0

Tipos de miradas

Tabla de contenidos

8 tipos de miradas entre un hombre y una mujer, poder del lenguaje corporal

Una mirada dice mucho mas que las palabras o al menos se presta para muchas mas interpretaciones. Las miradas entre un hombre y una mujer pueden variar desde la indiferencia al amor. También hay que destacar que hay varios tipos de miradas de amor.

Visita… Que quiere decir cuando un hombre te mira mucho y como son esas miradas

Es frecuente tratar de saber de una persona por su mirada. Por ejemplo, cual es el significado de las miradas fija entre hombre y mujer? Para tener mas certeza es imprescindible considerar todo el conjunto del lenguaje corporal.

1.- Los chicos y las chicas se entienden por la mirada

Visita… 7 cosas, lo que decimos con la mirada cuando estamos enamorados

Lo mas fácil para un chico o una chica es usar el lenguaje de la mirada para expresar sus sentimientos. Pero el mensaje no siempre llega a su destinatario. Aunque se dice que las mujeres tienen un sexto sentido para detectar estas miradas.

Visita… 7 significados de la mirada de un hombre enamorado cuando le gusta una mujer

Las miradas entre un hombre y una mujer nunca son las mismas. Hay miradas y miradas, por ejemplo a veces decimos, “me mató con esa mirada”, o “me desvistió con la mirada”. Los hombres suelen ser muy obvios con su mirada, las mujeres no tanto.

2.- La mirada fija de un hombre a una mujer puede ser de odio o resentimiento

Visita… Cual es el significado de una mirada de amor según los expertos

No solo son los ojos. Una mirada de odio es inconfundible, mirar fijamente y con los labios apretados. Pero funciona sobre todo con alguien que conoces y con el que tuviste algún tipo de relación. Una mirada de odio toma su significado gracias a un contexto que la precede.

Visita… Como es la mirada de un hombre enamorado, que cosas mas hacen sin darse cuenta

Por ejemplo las miradas de un hombre enamorado despechado puede convertirse en una mirada de odio. Con las parejas donde hubo mucha pasión y luego terminaron también pueden darse las miradas de odio. Del odio al amor hay un margen muy estrecho.

3.- Miradas entre un hombre y una mujer: Mirarse con asco

Visita… 10 cosas que hacer para que un beso sea inolvidable, ser buen amante

Tendríamos que hablar del gesto de asco, donde destaca una mirada ligeramente caída penetrante y un gesto del labio. Este tipo de miradas surge en todo tipo de personas que al menos han tenido un pequeño intercambio de palabras.

Visita… 9 beneficio de los besos en pareja, conoce el poder de un beso

Este tipo de mirada es mas frecuente en las mujeres debido a que los hombres son mas atrevidos. Por ejemplo cuando un hombre se ve asediado por una mujer que claramente no le gusta, puede mirar con asco. De esta manera se comunica que no hay interés, mas bien disgusto.

4.- Que dicen las miradas de un hombre enamorado: Deseo de poseer esa mujer

Visita… 10 tips para ponerse bella para un chico, enamorarlo sin que se de cuenta

Cuando es honesto a su naturaleza, las miradas de un hombre enamorado, siempre expresan deseo. Es una reacción instintiva de un macho que desea procrearse. El esta seguro y esa mirada fija que se clava en los ojos de ella dice, te deseo. Ella lo siente y lo sabe.

Las miradas entre un hombre y una mujer pueden ser a los ojos u a otras partes del cuerpo. Por ejemplo un hombre puede mirar el pecho de la mujer o recorrer su cuerpo, también expresan deseo. Un hombre inseguro puede mirar muy rápido, pero igual la mujer se da cuenta.

5.- Mirada tímida de un hombre o una mujer hacia la persona que le gusta

La mirada de un hombre enamorado o de una mujer enamorada también puede decir, “me gustas pero no me atrevo”. Puede ser que no estén seguros o simplemente que sean tímidos. Todo empieza con una mirada rápida, furtiva. Te das cuenta y se voltea para no ser evidente.

La mirada de hombre enamorado puede ser furtiva, pero hay un cruce de miradas por unos segundos. Puede ser una mirada intermitente, que se repite una y otra vez, ambos no saben si sonreír o no. Pero ya saben que hay atracción y esperan una señal para tener mas confianza.

6.- La mirada de enamorado puede ser de intenso deseo, fuego intenso

El significado de las miradas de un hombre hacia una mujer puede ser pasión intensa y explicita. Las miradas entre un hombre y una mujer, cuando hay confianza, puede convertirse en un ritual de deseo. De inmediato no va pasar nada, pero lo hacen porque cada uno se siente seguro de si mismo.

Puede suceder entre un hombre y una mujer que ya llevan tiempo cruzándose, o entre dos perfectos desconocidos. Son personas con mucha seguridad de si mismos y se permiten manejar estas emociones sin temores. Ellos saben que solo es una mirada.

7.- Un hombre una mujer pueden intercambiar miradas de desprecio

Detrás de una mirada de desprecio entre un hombre y una mujer hay una historia apasionante que termino mal. También puede ser que cada uno tenga su propia historia y la otra persona le trae un mal recuerdo.

Las relaciones amorosas con muchas esperanzas de uno de ellos puede terminar en decepción, que luego da lugar al desprecio. Idealizamos tanto a nuestra pareja y luego no son nada de lo que pensamos.

Las miradas entre un hombre y una mujer cuando hay desprecio mutuo llegan como lanzas venenosas. Si ellos no saben manejar sus emociones pueden sentir que esas miradas atraviesan su pecho y su alma.

8.- La mirada de un hombre enamorado siempre es de amor

El significado de las miradas de amor es simple y reconocible, quiere que esa persona este en sus brazos. Hombre o mujer enamorada miran como si la otra persona fuera la mejor opción de su vida. Sonríen y late mas su corazón cuando esa persona pasa cerca.

La mirada de amor dura lo que dura la idealización, luego, si nada alimenta esa ilusión, se vaya diluyendo. Para un hombre el amor se alimenta de imágenes, y para una mujer con palabras y cariño. La frecuencia con que dos personas se tratan van diluyendo cualquier idealización.

Imagen pexels, dailymail, thought, time

La mirada de los hombres puede tener distintos significados, pero si esa mirada es con ternura debes prestar una especial atención, porque puede tratarse de amor. Como verás, las miradas pueden decir más cosas que las palabras, ya que un hombre podría delatarse a sí mismo por medio de su mirada. Cuando le gustas a un hombre, probablemente lo primero que haga es mirarte más de lo normal, pues ese pequeño detalle, que a veces puede pasar desapercibido, es lo que los pone en evidencia. Para ser sinceros, a los hombres les cuesta mantener cierta discreción con sus gestos cuando se sienten atraídos por una mujer.

Por otro lado, puede decirse que las mujeres son más discretas cuando sienten atracción hacia un hombre. Si bien es cierto que también emiten algunas señales al respecto, no son tan demostrativas como ellos. Sin embargo, las miradas que muestran los hombres cuando les gusta una mujer, pueden ser muy inconscientes. Algunos incluso lo hacen hasta por propio reflejo. Aquí te mostramos algunas señales:

1- Cuando un hombre se te queda mirando, le gustas

Cuando un hombre te mira demasiado, significa que le gustas, pero también significa que no tiene demasiada experiencia como un seductor. Los hombres así, por lo general se dejan llevar por sus sentimientos, y cuando tienen enfrente a una mujer que llama su atención, lo más probable es que se queden mirándola de manera silenciosa.

Los hombres se dejan llevar mayormente por lo visual, es decir, lo primero que pueden atraerle a ellos es la belleza. Por eso, normalmente cuando una mujer les gusta se la quedan mirando.

La mirada de enamorado de un hombre es más que evidente, pues sin disimular miran una y otra vez a la mujer. Incluso puede llegar a sonreír en algunos casos, pero dentro de todo eso, generalmente se producen emociones como el miedo y la felicidad. Eso es algo que las mujeres saben perfectamente de los hombres, por eso ellas normalmente buscan resaltar sus atributos.

2- Si el hombre te mira con asombro, se está enamorando

Normalmente el hombre enamorado tiene una forma particular de mirar a la mujer que le gusta, y es con asombro. Se quedan maravillados ante esa imagen, como si se tratara de algo mágico. Pero para la mujer eso no es algo nuevo, ya que ellas tienen la capacidad de reconocer la forma de mirar de un hombre que está enamorado.

Claves del lenguaje no verbal: las cuatro miradas que funcionan

29/08/2015 05:00

Somos lo que comunicamos. Nos acompañan, nos siguen y nos creen por lo que decimos, pero también por cómo nos movemos, gesticulamos, miramos y hasta por cómo sonreímos. En Tus gestos te delatan. Las claves para ser un buen comunicador (Espasa), Fran Carrillo plantea algunas de las claves que debemos conocer sobre el lenguaje no verbal para entender todo lo que sugieren nuestros interlocutores e, incluso, saber cómo actuar para transmitir exactamente lo que nos interesa.

En el extracto que recogemos habla sobre los mensajes que enviamos y nos envían a través de los ojos. Plantea la existencia de cuatro tipos de miradas, su significado y cómo identificarlas.

Lo que dicen tus miradas

Mario, un inteligente responsable de desarrollo de una empresa multinacional del sector Seguros, siempre perdía oportunidades de negocio por su incapacidad para gestionar su mirada. De rostro amable, sin embargo, cuando llegaba el momento de la verdad, desviaba sus pupilas hasta el extremo de que el interlocutor empezaba a sospechar si no le estaría dando gato por liebre. Su inseguridad generaba más inseguridad. Sus ojos se dilataban más de la cuenta cuando entraba en tensión y sus cejas dejaban de tener un sentido preciso cuando se arqueaban o arrugaban, poniendo en evidencia el descontrol latente y patente de su rostro.

La psicología nos dice que la mirada está íntimamente relacionada con nuestro estado de ánimo. En nuestro contacto con el público, participamos de un desafío en el que se enfrentan dos miradas y la nuestra casi siempre vive atrapada por el miedo y la sensación de ridículo constante. No puedes evitar no mirar, porque el contacto visual es el principal elemento de conexión con el oyente. Es la vía más directa para hacerle partícipe, para involucrarlo en tu intervención. Un mal control de la mirada hará que exportemos incomodidad y malestar a quien nos escuche; un dominio pleno de ella nos convertirá en ganadores escénicos del momento.

Y es que los ojos, como parte del lenguaje facial, expresan lo que el mensaje muchas veces calla. Siempre decimos que desconfiamos de alguien que no nos mira cuando nos está contando algo, sea importante o no, que desvía su mirada solo una vez o dos, pero siempre en el momento de decirnos justamente eso tan relevante que deseamos escuchar, aquello para lo que nos ha convocado.

No puedes evitar no mirar, porque el contacto visual es el principal elemento de conexión con el oyente

Esa mirada huidiza transmite inseguridad. Al igual que una mirada tensa, sobre todo si la reforzamos con un entrecejo fruncido, que nos induce a centrar nuestra atención más en el papel, en la mesa o en cualquier aspecto secundario de la sala u objeto del entorno antes que en iniciar ese contacto visual con el público –no olvides esto–, el verdadero actor principal de la intervención.

De la misma forma, tampoco creemos cien por cien a quien nos mira fijamente, llevando al límite de la lágrima su iris, o a quien desvía sus ojos en una conversación más de una vez sin explicación alguna (el parpadeo exagerado entra en la categoría del galanteo sutil, ese momento de seducción entre un hombre y una mujer, dos hombres o dos mujeres, que bien explica en su obra cumbre sobre comunicación no verbal Flora Davis). Le puse a Mario la siguiente analogía para que entendiera a qué me refería:

–Mario, cuando comuniques en público, tu mirada debe funcionar como el faro para los barcos que atracan en puerto. Si te diriges a un auditorio amplio, debes enfocarla como un barrido de iluminación permanente. Mirando de un lado a otro, sin concentrarte en nadie concreto, a una velocidad consustancial al ritmo de tu mensaje. Cuanto más lento hables, más lenta debe ser tu mirada, hasta que decidas proyectarla en alguien en concreto. Si haces esto, ten en cuenta que la atención de los presentes aumentará porque detectarán un descenso evidente de la velocidad de tu comunicación y se preguntarán a qué se debe. Que tú fijes la vista en una persona en concreto no significa nada (al margen de que te sientas cómodo mirándola): realmente, lo haces porque te facilita concretar tu mensaje principal y, desde ese punto de partida físico, extender al resto de los presentes el efecto contagio.

¡Sí señora! Usar gafas de sol siempre es un buen truco para que no te pillen. (iStock)

Las cuatro miradas del poder

Una vez seguro de que lo había entendido, le confié una técnica impulsada por Rubén Turienzo, a quien no le importará que le tome prestada su original forma de calificar las tres miradas más frecuentes que intervienen en una comunicación entre dos o más personas. Como referente mundial del carisma y la influencia personal, diseñó una estrategia poderosa de control y gestión de las miradas que resulta útil para lograr el efecto deseado en un auditorio a la hora de comunicar. Conseguí que Mario la aplicara en sus presentaciones internas, en sus reuniones con clientes vips y estratégicos e incluso en conferencias abiertas ante públicos diferentes. A las tres miradas que proponía Rubén yo le añadí una cuarta.

Ahora te las confío a ti, querido lector. Con las siguientes técnicas aprenderás a mirar de forma diferente sin perder un ápice de tu poder comunicativo, si bien advierto que este tipo de estrategias son sobre todo aplicables a contextos en los que debas comunicar ante un grupo no muy amplio de personas –unas quince o veinte–; en auditorios amplios, de cien, doscientas o mil personas, no tienen razón de ser ni su efecto es tan duradero.

  • La mirada de mantequilla. Definida así porque imita el movimiento que realizamos cuando untamos rebanadas de pan tostado. Con ella realizamos la secuencia de barrido que, de un lado a otro, hacemos con la mirada cuando no queremos concentrarnos en ningún foco en concreto. El objetivo es implicar a toda la audiencia en nuestro discurso. Cuando aplicamos este tipo de mirada, la velocidad de nuestras palabras debe ser moderada o incluso alta, fluida, aunque sin llegar a extremos que impidan su correcta comprensión e inteligibilidad. De la misma forma, nuestra expresión corporal debe ajustarse a ese ritmo y hemos de gesticular lo justo para que palabra y movimiento gestual vayan de la mano.
  • La mirada de queso (fundido). Nombre que remite a la analogía con ese trozo de pizza que permanece pegado a su envase de cartón por un pegote de queso fundido que, por más que estiramos, no se rompe hasta que llevamos la porción de pizza a una altura tal que no le queda más remedio que desprenderse de su raíz. Cuando comuniquemos en público, debemos aplicar esta mirada en momentos de desaceleración de nuestro discurso. De esa mirada de barrido con la que todos se sentían implicados y que manejábamos cómodamente a velocidad controlada, pasamos ahora a otra que acompasa un ritmo menos rápido del discurso, en la que ya aumentamos los segundos que dedicamos a cada uno, el tiempo se ralentiza y nos quedamos instantes fijándonos en la mirada del otro. Con ello estamos avisando a nuestros receptores de que algo importante se avecina, porque observan cómo nuestro cuerpo empieza a emitir movimientos más pausados, menos gesticulados, con un control casi perfecto. Fluimos desde la tranquilidad, las pausas son más acusadas; es la antesala de lo que vendrá después.
  • La mirada de caramelo. Y lo que viene después es la mirada que sirve para fijar los mensajes –como ese caramelo que sacas de tu boca para, posteriormente, recuperarlo del papel en el que lo dejaste y observar que permanece pegado a él y que te cuesta arrancarlo de su base–, sirve para concentrar la atención y provocar el recuerdo. Ya hemos barrido la sala con nuestra mirada de mantequilla, hemos concentrado la atención de los presentes con esos ojos de queso fundido y ahora es momento de generar tensión comunicativa. Detenemos nuestro discurso, fijamos nuestra postura y concentramos nuestra mirada en una sola persona. ¿Porque nos llama la atención más que los demás? ¿Porque nos gusta? No, porque así nuestro mensaje saldrá mejor. Es el momento en el que lo sentimos –el mensaje– con el cuerpo y lo decimos con la boca. Lo segundo por sí solo no basta. Necesitas del enganche facial y corporal para validar lo que dices. Pones el foco en alguien, se detiene el movimiento alterno de luz y tus palabras salen con la velocidad justa hacia todos los interlocutores, Les estás diciendo «¡hey, esto es importante!, recuérdalo, Puedes olvidar el resto, pero si este fragmento te lo he dicho así y te lo he escenificado de esta forma detallada es porque considero que es la parte fundamental de mi intervención, esa que no debes olvidar». Es una mirada poderosa que genera poder en quien la sabe representar bien.
  • La mirada de chicle. Por último, y en una fase ulterior, llegamos a esta cuarta variante; el chicle se mastica, se estira, se saborea, pero llega un momento en que la sobreexposición, el tiempo de jugar con él, acaba por cansar tu mandíbula (tu mirada) y deja insípida tu capacidad para persuadir. Percibes que es el momento de no focalizar más la atención de los presentes en tu comunicación no verbal (ojos incluidos) cuando ves que, progresivamente, su mirada empieza a mostrar cansancio: la desvían, la bajan o la concentran en otro objeto o en otra persona de la sala. En ese instante has de dar por concluido ese mensaje y, por qué no, tu intervención.

Lima . 1- PERSONALIDADCONFIADA
Tú eres el tipo de persona que permite a casi cualquier otra persona entrar en tu vida y en tu corazón. Consideras que es mejor correr el riesgo de salir lastimado, que esconderte de la gente. No le revelas a nadie tus miedos e inseguridades. Crees que debes resolver tus problemas por ti mismo. Tratas de dar todo de ti a las personas, incluso si en el fondo del alma no deseas hacerlo. Ayudando a otros, sanas tus heridas.

2- PERSONALIDADFORMAL
Tú eres el tipo de persona que siempre trata de dar una buena impresión y hacer lo correcto. Crees que tus acciones tienen significado en la vida de otros. No muestras a la gente tu emoción, por ejemplo, que estés molesto. Intentas ser mejor, ya que consideras que es lo mejor que puedes hacer con tu tiempo en este planeta.

3- PERSONALIDADSACRIFICADA
Tratas de encontrar tu sitio en cualquier parte siempre que sea posible. Es la búsqueda de un lugar en este mundo confuso. No muestras a la gente tus pensamientos oscuros. Has pasado por mucho… Se podría decir que eres un rey en eso de “volver a levantarse después de una caída”.

4- PERSONALIDADMEDITATIVA
Tú eres una de esas personas a las que les gusta premeditar todo. Te gusta encontrar el significado profundo y oculto de las cosas. A veces llegas a estar tan inmerso en tus pensamientos, que te resulta difícil salir de ese estado y dejar de pensar. No le enseñas a los demás tu alto grado de inseguridad en todo. Puedes entender claramente algo, pero sigues sintiéndote inseguro sobre eso. La vida para ti es un rompecabezas y no te cansarás de jugar hasta que no tengas todas las piezas juntas.

5- PERSONALIDADMISTERIOSA
Tú eres un misterio incluso para ti mismo… Buena suerte para aquellos que traten de entenderte. Eres como una tela de araña de contradicciones, cambiando constantemente de estados de ánimo. Tan pronto te encuentras a ti mismo, cambias de inmediato y comienzas tu búsqueda de nuevo. Eres una persona que con sus acciones lleva a la confusión a los demás y a veces a ti mismo. Prefieres observar bien primero a la persona antes de iniciar una conversación. Tú dices sólo aquellas cosas, en las que crees estar seguro.

6- PERSONALIDADSENSIBLE
Tú eres el tipo de persona que se da cuenta de todo y no olvida nada. Eres muy sensible e incluso las cosas más insignificantes pueden impresionarte. A ti, fácilmente, te pueden sacar lágrimas o risas, pero tratas de no mostrar (a casi nadie) lo frágil que eres. En su lugar, te muestras todo lo perspicaz que puedes ser. Tal vez tú puedas prever que pasará en el futuro en tu vida.

7- PERSONALIDADENÉRGICA
Tú eres el tipo de persona siempre enérgica o… enamorada. Eres muy perspicaz. Tú amas u odias. Tienes un montón de opiniones… Y a la acción te decides rápidamente. Tienes una gran cantidad de energía, pero con frecuencia te encuentras nervioso. Para ti todo es una apuesta muy grande. A veces tú no puedes dejar de crear un drama en tu cabeza.

8- PERSONALIDADEXCÉNTRICA
Eres el tipo de persona que tiene intereses y creencias inusuales. Eres un poco ‘rarito’. No muy aficionado a las reglas. A menudo actúas bajo el principio: “Lo que quiero hacer, lo hago y dejo que pase lo que pase”. Eres una persona abierta a otras personas. Simplemente te ríes de aquellos que tratan de cambiarte. No te gusta ser parte de la masa gris de la gente.

9- PERSONALIDADINTUITIVA
Eres el tipo de persona que entiende muy bien al mundo y a las demás personas. Puedes decir mucho sobre una persona solo por su expresión facial o por su tono de voz. Sientes cuando te mienten. Tú muestras al mundo, solo lo que quieres mostrar. Tú sientes cuando estás siendo manipulado, y sabes cómo manejar a alguien, si fuera necesario. Pero por lo general, no recurres a esto.

Fuente: Facebook Doctor de Pelos

Test:Lo que tus ojos revelan de tu personalidad y carácter

Nuestras facciones revelan gran parte de nuestro carácter, forma de pensar y por supuesto nuestra personalidad. Un punto clave está en los ojos, sí, el tamaño, el color y la forma de nuestros ojitos podría revelar ciertos rasgos de tu personalidad que desconoces. Aquí te detallamos.

NO PUDES DEJAR DE VER: ¿JUNTAS O SEPARADAS? EL ESPACIO ENTRE TUS CEJAS REVELARÍA RASGOS OCULTOS DE TU PERSONALIDAD

Por el tamaño

#Ojos pequeños

MIRA ESTO: TEST: ESCOGE TU TIPO DE CEJAS, ELLAS REVELARÍAN RASGOS DE TU PERSONALIDAD

#Almendrados

Si tienes esta forma de ojos, demuestras que eres disciplina y que te gusta tener bajo control las cosas. Eres misteriosa, exótica, sencilla y muy precavida. Amas tener una agenda al lado y planearlo todo.

#Redondos

Eres una persona súper expresiva y comprometida con tus emociones. Dramática (admítelo), directa, impulsiva e incluso sarcástica. Contigo no van las reglas y tu mayor cualidad es la libertad, nadie te puede decir lo que debes o no debes hacer.

Por el color

Consideradas las más adorables. Eres independiente, súper amistosas, respetuosa divertida, perseverante y con mucha confianza en ti misma.

#Azules

Posees un espíritu jovial, fiel y muy amoroso. Eres linda, tranquila, amable e inteligente. Tienes una gran capacidad de observación, siempre estás atenta a los detalles.

#Verdes

Eres súper curiosa e inteligente. Te apasionas por tu trabajo, vives al máximo cada minuto pero tienes el defecto que eres muy celosa y proteges en exceso lo que es tuyo.

#Grises

Una chica sabia, gentil, inteligente y pacífica. Odias las peleas y te dejas por guiar por lo que tu mente y corazón te digan. Eres una mezcla de sensibilidad y fortaleza.

NOTA: Recuerda que cada persona es única y asombrosa. Este es un curioso test que intenta clasificar a las personas de una forma amena para tu entretenimiento.

Yo soy #3 B| Entérate aquí►http://bit.ly/1Qo7lD3

Posted by Aweita on Martes, 26 de enero de 2016

El lunar en mi cuello dice que sufriré en el amor Entérate aquí►http://bit.ly/1SzQ2SL

Posted by Aweita on Jueves, 21 de enero de 2016

Morado, morado, morado :3 :3 :3 :3 :3 Checa aquí ► http://bit.ly/1RKcuXD

Posted by Aweita on Martes, 12 de enero de 2016

¡N° 5°! B| ►http://bit.ly/1SEcFVh

Posted by Aweita on Viernes, 8 de enero de 2016

Lo que ves en esta imagen podría decirnos cuál es tu personalidad :O ¡Haz el test aquí ►► bit.ly/1Mh8ZSb!

Posted by Aweita on Martes, 27 de octubre de 2015

TIPOS DE MIRADAS

Los ojos son el espejo del alma.
Podemos deducir el estado de ánimo de una persona y su conexión con la realidad por su mirada. Con la mirada obtenemos y damos reconocimiento y nos conectamos y comunicamos con los demás.
Los tipos de miradas más comunes son:
La seductora, cuando una persona desea flirtear con otra, la persona baja un poco el mentón, mira de frente, con los ojos semiabiertos, mirada profunda, cargada de sensualidad, cierto placer. Dura un poco más de la mirada normal.
La Paranoica, que expresa desconfianza y temor. La persona se siente amenazada, tiende a no fijar la mirada de frente, sino a mover la pupila horizontalmente, mirando hacia los lados izquierdo y derecho.
La Vacía, sin color ni energía, es poco expresiva, se mira fijamente, pero no al interlocutor, sino hacia el piso o al infinito.
La Perdida, del psicótico, es extraña, extraviada, no establece contacto visual y si lo hace es por poco tiempo.
La Ingenua, clara, limpia, acompañada de otros gestos como sonrisa dulce al mirar, se capta honestidad y sinceridad espontánea.
La Esquiva, que expresa cierto temor a ser descubierto o reconocido por algo, bien sea que la persona está mintiendo u ocultando información.
La Profunda, característica de personas espirituales, es transparente y se mira fijamente pero con suavidad.
La Triste, que tienen personas con «ojos caídos», ocasionalmente están enrojecidos o llorosos.
La de «Mal de Ojo», que la tienen personas de mirada muy fuerte, fija. Asociada a la creencia de que son maléficas, cargadas de envidia y que pueden llegar a producir quebrantos en la salud de otros.
Las propias Miradas que matan, expresión utilizada popularmente para designar el deseo de muchas personas al mirar con odio, rabia y recelo.
La Retadora, con la ceja levantada, dientes apretados, ojos que miran fijo, de frente, que escudriñan.
La Amorosa, cargada de afecto positivo, profunda, suave, idealizada, la cual no debe confundirse con la Libidinosa que desnudan a los demás mientras se les cae la baba, causando alguna repulsión o rechazo.
La Ausente, que aunque la persona nos esté mirando a los ojos, se capta lejana, sus pensamientos divagan por otro camino, es una mirada serena pero distante.
La Sana, cuando se mira de frente, con serenidad. Se mantiene la mirada fija por lapsos de 5 segundos, con parpadeo frecuente. Se establece realmente un contacto con el otro, acompaña el discurso, transmite asertivamente la emoción del momento y permite realmente que el alma pueda asomarse a través de los ojos.

58 Compartir

Hay que tener los ojos bien abiertos para encontrar el amor. La mirada es el primer gesto que demuestra interés en otra persona y una de las mejores maneras de atraer a quien nos gusta. Hay varios tipos de mirada de amor, y en este artículo te explicamos el significado de cada uno.

Las miradas no son tan difíciles de descifrar, no necesitas un criptógrafo para hacerlo. Lo importante es saber cuáles son los gestos clave que debes identificar y cómo interpretarlos. Los 9 tipos de miradas de amor:

Nivel -1: Ningún contacto visual de manera intencional

Este es el nivel más bajo de contacto visual, porque no hay ninguno. Ocurre cuando la persona hace un esfuerzo consciente, incluso extremo, para no mirarte. La ausencia consciente de la mirada dice mucho sobre una persona y lo que piensa de ti.

En los niveles de la intimidad sexual, el nivel -1 es el sótano. Es la anti-intimidad. La señal no verbal de un «date por vencido». Es la forma en la que una persona te dice “Aléjate de mi, bicho raro”, sin siquiera tener que abrir la boca o gesticular.

La falta de contacto visual suele ocurrir cuando la otra persona se siente incómoda, cuando no le interesas o cuando abiertamente le desagradas.

El contacto visual de nivel -1 puede ocurrir dentro de una conversación. Así que el hecho de que esa persona te siga hablando, no significa que se sienta cómoda contigo. Si la ponemos en la escala de tipos de miradas de amor, esta es una mirada sin interés romántico.

Nivel 0: Cero contacto visual (involuntario)

Si una persona no hace contacto visual contigo de manera involuntaria, refleja más su falta de atención a tu presencia. En la mayoría de los casos, significa que o no ha notado que estás ahí o ni siquiera te conoce.

Muchas veces puede ocurrir que la persona no te ve porque está ocupada y su atención está enfocada en algo más, o simplemente no le pareces interesante. Por eso este tipo de mirada no es de amor, es más bien de desconocimiento.

Si quieres lograr sus miradas, y que éstas sean de amor, lo que debes hacer es buscar la manera de ponerte en el radar de esa persona. Llama tu atención, y más nunca verás que sus ojos evitan a los tuyos.

Nivel 1: Vistazo inconsciente

Un vistazo no intencional ocurre en ese momento en que alguien te mira y voltea inmediatamente hacia otro lado, aunque ni siquiera sea consciente de lo que ve. Básicamente sus ojos están vagando y, por coincidencia, su mirada se encuentra con la tuya.

La clave en este caso es que su consciencia no registra nada de lo que ve en ese momento, ya que no se está fijando en lo que observa.

Al igual que en el nivel 0, este nivel de contacto visual es neutral. La mayoría de las personas no prestan atención a lo que ven la mayoría del tiempo. Debes encontrar la manera de que verte se convierta en algo que lo saque de esa distracción.

Nivel 2: Vistazo consciente

Este segundo nivel de contacto visual implica que ya has tenido una impresión en esa persona. Te conoce y te echa un vistazo de forma consciente. Esto implica voluntad: quiere verte, aunque sea un instante.

Esto ocurre cuando sus miradas se encuentran y casi inmediatamente voltea de forma consciente, ya sea por timidez, incomodidad o desinterés. Con tantas posibles opciones, ¿cómo saber por qué volteó la mirada?

Estudios del lenguaje corporal señalan que cuando una persona rompe el contacto visual mirando hacia un lado es indiferente (es decir, no se siente atraída). Pero independientemente de hacia dónde volteó, si lo hizo de forma inmediata generalmente se debe alguna de estas opciones:

1. Se sintió atraído y momentáneamente cohibido cuando sus miradas se cruzaron.

2. No está interesado y quiere evitar hacer contacto visual por completo.

La mayoría de las personas no se sienten cómodas manteniendo contacto visual con extraños. Lo importante no es si volteó -o no- la mirada, sino qué fue lo que provocó que decidiera voltear y romper el contacto visual.

Nivel 1 vs. Nivel 2 ¿Cómo diferenciarlos?

La diferencia del significado entre estos dos primeros niveles de contacto visual es sutil y difícil de saber si no conoces a la persona. Es fácil confundir un vistazo rápido por interés con una mirada distraída y ausente.

Toma tiempo obtener la la destreza para diferenciar estos tipos de mirada. Es imposible estar 100% seguro de las intenciones de otra persona, pero la experiencia permite que tus suposiciones tengan mayor probabilidad de ser acertadas

Un buen ejercicio para alguien que es nuevo en en arte de ligar o para alguien tímido es nunca romper el contacto visual con alguien antes de que esa persona lo rompa contigo.

Cuando salgas a caminar haz contacto visual con las personas que te parezcan interesantes o atractivas. Te sentirás incómoda al mirar a los ojos a personas extrañas, pero esa es la idea. Practicar hasta que se sienta natural es una forma de darle un empujoncito a tu confianza.

Así dejarás de ver figuras y sombras. Si le interesas a alguien, será más fácil que lo notes.

Nivel 3: Vistazo y medio

En este nivel ya hablamos de interés evidente, aunque sea poco. El vistazo y medio es sutil, difícil de notar sin mucha práctica.

Ocurre cuando alguien te mira y rompe el contacto visual como lo hace normalmente, pero mantiene la mirada por una fracción de segundo más de lo normal. Estamos hablando de 1/4 de segundo más.

Mientras que el contacto visual de nivel 2 puede durar medio segundo, el de nivel 3 durará 3/4 de segundo. La mente humana está programada para pasar más tiempo mirando las cosas que encuentra atractivas, la mirada dura un 50% de lo habitual porque llamaste su atención.

No es para lleves un cronómetro contigo, pero si la mirada dura más tiempo de lo normal, te darás cuenta.

¡Atenta! Cualquier contacto visual de este nivel hacia adelante es un fuerte incentivo para iniciar una conversación.

Nivel 4: Doble vistazo

Todas las veces que hagas contacto visual con alguien atractivo y esa persona mire hacia otro lado, mantén la mirada un par de segundos más. Lo más seguro es que un porcentaje de esas personas te voltearán a ver una segunda vez.

En la mayoría de las ocasiones, esto es una clara señal de interés físico y un 95% de las interacciones que inicies con esa persona serán bien recibidas.

Es curioso que incluso en el nivel 4 del contacto visual la mayoría de las personas siguen siendo inconscientes de la duración de sus miradas.

Aunque estén distraídos, el inconsciente siempre reacciona a cosas interesantes, atractivas o intrigantes. Si sus ojos vuelven a buscar los tuyos, es una muy buena señal.

Nivel 5: La mirada

Aquí decimos adiós a los vistazos. En este nivel hablamos de miradas directas y sostenidas por un rato. Es un sólido contacto visual que se mantiene por dos o tres segundos.

Cuando el interés no es recíproco, este tipo de mirada es la que se convierte en la infame «mirada incómoda» o «mirada de acosador». Pero en los casos en que sí hay atracción mutua, la mirada sostenida es el momento ideal para dar el primer paso de una conversación.

En la escala de tipos de miradas de amor, la mirada sostenida es una clara señal de interés y atracción.

Nivel 6: La mirada sonriente

¿Te ha pasado que te sonríen y crees que con la persona detrás de ti? Dicen que la vida está llena de sonrisas que no son para uno, pero esto no es necesariamente cierto. Solo hay que saber ver lo que es para nosotros. Es otra muy buena razón para practicar tus miradas con extraños.

El nivel 6 de los tipos de miradas de amor es la mirada que viene acompañada de una sonrisa. Si la mirada ya es una clara señal de que esa persona está interesada el ti, aventarte una sonrisa es anunciártelo con señales de neón.

Si alguien que te parece atractivo te da una mirada de nivel seis, es una gran oportunidad para acercarte a conversar o dejar que busque hablar contigo.

Nivel 7: La mirada que desviste

Esta se refiere a un contacto visual que se mantiene, lo acompaña una sonrisa y también un ligero descaro de quien no siente vergüenza de expresar su atracción sexual.

La mirada que desviste es el primer nivel de las miradas de amor que hace un gran brinco de un «simple interés, atracción o curiosidad» a «quiere acostarse contigo».

Este nivel de mirada no oculta su intención. Es todo el interés que puede caber en una mirada. Es una persona que deja sus puertas completamente abiertas y con una señal de «Bienvenida» para ti.

Pero aguas, que cuando el interés no es recíproco éste tipo de mirada es incómodo. Si eres hombre y de forma regular desvistes con la mirada a las mujeres que te interesan, si no te corresponden … deténte.

Nivel 8: Mirada de ensueño

La mirada de ensueño sucede cuando hay sentimientos involucrados. Es esa mirada que encuentras al lado de la cama cuando despiertas y tu pareja te sonríe entre dormido y despierto, cuando todavía está cerca de la inconsciencia.

Es la forma en la que dos personas se miran entre apapachos y caricias o cuando hacen sonidos lindos mientras rozan sus narices.

La mirada de ensueño casi nunca pasa antes de que tengan relaciones, es un nivel de intimidad superior. Generalmente empieza luego de uno o dos meses de relación, aunque puede suceder en tan solo un par de noches juntos.

Asumiendo que el sentimiento es mutuo, la mirada de ensueño es increíble. Es el contacto visual más íntimo y romántico que una persona puede darte. Siglos de literatura y cine han prosperado a partir de lo que significa esta mirada.

Nos guste admitirlo o no, es lo que la mayoría de nosotros buscamos a largo plazo. Así que cuando lo encuentres, disfrútalo. Y si te preguntas cuál es su lugar entre los tipos de miradas de amor: es l máxima mirada romántica que podrás encontrar.

¿Y si no es correspondida?

Si el sentimiento no es mutuo y esta mirada no se refleja en el rostro de la otra persona, es posible que sientas dolor por un corazón roto.

El amor no correspondido no es divertido para nadie. Hacer llorar a los ojos que te miraron de esa forma hace que pese más el corazón. Los ves llorar y te inundas.

Si éste es tu caso, mantén la calma. Solo sé honesto y dile las cosas de frente, rompe la relación que tengan con respeto y dignidad. La vida nos recicla a todos.

Nivel 9: Los Ojos locos

El último nivel de contacto visual no se entiende en toda su dimensión hasta que lo experimentas. Cuando te ocurre, esa mirada permanece en tu cabeza por un largo tiempo, incluso sin que esté esa persona presente.

Es una mirada que te persigue. Está en todos lados y en ninguno. Son los ojos del tipo que te despertó a las tres de la mañana casi tumbando tu puerta porque nunca le regresaste la llamada. Es la mirada de la mujer que finge estar embarazada porque cree que así vas a estar con ella.

Los ojos locos significan ilusión enfermiza, emoción desesperada y la pérdida completa de control sobre la realidad. Esta mirada a menudo viene con una orden de restricción.

Significado de las miradas de amor

Las miradas de amor pueden tener muchos significados, desde curiosidad o interés hasta atracción sexual o romántica. Debes tener cuidado cuando intentes descifrar el significado de una mirada, son fracciones de segundo lo que diferencia las intenciones.

Un mal análisis puede generar malentendidos o desilusiones con otras personas.

¿Cuál es el significado de las miradas fijas?

Las miradas fijas significan interés y atracción. Mientras más tiempo mantenga la mirada, mayor es su interés. Aún más si viene acompañada de una sonrisa.

Fotos de los tipos de miradas

No necesitas fotos sobre los distintos tipos de miradas, basta con que te fijes en el tiempo que te miran y si es una sola vez o te vuelven a ver. El tiempo que te sostienen la mirada dice mucho del interés que hay detrás de sus gestos.

¿Qué significa la mirada fija y sostenida?

Una mirada fija y sostenida es una clara señal de interés. Las personas generalmente nos cohibimos cuando miramos a alguien que nos mira de vuelta, así que si esa persona te mira durante más tiempo de lo normal, es una clara invitación para que te acerques a hablarle.

¿Qué significa la mirada profunda?

La mirada profunda es otra clara señal de interés. Mientras más tiempo te miren, mayor es la curiosidad o atracción de esa persona hacia ti.

Aunque también depende quién y cuándo te esté viendo. Si es alguien que ya conoces y en plena conversación te mira de esa manera, puedes estar seguro de que está poniendo atención.

¿Qué significa que una persona te mire fijamente a los ojos?

Una persona puede mirarte fijamente a los ojos por varias razones, unas son conscientes y otras inconscientes. Puede ser interés o simple ruta de su mirada. Si quieres saber lo que una mirada dice, vuelve a revisar nuestra guía de los tipos de miradas del amor.

¿Qué significa no mirar a los ojos al hablar?

Cuando alguien habla contigo sin mirarte a los ojos puede ser por dos razones: se siente avergonzado o te está mintiendo. Aunque debes tener en cuenta que no toda la gente se desenvuelve de la misma manera.

Si estás tratando con alguien muy tímido y su nivel de confianza no es muy alto aún, mirará hacia otro lado constantemente. Si es alguien con quien hablas seguido y éste comportamiento no es muy frecuente, tal vez te esté mintiendo u ocultando algo.

¿Qué significado tiene la mirada?

La mirada, o su ausencia, puede tener muchos significados: desde un claro «no me interesas» hasta un «eres el amor de mi vida». El significado de cada mirada depende de las intenciones que tenga la persona. Revisa de nuevo nuestra guía para que puedas interpretarlas.

¿Qué significa hacer contacto visual con un chico?

En principio, hacer contacto visual con un chico puede significar muchas cosas. Más que la mirada, es importante identificar cuánto tiempo sostienen el contacto visual y si éste es consciente.

Puede ser desde un vistazo inconsciente e involuntario hasta una invitación para que te acerques.

Cuando le gustas a un hombre, ¿cómo te mira?

Cuando los labios no pueden decirte lo que sienten, los ojos lo hacen. Un hombre al que le gustas te mirará con mucho cariño, atención y durante mucho tiempo. Incluso cuando no lo estás viendo.

¿Cuál es la importancia de la mirada?

¿Por qué analizar los ojos? El contacto visual es importante porque expresa las emociones, especialmente cuando estás saliendo con alguien e intentas medir el grado de atracción que tiene esa persona hacia ti.

Es muy útil tener un entendimiento básico de lo que los ojos comunican. Sus expresiones pueden revelar atracción, cariño, hasta molestia. Saber leer lo que la mirada revela es una buena herramienta para atraer personas, evitar conflictos y mejorar tu comprensión de los demás.

Se dicen muchas cosas sin hablar, especialmente con los ojos. Se puede explicar el universo con la mirada. Solo hace falta saber en qué fijarse para entender el mensaje.

Ya sea desinterés o amor en toda su expresión, saber los tipos de miradas de amor y su significado te puede ayudar a descubrir nuevas relaciones románticas o, por lo menos, a evitar muchos malentendidos.

El Significado de las Miradas y el Movimiento de los Ojos

Te explicamos cuál es el significado de las miradas dependiendo de los movimientos oculares para conocer mejor a otras personas. Qué significa mirar hacia arriba, hacia abajo, hacia la derecha, hacia la izquierda… y cuál es su relación con le cerebro y los pensamientos.

¿Sabías que las miradas y el movimiento de los ojos en las personas nos pueden dar mucha información sobre su forma de pensar? En este reportaje vamos a ocuparnos de lo que en PNL (Programación Neurolingüística) se llaman “Claves de Acceso Ocular“. Esta información resulta de suma importancia para los terapeutas, pues supone una suculenta fuente de información sobre los patrones de pensamiento de las personas.

Sin embargo, observar la mirada y el movimiento de los ojos también resulta muy interesante a nivel particular ya que, por un lado, nos ofrece datos sobre la persona con la que estamos hablando y ello nos puede ayudar a empatizar mejor con la gente que nos rodea y, por otro, también nos puede ayudar a ordenar ideas, conceptos y ser más eficaces a la hora de cumplir nuestros objetivos.

En este reportaje te explicamos para qué sirve observar el movimiento de los ojos y qué significado tienen las miradas… ¡Presta atención! Lo primero, saber de qué estamos hablando:

¿Qué son las claves de acceso ocular?

Las áreas oculares (superior, inferior, derecha, izquierda, etc.), es decir, las zonas hacia donde miramos, están relacionadas con distintas áreas del cerebro que se encargan de procesar distintos tipos de información.

Las claves de acceso ocular es una parte muy importante estudiada en PNL que sugiere, a través de numerosos estudios llevados a cabo por los padres de la PNL (Bandler y Grinder) que las personas movemos los ojos de manera automática en diferentes direcciones dependiendo de lo que estamos pensando. Estos patrones o zonas relacionadas entre cerebro/campo-ocular son idénticas en las mayoría de las personas. No obstante, hay quien tiene estas áreas invertidas, especialmente las personas zurdas, por lo que es importante no tomarlo al pie de la letra y comprobar a través de la experiencia si una persona en concreto tiene los campos invertidos o no. Hacer la prueba es muy fácil. En seguida te diremos cómo hacerlo.

    • Capo visual izquierdo (mirar hacia la izquierda)

      Cuando miramos hacia nuestra izquierda nos estamos poniendo en contacto con un recuerdo, con una experiencia ya vivida, algo sobre lo cual ya tenemos experiencia.

    • Capo visual derecho (mirar hacia la derecha)

      Cuando miramos hacia nuestra derecha nos estamos poniendo en contacto con una construcción mental, algo inventado, algo imaginado, algo de lo cual no tenemos una experiencia directa. De ahí que, cuando una persona mira hacia la derecha al contar algo supuestamente real, podemos presuponer que está mintiendo… algo bastante cuestionable por los muchos matices que es necesario tener en cuenta, obviamente.

    • Campo visual superior (mirar hacia arriba)

      El campo visual superior (mirar hacia arriba) nos pone en contacto con el sistema visual. Es decir, utilizamos esta zona ocular para recordar o inventar imágenes.

    • Campo visual medio (mira hacia el medio)

      El campo visual medio (mirar hacia la derecha o hacia la izquierda a la altura de los ojos) nos pone en contacto con el sistema auditivo. Es decir, utilizamos esta zona media para recordar o inventar sonidos, palabras, música, etc.

    • Campo visual inferior (mirar hacia abajo)

      El campo visual inferior (mirar hacia abajo) nos pone en contacto con emociones, sentimientos, sensaciones y nuestro diálogo interno.

El significado de las miradas

A modo de resumen, este es el significado de las miradas:

    • Mirar hacia arriba a mi derecha: Estoy construyendo una imagen visual no experimentada
    • Mirar hacia arriba a mi izquierda: Estoy recordando una imagen visual experimentada
    • Mirar de lado hacia mi derecha: Estoy construyendo un sonido, una palabra, una melodía, una conversación no experimentada
    • Mirar de lado hacia mi izquierda: Estoy recordando un sonido, una palabra, una melodía, una conversación experimentada
    • Mirar hacia abajo a mi derecha: Estoy poniéndome en contacto con un sentimiento, recordando una caricia, frío, calor, un sabor, un olor, etc.
    • Mirar hacia abajo a mi izquierda: Estoy hablando conmigo en un diálogo interno

Te en cuenta que cuando observes a una persona que no eres tú, lo verás invertido, es decir, su izquierda será tu derecha y viceversa…

¿Cómo hacer la prueba?

Para saber si tú u otra persona tienes o tiene el sistema invertido, realiza las siguientes preguntas y observa atentamente la dirección automática de la mirada:

    • Describe la decoración de tu salón (la persona debería mirar hacia su campo visual superior izquierdo para recordar cómo es su salón)
    • Imagina cómo te quedaría el pelo de color verde (la persona debería mirar hacia su campo visual superior derecho para imaginar cómo quedaría ese color en su cabello)
    • ¿Qué es lo primero que has dicho esta mañana? (la persona debería mirar hacia su campo visual medio izquierdo para recordar las palabras)
    • Di mariposa al revés (la persona debería mirar hacia su campo visual medio derecho para construir esta nueva palabra)
    • ¿Cómo te sentiste la primera vez que te besaron? (la persona debería mirar hacia su campo visual inferior izquierdo para ponerse en contacto con sentimientos y emociones)
    • Recita para ti [email protected] tu poema favorito (la persona debería mirar hacia su campo visual inferior derecho para establecer un diálogo interno)

Si la reacción en el movimiento ocular es la contraria, es que la persona en cuestión tiene los sistemas invertidos. Para hacer la prueba con una persona, conviene no decirle nada ni ponerla en antecedentes para que sus miradas sean automáticas y naturales, en lugar de forzadas.

¿Para qué sirve observar las miradas?

Teniendo esto en cuenta, al observarnos u observar a otras personas, podemos claramente obtener algunos beneficios:

    • El área de una persona

      Por lo general, todos utilizamos un área con más frecuencia que otra y nos sentimos más a gusto desde un territorio específico. Por ejemplo, si una persona suele mirar repetidamente hacia abajo mientras habla, es probable que se trate de una persona que se mueve desde los sentimientos, desde lo emocional o que tenga frecuentes diálogos internos y una vida interior rica, por lo que, para hacernos entender con esa persona y poder entenderla a ella, convendría hablarle y explicarle argumentos desde el terreno emocional, es decir, hablarle de sentimientos y emociones. Si, en cambio, una persona suele utilizar el campo medio, es probable que esa persona se maneje mejor desde la palabra, por lo que convendría dirigirnos a esa persona desde lo intelectual, con argumentos claros y un lenguaje fluido, si queremos mejorar la relación con ella. En definitiva, el área hacia la que una persona se dirija con más frecuencia, nos estará diciendo a qué cosas le da más importancia la persona o desde qué territorio se maneja mejor.

    • Potenciar áreas y conseguir objetivos

      En PNL se utilizan recreaciones mentales con mucha frecuencia para cambiar patrones de conducta, emociones y pensamientos invalidantes del inconsciente fijando visiones, palabras o emociones nuevas que nos ayuden a conseguir objetivos. Para que estos ejercicios tengan mayor efecto, conviene utilizar las áreas oculares apropiadas. A continuación, te explicamos un pequeño ejercicio que puedes utilizar para lograr ese objetivo con el que estás soñando. Te explicamos cómo a continuación:

Ejercicio para lograr objetivos utilizando el campo visual

    • Paso 1: Con los ojos abiertos, dirige la mirada hacia arriba a tu izquierda y recuerda alguna ocasión en la que no hayas logrado ese objetivo que quieras conseguir. Por ejemplo, si lo que quieres es cuidar tu alimentación, imagínate tumbada en el sofá comiendo toneladas de donuts. Recrea la escena con todo lujo de detalles: qué cosas hay en la habitación, cuánta luz, qué suena, cómo te sientes, qué ropa llevas, etc.
    • Corta: Cierra los ojos, respira profundamente y rompe con el pensamiento anterior recordando tu canción favorita durante 2 o 3 segundos.
    • Paso 2: Abre los ojos de nuevo y dirige la mirada hacia abajo a la izquierda. Piensa en los recursos que necesitas para alimentarte bien y siéntelos profundamente. Por ejemplo: fuerza de voluntad, entusiasmo, confianza, disciplina, etc. Siente todos esos recursos dentro de ti.
    • Corta: Cierra los ojos, respira profundamente y rompe con el pensamiento anterior pensando en tu color favorito.
    • Paso 3: Abre los ojos de nuevo y dirige la mirada hacia arriba a la derecha. Imagina la misma situación de antes pero con los recursos necesarios: ¿Cómo sería la nueva escena? Por ejemplo: Imagina que en lugar de estar tumbada estás sentada, que tienes un deliciosos zumo de naranja fresquito, que te levantas y sientes unas ganas irrefrenables de hacer yoga, etc. Procura visualizar la escena con detalles: colores, olores, sonidos, brillos, luz, etc.
    • Corta: Cierra los ojos, respira profundamente y rompe con el pensamiento anterior sintiendo si tu nariz está fría o caliente durante 2 o 3 segundos.
    • Paso 4: Abre los ojos de nuevo y dirige la mirada hacia abajo a la derecha. Disfruta de las emociones generadas con la visualización anterior: tu sensación de fortaleza, tu disciplina, tu seguridad. Regocíjate en la sensación de triunfo.

Repite este ejercicio todos los días cuantas veces sea necesario hasta que se ejecute una nueva programación en tu cerebro y realmente utilices esos recursos que, en verdad, ya están dentro de ti 🙂

Además de la dirección y el movimiento de los ojos y las miradas, si quieres conocer las intenciones y los patrones de pensamiento de una persona, te aconsejamos que leas sobre el rostro y la personalidad y sobre el significado de los colores.

TIPOS DE MIRADAS

Los ojos son el espejo del alma.
Podemos deducir el estado de ánimo de una persona y su conexión con la realidad por su mirada. Con la mirada obtenemos y damos reconocimiento y nos conectamos y comunicamos con los demás.
Los tipos de miradas más comunes son:
La seductora, cuando una persona desea flirtear con otra, la persona baja un poco el mentón, mira de frente, con los ojos semiabiertos, mirada profunda, cargada de sensualidad, cierto placer. Dura un poco más de la mirada normal.
La Paranoica, que expresa desconfianza y temor. La persona se siente amenazada, tiende a no fijar la mirada de frente, sino a mover la pupila horizontalmente, mirando hacia los lados izquierdo y derecho.
La Vacía, sin color ni energía, es poco expresiva, se mira fijamente, pero no al interlocutor, sino hacia el piso o al infinito.
La Perdida, del psicótico, es extraña, extraviada, no establece contacto visual y si lo hace es por poco tiempo.
La Ingenua, clara, limpia, acompañada de otros gestos como sonrisa dulce al mirar, se capta honestidad y sinceridad espontánea.
La Esquiva, que expresa cierto temor a ser descubierto o reconocido por algo, bien sea que la persona está mintiendo u ocultando información.
La Profunda, característica de personas espirituales, es transparente y se mira fijamente pero con suavidad.
La Triste, que tienen personas con «ojos caídos», ocasionalmente están enrojecidos o llorosos.
La de «Mal de Ojo», que la tienen personas de mirada muy fuerte, fija. Asociada a la creencia de que son maléficas, cargadas de envidia y que pueden llegar a producir quebrantos en la salud de otros.
Las propias Miradas que matan, expresión utilizada popularmente para designar el deseo de muchas personas al mirar con odio, rabia y recelo.
La Retadora, con la ceja levantada, dientes apretados, ojos que miran fijo, de frente, que escudriñan.
La Amorosa, cargada de afecto positivo, profunda, suave, idealizada, la cual no debe confundirse con la Libidinosa que desnudan a los demás mientras se les cae la baba, causando alguna repulsión o rechazo.
La Ausente, que aunque la persona nos esté mirando a los ojos, se capta lejana, sus pensamientos divagan por otro camino, es una mirada serena pero distante.
La Sana, cuando se mira de frente, con serenidad. Se mantiene la mirada fija por lapsos de 5 segundos, con parpadeo frecuente. Se establece realmente un contacto con el otro, acompaña el discurso, transmite asertivamente la emoción del momento y permite realmente que el alma pueda asomarse a través de los ojos.

La mirada: Significado de diferentes tipos de miradas

SIGNIFICADO DE LAS MIRADAS

La mirada es una de las herramientas más importantes de la comunicación no verbal, y el punto de partida de la escucha activa. Nos permite establecer conexión, o no, con los demás y es de suma importancia a la hora de escuchar a los demás.

Quizás de pequeño te enseñaron a mirar a los dos lados de la calle antes de cruzar. Sin embargo, no hizo falta que alguien te explicara la importancia de establecer contacto visual con el conductor de un vehículo que reduce la velocidad para dejarte pasar. Lo has aprendido solo. Son la intuición y el instinto trabajando en equipo por tu supervivencia: cuando el coche se acerca, buscas sin querer la mirada de quien lo conduce, y no te quedas tranquilo hasta que ambos se miran simultáneamente a los ojos.

Aunque no conozcas de nada a la persona sentada tras el volante, de pronto te inspira una confianza que hasta ese momento no sentías. Basta un cruce de miradas para poner tu integridad física en manos de un perfecto desconocido. Lo hacemos casi a diario, de forma automática y sin reparar en ello. Hasta ese extremo llega el poder de la mirada.

Si tienes interés en aprender más sobre el poder del lenguaje corporal, puedes solicitar información sin ningún tipo de compromiso en el siguiente formulario o puedes luego de completarlo seguir leyendo el artículo sobre las miradas.

MIRADA SEDUCTORA

Tener unos ojos bonitos no tiene nada que ver con poseer una mirada seductora. Una mirada es más que eso, ya que se compone, además de los ojos, por las cejas, la frente y por la expresión facial.

Podemos identificar que la foto de más abajo presenta una barbilla hacia adentro, el cuello no parece tan largo, de esta forma hace parecer que nos mira desde abajo y eso denota sensualidad. Otra gran diferencia son los ojos entrecerrados, como si el parpado pesara. Hace parecer que la mirada está enfocada en un objetivo.

En esta imagen de Marilyn Monroe vemos otra mirada muy sensual, que contrasta con la anterior. Aquí no se le ven casi los ojos, tiene los parpados más cerrados que la foto anterior. Lo que sucede con esto es que el contraste entre cerrar los ojos y abrir la boca es lo que hace a este mensaje ambiguo y logra sensualidad. Además, tiene la cabeza levantada, hace parecer que mira desde arriba a otra persona.

La mirada por encima del hombro es como decir: “me interesa la persona que tengo detrás aunque yo voy hacia delante”. La clave aquí está en la sonrisa, sino podría ser de desconfianza.

En los hombres una mirada seductora puede ser una mirada seria, que transmita preocupación o un poco de agresividad que se transmite en las arrugas.

La ceja levantada denota seriedad, es una forma de decir soy un hombre muy serio estoy en mis asuntos, pero te estoy observando.

MIRADA INDISCRETA

Estas miradas tienen que ver con lo que miras y por cómo miras. Hay miradas indiscretas cuando observamos a los demás sin que se den cuenta, entramos en sus vidas, de este punto de vista hay indiscreción. Existe otra manera que es cuando alguien mira a los demás de una forma descarada, sin pudor, es una mirada que molesta. Este tipo de miradas es algo natural en el humano, ya que necesitamos saber de los demás, conocerlos para saber si resulta algún tipo de amenaza.

MIRADA EN SOCIEDAD

Hay formas de mirar que no resultan educadas o convenientes para vivir en sociedad. Todos pasamos por un proceso de educación en el cual aprendemos qué podemos mirar, cuando o a quien. Estos filtros los aprendemos de niños, ya que estos tienen una tendencia a mirar sin estos filtros y es ahí donde se les dice que no miren tan fijamente o que disimulen su mirada. Todo esto tiene que ver con la sociedad en la cual vivimos, ya que el mirar fijamente puede resultar molesto entonces los padres enseñan a sus hijos a no mirar de esta forma, por ejemplo.

El control de estas miradas y adaptarlas al tipo de cultura en la que vivimos es fundamental para tener buenas relaciones con los demás, ya que es una forma de comunicación.

MIRADA INVASIVA

Esta mirada está ligada con la forma en la que miramos, es como repasar de arriba abajo a la otra persona acompañada con la expresión del rostro. La intensidad, la proximidad y el mirar fijamente por varios minutos están ligado con la mirada invasiva. Hay que tener en cuenta que este tipo de miradas no solo está relacionado con mirar a alguien más, sino con mirar los objetos o las cosas del otro con mucha intensidad. Un ejemplo muy común es mirar el celular de la persona que se encuentre al lado.

MIRADA DOMINANTE

Las formas de mirar son diferentes según el poder o el objetivo. Las personas dominantes que quieren demostrar este poder miran menos a las personas de su entorno, por ejemplo, un jefe mira menos a sus subordinados que viceversa. Esto quiere decir que él decide cuándo va a dirigirse a ellos, si no les mira es porque no le interesa establecer un canal de comunicación.

CURSO DEL MOMENTO

22.2% Hot 1540

Comunicación No Verbal Online

$ 135 $ 105 8 Semanas Julieta Korenman

PARA AUTOCONOCERSE Y CONOCER A LOS DEMÁS

El primer nivel de nuestra Certificación en Comunicación No verbal disponible para realizar en forma virtual.

Otra forma de demostrar poder es mirar fijamente a alguien para decirle yo tengo influencia sobre ti o incluso dar una orden mirando fijamente. Este tipo de mirada es útil para las personas que van a dar una clase o charla ante el público. Una recomendación es mirar fijamente y de manera intensa a las personas aparentemente conflictivas, mientras das la charla, para de esta manera ejercer presión sobre ellas, es una manera de decirles que tú tienes el poder en ese momento.

La mirada de negocios o poder

Cuando se está hablando de negocios se debe imaginar un triángulo en la frente de la otra persona. Entonces si se mantiene la mirada dirigida a esa zona y no baja por debajo de los ojos se percibe seriedad y el otro percibirá que usted habla en serio.

La mirada social

Cuando la mirada cae por debajo del nivel de los ojos se desarrolla una atmósfera social En los encuentros sociales la mirada se dirige al triángulo formado entre los ojos y la boca.

La mirada íntima

Recorre los ojos, pasa por el mentón y se dirige hacia otras partes del cuerpo. Si la persona está interesada devolverá una mirada del mismo estilo.

LA MIRADA DENTRO DE LA COMUNICACIÓN NO VERBAL

La mirada es solo uno de los puntos que estudia la kinesia, uno de los 5 sistemas que conforman el mal llamado lenguaje corporal, dado que su nombre real es Comunicación No Verbal. Los otros 4 sistemas de la comunicación no verbal son el paralingüístico, proxémico, diacrítico y cronémico.

Si te interesa la comunicación no verbal, podrás encontrar en nuestro blog la historia de la comunicación no verbal, la importancia de la comunicación no verbal, los sistemas de la comunicación no verbal, uso de la comunicación no verbal en entrevistas de trabajo, y uso de la misma en reuniones, y muchos artículos más sobre el lenguaje corporal. También puedes visitar nuestro página cursos de comunicación no verbal con diploma internacional.

Artículo sobre la importancia de la mirada y el significado de cada mirada dentro del lenguaje corporal o comunicación no verbal.

Test: ¿qué dicen tus ojos de ti?

«Los ojos son el espejo del alma» y en muchas ocasiones pueden revelar nuestros sentimientos más íntimos. Se puede «fulminar con la mirada» e incluso hay «miradas que matan»… Pero nuestros ojos nos delatan cuando no podemos evitar poner «ojitos de enamorada» al ver a esa persona tan especial o cuando nos sentimos tristes y los ojos se nos «ponen vidriosos»… Hay muchos tipos de miradas y todas quieren decir algo.

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Cada tipo de ojos esconde un significado distinto tras de sí y son capaces de mostrarnos datos sobre la personalidad, el carácter, indicarnos el estado de ánimo e incluso llegar a definir perfectamente a una persona.
¿Te consideras una chica tímida? O por el contrario, ¿eres atrevida? ¿Tus amigas siempre te dicen que eres auténtica? Los distintos tipos de miradas nos pueden dar muchas pistas sobre cómo es una persona… ¿Tú cómo eres? Si quieres saber qué dicen tus ojos de ti y cómo te ven los demás a través de tu mirada, ¡haz nuestro test!

Tipos de miradas: algunas curiosidades

¿Sabías que las miradas forman parte del lenguaje corporal? Y por tanto, si aprendemos a interpretarlas, puedes averiguar qué piensa o cuál es el estado de ánimo de una determinada persona. De hecho, el lenguaje visual es el principal elemento de conexión los demás. A lo largo de los años la psicología ha dado algunos significados a los diferentes tipos de miradas. Por ejemplo, una mirad huidiza o una tensa acompañada de un entrecejo fruncido transmiten inseguridad.

Si alguien nos mira fijamente durante una conversación o bien desvía la mirada repetidas veces sin explicación, nos transmite inevitablemente cierto recelo y poca credibilidad. Aunque también puede ocurrir que estemos ante un acto de coqueteo si nos encontramos con una mirada que parpadea exageradamente.

¿Y tú? ¿Cuál es tu mirada más característica?

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Test: ¿cómo de miedosa eres?
Test: ¿Cuáles son tus manías y qué dicen de ti?
Test: ¿Qué primera impresión transmites?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *