0

Trilombrin o lomper

Todo lo que debes saber sobre Lomper y las «lombrices».

Buenos días,

Los piojos y las «lombrices», son a partes casi iguales ;), los «seres» más temidos por los padres y las madres. Si, por todos nosotros, entres los cuáles me incluyo, como madre de dos «pequeñajos» que no paran, y que hacen de las suyas, a pesar de los pesares. Pero que queréis que os diga, son niños ;).

Y es que…los: «madre mía, no sé como mi hijo ha cogido esto», o el: «estoy desesperada/o, ya no sé que hacer» , son expresiones habituales en la Farmacia, y muy comentadas en parques y aledaños de coles y guarderias, os lo dice una servidora, que ronda dichos lares por las edades de mis dos criaturas ;).

Pero bien, yo siempre digo lo mismo, debemos mantener la calma, y ajustarnos al tratamiento que nos paute el médico, o en su defecto ante cualquier duda o consulta, ya sabéis que debéis acudir (por vuestro bien ;)), a vuestro Farmacéutico de confianza. Porque todos sabemos que los consejos en materia de uso correcto de medicamentos son competencia de los Farmacéuticos 😉 (ni vecinas del quinto, ni grupos de whatsApp del cole).

Y como de piojos, ya hablamos largo y tendido aquí, ahora es el turno de las «lombrices». Bueno, si hacemos las cosas bien, he de deciros, que debo presentarlas por su nombre, que no es otro que oxiuros, Enterobius vermicularis, «lombrices» para los amigos.

Enterobius vermicularis, (vamos a llamarlas por su nombre de «cuna» ;)), es uno de los parásitos responsables de la mayor parte de las infecciones parasitarias intestinales que se producen en nuestro país. Si tuviésemos que describirlos, hay que decir de ellos que son alargados (4-5mm), finos y blancos. Y éstos, aunque les da lo mismo adultos que niños porque pueden afectarnos igualmente, tienen mucha mayor incidencia entre los pequeños de la casa, y ahora entenderéis los motivos.

¿Cómo se adquiere la infección por «lombrices»?

Antes de seguir, y para dejar tranquilos a nuestros amigos y compañeros los animales, deciros, que solo afecta a humanos, por lo que si alguna vez escucháis, «las lombrices las ha cogido del perro», ya sabéis que no está muy puesto/a en el tema. Y la infección se adquiere cuando se ingieren sin darse/darnos cuenta los huevos microscópicos, los cuáles suelen estar en las uñas de las personas infectadas, en juguetes, toallas, ropa de cama, pupitres y todo aquel objeto que una persona infectada haya podido tocar.

Cuando alguien se lleva a la boca los huevos, éstos llegan hasta el intestino delgado donde salen las larvas, y cuando llegan al intestino grueso, se hacen adultas y adquieren esa forma blancas y fina de unos 4-5mm.

Aproximadamente entre uno o dos meses después de la infección, las hembras, a las que les gusta mucho el mundillo de la noche ;), aprovechan durante ésta para reproducirse y poner sus huevos, en los márgenes del ano. Es entonces, cuando empieza el picor y la irritación tan característicos. Obligando a nuestro pequeño a rascarse como si no hubiese un mañana, y claro, el círculo no para, porque es así, como los huevos pasan a dedos, manos, uñas, pijama, sábanas, juguetes etc. acampando a sus anchas por todo nuestro «dulce hogar».

Pero, menos mal, que existen medicamentos, seguros y eficaces para tratar a estos diminutos seres ;). En concreto, hoy hablamos de MEBENDAZOL, Lomper para los amigos.

Y cuando el médico os ha confirmado, el «peor» de los pronósticos, y ha diagnosticado que si, que nuestro pequeño está «plagado» de Enterobius vermicularis, llema el momento del tratamiento.

Entonces, llegáis a la Farmacia y nos decís: «el médico me ha dado esto porque el niño tiene lombrices, ¿cómo tengo que dárselo?», aunque en algunas ocasiones, desde el mostrador, y los que somos más preguntones como una servidora ;), cuando no decís nada, somos nosotros los que os decimos: «¿sabes cómo debes utilizarlo?», a lo que en muchas ocasiones, con una simple mirada, comenzamos con esta explicación, breve, pero intensa ;):

¿Qué es Lomper?

El Mebendazol, su principio activo es un antihelmíntico, antinematodo, derivados del benzimidazol. Y su «modus operandi» es actuar a nivel local en el lumen intestinal, interfiriendo con la síntesis de tubulina celular del lintestino de los parásitos, con el fin de causar la autolisis celular, es decir una autodestrucción celular. Una forma elegante de «escurrir el bulto», ¿verdad? ;).

Y del Mebendazol destacar que es activo frente a nematodos, entre los que se incluyen Enterobius vermicularis, Trichuris trichura, Ascaris lumbricoides, Ancylostoma duodenal y, Necator americanus.

¿Cómo se toma Lomper para tratar la Enterobiasis («lombrices»)?

Antes de entrar en materia, con la duda más frecuente y que más os preocupa a todos, deciros, que previamente nos hemos tenido que asegurar de que el parásito aquí presente ;), es nuestro querido Enterobius vermicularis, para el cuál, la posología habitual (siempre el médico puede sacarse un as de la manga ;)), es:

Niños a partir de los dos años de edad y adolescentes: 5ml (si es la presentación suspensión) o un comprimido, si usamos dicha presentación. Lo que equivaldría en ambos casos a una dosis única, REPITO, una DOSIS ÚNICA de 100mg de Mebendazol. Ya que cada comprimido contiene 100mg de Mebendazol, y cada ml (5ml X 20mg) de solución contiene 20mg de Mebendazol.

¡¡¡Recordad, si usáis la suspensión, DEBÉIS AGITARLA BIEN antes de su administración!!!

Así de sencillo, sin más, una única dosis. Pero ahora bien, anotad bien la fecha en el calendario, porque se debe repetir esa misma dosis a las dos semanas. El motivo es, porque el Mebendazol no «mata» a los huevos, sino a los gusanos adultos.

¿Toda la familia tiene que tomar Lomper?

Un rotundo si, a no ser que no queráis libraros de estos indeseados parástios. Por lo que SI, SI, todos y cada uno de los miembros de la familia mayores de dos años de edad, deben tratarse con las dos dosis que hemos comentado.

¿Lomper hay que administrarlo con o sin la comida?

Pues aquí, lo mismo da, que da lo mismo. Lo podéis administrar según vuestras preferencias, porque no influyen los alimentos en su absorción.

¿Qué debo tener en cuenta si tengo que tomar Lomper?

Aunque es un fármaco muy seguro, se deben tener en cuenta algunas consideraciones:

Lomper Comprimidos, puede producir reacciones alérgicas porque contiene amarillo anaranjado S (E-110). Puede provocar asma, especialmente en los que seáis alérgicos al ácido acetilsalicílico. Por lo que en este caso, debemos comunicarlo siempre al médico o al farmacéutico si somo salérgicos a éste.

En el caso de la presentación de Lomper en Suspensión oral, contiene sacarosa. Y todos los que tengáis intolerancia hereditaria a la fructosa, malabsorción de glucosa o galactosa, o insuficiencia de sacarasa-isomaltasa, debéis notificarlo a vuestro médico o farmacéutico y absteneros de tomarlo.

Además, debéis conocer que esta presentación en suspensión, contiene 0.35 % de etanol (alcohol) esta pequeña cantidad se corresponden con una cantidad de 17.5 mg/5 ml.

¿Cuáles son las reacciones adversas más frecuente de Lomper?

Si os preocupan éstas, debéis saber, que las más frecuentes (entre otras), suelen ser dolor abdominal.

Y un consejo farmacéutico para acabar, lavarse las manos con frecuencia y las uñas cortas, así os evitaréis futuros disgustos ;). ¡Ah! y una buena ducha por la mañana, es la mejor forma de eliminar una gran cantidad de huevos.

  • Fuentes:
  • AEMPS Ficha técnica medicamento.
  • AEP Asociación Española de Pediatría)
  • Apuntes microbiología y parasitología ;).

¡Feliz día!

Beatriz

Compártelo en las redes sociales::

Me gusta Cargando…

Son las 4 de la mañana y suena el teléfono….

– Gonzalo, ¡¡tu sobrina tiene lombrices!!.

– ¿Estás segura? – digo yo intentando desperezarme.

– Pues claro que estoy segura, son inconfundibles. Blancas, finas y más o menos de medio centímetro de largo.

– Pues va a ser que sí… ¿Y la niña que tal está?

– Molesta. Llevaba un par de noches diciendo que le picaba el culo…

– Bueno, no te preocupes. Tiene solución. Mañana te llamo y te cuento qué tienes que hacer.

Cuelgo el teléfono y vuelvo a intentar quedarme dormido. Ya mañana solucionaremos el problema de la cría, que al fin y al cabo no es urgente.

Esta conversación ficticia la hemos tenido todos los que ejercemos la pediatría. Los Oxiuros (lombrices en el argot de padres y madres) son un motivo de consulta frecuente. En el post de hoy esperamos resolver las dudas más habituales sobre la visita de estos desagradables amiguitos…

Qué son las “Lombrices”

Las llamadas lombrices son un tipo de parásitos intestinales cuyo nombre científico es Enterobius vermicularis, aunque popularmente nos referimos a ellos como Oxiuros. Este tipo de parásitos pertenece a la familia de los nemátodos: gusanos cilíndricos y alargados de cuerpo no segmentado. Los oxiuros en concreto son de color blanco.

El ciclo del parásito

Para entender cómo se trasmiten los oxiuros y cómo los tratamos es fundamental conocer cuál es su ciclo biológico.

Los huevos de los oxiuros eclosionan en el intestino delgado y los adultos se establecen en el intestino grueso.

Las hembras del parásito depositan los huevos alrededor del ano, lugar desde donde pueden ser trasmitidos.

La vida media de una lombriz es de dos meses mientras que el tiempo que transcurre desde la adquisición de los huevos hasta que las hembras ponen uno nuevo es de un mes.

Cómo se contagian

El ser humano es el reservorio exclusivo de este parásito, sobretodo los niños. Esto explica que sean los más pequeños de la casa los que los sufren. Después de entender cuál es su ciclo biológico resulta fácil deducir el mecanismo de contagio.

En microbiología este tipo de transmisión se conoce como fecal-oral, es decir, requiere de la transmisión de los huevos a la boca desde el ano donde son ingeridos. La forma habitual en que llegan a la boca es a través de uno mismo (fenómeno conocido como reinfestación, tras el rascado de la región anal) o por la ingestión desde un utensilios de cocina, comida, chupetes o ropa contaminados por otra persona.

El picor, el síntoma clave

El picor anal nocturno es el síntoma principal y en muchas ocasiones es la única manifestación de este tipo de parásito. En niñas el picor puede estar desplazado a la vagina.

El rechinar de dientes nocturno (bruxismo) se ha asociado con este tipo de infección pero no ha sido confirmado científicamente que se deba ella.

Cómo se diagnostican

La simple inspección en al que se observan las lombrices es suficiente para su diagnóstico.

En caso de que éstas no se llegaran a ver se podría realizar un test de Graham. Esta prueba consiste en la visualización al microscopio de los huevos tras haber sido pegados en un celo tras su contacto con la región anal.

Qué podemos hacer para eliminarlas

El tratamiento de los oxiuros es sencillo y eficaz. Basta con tomar una dosis de Mebendazol para eliminar a la mayoría de las lombrices. Debido al ciclo biológico del parasito se recomienda repetir la dosis a los 15 días. Dado que puede haber portadores asintomáticos también se recomienda que el tratamiento lo realice toda la familia.

Pero además de el tratamiento farmacológico, hay que realizar una serie de medidas higiénicas para evitar la reinfestación. Para ello debemos lavar la ropa interior y de cama de la persona infectada en la lavadora a altas temperaturas (al menos 60ºC), ya que esto destruirá los huevos que hubieran sobrevivido.

Mucho se ha hablado de la relación estos parásitos con dietas ricas en ázucares, sin embargo esta teoría es falsa. No hace falta que tus hijos cambien sus hábitos alimenticios, basta con extremar las medidas higiénicas.

Si has llegado hasta el final de este post y estás interesado en saber cómo son los oxiuros puedes hacer click aquí o simplemente buscar en Google “oxiuros” y ver las imágenes.

Compártelo:

Me gusta Cargando…

El Blog de Pills

Pocos niños hay que se libren de tener lombrices o gusanos en algún momento de su infancia. Bibi, como madre de tres pequeños lo sabe bien. Lleva una lucha sin cuartel contra los gusanos porque según ella el tratamiento no le funciona. Y es que además de utilizar el tratamiento correctamente, es imprescindible tomar una serie de medidas para acabar con éxito con estos indeseables bichitos.

.– Pills, estoy harta. Cuando no tiene lombrices un hijo, las tiene otro, es una locura.
– Es normal Bibi. Las lombrices son muy contagiosas y tus hijos duermen juntos.
– Ya, Pills, pero yo los he tratado con el medicamento que me dio el médico y ni por esas.
– Bueno Bibi, está claro que hay algo que no estás haciendo bien.

¿Dónde y Cómo se reproducen las Lombrices?

Los oxiuros o Enterobius vermicularis, que es como se llaman las lombrices, viven en los humanos.

El modo de infección es por ingestión de los huevos. Los huevos viajan hasta el duodeno en donde eclosionan las larvas. Estas larvas se desplazan por el intestino delgado, alcanzando su parte más terminal ya en forma madura y produciéndose la cópula entre machos y hembras. Tras esta, los machos son eliminados con la materia fecal.

Las hembras por la noche migran hacia el recto, donde depositan la friolera de unos 10.000 huevos en los pliegues anales. Tras la puesta (y voy a pensar como consecuencia del esfuerzo) la hembra muere pronto.

Todo este periplo viene a durar entre 4 y 6 semanas.

¿Cómo puede mi hijo tener lombrices?

Muy sencillo: porque ha ingerido sus huevos.

Los huevos de los oxiuros pueden sobrevivir hasta dos semanas fuera del cuerpo de una persona, por lo que la probabilidad de infección es alta.

Los huevos de las lombrices se encuentran frecuentemente en las manos de la persona infectada (sobre todo en las uñas) y en todos aquellos objetos que toque con su mano: vasos, cubiertos, juguetes, toallas, lápices, ropa de cama … y todo lo que puedas imaginar.

Desde allí, pasan directamente a la boca de un individuo sano (por ejemplo chupando un lápiz contaminado o un juguete) o a las manos y de allí a la boca.

La ropa de dormir (pijamas y sábanas) representan una fuente importante de contagio, ya que las hembras depositan los huevos durante la noche. Por ello, mucho cuidado de no sacudir las sábanas ya que los huevos se diseminarían con facilidad.

Es muy frecuente también la reinfección: un niño que tiene gusanos se rasca el culete con las manos y de ahí introduce de nuevo los huevos en la boca y vuelta a empezar. Es un proceso: ano-mano-boca.

¿Qué Síntomas producen las Lombrices?

√ Frecuentemente picor en la zona anal, que suele manifestarse más intensamente por la noche.

√ Puede producir irritabilidad, sueño intranquilo, pesadillas e incluso sonambulismo, derivados de la intensa molestia del picor.

√ Las niñas pueden presentar picor vaginal e incluso molestias al orinar.

Destacar que una persona infectada puede no presentar síntomas.

¿Cómo puedo saber que mi hijo tiene Lombrices?

Si tienes la sospecha de que tu hijo tiene lombrices, normalmente porque le pica mucho el culete, se debe realizar un diagnóstico específico que consiste en:

  1. Identificación de los huevos en las heces: no siempre es fácil ya que los huevos están presentes en las heces en un promedio no superior al 5% de los individuos infectados y además son muy pequeños (miden 45 – 60 µm de longitud). Pero por mirar que no quede.
  2. Observación de las lombrices en las heces: son de color blanquecino y vienen a medir 0,5cm el macho y 1cm la hembra.
  3. Observación de hembras adultas en los alrededores del ano fundamentalmente por la noche cuando salen a desovar. Se cree que salen por la noche porque al dormir se relaja el esfínter anal.

Si no lo ves claro, el médico puede coger una muestra de los presumibles huevos depositados alrededor del ano con un trozo de cinta adhesiva (Test de Graham) que después se fija sobre un portaobjetos y se examina al microscopio en el laboratorio.

Tratamiento en caso de Lombrices

√ El tratamiento es el mebendazol (lomper) o el pirantel (Trilombrin) y es efectivo sobre las lombrices pero no sobre los huevos.

√ Se debe realizar una toma lo antes posible y una segunda toma a los 15 días.

√ Además, como la infección es muy contagiosa, es recomendable que se traten todos los miembros de la familia a la vez.

En contra de lo que puedas pensar, el tratamiento es muy efectivo pero no evita que el niño se vuelva a infectar. Por ello, a menos que se establezcan unas mínimas medidas preventivas, la reinfestación es frecuente.

– He de reconocerte Pills que yo no les daba la segunda dosis a los 15 días ….
– Pues ya tienes ahí una más que probable explicación de por qué no te los quitas de encima. En la farmacia vemos con frecuencia errores en la toma de medicación que hace que esta no sea efectiva.
– ¿Y hay alguna otra recomendación que deba tener en cuenta?.
– Pues sí, Bibi. Te doy unas normas a seguir en caso de tener lombrices que pueden resultarte muy útiles:

Compartir

TRILOMBRIN 6 COMPRIMIDOS MASTICABLES

Trilombrin comprimidos masticables es un medicamento indicado para las infestaciones parasitarias causadas por distintos tipos de parásitos como: Enterobius vermicularis, Ascaris lumbricoides, Ancylostoma duodenale y Necator americanus . Este medicamento facilita la eliminación de los parásitos por el recto, los inmoviliza e impide cualquier mecanismo de excitación de los mismos.

En la composición de Trilombrin comprimidos masticables encontramos el principio activo pirantel, un compuesto seguro y eficaz que acaba con la presencia de parásitos en el intestino.

La dosis y el modo de empleo de Trilombrin comprimidos masticables se indican a continuación:

  • Niños entre 6 meses y 2 años de peso inferior a 12kg: medio comprimido masticable.
  • Niños entre 2 y 6 años de peso entre 12 y 22kg: 1 comprimido masticable.
  • Niños entre 6 y 12 años de peso entre 22 y 41kg: 3 comprimidos masticables.
  • Niños mayores de 12 años: 3 comprimidos masticables.
  • Adultos de peso igual o superior a 75kg: 4 comprimidos masticables.

Las mujeres embarazadas o en período de lactancia deben consultar previamente con su médico antes de tomar este medicamento.

No es frecuente la aparición de efectos secundarios relacionados con el uso de Trilombrin comprimidos masticables. Si aparecen estos síntomas son: trastornos gastrointestinales, pérdida del apetito, náuseas, vómitos, diarreas, entre otros.

Puedes comprar Trilombrin comprimidos masticables en nuestra farmacia online, indicado para el tratamiento de las infestaciones parasitarias en el tracto digestivo.

Para más información puedes consultar el prospecto de Trilombrin comprimidos masticables.

ACCI Y MECANISMO
Antihelmtico, activo frente a Enterobius vermicularis, Ascaris lumbricoides, Ancylostoma duodenale, Necator americanus. Ejerce su acci por bloqueo neuromuscular sobre los helmintos sensibles, inmovilizando el parito y provocando su expulsi intestinal.
ANCIANOS
La seguridad y eficacia del uso de pirantel en ancianos no han sido especicamente establecidas, sin embargo, no se han descrito problemas especicamente geriricos en este grupo de edad. Uso aceptado.

CONTRAINDICACIONES
– Alergia al medicamento.
EMBARAZO
Los estudios sobre animales no han registrado efectos adversos fetales. No hay estudios adecuados y bien controlados en humanos. El uso de este medicamento so se acepta en caso de ausencia de alternativas terapticas m seguras.
INDICACIONES
, y .
INTERACCIONES
Existe antagonismo entre pamoato de pirantel y piperazina, debido a sus distintos mecanismos de acci. Ambos fmacos ejercen su acci por bloqueo neuromuscular sobre los helmintos sensibles, aunque pirantel lo hace por despolarizaic mientras que piperazina lo hace por hiperpolarizaci, oponidose ambas acciones.- Teofilina: hay un estudio en el que se ha registrado aumento de los niveles plasmicos de teofilina, con posible potenciaci de su toxicidad.
LACTANCIA
Se ignora si el pirantel es excretado con la leche materna, no obstante, debido a su escasa absorci sistica, no parece probable el paso a leche materna. Se desconocen las posibles consecuencias en el lactante. Uso precautorio.
NIS
La seguridad y eficacia del uso de pirantel en nis menores de 2 as no han sido completamente establecidas. El uso de pirantel en nis por debajo de los 2 as se limita a situaciones en que la infecci parasitaria interfiera significativamente con el estado nutricional y el desarrollo fico.
NORMAS PARA LA CORRECTA ADMINISTRACI
Comprimidos masticables, administrados oralmente, en una dosis ica.
POSOLOG

V oral, adultos y nis.
* Enterobiasis y ascariasis: 10 mg/kg, administrados en una ica.Puede repetirse la dosis, en caso necesario, al cabo de 2 semanas (enterobiasis).
* Anquilostomiasis: 10 mg/kg/24 h durante 3 ds, pudiendo repetirse la dosis, en caso necesario, al cabo de 1 mes.

PRECAUCIONES

– (en algunos pacientes se han observado elevaciones de transaminasas).

– , o graves.

– Es conveniente el tratamiento simulteo de todos los miembros de la familia.

– Aplicar medidas higiicas para controlar las causas de la infestaci.

PRECAUCIONES RELATIVAS A EXCIPIENTES

– Este medicamento contiene fructosa. Los pacientes con hereditaria no deben tomar este medicamento.

REACCIONES ADVERSAS
COMPOSICI
PIRANTEL: 250 MILIGRAMOS – PAMOATO
FRUCTOSA (EXCIPIENTE): 0

Introducción

Los parásitos intestinales causan morbilidad y mortalidad. Afectan a más de 209 millones de personas en todo el mundo y más del 30% son niños1. El Enterobius vermicularis, oxiuros o lombriz de los niños, es el más frecuente parásito en nuestro medio. Son nematodos, gusanos redondos. El ser humano es el único huésped2. Son gusanos pequeños, el macho mide de 2–5mm y la hembra mide de 8–13mm, con forma de huso y color blanco.

Están en el ciego y el intestino delgado. La hembra emigra de noche desde el ciego a los márgenes del ano, donde deposita los huevos en n.o de 10.000–15.000 en el periné y éstos se adhieren a la piel de la zona. Al cabo de 6 horas son infectantes. Los huevos son de 50–60um, embrionados y asimétricos, un lado más cóncavo que otro. También contaminan ropas, suelos, alimentos, etc. Producen prurito anal intenso, cuando el niño se rasca puede conducir los huevos en las uñas hasta la propia boca. Ésta es una ruta fecal-oral a un nuevo huésped. Con la ingesta, los huevos pasan al duodeno y se completa el ciclo1,2. El ciclo de vida del parásito se completa en 6 semanas.

Los oxiuros producen irritación perineal, perianal y vaginal, picor y problemas de sueño. Más raras son la pérdida de peso, las infecciones urinarias y la apendicitis. Se hace el test del celofán para el diagnóstico durante 3 días seguidos y se examina al microscopio. La sensibilidad es del 90%2.

El tratamiento es con mebendazol (100mg por vía oral de una vez), pamoato de pirantel (máximo 1g de una vez) o albendazol (400mg por vía oral de una vez), pero no se aconseja en niños menores de 2 años.

En este trabajo presentamos 3 casos clínicos con afectación de oxiuros en la clínica y en la citología vaginal, y repasamos de la literatura médica la posibilidad de afectación más importante en el aparato genital, el intestino y el peritoneo. En sitios ectópicos se producen reacción inflamatoria, lesión granulomatosa, asintomática. Se encuentran con la laparotomía en el útero, las trompas, los ovarios, el peritoneo pélvico, incluso la próstata, el pulmón y el hígado.

Casos clínicos

Caso 1: mujer de 67 años, G3P3, con menarquia a los 14 años y menopausia a los 54 años. Antecedentes de colecistectomía, diabetes en tratamiento con antidiabéticos orales, HTA en tratamiento con fosinopril, obesidad, dislipemia y artrosis de cadera derecha. Consultó por picores. En la exploración se observaron genitales atróficos. Se apreciaron 2 oxiuros en el periné (fig. 1). Se tomó una muestra para citología cervicovaginal, informada de atrofia. En la ecografía vaginal se observó un útero atrófico. El endometrio era de 2mm y los ovarios no eran visualizables. Se trató con pirantel (TRILOMBRIN®), 6 comprimidos en una sola toma.

Figura 1.

Clínica del caso 1: 2 oxiuros en el periné.

(0,15MB).

Caso 2: mujer de 39 años, G3P2A1, con menarquia a los 12 años. Antecedentes de legrado por huevo huero e hipercolesterolemia. Consultó por revisión. La exploración era normal, así como la ecografía vaginal. Se tomó una muestra para citología cervicovaginal, que fue informada de compatible con edad e historia, inflamatoria y con existencia de parásitos, huevos de oxiuros (fig. 2). Se trató con mebendazol (LOMPER®), un comprimido por un día.

Figura 2.

Citología del caso 2 (Papanicolaou, 40×). Huevo de oxiuro.

(0,14MB).

Caso 3: mujer de 29 años, G2P2, sin antecedentes de interés. Controlada en un centro de planificación familiar por uso de píldoras anticonceptivas. La citología (figs. 3–5) presentaba cambios celulares benignos, infección por vaginosis bacteriana y presencia de huevos de oxiuros.

Figura 3.

Citología del caso 3 (Papanicolaou, 10×). Múltiples huevos de oxiuros.

(0,18MB).
Figura 4.

Citología del caso 3 (Papanicolaou, 10×). Huevos de oxiuros aislados entre las células vaginales. Infección por vaginosis bacteriana.

(0,15MB).
Figura 5.

Citología del caso 3 (Papanicolaou, 10×). Huevos de oxiuros entre las células vaginales. Se aprecian las larvas dentro de los huevos.

(0,26MB). Discusión

Nuestros casos, uno con descubrimiento de 2 oxiuros en el periné en una mujer diabética con prurito se trató con pirantel, los otros 2, con diagnóstico citológico vaginal al encontrar huevos de oxiuros ente las células vaginales. En el caso 3 coexistían con vaginosis bacteriana.

Los huevos de la región perianal pueden pasar a la vagina, incluso al útero, a las trompas y al peritoneo, o a la uretra y a la vejiga3. En un caso, en una mujer de 21 años con dispareunia y leucorrea se vieron los huevos en la vagina. Y en la citología se vieron células superficiales, intermedias, granulocitos y más de 40 huevos.

El diagnóstico citológico de rutina, el vaginal y el urocitograma, da el diagnóstico de infestaciones parasitarias impensadas4. Así, 4 casos de E. vermicularis y uno de Strongyloides stercolaris (sobre 22.700 citologías de Papanicolaou y 434 sedimentos urinarios) fueron por contaminación fecal y mala higiene.

La citología diagnostica la infección por parásitos en mujeres asintomáticas5. Así, en 57.664 citologías hubo 6 casos de huevos de E. vermicularis, un caso de huevo de Ascaris lumbricoides y 3 casos de microfilaria. En todos los casos hay un patrón inflamatorio. El huevo de E. vermicularis es de 24×40um, oval, con doble contorno amarillo o marrón, y embrionados en diferentes estados de maduración. Hay inflamación severa, leucocitos e histiocitos, debris celular y mucus.

Un caso raro de gusanos vivos adultos de E. vermicularis es en la zona alta de la vagina6. En una mujer de 28 años, nulípara, con picor vulvar y leucorrea vaginal, los síntomas comenzaron 2 meses antes y fue tratada con crema de clotrimazol pero no mejoró. En la exploración presentó la vulva inflamada y se observaron 6 gusanos de E. vermicularis en el fórnix anterior de la vagina. Se trató con mebendazol (100mg en dosis única).

Repasando la literatura médica, se ven afectaciones más importantes, así en orden creciente de gravedad:

Se describen 2 casos de granulomas por E. vermicularis solo con huevos7. Uno en la vulva y el otro es un granuloma peritoneal con adenocarcinoma rectal (el parásito pasa por la pared del colon). El primer caso en una mujer de 41 años con prurito perianal y nódulo de 2×2cm en la vulva en el lado derecho. Con la escisión de la lesión se vio en la anatomía patológica (AP) un microabsceso con huevos de parásitos. Tenía 9.000 leucocitos, con el 60% de neutrófilos y el 16% de eosinófilos. El granuloma en la vulva puede ser por ulceración focal, debido a mala higiene o por lesión de rascado.

El 2.o caso, en una mujer de 65 años con adenocarcinoma rectal, se practicó resección anterior de colon y rectosigma. Se halló un nódulo peritoneal de 1,5cm. Se biopsió y en la AP se observó un nódulo esclerótico en el centro con huevos, parcial o totalmente calcificados.

Un defecto intestinal puede permitir el paso. Tras perforación intestinal o apendicular, rotura de diverticulitis en sigma o adenocarcinoma o adenoma velloso de colon, los gusanos pueden pasar a la cavidad peritoneal. Los huevos resisten más que los adultos, tienen doble contorno. El diagnóstico definitivo es al ver la larva y más si se ve el gusano hembra.

En un caso de diagnóstico de absceso subcutáneo por E. vermicularis mediante punción por aspiración con aguja fina (PAAF)8, se encontraron huevos y fragmentos de cutícula del gusano adulto vistos en el Papanicolaou de una mujer de 30 años en la hendidura natal, cerca de la punta del cóccix. Se sospechaba de un quiste epidérmico infectado. Se halló un nódulo subcutáneo de 2,5cm, blando. Se obtuvo fluido marrón. Había muchos huevos de E. vermicularis, un infiltrado inflamatorio con eosinófilos, células gigantes de cuerpo extraño y lesión granulomatosa.

En un caso de nódulo perineal por E. vermicularis diagnosticado en la citología por PAAF9 en un hombre de 26 años se halló un nódulo doloroso en el periné, de 4cm, superficial, firme y no blando, con márgenes bien definidos, cerca de la base del saco escrotal. No presentaba linfadenopatía inguinal. Recibió tratamiento antibiótico, sin efecto. En la PAAF se halló material purulento. En la citología se vieron neutrófilos, eosinófilos y macrófagos, huevos de 50–60um de longitud y 18–22um de diámetro, con larvas dentro, y huevos degenerados rodeados de neutrófilos y células gigantes de cuerpo extraño con huevos incluidos. El diagnóstico fue infección por E. vermicularis con reacción granulomatosa.

En un caso de peritonitis generalizada con rotura de absceso tuboovárico (ATO) se hallaron huevos de E. vermicularis10 en una mujer de 45 años, obesa, G8P8, con dolor abdominal generalizado, anorexia y pérdida de peso. Tenía antecedente de histerectomía vaginal. Estaba pirética y con distrés. Se observó una masa pélvica derecha. En la laparotomía se observó peritonitis sanguinolenta, rotura de ATO de 8cm, respuesta inflamatoria y fibrosis. Se practicó doble anexectomía y apendicetomía. En la AP se vieron inflamación aguda y crónica, granuloma con linfocitos y eosinófilos, rodeando huevos de E. vermicularis y el apéndice con muchos gusanos adultos de E. vermicularis.

La rotura del ATO por E. vermicularis es muy rara. El tiempo de aparición puede ser de hasta 4 años hasta dar los síntomas. Cuando se descartan causas de leucorrea comunes hay que buscar E. vermicularis.

En el trabajo de Smolyatov et al11 se presentan 3 casos de afectación por E. vermicularis en el tracto genital femenino:

  • 1)

    Una mujer de 31 años, con fiebre y dolor abdominal de 2 semanas, tratada como enfermedad inflamatoria pélvica con amoxicilina+clavulánico. Tenía fiebre de 39,2°C, masa pélvica anexial derecha y 22.700 leucocitos. En la ecografía se observó lesión quística ovárica bilateral. En la tomografía axial computarizada se observaron 3 lesiones quísticas con nivel aire-líquido. Se trató con clindamicina+ciprofloxacino intravenosos por ATO. En la laparotomía se vio al tercer día una masa pélvica adherida al omento y al colon. Se practicó histerectomía+doble anexectomía. En la AP se vieron inflamación crónica, necrosis y granuloma por E. vermicularis . Se dio mebendazol a toda la familia.

  • 2)

    Una mujer de 35 años con dolor abdominal de 2 días. Tenía masas quísticas bilaterales en ambos ovarios, de 6-7cm, blandas, duras y móviles. En la ecografía se vieron masas solidoquísticas. Se practicó laparoscopia y quistectomía bilateral. En la AP se observaron el ovario derecho con quiste folicular, el ovario izquierdo con quiste simple+granuloma, gusano hembra adulto y huevos de E. vermicularis.

  • 3)

    Una mujer de 35 años, con enfermedad de Hodgkin. Tenía una masa de 1×1cm en la cara posterior uterina, vista en la cesárea a las 32 semanas de embarazo. En la biopsia, en la AP se observaron granuloma con necrosis, infiltración por eosinófilos y múltiples huevos de E. vermicularis.

Los E. vermicularis tienen alta prevalencia en países con temperatura cálida. En su mayoría, la infección es asintomática y la infección extraintestinal es rara. El diagnóstico preoperatorio es difícil. El diagnóstico diferencial debe hacerse en histología con Schistosoma.

En el trabajo de Khabir et al12 también se presentan 3 casos con diagnóstico histológico, de reacción inflamatoria pseudotumoral:

  • 1)

    Una mujer de 28 años, G2P1, con metrorragia, con 8.900 leucocitos y el 12% de neutrófilos. En la ecografía vaginal se observó un endometrio de 11mm. Se practicó legrado. En la AP se vieron un endometrio secretor y oxiuros. Se trató con albendazol y también a toda la familia.

  • 2)

    Una mujer de 38 años, G3P2. Portadora de dispositivo intrauterino (DIU). Tenía dolor pélvico de 15 días, con 15.300 leucocitos y el 10% de eosinófilos. En la ecografía vaginal se vio un útero normal. Tenía una masa laterouterina izquierda de 9×5cm. CA 125=84,2U/ml. En la laparotomía se observó un tumor necrosado de anexo izquierdo adherido a sigma. Se practicó anexectomía izquierda. La AP mostró un pseudotumor inflamatorio con oxiuros. Se trató con albendazol (400mg/día) y se repitió a las 2 semanas.

  • 3)

    Una mujer de 28 años, G3P3. El tercer embarazo fue con DIU y no se encontró en el parto; con 5.700 leucocitos. En la radiografía simple, el DIU se vio a nivel laterouterino izquierdo. Se practicó laparoscopia, había perforación en la cara posterior uterina. Tenía adherencias a sigma de útero y ovario, aspecto de granuloma inflamatorio. La AP mostró un pseudotumor inflamatorio, necrosis y huevos de oxiuros.

La infección por oxiuros es rara en el adulto, produce prurito anal, síndrome pseudoapendicular o dolor abdominal crónico. Hay que tratar a la pareja sexual y a la familia. El tratamiento médico es único y se repite la dosis a las 2 semanas.

En el caso de Petro et al13, en una mujer de 30 años, con dolor abdominal bajo, hinchada, con diarrea y sin pérdida de peso, se practicó colonoscopia y se vio un gusano de 4mm moviéndose en el área de la rectosigma. Se recogió con pinza de biopsia. La mucosa del colon era normal. En la AP se observó una hembra de E. vermicularis con múltiples huevos.

La infección por E. vermicularis es asintomática o produce prurito perianal, nocturno, y también nerviosismo, insomnio, pesadillas y convulsiones7.

Las complicaciones son apendicitis, obstrucción intestinal, perforación intestinal, enterocolitis que simula enfermedad de Crohn, íleo colitis eosinofílica, infección hepática, prurito vulvar, infección urinaria, sangrado posmenopáusico, epididimitis, masa pélvica, salpingitis, ATO, peritonitis, infertilidad, etc.

El diagnóstico diferencial6 con tuberculosis y neoplasia.

El tratamiento es con mebendazol y albendazol, pero no en el embarazo; sólo se recomienda el pamoato de pirantel en el embarazo. Debe tratarse también a toda la familia y realizar saneamiento de ropas y casa.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.

No hay nada que las mamás y papás tiendan a temer más que una infestación de lombrices intestinales en el niño. En cualquier caso, lo cierto es que se trata de una infección tremendamente común en la etapa infantil, afectando sobre todo a niños/as de entre 5 a 10 años, especialmente cuando se encuentran en edad escolar. Por suerte, existen tratamientos médicos muy eficaces, como es el caso de Lomper.

Lomper es un medicamento antihelmíntico, lo que significa que se trata de un fármaco especialmente indicado para el tratamiento de las parasitosis intestinales.

¿Y qué es una parasitosis intestinal? Consiste básicamente en el ingreso de parásitos al organismo, los cuales permanecen en los intestinos de los personas y los infestan. Es decir, se trata de una enfermedad producida por parásitos, que son organismos -animales o vegetales- que viven en el interior de otro, o a sus expensas.

¿Y cómo se transmiten estos parásitos? Lo más habitual es a través del consumo de agua y alimentos contaminados, por tener las manos sucias y contaminadas (esta forma de contagio es tremendamente común entre los más pequeños, que se rascan la zona afectada o tocan utensilios o juguetes contaminados y luego se llevan las manos a la boca), o por tocar elementos contaminados y no lavarse las manos.

¿Qué es Lomper y para qué sirve?

Lomper es un medicamento antihelmíntico, lo que significa que es un fármaco utilizado en el tratamiento de las helmintiasis; es decir, es útil contra infestaciones por lombrices parásitas, ayudando positivamente a su erradicación del cuerpo de manera rápida y completa.

Es una de las presentaciones comerciales más populares frente a las lombrices y parásitos intestinales, y contiene un compuesto conocido con el nombre de Mebendazol, eficaz frente a las infestaciones intestinales por lombrices, que son nematodos o gusanos redondos. Sin embargo, no es eficaz frente a la infestación por tenia (céstodos).

¿Cuándo tomar Lomper?

Se trata de un medicamento eficaz para el tratamiento de las siguientes parasitosis intestinales (independientemente de que éstas sean simples o mixtas):

  • Enterobiasis (Oxiuriasis): Es la infección más común de parasitosis intestinal entre los niños, conocidas popularmente con el nombre de lombrices.
  • Ascaridiasis: Infestación parasitaria causada por Ascaris lumbricoides, una lombriz intestinal que puede llegar a alcanzar los 25 centímetros de longitud y pueden vivir de uno a dos años. No es muy habitual.
  • Trichuriasis: Infestación causada por el parásito Trichuris trichiura, que puede alcanzar los 4 centímetros de longitud y habita en el intestino grueso. Suele causar diarrea crónica, pérdida de peso, anemia y flatulencias.
  • Anquilostomiasis y Necatoriasis: Infección intestinal causada por parásitos Ancylostoma duodenale y Necator americanus. Causa hemorragia intestinal crónica y anemia.

Pautas de tratamiento de Lomper y dosis adecuadas

Si tu médico te ha prescrito Lomper porque sufres de una parasitosis intestinal, las pautas de tratamiento más habituales dependiendo del tipo de nematodo intestinal, son los siguientes:

  • Oxiuriasis (infestación por Enferobius vermicularis, las habituales lombrices infantiles): Dosis única de 5 ml. de jarabe de 20 mg/ml en el niño, o dosis única de 1 comprimido de 100 mg. en el adulto. Se debe repetir a las dos semanas.
  • Ascaridiasis, Trichuriasis, Anquilostomiasis o Necatoriasis: dosis de 100 mg. cada 12 horas durante 3 días. Puede ser aconsejable repetir un segundo ciclo de tratamiento a las 2 semanas.

Efectos adversos de Lomper

Aunque Lomper es considerado un medicamento seguro, especialmente entre los más pequeños de la casa, es posible que tras su administración se produzcan algunos efectos adversos.

El efecto adverso o secundario más frecuente es el dolor abdominal, acompañado de malestar abdominal.

De forma menos frecuente pueden surgir otros síntomas intestinales y digestivos asociados, como podría ser diarrea y flatulencias (gases).

Además, de forma rara pueden producirse mareos, enrojecimiento (erupción en la piel), neutropenia (disminución del número de glóbulos blancos en la sangre), alergias, convulsiones o alteración de la función del hígado.

Bibliografía Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Médico. Le aconsejamos consultar a su Médico de confianza.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *