0

Test de embarazo gratis

Antes de que existiesen los test de farmacia, nuestras abuelas ya tenían sus propias pruebas de embarazo caseras.

Son pruebas sencillas con materiales que todo el mundo tiene en su casa y que no implican ningún riesgo, son tests seguros. Te mostramos cuáles son las 10 pruebas caseras para saber si estás embarazada más populares.

Pruebas de embarazo caseras para saber si estás embarazada

Puedes creer que son simples supersticiones, aunque hay muchas mujeres que aseguran que en su caso han funcionado, aunque no existe evidencia científica de ello.

En casi todas ellas necesitarás recoger tu orina, a ser posible, la primera orina de la mañana, y unos sencillos utensilios como son un vaso de cristal, una aguja, aceite, vinagre o pasta de dientes.

¿En qué se basan científicamente los test de embarazo caseros?

En realidad todos los test de embarazo tienen el mismo objetivo: detectar la hormona hCG o Gonadotropina Coriónica Humana que se encuentra en la orina y que se segrega en dosis más altas cuando nos quedamos embarazadas. Por eso es imprescindible que la prueba se haga con la primera orina de la mañana, momento en el que se acumula más hormona.

Esta es la base de los test de embarazo de farmacia y el de sangre que nos hace el médico, y que realmente son los únicos que tienen un alto porcentaje de efectividad.

¿Son fiables los test de embarazo caseros?

Aunque muchas mujeres dicen que a ellas les funcionaron, lo cierto es que tienen un alto índice de error. Se trata más de corroborar algo que ya sospechamos, o de probarlo a modo de un juego divertido, pero si realmente necesitas saber si estás embarazada, no te arriesgues sólo con estos test, ya que hay muchas probabilidades de que no te funcionen.

¿Cuándo puedo empezar a hacerme el test?

En las primeras semanas de embarazo tu cuerpo todavía no ha desprendido demasiada cantidad de hormona hCG, así que todos los test de embarazo, incluido el de la farmacia, pueden salir negativos aunque el resultado sea positivo.

Lo mejor siempre es esperar de dos a tres semanas desde que sospechamos que podemos estar embarazadas.

Cuando las hormonas que se segregan en el embarazo empiezan a actuar en tu cuerpo, normalmente también sentirás otros síntomas que pueden desvelarte si estas embarazada, como por ejemplo unos pechos más sensibles o abultados, dolor abdominal parecido al de la menstruación o la ovulación, un retraso en tu regla o mareos matutinos.

Que hayas manchado levemente la braguita no es indicio de que te vaya a bajar la menstruación, ya que algunas mujeres manchan ligeramente en los primeros días del embarazo en lo que se llama el sangrado por implantación.

Tipos de test caseros de embarazo muy fáciles de realizar

1- Test del vinagre para saber si estás embarazada

Seguramente la prueba más popular entre nuestras abuelas ya que todos tenemos vinagre en casa.

En esta prueba deberás recoger la orina de la mañana en un vaso de cristal, mejor si antes lo has hervido para esterilizarlo.

Añade a la orina una cucharada grande de vinagre y deja reposar unos 20 minutos sin remover. Si se forma una espuma o la mezcla cambia de color es que estás embarazada, si permanece normal es negativo.

2- Prueba del jabón. Prueba casera de embarazo

Necesitarás una pastilla de jabón sin usar, mucho mejor si es de cuaba o jabón Lagarto. A continuación, recoge tu orina en un vaso limpio. A parte, en un cuenco de cristal introduce la pastilla de jabón.

Vierte la orina sobre el jabón hasta que lo cubra por completo y agítalo. Si el jabón burbujea y hace espuma, el resultado es positivo, si no hay ninguna reacción es negativo.

3- Test del flujo vaginal para confirmar tu embarazo

Este es uno de los poco test en el que no necesitarás la orina, sino que simplemente deberás observar el color de tu flujo vaginal. Durante el ciclo menstrual de la mujer el flujo va cambiando de textura y color, pero cuando nos quedamos embarazadas el flujo se vuelve de un color claro, casi transparente y no varía a lo largo del mes. Si tienes el flujo muy clarito es un síntoma de que puedes estar embarazada.

4- Prueba de embarazo casera de la aguja

Este es posiblemente el test menos fiable de todos. Se trata de una especie de juego que puedes realizar con una aguja e hilo, o con una cadena y un colgante.

Para hacerlo deberás enhebrar una aguja con un hilo de unos 30 cm y hacer un nudo en el extremo. Tú debes tumbarte boca arriba, y un ayudante deberá sujetar el hilo por el extremo del nudo a una distancia de unos 10 cm sobre tu tripa, quedándose la aguja en suspensión y totalmente quieta. Debes esperar para que a lo largo de unos minutos la aguja se empiece a mover. Si se mueve es positivo, y si no negativo. En este test también existe la creencia de que si se mueve en sentido lineal será un niño y si se mueve en redondo será niña.

5- Test de embarazo del cloro

Esta prueba se basa en la reacción que tendrá el cloro al ph de tu orina, ya que éste cambia cuando nos quedamos embarazadas.

Recoge la primera orina de la mañana en un vaso de cristal y sobre ella vierte un poco de cloro (como una cuchara sopera); si el resultado es positivo la orina reaccionará y formará mucha espuma o cambiará de color.

6- Prueba de la orina en frío para saber si estás embarazada

En este test intentaremos ver cuánta hormona hCG tienes en tu orina. Para ello deberás recoger la orina en un vaso de cristal, y sin remover, ni agitar, lo introducimos en la nevera durante media hora.

Cuando lo saquemos deberemos observar si se ha formado una pequeña película de partículas o ‘nube’. Si esta película se encuentra en la superficie estás embarazada, si se encuentra en el fondo del vaso, el resultado es negativo.

7- Test de embarazo fácil con orina caliente

En este test necesitarás tener un cazo de metal. Deberás recoger tu orina y ponerla en el cazo y llevarlo a ebullición durante unos minutos. Cuando se enfríe observa si se ha formado una capa cremosa sobre la superficie, si es así, estás embarazada, si la mezcla se ve transparente el resultado es negativo.

8- Prueba de embarazo casera de la pasta de dientes

Para la prueba necesitarás pasta de dientes de color blanco. Vierte un chorro de pasta de dientes en un vaso de cristal, y en otro la primera orina de la mañana. A continuación añade unas gotas de la orina al vaso que contiene la pasta de dientes, y remueve con un palo de madera. Si se forman burbujas o espuma es que el resultado es positivo.

9- Test del azúcar para comprobar si estás embarazada

Vierte 3 cucharadas grandes de azúcar en un vaso de cristal. Añade tu primera orina del día sobre el azúcar, si el azúcar se disuelve ¡enhorabuena, estás embarazada!, si se forman grumos, es que el resultado es negativo.

10- Prueba de embarazo casera del aceite

Dicen que este test de embarazo casero es uno de los más fiables. Debes recoger tu primera orina en un vaso de cristal, y dejarla enfriar. Añade con un gotero, dos gotas de aceite pero separadas la una de la otra. Si las gotas de unen es que estás embarazada.

Ya te haya salido positivo o negativo debes acudir al médico si tienes dudas sobre si realmente puedes estar embarazada. Si tienes un retraso en tu menstruación puede que las razones sean otras y no que esperas un bebé, así que deberás ir al médico para averiguar las verdaderas razones del retraso menstrual.

Si tu resultado es positivo, ¡mucha más razón para ir al médico!, puede que realmente estés embarazada y a partir de ahora tendrán que hacerte numerosas pruebas para comprobar que todo va bien en tu embarazo.

Paso 1: Prueba Gratis de Embarazo

El primer paso para confirmar tu embarazo es pedir tu cita en Sac Valley Pregnancy Clinic en Sacramento, y tomar la prueba de embarazo que es súper sensible. Nuestras pruebas de embarazo pueden ser más precisas que las pruebas caseras.

¿Qué debo esperar de mi cita?
Tu cita durará aproximadamente una hora. Tu consejera se reunirá contigo y tomarás la prueba de embarazo de orina.

¿Qué pasa si la prueba es positiva?
Si tu prueba muestra un resultado positivo y cumples con los requisitos, haremos una cita para un ultrasonido después de que tu consejera hable contigo.

¿Qué es gonadotropina coriónica humana, (hCG, por sus siglas en ingles) y como se relaciona con el embarazo?
Esta hormona es producida por el embarazo que se va desarrollando. Esta hormona se encuentra en la orina de la mujer embarazada. La prueba de embarazo busca esta hormona y muestra un resultado positivo si está presente en la orina de la mujer.

¿Todas las pruebas tienen la misma sensibilidad al hCG?
No. Nuestras pruebas son 99 por ciento seguras y buscan el nivel más bajo de hCG.

¿Qué tan pronto puede obtenerse un resultado positivo?
Ya que nuestras pruebas son tan sensibles, se puede detectar un resultado positivo tan pronto como 21 a 24 días después del primer día de tu última menstruación, lo cual es usualmente antes de que tu menstruación se retrase. Si la hormona hCG se detecta en esta etapa temprana, la línea de la prueba no estará muy marcada y será importante tomar otra prueba después del retraso de tu periodo. La prueba puede detectar la presencia de la hormona hCG, pero no garantiza un embarazo viable.

¿Si tomé la prueba antes del retraso de mi periodo, debo tomar otra prueba si mi periodo no ha comenzado después de 31 días?
Si. Si tomaste una prueba hace 31 días y el resultado fue negativo, otra prueba debe ser tomada para verificar el resultado, si es que tu periodo aun no ha comenzado. Esto puede suceder ya que tu nivel de hormona hCG pudo haber estado muy bajo para ser detectado en la prueba de embarazo.

¿Hay alguna otra condición que pueda ocasionar un resultado equivocado?
Hay algunas condiciones médicas que pueden cambiar el resultado. Estas son complicadas y poco comunes. Si tu resultado es negativo aun después de 31 días y tu periodo no comienza, debes consultar con tu médico.

¿De qué manera es importante la información que yo proporciono para la prueba de embarazo?
Es importante recordar que nos basamos en toda la información que nos compartes sobre la fecha de la última menstruación, la regularidad o irregularidad de tus periodos, y la actividad sexual para realizar las pruebas de embarazo. Esto nos ayuda a asegurar que proporcionamos información correcta.

Llámanos al (916) 451-CARE (2273) o has tu cita en línea.

Esta información es para propósitos educacionales y no debe ser considerada como consejo médico de un profesional.

¿Cuándo hacerte la prueba de embarazo?

«Y aquellas que sí desean embarazarse y su prueba también sale positiva, deben esperar un poco antes de ir a ver a su ginecólogo porque el bebé no se verá luego, luego».

LAS PRUEBAS

Existen dos tipos de pruebas de embarazo: la que se hace en orina, que puedes hacer en casa o en laboratorio, y la de sangre, que se hace siempre en laboratorio. Las pruebas de orina detectan la hormona del embarazo, la gonadotropina coriónica humana (GCH). «De las pruebas de orinas, existen aquellas que te dan como un contenedor, mojas una tirilla y esperas determinado tiempo para que te marque si hay embarazo o no», explica Ruy Sánchez. «Hay otras que parecen plumas que, al destaparlas, te topas con una punta absorbente; la mojas con la orina y, en un recuadro, te marca una rayita o dos rayitas , o la leyenda ‘embarazo’ o ‘no embarazo'». Cuando en las pruebas que marcan rayas sólo aparece una, significa que funciona y, cuando aparecen dos, es que hay hormona del embarazo. «Las ventajas de hacerte una prueba de orina son: la compras en la farmacia, son accesibles; las indicaciones son fáciles de seguir, y tienen una alta sensibilidad. «En promedio, la sensibilidad que tienen oscila entre un 97 por ciento».

EL MOMENTO EXACTO

La ginecóloga expresa la importancia de saber cuándo hacerte la prueba de embarazo, pues, de no hacerlo en el tiempo adecuado, el margen de error es alto. «Muchas veces, por la premura de querer saber si están embarazadas o no, hacen la prueba con mucho tiempo de anticipación. «Y, aunque hay algunas pruebas que pudieran ser muy sensibles e incluso pudiesen detectarlo antes de que haya retraso menstrual, resulta que puede incrementar el riesgo de falsos negativos». Otra razón es que, aunque el resultado sea positivo, a lo mejor el nivel de la hormona no se va incrementando en la cantidad adecuada y por eso no es concluyente la prueba. «Eso también depende de si la paciente es regular en sus ciclos o no; si es irregular, puede ser que varíen sus días de ovulación. «Y si se hace el estudio antes de los 14 días después de ovular, pues pudiera ser que haya embarazo, pero que sea más joven y que eso no permita que haya cantidades de hormonas suficientes como para detectarlo». Además, explica, una prueba positiva es casi seguro que indique que hay un embarazo, pero no cómo va, pues eso sólo se puede saber con ultrasonido de 12 a 15 días después de que la prueba salió positiva. «Antes de eso no se ha desarrollado la ‘bolsita’, o saco gestacional a un tamaño tal que permita que puedas ver la ‘bolsa’ ya con bebé con latido; ésos son los puntos más importantes para nosotros ver la continuidad, o viabilidad, del embarazo». Por eso, señala, la recomendación es recurrir a una prueba casera cuando hay un retraso en la menstruación de entre 3 y 4 días.

Recomendaciones:

· Si tienes algún síntoma com cólicos, aumento de gases, humedad vaginal y más sueño, entre otros, además de un retraso de entre 3 y 4 días en tu ciclo menstrual, hazte una prueba de embarazo. · Procura no hacerla antes de ese tiempo porque el nivel de la hormona GCH puede ser bajo y existe un alto riesgo de margen de error. · Si esto sucede, repite la prueba unos días después, o si no quieres esperarte más tiempo, pide una prueba de embarazo en sangre en un laboratorio para tener un resultado más exacto.

Test de embarazo: ¿Cómo y cuándo hacerlo?

Cómo utilizar el test de embarazo. elembarazo.net

El test de embarazo es el sistema más fácil y rápido ante un retraso de la menstruación. Esta prueba te indicará si la concepción se ha producido o no.

Para ello es muy importante realizar bien la prueba, que el resultado no nos genere dudas y que disipemos de nuestra cabeza las reiterativas preguntas que tantos nervios e inseguridades producen: ¿habré hecho bien la prueba? ¿Puedo fiarme de lo que sale en el test de embarazo? ¿La he realizado demasiado pronto? La verdad es que el resultado es fiable si la prueba se ha realizado correctamente.

Te presentamos algunas claves para realizar tu test de embarazo correctamente

Elegir el día adecuado

Escoger bien el día en que nos hacemos la prueba es algo fundamental y básico, ya que el test sólo detecta la hormona del embarazo quince días después de la concepción. Si se realiza antes, la prueba podría dar un falso negativo. Es decir: es necesario esperar a tener un retraso de al menos un día para que el resultado sea fiable.

En el mercado hay diferentes tipos de pruebas, y algunas de ellas sí que son capaces de determinar si hay embarazo desde la primera semana después de la concepción, en otras palabras, saberlo antes de tener la primera falta. Debes de tener en cuenta que en la mayoría de los tests las hormonas del embarazo suelen pasar inadvertidas si se realizan antes del primer retraso.

El caso de las mujeres con ciclos irregulares es un poco más complejo: pueden haberse quedado encinta días más tarde de lo que estiman y aún así el test puede interpretarlo como un falso negativo. En estas situaciones, lo mejor es repetir la prueba de embarazo unos días después.

¿Qué tipos de test hay en el mercado?

Test de embarazo en Fidetest: Máxima fiabilidad. Detectan niveles de tan solo 10mUI/ml. P: 7,95 euros + IVATest de embarazo de Predictor, más nuevo y fácil de usar y saber el resultado. Entre 12 y 15 euros.Clearblue DIGITAL indica si te has quedado embarazada y cuántas semanas hace que se ha producido la concepción. Aprox: 12,00 euros.El test de embarazo CORE es ultrasensible, ya que detecta 10mlU/mL. Precio: 7,99 euros.Test de embarazo Unitest, en formato Tira y formato Mid Stream. Una unidad 3,80 euros

Recién levantada, el momento idóneo

A pesar de que todos los tests de embarazo se pueden realizar en cualquier momento del día, se recomienda hacerlo con el primer orín de la mañana ya que contiene una mayor concentración de hormonas.

No te preocupes si la intensidad de la línea es baja: si te aparece la marca que indica el prospecto, significa que estás embarazada. Este método es así de fiable: los cartuchos de las pruebas integran una tira absorbente que reacciona con la hormona hCG, la hormona gonadotropina coriónica. Además, algunos tests nos reafirman si hemos realizado bien la prueba.

¿Cuándo repetir el test de embarazo?

Si el resultado es positivo, puedes estar segura de que estás embarazada. A veces se producen embarazos fuera del útero (ectópicos) o embarazos sin embrión (anembrionados) que a pesar de que elevan la presencia de la hormona la gestación no es real.

Si el resultado ha sido negativo pero la regla sigue sin aparecer, hay que repetir el test a los cinco días de la primera prueba.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

Los Mejores Test de Embarazo Caseros

Existen varios métodos tradicionales, de efectividad no demostrada, que se emplean para tratar de averiguar si una mujer se encuentra en estado. Nosotros diferenciaremos entre los clásicos y habituales síntomas del embarazo: ausencia de menstruación pasada un tiempo, náuseas, fatiga, etc… y listaremos los 3 métodos caseros más populares para saber si estás embarazada: la prueba de la abuela, prueba de la rana y el método egipcio.

Recordemos que para verificar 100% si nos encontramos embarazadas, lo mejor es comprar un test de embarazo desarrollado por empresas de reconocido prestigio. Estos se pueden conseguir en cualquier farmacia o supermercado.

Síntomas Habituales del Embarazo

Se reconoce que existen varios síntomas habituales del embarazo. La fisiología de cada mujer determinará si aparecen alguno o todos estos síntomas durante su embarazo.

1. Menstruación. El síntoma más evidente es la ausencia de la menstruación. Los retrasos se pueden deber a varios factores, pero un retraso prolongado suele ser síntoma de embarazo. Tras dos días de retraso puede realizarse un primer test de embarazo con cierta fiabilidad.

2. Senos sensibles y que aumentan. Durante el embarazo los senos de la mujer aumentan de tamaño y se vuelven más sensibles. Durante el comienzo del embarazo la sensibilidad podrá ser dolorosa mientras el cuerpo se adapta a la nueva situación

3. Náuseas. Las náuseas matutinas durante la primera etapa del embarazo es otro síntoma habitual. Puede deberse tanto a una tensión baja como a la altísima concentración de la hormona hCG hasta, como máximo, la duodécima semana de embarazo. Esto último explicaría la desaparición de las náuseas tras este punto que muchas mujeres embarazadas experimentan.

4. Fatiga. Los cambios fisiológicos unidos a la hormona progesterona en altas concentraciones causan una sensación de fatiga durante el embarazo. Es perfectamente normal sentirse agotada y cansada durante el embarazo, sin que deba ser motivo de alarma.

5. Antojos. Si bien es un posible síntoma que se ha magnificado por el cine y la televisión, no todas las mujeres tienen antojos durante su embarazo. De hecho, en realidad sufren un cambio en su percepción a raíz de las hormonas que ahora recorren su cuerpo. Tanto el desear fervientemente un alimento concreto como quedar repugnada por el olor del tabaco que solía fumar son caras de esta misma moneda. Las percepciones de la mujer gestante varían a causa de las concentraciones de hormonas en su cuerpo. Es posible, no obstante, que apenas sufra variaciones de ningún tipo. Como todo síntoma, depende de la fisiología de cada mujer.

6. Necesidad frecuente de orinar. Una mayor frecuencia en la necesidad de orinar es un síntoma reconocido de embarazo. La hormona hCG, presente durante toda la gestación, tiene un efecto diurético. Por este motivo las mujeres embarazadas tienen la necesidad de orinar habitualmente. También lo causa el útero al dilatarse para recibir al embrión, con lo que presiona la vejiga. Esto es habitual en fases posteriores del embarazo.

7. Temperatura basal. Si al final del ciclo la temperatura se mantiene estable sobre los treinta y siete grados centígrados y la menstruación no llega, se considera que existe una alta probabilidad de embarazo.

Métodos Caseros para Saber si una mujer está Embarazada

Se conocen métodos tradicionales, algunos de efectividad no demostrada, que se emplean para tratar de averiguar si una mujer se encuentra en estado.

1. Uno de ellos, llamado “la prueba de la abuela”, consiste en recoger la primera orina de la mañana en un recipiente transparente, que se deja reposar en una nevera durante al menos cinco minutos. El saber popular afirma que debe aparecer una sustancia, llamada nube, que estará en la parte superior del líquido si la mujer está embarazada, o en la inferior si no lo está.

2. Hasta los años sesenta del siglo pasado se empleó el conocido como “test o prueba de la rana”. Es un método casero científicamente contrastado. Se necesita una rana hembra a la que se le inyectará bajo la piel la orina de la mujer que sospecha estar embarazada. Si la rana desova en las siguientes veinticuatro horas, el test dará un resultado positivo y la mujer estará embarazada. Este fenómeno se relaciona con la hormona hCG.

3.Un método casero antiguo data del Egipto de los faraones. Según éste método, para detectar si una mujer se encuentra embarazada solo se necesita hacerle orinar sobre semillas de trigo y cebada. Si después de varios días no germina nada, no estará embarazada. Si germina el trigo, sería una hija. Si germina la cebada, será un hijo. Varios estudios de la década de los años sesenta muestran que la hormona hCG causaba la germinación en un 70% de las ocasiones. La orina de mujeres no embarazadas o de hombres no causó ningún efecto.

En este artículo vamos a ver los diferentes test de embarazos caseros que se pueden encontrar buscando por Internet o nos pueden contar, incluso algunos de ellos, métodos que utilizaban antiguamente.

Hay que tener en cuenta que, cuando hablamos de pruebas de embarazo caseras, nos referimos a aquellas pruebas que podemos realizar en casa usando elementos que podemos encontrar fácilmente.




Hay que tener en cuenta que nosotros no somos partidarios de este tipo de test que no tienen ninguna base científica. Únicamente tratamos los test de embarazo caseros en este artículo como curiosidad, para que los identifiquéis en el caso de que alguno de ellos llegue a vuestros oídos o, incluso, por si queréis los probar para verificar si os dan el resultado esperado.

Test de embarazo casero 1: Prueba del cloro

Para esta prueba de embarazo casera necesitamos una pequeña cantidad de cloro y recipiente, por ejemplo un vaso, que esté muy limpio para que ningún agente externo afecte al resultado.

Esta prueba casera es muy sencilla, simplemente, recogeremos la primera orina del día en el recipiente , es recomendable que sea la primera del día para obtener un mejor resultado del test. En este momento, introducimos el cloro en el vaso y observamos la reacción que hace.

Si el contenido del vaso permanece inalterado significará que no estás embarazada. Si el contenido del vaso hace efervescencia y/o cambia de color, significará que probablemente estás embarazada, en este caso, un test de embarazo convencional podrás confirmarlo.

Test de embarazo casero 2: Prueba del vinagre

Esta prueba es muy parecida a la anterior pero esta vez sustituiremos el cloro por el vinagre.
Recogeremos la muestra de orina en nuestro recipiente bien limpio y, si puede ser, de la primera orina del día.
Ahora le echaremos el vinagre, con una cucharada de postre será suficiente.
Dejaremos reposar la muestra durante unos veinte minutos.
De nuevo, si el contenido del vaso permanece inalterado significará que no estás embarazada. Si el contenido del vaso ha cambiado de color y aparece un poco de espuma en los bordes, significará que probablemente estás embarazada, en este caso, ya sabes que lo mejor es realizar la prueba de embarazo convencional para confirmarlo.

HAZ NUESTRO TEST DE EMBARAZO ONLINE AHORA GRATIS!!!

Test de embarazo casero 3: Prueba de la orina o prueba de la abuela.

Esta prueba es muy sencilla. Simplemente, recogeremos la primera orina del día en un vaso transparente y muy limpio. Dejaremos reposar la muestra durante unas veinticuatro horas.

Transcurrido este tiempo, revisaremos la muestra y, si aparece una capa blanquecina en la superficie de la muestra, podemos sospechar que, probablemente, estás embarazada. Puedes hacerte un test convencional para confirmarlo.

Test de embarazo casero 4: Prueba del péndulo

Este es un test de embarazo forma parte de creencias y supersticiones. Para realizarlo correctamente, necesitas que alguien te ayude. Solamente, es necesario un péndulo que podrás hacer tú misma. Para ello, necesitarás hilo y una aguja de coser. Enhebraremos el hilo en la aguja de la misma forma que lo haríamos para coser un simple botón y ataremos las dos puntas entre ellas.

Una vez hayamos construido nuestro péndulo, te debes estirar sobre una superficie lo más plana y firme posible, un lugar ideal sería en el suelo.

Ahora tienes que pedir a tu ayudante que mantenga cogido, firmemente, el péndulo a unos quince centímetros sobre tu barriga desde la parte donde ha quedado el nudo. Pide que no realice ningún movimiento que altere el resultado. Si el péndulo tiende a balancearse sólo estaremos ante un resultado positivo.

Test de embarazo casero 5: Prueba del hervor

Esta es una prueba considerada poco fiable pero que se ha utilizado mucho antiguamente. Necesitaremos, un recipiente donde recogeremos la orina, como siempre, muy limpio y esterilizado. Tomamos la muestra de orina y la ponemos al fuego hasta que hierva.

Si nuestra muestra presenta una capa cremosa sobre la superficie cuando empieza a hervir, significará que probablemente estás embarazada. En caso contrario, el resultado de nuestro test de embarazo casero será negativo.

Test de embarazo casero 6: Prueba del aceite

Una de las pruebas caseras con más exito y que parece dar mejores resultados es la prueba del aceite.
Este test casero lo puedes realizar desde el primer día de retraso de la regla y puedes repetirlo días después para confirmar el resultado. Para realizar la prueba casera del aceite, al igual que en otras pruebas ya vista, se necesita un vaso de vidrio, cualquier aceite de cocina y la orina. Utiliza guantes o algo parecido por higiene y para no alterar la muestra.

Para empezar, es necesario que orines en un recipiente limpio y seco, sin ningún tipo de suciedad o humedad que pueda interferir con la muestra.

En un lado del vaso, pondremos una cucharada sopera de aceite y esperemos, alrededor de una hora, para que se enfríe la muestra de orina recogida.

Una vez esté bien fría, con un gotero o cuchara coloca en el extremo opuesto de las gotas de aceite una pequeña porción de ella. Es muy importante que las sustancias no se toquen entre sí para la efectividad de la prueba.

Esperamos alrededor de una hora más y revisaremos el resultado. La prueba casera con aceite será positiva si las dos sustancias se han unido, por el contrario, dará negativa si han permanecido en sus lugares sin tocarse.

No hay base científica en el que apoyar esta prueba pero chicas que se la han realizado dicen que es eficaz entre un 70% y 80%.

Test de embarazo casero extra: Prueba de la rana

Sólo como nota histórica, esta prueba de embarazo que se utilizó de forma muy intensa hasta el año 1960, cuando se empezaron a desarrollar los métodos inmunológicos, y que continúa usándose en zonas rurales o menos desarrolladas de algunos países latinoamericanos por su simplicidad y bajo costo. Consiste en inyectar a una rana o sapo hembra, bajo la piel, la orina de la mujer.

Como ya hemos visto en otros artículos, la orina de la mujer embarazada contiene la hormona GCH la cual estimulará la ovulación del animal. Si la rana desovaba en veinticuatro horas, se consideraba que el test de embarazo ha dado positivo. Hay que tener en cuenta que el animal sobrevive y que se podía utilizar para otro test, pero hay que dejar un intervalo de unos cuarenta días entre una prueba de embarazo y otra.

Hemos visto varios test de embarazo caseros, conforme descubramos nuevas pruebas actualizaremos el artículo.

No olvides que puedes hacer nuestro test de embarazo online siempre que quieras y que está basado en los síntomas de embarazo más comunes.

Si estás buscando un bebé lee mi artículo sobre los días fértiles de la mujer. Te ayudará a conocer tu ciclo y a poder calcular el momento ideal para tener relaciones con tu pareja de una forma parecida a la que identificamos los primeros síntomas de embarazo.

Queridas lectoras, si hoy has encontrado este artículo es porque seguramente tienes un retraso en tu periodo y estas buscando una pruebas caseras para saberlo sin tener que acudir al doctor, un test de farmacia o una prueba de sangre, ¿o no equivocamos? Tranquila, facemamá está aquí para brindarte todo el apoyo antes, durante y después de tu embarazo.

Así que continua leyendo porque hoy te vamos a sorprender con estas maravillosas tecnicas caseras para saber si estás o no embarazada, lo mejor de estas pruebas es que son muy sencillas, no requieren muchos materiales, no corres ningun riesgo y son muy seguros ¡Nuestras abuelitas las usaban!.

Es importante que sepas que estas pruebas no están científicamente comprobadas, pueden arrojar errores, sin embargo hay testimonios de mujeres que las han utilizado y les han funcionado perfectamente.

En casi todas las pruebas caseras para saber si estás o no embarazada vas a necesitar lo siguiente:

  • Recoger tu orina, la primera de la mañana.
  • Un vaso de vidrio o cristal.
  • Pasta de dientes.

El principal objetivo de las pruebas de embarazo es detectar que existan las hormonas hCG o Gonadotropina Coriónica Humana que se encuentra en la orina y se segrega en dosis más altas cuando estamos embarazadas, es por ello la importancia de usar la primera orina de la mañana ya que es el momento idóneo donde se acumulan mas estas hormonas.

Te recomendamos realizar este test cuando ya tengas dos o tres semanas de retraso y tus sospechas sean bastante agudas. Así que sin mas preámbulos vamos a ver cuales son los tipos de test caseros de embarazo muy fáciles de realizar.

Tipos de test caseros de embarazo:

1- Prueba de la orina en frío:

Aquí vas a tener que recoger la orina en un vaso de cristal y sin remover ni agitar lo introducimos en la nevera durante media hora. En el momento que lo saques con el mismo cuidado que lo ingresaste deberás observar si se ha formado una pequeña pelicula de partículas o nube, de ser lo antes mencionado positivo quiere decir que si estas embarazada, de lo contrario si se encuentra en el fondo del vaso el resultado es negativo.

2- Prueba de embarazo con pasta de dientes:

La pasta de diente es imprescindible que sea de color blanco, vas a verter un chorro de dicha pasta en el vaso de cristal y en otro vaso la primer orina de la mañan, luego vas a proceder a añadir unas gotas de la orina al vaso donde se encuentra la pasta y remueve poco a poco con un palito de madera, si la misma empiezan a formarse burbujas o espuma es porque el resultado es positivo.

Cualquiera que haya sido el resultado que arrojaron estas pruebas caseras de embarazo te recomendamos que acudas al doctor si tu retraso es de prolongado tiempo ya que pueden ser otras las razones.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *