0

Todo un viaje

Libroficción

Todo un viaje. Silvia Abascal. Temas de Hoy. 2013. Tapa blanda. 288 págs. ISBN: 9788499983042. Papel: 18 €. E-book: 12,99

En la literatura de supervivientes a enfermedades no siempre se da testimonio sin resultar melifluo, pedante o místico. Hay de todo, pero abunda la quincalla. Hablo con conocimiento de causa porque hace tiempo, por pura desesperación y pensando encontrar soluciones donde no las había, leí muchos de estos libros.

Hacía ya que ni siquiera me fijaba en ellos, hasta que escuché a Silvia Abascal en una entrevista emocionante, con motivo de la presentación de Todo un viaje. La actriz cuenta en él cómo vivió y afronta hoy en día el ictus que sufrió en el Festival de Cine de Málaga en el 2011.

Su relato sorprende porque no parece haber mitificado la enfermedad, algo que suele ocurrir, con toda la lógica del mundo, cuando se sale de trances médicos muy duros, y el tono en el que se expresa es optimista pero sin ñoñería.

Todo un viaje merece la pena ser leído porque da buen rollo y hace pensar en lo frágiles y en lo fuertes que podemos llegar a ser. Lo recomiendo a quienes cuiden de enfermos. Silvia sugiere con prudencia, sin dar consejos, y nos anima a todos, también a los sanos, a luchar siempre en situaciones extremas como la que ella vivió.

El mensaje de la actriz trasciende su experiencia. En esa entrevista que me hizo decidirme a leer el libro, hablaba de la importancia de la sanidad pública y de las consecuencias fatales que ya estamos padeciendo por culpa de unos recortes que no deberían producirse de ningún modo. Lo decía bajito, como se expresa ahora a causa de su hiperacusia, pero muy claro: “Aquí no se puede recortar”.

Todos los viajes tienen un punto de partida y una meta. Para Silvia Abascal, ese viaje comenzó la tarde del 2 de abril de 2011, durante la gala de clausura del Festival de Cine de Málaga, cuando sintió un fuerte latigazo desde los oídos hasta el centro de la cabeza. Aún no lo sabía, pero estaba sufriendo un derrame cerebral. A partir de ese momento se abrió ante ella un camino totalmente distinto al que había seguido hasta entonces: tras la operación, el encuentro con un &laquo,espacio vacío&raquo, en el que pudo reconocer una valiosa oportunidad de creación. Un aprendizaje al que, según sus propias palabras, solo se puede acceder desde la humildad, el desapego y la valoración constante del hoy. En Todo un viaje, Silvia Abascal, una actriz acostumbrada a desenvolverse sobre los escenarios y ante las cámaras, alza la voz para contar en primera persona cómo afrontó esta compleja experiencia personal, cómo continúa día tras día reeducando sus sentidos, o cómo encara una nueva y más profunda empatía emocional. Alejada del miedo, la queja y la meta. Concentrada en el momento presente. Un relato cargado de fuerza sobre el modo en que, desde aquel día de 2011 y junto con los suyos, ha logrado abrazar los cambios con coraje, determinación, confianza y un inmenso optimismo.

Silvia Abascal regresa de «Todo un viaje»

Silvia Abascal sufrió un derrame cerebral en abril de 2011, justo antes de comenzar la gala de clausura del Festival de Cine de Málaga, del que ella misma era jurado. Hoy, Silvia se encuentra recuperada (sólo le queda completar del todo su capacidad auditiva) y ha contado toda su experiencia con la enfermedad en un libro que derrocha intimidad y primera persona: Todo un viaje.
«Empecé a escribir por mí y por los míos, como un ejercicio para mi recuperación, porque lo de escribir es un entrenamiento mental tremendo», nos cuenta Silvia Abascal en esta entrevista, una de las pocas charlas en vídeo que podrás ver de la actriz en referencia a este libro que nos descubre a una mujer fuerte, sentimental y sincera, tres ingredientes explosivos para un texto tan íntimo.
Uno diría que la Silvia Abascal de hoy es más fuerte y más consciente de nuestras debilidades, pero mantiene esa dulzura y atractivo que la caracterizan.
«Mis empatías y rechazos de siempre se han desarrollado muchísimo», nos dice. Y sentimos que hay una lección de vida en Todo un viaje, el libro de Silvia.

Todo un viaje de Silvia Abascal

Una lección de vida magistral, de como superar cualquier percance con buena actitud.

Hace unos años escribí un artículo que empezaba de la siguiente forma: “Hasta los 16 años mi padre no fue mi padre, era el hombre que solo se acostaba con mi madre.” Ese artículo atrajo a muchos curiosos a mi vida, no lo hice para provocar, tan solo fue una extraña declaración de intenciones del antes y el después del ictus que sufrió mi padre. Aquel derrame que nos hizo replantearnos la vida a todos, logró que conociera a aquel hombre maravilloso que tan solo lo oía roncar. Pasados los años tengo la sensación de haber vivido dentro de una extraña película que tuvo un final feliz, pero un argumento excesivamente duro.

Recuerdo la última vez que fui con mis padres al cine. A mi madre siempre le han interesado los dramones de segundas oportunidades sus películas favoritas son El príncipe de las mareas, El aceite de la vida y A propósito de Henry, al ver el tráiler en la televisión nos decidimos por ver esta última. El argumento es muy básico: “Un brillante y rico abogado es tiroteado durante un atraco a un supermercado. Su cerebro queda dañado y, además, sufre amnesia total: no recuerda nada de su vida anterior. A partir de ese momento, tendrá que aprender a hablar, a andar, a leer…” A los pocos meses de ver la película mi padre sufrió el ictus y nuestra vidas cambiaron con todo lo que eso supone.

Todo un viaje de Silvia Abascal editado por Temas de hoy ha sido como su título indica un viaje, un regreso al pasado. He vuelto a revivir la operación y la rehabilitación que sufrimos en su día toda la familia. Silvia sabe meterte en la historia, sabe describir muy bien todos y cada uno de los procesos a los que son sometidos los que sufren esta dolencia. Todos los viajes tienen un punto de partida y una meta. Para Silvia Abascal, ese viaje comenzó la tarde del 2 de abril de 2011, durante la gala de clausura del Festival de Cine de Málaga, cuando sintió un fuerte latigazo desde los oídos hasta el centro de la cabeza. Aún no lo sabía, pero estaba sufriendo un derrame cerebral. A partir de ese momento se abrió ante ella un camino totalmente distinto al que había seguido hasta entonces: tras la operación, el encuentro con un «espacio vacío» en el que pudo reconocer una valiosa oportunidad de creación. Un aprendizaje al que, según sus propias palabras, solo se puede acceder desde la humildad, el desapego y la valoración constante del hoy. En Todo un viaje, Silvia Abascal, una actriz acostumbrada a desenvolverse sobre los escenarios y ante las cámaras, alza la voz para contar en primera persona cómo afrontó esta compleja experiencia personal, cómo continúa día tras día reeducando sus sentidos, o cómo encara una nueva y más profunda empatía emocional. Alejada del miedo, la queja y la meta. Concentrada en el momento presente.

El ictus nos enseñó a vivir el presente más que nunca. Silvia Abascal es todo un ejemplo de valentía y de amor a la vida. Con ese coraje ha sabido capear el temporal de una enfermedad tan difícil como es un derrame cerebral. Todo un viaje es sin duda la crónica de una mujer valiente. Un libro esencial que nos enseña a enfrentarnos a la vida.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *