0

Tatuaje tapado o destapado

Tabla de contenidos

Tras hacerse un tatuaje, comienza un mar de dudas para los «recién llegados» al mundillo de la tinta en la piel. ¿Cuánto tiempo debo aplicar la crema sobre el tattoo? ¿Puedo bañarme en la piscina? ¿Cuándo podré volver al gimnasio? Son muchísimas las preguntas y dudas que nos rondan entorno al nuevo tatuaje que nos acabamos de hacer. En este artículo daremos respuesta a una de estas principales dudas. Y es sobre el tiempo que debes llevar tapado un tatuaje recién hecho.

¿Un día? ¿Dos? ¿Tres? Depende. Así es. Y expondré mi experiencia personal que me ha llevado a saber cuánto tiempo debo llevar tapado un tatuaje recién hecho. Si el tattoo es de tamaño pequeño o mediano y no está en una «zona sensible» más propensa a infectarse, sólo será un día. Y es, evidentemente, desde el momento que salimos del estudio de tatuajes hasta la mañana siguiente.

La primera noche deberemos de curarnos el tatuaje y volverlo a tapar con film transparente para pasar la primera noche con el tatuaje cubierto. De esta manera, evitaremos que las sábanas de la cama se manchen de la tinta que supura la piel o que puedan, literalmente, pegarse sobre el tattoo recién hecho. Y hacedme caso, es una sensación que no os gustará experimentar.

Pero, ¿y si se trata de un tatuaje de gran tamaño? Si ya se trata de una pieza muy grande como medio brazo o gran parte de la pierna, ya es recomendable que las dos o incluso tres primeras noches durmamos con el tattoo tapado. Aun así, durante el día, lo más recomendable es no llevarlo cubierto de film transparente, a no ser que vayamos a trabajar y podamos entrar en contacto con suciedad.

Si se da el caso de que tenemos una profesión en la que, inevitablemente, nos manchemos de grasa o cualquier tipo de suciedad, es imprescindible que durante las dos primeras semanas trabajemos con nuestro tattoo debidamente tapado para evitar problemas durante el proceso de curación. Por lo tanto y para ir finalizando este artículo, podemos decir que si el tatuaje es pequeño, sólo es recomendable llevarlo tapado el primer día (o como máximo durante los dos primeros), mientras que si es de gran tamaño, lo ideal es taparlo durante los dos o tres días siguientes a la elaboración del tatuaje.

Recuerda que es importante que el tatuaje recién hecho pueda «respirar» para favorecer una correcta curación. Y lo mismo ocurre al aplicar la crema que uses para la curación, si usas una cantidad excesiva, la piel no podrá respirar y podrá acarrear que el tattoo no cure bien.

¿Cómo cuidar un tatuaje?

Una vez has decidido hacerte un tatuaje y sales de la tienda con tu nueva obra de arte sobre la piel, no debes descuidar cuidar tu tatuaje para evitar que este se infecte o estropee. Es importante seguir los consejos sobre como cuidar un tatuaje que te de tu tatuador y si tienes cualquier duda, le preguntes a él en primer caso en lugar de dejarte aconsejar por un amigo.

Normalmente, un tatuaje tarda entre 7 y 14 días en curarse por completo, y que tarde más o menos dependerá del tipo, estilo, tamaño, ubicación y los cuidados que le des. Sin embargo, una vez se ha curado la capa superior, todavía puede tardar hasta un mes para que la piel más superficial y las capas interiores vuelvan a estar al 100%.

El vendaje de un tatuaje

Cuando el artista termina el tatuaje, debe limpiarlo con un poco de jabón, agua y tal vez incluso un poco de agua de hamamelis antes de tomar una foto para ti. Posteriormente, cuando se haya secado completamente, es probable que te aplique algún ungüento anti-bacterias para evitar que la zona se infecte. El último paso será vendar la zona en la que está el tatuaje con algún tipo de gasa estéril.

En ocasiones, el tatuaje estará en una zona en la que es difícil de vendar completamente con un vendaje estándar, en esos casos, tu tatuador podría optar por usar film trasparente en lugar de un vendaje. Existen algunas ventajas y desventajas de tapar un tatuaje con film trasparente:

  • Como ventajas, tenemos que la envoltura plástica no se pega al tatuaje, se puede usar bien en zonas grandes como la espalda y se puede ver el nuevo tatuaje a través del plástico.
  • Como desventaja tenemos que el plástico no absorverá cualquier fluido que expulse el cuerpo, al no transpirar se formará una pequeña capa de humedad sobre la piel que, con el calor corporal se calentará ligeramente. La humedad más el calor son las condiciones perfectas para la proliferación de bacterias lo cual podría acabar en una infección.

Si tu tatuador ha utilizado un vendaje con plástico trasparente, deberás eliminarlo lo antes posible y sustituirlo por un vendaje que transpire.

¿Cuánto tiempo debo llevar el vendaje?

Estoy seguro que, si acabas de hacerte un tatuaje, querrás quitarte el vendaje lo antes posible para poder disfrutar de él y enseñarselo a tus amigos de inmediato, pero quitarse el tatuaje no es una buena idea. Debes resistir la tentación y esperar. Piensa que durante al menos dos horas después de acabar de hacerte un tatuaje, tu cuerpo seguirá expulsando fluidos. Este período de tiempo es crítico y necesita que la zona esté protegida. Por tanto, como mínimo deberás mantenerlo durante de 2 a 4 horas aunque algunos tatuadores te recomendarán de 6 a 8. Será tan malo quitarse el tatuaje demasiado pronto como mantenerlo durante demasiado tiempo, así que intenta no llevarlo más de 8 horas.

Pasado ese tiempo, es el momento de retirar el vendaje y mostrar a todos tus amigos y familiares tu nueva obra de arte. Y ahora que ya lo ha visto todo el mundo, es el momento de empezar a cuidar tu tatuaje. Para ello deberás limpiarlo con un jabón antibacteriano líquido no perfumado. Debes limpiar tu tatuaje siguiendo estos pasos:

  1. Lávate las manos para evitar pasar las bacterias que en ellas pueda haber a la zona sensible.
  2. Láva la zona tatuada con un jabón antibacteriano líquido no perfumado. Utiliza siempre agua tibia y no caliente para lavar el tatuaje.
  3. Seca tu tatuaje con una toalla suave sin frotar la zona. En lugar de restregar la toalla por la zona, sécala aplicando pequeños toquecitos con la toalla.

Como precaución debes saber que el agua caliente, el calor y/o el vapor de agua abren los poros de la piel y podría filtrarse algo de tinta del tatuaje en ellos. Si se filtra tinta en los poros de la piel podría difuminarse ligeramente tu tatuaje o aparecer algunas manchas. Otro problema de que los poros de la piel se abran es que podrían colarse bacterias en la zona sensible e infectar la zona. Por estos motivos, muchos artistas recomiendan ducharse con agua tibia y acabar la ducha con agua fría para que los poros vuelvan a cerrarse.

Si por algún motivo notas que el vendaje se pega a la piel al interar retirarlo, NO tires de él. Mete la zona tatuada con la venda debajo de la ducha usando agua agua fría o tibia e intenta retirarlo de nuevo cuando esté bien empapado.

¿Con que productos debo cuidar mi tatuaje?

Seguramente, escucharás sobre este tema tantas respuestas como personas a quien preguntes. En cualquier caso, la mejor opción será la que te haya indicado tu tatuador siempre y cuando utilice productos comerciales especializados para tatuajes. Se han dado casos de tatuadores que recomiendan al cliente usar alcohol sobre el tatuaje.

Si buscas un poco, verás que existen infinidad de productos comerciales para cuidar un tatuaje, como por ejemplo Tattoo Goo, Black cat, Inkeeze, H2Ocean, Inkfix entre muchos muchos más. Todos ellos llevan productos antibióticos para proteger la zona de infecciones. Utiliza la que te recomiende tu tatuador.

Seguramente escucharás algún amigo que te aconseja utilizar algún producto no específico para el cuidado de tatuajes pero que va muy bien para curarlos, como por ejemplo, manteca de cacao. Huye de estos consejos ya que nadie va a responder si utilizas un ungüento casero para tratar tu piel y acabas con una infección en la zona.

El cuidado de un tatuaje durante la primera semana

La primera semana después de hacerte un tatuaje es la que debes cuidar tu tatuaje con más cariño, en especial los primeros tres días. Además de limpiar y desinfectar el tatuaje a diario con los productos recomendados por tu tatuador te damos algunos consejos para la primera semana.

A la hora de dormir

La primera cosa a considerar es su primer par de noches de sueño. Muchos entusiastas de los tatuajes tienen un juego de sábanas diferentes preparadas para cuando se realizan un tatuaje. Esto lo hacen porque es posible que al dormir, el tatuaje desprenda algo de tinta y por la mañana descubras que las sábanas que tanto te gustan, están manchadas de tinta que no vas a poder sacar por mucho que frotes.

Es importante recordar que no debes volver a vendar tu tatuaje aunque únicamente sea por la noche para no manchar las sábanas. Es importante que la piel transpire para promover y acelerar el proceso de curación. Así que, si te haces un tatuaje en la espalda, trata de dormir boca bajo o de lado durante unos días. Si hace buen tiempo y puedes dormir sin camiseta para que el tatuaje quede expuesto al aire libre, será mucho mejor todavía.

Si al despertar por la mañana descubre que las sábanas se han pegado al tatuaje, NO tires de ellas. Moja la zona pegada con abundante agua fría o tíbia y trata de retirarlo suavemente.

Si aparecen costras, NO las arranques

Durante los dos primeros días, tu tatuaje debería verse sano y cualquier enrojecimiento debería desaparecer. A partir de ese momento, puede que notes que se va apagando y puede que incluso se forme una pequeña neblina blanca sobre él. Esto es algo que sucede sobre todo en tatuajes con grandes áreas cubiertas de color sólido como, por ejemplo, en los tribales.

En ocasiones, puede que veas que aparecen algunas pequeñas costras. Todo esto que comentamos aquí, es normal cuando te haces un tatuaje, sin embargo, si detectas que aparecen grandes costras deberás prestar atención y ante cualquier duda, consulta con tu médico.

Ahora que ya sabemos que pueden aparecer algunas costras, es muy importante recordar que nunca deberás arrancar las costras de tu tatuaje. Independientemente de si las costras son muy pequeñas, deberás esperar a que caigan solas. Si decides arrancar las constras, es muy probable que aparezcan feas cicatrices en la piel o manchas de luz que arruinarán tu tatuaje.

También es habitual que la zona tatuada se pele como cuando sufrimos quemaduras leves bajo el sol.

Todo esto que te comentamos aquí es perfectamente normal y suele ocurrir entre los 4 y los 10 días desde que te realizaste el tatuaje. Pasado este tiempo, verás que el color regresa limpio y claro y tu tatuaje estará en las etapas finales de la curación.

Para el día 14 desde que te hiciste el tatuaje, este deberá haberse curado completamente, pero igualmente deberás seguir aplicando la crema de curación hasta que no haya ningún brillo o impureza en la piel.

Qué ropa usar

La ropa puede jugar un papel importante e influir en el proceso de curación. Dependiendo de en que zona te has hecho el tatuaje, tendrás que usar ropa holgada para evitar roces innecesarios y además, con la ropa justa el tatuaje no transpira convenientemente por lo tanto tardará mucho más en curarse y estará más expuesto a posibles infecciones.

Si tu tatuaje está en la zona por la que pasa el tirante del sujetador el roce podría afectar a la cicatrización del mismo, así que, antes de ir a tu tatuador, ten en cuenta que deberás estar aproximadamente una semana sin poder usarlo.

Los tatuajes en el pie son otro ejemplo. Durante una semana deberás utilizar un calzado que no roce la zona tatuada y esté abierto al exterior. Los calcetines, los zapatos y las botas son un caldo de cultivo ideal para las bacterias.

Si estás en unas condiciones de trabajo en la que la zona tatuada puede entrar en contacto con sustancias químicas, gérmenes o tienes algo que esté en contacto constante con la zona tatuada, la ropa holgada puede ayudarte a prevenir infecciones. Si no es posible utilizar ropa holgada, como última opción puedes recurrir a un vendaje suelto que retirarás lo antes posible. Una vez lo retires, lava el tatuaje y deja que se seque al aire libre durante un rato antes de aplicar la crema de curación.

El sol y el tatuaje

El sol es probablemente el peor enemigo de los tatuajes, sobre todo durante las primeras semanas. Durante el proceso de cicatrización inicial es absolutamente necesario que mantegas tu tatuaje alejado del sol, ya que podría dañar la piel o causar todo tipo de problemas. Si crees que no vas a poder resistir la tentación de ir a la playa o tomar el sol, es mejor que pospongas tu tatuaje para unas semanas más tarde.

Puedes cubrir tu tatuaje del sol con cualquier prenda de vestir que no sea ajustada. Una vez que su tatuaje se haya recuperado por completo podrás relajarte un poco, pero siempre que te expongas al sol, deberás hacerlo con una crema protectora, especialmente en la zona tatuada para evitar que se vaya el color.

Otras actividades que no debes realizar

Otras actividades que deberás evitar mientras estás cuidando tu tatuaje en las primeras semanas son:

  • La natación: Tanto si la practícas en la piscina, en la que está llena de cloro perjudicial para tu tatuaje, como si la practicas al aire libre, en la que expondrás la zona sensible a gérmenes, deberás posponer la natación hasta que el tatuaje haya cicatrizado completamente.
  • Deportes de contacto.
  • Actividades en la que vayas a sudar mucho.
  • Saunas o baños de vapor.
  • Gimnasio y entrenamientos

Infecciones en la zona tatuada

Las infeccionnes en la zona tatuada es la última cosa que vamos a tratar en este artículo sobre cómo cuidar un tatuaje y probablemente una de las más importantes. Hay que mencionar que, con las medidas de higiene que se toman actualmente, las infecciones no suelen ser muy comunes, sin embargo, es importante que estés bien informado al respecto.

Debes evitar hacerte un tatuaje por alguien que dice ser un profesional pero que realiza los tatuajes en su casa en lugar de en un local preparado para ello. Piensa que es muy probable que hay una razón por la que no está trabajando en una tienda. Las tiendas de tatuajes pasan unas inspecciones por el Departamento de sanidad así como todo el instrumental utilizado y los artistas que trabajan en ellas deben realizar una serie de cursos sobre enfermedades que se pueden transmitir por la sangre o al contacto con los instrumentos de tatuar. Al tatuarte por un tatuador clandestino te estás exponiendo a contraer una enfermedad como el VIH, la Hepatitis o infección por estafilococo por citar algunas.

Si entras en un salón de tatuajes y este no está limpio como los chorros del oro, huye de ese local rápidamente!

Algunos de los signos claves de una infección son:

  • Neblina roja que rodea el tatuaje después de unos días
  • Grandes costras
  • Supuración amarillenta o verdosa o pus
  • Mal olor
  • Calor en la zona
  • Hinchazón excesiva
  • Hendiduras en la superficie del tatuaje

La mejor manera de evitar una infección es seguir los consejos contenidos en este artículo sobre cómo cuidar un tatuaje. Dicho esto, también es posible que, a pesar de que tu has seguido todos estos consejos y tu tatuador es un profesional que lo ha hecho todo perfectamente, detectes que la zona está infectada infección, sin embargo, con estos consejos reducirás al mínimo los riesgos.

Por último, recuerda que si tienes cualquier duda con tu tatuaje, coméntalo con tu tatuador. Si por el contrario tienes una duda médica, es mejor que vayas directamente a tu médico quien te podrá dar un diagnóstico y recetar algún fármaco en caso de que lo necesites.

Conclusiones sobre el cuidado de los tatuajes

Esperamos que estas instrucciones te hayan ayudado a aprender algo más sobre cómo cuidar un tatuaje y que te ayuden a curarlo lo antes posible. Es bueno re que cada uno de nosotros tiene un tipo de piel diferente, y por lo tanto, cada persona cicatrizará de manera diferente y ha diferente velocidad. Tu eres quien mejor conoce tu cuerpo y cómo cura y aunque algo pueda funcionar para ti, puede ser que funcione diferente para otra persona. En este artículo contiene simplemente algunas pautas comunes al cuidar un tatuaje.

COMO CUIDAR TU NUEVO TATUAJE

Elegir a un tatuador de buena reputación es solo el primer paso para tener un tatuaje del cual estar orgulloso. Es por ello que en SONS ART&TATTOO trabajamos con profesionales cualificados los cuales han seguido y superado un proceso de selección, cumpliendo todas las normativas de aplicación y siguiendo unos estrictos protocolos para que tú tatuaje se haga correctamente en todo su proceso.

Cómo cuidar tú tatuaje durante el curado del mismo es igual de importante, o más. Incluso el mejor tatuaje se puede arruinar si no lo cuidas de la manera adecuada.

Los consejos cambian de artista a artista, pero a continuación te daremos un resumen de lo que tienes que hacer para mantener tu tatuaje limpio, nítido y con los colores vivos.

LIMPIEZA Y CUIDADO INICIAL DE TU TATUAJE

1.- Escucha a tu tatuador.

En SONS ART&TATTOO nuestros tatuadores te proporcionarán instrucciones detalladas para cuidar tu nuevo tatuaje, que deberás seguir con cuidado. Cada tatuador tendrá una opinión un poco diferente de cuál es la mejor forma de cuidar un tatuaje nuevo, pero no te preocupes, los artistas con más reputación tienen años de experiencia cuidando tatuajes nuevos, así que sus métodos han sido probados.

  • Piensa que es como si tu tatuaje tuviese garantía: si no sigues las instrucciones del artista, puedes anular la garantía y él o ella no te harán retoques de forma gratuita.
  • Recuerda: los tatuadores quieren que tu tatuaje se cure perfectamente y se vea excelente tanto o más que tú, así que no te darán ningún mal consejo.
  • Cada persona tiene una dermis y epidermis distinta, por lo que no existe una regla fija que funcione al 100% para todos.
  • Las siguientes instrucciones pueden variar un poco de lo que te diga tu tatuador, pero pueden servirte como buena directriz.

2.- Deja el vendaje de 2 a 12 horas.

Una vez que tú tatuaje esté terminado, en SONS ART&TATTOO, nuestros tatuadores limpiarán la zona donde se ha realizado el tatuaje, aplicarán una pomada antibacteriana y lo cubrirán con un vendaje o apósito.

Una vez que abandones nuestro estudio SONS ART&TATTOO, intenta resistir la tentación de abrir el vendaje para echar un vistazo o enseñarle tu nuevo tatuaje a tus amigos o familiares.

El vendaje sirve para proteger el tatuaje de bacterias que puedan penetrar en la piel tatuada. Debiéndose dejar un mínimo de 2 horas antes de quitarlo.

  • Un apósito grueso, absorbente y antiadherente es el vendaje que más usan los tatuadores. Son muy efectivos, ya que permiten que el tatuaje respire y a la vez que es lo suficientemente grueso para proteger la piel de bacterias y golpes. También son muy absorbentes, lo que permite que se dejen puestos hasta 12/24 horas antes de tener que quitarlo.
  • Hay muchos tatuadores que creen que lo mejor es envolver el tatuaje en papel film. Los que apuestan por el papel film creen que es la mejor manera de envolver un tatuaje nuevo, ya que es fácil de aplicar y quitar sin que se pegue a la piel. También forma un escudo protector que protege el tatuaje de las bacterias. (hay que tener en cuenta la época del año, ya que a mayor temperatura ambiental, menos tiempo podrá dejarse el film, con el fin de NO crear un ambiente propicio para la creación de bacterias – alta humedad y temperatura).
  • Sea lo que sea lo que use tu tatuador para cubrir el tatuaje, asegúrate de seguir su consejo con cuidado. Los dos tipos de vendajes se han usado con éxito anteriormente. Recuerda que hay que cambiar el papel film más frecuentemente que cualquier otro vendaje para evitar la reproducción de bacterias.

3.- Retira el vendaje con cuidado.

Todavía se discute cuánto tiempo tiene que dejarse el vendaje hasta que se quita. Muchos tatuadores coinciden en que se debe mantener un tatuaje cubierto un mínimo de 2 horas antes de quitarlo, pero el tiempo máximo recomendado antes de quitarlo varía entre 4 y 12/24 horas. Los tatuajes cubiertos con plástico son la excepción; el papel film no debe dejarse en un tatuaje nuevo más de 12 horas.

  • En realidad, la cantidad de tiempo variará según el tamaño y la localización del tatuaje, junto con el nivel de filtración del tatuaje y el tipo de vendaje utilizado. En la mayoría de los casos, es mejor seguir el consejo de tu tatuador, pero también deberás seguir tu propio juicio y sentido común.
  • Para quitar el vendaje, mójalo con agua templada para evitar que se pegue a la piel. Debe quitarse fácilmente una vez que esté húmedo. Desecha el vendaje usado.

4.- Lava el tatuaje con cuidado.

La mayoría de los tatuadores recomiendan agua templada y jabón antibacteriano o antimicrobiano sin aroma. Usa las manos para frotar con cuidado el tatuaje (previa limpieza de las mismas con el mismo tipo de jabón), eliminando restos de sangre, plasma o tinta. Esto ayudará a evitar que el tatuaje forme costra demasiado pronto. No uses una toalla, esponja vegetal ni cualquier otro tipo de esponja para limpiar el tatuaje, ya que pueden albergar bacterias.

  • No pongas el tatuaje directamente bajo el agua. Lávalo de manera indirecta salpicándolo con agua con tus manos. El chorro de agua directamente del grifo puede ser muy molesto en un tatuaje nuevo.
  • Si tu nuevo tatuaje cubre una gran zona de piel, puede ser más fácil lavarlo en la ducha.

5.- Deja que el tatuaje se seque al aire.

Una vez que hayas lavado bien el tatuaje, tienes que secarlo con una servilleta de papel dando pequeños toquecitos. No frotes el tatuaje, ya que puede causar irritación. Una vez que hayas eliminado el exceso de humedad, tendrás que dejar el tatuaje descubierto de 20 o 60 minutos. Esto permitirá que el tatuaje respire y que el exceso de humedad se evapore.

  • Debes permitir que tu tatuaje respire aún después de lavarlo o de que se moje.

6.- Aplica pomada.

Una vez el tatuaje esté completamente seco y la piel empiece a sentirse tirante, puedes aplicar un poco de pomada como Bepanthol en el tatuaje. Asegúrate de aplicar solo una capa fina de pomada que sea suficiente para que el tatuaje brille y aplícala suavemente hasta que quede absorbida por la piel. Es muy importante que no apliques demasiada, sino ahogarás el tatuaje y fomentarás el crecimiento de bacterias.

  • Debes continuar aplicando la pomada después de lavar el tatuaje durante 5 o 8 días o hasta que termine de pelarse. A esas alturas, puedes cambiar a una loción sin aroma.
  • No uses productos con base de petróleo como vaselina, ya que son demasiado pesados y pueden obstruir los poros, causando erupciones en el tatuaje. También sacan la tinta del tatuaje a la superficie de la piel, provocando que el tatuaje pierda el color antes de que esté curado del todo.
  • En nuestros estudios SONS ART&TATTOO, disponemos de productos específicamente formulados para el cuidado y curado de tu tatuaje. Ayudando al proceso de curación y con excelentes propiedades hidratantes.

7.- Continúa limpiando e hidratando tu tatuaje de 3 a 5 veces al día.

Debes continuar limpiándolo con jabón antibacteriano y agua templada hasta que esté completamente curado. Esto puede durar de 3 a 6 semanas, dependiendo del tamaño y la localización del tatuaje. Límpialo aproximadamente 3 veces al día, aunque deberás limpiarlo más a menudo si el tatuaje está en la mano, muñeca, pie u otra zona que esté más expuesta a los gérmenes.

  • Después de aplicar pomada antibacteriana especial durante los 5 o 8 primeros días, puedes cambiarte a una crema hidratante normal después de cada lavado. La mayoría de los tatuadores recomiendan no usar cremas con aroma, colorante o que contengan brillantina. Recuerda aplicar solo una capa fina de crema, ya que demasiada hidratación puede afectar de manera negativa al tatuaje.
  • La curación inicial del tatuaje durará hasta 2-3 semanas. Durante ese tiempo es posible que el tatuaje se descascare, como si fuera una quemadura por el sol. También es posible que se salga un poco el color de la piel a medida que se descascare el tatuaje, pero es completamente normal.
  • Después de que la piel se descascare, el tatuaje se verá vidrioso y estará tirante. También podría tener trozos de piel blancos o turbios que te verás tentado de quitar, pero intenta resistirte. Esto se conoce como “piel de cebolla” y se caerá por sí sola en un par de semanas.
  • Si has cuidado bien de tu nuevo tatuaje, estará curado y tu piel estará completamente regenerada en unas 4 o 6 semanas dependiendo de la piel de cada persona.

¿QUÉ TENGO QUE EVITAR DURANTE EL CURADO DE MI NUEVO TATUAJE?

1.- Evita sumergir el tatuaje.

Hasta que se haya curado completamente, evita nadar en la piscina, el mar o meterte en la bañera. Hay dos motivos para no hacerlo: primero, exponer tu tatuaje a mucha agua puede sacar tinta de la piel y dañar la apariencia del tatuaje; segundo, el agua en las piscinas, el mar o la bañera puede contener suciedad, bacterias, productos químicos y otras impurezas que pueden infectar o alterar tú tatuaje.

  • Será completamente seguro volver a estas actividades cuando el tatuaje esté curado, pero por ahora debes ceñirte a enjuagarlo en la ducha o el lavabo.

2.- No expongas tu nuevo tatuaje al sol.

La luz del sol es el peor enemigo de los tatuajes nuevos. Los rayos del sol pueden ampollar la piel y aclarar el color de tu tatuaje. Por este motivo, es mejor mantener el tatuaje cubierto y alejado de la luz del sol durante al menos 3 o 4 semanas hasta que la curación inicial se haya completado.

  • Después, tendrás que seguir protegiendo tu tatuaje usando un protector solar de factor 30 (como mínimo dependiendo del foto tipo de piel que tengas). Esto evitará que palidezca con el sol, manteniendo los colores por más tiempo.

3.- No te rasques el tatuaje.

A medida que se cura, el tatuaje empezará a formar costra. Es normal, y las costras tienen que dejarse secar y caerse por sí mismas. No intentes acelerar el proceso rascándote las costras. Esto podría hacerlas caer prematuramente, dejando agujeros o manchas más claras en tu tatuaje.

  • Si no tienes las manos limpias, podrías infectar el tatuaje. Tienes que lavarte las manos con un jabón antibacteriano antes de tocar el tatuaje y nunca debes dejar que otra persona te lo toque mientras se cura.
  • La piel seca, con costras o pieles puede picar mucho, pero rascarte el tatuaje puede hacer caer las costras. Puedes aliviar el picor golpeando el tatuaje con la palma de la mano o con un poco de crema hidratante.

4.- Evita la ropa ceñida.

Evita ponerte ropa ceñida en la zona donde lleves el tatuaje, especialmente al principio. Mientras un tatuaje se cura, filtra plasma y exceso de tinta, que puede pegar la ropa al tatuaje. Esto hará que quitarse la ropa sea doloroso y puede arrancar las costras recientes.

  • Si tu ropa se pega a tu tatuaje, ¡no la despegues fuertemente! Moja el área con agua, así se aflojará la ropa para que se pueda retirar sin dañar tu tatuaje.
  • Además, la ropa ceñida evita que entre el suficiente oxígeno al tatuaje, y el oxígeno es esencial para el proceso de curación.
  • Ponte ropa limpia y holgada, de día y de noche, mientras tu tatuaje se cura.

5.- Evita hacer ejercicio.

Los tatuajes que cubren zonas grandes, o los que están cerca de las articulaciones (como los codos o las rodillas), pueden tardar más en curarse si la piel se ve forzada a moverse demasiado durante entrenamientos intensos u otras actividades físicas. El movimiento agrietará e irritará la piel, prolongando el proceso de curación del tatuaje. Por esta razón, deberás evitar entrenamientos innecesarios durante al menos unos cuantos días después de hacerte el tatuaje.

  • Si estás en una clase de defensa personal como karate o kickboxing, debes avisarles a tus compañeros para que eviten golpearte en el lugar equivocado.
  • Si tu trabajo implica actividad física, como la construcción o baile, es posible que sea mejor hacerte el tatuaje un viernes para que tengas todo el fin de semana y se cure antes de volver al trabajo.
  • Si tu trabajo implica el estar expuesto a ambientes con alto contenido de polvo, será imprescindible que protejas el tatuaje adecuadamente con un apósito, al igual que extremes las precauciones en el proceso de lavado y protección.

6.- Evita la hinchazón.

La hinchazón puede aparecer en los tatuajes nuevos en los pies, tobillos o en la pantorrilla, especialmente si estás de pie mucho tiempo. Si esto ocurre, puedes reducir la hinchazón tomando ibuprofeno, aplicando una compresa fría en la zona inflamada y elevando los pies y piernas.

CONSEJOS ADICIONALES:

  • No te depiles el tatuaje hasta que esté completamente curado. Si te depilas alrededor, no permitas que la crema o el pelo irrite o infecte el tatuaje.
  • Evita ir a saunas y salas de vapor mientras se cura el tatuaje, ya que la humedad puede eliminar pigmentos de la piel.
  • El frío puede ayudarte a deshacerte del picor. Pon una compresa fría sobre el tatuaje con cuidado.
  • No te vendes más el tatuaje después del vendaje inicial que te haya puesto el tatuador al terminar de hacerte el tatuaje. Estos necesitan aire para curarse, y el papel film o las gasas solo ahogarán el tatuaje y prologarán la curación. Cuando duermas, simplemente evita reposar en el tatuaje, y si te preocupa manchar la cama con tinta, pon una toalla debajo de ti para evitar que se manchen las sábanas.
  • Evita la ropa acolchada, ya que las pelusas pueden meterse en las costras y causar infección.

ADVERTENCIAS:

  • Se pueden contagiar enfermedades y virus durante el proceso de hacerse un tatuaje si no se siguen todas las pautas marcadas por Sanidad. Por eso en SONS ART&TATTOO nos tomamos muy en serio todo el proceso, para que tengas el mejor tatuaje sin complicaciones.
  • No te hagas tatuajes en casa de nadie, aunque tengas mucha confianza con él/ella, ya que ten por seguro que no cumplen ningún tipo de normativa y la probabilidad de infección se multiplica exponencialmente.
  • Recuerda que obtienes lo que pagues. Un tatuajes barato, te puede salir muy muy caro. Huye de los tatuajes demasiado baratos.
  • Incluso después de que tu tatuaje esté curado, puede tener un poco de relieve. Esto es porque la tinta todavía tiene que “asentarse”. Esto tardará de 4 a 8 semanas dependiendo de la piel de cada uno.
  • No uses productos como las cremas triple antibiótico. No son para heridas punzantes (y recuerda: un tatuaje son miles de pequeñas heridas punzantes). Esto causará que la piel debajo del tatuaje y alrededor se cure demasiado pronto.
  • Mientras el tatuaje este curando no uses cremas hidratantes habituales, ya que estas podrían contener bacterias que en condiciones normales no pasaría nada, pero en un tatuaje podría llegar a infectarse.
  • No te dejes el vendaje ni el papel film más de lo necesario. Estos retienen el calor y mientras el tatuaje supura, puede empezar a acumular bacterias, cosa que podría causar una infección.

RECUERDA:

Recuerda, un tatuaje es algo muy serio en el que se debe seguir un protocolo estricto en todo el proceso del tatuaje, desde el lugar en el que te lo haces, quien te lo hace, con que te lo hacen, que pasa con los elementos usados, como se prepara para su curado y como se cura, por eso en SONS ART&TATTOO contamos con:

  • Profesionales altamente cualificados, titulados, con cartilla de vacunación al día, cursos Higienico Sanitarios y una alta experiencia en el mundo del tatuaje.
  • Instalaciones diseñadas y construidas para cumplir con la normativa de aplicación, tanto urbanísticamente como Sanitariamente.
  • Superficies de cabinas fácilmente lavables y esterilizables.
  • Zonas seguras de tratamiento.
  • Limpieza y desinfección periódica de nuestras instalaciones.
  • Uso de materiales desechables, estériles y precintados, de un sólo uso.
  • Contrato con empresa de recogidas de residuos.
  • Licencias y Autorizaciones Sanitarias en todos nuestros locales.

Y RECUERDA en SONS ART&TATTOO estaremos encantados de atenderte y resolver todas las dudas que te surjan en todo el proceso de ejecución de tu tatuaje.

Blog

Blog de Tatuajes No hay comentarios

Tapar tatuaje para dormir

Actualmente, son muchísimas las personas en todo el mundo que están apostando por los tatuajes como una forma de decoración corporal. Claro que el sentido de los tattoos va muchísimo más allá que la estética; tienen un significado importante y especial para aquellas personas que apuestan por ellos. Por ejemplo, un tatuaje de una rosa en color rojo situado debajo del pecho puede simbolizar pasión y sensualidad; mientras, ese mismo tatuaje en color negro puede simbolizar el misterio y la magia.

Cuando te haces un determinado tatoo, son muchísimas las preguntas que surgen en torno a su cuidado. Y es que es muy importante curarlo y limpiarlo adecuadamente para que durante el proceso de cicatrización no haya ningún tipo de problema, como posibles infecciones. Una de las grandes cuestiones es si es necesario tapar tatuaje para dormir. Pues bien, a esta pregunta le dedicamos el artículo de hoy.

¿Es necesario tapar tatuaje para dormir?

Una de las grandes dudas que surge entre aquellos que se hacen un tatuaje es si deben o no taparlo a la hora de dormir. Pues bien, si puedes descansar con tu tattoo al descubierto, mejor que mejor. Si está en una zona delicada, como por ejemplo la espalda o las costillas, puedes colocar una toalla de algodón fina y limpia entre tu cuerpo y las sábanas. Claro que no moverse en toda la noche resulta complicado. Así, una buena solución en estos casos es cubrir el tattoo con papel film y hacerle varios agujeros para que la piel pueda respirar durante la noche.

Si a la mañana siguiente notas que se te han pegado las sábanas al tattoo, es muy importante que no trates de arrancarla, aunque sea de forma suave. Lo mejor en estos casos es que la lleves contigo a la ducha y la empapes bien con agua tibia par irla despegando poco a poco.

Pros y contras del film transparente

En ocasiones, los tatuadores apuestan por el film transparente a la hora de vendar un determinado tatuaje. Pues bien, lo cierto es que existen algunas ventajas y desventajas a tener en cuenta.

Por un lado, el film transparente no se pega al tatuaje y, además, se puede utilizar tanto en zonas grandes como la espalda, como en zonas pequeñas. Además, el tatuaje queda completamente a la vista.

Y, por otro lado, en relación a las desventajas, el plástico no absorbe cualquier fluido que expulsa el cuerpo durante el proceso de cicatrización. Así, al no transpirar se forma una pequeña capa de humedad sobre la piel que con el calor corporal se calienta ligeramente. Así, la humedad sumada al calor puede provocar que proliferen bacterias, dando así lugar a una infección.

3 grandes errores que pueden arruinar un buen tatuaje

Hacerse un tatuaje es algo muy delicado. Los cuidados posteriores tras su realización son clave para que no haya ningún problema estético ni de salud. A continuación queremos explicar algunos de los errores más frecuentes que se cometen después de hacerse un tatuaje.

● Tocarlo con las manos: seguro que después de hacerte un determinado tattoo tus amigos y familiares sienten curiosidad sobre cómo será y quieran tocarlo con las manos. Pues bien, mantener el tatuaje limpio es esencial para que se cure correctamente. Por lo tanto, es importante no tocarlo a menos que tú o quien vaya a hacerlo se acabe de lavar las manos. Es la mejor manera de evitar una posible infección.
● Sumergir el tatuaje: otro de los grandes errores que se cometen en relación a los tatuajes, sobre todo en verano. Durante las dos semanas posteriores a la realización del tattoo debes evitar pasar demasiado tiempo en el agua. Claro que puedes ducharte y limpiar el tatuaje, pero es importante evitar la bañera, la piscina, la playa…
● Arrancar la piel: uno de los principales errores que pueden arruinar un tatuaje, y que por desgracia muchísimas personas cometen. Durante el proceso de curación es completamente normal que notes pieles muertas o costras alrededor del tattoo, las cuales no debes frotar ni arrancar; es esencial que el tatuaje se cure por sí mismo. Si tratas de frotar la zona, sólo conseguirás que te duela e incluso hacerte una cicatriz.

4.7/5 (3 Reviews)

Ya tienes el nuevo tatuaje que tanto tiempo llevabas desenado hacerte y piensas que con el trabajo del tatuador la historia ya ha acabado. Pero no es así, si quieres que tu preciosa nueva obra de arte lo siga siendo durante mucho tiempo tienes que prestar mucha atención a su cuidado, especialmente durante la primera semana. La primera semana es crucial, ya que marcará como se quedará el tattoo el resto de tu vida. Estas son según los tatuadores las cinco cosas que pueden hacer que tu tatuaje se eche a perder a las primeras de cambio.

1. Dormir encima del tattoo

Si nos hacemos el tatuaje en el pecho lo mejor será dormir boca arriba durante unos días. Al contrario si nos lo hacemos en la espalda. Si el tatuaje está en los brazos o en un costado, lo recomendable es por lo tanto dormir sobre el costado contrario. Si además podemos dormir con el tatuaje al aire mucho mejor. En todo caso es recomendable colocar una toalla limpia entre nosotros y las sábanas. Si por la mañana se nos han pegado las sábanas, (y no nos referimos a quedarse dormidos), sino literalmente pegadas al tattoo, hay que evitar a toda costa despegarlas del tirón. Lo mejor es acercarse hasta la ducha y despegarlas con agua tibia.

2. Tocarlo, rascarlo o exfoliarlo

No te toques el tatuaje bajo ningún concepto a no ser que tengas las manos totalmente limpias y desinfectadas. Lo mismo va para las manos de terceras personas. Mantener el tatuaje limpio a salvo de infecciones es la regla nº1. Por otra parte, la aparición de costras es algo totalmente normal y parte del proceso de curación. Por lo habitual, las costras serán del mismo color que la tinta usada en esa zona. Quitar las costras nos puede hacer perder el color o dejar marcas. Ten paciencia y deja que el tattoo se vaya curando poco a poco.

3. Sumergirlo

Durante la curación hay que evitar sumergirlo durante mucho tiempo en el agua. Nada de tomar baños, meternos en un hidromasaje, en la piscina o en el mar durante las primeras 2-3 semanas. Esto no quiere decir que no podamos ducharnos, es más, es necesario hacerlo. Pero nada de contactos demasiado prolongados con el agua.

4. Tostarlo al sol

Los protectores solares no están, por lo habitual, preparados para proteger a la piel recién tatuada. Lo más lógico es que notes que la piel te quema si pones el tatuaje recién hecho al sol. Si vas a estar mucho tiempo al aire libre, mantenlo bien cubierto o a la sombra.

5. No cuidarlo nada o cuidarlo demasiado.

Esto va especialmente para las chicas! Hay una delgada línea que separa el cuidarlo poco y cuidarlo demasiado. Después de quitarnos el vendaje tenemos que limpiarlo cuidadosamente con un gel antibacteriano. Pero evitando a toda costa secarlo con la toalla. ¡NO TE PASES! Deja que se seque solo por el mismo.

Cada tatuador tiene un método diferente para curar los tatuajes y cada piel es diferente. Lo que puede haberte funcionando a ti perfectamente, puede irle fatal a otra persona y viceversa. Los tatuadores profesionales hacen todo lo posible para que los tatuajes curen a la perfección. No tengas miedo en consultarles.

Sobre el papel film

Hola a todos.
Bueno, luego de ver esta pregunta varias veces en distintos temas de la comunidad, decidí hacer este tema para despejar dudas.
Voy a intentar explicarlo de la manera mas simple posible asi que vamos a ir por partes.
¿Porque se utiliza el papel film?
Al realizar un tatuaje el mismo es en realidad una herida abierta y expuesta Luego de salir del estudio te tomas un bondi tren o lo que sea, vas por la calle con una herida abierta y expuesta a infecciones bacterias y todo tipo de mugre. Es por esto que se aplica como un vendaje y dado que no se puede arriesgar a que las fibras de nua venda o una gasa se adhieran al tatuaje dañandolo al quitarla y si se aplica papel, este reseca el tatuaje, lo mejor es el Film que lo protegerá y mantendra hidratado.
El tatuador aplicará una fina capa de vaselina solida (también llamada en algunos paises jalea de petroleo)
¿Cuando retirar el primer film?
La respuesta mas simple. al llegar a casa.
Ningun tatuador te dira lo mismo, siempre te diran que entre aproximadamente 2 horas o hasta cuatro horas de salir del estudio. Lo importante es que sea al llegar a casa y que no lo expongas durante el viaje.
Cuando llegás a casa retirás el film y lavas el tatuaje y el area circundante con abundante agua TIBIA y jabón neutro (blanco de lavar la ropa o jabón de glicerina). Luego de eso seguir las indicaciones del tatuador para el cuidado. Lo que nos lleva a la siguiente pregunta, la pregunta del millón.
¿Cuánto tiempo utilizar el film y cada cuánto tiempo cambiarlo?
Esto dependerá exclusivamente del tatuaje y debés seguir los consejos de tu tatuador al pie de la letra.
Para ser mas claro:
Cuando se realiza un tatuaje , dependiendo del diseño, los detalles, la complejidad y tamaño del mismo, determinan el daño realizado a la piel.
Pongamos por ejemplo los siguientes tattoos:

Estos tatuajes tienen abundantes valores de color, tonos y sombras muy sutiles. Esto implica que se ha pasado muchas veces sobre la misma zona una barra de agujas amplia, dejando el área muy delicada. ademas este tipo de tatuajes asi como los que llevan lineas muy finas estan expuestos a perder detalles durante la cicatrización si no se lo protege de roces y falta de hidratación.
En casos como estos tu tatuador te dirá que el film debe utilizarse de un par de dias hasta quizá una semana, esto es para evitar lo mencionado antes, pero debéras cambiarlo y mantenerlo higienizado siempre de la siguiente manera:
– Cada aproximadamente 4 horas cambiar el film por uno nuevo previamente lavando la zona con agua tibia y jabon neutro y dejando que se seque con el aire sin frotar toalla ni nada.
– Dependiendo el tatuador te dira que uses crema hidratante con el film o posterior al uso del mismo. Esto no afecta en nada mas que en que si la aplicas puede ayudar a cicatrizar mas rapido, pero el mimso sudor con el film mantendra hidratada la zona y esa tambien es una importante razón para lavar SIEMPRE al cambiar el film, de lo contrario el film que aisla el tatuaje convierte la zona en un caldo de cultivo para las bacterias.
Respecto a la crema debe ser siempre una crema humectante NEUTRA, es decir sin perfumes y con vitaminas que ayudarán a generar rapidamente la piel (les recomiendo Dermaglós en Argentina y Bepanthol en España).
Si seguís correctamente las indicaciones de cuidado, el tatuaje sanará rapidamente en un par de semanas renovando la piel y se desprenderá la piel vieja en suaves pedacitos muy blandos, como cuando perdes piel al quemarte con el sol.
En otro tema trataremos mas en profundidad los cuidados del tattoo nuevo.
¿Cuando NO se utiliza el film durante el sanado?
Si tu tatuaje es pequeño a mediano, poco complejo (sin muchas sombras lineas muy delgadas o degradés) y no esta expuesto a roce constante (por ejemplo si trabajas con botas todos los dias y tu tatuaje es en la pantorrilla o pie). Entonces solamente lo quitas al llegar a casa y continuas con la curación como indica tu tatuador.
¿Por que algunos tatuadores aconsejan dormir con el film los primeros dias?
Esto no tiene que ver tanto con la cicatrización sino mas bien con el cuidado del roce.
Veanlo de la siguiente manera: tenés un tatuaje nuevo y dormido no te acordas de ello, por lo que podes rozarlo con las sabanas, rascarte etc. dañandolo.
Si ya tenes varios tatuajes y sos conciende de que lo tenes, no hy problema porque normalmente uno duerme y lo cuida inconcientemente.
Si es el primero o sos medio torpe para dormir conviene colocar el film
Por ultimo reccueden que un tatuaje siempre se va a ver tan bien como lo hayas cuidado, por lo que siempre tienen que seguir las indicaciones del tatuador!
Espero que les haya servido y ante cualquier consulta no duden en comentar aqui y los moderadores o yo responderemos!

Para lucir un tatuaje bonito no basta con elegir al mejor tatuador, los cuidados que la piel necesita después de la intervención son vitales para su cicatrización y para evitar posibles infecciones. Repasamos los principales cuidados que todo tatuaje necesita nada más salir del estudio.

  1. Lo más importante es que escuches a tu tatuador, pues si es un buen profesional y los años de experiencia le avalan, te dará los mejores consejos sobre cómo cuidarlo.
  2. Deja el vendaje de 2 a 24 horas. Cuando salgas del estudio, el tatuador habrá cubierto la zona ya que la piel está hipersensible. No caigas en la tentación de abrirlo para mostrarlo a todos tus conocidos (sabemos que es difícil). El vendaje sirve para proteger el tatuaje de bacterias que puedan penetrar en la piel. Debes dejarlo un mínimo de 2 horas antes de quitártelo. Puede que el tatuador haya recurrido a un apósito, permite que el tatuaje respire y protege la piel de bacterias y golpes o al clásico papel film.
  3. Retira el vendaje cuando haya pasado el tiempo indicado por tu tatuador. Es hora de lavarlo por primera vez. Por supuesto, tus manos deben estar limpísimas. Usa agua templada y jabón antibacteriano sin aroma y de ph neutro. Frota con las manos cuidadosamente el tatuaje, eliminando restos de sangre y tinta. Intenta que el agua no le caiga directamente, puedes echar agua con las manos, por ejemplo. Cuando termines, usa un papel de cocina para secarlo. Da pequeños toques, sin frotar. Deja el tatuaje descubierto durante 20 minutos o 1 hora para que respire y el exceso de humedad se evapore. No te vendes más el tatuaje después del vendaje inicial.
  4. Cuando el tatuaje esté completamente seco y la piel empiece a sentirse tirante, aplica un poco de pomada indicada para la cicatrización de los tatuajes. Invierte en una buena pomada, pues funcionan muy bien. Debes aplicar una capa fina de pomada, lo suficiente para que el tatuaje brille. Si pones una capa muy gruesa, estás favoreciendo la aparición de bacterias. Debes ponerte la pomada después de lavar el tatuaje durante 3 o 5 días. En PromoFarma tenemos una sección dedicada en exclusiva a productos para tatuajes.
  5. Para que el resultado sea el mejor, lo ideal es que laves (siguiendo los pasos antes mencionados)el tatuaje 3 veces al día. Hasta que no esté completamente curado, debes continuar limpiándolo con jabón antibacteriano y agua templada. Si el tatuaje está en la mano, muñeca, pie u otra zona que esté más expuesta a los gérmenes, deberías lavarlo unas 5 veces al día.

productos recomendados

Consejos a tener en cuenta a la hora de cuidar un tatuaje

  1. El tamaño no importa, es decir, quizás no prestes especial atención a tu tatuaje porque es muy pequeño, pero si no lo cuidas de forma adecuada puede quedar horrible.
  2. No te rasques. Cuando se cura, es normal que aparezcan costras. Debes dejar que se sequen y se caigan por sí solas. Si te las quitas pueden aparecer manchas más claras en tu tatuaje.
  3. Te recomendamos que esperes a épocas más frías para hacerte tu tatuaje, pues no debes sumergirlo en agua hasta que se haya curado completamente. Tampoco debes dejar tu tatuaje expuesto al sol. Los rayos del sol aclaran el color de la tinta. Las tres primeras semanas evita que le dé el sol en su totalidad, después recuerda aplicar protección solar de factor alto cada vez que tomes el sol, de esta forma, mantendrás los colores por más tiempo.

Si has cuidado bien tu nuevo tatuaje, estará curado y tu piel perfectamente regenerada en unas 4 o 6 semanas. ¿Llevas tatuajes o tienes pensado hacer un tatuaje? ¿Conocías los cuidados que necesitan?

otros productos recomendados

Sabemos que desde hace tiempo los tatuajes están de moda, así que si por fin te has decidido a hacerte uno, es importante que sepas que nada más acabar de hacerlo, debes comenzar a cuidarlo.

Si sabes cómo cuidar un tatuaje correctamente lograrás que la cicatrización siga el proceso natural que debe seguir. Así, en pocos días podrás lucir tu nuevo tatuaje sin problema. Estate atento porque vamos a darte todos los pasos a seguir para cuidar un tatuaje correctamente.

Pasos para cuidar un tatuaje

Para poder lucir un tatuaje, lo primero es confiar en un artista profesional, pero eso no es todo. Es de vital importancia, de hecho, cuidar el tatuaje durante el período que sigue a la ejecución. Lo básico y principal es protegerlo de agentes externos, como gérmenes, bacterias y suciedad; pero además es necesario prestar mucha atención a los cuidados para que la piel tatuada se regenere rápidamente permitiendo la cicatrización completa del tatuaje.

  1. Cuidados de un tatuaje recién hecho

    Una vez que el tatuaje está terminado, el artista del tatuaje limpiará y desinfectará la parte tatuada. La piel estará roja y algo hinchada, así que lo normal es que el tatuador aplique una capa ligera de vaselina o de una crema especial en la parte tatuada. Este tipo de crema (que puede ser de marcas como Bepanthol) tiene una función calmante y antibacteriana y es un producto específico para el cuidado del tatuaje.

    Inmediatamente después, el artista del tatuaje cubrirá el tatuaje con una poco de plástico transparente para proteger la piel. Sin ese plástico, la bacteria podría penetrar a través de la herida en las horas posteriores a la ejecución. ¿Cuánto tiempo debemos llevar el vendaje? El tiempo varía de dos a cuatro horas, pero esto depende del tipo y la extensión que tenga el tatuaje. Será el tatuador quien valore el tiempo que debes llevarlo tapado.

  2. Cuidado del tatuaje en las primeras horas

    El cuidado del tatuaje en las primeras horas después de su ejecución es esencial para evitar el riesgo de infecciones. Una vez en casa, retira la película protectora. Es necesario lavar bien el tatuaje con agua tibia o fría y un jabón suave. El objetivo es eliminar cualquier exceso de residuos de color. Usa solo las manos, limpie, masajea un poco la piel y evita frotar con esponjas o paños porque podría dañar el tatuaje. El jabón debe ser hipoalergénico y lo más natural posible, para no alterar el pH de la piel.

  3. Cuidado del tatuaje en las siguientes horas

    Pasadas las primeas horas (al menos cuatro o cinco), limpia de nuevo suavemente y seca a toques con un paño limpio y deja que la piel respire durante unos minutos. Cuando la piel esté completamente seca, aplica una capa generosa de crema , masajeando suavemente para que absorba. Repita la aplicación al menos tres veces durante el día. En este punto ya no es necesario cubrir el tatuaje con el plástico; por el contrario, es preferible dejarlo tanto como sea posible en contacto con el aire. De esta forma, permitirás que la piel respire y esto acelerará su regeneración.

  4. Cuidados en la fase de curación

    En los días posteriores al tatuaje, aplica crema con regularidad, masajeando suavemente hasta que se absorba. Una crema que sea rica en pantenol y flores de caléndula con un alto poder curativo, actuará profundamente y realizará una acción calmante y relajante.

    No uses vaselina u otros productos a base de aceites minerales como la vaselina que impiden la transpiración natural. Podría comprometer el cuidado del tatuaje. Aplique la crema 3 – 4 veces al día durante la semana posterior a haberte hecho el tatuaje.

Cómo lavar el tatuaje

Igual de importante a cuidar el tatuaje es saber como lavarlo en las primeras horas de haberlo hecho. Debes lavar el tatuaje con agua tibia o fría y jabón neutro dos veces al día, mañana y tarde. Luego vuelva a aplicar una capa de crema después de cada lavado. El tatuaje nunca tendrá que secarse. Si está bien hidratado, la piel no se irritará y no te hará sentir comezón. Durante la fase de curación se crearán las costras, es completamente normal: es la piel que se regenera. Evita quitarlas o rascarte, pueden quitar el color y dañar el tatuaje. ¡Las cortezas se separarán una vez que se curen!

Qué debes evitar mientras curas el tatuaje

Mientras la piel no se restaure completamente, el riesgo de contraer infecciones o arruinar el tatuaje es muy alto. Para evitar esto, es esencial seguir algunas reglas para realizar con éxito el tatuaje que acaba de hacer. Durante esta fase evita mojarte en el agua de mar de las piscinas y frecuentar baños turcos y saunas. La humedad excesiva compromete la cicatrización y puede hacer que el tatuaje se desvanezca; estos también son ambientes ricos en químicos como cloro, bacterias, suciedad e impurezas que pueden causar infecciones. Puedes lavarte fácilmente con jabón neutro, pero trata de evitar duchas prolongadas. Humedecer demasiado las cortezas puede hacer que se desprendan.

Absolutamente evita exponer el tatuaje recién realizado a la luz del sol y las lámparas de bronceado. Una vez que la fase post-tatuaje haya terminado, recuerda que el sol es el enemigo número uno del tatuaje. De hecho, el sol acelera el envejecimiento y promueve el desvanecimiento. Trate de no someter el tatuaje al estrés. La piel todavía es muy delicada y podrías comprometer su regeneración. Evita hacer deportes y actividades que puedan causar que la piel se estire excesivamente y se rompa.

10 CUIDADOS BÁSICOS PARA UN TATUAJE RECIÉN HECHO

El tatuaje recién hecho requiere de ciertos cuidados que debes llevar a cabo si deseas que el proceso de cicatrización sea el adecuado. Estos son básicos:

1. Retira el plástico

Al terminar de hacer un tatuaje, generalmente el tatuador lo cubre con un plástico, el con el objetivo de que la sangre coagule y evitar infecciones. Este plástico debe retirarse despuésde 3 a 4 horas y proceder a limpiarlo.

2. No lo toques con las manos sucias

Cada vez que vayas a tocar tu tatuaje para limpiarlo o cualquier otra cosa, asegurate de lavar tus manos y, como te imaginarás, no permitas que otros lo toquen durante el periodo de cicatrización.

3. Lavalo bien

Después de retirar el plástico, y de preferencia dos veces al día, lava el tatuaje con agua tibia y un jabón neutro o antibacterial, da un masaje con la yema de tus dedos y enjuaga. Una vez aseado el tatuaje, espera a que seque completamente la piel y aplica una crema en la zona.

4. Promueve la cicatrización

Para evitar que la zona se reseque y/o pueda infectarse aplica durante los siete días posteriores al tatuaje la crema que te recomiende tu tatuador, ya que algunos productos pueden opacar los colores. Una de las cremas más recomendables y fácil de adquirir es la Bepanthen.

5. Evita usar prendas ajustadas

Durante el periodo de cicatrización del tatuaje, el cual dura de 10 a 15 días aproximadamente, evita el uso de prendas ajustadas sobre el área tatuada, ello con la finalidad de que la piel respire y pueda sanar más rápida y adecuadamente.

6. Mántenlo humectado

Después de la primera semana con la crema recomendada, usa otra crema humectante libre de colorantes y sin fragancia. Esta crema te ayudará, además de mantener humectada la zona, a evitar la molesta comenzón que se presenta a la semana de haberte hecho el tatuaje.

7. Evita el sol y los lugares húmedos

Mientras tu tatuaje no cicatrice completamente, evita la exposición directa al sol o lugares con mucha humedad como saunas, albercas o baños prolongados en la regadera, ya que estos pueden afectar la coloración final del tatuaje, y podrían exponerlo a infecciones innecesarias.

8. Ejercicio y sudor

Si realizas ejercicio, lava tu tatuaje inmediatamente después de terminar tu rutina para impedir que el sudor quede en contacto con el tatuaje. No olvides que es una pequeña herida y que la base para su curación es la higiene.

9. No quitar nunca las costras

Si llegara a formarse algún tipo de costra mientras cicatriza el tatuaje, bajo ninguna circunstancia la desprendas, ya que junto con ella podrías llevarte el pigmento, ocasionando que el tatuaje luzca disparejo.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *