0

Tarta manzana horno

La tarta de manzana siempre genera agradables sensaciones, por eso cosecha legiones de adeptos y muy poquitos son los que se resisten a su irresistible (e inconfundible) aroma. Además, evoca el recuerdo de la cocina tradicional, esa de la que las abuelas tanto saben y tanto pueden enseñarnos.

Esta receta es una práctica fórmula con la que conseguirás preparar rapidísimamente una esponjosa tarta de manzana o pastel de manzana con textura ‘abizcochada’ e irresistible sabor.
INGREDIENTES
· 2 manzanas de la variedad que más te guste
· 60 g de azúcar
· El zumo de medio limón
· 1/2 cucharadita de canela
· Un pequeño trocito de mantequilla (o como yo, un poquito de aceite de coco que no tenía mantequilla y tuve que recurrir a un suplente)
– Para la masa:
· 2 huevos
· 60 g de azúcar
· 70 g de harina
· 1 sobre de levadura en polvo (tipo ‘Royal’)
ELABORACIÓN
1. Pela y lamina las manzanas en gajos, preocúpate un poquitín de hacerlo lo más bonito que puedas pero sin agobios…tampoco vayas a dejarte los nervios en el intento porque la gracia de esta receta es lo sencilla que nos resulta a los carentes de paciencia.
2. Pon la mantequilla en una sartén (muy importante que sea antiadherente y de unos 24 cm de diámetro) y lleva a fuego medio. Saltea las manzanas moviendo cuidadosamente para que no se machaquen innecesariamente. Cocina unos 4 minutos o hasta que comience a formarse una especie de salsita.
3. Añade el azúcar, la canela y el zumo de limón. Mezcla (con mimo, recuerda), coloca una tapa y continua cocinando mientras preparas la masa del bizcocho.
4. Bate los huevos con un tenedor o unas varillas manuales (si las tienes eléctricas, úsalas, será perfecto), añade el azúcar y continua batiendo un par de minutos más.
5. Tamiza la harina con la levadura, incorpora a la masa. Mezcla hasta conseguir una crema homogénea.
6. Destapa la sartén, coloca los gajos de manzana lo más apañado que tu paciencia te permita y vierte la mezcla que acabas de hacer por toda la superficie.
7. Coloca la tapa, cocina a fuego suave (¡Sin destapar!) durante 20 minutos.
8. Destapa (lo más rápido que puedas para evitar que el agua de la condensación gotee sobre el bizcocho) y voltea cual tortilla de patata (ayudándote de un plato), tapa de nuevo y cocina 5 minutos más.
9. Pasado ese tiempo destapa, comprueba que esté cocinado pinchando un palito de brocheta y si está listo, desmolda en un plato o coloca en un pedestal de tarta. Deja que temple unos minutos antes de catar, ten paciencia, anda.
-Consejos-
· Prueba a barnizar la superficie del pastel (una vez que lo hayas sacado de la sartén) con un poquito de mermelada de melocotón o albaricoque aligerada con unas gotitas de agua.
· Sirve acompañado de una bola de helado de vainilla, es un irresistible combo.
¡Espero que te guste!

Tarta de manzana light, sin azúcar

Hace una año empezamos a cuidar mucho nuestra alimentación, como resultado ¡20 kilos menos! y mucha felicidad y autoestima. A día de hoy seguimos con este proceso, ya que forma parte de nuestro día a día. A Ramón le encantan los dulces caseros para desayunar, así que nos ingeniamos esta deliciosa tarta de manzana light sin azúcar para que pueda disfrutar de su dulce mañanero sin cargo de conciencia.

Para esta receta puedes usar copos de avena o salvado de avena. Yo la he elaborado con salvado de avena, ya que posee una gran capacidad saciante y regula el colesterol, lo que nos permitirá sentirnos totalmente llenos con tan sólo un trozo de esta tarta, cortando por lo sano con esa necesidad de comerte otro trozo más.

Lo bueno de esta receta de tarta de manzana light sin azúcar, es que es totalmente recomendada para diabéticos y dietas bajas en cantidad de azúcar, ya que regula la diabetes ¡¡no hay que renunciar a comer un postre delicioso!!. Además es tan rápida de elaborar y necesita muy pocos ingredientes, por lo que siempre los tendrás a mano para hacerla.

Si estás buscando desayunos y meriendas que sean sanos y ligeros, os recomendamos nuestra sección de los lunes; ideas saludables. Aquí compartimos recetas rápidas y sencillas para disfrutar de nuestra alimentación de forma saludable.

Tarta de manzana light SIN AZÚCAR

Plato Desayuno Cocina Española Preparación 10 minutos Cocción 20 minutos Tiempo total 30 minutos Raciones 6 personas Autor Conxy Gastroandalusi

  • 1 o 2 manzanas 1 si es grande, 2 si son pequeñas
  • 2 huevos tamaño L
  • 1 yogur natural desnatado
  • 2 medidas de vaso de yogur de salvado de avena o copos de avena
  • 1 sobre de levadura / polvo de hornear
  • 1 cdita aroma, esencia o pasta de vainilla opcional
  • canela en polvo opcional
  • 1 cda stevia, edulcorante líquido, sirope de agave, etc puedes añadir más cantidad si te gusta más dulce

Elaboración paso a paso

  1. Precalentamos el horno a 180º. Pelamos y cortamos las manzanas en gajos, reservamos en un plato a parte.
  2. En un bol cascamos los dos huevos y con ayuda de unas varillas eléctricas batimos hasta duplicar su tamaño.
  3. Añadimos el yogur, y de forma opcional la vainilla, y el edulcorante elegido y volvemos a batir hasta que se integre todo.
  4. Agregamos la levadura (polvo de hornear) y batimos de nuevo.Añade ahora los copos de avena o el salvado y bate todo el conjunto.
  5. Añade a la mezcla la manzana y con ayuda de una cuchara remueve para que las manzanas se impregnen de la masa
  6. Barniza con aceite de oliva virgen extra un molde de 18cm de diámetro, y añade la mezcla. Espolvorea canela por encima
  7. Hornea durante 15 minutos a 180º con calor arriba y abajo. Si a los 15 minutos aún no está cocida del todo deja unos 5 minutos más.
  8. Deja enfriar durante 10 minutos antes de desmoldarla para que no se rompa ¡¡y a disfrutar!!
  9. En vez de 2 medidas de yogur de salvado de avena, podéis usar 1 medida de salvado de avena y otra de salvado de trigo

Notas de la Receta

En vez de 2 medidas de yogur de salvado de avena, podéis usar 1 medida de salvado de avena y otra de salvado de trigo

Hoy os presento la primera de las recetas en las que colaboro con Castey, fabricante de utensilios de cocina de alta calidad desde 1565.

Para ello he utilizado la sartén Fundix. Ideal para este tipo de elaboraciones debido tanto a su excelente capa antiadherente como a su característica más singular: se le puede retirar el mango y meterla al horno.

La tarta tatin es otra de las muchas elaboraciones culinarias que nos vienen de la cocina francesa. Se trata de un pastel de manzana elaborado al revés. Se dice que la inventaron por casualidad las hermanas Stéphanie y Caroline Tatin allá por 1889. Al caramelizar en exceso unas manzanas decidieron colocarle encima la masa y hornearlo. El resultado, una exquisita y fina tarta de manzana.

Como veis este es el principal motivo por el que me decidí a utilizar la Fundix. El resultado ha sido fantástico. Te permite hacer el caramelo sin miedo a que se te pegue y luego terminar la cocción en el horno con solo retirarle el mango, que por cierto, los tienes disponibles en varios colores.

Si te animas a tener la tuya, no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de este blog o de las redes sociales.

Ponte el delantal y vamos con lo importante:

¡ A COCINAR !

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

  • 4 Manzanas reinetas (en principio te valen cualquiera que tengas a mano)
  • 30 gr. de Mantequilla.
  • 100 gr. de Azúcar.
  • 250 gr. de Masa quebrada.
  • 1 rama de Vainilla.

Para realizar la masa quebrada solo tienes que dirigirte a la receta de Quiche lorraine de espinacas, salmón y requesón publicada en el blog. Te resultará más fácil hacer toda esa cantidad y separar la que necesites. El resto lo puedes congelar envuelto en papel film, en porciones de 250 gr y utilizarlo para otras elaboraciones.

Masa quebrada:

  • 250 gr. de Harina tamizada.
  • 125 gr. de Mantequilla.
  • 1 yema de Huevo.
  • 5 gr. de Sal fina.
  • 5 cl. de Agua

CÓMO ELABORAR UNA DELICIOSA TARTA TATIN DE MANZANA, CON LA AYUDA DE LA SARTEN FUNDIX DE CASTEY.

Empezamos por elaborar la masa quebrada:

Tal y como te comenté en la receta del Quiche lorraine de espinacas, salmón y requesón, te conviene prepararla el día anterior o rescatar una porción de esas que guardaste en el congelador. Si por el contrario estás un poco perezoso puedes optar por comprar un rollo de masa quebrada o brisa en el super. También la puedes hacer con hojaldre. El proceso y los tiempos de cocción son casi idénticos.

Estira la masa con un grosor de unos 4 milímetros y con la ayuda de un bol, ensaladera o similar, córtala con un diámetro 1/2 cm superior a la sartén o molde que utilices.

Coloca la sartén en el fuego y añade la mantequilla, el azúcar y la «carne» de la vainilla. Para ello dale un corte longitudinal con una puntilla y con la ayuda de la misma se la vas rascando.

Pon el fuego medio-alto y sin dejar de remover con una espátula ve caramelizando el azúcar.

Mientras tanto, pela y descorazona las manzanas. Córtalas en 8 gajos cada una y espera a que se termine de hacer el caramelo.

Si notas que le salen grumos al caramelo añádele un poco de agua o zumo de limón. Poco a poco para que se vayan disolviendo.

Una vez que tienes el caramelo listo, retira la sartén del fuego y coloca las manzanas encima del caramelo. Tiene que estar la sartén bien cubierta. Colócalas con un poco de gusto ya que es la parte que luego se va a ver de la tarta. Pon el horno a 200ºC.

Vuelve a colocar la sartén en el fuego a temperatura suave y coloca la masa quebrada encima. Tienes que meter bien los bordes. Ayúdate con una cucharilla para no quemarte.

Hazle un agujero en el centro con una puntilla a modo de chimenea para que respire en el horno. Cuando notes que va saliendo el caramelo por los bordes, mete la sartén al horno.

Ahora es cuando te vas a alegrar de tener esta sartén. La introduces en el horno con toda comodidad con su mango y una vez dentro se lo quitas. Así de sencillo.

Tendremos la tarta en el horno entre 20 y 30 minutos. Cuando veas que la masa está cocinada, vuelve a colocarle el mango a la sartén y la dejas reposar fuera del horno unos minutos.

Ahora es cuando viene la parte más delicada: darle la vuelta.

Necesitas una fuente o plato bonito donde vayas a servirla que tenga algo de reborde ya que el caramelo puede estar líquido y quemarte. Dale la vuelta como si fuese una tortilla pero teniendo mucha precaución en no quemarte con el caramelo.

Protégete bien el brazo con un trapo de cocina y ¡ voilá!

En este programa… Paulina amenaza con… bueno, ya verán.

Qué tal amiguísimos de Paulina Cocina. Si bien tenemos en la web publicada esta tarta de manzanas súper fácil, les debíamos la torta de manzana invertida.

Pero como siempre, Paulina buscó una receta que se salga de lo común y que sea no solo una torta de manzana sino una torta de manzana bien bien sencilla.

Es así que descubrimos esta apple skillet cake, o torta de manzanas sin horno, en sartén. Les va a encantar.

¡Disfruten del video!

Hasta la próxima!

Nicola Garupa
Productor

para suscribirte a mi canal de Youtube y ver todos los videos ¡es Gratis!

sobre esta torta de manzana invertida

Qué tal gente, aquí Paulina.


No van a poder creer esta receta de tarta de manzana que les traigo hoy. Ni yo la puedo creer.

No solo es recontra sencilla sino que… casi no tengo aclaraciones para hacerles!!!

Apenas algunas que ahí van:

El único secreto de esta torta es la temperatura de la hornalla. Tienen que poner a fuego bien bien bajo e intentar no abrirla. Si suben el fuego, el pastel de manzana se les va a quemar. Si abren y cierran, perderá temperatura y tardará más la masa en hacerse. Si la hacen tardar mucho más, se les va a quemar. ¿Estamos?

Otro tema es la sartén: tratá de usar la mejor que tengas, una de fondo grueso.

Namber chú, no esperen mucho para desmoldarla (¡iupi!, siempre esperamos que digan esto de una torta y no lo contrario).


Namber zrí, sí esperen para cortarla. ¿Ven en el video que la hago un poco garompa cuando le meto el cuchillo? Es porque no esperé, por gorda ansiosa.

Namber for, no me vengan acá en los comentarios con lo de garompa. Garompa es una palabra hermosísima.

Ingredientes

para una tarta chica (¿las medidas? ni la más remota, amor…)

Para la 1º parte

  • 75g. de manteca
  • 2/3 de taza de azúcar
  • 1 cdita. de canela
  • 3 manzanas
  • 1 puñado de nueces

Para la masa

  • 1 taza de harina leudante
  • 1/3 de taza de azúcar
  • 1 cdita. de canela
  • 75g. de manteca derretida
  • 1/3 de taza de leche
  • 1 huevo
  • 1/3 de taza de agua

Receta de torta de manzana invertida sin horno

así son las cosas

  1. Poné la manteca, el azúcar y la canela (ingredientes de la primera parte) a fuego medio en una sartén. Revolvé hasta que la manteca se derrita y se una con el azúcar.
  2. Agregá las manzanas, peladas y cortadas en gajos, en forma de “calesita” sobre la mezcla de azúcar y manteca. ¿No me entienden bien? Para eso les hago un video, chicos. Tapá y dejá cocinar 10 minutos a fuego medio.
  3. Mientras tanto, hacés la masa: mezclá la canela, la harina y el azúcar (ingredientes segunda parte) en un bol. Agregá la manteca derretida, la leche, el huevo batido y el agua. Mezclá bien hasta que quede todo unido y organizado.
  4. Una vez pasados los 10 minutos de las manzanas, abrí la tapa y tirá despacito, por encima, la mezcla de torta. Intentá que cubra bien todo pero si no queda perfecta no pasa nada.
  5. Tapá, bajá el fuego al mínimo y dejá en la hornalla unos 20 minutos, media hora, hasta que veas que al tacto la masa está cocida o hasta que le metas un palillo y salga seco, como a cualquier torta.
  6. Desmoldá, colgate mirando ese color ambar maravilloso de la invertida de manzana, sacale una foto para Instagram y mandale este tweet a tu amiga:

La tarte Tatin es una variante de la tarta de manzana en el que las manzanas han sido caramelizadas en mantequilla y azúcar antes de incorporarlas a la masa. Su peculiaridad es que se trata de una tarta al revés, es decir, para su elaboración las manzanas se ponen debajo y la masa encima. Tampoco lleva crema.

Como muchos otros platos famosos internacionalmente, se dice que la tarta Tatin fue creada por accidente, concretamente en el un hotel francés llamado Tatin.

Ingredientes: 1,5 kg de manzanas reineta, 70 gr de mantequilla sin sal y 185 gr de azúcar, 225 g de harina, 1 pizca de sal, 100 g de mantequilla sin sal, 65 gr de azúcar, 1 huevo grande.

Preparación: Primeramente elaboramos la masa de la tarta tamizando la harina sobre la superficie de trabajo formando un volcán. Colocamos la sal, y la mantequilla en pomada. Amasamos con los dedos hasta obtener una masa migada. Agregamos el azúcar y lo mezclamos. Incorporamos el huevo y mezclamos bien todos los ingredientes hasta conseguir una masa que se nos despegue de las manos con facilidad. Hacemos una bola y la envolvemos en papel film para guardarla en la nevera durante una hora.

Para hacer las manzanas, las pelamos les quitamos el corazón para partirlas a cuartos. Colocamos la mantequilla y el azúcar en una sartén adecuada para poder meterla al horno. La ponemos al fuego hasta que se unan bien los ingredientes y distribuimos los gajos de manzana bien apretados y cubran todo el fondo de la sartén. Dejamos la sartén a fuego lento durante una media hora hasta que la manzana se ablande, rociando de vez en cuando la manzana con sus jugos. Cuando el caramelo se dore y se evapore el exceso de jugos, retiramos.

Extendemos la masa formando un disco que cubra toda la sartén encima de la manzana presionando los bordes hacia abajo y hornear durante 30 minutos hasta que la masa se dore y se cueza en a 190 grados. Dejarmos reposar unos minutos antes el pastel antes de darle la vuelta.

Imagen: Daemonsfood

La receta de tarta de manzana es casi tan antigua como la propia humanidad. Un postre que tiene como ingrediente principal una de las frutas más consumidas del mundo, la manzana. Muchas veces intentamos incluir las frutas en los postres para que, además de estar delicioso, nos proporcionen una dosis extra de vitaminas. Con esta tarta de manzana sin horno podrás preparar un plato excepcional de forma muy sencilla. Una manera rápida y cómoda de disponer de una receta buenísima y muy natural, toma nota de los pasos que debes seguir para conseguirla.

Ingredientes:

  • 2 manzanas
  • 30 gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar
  • Zumo de limón
  • 3 cucharadas de aceite
  • 2 huevos
  • 90 gr de harina
  • 1 cucharada de canela
  • ½ cucharada de levadura
  • Cómo preparar una tarta de manzana sin horno:

    1. Empezaremos nuestra tarta de manzana sin horno pelando y cortando las manzanas. Para que quede más jugosa es mejor dejarla en trozos grandes, si te gusta más fina, puedes hacer los típicos cuadritos.
    2. Reservaremos la manzana, para que no se oxide la pondremos en un bol con agua y un poco de zumo de limón. Además, le ayudará a coger un poco el sabor de este fruto, quedará delicioso.
    3. Es un postre sin horno, así que, lo haremos directamente en una sartén. Lo ideal es una sartén de unos 21 cm a fuego medio. En ella ponemos el azúcar, unos 50 gramos más o menos la mitad a ojo.
    4. Añadimos un poco de zumo de limón y la mantequilla. Dejaremos que estos tres ingredientes empiecen a hervir. Será como una especie de base principal del dulce que haremos. Es importante que la sartén sea antiadherente para no tener sorpresas.
    5. Una vez esté los ingredientes hayan cogido temperatura, pondremos la manzana y la cocinaremos bien unos 10 minutos. Bastará con que empiece a coger color y esté un poco más tierna.
    6. Mientras se hace la manzana prepararemos el resto de los ingredientes. En un bol batiremos los dos huevos con el azúcar restante, el aceite y la canela.
    7. Iremos incorporando a esta mezcla la harina y la levadura hasta tener una masa lo más homogénea posible.
    8. Verteremos la masa directamente sobre la manzana y bajaremos un poco el fuego. Intentaremos que la masa cubra por completo la manzana.
    9. Taparemos la sartén y dejaremos que se cocine unos 15 minutos. Es importante estar atentos para evitar que la manzana se haga demasiado. A fuego medio se hará en unos minutos, siempre y cuando no nos pasemos con la intensidad.
    10. Cuando esté lista simplemente desmoldamos. Pondremos un plato grande y le daremos la vuelta a la sartén. Nos quedará perfecta, es rápida de hacer y queda muy resultona. Puedes acompañarla de una taza de chocolate o de un café capuchino, le va muy bien a la manzana.

    Tarta de manzana sin horno: cómo prepararla paso a paso

    La tarta de manzana es uno de los postres más populares. Su origen exacto se desconoce, pero se atribuye a Inglaterra y otros países europeos como Francia u Holanda donde se cultivaban manzanas y era tradición elaborar tartas con relleno. Haya nacido en un lugar u otro, lo cierto es que esta tarta, en la actualidad, es un postre conocido a nivel internacional. No es extraño encontrársela en la carta de los restaurantes, aunque como consecuencia de su popularidad, existen muchísimas versiones y la receta puede variar mucho de un lugar a otro.
    Seguro que se te ocurren varias: tarta Tatin, tarta de manzana crujiente tipo crumble, apple pie o pastel de manzana americano, tarta de manzana con hojaldre, la de crema o queso… ¡Hay muchas recetas diferentes y en este artículo te explicamos cómo hacer varias de ellas! Sin embargo, en esta ocasión vamos a centrarnos en una que se diferencia del resto no tanto por sus ingredientes, sino por su modo de preparación. No vas a necesitar horno, vas a aprender a hacer tarta de manzana a la sartén. Te contamos cómo paso a paso.

    Tu navegador no puede mostrar este vídeo

    Receta de tarta de manzana sin horno

    Ingredientes:

    • 2 manzanas grandes
    • 2 huevos
    • 90 g de harina (puede ser integral)
    • 30 g de mantequilla
    • 1 limón (su zumo)
    • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    • 80 g de azúcar
    • 1 cucharada de canela
    • 1/2 cucharada de levadura en polvo

    En lugar del horno, para hacer esta receta de tarta de manzana necesitarás una sartén. Con estos ingredientes, lo mejor es utilizar una de tamaño medio, de unos 21 cm. Si es antiaherente, mucho mejor, porque actuará como molde de la tarta.

    Preparación de la tarta de manzana sin horno:
    1. Pelar y cortar las manzanas en trozos grandes para que la tarta esté más jugosa.
    2. Reservar la manzana en un recipiente con agua y un poco de zumo de limón para que no se oxiden.
    3. Poner la sartén a fuego medio y añadir 40 g de azúcar.
    4. Echar también el zumo de limón y la mantequilla a la sartén. Dejar que hiervan.
    5. Después, añadir la manzana troceada y cocinar durante 10 minutos hasta que esté más tierna.
    6. Mientras se cocina la manzana, mezclar en un bol los huevos, el resto de azúcar, el aceite de oliva y la canela.
    7. Incorporar la harina poco a poco al bol y seguir mezclando hasta conseguir una masa homogénea.
    8. Bajar el fuego y echar la mezcla a la sartén cubriendo toda la base de manzana.
    9. Dejar que se cocine durante unos 12/15 minutos con la tapa puesta.
    10. Durante este tiempo, echar un vistazo a la masa y bajar el fuego si es necesario para evitar que la manzana se queme.
    11. Por último, retirar del fuego, dar la vuelta a la sartén y desmoldar.
    12. Poner la tarta en un plato grande.
    Puedes servirla al momento junto a una bola de helado de vainilla para que se produzca ese delicioso contraste entre calor y frío. O bien, puedes servirla junto a un café o un té. Sea como sea, ¡está buenísima!

    ¿Buscas una versión de la tarta de manzana más saludable? ¡Hazla integral y sin azúcar añadido!

    Si estás intentando comer de forma más saludable y hacer postres que no incluyan azúcares añadidos, no hay problema. También puedes hacer esta tarta de manzana sin estos ingredientes. Lo ideal para conseguir la versión más saludables es cambiar la harina refinada por harina integral y eliminar el azúcar. Al cocinar la manzana, esta soltará sus azúcares naturales y su sabor será más dulce, pero si quieres un toque extra de dulzor, puedes añadir a la receta 4 o 5 dátiles al natural triturados. La canela, ya presente en la receta, también ayudará a que la tarta tenga un sabor más dulce.
    En este sentido, también es importante utilizar aceite de oliva virgen extra, como señalamos en la receta y no aceite de girasol, pues aunque puedas pensar que tiene un sabor más fuerte, es mucho más saludable que el otro.

    ¿Has tomado nota? Se trata de una receta fácil pero bastante resultona. De esas que son perfectas para días en los que tenemos invitados en casa y no disponemos de mucho tiempo. Así que no lo dudes más y pruébala, seguro que repites cada vez que te apetezca un trocito de tarta de manzana.
    Y si te has quedado con ganas de más recetas, también te dejamos una galería con ideas diferentes para preparar un mug cake, es decir, un bizcocho a la taza para el que tampoco necesitarás horno, sino que podrás hacer directamente en el microondas. También puede ser ideal para invitados o, simplemente, para darte un capricho rápido sin invertir muchas horas en la cocina. Solo necesitarás una taza, un huevo, harina, levadura en polvo, mantequilla o aceite, endulzante y, si te apetece, algún otro ingrediente como chocolate, leche, frutas (fresa, plátano, albaricoque…), frutos secos, mermelada, caramelo… Echa un vistazo, ¡te damos muchas opciones!

    Descubre: Mug cakes o cómo hacer magia a la taza

    Pastel volteado de manzana sin horno

    El pastel volteado de manzana o pastel al revés (y de cualquier otro sabor, como chocolate, plátano, piña o naranja) es una forma distinta y fácil de cocinar, presentar y comer y cocinar este delicioso postre.

    Normalmente, las tartas o pasteles se suelen cocinar en el horno y constan de una base en la parte inferior y una cobertura o superficie, que puede ser de múltiples ingredientes, sabores y colores.

    Pues bien, en el caso del pastel volteado es todo lo contrario; es decir,la fruta o ingredientes están en la parte inferior y están cubiertos por la masa. Al cortarla, queda al descubierto una grata sorpresa de un dulce interior.

    Además, existe la posibilidad de cocinar esta receta sin necesidad de horno. Sí, has leído bien, sin horno. Vamos a ello a continuación.

    Receta del pastel volteado de manzana

    Preparación

    • Cortamos las manzanas en rodajas. Desechamos el corazón y las semillas.
    • Mientras tanto, preparamos la masa. Colocamos en un recipiente la harina, la levadura y el azúcar y dejamos un espacio en el medio para agregar los huevos y un chorrito de aceite.
    • Comenzamos a batir y vamos agregando, poco a poco, la leche y el agua de azahar. Mezclamos hasta obtener una masa homogénea.
    • Aparte, derretimos dos cucharadas de mantequilla en una sartén a fuego medio. Agregamos tres cucharadas de azúcar moreno y mezclamos hasta obtener una especie de caramelo.
    • Inmediatamente, salteamos las manzanas con el caramelo.
    • Una vez listas, agregamos la masa a la sartén, poco a poco, comenzando por los bordes de la olla hasta el interior. ¿Por qué por los bordes? Porque si iniciamos por el centro, la fruta se irá hacia los lados y no quedará centrada.
    • Si lo deseamos, podemos añadir también unos trozos de piña o cerezas.
    • Después, cubrimos la sartén con su tapa y dejamos cocer a fuego bajo durante 20 minutos, aproximadamente. El vapor hará que nuestro pastel volteado de manzana se cueza a la perfección.
    • Dado que es posible que nos sobre bastante masa, mientras se hace el pastel volteado de manzana podemos preparar otro igual o de alguna otra fruta (melocotón, piña, naranja, etcétera).
    • Pasados los 20 minutos, procedemos a girar el pastel volteado de manzana, al igual que con una tortilla: colocamos un plato un poco más grande que la olla encima de ella.
    • Dejamos cocer la otra parte del pastel unos 5 minutos y luego, apagamos el fuego.
    • Giramos el plato con la olla con cuidado, sujetando bien el plato con una mano y la olla por el otro. El pastel volteado de manzana quedará perfectamente posicionado en el plato.
    • Dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de servir.

    Descubre: Receta de bizcocho de miel y especias

    Algunas recomendaciones

    Para facilitar la cocción y, posteriormente, la manipulación del pastel a la hora de girarlo,es importante que preparemos el postre dentro de un recipiente bajo y con tapa.

    Para la decoración del pastel volteado de manzana, podemos recurrir a: un toque de miel, azúcar glas espolvoreada por la superficie, un toque de canela o, por qué no, un poco de nata o coco rallado. Todo dependerá de nuestros gustos y creatividad.

    En caso de que no se desee preparar la receta con azúcar, se recomienda sustituirla por miel o por jarabe de agave. Por otra parte, también se puede cambiar la harina por otra de nuestra preferencia (integral, por ejemplo); solo debemos estar atentos a las indicaciones de la variante en relación al tiempo de reposo y cocción.

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *