0

Trabajo ideal test

Test: ¿cuál es tu profesión ideal?

En numerosas ocasiones no acertamos con la profesión que elegimos, tranquila porque no eres ni la primera ni la última persona a la le pasa. Elegir una profesión ideal es más complicado de lo que nos pensamos ya que nada más salir del instituto es cuando tomamos esta decisión tan importante que marcará nuestra vida profesional de por vida. A no ser que sea vocacional o lo tengas muy, muy claro desde siempre, puedes tener dudas sobre a qué te quieres dedicar.
Si estás trabajando y no estás del todo satisfecha con tu profesión, o simplemente tienes curiosidad de saber cuál sería tu profesión ideal, este contenido es para ti. Hemos creado un test que, en base a tu personalidad, te dirá cuál es la profesión a la que te debes dedicar, pero antes de nada, ¿sabías que cada signo del horóscopo tiene la suya? ¡No te pierdas el siguiente vídeo que te dirá cuál puede ser tu oficio por tu horóscopo!

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Ahora que ya sabes cuál es la profesión adecuada para ti en base a tu horóscopo, ¿te gustaría descubrir cuál sería tu trabajo ideal de acuerdo con tu forma de ser? ¡Haz nuestro test y descúbrelo! ¡Nunca es tarde para cambiar! ¿Y si coinciden?

¿Qué te ha parecido el resultado? ¿Vas a ser una gran arquitecta? ¿Lo tuyo son las letras? ¿Escribirás el próximo bestseller? No obstante, aunque este test puede ayudarte a acercarte más a la profesión a la que te gustaría dedicar, nuestro consejo es que tengas en cuenta, al menos, dos recomendaciones para descubrir qué es lo que verdaderamente te gusta y cómo lo puedes conseguir. ¡Atenta!

1. Párate a pensar cuál es tu meta profesional

Antes de nada debes plantearte esta pregunta: «¿cuál es mi meta profesional?», ¿a dónde quiero llegar?». Si hay algo que de verdad motive a una persona, son sus objetivos. Si te marcas unos objetivos profesionales deberás tener claro cuáles son y cómo puedes llegar hasta ellos. Para ello te aconsejamos que te pares a pensar cómo pretendes desarrollar tu vida laboral. Siéntate, concéntrate, coge un papel y un boli y apúntalo. De esta forma verás las cosas bastante más claras. Para ello, ten en cuenta:

  • ¿Qué te ha gustado desde siempre? Esto no quiere decir que tengamos que tener en cuenta lo que queríamos ser de mayores en nuestra infancia. Somos conscientes de que los gustos cambian y las fantasías infantiles son cosa del pasado. Sin embargo, si te recomendamos que tengas en cuenta cuáles han sido tus gustos genéricos. Si por ejemplo, te ha gustado la música o pintar, significa que eres una persona creativa y artística. Si por el contrario, tenías otro tipo de hobbies, como los juegos de mesa o aquellos que hacen pensar, entenderíamos que eres una persona más objetiva e investigadora. Aunque no lo creas, estos pequeños momentos de ocio, son clave para darte cuenta de cuál es el ámbito en el que te debes mover, porque, de esta forma, te estarás dedicando a algo que verdaderamente te gusta.
  • ​¿Qué te gusta hacer ahora? Al igual que en el punto anterior, tendríamos que tener en cuenta lo que te gusta hacer ahora. Sabemos que ya no tenemos tanto tiempo para hacer tantas actividades en el tiempo libre como cuando éramos pequeños. Pero párate a pensar, si tuvieras tiempo, ¿qué harías?
  • ¿Cuál sería tu trabajo soñado? En este punto también tenemos que ser realistas y tener en cuenta nuestra experiencia, nuestra carrera y nuestras posibilidades. Si detectas que realmente el camino que has elegido hasta hoy, no te lleva donde querrías estar mañana, eso significa que tenemos que cambiar ese camino tomado. Si quieres tener conocimientos de otro sector o, incluso, apuntarte a una escuela de arte dramático, por ejemplo, ¡hazlo! ¡Nunca es tarde!
  • ¿Qué importancia tiene el dinero para ti? Este es un punto muy importante en tu decisión. En muchas ocasiones, cuando pensamos en nuestra profesión soñada nos echamos para atrás por la pérdida salarial que esta puede suponer. Sabemos que tampoco podemos trabajar por amor al arte y que necesitamos el dinero para vivir, sin embargo, hay veces que hay que poner en la balanza el hecho de perder un poco de beneficio salarial, por ganar motivación y un trabajo deseado. Especialmente al principio te puedes sentir confusa, sin embargo, si eres buena (y no lo dudamos), ¡te acabarán valorando como te mereces!

¿Ya tienes claras todas estas respuestas? Bien, entonces vamos a ver otra recomendación que, aunque no lo creas, también es muy importante para llegar al trabajo de tus sueños.

Descubre: Frases para emprendedoras, ¡inspírate con estas citas!

© iStock

2. Piensa en ti y olvídate de lo demás

Eso sí, ¡siempre con cabeza! No te estamos diciendo que seas una «egoísta» y te olvides de tus responsabilidades por pensar en ti misma, estamos diciendo que, poniendo todo sobre una balanza, también escuches lo que te pide el cuerpo. Un cambio de trabajo, es un cambio muy importante en tu vida, especialmente cuando queremos cambiar el rumbo tomado hasta hoy. Tus rutinas serán diferentes y, seamos sinceras, cualquier cosa que sea distinta a lo que estamos acostumbradas puede darnos miedo, ¿verdad?

Por tanto, sabemos que en este momento estarás hecha un lío y tu cabeza te pedirá que te aclares y pidas otras opiniones. Bien, hazlo, pero piensa a quién se las debes pedir. Nuestro consejo es que, antes de nada, hables con alguna persona que se dedique a lo que te quieres dedicar tú, que te de consejos, que te diga cómo es la realidad de ese trabajo, etcétera. De esta forma, tu mente también conocerá los pros y contras y te ayudará a tomar esa decisión tan importante. Otra alternativa es pedir la opinión a algún coach profesional, ¡es una figura que podrá ayudar muchísimo! También te aconsejamos que no te dejes llevar por las circunstancias (dinero, comodidad….), sino te quedarás en el mismo sitio en el que estás.

Ya lo sabemos, encontrar el trabajo ideal no es nada sencillo. Pero si tienes en cuenta estos consejos y le echas valentía, ¡verás cómo merece la pena! ¡Ánimo!

50 frases sobre el trabajo para recuperar la motivación
4 consejos para presentar una autocandidatura exitosa
7 consejos para preparar un buen currículum
5 consejos para mejorar tu marca personal

Test de Edad

¿Cuál es tu edad verdadera?

  • ¿Cuántos años tienes? Inicio
  • ¿Eres tú una persona real?SíNoA veces
  • ¿Cuál es tu comida favorita?EnsaladasSopaHamburguesaChocolateBife
  • ¿Tienes un alto nivel de tolerancia?SíNoA veces
  • ¿Con qué frecuencia lloras?Todos los díasUna vez a la semanaUna vez al mesUna vez al anoNunca
  • ¿Cuál es tu parte favorita del día?MananaMediodíaTardeAtardecerNoche
  • ¿Con qué frecuencia te enojas?A menudoA vecesNunca
  • ¿Tiene amigos mayores que tú?Sí, muchosUnos pocosNo
  • ¿Te gusta levantarte temprano en la mañana?SíNo
  • ¿Te preocupas por tu estilo?SíNoA veces
  • ¿Qué harías si ganaras la lotería?Compraría un coche nuevo!Fiesta!Agregaría dinero a mis ahorrosCompraría un yateCompraría una casa nueva
  • ¿Qué tiene vale más para ti?!Diversión!LealtadFelicidad
  • ¿Alguna vez has pasado tiempos difíciles?SíNo
  • ¿Te preocupas por el medio ambiente?SíNoA veces
  • ¿Quieres vivir en paz?SíNoA veces
  • ¿Con qué frecuencia te olvidas de una plazo límite?SiempreA vecesNunca
  • ¿Te gustaría viajar al extranjero?SíNo
  • ¿Eres muy emocional?SíNoA veces
  • ¿Dónde te gustaría vivir?En una ciudadEn el campo
  • ¿Con qué frecuencia cantas?A menudoA vecesNunca
  • ¿Quieres crecer?SíNoA veces
  • ¿Te gusta reírte de los demás?SíNoA veces
  • ¿Te gusta leer libros?SíNoA veces
  • ¿Tienes un plan para el futuro?SíNo
  • Tu sexo:HombreMujer
  • Cargando…

Comparte con tus amigos: Facebook Twitter Google + Pinterest Tumblr VK Stumble

Hoy en día mucha gente se siente frustrada porque lo que hace no le llena, porque cree que no ha encontrado su vocación y busca desesperadamente encontrar un trabajo que le de la satisfacción y plenitud que necesita.

¿Te pasa a ti también? Pues sigue leyendo…

> Escucha este artículo aquí –>Cómo encontrar un trabajo que encaje con tu vida

Este es un tema en el que me encanta ayudar a mis clientes y hacerles ver opciones que no habían considerado o que no se atrevían a considerar. Así que hoy, siguiendo con el artículo de la semana pasada sobre la importancia de pensar no en un trabajo que te llene sino en una vida que te llene, te voy a hablar de cómo diseñar tu trabajo ideal (e insisto, con “ideal” me refiero a que te permita tener una vida plena, que no necesariamente es lo mismo que un trabajo que te llene.) En concreto te voy a dar tres recomendaciones:

1. Lo primero que tienes que tener claro es qué tipo de vida quieres.

Para evitar centrarte al 100% en un trabajo y darte cuenta, con el tiempo, de que has abandonado lo verdaderamente importante. Tienes que sentarte a decidir cómo sería para ti una vida plena y feliz. No hay respuestas equivocadas y hay infinitas variantes.

Está el caso de la persona cuya principal prioridad es su familia y que quiere un trabajo flexible y que no le robe demasiado tiempo (para llevar a tus hijos al médico, para ir a ver la actuación del colegio, etc). Está el caso de la persona que necesita un trabajo que le apasione porque si no el resto de su vida se ve afectada (yo misma). Está el caso de la persona a la que le encanta hacer cursos y disfrutar de su tiempo libre, que quiere un trabajo que le de estabilidad económica para viajar y hacer todos los cursos que quiera independientemente de que su trabajo le guste o no.

Y un largo etcétera, así como distintas combinaciones.

Cada persona es un mundo y tiene unas necesidades y prioridades diferentes. Tienes que tener muy claro qué es lo que de verdad te gustaría para poder sentarte a planificar cómo conseguirlo. Como ves, los ejemplos de antes son muy distintos y se enfocarían de manera distinta.

2. Ten en cuenta tu situación actual.

Algo que se suele pasar por alto es que lo que quieres ahora probablemente no coincida con lo que querrás dentro de diez años, y te puedes volver loca intentando decidir qué trabajo te va a posibilitar tener una vida plena toda tu vida.

Eso es algo en lo que todos caemos porque es lo que nos han enseñado.

Cuando eres adolescente tienes que elegir una carrera para toda la vida, no se te ocurra cambiarla porque entonces serás un irresponsable y demostrarás poca seriedad y, por supuesto, trabaja cuantas más horas mejor o si no es que no eres un buen trabajador; y que el trabajo se pague bien, si no estás perdiendo el tiempo y eres un fracasado.

¿O no?

Eso es lo que Roman Krznaric (autor de “Cómo encontrar un trabajo satisfactorio”) define como la ética del trabajo, que se nos ha impuesto desde siempre y de la que hay que desengancharse.

¿Por qué? Porque hay mucha gente infeliz siguiendo esas normas.

Una vez leí una frase que se me quedó grabada: “Tu trabajo no es una cadena perpetua” y, sin embargo, actuamos como si lo fuera. Pero sabes qué, tú vas a cambiar con los años y tu situación y prioridades también.

Entonces, ¿por qué no modificar tu trayectoria profesional acordemente?

Es lo más sensato si lo que haces no te satisface profesionalmente ni le aporta plenitud a tu vida. Pero claro, liberarte de esa ética de trabajo que te impide dejar un trabajo bien pagado o estable o en el que llevas años es duro. Lo sé (recuerda que dejé 11 años de carrera científica para establecerme por mi cuenta como coach -profesión que mucha gente ni sabía, ni sabe, lo que es.)

Por tanto si estás en el proceso de redirigir tu carrera, ten en cuenta tu situación y preferencias actuales para asegurarte de que vas a estar satisfecha.

3. Haz oídos sordos.

En este momento ya estás lo suficientemente nerviosa, angustiada e intranquila como para, además, escuchar lo que no te hace falta oír.

Si te pasas el día oyendo hablar de la crisis ni te moverás porque te invadirá el fatalismo. Y no, esto no es ser ingenua, es no dejarte llevar por las circunstancias. Si no, siempre encontrarás razones para quedarte como estás.

Eso por un lado y, por otro, más vale que aceptes y te acostumbres a las críticas y consejos (en principio bienintencionados) de todo el mundo.

Te van a llover por todos lados y tienes que hacer como la rana del cuento, esa que se puso a escalar un árbol y fue la única que no se cayó porque estaba sorda (las demás habían ido cayendo por el camino tras oír a sus “amigas” comentando que las ranas no pueden subir árboles y que están locas y tal y cual).

Si este es tu caso te puedo recomendar “Cómo afrontar la negatividad de los que te rodean” y “6 Consejos para afrontar la resistencia de los que te rodean”

Si no te Gusta Trabajar, no Trabajes

Y Otros Consejos Para Jóvenes Desesperados

«Porque yo, no quiero trabajar, no quiero ir a estudiar…»

Repetíamos mi mejor amiga y yo.

«Yo no quería una vida normal,
no me gustaban los horarios de oficina,
mi espíritu rebelde se reía del dinero, del lujo
y del confort. «

Nos encontrábamos escapando a la rutina del 9 -5.

«Y como la revelación…ya sé que quiero en esta
vida, voy a seguir mi vocación»

La canción de los Auténticos Decadentes se había convertido en nuestro himno. Tócala de fondo mientras lees.

Con la vida en una maleta, salíamos a la búsqueda de una existencia significativa. 10 horas de carretera nos separaban del pueblo que en unas horas sería nuestro hogar. No sabíamos que pasaría al llegar, pero de una cosa estábamos seguras: sería mejor que un empleo mediocre en una fábrica. Ese era el futuro predecible para una Diseñadora Textil recién egresada como nosotras.

No es que fuéramos flojas, teníamos hambre de vivir. Un empelo jamás nos permitiría hacerlo. Buscábamos algo, lo que fuera, que nos pudiera salvar. Recuerdo que estaba emocionada, pero también llena de miedos.

Si pudiera regresar a ese día para platicar con mi YO que no quería trabajar, me daría los siguientes consejos.

Deja de escuchar a los demás

Tus papás y tus amigos tienen buenas intenciones, pero ven las cosas desde su perspectiva. Agradece sus consejos pero no les hagas caso. Date tiempo para estar contigo misma, ahí encontrarás todas las respuestas que necesitas.

Ver: Como Saber si Estás Haciendo lo Correcto

Todo es posible

El mundo está lleno de opciones. En este momento no las puedes ver, eso no quiere decir que no existen. Ten valor para soltar lo conocido. Abre tu mundo a la posibilidad.

Confía en tu intuición

A veces tu intuición va en contra de la lógica, pero nunca se equivoca. Si sientes que algo está bien, ve por ello. Si sientes que está mal déjalo. Aprende a confiar en ti. La vida se hará más sencilla.

Ver: Elige siempre lo mejor

No saber está bien

Un gran filósofo dijo alguna vez «sólo sé que no sé nada». La incertidumbre es necesaria. No tengas miedo a la incógnita del futuro. Déjate fluir y confía: las cosas siempre se resuelven a tu favor.

Ver: Como suceden las buenas oportunidades

Enfrenta tus miedos

Los miedos solo tienen poder cuando tú se los das. No dejes que te detengan. Hazlos a un lado y lánzate por lo que quieres.

Ver: Confía en Ti y Convence a Todos de que Eres lo Máximo, Aunque no lo Seas (todavía)

Si no te gusta trabajar, no trabajes

Hay mil maneras de ganar dinero y puedes encontrar una que te guste. Si no quieres ser empleada, no tienes por qué serlo.

Ver: 25 Ideas para Ganar Dinero Siendo Independiente

Olvídate del dinero

Cuando tienes al dinero como único fin, tu mente se nubla, tu alma se vacía y tu vida se llena de cosas inútiles. Trabaja por causas e ideales. La parte económica se resolverá. La abundancia está en dar, no en recibir.

Ver: ¿Quieres Ganar Más Dinero? Haz lo que te Gusta

Trabajar puede ser divertido

Cuando trabajas por una causa, tu trabajo se hace divertido. Ni siquiera se siente como trabajo. No tengas miedo de invertir tu tiempo y tu esfuerzo en algo por lo que crees. Lo vas a disfrutar mucho. Las recompensas serán inevitables.

Ver: 8 Consejos para Conseguir un Trabajo que te Encante

Deja de gastar en cosas estúpidas

Sí, yo sé que amas la ropa bonita, pero no te sirve ¡de nada! Va a llegar un momento en que no tendrás donde guardarla, vas a terminar regalándola. Deja de gastar en ella y empieza a ahorrar. Tu yo del futuro lo agradecerá. Esto nos lleva a lo siguiente.

No te endeudes

Recuerda que tu sueño es ser totalmente independiente. Las cosas materiales pesan. Las deudas que usas para adquirirlas, todavía más,.Te mantienen amarrada al sistema. Congela las tarjetas, paga lo que debes y empieza a ahorrar.

El tiempo es tu más valioso recurso

No lo desperdicies. Enfócate en lo que quieres y ve por ello. No importa si no sabes cómo hacerlo o si crees que algo te falta. Tienes tiempo y ganas, es lo único que necesitas. Empieza antes de que sea demasiado tarde.

Ver: Quiero Iniciar un Negocio Pero no Tengo Tiempo

No salgas tanto de fiesta

Es divertido pero aparte de borracheras, remordimientos y cansancio, no deja nada bueno. Usa la energía que pones en la fiesta para labrar la vida que quieres.

Cuida tu cuerpo

Estás joven y tienes hábitos saludables, pero cuidar de ti nunca está de más. Cuando la salud se va, no regresa. Desperdiciarla en un trabajo (o en la fiesta) no vale la pena.

Cierra ciclos

Resuelve tus problemas. Cumple con tus promesas. No empieces lo que no vas a terminar. Haz honor a tus compromisos. Esto te dará tranquilidad y te permitirá avanzar. Lo que dejas a medias, te persigue. Es como un fantasma que roba atención al presente.

Ver: Como Dejar Ir lo que Ya No Funciona y Continuar con tu Vida

Quéjate

Si sabes que algo no te gusta, deja de verle el lado positivo. Las quejas te ayudan a liberar tensión, pero te hunden cuando no les das solución. Desahógate y después haz algo para cambiar.

Ver: Te doy Permiso de Sentirte Mal, Sólo por Hoy

Tatúate lo que NO quieres en la frente

Para que lo veas todos los días y no se te olvide. Nunca bajes tus estándares ni aceptes menos de lo que mereces, en ningún aspecto: trabajo, relaciones, amigos, actividades. El día que lo hagas, vas a entrar en una espiral de desesperación. Siempre hay opciones. No te cierres sólo porque no las ves.

Ver: Porque Deberías Decir que No Más Seguido

Aprende a pedir ayuda

Eres hermosa, capaz y muy inteligente pero no eres una isla. Poncha tu gran ego y empieza a pedir ayuda. Harás tu vida más fácil y divertida. Tus esfuerzos se multiplican cuando unes fuerzas con los demás. Estás rodeada de personas que te aman y estarían dispuestos a ayudarte si tú se los pidieras.

Deja de planear

Te encanta escribir largos planes que después olvidas por los cajones. Te dan la falsa ilusión de que estás haciendo algo. Tíralos a la basura, no te sirven de nada a menos de que los pongas en práctica. Deja de planear y empieza a moverte, haz algo, lo que sea, aunque parezca insignificante y absurdo.

Ver: Sé la Protagonista de tu Vida

Disciplínate

Me vas a poner muecas y me vas a aventar tomates en la cara, pero no me importa. Esto es básico. Empieza a poner objetivos e intenta conseguirlos. Sé constante y haz algo todos los días para llegar a ellos. Te va a costar trabajo, vas a llorar, te vas a decepcionar, incluso vas a dudar de ti misma, todo es parte del show. Verás que vale la pena. Al final, me vas a agradecer.

Ver: Inicia el Cambio Radical que Necesitas en Sólo 5 Minutos

Aprende de tus errores

Estás por cometer errores garrafales. No te sientas mierda, de eso se trata la vida. Aprende lo que tengas que aprender para que no se repitan y después suéltalos.

Disfruta la adversidad

Eso que la gente dice » lo que quieres está fuera de tu zona de confort» es un cliché, pero es cierto. Todo esfuerzo implica incomodidad. No tengas miedo, la adversidad te moldea en lo que quieres ser. Si te contara lo que vas a pasar… te morirías. En unos años vas a disfrutar barrer, trapear, tallar los baños y lavar tu ropa a mano. Vas a trabajar como nunca antes lo habías hecho. Te enseñará a ser humilde. Te va a costar, pero también lo vas a agradecer.

Ver: La Belleza de lo Cotidiano – y otros Debrayes

Vas por buen camino

A pesar de todas las dudas y miedos que tienes, vas por buen camino. Has tenido el valor para perseguir tu sueño, aunque ni siquiera sabes bien cuál es. No te preocupes, ya diste el primer paso y eso es más que suficiente. El segundo paso pronto será revelado.

10 horas después, llegamos a nuestro destino, desempacamos las maletas y las cosas más increíbles comenzaron a suceder. La historia continúa en este artículo donde explico cómo conseguí mi empleo ideal y en este donde relato mis inicios de Nómada Digital.

Si eres de esas personas que no soportan la idea de ser una mediocre y frustrada empleada por el resto de su vida, eres de las mías. Deja de quejarte y de llorar por tu situación. Recuerda que la vida sólo es una ¡No la desperdicies! Si no quieres trabajar, en verdad que no tienes por qué hacerlo. Tienes el poder de dibujar cualquier realidad, sólo necesitas confiar en ti y dar el primer paso.

¿Seguir estudiando o trabajar? Consejos para un Millennial

Históricamente siempre hemos hablado de los famosos “Ninis”, pero hay que destacar que los “Sisís” (Sí estudio, Sí trabajo) crecen a un ritmo frenético, ganando en porcentaje a los primeros.

Hoy en día los “Ninis” representan un 22% frente a un 23,4% de jóvenes menores de 30 años que sí estudian, y al mismo tiempo, trabajan. Aunque ambos grupos son minoritarios en relación al 48% de la población, con edad comprendida entre 15 y 29 años, que priorizan los estudios y se dedican a ellos a tiempo completo.

Llegados a este punto muchos jóvenes se plantean qué es mejor para su futuro, qué deberían hacer, estudiar o trabajar, y lo más importante, qué es lo que más se valora en un proceso de selección.

Los “Sisís” representan la otra cara del espejo proactiva y desde mi punto de vista: Es muy positivo compaginar los estudios con unas prácticas, sobre todo en la última fase formativa. De hecho, ¿se te ocurre una forma mejor de saber si te gusta lo que estudias que trabajando en ello?

Las prácticas formativas se convierten en una excelente oportunidad para aplicar los conocimientos que se están aprendiendo. Además, permite desarrollarse en un entorno profesional real, aumentando la propia capacidad de interlocución, el nivel de madurez y permitiendo conocer, de primera mano, el trabajo, la responsabilidad y el día a día de una empresa.

Sin embargo, la realidad no siempre corresponde con la situación idílica que uno se imagina. El sistema educativo de hoy en día, aunque presenta importantes mejoras y pone a disposición de los alumnos convenios de formación en empresas, no responde del todo a las exigencias del actual mercado laboral. Por tanto, las restricciones del sistema impiden que tanto las empresas como los jóvenes puedan sacar el mayor provecho de este periodo de prácticas.

Aunque la situación laboral de España es potencialmente mejorable, es importante no caer en el desánimo y tener siempre una actitud positiva. Mis consejos para superar con éxito esta etapa se concentran principalmente en dos:

Planificar tu carrera

En muchas ocasiones, la etapa más complicada es el principio: decidir a lo que quieres dedicarte y que formará parte de nuestras vidas para siempre. Lo primero de todo, hay que pensar que la vida da muchas vueltas y aunque es una decisión importante no es inamovible, hay margen para equivocarse. Esto hará que se evite la presión del inicio, si la persona se esfuerza y lo reconduce, es posible cambiar una vez que has empezado a trabajar. Pero dicho esto, es importante que los jóvenes planifiquen desde el inicio su carrera profesional, saber a qué queremos dedicar nuestro futuro y que sea algo que nos apasione o al menos, nos motive. Tenemos que tener muy presente que, cuando nos incorporemos al mercado laboral, éste se convierte en un entorno competitivo donde el candidato más adecuado, más preparado y más motivado, obtendrá el puesto. Si te apasiona lo que haces, el camino será más sencillo.

Buscar experiencias profesionales

La preparación es la clave. Es por ello por lo que nosotros abogamos por las Escuelas de Formación en las que las prácticas y las experiencias profesionales, tengan mayor protagonismo. De esta manera, se puede garantizar el correcto aprendizaje de los alumnos. Las oportunidades pueden encontrarse, pero también hay que buscarlas, así que invierte tiempo en encontrar unas prácticas que completen tu formación y te ayuden a distinguirte del resto.

Además, los reclutadores valoramos muy positivamente cualquier experiencia profesional realizada anteriormente, y resulta una forma de asegurarse que el futuro seleccionado podrá ser eficaz en su trabajo.

En definitiva, las empresas necesitan personas dinámicas, que se adapten con rapidez a los cambios, y a quienes la curiosidad y las ganas de seguir aprendiendo les guíe por encima de todo, por tanto combinar el trabajo formativo con los estudios es la mejor opción.

¿Cuál es tu trabajo ideal según tu personalidad?

La decisión de escoger correctamente un trabajo ideal es una cuestión que da vueltas en nuestra cabeza desde que somos niños, acompañado con preguntas sobre ¿qué te gustaría ser de mayor? Estas cuestiones nos influyen constantemente incluso cuando ya hemos elegido qué estudiar.
Saber escoger una profesión no solo influye en las preferencias de cada uno, sino que también se basa en nuestra propia personalidad. De esta manera, se puede decir que la relación entre el trabajo y la personalidad es muy estrecha.
Además, a la hora de escoger un empleado, para muchas empresas es indispensable fijarse y valorar la personalidad del candidato según el tipo de puesto a ocupar. Para ello se basan en diferentes herramientas, donde una de las más conocidas es el test de personalidad de Myers-Briggs Type Indicator (MBTI). Este indicador le asigna a las personas 16 tipos de personalidad según la forma en que ellos se miden a sí mismos.
A continuación te ayudamos a descubrir qué estudios escoger para poder ejercer tu trabajo ideal según tu personalidad, o por el contrario te invitamos a comprobar si tu personalidad coincide con la profesión que estás desempeñando.



Así pues, de acuerdo con el gráfico anterior, basado en características de una personalidad, se pueden determinar actividades y profesiones específicas para desempeñar en la vida laboral y conseguir un trabajo ideal en el cual ser feliz, donde también puedas destacar en aquello que mejor se te da.
Si quieres saber más sobre profesiones ideales según tú forma de ser, atrévete con este test.
Escrito por Laura Molas­

5 cosas que debes tener en tu trabajo ideal

  • Cada profesión tiene sus pros y sus contras, ningún empleo es totalmente perfecto, pero estos pueden ser mejores o peores de acuerdo a determinadas condiciones.
  • Los trabajadores deben procurar alcanzar las mejores condiciones posibles con un trabajo.
  • El salario es uno de los aspectos más valorados en un empleo, pero no el único que cuenta.

La oferta de trabajo parece irresistible, se ajusta a la perfección a lo que estás buscando. Te sorprende que puedas aplicar a ella, pero aún más te sorprende la sola idea de trabajar en un sitio así. Todo lo que ofrecen a los postulantes parece positivo, por lo tanto, no lo dudas y te postulas.

Pero cuando vas a la entrevista, algunas de esas características prometidas en el anuncio ya no se mencionan. Y si empiezas el empleo, poco a poco irás descubriendo cómo esas promesas nunca existieron realmente.

Hay empleos en los que la estafa es así, real, medible y explícita. Pero hay otros en los que no, en los que los trabajadores no se sienten ante un mal empleo por diferentes razones: porque les permite ejercer su profesión, porque se trata de una empresa de relevancia internacional, porque la paga es buena, porque las vacaciones son largas…

El salario, la vocación y las vacaciones son incentivos que alegrarían a todo trabajador. Pero lo cierto es que se necesita mucho más para que un empleo sea ideal.

¿Buscas trabajo? ¿Quieres saber qué tan bueno es tu empleo? Estas son las 5 cosas que todo empleo ideal debe tener:

1) Oportunidades de crecimiento

Tanto a nivel personal como profesional. Posibilidades de ascender reales, de formarse mediante cursos de capacitación, de conocer gente que aporte a la formación e incluso de aprender a ser mejor persona.

2) Un equipo de trabajo

Aquellos empleos que persiguen la individualidad están lejos de ser ideales, todo lo contrario. Los buenos empleos son los que fomentan el trabajo colectivo y con ello enseñan a los trabajadores a prepararse para la nueva economía colaborativa.

3) Uso de la tecnología

En la era digital, todo empleo que rechace la incorporación de la tecnología, no solo será un trabajo que no se encuentra preparado para el mundo actual sino que tampoco puede considerarse como positivo para un profesional contemporáneo.

4) Retos constantes

Proyectos innovadores, desafíos que alejen la rutina y pongan al trabajador a pensar. De este modo, el candidato podrá mejorar sus habilidades de resolución de problemas y así mejorar como profesional.

5) Libertad

¿No puedes aportar ideas? ¿Tienes que consentir planes solo para contentar a otras personas? Entonces no es un empleo ideal. Lo ideal es justamente lo opuesto, poder tener libertad de expresión y acción.

Saber a ciencia cierta si un empleo ofrecerá estas condiciones puede parecer imposible solo al leer una oferta de trabajo. Pero lo cierto es que en la actualidad toda empresa posee un sitio web o un perfil en redes sociales e incluso otros trabajadores pueden hacer comentarios sobre esta en redes. Bastará con investigar un poco para encontrar algo de información.

Otra opción es la de hacer preguntas al respecto en las entrevistas de trabajo, lo que demostrará verdadero interés a todo reclutador.

¿Tienes un trabajo que no ofrece estas posibilidades? No esperes ni un momento más, busca uno en el que valoren tus conocimientos y aptitudes.

¿Cuál es tu carrera ideal?

Descubre las 16 personalidades estándar y qué carreras son las más recomendadas para cada una de ellas. ¿Con cuál te identificas más?

Regístrate y conoce las carreras más adecuadas para tu perfil

  • Fuente: Universia Colombia

Tags:

  • trabajo ideal
  • cómo es el trabajo ideal
  • trabajo perfecto
  • lo que debe tener un buen trabajo
  • buen trabajo
  • tener un buen trabajo

  • Perfiles: Universitario, Postuniversitario
  • Área: Ciencias del Trabajo

Test de Orientación Profesional

Este Test de Orientación Profesional tiene por objeto darte una orientación sobre las profesiones que más se adecuan a tu personalidad e intereses, y carece de valor diagnóstico. Su finalidad es guiarte en la elección de tu futura profesión y lograr una buena adaptación, satisfacción y efectividad en el trabajo.

El uso de este test, es para todos los públicos y no tiene ningún coste por su uso.

Instrucciones

Lee atentamente las siguientes frases y marca tu respuesta según tus gustos personales. Debes indicar tus preferencias prescindiendo de otras consideraciones tales como ganancias económicas, posibilidades de encontrar trabajo en el futuro, prestigio, etc. No hay respuestas correctas ni incorrectas puesto que en ellas se refleja, simplemente, tu opinión e intereses.

En cada frase deberás marcar una de las siguientes respuestas: «Muy en desacuerdo», «Ni de acuerdo ni en desacuerdo» o «Totalmente de acuerdo»

Has de contestar a todas las cuestiones marcando la respuesta que se te ocurra espontáneamente, sin pensarla demasiado. No hay un tiempo marcado para la realización del test, aunque no debería llevarte más de 3 minutos.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *