien que Uribarri comenzó a representar al polaco, que vivía sus días de gloria gracias a su atractivo e impresionante cuerpo.

Con el tiempo y el contacto, poco a poco y tras la ruptura de Obregón y Darek, el modelo y la manager pasaron lentamente a algo más profundo que terminó en una relación que llegó a estar tan consolidada que a punto estuvieron de pasar por el altar, hasta que decidieron romper con la excusa de que sus apretadas agendas y compromisos no les dejaban pasar el suficiente tiempo juntos.

A pesar del distanciamiento, Susana y Darek no cortaron su relación profesional y ella continuó representándole. Ahora, la chispa de este ‘roce’ continuo ha vuelto a encender la llama del amor.

Darek y Susana Uribarri, muy enamorados en la portada de Lecturas

El guapísimo ex de Ana Obregón, Darek comparte portada con su representante y actual amor Susana Uribarri en la revista Lecturas. El polaco de 29 años confiesa abiertamente que Susana es la dueña de su corazón y que es su novia, algo que ya sabíamos después de algún tiempo viéndoles juntos en eventos y bodas, aunque no estuvieron en la de Marisa Jara para no crear polémica, ya que Ana Obregón también estaba invitada, pero sí en la de la hija de Maribel Yébenes.

El modelo explica que la edad no es una barrera para ellos, hay que recordar que Susana tiene 42 años, bastantes menos que su ex pareja Ana Obregón que ya está bastante adentrada en la cincuentena. «La llave de nuestra relación es el respeto, la confianza y, por supuesto, el amor», ha explicado Darek.

El polaco reconoce que lo que le deslumbró de su chica fue su forma de trabajar, su fuerza y su simpatía. Además, piensa que su amada tiene los ojos más bonitos del mundo y no se corta en decir que ha encontrado a su media naranja.

Ambos son inseparables, este pasado verano pasaron juntos sus vacaciones y Susana Uribarri ya conoce a los padres de Darek con los que tiene buen rollo, a pesar de que el idioma sea una barrera entre ambas partes.

Susana Uribarri era amiga de Ana Obregón, una amistad que se fue al traste cuando la hija de José Luis Uribarri empezó a ejercer como representante de Darek y el noviazgo con la bióloga se rompió. Entonces, su relación se fue haciendo más estrecha y «poco a poco» comenzó a surgir el amor. Antes de hacerlo público, explica Darek quería que su relación estuviera lo suficientemente asentada. Ahora afirma que el tiempo juega a su favor y que en el siglo XXI y en el amor no existen barreras. Bonitas palabras.

Vía | 20 Minutos

Declaraciones Gente Moda Parejas #Darek #susan-uribarri

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *