0

Tos fuerte en el embarazo

Tabla de contenidos

La Tos y el Resfriado Durante el Embarazo

La Tos y el Resfriado Durante el Embarazo: El Tratamiento y la Prevención

Cuando queda embarazada, su sistema inmunológico es probable de cambiar. Como resultado de estos cambios, es posible contraer un resfriado o tos en algún momento durante su embarazo. Además, la enfermedad puede durar más tiempo. La buena noticia es que a pesar de que es probable que se siente fatigada, los síntomas de un resfriado o gripe no suelen ser peligrosos para su bebé. Sin embargo, es importante tomar las medidas necesarias para evitar contraer un resfriado o tos durante el embarazo y tratarlo lo más pronto posible.

Cómo Prevenir una Tos o un Resfriado Durante el Embarazo

Con el fin de evitar contraer un resfriado o la tos, el paso más importante a tomar es la de mantener un estilo de vida saludable. Asegúrese de que usted está comiendo nutritivamente, obtener la cantidad necesaria de sueño, y hacer ejercicio. Además de esto, es importante que tome sus vitaminas prenatales, así como los probióticos.

Lávese las manos con regularidad. Si usted sabe que está cerca de alguien que está luchando con un resfriado, evite tocar sus manos o comer después de ellos. Haga un esfuerzo extra para lavarse las manos con más frecuencia cuando está cerca de los que tienen un resfriado o tos.

Cómo Tratar un Resfriado o Tos Durante el Embarazo

Si a usted le da un resfriado o tos , trate de hacer lo siguiente:

  • Descansar lo suficiente– Tomar siestas, dormir toda la noche, y sentarse a relajarse. Estas son buenas maneras de darle a su cuerpo un tiempo muy necesario de inactividad. Aprenda más sobre la importancia del reposo en cama durante el embarazo.
  • Beba mucho líquido – Tome agua, jugo o caldo para agregar los líquidos necesarios de nuevo en su cuerpo.
  • Comer bien – Coma bien – Aun si no puede aguantar comidas más grandes, trate de comer porciones pequeñas más frecuente.

Para su propia comodidad, es importante tratar los síntomas asociados con el resfriado o la tos.

Si a usted le da un resfriado o tos, trate de hacer lo siguiente:

  • Reduzca la congestión – Coloque un humidificador en su habitación, mantenga la cabeza elevada sobre la almohada mientras descansa, o usar tiras nasales.
  • Aliviar el dolor de garganta – Chupe hielo, beber té caliente, o hacer gárgaras de agua tibia con sal.

Lo mejor es reducir el número de medicamentos de venta libre que usted toma. Muchos medicamentos que normalmente se usan para tratar los síntomas de los resfriados no son seguros durante el embarazo. La siguiente es una lista de medicamentos que no representan riesgo para el bebé durante el embarazo; sin embargo, lo mejor es consultar con su médico antes de tomar cualquier medicamento para aliviar los síntomas.

  • El acetaminofeno (Tylenol es decir) se puede usar para aliviar la fiebre, los dolores de cabeza y los dolores en el cuerpo.
  • Las tabletas anestésicas para el dolor de garganta pueden aliviar el dolor en su garganta.
  • La codeína y el dextrometorfano pueden a menudo ser usados como supresores de la tos.

Cuando Ver a Su Doctor

Es importante que llame a su médico si sus síntomas están causando que deje de comer o dormir, o si persisten por más de un par de días sin mejorar. También es importante que consulte a su médico si usted desarrolla una fiebre de 102° f o mayor.

Por último, si usted comienza a toser mucosidad descolorida o si la tos se acompaña de dolor en el pecho y/o sibilancia en el pecho, asegúrese de llamar a su médico. Es posible que tengan que prescribir un antibiótico para eliminar la infección.

Una Consideración Especial: La Tos Ferina

La tos ferina es una infección contagiosa que se caracteriza por una tos, excesiva y violenta seguida de una respiración que hace un sonido que chilla. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades ahora recomienda que todas las mujeres embarazadas reciban la vacuna Tdap durante cada uno de sus embarazos, preferiblemente entre las semana 27 a la 36 del embarazo.

Esto asegurará que la protección contra la tos ferina sea transmitida a su bebé durante los dos primeros meses después del nacimiento. Ya que su hijo no recibirá su primera vacuna de la tos ferina hasta que tengan 2 meses, consiguiendo esta vacuna mientras está embarazado asegurará que su niño sea protegido hasta entonces. Aprender más sobre las vacunas durante el embarazo.

Referencias:

¿La tos seca durante el embarazo te incomoda? Las mujeres pueden experimentar tos seca durante cualquier etapa del embarazo, pero algunas mujeres se quejan de que el problema aumenta durante las últimas etapas del embarazo, ya que la respiración se vuelve más difícil. ¿Qué causa la tos seca durante el embarazo y qué puedes hacer para mantener el problema a raya?

¿Qué es una tos seca?

Por lo general, la tos tiene un propósito, ya que la acción ayuda a eliminar la mucosidad o la flema que ha recorrido la parte posterior de la garganta desde la nariz o ha sido expulsada de los pulmones. En cualquier caso, las toses productivas son útiles y, de acuerdo con Medline Plus generalmente no deben ser suprimidas.

¿Qué hay de la tos seca? No ayudan al cuerpo a expulsar las mucosas o flemas, entonces, ¿qué propósito tienen y pueden ser perjudiciales durante el embarazo?

Causas de la tos improductiva durante el embarazo

Una tos seca puede ocurrir durante un resfriado común. El virus puede ser un irritante que causa una reacción de tos y el problema puede empeorar durante la noche. Muchas mujeres experimentan síntomas parecidos al resfriado durante el embarazo, lo que puede provocar la tos productiva así como la improductiva.

  • Si padeces alergias, los irritantes en el aire pueden agravar los conductos respiratorios, lo que puede provocarte tos.
  • Los que sufren de asma pueden experimentar tos improductiva y dificultades para respirar.
  • El broncoespasmo es una actividad excesiva en los músculos de los bronquiolos, que puede ocurrir durante las reacciones alérgicas a los alimentos o a las picaduras de insectos. Las personas que tienen bronquitis crónica, asma o anafilaxis (hipersensibilidad a proteínas extrañas u otras sustancias).
  • La rinitis del embarazo es una condición que puede provocar tos. Muchas mujeres experimentan congestión a lo largo de sus embarazos. La congestión puede provocar irritación y tos. Los niveles elevados de estrógeno pueden hacer que las membranas mucosas que recubren la nariz se hinchen, lo que aumenta el flujo de sangre a la zona y causa hinchazón. En algunos casos, puede producirse más moco, lo que puede conducir a una tos productiva, pero la hinchazón y la irritación pueden provocar tos seca.

Complicaciones de la tos

La tos durante el embarazo puede ser una gran fuente de angustia porque puede causar una gran incomodidad. Los problemas que pueden ocurrir si toses excesivamente durante el embarazo incluyen la falta de sueño y la incontinencia urinaria:

  • La presión adicional en la vejiga deja menos espacio para retener la orina y la tos puede dificultar la prevención de fugas de orina.
  • Dormir puede ser incómodo durante las últimas etapas del embarazo y la tos puede exacerbar los problemas del sueño.

No es de extrañar que quieras dejar de toser mientras estás embarazada, pero es muy importante que tu médico te brinde la información para el tratamiento que elijas.

Tratamiento de la tos seca del embarazo

El primer paso es alertar a tu médico que tienes tos seca antes de intentar tratar el problema tú misma. Tu médico puede querer hacer una cita para un examen antes de hacer cualquier sugerencia. Es especialmente importante evitar tomar cualquier medicamento para la tos sin consultar primero a tu médico. En algunos casos, el ácido estomacal y la acidez estomacal pueden contribuir a la tos y es importante recibir el tratamiento adecuado si los problemas estomacales están causando la tos.

Alivio para la tos

Si bien los tratamientos caseros para la tos pueden ser seguros, lo mejor es informar a tu médico sobre cualquier tratamiento que uses. Algunas cosas que puedes hacer para sentirte más cómoda son:

  • Mantenerte hidratada es importante y el agua caliente con limón puede calmar la tos seca e irritante. Discute el uso de la miel en agua caliente con tu médico como posible alternativa.
  • Los caramelos duros pueden suavizar tu garganta y mantener a raya la tos. Habla con tu médico sobre el uso de pastillas para la tos durante el embarazo.
  • Mantén tu cabeza elevada. Como puedes notarlo, la tos puede empeorar cuando te acuestas.
  • Mantente alejada de irritantes potenciales. Los productos de limpieza, el polvo, los perfumes u otros agentes pueden provocar la tos.

Si la tos persiste, consulta a tu médico

Una tos seca puede ser irritante, sin importar en qué etapa del embarazo estés. Mantener la comunicación abierta con tu médico es una excelente manera de asegurarte de que estás recibiendo el tratamiento adecuado para tus síntomas.

La tos y el resfriado durante el embarazo

GALERÍA DE FOTOS

Embarazo sano en 10 pasos

Consejos para tu alimentación y bienestar.

¿Por qué tengo más resfriados y tos ahora que estoy embarazada?

Cuando estás embarazada, tu sistema inmunitario cambia. Su mayor propósito ahora es proteger a tu bebé en desarrollo. Esto puede causar que estés más vulnerable a todos los gérmenes que causan la tos, el resfriado y la gripe.

¿Cómo sé si se trata de un resfriado o de la gripe?

No siempre es fácil saber si lo que tienes es un resfriado o una gripe (influenza). Y es que, como podrías sentirte bastante mal debido a un resfriado común, podrías pensar que te estás enfermando de gripe.

Si tienes un resfriado, podrías tener los siguientes síntomas:

  • Dolor de garganta
  • Nariz tapada o congestionada
  • Estornudos
  • Tos
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre baja

Los síntomas de la gripe suelen manifestarse con mayor rapidez e incluyen los siguientes:

  • Fiebre más alta
  • Dolor de cabeza
  • Escalofríos o sudores
  • Dolores musculares
  • Cansancio excesivo
  • Pérdida de apetito

Si no estás segura si tienes un resfriado o una gripe, llama pronto a tu médico. La gripe durante el embarazo podría ser peligrosa para ti y para tu bebé.

¿Cómo puedo evitar los resfriados y la tos durante el embarazo?

Tienes más posibilidad de contagiarte si tocas a una persona enferma o algún objeto que esta persona haya tocado recientemente, como un teléfono o la manija (perilla) de una puerta, y en seguida te tocas la nariz o los ojos.
Por este motivo, la mejor prevención es la buena higiene. Aunque no siempre podrás evitar los resfriados, reducirás tus probabilidades de enfermarte si haces lo siguiente:

  • Lávate las manos con frecuencia usando agua tibia y jabón, sobre todo si has tenido contacto con alguien que está resfriado.
  • Evita tocarte la nariz o los ojos cuando estés fuera de casa.
  • Dentro de lo posible, evita el contacto con personas que estén resfriadas.
  • Limpia con frecuencia las superficies, en casa y en el trabajo.
  • Evita compartir utensilios para comer (cubiertos, vasos y platos), bien como toallas de mano.

Aparte de estas medidas de higiene, también puedes probar lo siguiente:

  • Lleva una alimentación sana y equilibrada que incluya muchas frutas y verduras frescas y alimentos ricos en fibra. Una dieta que contenga una variedad de esos alimentos, te proporcionará minerales y vitaminas antioxidantes como la vitamina C, que ayuda a combatir infecciones.
  • Toma mucho líquido. Opta por el agua y el jugo de frutas. Estos te ayudarán a limpiar tu organismo y a fortalecer tus niveles de vitaminas y minerales. Trata de disminuir el consumo de bebidas que contienen cafeína o demasiada azúcar ahora que estás embarazada.
  • Asegúrate de descansar mucho y trata de sufrir el mínimo estrés posible.
  • Haz ejercicio. Mantenerte activa puede ayudar a mejorar tu circulación y a combatir infecciones potenciales. Averigua cómo hacer ejercicio de manera segura durante el embarazo.
  • Si fumas, déjalo. No es solo dañino para el bebé sino que también es perjudicial para tu sistema inmunológico.

¿Cómo puedo tratar el resfriado durante el embarazo?

El mejor remedio contra el resfriado es descansar lo más que puedas. Procura tomar bastante agua para mantenerte hidratada.
También puedes probar los remedios que encontrarás a continuación para aliviar los síntomas del resfriado:

  • Para la congestión nasal, prueba con una inhalación de vapor. Ponte una toalla sobre la cabeza, inclínate sobre un recipiente con agua caliente que tenga dos o tres gotas de aceite de eucalipto e inhala los vapores, para ayudar a despejar la congestión. Otra opción es abrir el agua caliente en el baño, cerrar la puerta, y permanecer sentada en ese ambiente lleno de vapor, por unos 10 minutos.
    Para aliviar la congestión nasal durante la noche o cuando andes fuera, pon unas gotas de aceite de eucalipto en un pañuelo e inhala a intervalos regulares. También puedes probar los dulces o caramelos mentolados.

  • Para el dolor de garganta y la tos, prepara una bebida con agua caliente, miel y limón. Hacer gárgaras con agua salada te puede ayudar a luchar contra una infección de garganta.

  • Si tienes fiebre, puedes tomar la dosis recomendada de paracetamol, que se puede consumir durante el embarazo. Para estar más segura, consulta con tu médico para que te indique la dosis adecuada y el tiempo que debes tomar el medicamento.

¿Puedo tomar medicamentos de venta sin receta para la tos y el resfriado?

No es recomendable que compres medicamentos de venta sin receta para la tos y el resfriado, sin antes consultarlo con tu médico. Muchos no son seguros, ya que contienen sustancias cuyos efectos no han sido comprobados durante el embarazo y podrían afectar el desarrollo y la salud de tu bebé. Algunos contienen cafeína e incluso alcohol.
Si necesitas analgésicos, puedes tomar la dosis recomendada de paracetamol. Sin embargo, debes evitar la aspirina, ya que puede afectar el desarrollo del bebé en las primeras semanas y, cuando el embarazo está avanzado, puede afectar el comienzo y la duración del parto. El ibuprofeno, la codeína y los analgésicos que contienen una combinación de medicamentos, también se deben evitar.
Nunca tomes más de la dosis recomendada, y si es posible, evita tomar cualquier medicamento durante el primer trimestre, cuando tu bebé en desarrollo es más vulnerable.
Consulta el cuadro de medicamentos sin receta que puedes tomar durante el embarazo.

Tengo gripe, ¿cómo puedo tratarla?

Si los síntomas de la gripe te preocupan, llama al médico. Lo mejor que puedes hacer para aliviar los síntomas es tomarte las cosas con calma y descansar lo más que puedas. Es recomendable que no vayas a trabajar hasta que estés completamente recuperada.
También puedes probar los siguientes tratamientos:

  • Bebe mucho líquido, especialmente si tienes fiebre, y así evitarás la deshidratación. Los jugos de frutas ricos en vitamina C, como el jugo de naranja, te ayudarán a luchar contra la infección; y un vaso de agua caliente con limón y miel te ayudará a aliviar el dolor de garganta.
  • Puedes tomar la dosis recomendada de paracetamol para bajar la temperatura y aliviar los dolores. Es mejor que consultes a tu doctor para que te indique la dosis adecuada. (Averigua cómo tratar la fiebre de manera segura durante el embarazo).
  • No te levantes de la cama si te sientes mal. Pero trata de no sobrecalentarte o sudar mucho debajo de las cobijas o mantas. No es recomendable sobrecalentarse durante el embarazo.
  • Si bien al principio no vas a tener ganas de comer, al hacerlo, intenta comer algo nutritivo como fruta, rebanadas de pan integral o leche tibia.

¿Cuándo debería ir al médico?

Si los síntomas de la gripe o el resfriado no mejoran después de unos días, consulta con tu médico. Es probable que padezcas una infección secundaria, como por ejemplo una infección respiratoria, que necesitará tratamiento. Recuerda que tu sistema inmunitario no funciona de la misma manera durante el embarazo, es por eso que un resfriado puede convertirse en algo más serio.

Siempre que tengas alguna preocupación por tu salud, consulta con tu médico o partera, quienes pueden contestar tus preguntas, por más insignificantes que te parezcan.

¿Le hará daño la gripe a mi bebé?

No, a pesar de lo mal que te sientes cuando padeces gripe, ten la certeza de que tu bebé estará bien protegido contra el virus dentro del útero. Sin embargo, si tu temperatura es muy alta, llama al médico.

Mi médico dice que necesito antibióticos, ¿le harán daño a mi bebé?

Hay muchos antibióticos que puedes tomar durante el embarazo, pero hay algunos que no deberías tomar. Así que asegúrate de que tu médico sepa que estás embarazada y cuántas semanas o meses tienes, antes de recetártelos. Tu doctor te prescribirá un medicamento que sea seguro durante el embarazo. Asegúrate de finalizar todo el tratamiento de antibióticos, para garantizar tu recuperación.

¿Cómo puedo evitar infectarme con la influenza H1N1?

Lo más importante que puedes hacer es vacunarte. Aquí puedes leer un detallado artículo sobre la vacuna contra la influenza H1N1 y otro sobre medidas preventivas importantes para evitar infectarte con la influenza H1N1.
Descarga nuestra app gratis para tener una guía durante todo el embarazo. Mi embarazo y mi bebé día a día te da la información de experto que necesitas, siempre a tu alcance. Revisado en julio 2017

Referencias

BNF. 2017. British National Formulary. www.evidence.nhs.uk
Hemilä H, Chalker E. 2013. Vitamin C for preventing and treating the common cold. Cochrane Database of Systematic Reviews(1): CD000980. onlinelibrary.wiley.com
Li S, Yue J, Dong BR, et al. 2013. Acetaminophen (paracetamol) for the common cold in adults. Cochrane Database of Systematic Reviews ( 7): CD008800. onlinelibrary.wiley.com
Moore RA, Derry S, Wiffen PJ, et al. 2015. Overview review: Comparative efficacy of oral ibuprofen and paracetamol (acetaminophen) across acute and chronic pain conditions. Eur J Pain 19(9):1213-23. onlinelibrary.wiley.com

Cómo combatir la Tos en el Embarazo

Las tos en el embarazo es normal y puede surgir en cualquier momento, ya que durante el embarazo la mujer sufre de alteraciones hormonales que la hacen más sensibles a las alergias, gripes y otros problemas que puedan provocar tos.

Lo que puede hacer cuando surge tos durante el embarazo es evitar los sitios fríos, muy contaminados o que contengan polvo en el aire. La embarazada también debe beber alrededor de 2 litros de agua al día y tomar tés tibios con miel y limón, ya que ayudan a calmar la tos.

Cuando la embarazada presenta tos de larga duración o está asociada a otros síntomas como fiebre, debe buscar un médico general para diagnosticar la causa e iniciar el tratamiento adecuado.

Qué hacer para calmar la tos naturalmente

Mantener la garganta siempre bien hidratada puede ser útil para disminuir y controlar la tos. Por esto, algunos consejos que pueden ayudar a aliviar este malestar son:

  • Tomar un trago de agua (temperatura ambiente);
  • Tomar 1 cucharada de miel;
  • Dejar un balde caliente cerca, agregando 2 gotas de aceite esencial de eucalipto.

Una estrategia que puede ser útil es siempre que tosa por la noche, abrazar una almohada, ya que esto disminuye los efectos de la tos en la región abdominal. Vea cómo preparar un jarabe casero para tratar la tos en el embarazo.

Medicamentos para la tos

En algunos casos, cuando la tos seca es persistente y la embarazada presenta dolor de barriga por causa de la tos, debido al estiramiento de los músculos abdominales y a las repetidas contracciones que causa, el médico podrá recetar un jarabe o un antihistamínico para aliviarla.

Sin embargo, se debe evitar la ingesta de cualquier medicamento para la tos sin orientación médico porque muchos de ellos están contraindicados durante el embarazo.

Signos y síntomas de alerta

Algunos signos y síntomas de alerta que pueden indicar que es necesario acudir al médico son:

  • Tos persistente;
  • Tos con sangre;
  • Falta de aire o dificultad para respirar;
  • Fiebre;
  • Escalofríos o temblores.

Estos signos y síntomas pueden indicar complicaciones y la presencia de virus o bacterias que necesitan combatirse con antibióticos u otros medicamentos. En la consulta el médico podrá verificar las señales y síntomas, auscultar los pulmones para verificar si el aire está llegando a todo el pulmón o si existe una área bloqueada, y también podrá pedir exámenes como una radiografía de tórax para evaluar si existen enfermedades que estén causando la tos y definir el tratamiento.

¿La tos en el embarazo perjudica al bebé?

La tos en el embarazo no perjudica al bebé, ya que no es un síntoma peligroso y el bebé no lo entiende. Sin embargo, algunas causas de tos pueden hacerle mal al bebé como en el caso de asma, bronquitis o neumonía, así como la ingesta de tés, remedios caseros y medicamentos que son tomados sin la orientación del médico.

La tos intensa no causa contracciones uterinas, ni desplaza la placenta, pero puede ser muy incómoda por causar dolor en los músculos del abdomen sobretodo cuando es repetitiva. Por esto es importante que la embarazada acuda al médico siempre que tenga tos persistente u otras enfermedades respiratorias para iniciar el tratamiento con medicamentos que no perjudiquen el embarazo, evitando complicaciones.

La bronquitis durante el embarazo es bastante común. Consiste en una inflamación de los bronquios que dificulta la entrada de aire y por lo tanto de oxígeno a los pulmones.

Aparece repentinamente y tiene una duración aproximada de unas tres semanas. La mayoría de las veces la causa de estas bronquitis es un catarro o una gripe mal curada. Suele ser de origen vírico pero algunas veces puede ser debido a una bacteria.

Síntomas de la bronquitis durante el embarazo

  • El síntoma principal es la tos seca y persistente que se intensifica al tumbarse en la cama y al entrar en contacto con el aire frío o ambientes cargados de humo. Esta tos dura hasta diez días y, en algunos casos puede persistir durante varias semanas.
  • Congestión nasal.
  • Mucosidad incolora en los casos de bronquitis vírica. Mucosidad espesa amarillo/verdosa si es de origen bacteriano.
  • Puede dar fiebre.
  • Sensación de presión en el pecho y de ahogo.
  • Presencia de sibilancias o “pitidos” al respirar.
  • Dificultades para respirar especialmente durante una actividad física, aunque esta sea leve.
  • Sensación de cansancio y malestar general.
  • Pérdida del apetito.

¿La bronquitis puede afectar al feto?

Tranquila, la bronquitis sólo puede perjudicar la salud de tu bebé en casos muy graves y/o si no se trata correctamente.

Sí que es más delicado cuando hablamos de mujeres que sufren alguna enfermedad crónica como por ejemplo el asma. Estos casos requieren un control médico riguroso para evitar posibles complicaciones. De todas formas estudios recientes muestran que en algunos casos el asma mejora durante el embarazo y, en otros no supone un empeoramiento de los síntomas.

Tampoco debe preocuparte que la tos repetitiva afecte a tu bebé dado que el saco amniótico lo protege de las vibraciones.

Tratamiento médico de la bronquitis en las embarazadas

Lo primero que tienes que tener presente es que bajo ningún concepto debes automedicarte estando embarazada. Ante los síntomas de una bronquitis debes acudir al médico. Él es quien debe prescribir el tratamiento y las dosis adecuadas. Si ves que lo que parecía un resfriado común no mejora con el paso de los días no demores más la visita y evita futuras complicaciones.

El tratamiento de la bronquitis durante el embarazo es diferente al tratamiento convencional de una bronquitis que, generalmente se trata con corticosteroides y broncodilatadores.

Estos medicamentos tomados por vía oral son completamente contraindicados para mujeres embarazadas, especialmente durante el primer trimestre. El tratamiento por elección suele ser corticoesteroides en formato inhalatorio (Salbutamol) que tienen una absorción a nivel sanguíneo muy baja. También te pueden prescribir antipiréticos y algún analgésico.

Algunos consejos que te harán sentir mejor

  • Una buena hidratación es fundamental, así que asegúrate de tomar suficiente líquido (agua, caldo, zumos, etc.). Evita el café, el té y las bebidas azucaradas.
  • Descansa todo lo que necesites y déjate mimar.
  • Utiliza el humidificador para evitar la sequedad en el ambiente.
  • Evita estar en contacto con personas enfermas.
  • Olvídate del tabaco que podría irritar aún más tus vías respiratorias.
  • Frota tu pecho y cuello con vapor rub antes de acostarte para aliviar la tos.
  • Coloca varias almohadas debajo de tu cabeza, así evitarás la acumulación de mucosidad en tus pulmones.
  • Si eres partidaria de la medicina homeopática puedes tomar Antimonio Tartaricum 30x. Es un tratamiento seguro la bronquitis durante el embarazo.

Remedios naturales que pueden ayudarte

  • El consumo de cítricos te aportará un buen complemento de vitamina C.
  • Las gárgaras son un buen remedio contra la irritación de la garganta debida a la tos persistente.
  • Las inhalaciones de eucalipto o los baños de vapor con agua caliente y té de manzanilla, te ayudarán a descongestionar tu pecho y aliviarán la tos. Coloca tu cabeza tapada con una toalla directamente sobre el agua y respira profundamente.
  • Usa agua de mar o suero fisiológico para tus lavados nasales. Son el mejor mucolítico natural.
  • Come cebolla, tiene un gran poder antiinfeccioso y antiinflamatorio además de enrarecer el moco y contener vitamina C.
  • Recuerda que la miel es un buen remedio natural para suavizar la garganta y aliviar la tos.

Y recuerda, durante tu embarazo nunca tomes ningún tipo de medicamento sin prescripción facultativa. Consulta cualquier duda que tengas con tu médico.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *