0

Test madre toxica

TEST: ¿Cuánto se parece tu pareja a tus padres?

Cuando nacemos y comenzamos a crecer aprendemos de mucho más que de las palabras que nos dicen. El mundo (y nosotros como parte inseparable de él) aparece como un terreno para ser explorado por los sentidos. Y todo en él, incluso las personas, es objeto de observación. Qué hacen, qué dicen, cómo se comportan nuestros adultos espejo, es decir, quienes nos crían y se vuelven nuestro modelo, sin duda influyen en cómo seremos después.
Lo mismo sucede con el amor. La relación de amor (o desamor) de quienes nos criaron, e incluso la relación de ellos con nosotros funcionan como un esquema. Es posible que eso que vemos, que sentimos (o que sufrimos, también) se vuelva de forma inconsciente nuestra manera de entender el amor.

Por eso, es muy común que en algún momento de la vida te haya pasado de ver que tu pareja tenía algunas cosas parecidas a tus padres, o que eso mismo pasaba con un amigo y para ti era súper evidente.
¿Cuánto se parece a tus padres tu pareja?

Piensa por un momento en tu relación y marca cuántas de estas cosas te ocurren con frecuencia:

  • Cuando te enojas con él/ella puedes hacer un verdadero «berrinche».
  • Cuando algo te molesta de él/ella, te molesta mucho más que de cualquier otra persona.
  • Temes decepcionarlo/a.
  • Le reclamas a menudo cuidarte demasiado o, por el contrario, no cuidarte lo suficiente.
  • Deseas muy profundamente nunca dejar de ser importante en su vida.
  • Temes que te abandone.
  • Te sientes seguro/a si te toma de la mano.
  • Siempre está diciéndote lo que tienes o no que hacer.
  • Crees que su amor es incondicional.
  • Lo/a culpas por no poder hacer lo que quieres.
  • Es la primera persona que llamas cuando te sientes mal.
  • Lo/a idealizas.
  • Te sientes seguro si sabes que está en casa.
  • Te sientes celoso/a si pasa mucho tiempo fuera de casa.
  • Te enojas si no está cuando tú lo necesitas.
  • Te decepciona si no se acuerda de fechas especiales.
  • Sientes que te demanda demasiado al punto de no dejarte respirar.

Si has podido marcar 8 o más, seguramente haya algún patrón en la relación de amor con sus padres que se está repitiendo en tu pareja. Esto no quiere decir que tu novio/a sea físicamente igual a alguno de tus padres, sino que la manera en que aprendiste que era el amor es posiblemente la misma que ahora repites inconscientemente o buscas en una relación.
Claro que para cada persona particular esto será diferente, porque cada persona lo vive de una manera distinta. Pero si notas alguna de estas cosas con frecuencia sería bueno que puedas darte un espacio para poder dialogar y deconstruir tus formas de amor, si crees que algo de ellas te molestan o te hacen daño.
Recuerda siempre que tu crianza siempre marca de una forma u otra tu vida, pero luego está en ti la posibilidad de crear lo que realmente deseas. Y eso, solo lo harás a través de una cosa muy importante: cuestionarte lo que tomas como «normal», aún en el amor.

¿Es mi madre tóxica? si quieres confirmarlo haz el test

¿Es mi madre tóxica? El mero hecho de que te cuestiones si tu madre es tóxica, o sientes que no te quiere, es un claro indicativo de que efectivamente tu madre puede ser tóxica y tener un trastorno narcisista de la personalidad.

Si te haces la pregunta de si tu madre tiene un problema, seguramente lo hagas porque no te sientas bien. Seguro que tienes un vacío en tí y que tu madre en lugar de apoyarte en tu vida , hace todo lo contrario.

La verdad es que es un sentimiento normal en la adolescencia cuando uno busca su propia identidad, y hay un tira y afloja con nuestros padres. Además todos los cambios hormonales que sufrimos en esta etapa, pueden hacer que nos encontremos perdidos y pensemos que nuestros padres no nos comprenden. Esto entra dentro de lo normal. Y lo que aconsejaría es hablar lo más posible sobre ello con tus padres. Incluso debiera de partir de ellos la iniciativa. Pero quizá por la educación que han recibido no están preparados para ello. Que esto no te pare. La mayoría de los padres son receptivos y quieren lo mejor para sus [email protected]

Este tipo de sentimientos son muy normales. Es una pena que no se hable más de las emociones durante el periodo de la adolescencia, incluso en las escuelas . Pero otra cosa diferente es que tus padres no te traten bien y hayan abusado de tí. (Recuerda que no debieras de sentirte mal en casa.)

Pero , si ya sé si sigues aquí, es porque realmente te sientes mal, deprimida. La vida es oscura , crees que eres mala y crees que la culpable de todos tus males es tu madre. Pues tranquila, que no estás mal ni eres la única

Contesta a estas preguntas, (sacadas del libro “¿Alguna vez seré lo suficientemente buena?” de Karyl McBride . Si la mayoría de las respuestas es que SI, …entonces podrás confirmar que no son cosas de tu mente. Que efectivamente la villana es tu madre. Es un gran alivio. Pero por favor responde a las preguntas , porque una mujer puede tener rasgos narcisistas y no tener un desorden de la personalidad. Las madres con sólo alguna de las características descritas en las siguientes preguntas, pueden resultar insidiosas, pero no tienen porque tener un trastorno de la personalidad.

¿Es mi madre tóxica?

  1. ¿Cuándo discutes con tu madre acerca de tus problemas, cambia el rumbo de la convesación para terminar hablando sobre un problema de ella?
  2. ¿Tiene tu madre celos de ti?
  3. ¿Tu madre carece de empatía hacia tus sentimientos?
  4. ¿Has sentido una falta de unión emocional con tu madre constantemente en tu vida?
  5. ¿Te has cuestionada toda tu vida si realmente tu madre te quiere?
  6. ¿Tu madre hace cosas por ti solo cuando los demás pueden verlo? o cuando los demás pueden ver el resultado?
  7. Cuando algo pasa en tu vida (un accidente, enfermedad, divorcio, una situación difícil),¿ tu madre se preocupa más en cómo le va a afectar a ella que realmente como tu te sientes?
  8. ¿Tu madre siempre ha sido muy consciente sobre lo que los demás piensen de ella y su familia ( vecinos, amigos, familia,…)?
  9. ¿Niega tu madre sus propios sentimientos?
  10. ¿Tu madre solo te apoya en cosas que haces que le hagan parecer como buena madre?
  11. ¿Sientes que tu madre no te acepta
  12. ¿Crees que tu madre es excesivamente crítica contigo?
  13. ¿Te sientes inútil en presencia de tu madre?
  14. ¿Tu madre te avergüenza cuando encuentra la ocasión?
  15. ¿Crees que tu madre no te conoce?
  16. ¿Crees que has sido o eres una esclava de tu madre?
  17. ¿Tu madre se siente herida rápidamente , se sale de sus casillas y sigue enfadada durante largo tiempo?
  18. ¿Tuviste que cuidar de niña de necesidades básicas de tu madre?
  19. ¿Quiere tu madre controlar tus decisiones y se impone a tu voluntad?
  20. ¿Pasa tu madre de un carácter egoísta a estar deprimida?
  21. ¿Actúa tu madre como si el mundo circulara a su alrededor?
  22. ¿Te sientes culpable de las enfermedades de tu madre (sus dolores de cabeza, stress o cualquier otra enfermedad)?
  23. En lugar de hacerse responsable de sus actos o sentimientos¿ te echa a ti o a otros la culpa de sus males?
  24. ¿Te sientes manipulada en presencia de tu madre?
  25. ¿Compite tu madre contigo?
  26. ¿Tu madre se sale siempre con la suya?

Recuerda que estos puntos son rasgos narcisistas. Tu madre no tiene porque cumplir con todos, pero cuantas más respuestas con un si hayas tenido su grado de trastorno de la personalidad narcisista será mayor.

Si las respuestas han sido mayoritariamente afirmativas, seguro que te sentirás identificada con los síntomas del SÍNDROME DE LA VICTIMA NARCISISTA.

Test Psicológicos

Hablamos de madres tóxicas, no obstante, cabe aclarar también que hay padres tóxicos y abuelos tóxicos. Pilares en la educación delos niños que lejos de fomentar una madurez personal y una seguridad con la cual, poder abrirse posteriormente al mundo, no hacen más que anclar pesadas cadenas vetando por completo la independencia física y emocional de esa persona.

Ahora bien, cabe decir que el rol de la madre tiene casi siempre, un peso más intenso en la educación de los niños.

Es ella quien establece ese vínculo de cuidado y afecto tan estrecho con ese recién nacido, que día a día, irá desprendiéndose de sus brazos para avanzar con seguridad por el mundo sabiéndose amado, teniendo siempre ese referente que le ha aportado un amor incondicional pero saludable, con el que madurar de modo inteligente.

Las madres tóxicas ofrecen una amor a sus hijos hostigante a la vez que inmaduro

Proyectan sobre ellos sus inseguridades para reafirmarsepersonalmente, y así, tener mayor control sobre sus vidas y sobre la de sus hijos.

1. ¿Qué hay detrás de la personalidad de las madres tóxicas?

Puede que nos llame la atención, pero detrás del comportamiento de una madre tóxica, está el amor. Ahora bien, todos sabemos que a la hora de hablar del amor, existen dos caras de una misma moneda: está esa dimensión capaz de propiciar el crecimiento personal de la persona, ya sea a nivel de pareja o a nivel familiar, y a su vez, está también ese lado más tóxico donde se ejerce un amor egoísta e interesado, a veces hasta asfixiante, que puede ser completamente destructivo.

Lo preocupante, es que los familiares que despliegan las artimañas de la toxicidad, lo hacen hacia criaturas que están en pleno proceso de maduración personal, ahí donde debe asentarse su personalidad, su autoestima… Todo ello, irá esculpiendo en ellos grandes vacíos, grandes inseguridades en ocasiones insalvables.

En ocasiones, suele esconderse una clara falta de autoestima y autosuficiencia que les obliga a ver en sus hijos «esa tabla de salvación» a la cual modelar y controlar para tener siempre a su lado, para que cubran sus carencias.

Veamos ahora qué dimensiones psicológicas perfilan a las madres tóxicas:

1. Personalidad insegura

El ver por ejemplo que sus hijos empiezan a ser autónomos, que ya no las necesitan tanto y que poco a poco son capaces de hacer su vida, supone para ellas una granansiedad, puesto que temen ante todo quedarse solas.

De ahí que sean capaces de desplegar «hábiles artimañas», para seguir teniéndoles cerca e incluso justificarles que debe ser así, y un modo de hacerlo es proyectando en los niños desde el inicio su misma falta de autoestima, y su misma inseguridad.

2. Obsesión por el control
La necesidad por tener controlado cada aspecto de sus vidas, hace que acaben haciendo lo mismo en la vida de sus hijos. No son capaces de ver los límites. Para ellas, control es sinónimo de seguridad, de algo inmanente que no cambia, y lo que no cambia es bueno porque les hace sentir bien.

Lo complicado de esta dimensión es que suelen ejercer el control pensando que con ello, hacen el bien y que así demuestran amor por los demás. «Yo te hago la vida fácilcontrolando tus cosas para que seas feliz», «Yo solo quiero lo mejor para ti, y por ello evito que puedas equivocarte»…El control llevado a cabo desde la justificación del cariño, es el peor acto de lasobreprotección. Impedimos con ello que los niños sean autónomos, capaces y valientes.

Y aún más, que aprendan de sus errores.

3. La proyección de los deseos incumplidos

«Quiero que consigas lo que yo no tuve», «No quiero que caigas en mis mismos errores», «Quiero que llegues a ser aquello que yo no puede conseguir».En ocasiones las madres tóxicas proyectan en sus hijos los deseos incumplidos de su propio pasado, sin preguntar si quiera qué es lo que ellos desean, sin darles opción a elegir, pensando que con ello, les demuestran un amor incondicional, cuando en realidad, es un falso amor. Un amor interesado.
¿Cómo enfrentarnos a una madre o a cualquier familiar»tóxico»?

–Sé consciente de que debes romper el ciclo de la toxicidad. Has vivido durante mucho tiempo dentro de él, sabes las heridas que te ha dejado, sin embargo, ahora ya comprendes que necesitas abrir tus alas para ser tú mismo. Para ser feliz. Te va a costar, pero debes empezar a decir «No», a poner en voz alta tus necesidades y a alzar tus propios muros, esos por los que nadie debe pasar.-Es tu madre, o es tu familia, los quieres y sabes que romper ese ciclo de toxicidad puede causar algún daño. En ocasiones, decir la verdad de lo que uno siente hace daño a los demás, pero es una necesidad vital. Se trata solo de marcar límites y dejar claro lo que permites o lo que no. No deseas causar daño alguno, debes dejarlo claro, al igual que debe quedar constancia de que tampoco tú quieres ser herido/a nunca más.
-Reconoce la manipulación. Hay veces que es tan sutil, que no nos damos cuenta, así que atiende cualquier palabra, cualquier comportamiento. Y sobre todo, no caigas en las redes de la «victimización», puesto que es un recurso fácil al cual suelen recurrir las personas tóxicas y las madres tóxicas. Alzarse como las más dolidas, las más heridas, cuando en realidad, al que han hecho daño es a ti. Tenlo siempre en cuenta.

By:Shaniitoon….

10 señales de que tienes una mamá tóxica

Si la relación entre ustedes se ha vuelto cada vez más difícil, hay molestia, manipulación emocional y hasta rechazo, aprende a identificar si tu mamá es una persona tóxica.

Dicen que mamá sólo hay una, sin embargo esto no quiere decir que la persona que te trajo al mundo en ocasiones no te pueda generar malestar. Es completamente normal que de vez en cuando aparezcan conflictos entre ustedes porque está claro que es imposible estar todo el tiempo en el mismo canal, sobre todo con las distintas etapas del crecimiento. Pero si los conflictos con tu mamá van más allá de lo “normal” y te empiezas a sentir triste, indefensa o mal contigo misma, probablemente estés inmersa en una relación tóxica.

Una relación tóxica es aquella que se basa en la ira, la manipulación emocional y otros sentimientos negativos e incluso dañinos. Muchas personas piensan que las relaciones tóxicas se resumen a relaciones de pareja, pero también podemos desarrollarlas con cualquier persona en nuestras vidas como con tu jefe, amigos, hermanos e incluso con tu madre, siendo esta última una de las más difíciles de aceptar y tratar.

En el caso de las madres tóxicas, pueden ser así de manera voluntaria o involuntaria, son movidas por el amor o interés propio hasta crear un vínculo negativo con sus hijos. Así que te recomendamos poner atención a estas 10 señales que te ayudarán a identificar si tu mamá es tóxica.

1. No le importan tus sentimientos

¿Alguna vez tu mamá te ha hecho sentir invisible? Cuando tu madre se hace cargo de ignorar tus emociones estamos hablando de un abuso que resulta igual de perjudicial que uno físico, ya que de igual forma te puede marcar profundamente.

Un estudio publicado en 2014 por la Asociación Americana de Psicología, encontró que los niños que sufrían de abuso emocional presentaban las mismas tasas de ansiedad, depresión, baja autoestima e impulsos suicidas que los niños que habían sufrido abuso físico y/o sexual.

2. Piensa que tú eres responsable de su felicidad

Cuando empieza a reprocharte todas las cosas que tuvo que abandonar para cuidarte, como su vida en la ciudad, sus oportunidades de desarrollo, estudiar, conocer a un buen hombre, entre muchas otras, es normal que tú sientas esa responsabilidad de hacerla feliz.

Claro que la crianza implica una cierta cantidad de sacrificio personal que todos como hijos debemos apreciar, no obstante hay madres que abusan de esto. Ellas de verdad piensan que eres el responsable de mantener su felicidad y con eso cumplir todos sus caprichos aunque en el camino tu vida se vuelva infeliz. Recuerda que nadie es responsable por la felicidad del otro, sólo tienes el poder de hacerte verdaderamente feliz a ti mismo.

3. Siempre quiere ser el centro de atención

Cuando aplaude tus logros pero solamente para aclarar que se los debes a ella, o cuando le cuentas sobre tus problemas busca la forma de cambiarlos para que se vuelvan sus problemas, es decir, cuando tu mamá quiere que otros le presten atención a costa de ti y de lo que te pasa; es probable que la relación entre ustedes sea tóxica. Con este tipo de mamás es normal sentir que tus opiniones, necesidades o sentimientos no tienen ningún valor.

4. Es cruel contigo

A veces la toxicidad en estas relaciones es tan sutil que te confunde hasta el grado de no estar segura si en verdad está sucediendo. Si tu madre se burla de ti, te ofende diciéndote adjetivos como: estúpida, fea, perdedora o te ridiculiza con tus amigos o compañeros, estamos hablando de una relación tóxica.

Las madres crueles tienen todo tipo de motivación, tal vez sufren de algún problema de salud o están sacando su enojo y decepción sobre otros aspectos de su vida en ti, esto en realidad es lo de menos, pues el daño que te puede causar es devastador.

El doctor Richard A. Friedman afirma que “la suposición de que los padres están predispuestos a amar a sus hijos incondicionalmente y protegerlos del daño, no es algo universalmente cierto”. Por lo que si en algún momento sientes la necesidad de dejar de hablar con tu mamá, no te sientas mal porque esto no te convierte en una mala persona, lo que estás haciendo es cuidarte a ti misma y no hay por qué avergonzarte de eso.

5. Tiene fijación con los roles de género

Algunas mamás se convierten en tóxicas porque sienten que deben pasarle a sus hijas el legado cultural de lo que se supone que representa y debe hacer una mujer. Es así que, sin darse cuenta, presionan a sus hijas para que adopten una actitud sumisa ante los hombres.

6. Personalidad sumamente controladora

Esta característica casi siempre se manifiesta en la forma que tienen en educar, acostumbran dar por hecho que como figura materna deben tener la máxima responsabilidad con sus hijos, hasta el punto de que ellos no tengan ni la menor capacidad de tomar decisiones sobre lo que hacen. En esta dinámica cualquier elección debe pasar antes por la consultoría de la madre, dejando de lado la capacidad de decidir.

7. Se proyecta en ti

Esta es la tendencia de las mamás que creen que su descendencia debe llegar a ser su “yo ideal”, lo que ellas nunca llegaron a ser. Además, plantea esto como una carrera contra el tiempo, debido a que quiere que sus hijos sean perfectos lo antes posible.

Las proyecciones de tu mamá se hacen presentes cuando te sugiere o incluso obliga a tomar talleres que tú no quieres, practicar deportes que no te gustan, estudiar una carrera universitaria en algo que no es tu vocación, entre muchas otras decisiones importantes, con la intención de convertirte en lo que a ella le hubiera gustado ser.

8. Tiene una actitud pasivo-agresiva

No se termina de hacer a la idea de que el modo en el que trata de educar es rechazado, por lo que sigue intentando comportarse como al principio sin aprender de la experiencia. Se convierte en una persona frustrada que busca cambiar de estrategias para obtener los resultados de control deseados.

9. Es indiferente

Una madre tóxica no siempre es aquella controladora, también es la que actúa completamente contraria a eso. A veces disfraza esa indiferencia con permisividad. El resultado de esta actitud es el Síndrome del Emperador, en el que personas adultas se vuelven indefensas y caen fácilmente en frustración, teniendo poca tolerancia a las situaciones que generan ansiedad.

10. No te trata como a un adulto

Las mamás tóxicas luchan constantemente esa batalla de dejar de verte como su bebé para finalmente aceptar que eres un adulto. Si tu madre siempre quiere encargarse de tus actividades como lavar los platos, ir a limpiar tu casa o hacer de comer, aún cuando ya le pediste que no lo haga, tienes que estar consciente que no es un rasgo de dulzura sino de control.

Es complicado darnos cuenta de que la mujer que nos dio la vida puede estar haciendo algo para afectarnos, pero sucede. Si percataste que alguno de estos puntos encaja a la perfección con tu mamá, no tengas miedo o vergüenza de hacer algo al respecto para cambiarlo. Es totalmente comprensible. Con el tiempo verás que será mejor arreglar lo que está mal entre ustedes lo más pronto posible, para que la relación sea como debe de ser: sana.

VER ADEMÁS:

5 cosas que debes tomar en cuenta para saber si tienes una mamá tóxica

La película que te dice por qué tu madre ya no es perfecta

5 hábitos tóxicos en una relación que creías normales

Test: Relación tóxica con tu mamá

Contesta las preguntas para evaluar la relación con tu madre.

mayo 9, 2014

• Responde con sí o no a las siguientes preguntas.
• Parte “A” y “B” se califican por separado.

PARTE “A”
1. ¿Sientes que tu madre te respeta como un adulto que eres?
2. ¿Sientes que tu madre te comprende lo suficiente?
3. ¿Sientes que la comunicación con tu madre ha sido hasta ahora inadecuada?
4. ¿El vínculo con tu madre satisface tus necesidades de conexión con ella?
5. ¿Sientes afecto cuando piensas en tu madre?
6. ¿Cuando eras niño/a tu madre estaba presente para ti cuando la necesitabas?
7. ¿Tu madre solía cumplir sus promesas o sólo te las hacía para obtener obediencia de ti?
8. ¿Sientes que tu madre te cuidó lo suficiente cuando eres niño/a?
9. ¿Sientes que tu madre está orgullosa de ti?
10. ¿Sientes que la relación con tu madre ha mejorado con el tiempo?

PARTE “B”
1. ¿Te sientes abandonado/a por tu madre?
2. ¿Has sentido que tu madre abusó o abusa de ti?
3. ¿Sientes que tu madre te anula como persona?
4. ¿Te has sentido rechazado por tu madre?
5. ¿Temes o estás en desacuerdo de la opinión que tu madre tiene de ti?
6. ¿Temes a tu madre de alguna manera?
7. ¿Te afectan algunas emociones intensas de tu madre como enojo, celos, tristeza, llanto, etc.)
8. ¿Sientes que las emociones y/o necesidades de tu madre son impredecibles?
9. ¿Tu madre acostumbra ser muy crítica contigo y/o lo que haces?
10. ¿Sientes que tu madre no te ha permitido ser quien quieres ser?

Respuestas
• Parte “A”: Cada “SI” vale un punto, cada “NO” vale cero puntos
• Parte “B”: Cada “SI” vale cero puntos, cada “NO” vale un punto.
• Suma los puntos de ambas partes para obtener el puntaje total.

Puntajes
00 a 05 puntos
Están en problemas, este es el peor escenario.
• Tienen una relación pobre en confianza y afecto. Quizá te sientas rechazado/a por ella. Puede ser muy crítica contigo.

06 a 10 puntos
Su relación no es buena, pero no es la peor
• Sus manifestaciones de afecto no suelen ser muchas o son poco efectivas.

11 a 15 puntos
Su relación es buena, pero podría mejorar
• Tienen bases sólidas, aunque a veces pueden tener sus diferencias y asperezas que les cuesta limar con facilidad.

16 a 20 puntos
Muy buena relación con tu madre
• No suelen guardar rencores. Existe comunicación, amor y respeto por su individualidad a la vez que reconocimiento mutuo.

¿Qué hacer?
• Si la relación con tu madre es muy mala, pero ambos están dispuestos a hacer algo, un proceso de terapia familiar puede ayudarles.
• Si tu estás consciente de que están mal, pero tu madre se niega a reconocerlo, entonces busca tú ayuda profesional.
• Si te identificaste con una mala relación, con una madre narcisista o relacionándote dentro de uno de los 4 patrones tóxicos, además de la ayuda profesional sería buena idea trabajar con tu autoestima.

mayo 9, 2014

Test Madre Tóxica: Descubre cómo ser una buena mamá

¿Te preguntas si estás haciendo lo mejor para tu hijo? ¿Crees que podrías estar teniendo conductas poco recomendables con respecto a tu hijo? ¿Piensas que eres sobreprotectora o demasiado permisiva? Aquí tienes un test para madres que te dirá si eres una madre tóxica.

Si no lo has leído todavía, entra en este artículo sobre madres tóxicas en el que encontrarás toda la información sobre este tema. Si ya lo has leído y vienes a comprobar si eres una buena mamá, abajo tienes el enlace al test.

Test para madres

Todo padre o madre siente incertidumbre acerca de si está haciendo lo mejor para su niño. Los niños no vienen con libro de instrucciones y todo depende de nuestra intuición y nuestra psicología.

Muchas veces, tendemos a repetir los patrones que nos enseñaron nuestros propios padres. Incluso aquellos patrones que odiábamos. Si nos educaron con demasiada disciplina, tenderemos a hacer lo mismo con nuestros hijos, si nos educaron con demasiado desapego no le proporcionaremos la atención necesaria a nuestro niño o niña. Con este Test tendrás una orientación general acerca de cómo lo estás haciendo.

Recuerda que es sólo una orientación, y que no es definitiva la puntuación que obtengas en el Test de Madre Tóxica. Todo comienza con el auto-análisis y las ganas de ser mejor madre. Si estás haciendo este test, está claro que éso ya lo tienes y deseas lo mejor para tu niño. Después toca lo más complicado: cambiar aquellas conductas que son perjudiciales. Si descubres que eres una madre tóxica con este test, entra en el artículo sobre qué hacer si eres tóxico.

Cómo ser una buena mamá

Ante todo, procura tener un amor sin condiciones, en el que reine la libertad de pensamiento, la creatividad, el cariño y la confianza. No intentes que tu niño piense como tú y no le hagas ver el mundo a tu manera. Puedes guiar y aconsejas, pero nunca controlar y dirigir la conducta de tu hijo. Si cumples esta regla, ya tendrás mucho camino recorrido.

Test para saber si eres una Madre Tóxica

Sin más, aquí tienes el botón para acceder al Test sobre Madres Tóxicas:

Test para saber si soy una Madre Tóxica

Todo lo que necesitas saber sobre la psicología de las personas tóxicas.

Es un tabú de nuestra sociedad aceptar que hay madres que no quieren a sus hijas, pero es más real y frecuente de lo que nos gustaría reconocer. Como todo aquello que nos resulta difícil de aceptar y digerir, tendemos a negarlo. Pero existen, vemos a sus víctimas en consulta, peleando por llenar un agujero negro de infelicidad que arrastran desde la infancia y que en la mayoría de las ocasiones, ni siquiera es consciente, porque duele nombrarlo.

La madre tóxica es una mujer que ha llegado a la maternidad por caminos poco deseables, por convencionalismos, porque así estaba diseñado su guion de vida, porque eso es lo que de ellas se esperaba. Renegar de la maternidad o simplemente ejercer el derecho a no serlo, no era, ni es, algo aprobado por la sociedad. Aquellas mujeres que han decidido libre y abiertamente no ser madres han sido miradas con recelo y suspicacia por la mayoría de su entorno. Siempre. Incluso ahora. Hablamos de una minoría valiente y coherente que decidió por sí misma cual era su voluntad y su camino. Muchas otras sin embargo, aceptaron gestar, parir y criar como algo inevitable. No es tan extraño entender, que algunas de aquellas hijas, no solo no fueran amadas incondicionalmente, sino percibidas como una molestia, un obstáculo, una rival e incluso una proyección de aquello que ellas hubieran querido ser.

“No es fácil encontrar la felicidad en nosotros mismos, y no es posible encontrarla en ningún otro lugar” (Agnes Repplier)

Se trata en la mayoría de los casos de mujeres muy narcisistas o infantilizadas, que nunca asumieron el papel de madre y que siguen filtrando el mundo a través de su necesidad y su deseo. Otras, son mujeres amargadas, cuya vida no se parece en nada a lo que esperaban, profundamente infelices, que usan de chivo expiatorio a sus hijas proyectando en ellas el foco de su insatisfacción. Hay diferentes formas de madres tóxicas, pero todas incluyen la culpa, la manipulación, la crítica cruel, la humillación, la falta de empatía, el egocentrismo puro. Son madres que hacen saber a sus hijas que no están a la altura de lo que se espera de ellas, envidian sus éxitos, recelan su necesidad de independencia, rivalizan con ellas en un patológico escenario vital donde la víctima ni siquiera sabe que lo es.

La madre que no ama, despliega su toxicidad de diferentes formas, así nos encontramos con madres que envidian a sus hijas y tratan de anularlas, madres que sobreprotegen y absorben excesivamente para tratar de evitar el sentimiento de culpa por no haber deseado tener ese hijo, madres centradas únicamente en “la fachada” que exigen a sus hijas que encajen en un molde que ellas mismas han diseñado para exhibirse, madres que utilizan la enfermedad y el victimismo como principal estrategia de manipulación, madres dependientes que invierten los roles y hacen que sus hijas sean quienes se ocupen de su bienestar físico y emocional y madres que, por desgracia, encajarían en varios de estos guiones de película de terror.

La mayoría de las niñas que han sido criadas por este tipo de mujeres no son capaces de entender que toda su inseguridad, falta de autoestima, necesidad de aprobación, autoexigencia brutal, dificultad para la intimidad emocional y vacío profundo, procede de la falta de amor primario. Asumir que tu propia madre no te quiso y no te quiere es uno de los procesos psicológicos y emocionales más difíciles de superar y con consecuencias devastadoras en todos los órdenes de la vida. A esta indefensión crónica hay que sumarle la incomprensión de los otros, una sociedad dispuesta a mirar para otro lado ante una realidad tan antinatural. Aquellas mujeres que fueron criadas por estas madres tóxicas llegan a dudar hasta de su propia salud mental porque a años de maltrato emocional, de tortura psicológica, hay que sumarle el silencio y la falta de apoyos. Ya sabemos hoy por hoy en función de los numerosos estudios que se han hecho que la falta de amor parental crea estructuras psíquicas desorganizadas que afectan a muchas áreas de la personalidad. El rechazo y la falta de amor materno producen un estado crónico de avidez afectiva y un miedo patológico al abandono.

Durante su infancia tratará por todos los medios de ganarse la atención y la aprobación de su madre lo que derivará en una adulta que tratará por todos los medios de ganarse la atención y la aprobación del mundo. No se sentirá digna de ser querida, habrá aprendido que su valor está en lo que hace no en lo que es, la fragilidad y la inseguridad serán compañeras de viaje y, con frecuencia, pasará este perverso legado a sus hijos, cronificando así el círculo de la infelicidad y la dependencia.

Hay muchos ejemplos conocidos de personas que aunque han alcanzado éxitos sociales, laborales, económicos, y exponen al mundo una fachada impecable de éxito vital, son muertos vivientes poniendo toda su energía en llenar el abismo afectivo que llevan dentro; en nuestro día a día estamos rodeados de personas que tratan en vano de llenar ese vacío (que llamamos existencial, aunque realmente es afectivo) por los caminos más diversos, pero naufragando en lo personal con profundos sentimientos de vacío y soledad que produce la incapacidad para amar y ser amados.

Sin embargo, hay salida. Es imprescindible decirles a esas mujeres, que la niña dañada que llevan dentro y parece dirigir su vida, puede ser sanada. Como psicóloga que acompaño a muchas de estas mujeres, no creo en el determinismo y abogo por la capacidad resiliente que habita en cada ser humano. Tenemos el don de la libertad y la capacidad intrínseca para tomar el control de nuestra propia vida. Para ello es necesario tomar conciencia y poner nombre a aquello que nos dañó por difícil y brutal que esto sea. Y es imprescindible hacer un duelo: despedirnos definitivamente de la madre que no tuvimos, que ya no vamos a tener y no seguir buscando con manotazos de ahogado maneras infructuosas de compensar ese oscuro hueco. Asumir sin culpa alguna que la madre no se elige y que venimos al mundo programados para amar a quien nos toque para maternarnos. Tomar la decisión interna de poner distancia emocional y física de la mujer que no supo querernos y sobre todo, hacer del intento de no traspasar la herida a nuestras hijas, un objetivo vital, una cruzada.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

¿Te quiere tu mama? descubrelo

¿Tu mama te deja ir a cualquier lado que te de la gana? De echo me echo de la casa aurita ando en la casa de un amigo mio Si de echo me dice largate no quiero verte y me deja ir a cualquier fiesta 😀 No ella me dice no te me quedas aqui solo a pocas partes me deja ir -.- A 5 partes y ¿si no me quiere?.
¿Tu mama te regaña cuando hases algo malo? No nunca esta en la casa no me cuida mientras hago fiesta!! 😀 No de echo no me hase caso Si siempre no lo entiendo y me castiga con algo 🙁 Solo aveces debes en cuando.
¿Como te dice tu mama Ni le hablo porque nunca esta Mediocre o.o Amor Mija o por mi nombre.
¿Te da de comer? No me deja sin comer D: Solo un dulce que clase de mama eres >: Si siempre me da desayuno comer cena y para la escuela Solo si es que tengo.
¿Tu mama te festeja en tu cumpleaños? No de echo embes de darme pecho no me hase caso 🙁 y no tengo cel que me de ella No pero yo tengo que invitar con celular Si siempre de echo me dice felicidades justamente a las 12:00 Solo si esta despierta si no no.

México.- Este viernes Martha Debayle invitó a su programa al terapeuta, Mario Guerra para ayudarnos a descubrir si la relación con tu madre es tóxica. (@marioguerra marioguerra.mx @agradezcohoy)

Tradicionalmente la figura de la madre en México es una más bien beatificada donde una mentada de madre, o sugerir cambiar el día de las madres para un domingo de mayo cualquiera, puede ser visto como la peor ofensa o un gran sacrilegio

Pero más allá de la figura venerada, la relación de un adulto con su madre puede complicarse, torcerse o intoxicarse por muchas razones4 tipos de relación tóxica con tu madre

5. Competidoreso Viven en una mutua lucha de poderes

o Busca cada uno la aprobación del otro, pero nunca la obtienen

o Prefieren tener la razón que ser felices

o Ambos se sienten incomprendidos y frustradoso No reconocen que están siendo competitivos y suelen culpar al otro por el conflicto tachándolo de necio

6. Atrapados en el pasadoo Mantienen la misma dinámica que cuando el hijo era niño

 Madre sobreprotectora Hijo obediente y que evita la confrontación o contrariarla

o Las parejas de estos hijos se quejan de que la suegra es metiche, controladora y que no respeta los límites

 Se resienten con su propia pareja por no hacer que su madre respete la intimidad de su relación

 Es una relación de tres (madre/hijo/pareja)7. Codependienteso Mantienen un cordón umbilical virtual que se conecta en ambos sentidos

o Hijo y madre mantienen una estrecha comunicación con llamadas telefónicas diarias, visitas a veces a espaldas de la pareja, mensajes de texto o mails si es posible

o La madre suele buscar al hijo para pedirle favores o para hacerle de comer o lavarle la ropa

o El hijo busca a la madre para pedirle consejo, apoyarla en lo más mínimo o simplemente para hacerla feliz

o Parece una relación cercana, amorosa y sana, pero en el fondo está llena de resentimientos secretos y miedos

8. Actoreso No hay conexión emocional o es muy pobre

o Madre y/o hijo se sienten obligados a buscarse por el parentesco, pero no comparten detalles íntimos de su vida personal

o Si no fuera porque son parientes, nunca se buscarían ni se frecuentarían

o Te haces cargo de ciertas cosas porque te sientes obligado, no porque realmente lo sientas

• No acepta su narcisismo y culpa al hijo del maltrato que recibe por su “mal comportamiento”

• Emite juicios y críticas constantes

• No otorga reconocimiento pleno o lo condiciona a la obediencia

• Proyecta sus emociones en el hijoo “¿Por qué estás enojado conmigo?”• ¿Cómo impacta a su pareja?o El esposo de una madre narcisista la venera y adora por sobre todas las cosas

o La apoya a ella antes que a sus hijos. No los ayuda ni los protege de su propia madre

o Siente que no puede hacer nada y se mantiene así por conservar la relación o la fiesta en paz

• ¿Cómo impacta a sus hijos?o El de alto desempeño Aparenta ser perfecto en todo lo que hace

 Aprendió que valía por lo que hacía, no por quien era

 Busca continuamente probarse que no es un fracaso, aunque generalmente se sentirá insatisfecho o insuficiente

 Quizá un abuelo o alguien en la familia creyó en él y le ofreció su apoyo incondicional

o El fracasado Básicamente fracasa en todo lo que se propone

 Se auto sabotea Suele acabar sin empleo, no terminar la escuela y refugiarse en drogas o alcohol

 También siente que es un fracaso, pero no hace nada por probarse lo contrario

 Generalmente nadie lo apoyó en la infancia

Sabes que tienes una madre narcisista si..

• Te cuestionas constantemente si tu madre te quiere o no

• Sólo te apoya cuando sabe que otros se van a enterar

• Cuando algo te pasa (accidente, enfermedad, divorcio) tu madre te habla de lo mal que se siente y cómo eso le afecta en vez de enfocarse en cómo te sientes tú

• Siempre está muy preocupada por el “qué dirán”

• Suele culparte de lo mal que está la relación entre Ustedes o porque nunca le hablas o nunca la vas a ver

• Es muy sensible, todo la lastima y si le haces algo tarda mucho tiempo en perdonarte

• Suele avergonzarte frente a los demás

• Quiere controlar tu vida o tus decisiones• Siempre quiere tener la razón

• Vive hecha la víctima o la mártir

Test para evaluar la relación con tu madreEste es un cuestionario informalResponde con sí o no a las siguientes preguntas. Parte “A” y “B” se califican por separado

PARTE “A”11. ¿Sientes que tu madre te respeta como un adulto que eres?12. ¿Sientes que tu madre te comprende lo suficiente?13. ¿Sientes que la comunicación con tu madre ha sido hasta ahora inadecuada?14. ¿El vínculo con tu madre satisface tus necesidades de conexión con ella?15. ¿Sientes afecto cuando piensas en tu madre?16. ¿Cuando eras niño/a tu madre estaba presente para ti cuando la necesitabas?17. ¿Tu madre solía cumplir sus promesas o sólo te las hacía para obtener obediencia de ti?18. ¿Sientes que tu madre te cuidó lo suficiente cuando eres niño/a?19. ¿Sientes que tu madre está orgullosa de ti?20. ¿Sientes que la relación con tu madre ha mejorado con el tiempo?PARTE “B”11. ¿Te sientes abandonado/a por tu madre?12. ¿Has sentido que tu madre abusó o abusa de ti?13. ¿Sientes que tu madre te anula como persona?14. ¿Te has sentido rechazado por tu madre?15. ¿Temes o estás en desacuerdo de la opinión que tu madre tiene de ti?16. ¿Temes a tu madre de alguna manera?17. ¿Te afectan algunas emociones intensas de tu madre como enojo, celos, tristeza, llanto, etc.)18. ¿Sientes que las emociones y/o necesidades de tu madre son impredecibles?19. ¿Tu madre acostumbra ser muy crítica contigo y/o lo que haces?20. ¿Sientes que tu madre no te ha permitido ser quien quieres ser?Respuestas• Parte “A”: Cada “SI” vale un punto, cada “NO” vale cero puntos• Parte “B”: Cada “SI” vale cero puntos, cada “NO” vale un punto

• Suma los puntos de ambas partes para obtener el puntaje total

Puntajes• 00 a 05 puntos: Están en problemas, este es el peor escenario

o Tienen una relación pobre en confianza y afecto. Quizá te sientas rechazado/a por ella. Puede ser muy crítica contigo

• 06 a 10 puntos: Su relación no es buena, pero no es la peoro Sus manifestaciones de afecto no suelen ser muchas o son poco efectivas. • 11 a 15 puntos: Su relación es buena, pero podría mejoraro Tienen bases sólidas, aunque a veces pueden tener sus diferencias y asperezas que les cuesta limar con facilidad

• 16 a 20 puntos: Muy buena relación con tu madreo No suelen guardar rencores. Existe comunicación, amor y respeto por su individualidad a la vez que reconocimiento mutuo

¿Qué hacer?• Si la relación con tu madre es muy mala, pero ambos están dispuestos a hacer algo, un proceso de terapia familiar puede ayudarles

• Si tu estás consciente de que están mal, pero tu madre se niega a reconocerlo, entonces busca tú ayuda profesional

• Si te identificaste con una mala relación, con una madre narcisista o relacionándote dentro de uno de los 4 patrones tóxicos, además de la ayuda profesional sería buena idea trabajar con tu autoestima

Recuerda• Un hijo es un hijo, no la propiedad o el esclavo de ninguna madre

• Una madre es una mujer que te dio a luz y nada más; no es la fuente inherente de toda la felicidad, un ser infalible o alguien con poderes sobrenaturales

• No naciste para darle gusto tu madre, especialmente si a tu madre nadie puede darle gusto

• Como adulto, tú siempre podrás comunicarle a tu madre tus decisiones, pero no siempre podrás hacer que esté de acuerdo contigo o que no se enoje y eso no te convierte en un mal hijo

• Una madre responsable debe proveerse en su años productivos de los medios necesarios para sobrevivir en su vejez y no esperar que los hijos se hagan cargo de ella

• La relación con tu madre necesita límites, especialmente si ya eres un adulto

Ante las conductas hostiles de tu madre, vale más la pena pensar en una profunda incompetencia que en una incipiente maldad

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *