0

Test embarazo alta sensibilidad

Tabla de contenidos

¿Cuál es la mejor prueba de embarazo? Marcas habituales clasificadas por sensibilidad.

¿Cuál es la mejor prueba de embarazo? Marcas habituales clasificadas por sensibilidad.

Existen muchos tipos diferentes de pruebas de embarazo, pero ¿cuál es la mejor? Eso depende de lo que entiendas por «mejor». Hay diferentes factores que diferencian los distintos tipos de pruebas de embarazo, pero para la mayoría de las mujeres, la mejor prueba de embarazo es la que tiene el umbral más bajo para detectar la hormona del embarazo hCG. Cuanto más sensible sea una prueba de embarazo a la hCG, antes podrá detectar un embarazo.

¿Con cuánta antelación se puede obtener una prueba de embarazo positiva?

Depende de tres variables:

  1. Cuando tenga lugar la implantación

Las pruebas de embarazo detectan la presencia de la hormona hCG, que la produce el embrión después de la implantación. La implantación puede tener lugar entre 6 y 12 días después de la ovulación/concepción, pero la mayoría de las veces se da entre 8 y 10 días después de la ovulación1. Una vez completada la implantación, los niveles de hCG se duplicarán aproximadamente cada 48 horas. Entonces, parte de la respuesta a cuándo puedes obtener una prueba de embarazo positiva depende de cuándo tenga lugar la implantación.

  1. Tus niveles de referencia de hCG

La otra parte de la respuesta depende de los niveles de hCG de referencia. Incluso cuando no estás embarazada, tienes una cantidad muy pequeña de hCG en tu cuerpo, hasta 5 mUI/ml. Si tienes un nivel de referencia de hCG más alto que el de una amiga, y las dos estáis embarazadas y tuvisteis la implantación el mismo día, es posible que puedas obtener una prueba de embarazo positiva antes que ella, ya que el tiempo de duplicación de hCG depende de los niveles de referencia de hCG de tu cuerpo, ¡así que tienes un poco de ventaja!

  1. Tu tiempo de duplicación de hCG

La variable final es el tiempo de duplicación de hCG. Mientras que los niveles de hCG se duplican, de media, cada 48 horas, esta cifra puede variar de mujer a mujer. Si el tiempo de duplicación de hCG es más lento, llevará un poco más de tiempo hasta que tengas suficiente hCG en tu cuerpo como para obtener una prueba de embarazo positiva.

Según estas tres variables, podrás ver que es muy poco probable obtener una prueba de embarazo positiva antes de 9-10 días tras la ovulación, y la mayoría de las mujeres probablemente no darán positivo hasta 11 o 12 días después de la ovulación. (Leer más sobre cuándo hacerte la prueba de embarazo).

¿Qué tipo de prueba deberías usar?

Si estás haciéndote la prueba el primer día después de una falta en tu período, no importa mucho qué prueba uses: la mayoría de las que están en el mercado en la actualidad son de fiar y arrojarán un resultado positivo para el 98 por ciento de las mujeres embarazadas. Pero si te haces la prueba antes de que termine tu período, deberás usar una prueba más sensible. Ten en cuenta que no recomendamos necesariamente realizar las pruebas con antelación, pero si vas a hacerla antes, deberás utilizar una prueba de embarazo sensible. Cuanto más sensible sea tu prueba de embarazo a la hCG, antes podrá arrojar un resultado positivo.

La mayoría de las marcas de pruebas de embarazo cuentan con un rango de umbral de detección de hCG de 6,3 a 50 mUI/ml, y la mayoría de las pruebas actúan entre 20 y 35 mUI/ml. Sin embargo, lo que afirman los fabricantes de las pruebas no se verifica de forma independiente. Cuando se han efectuado estudios independientes, los resultados muchas veces difieren bastante de lo que afirman los fabricantes de las pruebas2. Algunos sitios web afirman incluir la sensibilidad de varias marcas de pruebas de embarazo, pero estos datos por lo general proceden directamente del fabricante de la prueba en lugar de una agencia de pruebas independiente.

Se han realizado algunos estudios independientes para evaluar la sensibilidad de varias marcas de pruebas de embarazo. Según estos estudios, están disponibles los datos del umbral de hCG para algunas marcas conocidas de pruebas de embarazo:

¿En qué otros factores debes fijarte en una prueba de embarazo?

Facilidad de uso

Los fabricantes de pruebas de embarazo son distintos porque unas son más fáciles de usar que otras. Las pruebas de mitad de corriente hay que realizarlas directamente en la corriente de orina, mientras que las pruebas con tira reactiva requieren orinar en un recipiente, y a continuación sumergir la prueba unos segundos. Muchas mujeres prefieren las pruebas de tira reactiva porque son menos complicadas, pero es una cuestión de preferencia de cada una.

Precio

Si eres el tipo de mujer que prefiere esperar hasta que tu período se retrase varios días y ya estás experimentando señales tempranas de embarazo, como dolor en los senos o mayor sensibilidad olfativa, el precio probablemente no sea el factor más importante para ti a la hora de decidirte por una prueba de embarazo.

Pero si vas a hacerte muchas pruebas de embarazo durante las dos semanas de espera, lo lógico es buscar pruebas de embarazo a granel baratas, compradas normalmente en Internet (prueba con marcas como Wondfo o Easy at Home).

Claridad de los resultados

Después de que haya transcurrido el tiempo de espera, verás si la prueba es positiva o negativa en la ventana de resultados. Las pruebas positivas tienen un más, dos líneas o un mensaje explícito como «sí» o «embarazada».

Algunas mujeres prefieren las pruebas que dicen «sí» o «embarazada» porque no hay lugar a dudas al interpretar los resultados.

Otras mujeres prefieren las pruebas de dos líneas porque la segunda línea está directamente relacionada con la concentración de hCG en la orina (hCG es la hormona que produce un embrión después de la implantación). Cuanto más oscura sea la segunda línea, mayor es la concentración de hCG. Puede resultar tranquilizador ver que la línea se oscurece durante varios días a medida que los niveles de hCG aumentan al principio del embarazo.

El inconveniente de las pruebas de dos líneas es que a veces los resultados pueden ser difíciles de interpretar. Cualquier segunda línea (aunque sea muy débil) indica un resultado positivo. Sin embargo, si las pruebas no se usan correctamente, a veces puede aparecer una segunda línea falsa (aprende a diferenciar entre una prueba de embarazo positiva y un falso positivo).

De Lindsay Meisel | Ene 11, 2018 Tags: chemical pregnancy, ciclo irregular, concepción, consejos embarazo, early pregnancy symptoms, embarazo, esperma, fase folicular, fertilidad, hormonas, infertilidad, miscarriage, moco cervical, mujer, ovulación, pulsera Ava, regla, sexo, SOP

Lindsay Meisel

Creo que todas las buscadoras tenemos ganas de saber si estamos embarazadas cuanto antes y nos dejamos llevar muy fácilmente por los piscosíntomas. No soy una excepción y mi imaginación tiene mucho poder. Aún así, tenemos que confirmar el embarazo con los tests de embarazo. Pero vamos por partes…

¿Qué son los psicosíntimas?

Pues síntomas de embarazo que nos inventamos… Y es que hay muchos, desde las náuseas, hasta dolores de tripa, pasando también por, como me ha pasado a mí, los dedos dormidos. Sí, había momentos en los que se me dormía la mano y yo estaba convencida que era por el embarazo, y eso que había ovulado hace un día… Pero como tuve síndrome de túnel carpiano las últimas semanas del embarazo y los primeros meses después del parto, pues estaba convencidísima que ahora estaba teniendo el síntoma desde ya porque estaba embarazada. ¡¡Qué traicioneros son los psicosíntomas!!

¿Otros Tests de Embarazo?

Pero tengo muchas cosas que contaros. Por ejemplo, los tests de ovulación pueden predecir el embarazo. OJO, ¡”pueden”! Si predijeran el embarazo no existirían los test de embarazos ultrasensibles. También pueden equivocarse y predecir un embarazo que no es real o no predecir un embarazo real. Por eso siempre hay que confirmar con un test de embarazo.

Esto ocurre porque la hormona LH (liberada durante la ovulación) se parece molecularmente muchísimo a la hormona hCg (segregada durante el embarazo) y, por tanto, la hormona hCg puede ser confundida por los test de ovulación como hormonas LH y, al ser más sensibles, detectar el embarazo antes que un test de embarazo. La posibilidad ahí está, pero no es la evidencia, por lo que nunca debe ser tomado como una predicción del embarazo. (os lo cuento también AQUÍ)

¿Qué tipos de tests de embarazo existen?

En el mercado, igual que pasaba con los tests de ovulación, hay una cantidad ingente de tests de embarazos. Igualmente, los hay más fiables o menos, más sensibles o menos. Como todo, se puede mirar y revisar por internet cualquier información o experiencia personal.

En mi caso, los que encuentro en farmacia son más caros, fiabilidad estándar (alta) y una sensibilidad reducida. No predicen el embarazo hasta después de unos días tras la falta. Mientras que he comprado unos que tienen una fiabilidad muy alta y una extraordinaria sensibilidad. En la caja se puede leer que predicen el embarazo hasta dos días después de la implantación. E, incluso, carecen de línea de evaporación con una fiabilidad del 98%.

¿Cómo funciona un embarazo? Sus Fases

Sinceramente, ignorante de mí, pensaba que la implantación era lo mismo que la fecundación, ¡pero nada más lejos de la realidad! La fecundación se produce en el momento que el óvulo y el espermatozoide se encuentran y fusionan. Que esto ocurra, no garantiza un embarazo de éxito.

Después comienzan un viaje bailando por las trompas de falopio donde el organismo estudia la compatibilidad del ADN del óvulo fecundado con el ADN del espermatozoide. Si decide que son compatibles, comienza la implantación. Pero en muchos caso, la mayoría, no existe la compatibilidad entre ese óvulo y ese espermatozoide, por tanto, no permite la implantación.

Por eso, las estadísticas nos dicen que la posibilidad de éxito de que una mujer fértil y un hombre fértil obtengan un embarazo con éxito es de un 20%. Cuando conocí esta cifra me impactó muchísimo, pero es comprensible que el margen de búsqueda de un embarazo de éxito en dos personas que se preven fértiles sea de un año y, después, comienza la búsqueda de posibles problemas que causaran la infertilidad, si ésta existe.

Pues ese “baile” entre óvulo y espermatozoide por la trompa de falopio dura entre 8 y 15 días. Se toman su tiempo para decidir el color de ojos de quién o los lunares de cuál… Así que no es previsible cuándo ocurriría la implantación.

Mi Experiencia con los Tests de Embarazo

Aquí tengo que contaros que en el día 23 del ciclo, 7 después de la ovulación (DPO), por la tarde, me tumbé un momento en el sofá y sentí unos pellizcos suaves en el útero. Fue muy extraño, no sé si era la implantación o no, yo quiero pensar que sí, porque fue en el día 8 DPO de la primera ovulación (siempre se cuenta la última ovulación, normalmente), por lo que encajaría en los días que comenzaría el proceso de la implantación. ¡¡Os podéis imaginar mi emoción!! Otro psicosíntoma por lo que confirmaba mi embarazo indudablemente. Por la mañana me había hecho el primer test de embarazo y había salido negativo, como me imaginaba. Pero las ganas de saber me podían, llevo realmente muy mal la incertidumbre (es algo en lo que tengo que trabajar muy seriamente).

Si era cierto que ese día era el día de la implantación, a los dos días, según el test que me había comprado, tendría que dejarse ver por los tests de embarazo. Así que el día 9 DPO, 25 del ciclo, me hice el siguiente test con el primer pis de la mañana (es en el que más se concentra la hormona hCg). Yo esperaba poder intuir una sombra de una sombra del test de embarazo. Pero nada, era un clarísimo negativo. Me llevé una decepción. A los dos días repetiría y estaría más claro.

Día 11 DPO, 27 del ciclo.

Según mi calendario de ciclos menstruales era el día que me tendría que venir la regla, por lo que esperaba que se pudiera ver un positivo claro. Pero nada, aunque si me esforzaba y le ponía ganas… yo era capaz de ver la sombra de una sombra. Al menos es lo que quería creerme. Os juro que poniendo el test en cierta inclinación respecto al Sol, se intuye muy lejanamente una posible sombra. Pero no lo consideraría un positivo por más ganas que tuviera. Al día siguiente me haría otra prueba.

Día 12 DPO, 28 del ciclo.

No sabía qué pensar, me he llevado un chasco con los tests. O no eran tan ultrasensibles, o tenían fallo de fabricación o la posibilidad de embarazo se desvanecía… Pero aquí sí se intuye una posible sombra de embarazo. Si lo veías con el Sol, se veía. Aunque en las fotografías no se apreciaba igual de bien por más que he buscado una foto buena. En persona se veía mejor yo me daba por satisfecha. Anuncié nuestro embarazo a Papá Fúturo.

Día 13 DPO, 29 del ciclo.

Aquí sí que la falta de regla es oficial y, sinceramente, lo gasté porque lo tenía, básicamente. Aquí se ve la sombra del embarazo hasta en la fotografía, aunque hubiera que fijarse muy bien. Me decepcionó bastante que siendo posiblemente un embarazo múltiple y siendo unos test de embarazo ultrasensible no fuera bastante más evidente el embarazo. Yo sí aprecio que la sombra se duplica día a día, en lugar de cada dos días como es lo habitual… Pero claro, sólo lo veo yo.

¿Lo veo porque tengo ganas de verlo y mi imaginación me juega malas pasadas o es realidad? Hasta la primera eco no lo sabríamos, pero sí…

¡¡¡ESTOY EMBARAZADA!!!

Por si no lo sabíais, me lo contó una amiga. Si no estás segura de ver correctamente el test de embarazo, puedes hacer una foto del test y poner filtros a través del móvil para confirmar si la sombra es real o no. Normalmente bastaría con ponerlo en negativo. Yo tuve que usar filtros más complicados para que pudieran verse…

Aquí os enseño una foto de los tests al natural y con la foto filtrada para que vosotras mismas veáis la diferencia. Son la misma foto. En mi caso he tenido que usar PicsArt, dentro de la app: Efectos – Colores – Invertir – Cantidad máxima y Luz Dura.

Fotos de mis Tests de Embarazo

Escucha”Experiencia: Tests de Embarazo – PM 13″ en Spreaker.

Cuando hacer un test de embarazo y otras cuestiones

El otro día revisando las entradas más visitadas del blog encontré que una de las preferidas, y que sigue recibiendo visitas de manera constante es una que se llama Falsos positivos, falsos negativos y saber si estás embarazada antes de la primera falta. La verdad es que aunque este blog se llama Mamis y Bebés (y ya os he contado alguna vez que se llama así como podía llamarse Bebés y Gamusinos, teniendo en cuenta la jartá de tiempo que dediqué a ponerle el título) hablo poco de estas cosas. Así que como supongo que más de uno llegará a este blog buscando más cosas de «bebés» y una vez al año no hace daño, hoy tengo ganas de hablaros de estas cosas. De cuándo hacer un test de embarazo, de si existen los falsos positivos y negativos… estas cosas. Y si estáis buscando un peque os deseo de corazón toda la suerte del mundo 🙂

Índice

¿Qué es lo que mide un test de embarazo?

Los test de embarazo miden la concentración de la hormona hCG (gonadotropina coriónica humana). Esta hormona sólo está presente en el cuerpo de la mujer cuando hay embarazo (o lo ha habido muy recientemente, sin que todavía se haya eliminado). En el caso de una mujer normal, que no ha tenido un aborto, que no ha sido sometida a ningún tratamiento relacionado, se entiende que si se tiene esta hormona es que hay embarazo. Así de sencillo.

¿Qué tipos de test de embarazo existen?

En realidad, se puede confirmar que se está embarazada de tres maneras:

  1. Ecografía transvaginal, método poco común salvo en tratamientos de fertilidad.
  2. Análisis de sangre, que mide exactamente la concentración de la hormona en nuestro cuerpo.
  3. Análisis de orina, que lo que nos dice es únicamente si estamos embarazadas o no.

¿Todos los test de embarazo son igual de fiables?

Fiables sí, pero sensibles no ¡ni de casualidad! Los test de embarazo caseros pueden tener principalmente tres tipos de sensibilidades, en función del mínimo de hormona que son capaces de detectar

  • ULTRASENSIBLES: De 10 a 15 mUI/m
  • SENSIBLES: De 20 a 25 mUI /m
  • ESTÁNDAR: Más de 25 mUI /m

¿Cuándo hacer un test de embarazo?

En función de la sensibilidad tendremos que esperar más o menos para hacer un test de embarazo. Los ultrasensibles son capaces de detectar el embarazo varios días antes de la falta, los sensibles la detectarían el mismo día que tendría que bajarnos la regla y para el resto tendremos que esperar un poco más. Así que francamente, salvo que tengáis la paciencia del santo Job huid de este tipo de test que tardan tanto en mostrar el positivo.

¿Cuanto más caros mejores los test?

Pues no. Es más, las marcas más conocidas (Predictor, Clearblue Digital…) no son ni de lejos los más sensibles. Mi recomendación es que compréis test de tiras, que son los más baratos y los más precisos. En Amazon los tenéis por precios de risa (podéis comprarlos aquí) y son precisos y muy muy sensibles.

¿Cuál es el mejor momento del día para hacerse un test de embarazo?

En general la recomendación es hacérselos con el primer pipí de la mañana, básicamente porque al estar más concentrado es más fácil que la hormona se detecte. Pero esto se va minimizando con el tiempo: Si todavía no hemos tenido la falta, es mejor hacerlo así, los días en torno a la falta lo mismo, pero si hace ya días que teníamos que haber tenido el periodo nos va a dar igual hacerlo en un momento u otro.

La cantidad de hormona va creciendo de manera exponencial en las primeras semanas, así que si hace una semana de nuestra falta si estamos embarazadas lo va a detectar de todas maneras. Para que os hagáis a la idea la concentración de hormona es la siguiente:

  • 1a semana 0-50 mUI/ml
  • 2a semana 20-200 mUI/ml
  • 3a semana 500-5000 mUI/ml
  • 4a semana 3000-19000 mUI/ml
  • 2 meses 14000-169000 mUI/ml
  • 3 meses 16000-160000 mUI/ml
  • 2º trimestre 2500-8200 mUI/ml
  • 3er trimestre 2400-50000 mUI/ml

¿Existen los falsos positivos?

Entendemos por falsos positivos resultados que nos dicen que estamos embarazadas cuando en realidad no lo estamos. No. En principio un test de embarazo si sale positivo es porque hay hormona y si hay hormona es porque hay embarazo. O ha habido recientemente y no se ha eliminado. Algunos casos de tumores extraños o tratamientos concretos pueden dar falsos positivos pero es tan raro que seguro que no es tu caso. Hazte a la idea: si sale un positivo en un test de embarazo (y da igual como sea la raya de fuerte), es que estás embarazada.

¿Existen los falsos negativos?

Eso sí. Puede que te hayas hecho el test demasiado pronto para que se detecte. Es decir, que si tú te has hecho un test que detecta a partir de 25 mUI/ml y tu concentración en orina (que siempre es menor que en sangre) es de 15, va a salir negativo. Y no es que no estés embarazada, es que el test no ha sido capaz de reconocerla.

¿Estás embarazada? Pues enhorabuena 🙂

  • Compra tests de embarazo de alta sensibilidad (10 mlU/Ml) muy baratos en Amazon (y llegan en un paquete normal y anónimo de Amazon)
  • Compra tests de embarazo de 20 mlU/Ml (con estos suele ser suficiente)

Fotos: Dreamstime Stock Photos & Stock Free Images & FreeDigitalPhotos.net

Predictor Early Test de Embarazo desde 6 Días Antes de la Primera Falta

Descripción

Disponible por 3,98 € en farmaferoles.com, Predictor Early Test de Embarazo desde 6 Días Antes de la Primera Falta, es la única prueba precisa y fiable de autodiagnóstico del embarazo que detecta el embarazo desde SEIS DÍAS ANTES de la primera falta.

Indicaciones:

A aquellas mujeres que quieren saber lo antes posible si están o no embarazadas.

Propiedades:

Detecta el embarazo hasta 6 días antes de la primera falta. La prueba tiene una precisión de más del 76% si el nivel de hCG presente en la orina de la mujer es igual o superior 10 mUI/ml.
Resultado inequívoco y fácil de usar
Precisión superior al 99% desde el día que se espera el periodo.

Modo de empleo

El test de Predictor ® Early mide la cantidad de hormona del embarazo, Gonadotropina Coriónica humana (hCG), presente en la orina de la mujer.
El nivel medio normal de hCG de una mujer no embarazada está por debajo de los 5 mUI/ml. El test de embarazo Predictor ® Early detecta las concentraciones de hCG iguales o superiores a 10 mUI/ml en la orina con una precisión de más del 99%. Debido a la alta sensibilidad de la prueba, ésta es capaz de determinar si está embarazada hasta 6 días antes del inicio del período.
Los niveles de hCG varían en cada mujer. Estudios clínicos confirman que el 76% de las mujeres embarazadas tienen un nivel sufiencte algo de hCG para ser detectado por el test 6 días antes de su primera falta (5 días antes de cuando se espera el período).

Cuándo utilizar Predictor Early Test de Embarazo:

Se puede realizar el test de embarazo Predictor® Early hasta 6 días antes del retraso del período.
Si se realiza un test de embarazo tan pronto es posible que realmente esté embarazada pero que, debido a la baja concentración de hCG en su orina, la prueba le salga negativa. Si ya se ha realizado el test y el resultado es negativo, le recomendamos que se haga de nuevo la prueba unos días más tarde, cuando ya esté más próxima la fecha de inicio de su período.

Cuándo hacerte un test de embarazo

Hay muchas cosas que se pueden hacer con desgana: ver la tele, abrir la nevera, bajar a por el pan, pintarte las uñas e incluso darle-a-tu-cuerpo-alegría-macarena con tu pareja. Muchas cosas. Muchísimas. Pero hay una cosa que es imposible hacer con indiferencia, un test de embarazo. Si te haces uno es porque existe la sospecha de que puedes estar esperando un bebé, salvo que seas Jane the Virgin.

En la vida real si hay coito hay posibilidad de embarazo. Esto es así. Si el sexo es sin protección las posibilidades son infinitamente mayores por razones evidentes, pero incluso en el caso de haber tomado medidas existe un bajo porcentaje de probabilidades de que fallen. Así que un test de embarazo se hace siempre con la sombra de la duda planeando: ¿Estaré embarazada? ¿No lo estaré?

Hay una cosa que nunca NUNCA harás con desgana: un test de embarazo.

Además se suele tener claro cristalino qué respuesta se prefiere. Si estás buscando un embarazo activamente ansías desesperadamente el positivo y la desilusión viene cuando el test, a modo de rasca y gana, te dice que sigas buscando. Obviamente si tienes un retraso y no entraba en tus planes ampliar la familia te encomiendas a todos los dioses en los que crees para que solo haya una raya. Ríete tú de la emoción de un partido… esos minutos desde que lo haces hasta que arroja el resultado son eternos.

Está muy emocionada con el resultado… o los cambios de humor ya están haciendo acto de presencia.

Cuando nos quedamos embarazadas, las mujeres podemos tener un montón de síntomas. A saber: se pueden oscurecer las areolas de los pezones, tener sensibilidad en los pechos, un ligero sangrado, náuseas, dolor menstrual, sueño nivel épico, cansancio existencial, estreñimiento, flatulencias, hinchazón… en fin, una gloria todo. El problema es que muchos de estos síntomas pueden confundirse con el síndrome premenstrual. Hay mujeres a las que no les baja el periodo y ya está, pero otras en cambio tienen un rosario de síntomas los días previos o incluso los primeros días de la regla, que pueden llegar a confundir. El problema principal en este caso es que dos y dos no siempre son cuatro y cada mujer es un mundo (¡toma topicazo!). Así que , al final, hacer un test de esos que te persiguen junto a las cookies por todo internet si eres una mujer de entre 25 y 45 años es la única manera de salir de dudas.

No hace falta que compres cien, con uno vale.

¿Y CÓMO SE HACE?

Pensemos en una película random en la que se vea a una mujer haciéndose un test de embarazo. ¿Todas tenemos claro el fotograma, verdad?

No. Pues así no es la mejor manera de hacerlo animalicas de dios. Pensadlo: intenta atinar a mojar una pequeña parte concreta de un palito sin ponerte hasta arriba de pis, tú, que cuando tienes que recoger orina para un análisis te las ves y te las deseas (y eso que el bote es infinitamente más ancho). Pues eso. Es mucho más fácil utilizar un botecito y luego limpia y cómodamente poner el test ahí. Le quita mucha emoción al momento, pero es bastante más seguro. Eso sí, en las películas queda bastante peor. Pero oye si tú quieres vivir al límite y pasas de todo adelante, que no voy a ser yo la que se pringue.

Ella ya se lo sabe.

¿QUÉ TIPOS DE TESTS PUEDES HACERTE?

Cuando estamos embarazadas nuestro cuerpo segrega la hormona hCG (gonadotropina coriónica humana). Si no estamos embarazadas esta hormona no está presente así que, en principio, si hay hCG hay embarazo y si no la hay pues no. Tan fácil como esto. Esta hormona está presente en sangre y se expulsa en la orina. Si queremos saber con exactitud cuál es la concentración de la hormona deberemos hacernos un análisis de sangre que la medirá. La cantidad de hormona presente en sangre varía según en qué momento del embarazo estemos. También en función del valor que arroje en el análisis podremos saber de cuántas semanas estamos más o menos e incluso sospechar que el embarazo pueda ser gemelar (ya que los valores son más altos).

Como la concentración en orina es menor se suele recomendar que si queremos hacer un test de orina lo hagamos recién levantadas para que sea más fácil que si hay hormona el test la detecte.

Existen varios tipos de tests de orina. Unos son tipo termómetro y cuentan generalmente con dos ventanas: una que muestra la raya de control (o sea, la que nos dice que el test está bien) y la de al lado que es la que nos da el resultado. Leed bien las instrucciones porque hay tantas maneras de presentar los resultados como tipos de tests: una raya, una cruz, una carita sonriente… Otros son una simple tira que reacciona, sin más historia. A veces hay que hacer un poco de Sherlock Holmes ¿esta raya medio diluida es que sí o es que no? ¿Si media hora más tarde sale vale o no vale?

¿Si lo miro tres veces va a dejar de dar positivo?

¿SON TODOS LOS TESTS IGUALES?

Como hemos dicho, no. Los de sangre precisan la cantidad de hormona que hay. Los tests de embarazo caseros por el contrario solo suelen decir si es positivo o no (salvo una marca que nos dice claramente si estamos embarazadas o no y aproximadamente de cuantas semanas). Pero no todos los tests son igual de sensibles. Lo normal es que detecten una concentración de hormona superior a 20 mUI/ml aunque algunos reaccionan a 10 mUI/ml. O sea, que si tienes reglas muy irregulares o si te haces el test un mes después de que te hubiese tenido que bajar la regla lo mismo te da uno que otro porque lo va a detectar, pero si eres un poco ansias y tres días antes de que esta baje ya estás atacada de los nervios y comiéndote las uñas busca uno de alta sensibilidad y una tila para acompañar.

Que no es tan difícil, de verdad.

¿LOS RESULTADOS SON FIABLES?

Pues sí… y no. Si hay positivo, hay hormona, y si hay hormona hay embarazo en la mayoría de los casos (y el resto de casos no molan nada). Pero un test de embarazo puede dar un falso positivo en los siguientes casos:

  • Por algunas enfermedades, como las trofoblásticas y algunos cánceres
  • Con ciertos transtornos hormonales
  • Si estamos sometidas a un tratamiento de fertilidad utilizando la hormona hCG (que es la que detecta el test)
  • En caso de embarazo ectópico, pérdida de embarazo precoz (antes de saber incluso que estábamos embarazadas) o embarazos sin embrión.

En fin, que casi mejor estar embarazada. La buena noticia es que no es lo habitual. Lo normal es que si un test da positivo es que estemos esperando un bebé.

En cambio la cosa es diferente si el test de embarazo es negativo porque es mucho menos concluyente. Un test de embarazo negativo solo quiere decir que la hormona no se detecta. Esto puede deberse a que no estemos embarazadas pero también a que el test no tiene suficiente sensibilidad para arrojar un positivo o que la orina no estaba lo suficientemente concentrada. O sea, que podemos estar embarazadas pero poco (¡gran contradicción!) y el test hacerse el loco. Al final si la regla sigue sin aparecer unos días más tarde y nuestras sospechas van en aumento es mejor repetirlo o incluso acudir al médico para que nos haga un análisis de sangre.

¡Ya si eso nos dices si tenemos que sacar la botella de cava para celebrarlo!

¿Lo celebramos?

¿Cuándo hacer un test de embarazo? – Fiabilidad según la fecha

Existe controversia en relación al nivel de hormona tomado como límite para marcar que hay o no gestación. En cualquier caso, generalmente se considera que valores inferiores a 10 mUI/ml son dudosos.

En este caso, se recomienda repetir el test y analizar la evolución de la beta-hCG: si el valor se duplica aproximadamente cada 48 horas, podemos decir que el embarazo evoluciona favorablemente. Si, por el contrario, el valor se detiene o disminuye, consideramos que no hay gestación evolutiva.

Falso negativo en el test de embarazo

Como hemos comentado, la cantidad de beta-hCG va aumentando desde el momento en que el embrión implanta en la cavidad uterina hasta aproximadamente el final del primer trimestre, momento en el que se estabiliza.

En el siguiente vídeo, la ginecóloga Marta Lafont nos comenta que:

Durante todo el primer trimestre, el nivel de beta-hCG va aumentando, llegando a un pico máximo hacia la semana 12-14 de gestación, lo que correspondería al tercer mes de embarazo.

Durante los primeros días de desarrollo, el nivel de beta-hCG es bajo. Por ello, existe la posibilidad de que el test de embarazo no lo detecte, pues su sensibilidad es mayor a la cantidad de beta-hCG que hay en este momento.

Por esta razón, se recomienda esperar aproximadamente 15 días desde la relación sexual o el tratamiento de reproducción asistida. Pasado este tiempo, si se ha producido el embarazo, el nivel de beta-hCG ya habrá aumentado lo suficiente como para ser detectado por el test y que el resultado obtenido sea fiable.

Si hacemos el test antes del día recomendado, corremos el riesgo de obtener un resultado “falso negativo”. Esto significa que, aunque se haya producido la gestación, el nivel de hormona beta-hCG es menor al límite de detección del test. Por tanto, obtenemos un resultado negativo cuando realmente es positivo.

En el caso del embarazo natural, no siempre es posible saber exactamente el día que tuvo lugar la fecundación, por lo que otra opción es esperar a que baje la regla. Si la regla no baja el día que esperabas, es decir, si tenemos un retraso, podemos hacer la prueba de embarazo y fiarnos del resultado. No obstante, hay ginecólogos que recomiendan esperar unos 7 días de retraso de la menstruación.

Si quieres más información sobre los falsos negativos en las pruebas de embarazo, te recomiendo consultar este enlace: ¿Por qué tengo síntomas de embarazo si el test es negativo?

Prueba de embarazo positiva

Generalmente, cuando el test da positivo, no hay duda de que estás embarazada. No obstante, existen situaciones concretas que pueden dar lugar a un aumento de los niveles de hCG sin que haya embarazo o siendo éste anómalo. Estaríamos ante un «falso positivo».

Los casos más comunes que pueden dar lugar a un resultado falso positivo son los siguientes:

Embarazo ectópico existe implantación embrionaria, pero fuera del útero. Se trata de un embarazo extraembrionario que puede dar lugar a complicaciones graves de la salud materna. Por tanto, se debe poner fin al desarrollo embrionario eliminando el embrión. Embarazo anembrionado sólo se desarrolla el saco embrionario, sin embrión en su interior. Embarazo bioquímico se trata de un aborto en un estadio muy temprano. Hay implantación y, por ello, liberación de beta-hCG, pero el embrión se pierde a los pocos días de haber implantado. Tratamientos de reproducción asistida en tratamientos de reproducción asistida, es común que la mujer se inyecte fármacos que contienen hCG para desencadenar la ovulación. Los restos de esta hormona pueden ser detectados por el test de embarazo y resultar en un falso positivo. Tumores ováricos un valor elevado de hormona beta-hCG en ausencia de embarazo puede indicar el crecimiento anómalo de células cancerígenas.

En el siguiente enlace puedes encontrar más información sobre los falsos positivos: Falsos resultados en el test de embarazo.

Preguntas de los usuarios

¿Los nervios durante la beta-espera pueden afectar al éxito de la FIV?

Por Dr. Sergio Rogel Cayetano (ginecólogo).

Existen estudios serios en los que se ha medido la concentración de corticoides, la llamada hormona del estrés, en la saliva de mujeres que se someten a tratamientos de fertilidad que sugieren que el estrés afecta directamente a la probabilidad de embarazo.

Sin embargo, debo recordar que el tratamiento, y aún más el llamado periodo de la beta espera es francamente estresante para todas y cada una de las mujeres, por lo que el posible efecto del estrés sobre el éxito del tratamiento ya ha sido descontado.

En resumen, sí afecta el estrés en el tratamiento, pero este efecto ya ha sido calculado por su médico cuando en consulta se habló de la probabilidad de éxito del tratamiento.

¿Cómo se evita en reproducción asistida los falsos positivos por la hormona hCG que se da durante el tratamiento?

Por Dr. José Antonio Duque Gallo (ginecólogo).

El empleo de hCG, para desencadenar la ovulación, o como apoyo de la fase lútea, no debe enmascarar falsos positivos.

¿Cómo puedo saber si estoy embarazada?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

El retraso de la menstruación y otros síntomas del embarazo como las náuseas pueden hacer sospechar que estás embarazada. No obstante, para asegurarte, deberás realizarte un test de embarazo y, en caso de que éste resulte positivo, hacerte una ecografía abdominal para poder confirmar con mayor seguridad que el desarrollo embrionario se está produciendo con normalidad.

¿Cuánto cuesta una prueba de embarazo casera?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

El precio de las pruebas caseras varía entre 6 y 16 euros, dependiendo de la marca comercial. En cuanto a los test sanguíneos, se trata de un análisis de sangre, por lo que el precio puede variar mucho en función del laboratorio o clínica donde lo realicemos. En cualquier caso, lo habitual es que no supere los 40-50 euros.

¿Cómo se debe hacer la prueba de embarazo de orina?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Se recomienda hacerla con la primera orina de la mañana y pasadas unas dos semanas desde la relación sexual, la inseminación artificial o la transferencia embrionaria en los casos de FIV (fecundación in vitro).

Los pasos a seguir son: quitar la tapa protectora del test (donde está la tira reactiva) y colocarlo durante unos 5 segundos bajo el chorrito de orina. A continuación, se debe poner de nuevo la tapa del test para evitar interferencias con otras sustancias y esperar unos 5-10 minutos a que aparezca el resultado.

¿Es posible que el predictor resulte negativo y la prueba de embarazo en sangre positiva?

Por Andrea Rodrigo (embrióloga).

Sí, es posible debido a la diferente sensibilidad de ambas pruebas. Los test en orina detectan niveles hormonales superiores a los 20 o 50 mUI/ml, dependiendo del tipo de test que compremos. Por el contrario, en el análisis de sangre, podemos detectar valores menores. Por tanto, si utilizamos un predictor de sensibilidad 50 y la concentración de hormona beta-hCG en nuestro organismo es de 30, el predictor resultará negativo y, el test de embarazo en sangre, positivo.

Lectura recomendada

En este artículo hemos hablado sobre la hormona beta-hCG y su evolución durante el embarazo, pero no hemos especificado cuál es la función de esta hormona ni tampoco cuáles son los valores normales. Si te interesa, puedes consultar esta información en este enlace: Beta-hCG o la hormona del embarazo.

Por otra parte, aunque obtengamos un resultado positivo en el test, la confirmación del estado gestacional solo la obtendremos a las 6 semanas de desarrollo embrionario, cuando hagamos la primera ecografía y veamos en ella el saco gestacional. ¿Quieres saber más sobre esta prueba? Pincha en este enlace: Ecografía fetal.

Por último, recomendamos tener paciencia y esperar el momento adecuado para hacer la prueba, especialmente en los tratamientos de reproducción asistida. En el siguiente enlace te damos algunos consejos para sobrellevar lo que conocemos como betaespera, es decir, el tiempo hasta poder hacer la prueba de embarazo: Trucos para la betaespera.

Preevid

En una revisión de Uptodate sobre el diagnóstico del embarazo temprano(1) encontramos como información general sobre los tests de embarazo que:

  • El número de días después de la última menstruación en que una prueba de embarazo es positiva depende de varios factores, incluyendo el día de la implantación (que varía debido a que la duración de la fase folicular, y por tanto el momento de la ovulación, puede variar de tres a cinco días de un ciclo a otro), la sensibilidad de la prueba (umbral de Gonadotropina Coriónica humana-hCG- para una prueba positiva), y el tipo de análisis utilizado.
  • En mujeres con una duración normal del ciclo (21 a 35 días), la implantación se produce en promedio 9 días después de la ovulación y 4 días antes de la fecha prevista de la menstruación.
  • El umbral de hCG para una prueba positiva es, para las pruebas de embarazo en suero, de 1 a 5 mUI/ml, mientras que para las pruebas en orina, es generalmente 20 a 50 mUI/ml. Así, durante los primeros días después de la implantación, una prueba de embarazo en suero puede ser positiva a pesar de que la prueba en orina sea negativa.

En relación específicamente a la prueba de embarazo en orina la revisión añade:

  • Pruebas ultrasensibles de hCG en orina (detectan niveles tan bajos como 0.5 mIU/mL) pueden detectar un embarazo en el día de la implantación; sin embargo, los tests estándar usados en la práctica clínica (detectan niveles entre 20 y 50 mIU/mL) no son positivos de forma fiable hasta más tarde, cuando los niveles de hCG en suero son de más de 150 mUI/ml.
  • Hacer la prueba de una a dos semanas después de la fecha esperada de la menstruación minimiza los falsos negativos con las pruebas de orina y también disminuye la necesidad de realizar la detección de hCG en suero para confirmar un embarazo temprano.
  • Casi todas las mujeres embarazadas tienen una prueba positiva de embarazo en orina una semana después de la fecha esperada de la menstruación.

En el sumario de Dynamed(2) sobre las pruebas de detección del embarazo se especifica:

  • hCG aparece por primera vez en la sangre materna unos 6-8 días después de la fecundación.
  • hCG no se detecta en la orina materna hasta 3-4 días después de la implantación, generalmente 6-12 días después de la ovulación.

Similar información encontramos en Clin-Eguide(3): la determinación de los niveles séricos de hCG puede confirmar el embarazo 9 días después de la ovulación, cuando el óvulo fertilizado se implanta; en el caso de los test en orina el embarazo se detectaría 14 días después de la ovulación.

Todo lo que debes saber sobre los test de embarazo

Si ha llegado el momento de hacer un test de embarazo, ¡enhorabuena! Entre nervios, risas y esperanza, puede que os surjan algunas dudas. Cuántos tipos hay, cuál es el más fiable o cuándo realizar la prueba son algunas de las más habituales. En vuestra farmacia podrán ayudaros a elegir. Pero, por si queréis tener las ideas claras antes, os vamos a dejar algunos apuntes para clarificar conceptos.

Los test de embarazo caseros permiten detectar de manera fácil y fiable en tu propia casa.

Tipos de test de embarazo

Lo primero que conviene saber es cómo funcionan este tipo de test. Es algo muy sencillo: miden la concentración de hormona gonadotropina coriónica humana (GCH) que hay en la orina. Esta hormona comienza a producirse con la concepción y aumenta su nivel rápidamente durante el primer trimestre de embarazo, hasta el punto de doblarse durante los primeros días.

Atendiendo a su lectura hay dos tipos de prueba de embarazo: las tradicionales y las digitales. Los primeros, muestran con un doble check, normalmente dos líneas, si hay concepción; en la pantalla de los segundos se puede leer «embarazada» o «no embarazada» y hasta el número aproximado de semanas de gestación, en algunos modelos.

En la actualidad, los test de embarazo caseros no solo te dicen si hay embarazo o no, también indica las semanas de gestación.

Hay también otro criterio para determinar el tipo de test de embarazo: la sensibilidad del mismo. Se dice que son ultrasensibles cuando detectan una concentración de hormona desde 5 mlU/mL; de alta sensibilidad cuando es de 10 a 15 mlU/m; sensibles si lo hacen de 20 a 25 mlU/mL /; y estándar si es de 25 a 50 mlU/mL.

Todos ellos consisten en una tira reactiva a la orina en la que se aplica la muestra. Puede hacerse de manera directa o recogiéndola en un recipiente limpio y seco para introducir posteriormente la tira. En las instrucciones encontraréis indicado la forma de hacerlo para el modelo que hayáis adquirido.

Cuándo hacer el test de embarazo

Va a depender en buena medida de si la madre es regular en los ciclos o no. Si lo es, es más fácil saber cuándo se está ovulando y, por tanto, también cuando conviene hacer el test. En ese caso, hacer el test tras el día después de la primera falta sería bastante fiable. Los test ultrasensibles y alta sensibilidad podrían detectar el embarazo incluso antes de ese momento, aunque, si no queremos un resultado erróneo, se recomienda esperar unos diez días. De esta forma se asegurará la presencia de la hormona en la orina. Si el ciclo de la madres es irregular,habría que esperar entre dos y tres días tras la falta de regla. En este caso también sería interesante esperar entre diez o quince días para asegurar el resultado.

La presencia de un aborto de manera cercana en el tiempo puede dar un falso positivo si no se esperan los días suficientes.

Esperamos haber arrojado un poco de luz a vuestras dudas sobre los test de embarazo. ¿Conocíais los detalles?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *