0

Tener un hijo varon

Quedar embarazada de un niño o varón es una gran ilusión para muchas familias. Muchas parejas desean tener un niño en casa y no siempre el azar se pone de acuerdo con sus deseos.

Para tener un bebé del sexo masculino es importante programar los días en que la pareja va a tener relaciones sexuales, ya que debe calcular la fecha de la ovulación teniendo en cuenta los días fértiles de la mujer y la capacidad de supervivencia de los espermatozoides Y, que son los que dan el gen masculino al bebé.

Calcula tus días fértiles para quedar embarazada de un niño

Así, para tener unos resultados favorables de un 75 por ciento aproximadamente en la elección del sexo masculino, siempre que no existan otros factores que puedan alterar el resultado como un pH vaginal demasiado ácido, conviene tener relaciones sexuales el mismo día de la ovulación o 24 horas antes.

El sexo del bebé lo decide el hombre, ya que dispone de espermatozoides masculinos y femeninos. Los espermatozoides Y, que dan el carácter masculino al bebé, son más rápidos en su viaje hacia el óvulo, pero menos resistentes, más débiles y pequeños y, por tanto, mueren antes que los espermatozoides X, que imprimen el sexo femenino al nuevo embrión. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el óvulo tiene una vida efímera de tan solo 24 horas.

Si quieres quedar embarazada de un chico

Si quieres quedar embarazada de un chico, el momento de mantener relaciones sexuales es 24 horas antes o después de la ovulación, es decir, el mismo día de la ovulación o el día anterior.

El coito se debe realizar en una posición que permita una penetración más profunda, y el hombre debe evitar pantalones ajustados y baños calientes antes del coito para impedir que el escroto alcance calor y perjudique a los espermatozoides Y, que son muy sensibles a las altas temperaturas.

Y si quieres quedar embarazada de una niña, sigue nuestros consejos: Quedar embarazada de una niña. Calculadora de la ovulación.

Para usarla, solo tienes que poner la fecha del inicio de tu ultima regla y luego de cuántos días son su ciclo menstrual.

¿Cómo tener un hijo varón? Está claro que no es posible escoger el sexo del bebé, pero con pequeños ajustes podemos aumentar la probabilidad de tener un niño o una niña.

Debido a las diferencias que existen entre los espermatozoides “X” y “Y” sería posible favorecer la fecundación de parte de unos o de otros teniendo relaciones sexuales sólo en días específicos.

Lee debajo de la calculadora las explicaciones y sugerencias. Considera : si estás en la búsqueda de un primer hijo o tienes dificultad de quedar embarazada, estas técnicas podrían aumentar aún más la espera.

Calcula cuando tener relaciones sexuales para concebir un niño

¿Cómo funciona?

Las sugerencias provienen del método de Shettles.

Se concibe un hijo varón cuando el óvulo viene fecundado por un espermatozoide “Y”. Los espermatozoides “Y” son más pequeños y se mueven más rápido que los espermatozoides “X”, pero tienen menor capacidad de aguantar en el ambiente vaginal.

Por eso, para favorecer los espermatozoides “Y” , aumentando así la probabilidad de concebir un varón se debería tener relaciones sexuales cuando el óvulo esté ya presente o será expulsado en breve por la ovulación.

De todas maneras es importante considerar que se trata solo de probabilidad y aunque el método tuviese valor estadístico esto no significa que funcionará en todos los casos específicos de búsqueda de un varón.

Para definir con mayor precisión el día de la ovulación es recomendable utilizar en combinación test de ovulación. Además se tendría que abstenerse de tener relaciones sexuales en los 5-6 días anteriores a los definidos por la calculadora.

Alimentación

El pH de la vagina (parámetro que define la acidez vaginal) es un factor que influye en la supervivencia de los espermatozoides, modificándola. Un ambiente vaginal poco ácidoo (alcalino) favorece los espermatozoides “Y” , y por lo tanto la probabilidad de concebir un hijo varón. ¿Sabías que la alimentación puede cambiar el pH de la vagina? Puedes encontrar toda la información en los alimentos a tomar para concebir un niño o una niña.

Otros métodos

Se conocen un gran número de métodos para intentar concebir un hijo varón pero la mayoría son leyendas y creencias sin bases científicas. De todas formas son curiosos y puede hacerse divertido leerlos.

Podrás por ejemplo descubrir:

  • El calendario Chino
  • El calendario lunar
  • El juego de las R
  • La tabla maya

También te puede interesar:

  • ¿Cuáles son los días más aptos para concebir una niña?
  • ¿Cómo se determina el sexo del embrión?

Si realmente quieres un hijo varón, existen intervenciones naturales y médicas para ayudarte. Sin embargo, ten en cuenta que la naturaleza no ofrece ninguna garantía de que darás a luz a un bebé varón.

Métodos naturales

Los métodos naturales usan el tiempo, las posiciones sexuales y la dieta para ayudar a concebir un niño. Estos métodos son gratuitos (o asequibles) y puedes probar varias opciones si una no funciona. Discute cualquier suplemento o medicamento de venta libre que estés usando con tu médico.

El método Shettles

Popularizado en el libro, Elige el sexo de tu bebé, el Dr. Shettles sugiere tener relaciones sexuales 12 horas antes de la ovulación después de un período de abstención de relaciones sexuales. Según Shettles, abstenerse de tener relaciones sexuales ayudará a aumentar el conteo de espermatozoides, lo que favorecerá a los espermatozoides con los cromosomas Y.

Posiciones Sexuales

Según el Dr. Shettles, algunas posiciones sexuales pueden ayudarte a concebir un niño. Señala que una penetración más profunda o la penetración de la entrada posterior depositará los espermatozoides más cerca del cuello uterino y esto permitirá que los espermatozoides Y más agresivos tengan una ventaja al fertilizar el óvulo. Sin embargo, él también recomienda la posición del misionero para darle un poco de ventaja al esperma Y.

El método Whelan

Como se describe en Boy or Girl, la Dra. Whelan dice que el momento del coito es crucial para determinar el sexo del bebé. Ella sugiere que tener relaciones sexuales al inicio de tu ciclo menstrual ayudará a producir un varón. La investigación sugiere que el método Whelan ayudará a las parejas a concebir hijos el 68 por ciento del tiempo.

Tabla de Concepción china

También conocida como la Tabla de género china o la Tabla de nacimientos china, es usada por muchas personas para ayudarse a concebir un niño. Según la tradición, tomas la edad de la madre y el mes de la concepción para predecir el sexo del bebé. La Carta de Concepción china es supuestamente más del 90 por ciento precisa cuando se usa correctamente. Sin embargo, es importante recordar que debes usar la edad lunar de la madre y el mes lunar de concepción del bebé para hacer tu predicción.

Aceite de onagra

El aceite de onagra supuestamente ayuda a las mujeres a concebir hijos varones al aumentar la producción de moco cervical de mayor calidad. A pesar de la evidencia anecdótica, algunos estudios sugieren que no aumenta el moco cervical, y que en realidad puede causar complicaciones en el parto y otros efectos secundarios desagradables.

Tabletas de guaifenesina

Tomar estas tabletas durante los cinco días previos a la ovulación puede ayudar a diluir el moco cervical, lo que puede mejorar las posibilidades de concebir un niño. Aunque esto es principalmente anecdótico, algunas investigaciones han apuntado a la guaifenesina como un refuerzo de la fertilidad tanto para hombres como para mujeres, aunque los expertos no están seguros de por qué funciona. En estudios de casos de hombres, la guaifenesina mejoró el conteo y la motilidad de los espermatozoides y, en las mujeres, mejoró el moco cervical.

Dieta

Un estudio realizado por Fiona Mathews sugiere que las mujeres que tenían una ingesta alta de sodio, alto contenido de calcio y alto contenido de potasio antes de concebir, tuvieron más probabilidades de dar a luz a niños varones. Esta investigación también sugirió que una mayor ingesta calórica antes de la concepción llevó a las mujeres a dar a luz más niños. Para aumentar las posibilidades de concebir un niño varón, trata de consumir más plátanos, leche, cereales fortificados, queso, frijoles, lentejas, yogur, almendras y sandía. Estos alimentos son ricos en potasio y calcio.

Haz partícipe al papá

Dado que el futuro padre es quien produce los espermatozoides que determinan el género, tiene sentido que pueda influir en el resultado. Los espermatozoides prosperan en ambientes más fríos y, cree Shettles, que mantenerse alejado del calor puede hacer que los espermatozoides que llevan el cromosoma Y sean más activos. Los hombres pueden cambiar de calzoncillos a boxers y tomar un baño fresco antes del coito para ayudar a calmar las cosas.

Leyendas urbanas

Si bien la mayoría de los expertos dicen que la sabiduría popular no puede ayudarte a seleccionar el género de tu bebé, muchos padres felices creen que estas estrategias funcionan. De cualquier manera, no hay daño en intentar una o todas las siguientes:

  • Deja que tu pareja inicie el sexo y concéntrate en su placer. La leyenda dice que si el hombre llega al clímax primero, concebirás un bebé varón.
  • Programa tus sesiones de hacer el amor para los días impares del mes.
  • Ten sexo por la noche, preferiblemente cuando haya un cuarto de luna en el cielo.
  • Ten tanto sexo como sea posible. Muchas personas creen que se conciben más niños varones durante la fase de «luna de miel» de una relación.

Intervención médica

También puedes usar algunos métodos de alta tecnología para seleccionar el género de tu bebé. Aunque estos métodos son más confiables que las otras opciones, también son más costosos.

Clasificación de esperma

Con la clasificación de espermatozoides, los médicos usan una herramienta para separar el espermatozoide portador de cromosoma Y de aquellos que portan el cromosoma X. El huevo se fertiliza con la esperma deseada a través de fertilización in vitro MicroSort. Este sistema cuenta con resultados de hasta el 76 por ciento de índice de éxito. Las parejas deben cumplir con los requisitos de elegibilidad para utilizar este servicio.

Diagnóstico de pre-implantación genética

Para las parejas que desean invertir el dinero en fertilización in vitro y pruebas genéticas, existe un método para concebir un niño que es casi 100 por ciento efectivo. El diagnóstico genético previo a la implantación implica crear un embrión en el laboratorio y determinar los rasgos que estarán presentes en el bebé. Los padres pueden seleccionar un embrión masculino. Este método a menudo es utilizado por parejas que están en riesgo de transmitir enfermedades genéticas. Sin embargo, muchos notan que hay algunos dilemas éticos en este método. Los costos varían significativamente, y cobran más de $ 20,000 por intento.

Cómo tener un hijo varón

Puede ser divertido probar estos métodos para concebir a tu pequeño hijo. No importa qué opción prefieras, recuerda consultar siempre con tu médico antes de probar cualquier medicamento, suplemento, o hacer un cambio en la dieta

Hace unos días explicamos algunos consejos y recomendaciones a seguir según las indicaciones del Método Baretta para tener una niña mediante la selección del sexo de una manera natural.

Hoy explicaremos lo mismo pero basado en el deseo de tener un hijo varón.

Para que el bebé sea niño, el espermatozoide que debe conseguir fecundar el óvulo es el que lleva la carga cromosómica Y, para unirse con el óvulo que siempre es X, y dar como resultado la pareja cromosómica XY característica del sexo masculino.

Momento de la concepción

Los espermatozoides con carga Y son más rápidos, más pequeños y numerosos. Llegan antes al óvulo pero viven menos tiempo y necesitan de un medio alcalino.

La relación sexual debería darse en el momento más cercano a la ovulación para aprovechar esa velocidad y concentración superiores de los espermatozoides Y.

Para conocer el momento de la ovulación se pueden usar diferentes métodos que ya hemos explicado en Bebés y más, por ello no me extenderé.

Se trata de los métodos Sintotérmico, en que se controla la temperatura de la mujer de manera diaria hasta observar un pico de temperatura que equivale al día de ovulación (y hacerlo dos o tres meses antes de la búsqueda de la niña para conocer los ciclos y anticiparse a la ovulación), y Billings, en que se valora el moco cervical, que es variable según el momento del ciclo.

También se puede valorar mediante tests de ovulación. La recomendación es utilizar al menos dos métodos a la vez para asegurar lo máximo posible el día de la ovulación.

Dieta

Los espermatozoides con carga Y, como ya he comentado, necesitan de un medio alcalino para funcionar correctamente. Para favorecer que el medio en que se encuentren espermatozoide y óvulo sea alcalino la mujer deberá controlar su alimentación durante al menos tres meses antes de la concepción.

Los alimentos que favorecen este medio y por lo tanto ayudan a que el bebé fecundado sea niño son los ricos en Sodio y Potasio. Por el contrario, los ricos en Calcio y Magnesio favorecen la fecundación de niñas.

La dieta para conseguir un niño varón debería basarse en:

  • Frutas frescas (una o dos al día y sobretodo plátano).
  • Paratas (varios días).
  • Legumbres cada semana.
  • Sal en las comidas.
  • Aceitunas verdes o negras.
  • Hongos y champiñones.
  • Carne o pescado de manera frecuente.
  • Pan.
  • Café, té.
  • Bebidas con gas o alcohol.
  • Alimentos envasados, enlatados o industriales.

Y evitar consumir (o comer muy pocos) alimentos ricos en Calcio y Magnesio:

En el libro ¿Niño o niña? Ya puedes elegir de la autora podréis obtener más información al respecto que puede ayudar a llevar a cabo el Método Baretta con más probabilidades de éxito.

Si lo lleváis a cabo, tened en cuenta que sólo hay una oportunidad y que el método no es 100% fiable, es decir, cabe la posibilidad de que vuestro próximo hijo sea una niña a pesar de seguir estas indicaciones (aunque la autora habla de una fiabilidad cercana al 98%, si todo se hace según las pautas comentadas).

Más información | Instituto Abif, Mad, Preview del libro en Google Books Foto | Flickr (MQuimayousie) En Bebés y más | Elegir el sexo del bebé con el método Baretta, Dieta y métodos para elegir el sexo del bebé: tener una niña, Elegir el sexo del bebé con dieta previa al embarazo, La alimentación previa al embarazo puede influir en el sexo del bebé

(CNN) — Las futuras mamás que sufren estrés físico o mental durante sus embarazos tienen menos probabilidades de tener un niño y también pueden tener un mayor riesgo de parto prematuro, según un estudio publicado este lunes.

MIRA: Nuevo estudio vincula exposición al flúor durante el embarazo con una disminución en el coeficiente intelectual en los niños

“El útero es un primer hogar influyente”, dijo la autora principal Catherine Monk, directora de salud mental de las mujeres en la unidad obstetricia / ginecología en el Centro Médico Irving de NewYork-Presbyterian / Columbia University.

“Sabemos que los varones son más vulnerables en el útero y, presumiblemente, el estrés en estas mujeres es de larga data”, dijo Monk.

La naturaleza generalmente asegura que hay un promedio de 105 niños nacidos por cada 100 nacimientos femeninos; después de todo, los machos tenían más probabilidades de morir por accidentes o peleas de caza salvaje.

Pero en este estudio, las mujeres que tenían presión arterial más alta y otros signos de estrés físico tuvieron cuatro niños por cada nueve niñas (relación 4:9); mientras que las madres que estaban psicológicamente estresadas tenían dos niños por cada 3 niñas (relación 2:3). Todas las mujeres tuvieron embarazos saludables.

LEE: Fumar durante el embarazo aumenta el riesgo por muerte súbita del bebé

“Otros investigadores han visto este patrón de disminución en los nacimientos masculinos relacionados con eventos catastróficos traumáticos”, dijo Monk. “Uno de ellos es el asesinato del presidente Kennedy y el otro son los ataques terroristas del 11 de septiembre en la ciudad de Nueva York”.

Las mujeres embarazadas que fueron presionadas físicamente también fueron más propensas a dar a luz prematuramente que las madres sin estrés. Sin embargo, las futuras madres con tensión mental tuvieron más complicaciones durante el parto, como un parto más prolongado, que las madres con estrés físico.

El papel del apoyo social

Sin embargo, cuando las futuras madres recibieron apoyo social, como tener a alguien con quien hablar o contar para que les ayudara con sus problemas, el riesgo de parto prematuro desapareció, un descubrimiento sorprendente, dijo Monk.

Aún más sorprendente, cuanto más apoyo social recibía una madre, más posibilidades tenía de tener un bebé varón.

“El apoyo podría ser de familiares y amigos”, dijo Monk. “Podría ser un sentido de pertenencia en una comunidad religiosa. Es el sentido de cohesión social y conexión social lo que la investigación sugiere se convierte en un amortiguador contra las experiencias de estrés. Significa que te tomas un descanso”.

MIRA: Tomar vitaminas durante el embarazo reduce el riesgo de autismo

El apoyo social es crítico para generar confianza en una nueva madre, dijo la doctora Christina Penfield, profesora asistente de medicina materno-fetal en el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, que no participó en el estudio.

“El embarazo es un momento crucial en la vida de las mujeres que coincide con una redefinición de uno mismo, la familia y la comunidad”, dijo Penfield. “Por lo tanto, no es sorprendente que varios estudios hayan demostrado que cuando brindamos programas de apoyo social a mujeres embarazadas vemos mejoras en sus resultados psicosociales”.

Estrés crónico y embarazo

Se estima que 30% de las mujeres embarazadas reportan estrés psicosocial por tensión en el trabajo o depresión y ansiedad, según los estudios.

Si bien este estudio no exploró cómo el estrés podría afectar el embarazo, otros han señalado el papel de la hormona del estrés cortisol.

El cortisol es parte del sistema de alarma de “vuelo o vuelo” del cuerpo y está destinado a disiparse una vez que el peligro haya pasado. Los niveles crónicamente altos pueden aumentar la presión arterial y hacer que un individuo sea más propenso a la enfermedad.

LEE: El embarazo es más peligroso que practicar paracaidismo: ¿por qué debería la publicidad de anticonceptivos controlarse mejor?

Un estudio encontró que las mujeres embarazadas bajo presión tenían niveles más altos de cortisol; esos niveles también estaban presentes en el líquido amniótico del bebé a las 17 semanas de gestación.

“El estrés durante el embarazo puede ser perjudicial tanto para la madre como para el bebé”, dijo Laura Berman, profesora clínica asistente de obstetricia / ginecología y psiquiatría en la Facultad de Medicina de Feinberg.

“Estar estresada mientras se espera un bebé puede aumentar las posibilidades de una mujer de depresión posparto. También puede conducir a parto prematuro y bajo peso al nacer”, agregó Berman, quien no participó en el estudio.

Sin embargo, Penfield advierte contra enfocarse mucho en una asociación entre el estrés materno y los resultados adversos.

“Estos estudios solo pueden sugerir una asociación y no pueden establecer la causalidad”, dijo. “Por ejemplo, algunas mujeres que reportan un alto estrés también pueden tener una disminución del sueño, dietas irregulares o poco saludables, o mayores tasas de consumo de sustancias. No está claro si es el ‘estrés’ el que causa el resultado adverso”.

El estrés es parte de la vida

El estrés es parte de la vida cotidiana. De hecho, el “buen” estrés motiva y enfoca la atención. Es cuando el estrés se vuelve abrumador o constante que no es saludable.

“La mayoría de las mujeres informan haber experimentado al menos un evento estresante en la vida en el año antes de dar a luz, así que experimentar estrés en el embarazo a menudo es inevitable”, dijo Penfield.

MIRA: EE.UU. provee pruebas de embarazo a niñas inmigrantes detenidas desde los 10 años

“Cuando se enfrentan al estrés, lo mejor que pueden hacer las futuras madres es minimizar el impacto del estrés en su vida diaria y tratar de mantener buenos hábitos de sueño, nutrición y ejercicio”, agregó.

“Considero que la meditación es una herramienta increíblemente útil para controlar el estrés”, dijo Berman. “A diferencia del ejercicio, que puede ser difícil para las mamás que están muy avanzadas en su embarazo, la meditación funciona para todas las etapas del embarazo y todos los tamaños de mujeres”.

Otra herramienta útil, dijo Berman, son los grupos de apoyo para el embarazo, así como la terapia de pareja para madres y futuros padres que desean asegurarse de que su relación esté en el camino correcto antes de que llegue el bebé.

Monk sugiere que el mejor momento para planificar un embarazo más libre de estrés es justo cuando comienza la atención prenatal.

“¿Por qué no se registra y se pregunta cómo maneja el estrés? ¿Tiene herramientas? ¿Necesita más ayuda? ¿De dónde vendrá la ayuda adicional? Creo que es el momento ideal para hacerlo”.

Los genes de un hombre determinan el sexo de sus hijos

Una investigación de la Universidad de Newscastle en Inglaterra ha demostrado que los hombres heredan una tendencia a tener más hijos que hijas, o viceversa, dependiendo del legado paterno: un hombre con muchos hermanos es más probable que tenga hijos, mientras que un hombre con muchas hermanas es más probable que tenga hijas.
La investigación, liderada por Corry Gellatly, incluyó un estudio de 927 árboles genealógicos con información sobre 556.387 personas de América del Norte y Europa que se remontan hasta el año 1600. Los resultados se publican en Evolutionary Biology.
«El estudio del árbol genealógico mostró que la probabilidad de que un hombre tenga un niño o una niña es hereditaria. Ahora sabemos que los hombres tienen más probabilidades de tener hijos si tienen más hermanos, pero es más probable que tengan hijas si tienen más hermanas. Sin embargo, en las mujeres, no se puede predecir», explica Gellatly en un comunicado.
Los hombres determinan el sexo de un bebé dependiendo de si su esperma lleva un cromosoma X o Y. Un cromosoma X se combina con el cromosoma X de la madre para formar una niña (XX) y un cromosoma Y se combinará con el cromosoma X de la madre para formar un niño (XY).
El estudio de la Universidad de Newcastle sugiere que un gen aún no descubierto controla si el esperma de un hombre contiene más cromosomas X o más cromosomas Y, lo que afecta al sexo de sus hijos. En una escala mayor, el número de hombres con más espermatozoides X, en comparación con el número de hombres con más espermatozoides Y, afecta la proporción de sexos de los bebés nacidos cada año.
¿Hijos o hijas?
Un gen consta de dos partes, conocidas como alelos, una heredada de cada padre. En su artículo, Gellatly demuestra que es probable que los hombres tengan dos tipos diferentes de alelos, lo que da como resultado tres combinaciones posibles en un gen que controla la proporción de espermatozoides X e Y en un hombre.
Primera combinación: los hombres con la primera combinación de alelos, conocida como mm, producen más esperma Y, y tienen más hijos varones.
Segunda combinación: conocida como mf, produce en el hombre un número aproximadamente igual de espermatozoides X e Y, y tiene por tanto un número aproximadamente igual de hijos e hijas.
Tercera combinación: conocida como ff, produce más espermatozoides X y tendrá probablemente más hijas que hijos.
El gen desconocido que se transmite de ambos padres, que es el que provoca que algunos hombres tengan más hijos y otros más hijas, puede explicar por qué vemos el número de hombres y mujeres aproximadamente equilibrados en una población.

¿Cómo quedar embarazada de un niño?

Quien determina el sexo del bebé es el padre, debido a que posee gametos del tipo X y Y, mientras que la mujer sólo posee del tipo X. Por lo que para tener un niño es necesario tener un gameto X de la madre y un gameto Y del padre, esto forma el cromosoma XY, el cual representa un niño. Para esto es necesario que los espermatozoides que poseen los gametos Y penetren el óvulo, en vez de los espermatozoides X, garantizando así el desarrollo de un varón.

Existen algunos consejos comprobados por la ciencia que pueden aumentar las probabilidades de que sea un niño, sin embargo, no son 100% eficaces y, a pesar de que pueden no funcionar, no afectan la salud de la madre ni del bebé. Si está intentando quedar embarazada de una niña, vea algunos métodos que puede utilizar.

Estrategias comprobadas por la ciencia

No se conocen muchos estudios sobre la influencia de factores externos sobre el sexo del bebé, más allá de la genética. Sin embargo, de los que existen, es posible destacar 3 estrategias que parecen aumentar las probabilidades de que sea un niño, estas son:

1. Tener relaciones cerca de la ovulación

Según un estudio realizado en Holanda en el año 2010, mientras más cerca de la ovulación se tenga relaciones sexuales mayor es la probabilidad de tener un niño. Esto ocurre debido a que los espermatozoides del tipo Y nadan más rápido que los del tipo X, llegando más rápido al óvulo. Por este motivo, la relación sexual no debe ocurrir mucho antes de la ovulación, debido a que a pesar de que los espermatozoides Y son más rápidos, viven menos.

Qué debe realizar: la pareja debe tener contacto íntimo solo 1 día antes de la ovulación o el mismo día o hasta 12 horas después.

2. Aumentar la ingestión de potasio y sodio

El potasio y el sodio son dos minerales importantes que parecen estar relacionados con las probabilidades de tener un niño. Esto debido a que en un estudio en el Reino Unido que se realizó con más de 700 parejas, se identificó que las mujeres que tenían una dieta más rica en sodio y potasio, parecían tener un mayor número de hijos varones, mientras que las mujeres que tenían una dieta rica en calcio y magnesio, tenían mayor número de niñas.

Este resultado también fue confirmado por un estudio realizado en Holanda en el año 2010 y por otro en Egipto en 2016, donde las mujeres que seguían una dieta rica en potasio y sodio tuvieron una tasa de éxito del 70% para concebir un niño. Por este motivo, los investigadores afirmaron que aumentar el consumo de alimentos ricos en estos minerales e ingerir una suplementación podría ayudar a la mujer a embarazarse de un niño.

Aunque no se conozca el mecanismo por el cual la alimentación influencia el sexo del bebé, el estudio realizado en Egipto sugiere que los niveles de minerales pueden interferir con la membrana del ovulo, aumentando la atracción por los espermatozoides del tipo Y.

Qué debe realizar: la mujer puede aumentar el consumo de alimentos ricos en potasio como el aguacate, banana o cacahuates. Además de esto, se debe aumentar el consumo de alimentos con sodio, debiendo evitar su consumo exagerado, ya que podría causar un aumento de la presión arterial, además de complicaciones en el futuro embarazo. Por ello, lo ideal será acudir a un nutricionista para que realice una dieta adaptada a sus necesidades. Vea una lista de los principales alimentos con potasio.

3. Tener contacto íntimo en el día del pico o en los 2 días posteriores

El día de pico es un concepto que se introdujo y que es mencionado en el método de Billings, siendo esta una forma natural de evaluar el período fértil de la mujer a través de las características del moco vaginal. Según este método, el día de pico represente el último día en que el moco vaginal está más líquido y ocurre entre las 25 y 48h antes de la ovulación. Ve más sobre el método de billings.

Según un estudio realizado en Nigeria en 2011, tener relaciones sexuales el día de pico o 2 días después parece aumentar las probabilidades de tener un niño. Este método va de la mano con la estrategia de tener relaciones cerca del día donde se produce la ovulación, debido a que el día de pico ocurre 24 h antes de la ovulación.

La explicación por detrás de este método aparentemente también está relacionada con la velocidad de los espermatozoides del tipo Y, que parecen llegar más rápido al óvulo. Así como en el método de ovulación, el contacto íntimo no debe ocurrir antes del día de pico, debido a que los espermatozoides Y podrían no sobrevivir para fecundar el óvulo, quedando solamente los del tipo X.

Qué debe realizar: la pareja debe tener relaciones el día de pico o durante los dos días posteriores a este.

Estrategias sin comprobación científica

Además de las estrategias que fueron estudiadas y comprobadas científicamente, también existen otros métodos que son populares y que todavía no tienen ningún estudio científico que los avale. Estos son:

1. Aumentar el consumo de carnes rojas

Varios estudios indican que la alimentación puede afectar el sexo del bebé, sin embargo, los principales estudios se relacionan con la ingesta de algunos minerales en específico como calcio, sodio, magnesio o potasio, no existiendo pruebas de que el consumo de carnes rojas pueda aumentar las probabilidades de tener un niño.

Aunque algunas carnes rojas como la de ternera, buey o cordero puedan contener mayor cantidad de potasio, no son las mejores opciones para la salud, debiendo preferirse otros alimentos ricos en potasio como el aguacate, la papaya o los guisantes, por ejemplo. Lo ideal es que cualquier alteración en la dieta sea acompañada por un nutricionista.

2. Alcanzar el orgasmo al mismo tiempo que la pareja

Este método popular se basa en la idea de que durante el clímax la mujer libera una secreción que ayuda a los espermatozoides que poseen los gametos Y a llegar primero a penetrar el óvulo. Sin embargo, no existen estudios que relaciones el orgasmo con el sexo del bebé, por lo que no es posible confirmar este método.

3. Usar la tabla china

La tabla china fue durante muchos años utilizada como un método popular y casero para seleccionar el sexo del bebé. Sin embargo, un estudio realizado en Suecia entre 1973 y el 2006 donde se evaluaron más de 2 millones de nacimientos, no encontró que este método fuera eficaz para prever el sexo del bebé.

Por este motivo, la tabla china no es aceptada por la comunidad científica para predecir cuál será el sexo del bebé, inclusive después de que la mujer esté embarazada. Vea más sobre la teoría de la tabla china y por qué no funciona.

4. Posición para embarazarse de un niño

Este es otro método que no ha sido estudiado pero que se basa e la idea de que tener relaciones sexuales en posiciones en que la penetración es más profunda aumenta la probabilidad de tener un niño, debido a que facilita la entrada de los espermatozoides Y. Sin embargo, no existen estudios científicos que comprueben este métodos.

Pocos de nosotros parecemos percatarnos de que el comportamiento típico de los niños, que pide cada vez más servilismo, no se origina en ellos. En A New Psychology of Women: Gender, Culture, and Ethnicity, Hilary M. Lips escribe: “…los padres tienden a tener contacto físico con los bebés varones con menos frecuencia y más bruscamente que con las bebés, y son más gentiles y protectores en su trato hacia las hijas”. Las investigaciones también muestran que los padres tratan distinto a los niños después de que se lastiman que a las hijas, y otro estudio, titulado Gender and Age Differences in Parent-Child Emotion Talk, revela que las madres usan un lenguaje más afectivo con sus hijas en edad preescolar que con sus hijos de la misma edad.

Esa manera masculina y desequilibrada de pensar es parte de nuestro legado, porque los niños imitan las actitudes del padre de su mismo sexo. En un artículo de la revista Time sobre este estudio, Harriet Tenenbaum, una coautora, observa: “La mayoría de los padres dicen que les gustaría que sus hijos fueran más expresivos, pero no saben que les están hablando de diferente manera… Estos son estereotipos aprendidos y como sociedad los estamos reforzando”.

La buena noticia para los niños es que los hombres con un coeficiente alto de inteligencia emocional no les transmitirán estos valores. La mala es que la presión surgida inesperadamente hace que esos hombres pongan en pausa su deseo de aceptar a los niños, sin mencionar su propia sensibilidad emocional.

Una bloguera de Vice, Chelsea G. Summers, se emociona de que la “misandria” (odio hacia los hombres) se haya vuelto “chic”. Dice con entusiasmo que, sumada a una agenda política, esta antipatía generalizada es prometedora de una “grandiosa cultura pop”. Esto se ha manifestado, entre otras formas, a través de blogs, ensayos en línea y tuits que ridiculizan y hacen burla de la creciente moda entre los hombres de llorar, lo cual, desde mi propia experiencia y la de otros hombres, sé que puede ser el acto que más libera y sana un pasado doloroso que devalúa la sensibilidad masculina. De manera paradójica, para algunos hombres el feminismo de la tercera ola que adoptan los obliga a acallar la misma sensibilidad y empatía que les abrió los ojos sobre la situación de las mujeres.

¿En verdad es de sorprender que algunos de nosotros queramos tener que ver poco o nada con la crianza de hijos varones? El subtexto que nos bombardea desde muchos lugares finalmente nos anima a abandonarlos, incluso cuando se hunden ante las agitadas corrientes de un mundo cambiante para el que carecen de la capacidad de flotar. Aun así los hombres como yo entregamos nuestra responsabilidad al permitir que otros hombres (esos que no siempre alientan la humanidad más amplia y profunda entre los hombres) críen niños. Además nos privamos de la oportunidad de sanar viejas heridas.

Por supuesto que debemos empoderar a nuestras hijas, porque todavía hay una burda inequidad. Y, a pesar de la insensible y cada vez más inmadura oposición, debemos empoderar a los niños, con el mismo conjunto de educación emocional y visión del mundo expandida con los que enseñamos a nuestras hijas. Es lo que ellos, y nosotros, al final necesitamos.

Tener un hijo varón es todo un tesoro

Los hijos son un tesoro para toda madre y todo padre. Sin embargo, en aras de hacer de ellos hombres y mujeres de bien es necesario darles una buena educación. El día a día en el hogar formará la base de su carácter. Es por eso que en esta ocasión te mostramos Estrategias para criar mejor a nuestros hijos.

La crianza es un reto

La educación del niño y la niña debe llevarse a cabo de igual modo y sin caer en los estereotipos sociales. Debemos recordar que no son copias de sus padres, es necesario sino que tienen una voz propia y un carácter distintivo, es nuestra responsabilidad crear un ambiente amoroso, estable y disciplinado para que aprendan a confiar en sí mismos, a valorar y respetar a los demás y ser mejores cada día.

A continuación encontrarás algunas estrategias que servirán para orientarte en esa difícil tarea:

Estrategias para criar mejor a nuestros hijos

  • Enséñale a ser “él mismo”

Un error que pueden cometer muchas familias es el de caer en los estereotipos de sexo y género que se han creado en nuestras sociedades. Hay quien desea que su hijo sea el mejor jugando fútbol o que su hija sea la más inteligente de clase. Pero, aunque no hay nada malo, en inculcarle un poco de competitividad, la presión y la imposición pueden afectar la confianza en sí mismos e incluso sus capacidades. Enséñales a tus hijos a ser ellos mismos, guíalos, sin imponerles tus deseos, ayúdalos en el camino que elijan y serán personas realizadas y felices.

Lee también “soy madre, no esclava de las tareas domésticas. La carta viral de una madre australiana”

  • Un hijo también tiene derecho a llorar

Los niños, al igual que las niñas, necesitan desahogar sus emociones.Otro error en el que pueden caer algunos padres y madres es comentarles a menudo aquello de “no llores que tú eres un hombre”. Es importante propiciar en nuestro hijo una adecuada comunicación emocional. Intenta establecer desde el principio una relación de confianza, nunca te burles o ironices sobre lo que pueda decirte. Las personas que aprenden a manejar y expresar bien sus sentimientos tiene mayor capacidad para entender las emociones de los demás.

Descubre también “cómo afectan las emociones a nuestro dolor de espalda”

  • Los niños y niñas pueden pedirte su espacio tempranamente

Los niños y niñas oscilan entre la necesidad de afecto y los mimos más embaucadores y el deseo extremo sentirse independientes. En ocasiones te sorprenderán al pedir su espacio en una edad temprana. Es necesario tener paciencia, inteligencia y una alta capacidad de negociación. Comencemos por crearle ciertas responsabilidades dándole tareas fáciles pero que requieran de su tiempo y dedicación: ordenar su habitación, ayudar en casa o cuidar de las mascotas. De esta manera fomentarás su seguridad, el respeto por tus acciones y un sentimiento de responsabilidad que le será muy útil en el futuro.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *