0

Teresa viejo operada

El antes y el después: así han cambiado las presentadoras españolas con el paso de los años

A la izquierda, Teresa Viejo en una imagen de 2001. A la derecha, en la última Feria del Libro.

28-06-2016 Autor: Gtres.

A la izquierda, Tania Llasera en la preentación de ‘Exposdos’, en 2010. A la derecha, en pasado 14 de junio en una fiesta de Harper’s Bazaar.

28-06-2016 Autor: Gtres.

A la izquierda, Susana Griso en los Premios Corazón de Oro, en 2014. A la derecha, en una imagen promocional de ‘Dos días y una noche’, de febrero de 2016.

28-06-2016 Autor: Gtres.

Sonia Ferrer, a la izda., en un posado en 2001; a la dcha., en la presentación del FesTVal, celebrado hace un par de semanas.

28-06-2016 Autor: Gtres.

A punto de comenzar una nueva aventura en TVE, a la izquierda vemos a una joven Silvia Jato en el año 2003. A la derecha, el pasado marzo en un desfile de Roberto Verino.

28-06-2016 Autor: Gtres.

El tiempo también ha pasado para la presentadora de ‘Sálvame Diario’. A la izda., en la presentación de la película ‘Asesinas’, en diciembre de 2000. A la derecha, en un acto de Mensajeros de la Paz en febrero de 2016.

28-06-2016 Autor: Gtres.

Una joven Paula Vázquez irrumpía en nuestras casas hace más de dos décadas. A la izquierda, en una imagen de finales de los años 80. A la derecha, el pasado 10 de marzo.

28-06-2016 Autor: D.R.

A la izquierda, Patricia Conde en diciembre de 2001. A la derecha, en la Hair Fashion Night, en mayo de 2016.

28-06-2016 Autor: D.R.

Nieves Herrero,, ‘chica Hermida’, a la izquierda en una foto de 1999. A la derecha, en la Glogal Gift Gala del pasado mes de abril.

28-06-2016 Autor: Gtres.

Minerva Piquero es de las que mayor cambio físico han experimentado. A la izquierda en una imagen de 2002. A la derecha, en un ‘photocall’ celebrado en Madrid en junio de 2013.

28-06-2016 Autor: Gtres,

Aunque sus polémicas recientes son las que le han puesto en el disparadero, la trayectoria de Mariló es larga. A la izquierda, en la entrega de las Medallas de Andalucía 2001. A la derecha, el pasado 22 de junio.

28-06-2016 Autor: Gtres.

María Teresa Campos lleva toda la vida dedicándose a la comunicación. A la izquierda posa a finales de la década de los 70. A la derecha, en una foto reciente.

28-06-2016 Autor: Gtres.

Irma Soriano, a la izquierda, en la pasarela de Ibiza en 2004. A la derecha, en la pasada Sálvame Fashion Week.

28-06-2016 Autor: Gtres,

Inés Ballester y su cambio f´isico: a la izquierda, en marzo de 2003. A la derecha, durante el pasado FesTVal de Vitoria, en septiembre de 2016.

28-06-2016 Autor: Gtres.

La que fuera compañera de Ana Pastor en el Telediario de La 1 a principios de los 90 (izda.) ha experimentado un enorme cambio, como se puede apreciar en la imagen de la derecha, tomada hace un año.

28-06-2016 Autor: Gtres.

Una de las decanas de nuestra tele ha cambiado como pueden observar: a la izda., Ana Rosa en una foto de finales de los 80; a la dcha., recogiendo el Premio Lifestyle el pasado 8 de junio.

28-06-2016 Autor: Gtres,

La periodista Teresa Viejo cuenta su experiencia sexual con las bolas chinas

Si hace días Sonia Ferrer hablaba de orgasmos, y esta misma semana nos explicaba su experiencia en los sex shops, este viernes, en el programa que presenta Inés Ballester, la periodista Teresa Viejo ha desvelado entre otras cuestiones relacionadas con el sexo, cómo fue una reunión con amigas en la que se regalaron bolas chinas, así como que al día siguiente de probarlas se llamaron para intercambiar sus experiencias y sensaciones.

Inés Ballester, en una parte de su programa dedicada a hablar de sexo, planteó este jueves a sus colaboradoras, Rosa Villacastín, Sonia Ferrer, Teresa Viejo e Isabel San Sebastián, el debate sobre si los hombres tenían más complejos en esta cuestión. «A algunos hombres les cuesta hablar de la sexualidad, parece que todavía hay que escuchar chistes sexistas, comportamientos y actitudes cavernícolas y nos hemos planteado si ellos tienen más complejos o vergüenzas que nosotras», decía la periodista en TVE.

En el espacio dijeron que los expertos aseguran que falta comunicación a la hora de hablar de sexo y que eso puede acarrear consecuencias. Afirmaron que nuestros impulsos naturales quedan atrapados y que eso puede generar tensión. «No se habla de lo que es la sexualidad», dice María, una sexóloga que intervino en el espacio de La 1. El programa sostiene que las mujeres hablan más entre amigas y que no tienen pudor en cuanto a resolver dudas. Sobre este tema insistía Elena Ochoa en los 90.

En Hablemos de sexo, el programa de Chicho Ibáñez Serrador que la lanzó a la fama la hoy mujer del arquitecto Norman Foster, Lady Ochoa decía: «Somos partidarios de que los profesores vayan intergrando la educación sexual en la enseñanza entre los 6 y los 17 años».

El otro día, en debate de TVE, donde el tema se está convirtiendo en habitual, hablaron del libro de Teresa Viejo, donde la ex directora de Interviú, de 54 años, habla mucho de sexo. «¿Qué reacción has encontrado entre los hombres, compañeros o amigos?», le preguntaba Ballester a la periodista, presente en el plató: «Estoy un poco como alucinada. Es curioso que cuando tú lees un libro o relato erótico escrito por un hombre, las mujeres no le miramos hombre diciendo: esto lo haces tú con tu pareja o con tus amantes. Pero ahora me encuentro que incluso amigos que me conocen de toda la vida han leído el libro y me miran y me dicen: ‘joer, lo que haces tú’, y dices: ‘ostrás, pero cómo podéis decirme eso». «¿Pero lo haces o no?», le insistía Inés. «A ti te lo voy a contar», replicaba Teresa Viejo.

Rosa Villacastín, en un intento de animar a Viejo para que revelara sus experiencias íntimas, insistía: «Hija, para eso estamos aquí». Isabel San Sebastián, relajó el asunto: «Ves tú por qué yo no pongo cosas de sexo en mis novelas», apostilló. Teresa Viejo tuvo que ceder y finalmente concedió la confidencia: «Afortunadamente algo hago. No sé si de esa manera o de otra, pero algo hago», zanjó.

Por su parte, Sonia Ferrer, que en anteriores ocasiones ha abordado temas como el orgasmo o el uso de vibradores, entre otros, también aportó su grano de arena en el debate: «Es increíble que nosotras hablemos de que están empezando a proliferar las tiendas eróticas, que son como supermercados, de vibradores, de todos estos juguetes, y la gente se escandaliza, y nos critican por eso», dijo la ex de Escassi, aunque no especificó quién o dónde la habían criticado. Recordemos que esta semana, Sonia Ferrer había comentado en ese mismo foro, entre otras cosas, lo caros que eran los aparatos eléctricos utilizados para obtener placer, y que incluso llegó decir que «hay que ahorrar para comprarse un vibrador». La presentadora, según ha confesado, se interesa cuando visita los sex shops por aceites o juegos para parejas pero le pareció que 200 euros es mucho dinero por un vibrador, aunque reconoce que gracias a los supermercados de tiendas eróticas ha descubierto un nuevo mundo.

Fue entonces cuando Teresa Viejo recordó su experiencia con las bolas chinas: «A veces nos juntamos un grupo de mujeres y ponemos en común lo que no hemos hecho o lo que nos gustaría probar. Recuerdo una reunión de amigas regalándonos las bolas chinas y al día siguiente contándonos cómo te ha ido a ti», dijo la periodista y escritora». Hay que decir que Teresa Viejo, en 2007 firmó ur artículo en el que decía literalmente que «para juguete no hay como el sagrado y siempre inacabable cuerpo ajeno», y en donde añadía: «Más juego y menos juguetes». La escritora recurría entonces a un clásico que, según ella «llamó al falo aguijón de amor, palmo de juguete». Pero lo firmaba con Ángel Antonio Herrera.

Teresa Viejo: «Si en diez años sigo en la tele, igual me tengo que retocar»

¿Cómo lo recibirá la audiencia al promover las operaciones de estética?

Espero que los espectadores nos vean sin prejuicios, que nos sigan y que después hagan un juicio racional, porque yo creo que ponemos sobre la mesa un tema para hacer pensar.

¿Para hacer pensar?

Sí, porque creo que lo interesante es ese reencuentro tras el cambio, cómo lo aceptan los demás. Si una persona va a ser más feliz tras modificar su imagen, el quid es ver cómo reaccionarán los suyos. El patito feo es siempre el protegido de la familia, y hay quien no quiere que eso cambie, o les da miedo.

¿Se sometería usted a operaciones de estética?

Ahora, mirándome al espejo a mis 40 años, me parecería un insulto, una frivolidad. Me siento muy bien en mi pellejo. Pero si en diez años sigo en la tele igual me tengo que retocar. Y lo haría.

Y como profesional, ¿cómo calificaría su trayectoria?

El mío sí que ha sido un cambio radical. Soy afortunada, pero he sabido asumir retos en radio, prensa y televisión en casi 20 años de carrera.

Las revistas cada semana se llenan con especulaciones y certezas sobre las intervenciones quirúrgicas de las celebs; las nalgas de Kim, los pómulos de Nicole Kidman y hasta la papada de María Teresa Campos han pasado a copar las páginas de papel cuché y muchos culpan al boom de la cirugía estética y sobre todo al ansia por alcanzar los cánones de belleza que la sociedad actual parece que exige pero ¡tenemos algo que contaros! Esto de la cirugía estética entre los famosos viene de largo, ¡de muy, muy largo! Y es que los precursores se encuentran allá por los años 50, en pleno auge del star system hollywoodiense.

‘Operarse significa no tener que decir nunca lo siento’ y eso es precisamente lo que pensaban Marilyn, Rita y Frank entre otros que decidieron darse a los brazos de la cirugía estética en busca de esa perfección que se convirtió en el icono de toda una época y en el inicio de lo que hoy en día es Hollywood y toda su parafernalia en torno a la prensa rosa y el culto a la belleza.

La rinoplastia de Marilyn Monroe: ‘Nadie es perfecto’

Ella es y será siempre uno de los grandes iconos del cine occidental. Dan igual los años y generaciones que pasen: Marilyn siempre será reconocida como uno de los grandes mitos de la gran pantalla y también como el icono sempiterno de la moda y la belleza que traspasa todo tiempo y lugar.

Su belleza natural cautivó a la industria hollywoodiense y su público desde aquella tímida foto que le tomaron en la fábrica en la que trabajaba como técnica y que supuso el inicio de su carrera. Ese flechazo se mantuvo hasta que incluso después de su muerte, se la siguió considerando como uno de los mayores ídolos pop y símbolos eróticos de la historia.

Antes y después de Marilyn Monroe

Sin embargo, había un par de rasgos que no acababan de conocer a Norma Jeane -verdadero nombre de Marilyn- su nariz y su mandíbula. Estos complejos se vieron incrementados por el auge del star-system por el que las grandes productoras apostaban por jóvenes promesas del cine con rostros perfectos que muchas veces modelaban a su gusto con la cirugía estética.

Pese a que siempre se habría especulado sobre la veracidad de las operaciones de Marilyn, estas se confirmaron gracias a la venta de su expediente médico hace algunos años. En él se revelaba que efectivamente, Monroe se había sometido a una rinoplastia para corregir una deformación fruto de una caída. Con la reconstrucción de su nariz, consiguió además afinar su perfil corrigiendo el dorso y elevando la punta.

Por otro lado, después de años acomplejada con la forma de su mentón, decidió acudir al cirujano estético que aportó como solución un pequeño implante colocado de forma muy avanzada para la época, ya que apenas se notaba y ni el rostro ni la expresión de Marilyn perdieron un ápice de naturalidad.

El pelo de Rita Hayworth: ‘No tengo pasado, solo futuro’

‘No tengo pasado, solo futuro’ es una de las frases más características de Gilda y también la máxima vital de Rita Hayworth cuando se dio cuenta de que su estancia en el star system dependía de una apariencia inmaculada y sobre todo…adaptada al modelo de belleza americano.

Rita era consciente de que en los años 50 sus rasgos latinos no tenían asegurado el éxito y por ello decidió modificar una parte de su cuerpo que puede que hoy en día nos pueda parecer impensable: ¡el nacimiento de su pelo! Y es que se consideraba que la belleza occidental prototípica debía de tener una melenaza pero que creciera en la parte superior de la frente, de tal forma que permitiera lucir su bello rostro -previamente retocado con la rinoplastia de rigor- sin dificultad.

Antes y después de Rita Hayworth.

La sensación de mayor amplitud en la frente actualmente se puede conseguir con métodos como la aplicación de hilos tensores, sin embargo en aquella época esta técnica aún no se había inventado y Rita tuvo que someterse a doloras sesiones de electrolisis para conseguir retrasar dos centímetros el crecimiento de su pelo genuinamente hispano.

Los pómulos de hierro de Marlene Dietrich: elegancia hasta en el caer

Uno de los mayores miedos de Marlene Dietrich en ‘Testigo de cargo’ era desmayarse: «nunca me desmayo porque no estoy segura de caer con elegancia» decía Christine Vole uno de los personajes más característicos de la actriz. Esa perfección que buscaba Christine sin embargo traspasaba el personaje y definía a la perfección a Marlene.

Dietrich, de origen alemán, era muy rigurosa con su aspecto físico, porque al igual que sus coetáneos era consciente de la importancia de la imagen para mantenerse a flote en la agitada industria del cine de los años 50 en Estados Unidos.

De los pómulos de la Dietrich se decía que eran capaces hasta de cortar diamante y pese a que ella nunca confirmó ni desmintió, era de sobra conocido que su rasgo más característico no era ni mucho menos fruto de la generosidad de la naturaleza. El objetico de Marlene era marcar sus rasgos germánicos y para ello recurrió a unos implantes de pómulos que endurecieron su rostro y le dieron unas facciones con las que ninguna actriz de la época podía competir.

Antes y después de Marlene Dietrich

Se rumoreaba también que parte de esa magia se había conseguido no solo a golpe de bisturí, sino también con un toque de tenazas puesto que al parecer la actriz también habría optado por eliminar sus muelas para hundir la zona de los carrillos, destacando más los pómulos. ¡Ay si por aquel entonces hubieran estado de moda las misma cirugías que hoy en día! Una buena extracción de las bolas de Bichat le hubiera ahorrado una dolorosa visita al dentista.

El lifting facial de Frank Sinatra: De aquí a la eternidad

‘De aquí a la eternidad’ es la película que acabó de ensalzar al guaperas de Frank Sinatra como el mito erótico definitivo. Es uno de los films con las escenas más tórridas de la época y es que lo de lucir palmito en la gran pantalla no lo inventó Mario Casas: la fiebre de los años 50 por los abdominales también existía y Sinatra restregándose sin camiseta a las orillas del mar fue el encargado de hacerla subir.

Ser el icono pop de la época no debía ser nada fácil y Sinatra se había ganado este título por doble partida ya que su faceta como actor no le hacía ni mucho menos sombra a sus dotes como cantante -y de hecho es más reconocido como lo segundo-. Sinatra era un auténtico bombón para la industria cinematográfica estadounidense y es que valía tanto para un roto como para un descosido.

Sinatra se realizó varios rejuvenecimientos faciales a lo largo de su vida. Nunca sabremos cuál es exactamente el antes y cuál el después.

Sin embargo sabía que ni su talento, desenvoltura y encanto podían hacer frente a su mayor enemigo: el paso de los años. Pero Sinatra tenía guardado un as en la manga: puede que sus abdominales no resistieran el transcurso natural del tiempo pero su cara ¡sí que podía hacerlo! Y pasó por quirófano más de una vez para eliminar por completo las arrugas de su rostro.

La jovialidad de Sinatra se debía en gran parte a la sucesión de liftings en su cara y además de todas sus virtudes, fue lo que ayudó a mantener su fama hasta el fin de sus días.

La otoplastia de Clark Gable: ‘A Dios pongo por testigo de que jamás volveré a pasar hambre’

‘Lo que el viento se llevó’ es el film más icónico de Clark Gable y la muestra perfecta de lo que se consideraba el prototipo de galán de la época.

La belleza natural de Gable es indiscutible, no obstante había una parte de su cuerpo que no acababa de convencerle del todo: sus orejas. Sí, Clark era el hombre por el que muchos suspiraban pero había algo que le impedía ser perfecto al cien por cien y eso es algo que el dandy estereotípico no podía permitirse, así que decidió someterse a una otoplastia.

Antes y después de Clark Gable.

Después de pasar por quirófano, Gable consiguió por fin esos rasgos que tanto ansiaba y se convirtió, entonces sí, en el hombre perfecto que la industria y el público demandaban -después claro de arreglarse también la dentadura-.

Después de este repaso, está claro que la cirugía estética no es ‘cosa de los tiempos que corren’. Pese a que cada vez cuesta menos reconocer los retoques, lo cierto es que la tradición de mejorar aquellas partes del cuerpo que suponen un complejo viene de muy atrás y es que, cada vez, estamos haciendo más caso a Rhett Butler (Clark Gable) y francamente, lo que te digan, tiene que importarte un bledo.

Teresa Viejo, la sustituta de Mariló Montero digna de ser titular

Lleva tan solo una semana la frente de La mañana de La 1 y ya está logrando mejores críticas que la persona a la que sustituye. Teresa Viejo se estrenó el pasado lunes como el reemplazo veraniego de Mariló Montero y, aunque esta última tiene su regreso garantizado en septiembre, Viejo está haciendo méritos más que de sobra para quedarse con el programa.

Así lo atestiguan todas las críticas que está recibiendo en estos primeros días al frente del formato. La red ha sido casi unánime respecto al buen hacer de la periodista, que ha demostrado las tablas conseguidas a lo largo de sus muchos años de carrera en formatos como 7 días, 7 noches, Tal como somos o Cambio radical.

¿Dónde hay que firmar para que se quede Teresa Viejo en La mañana de La 1 y se vaya Mariló Montero?

«Prefiero a Teresa Viejo antes que a Marilo Montero, es mucho más cálida y cercana», asegura en Twitter @CHEROHISA85. «¿Dónde hay que firmar para que se quede Teresa Viejo en La mañana de La 1 y se vaya Mariló Montero? Cuánta diferencia, por favor», afirma @ferescamillo.

Estos son solo dos ejemplos, pero las redes sociales están llenos de muchos más que apuestan por Teresa Viejo en lugar de Mariló Montero. En pocas ocasiones ha ocurrido algo similar, ya que la presentadora titular se ha cuidado muy bien de que desde que estrenara el programa en 2009 nadie pudiera hacerle sombra.

Inés Ballester logró programa propio el pasado año

Pero el año pasado todo cambió. En el anterior verano, Mariló Montero tuvo como en esta ocasión una sustituta de peso y, aunque no en una medida tan grande como ahora, Inés Ballester también recibió muchos elogios.

El buen hacer de Inés Ballester en verano de 2014 hizo que se quedara con parte de la mañana

Tanto fue así que la presentadora logró quedarse en TVE con una parte de la mañana. Durante la ausencia de Mariló Montero, el programa estrenó la sección Amigas y conocidas con relativo éxito. Así, cuando volvió la presentadora titular en septiembre decidieron que el espacio tuviera entidad propia y se convirtiera en programa independiente.

Mariló Montero perdió así peso en la mañana. Su sustituta hizo bien su trabajo y se quedó con parte de la mañana, algo que ahora parece complicado repetirse, al menos de una manera similar.

Teresa Viejo, un nombre para el banquillo de TVE

Sin embargo, lo que sí parece más probable es que TVE pueda pensar en ella para reservársela para el futuro. Muchos han sido los rumores de abandono de Mariló Montero en los últimos años, y Teresa Viejo podría convertirse en la sustituta definitiva si algo así terminara ocurriendo.

En caso contrario, la cadena también tiene otros muchos programas con los que recompensarla. Su crisis de audiencias hace que se apueste por formatos nuevos cada poco tiempo, por lo que Teresa Viejo tiene muchas posibilidades de que se acuerden de ella en no mucho tiempo después de demostrar estar a la altura de las circunstancias.

¿Qué hay de nuevo, Viejo? Teresa Viejo y su Cambio Radical (1ª parte)

  • 13 abril, 2007
  • /
  • Cirugía Estética Mujeres de Ayer y Hoy
  • /
  • 4 comentarios

La periodista Teresa Viejo lleva sometiendo su carrera a cambios radicales desde hace muchos años. Bandazos diría yo. Es una chica que se adapta un poco a cualquier género. Y eso en principio es bueno. Lo mismo hace Kate Moss y algunos la llaman diosa mediática.

Teresa Viejo iba directa a un Gran Cambio Radical desde que empezó como presentadora de Robocop, perdón Rockopop.

Y es que no es lo mismo presentar a Azúcar Moreno que al doctor Javier de Benito. La cuestión principal es que nos avergoncemos de nosotros mismos. Son operaciones gratuitas en pleno circo reality. Gracias por pagar todas nuestras operaciones. Muchas amigas mías firmarían ya. Pero lo de salir por la tele y dejar que te humillen en público les da corte. En privado no les importaría.

Todos nos tenemos que hacer un Cambio Radical porque podemos ser perfectos y la ciencia nos lo sirve desde la mesa de operaciones con un bisturí en una mano y la anestesia total en el brazo contrario.

Dos meses seguidos saltando de un quirófano a otro, demasiadas intervenciones y cambios en poco tiempo. Me imagino que tendrán sesión de psicoterapia para que los concursantes asimilen tanta cirugía

En los programas de cocina, últimamente mis favoritos, antes de meter al horno la masa ya tienen otro bizcocho hecho. ¿No podrían esperar los de Cambio Radical un poquito más o es que no tienen suficiente presupuesto? Son muchos los interrogantes querida Teresa. Sigues haciendo Noche de Impacto pero con personas humanas y como no hay asociaciones protectoras de personas, pues nada ha tenido que ser el Defensor del Paciente.

Hay muchos médicos que dicen que no se deberían hacer más de una intervención importante al año. Entonces ¿por qué someten en este programa a tantas operaciones en tan poco tiempo? No entiendo como la asociación de animales permite tanta crueldad con seres humanos de carne y hueso.

El Defensor del Paciente pide a Sanidad la retirada de ‘Cambio Radical’

Desde el Defensor del Paciente destacan que «al menos el 5% de estas intervenciones no obtienen los resultados deseados o a veces se convierten en negligencias».

Según la asociación, «no se debería permitir la emisión de un programa que incita a los ciudadanos a intervenirse para conseguir la felicidad», sobre todo «cuando la mayoría de las personas no conocen los riesgos de este tipo de intervenciones».

El Defensor del Paciente también pide al Ministerio que abra una investigación para saber si los médicos que aparecieron en el programa tienen la especialidad que se les atribuyeron, ya que, según alegan, han recibido alguna llamada «alegando lo contrario». La cadena presentó la semana pasada a los doctores que aparecían en el programa y su extenso currículum.

Por último, piden que se tomen las medidas oportunas «con el propósito de evitar que a la ciudadanía, y sobre todo a la juventud, no se les creen falsos valores y expectativas».

‘Actuación sobria y correcta’

Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), Antonio Porcuna, consideró que la actuación de los cirujanos, tanto Javier de Benito como Federico Mayo, «fue sobria y correcta y la que se esperaba», pero advirtió que un ‘reality-show’ «no es la forma de divulgar la especialidad». «Pero así es la televisión y la audiencia», señaló en declaraciones a Europa Press.

En cuanto a la separación del paciente de su entorno durante dos meses, dijo que debe tener el apoyo de la familia porque puede ayudar en la recuperación. «A la angustia de cómo puede quedar se une el miedo a los riesgos de la operación y no ayuda mucho estar solo, aunque se esté en una jaula de oro», advirtió.

Por lo que se refiere al hecho de que se realicen muchas cirugías (ojos, nariz, barbilla, pómulos, labios, liposucción, aumento de pecho) en una sola intervención, reconoció que «no es lo habitual», aunque «se pueden combinar».

En cualquier caso, advirtió que «el paciente tiene que estar preparado, no sólo psicológicamente sino médicamente, con los chequeos preoperatorios perfectos para poder asumir una ‘agresión’ tan prolongada y radical en el organismo». «A más tiempo en quirófano y más intervenciones más riesgo, pero están controlados», añadió.

La vicepresidenta de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), Concha Fuentes, reconoció que todos los profesionales médicos que aparecieron en el programa «son de primera categoría» y las indicaciones que hicieron desde el punto de vista médico «están muy bien hechas». «Trabajaron fenomenal y el trabajo desde el punto de vista médico está francamente bien», señaló.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *