0

Trucos para pelo graso

Esto es lo que tienes que hacer para lucir súper melena (si tienes el pelo graso)

Editorial ‘Con luz propia’, Vogue Joyas, Noviembre 2016.

© Philip Gay. Realización: Marina Gallo

“ Tener el pelo bien me pone de buen humor ”. Seguro que alguna vez has dicho algo parecido. Y es que el aspecto de nuestro cabello influye de manera directa en nuestro estado de ánimo. Y no nos referimos solo a un buen corte y a un color cool, sino a que tenga brillo, movimiento, que esté sedoso, limpio … Requisitos que todas pedimos a nuestro pelo, pero que no siempre resultan fáciles de lograr, sobre todo cuando se tiene un cabello con tendencia grasa. Un tipo de cabello bastante habitual en España que necesita ciertos cuidados especiales para que esté bonito. Cuidados que puedes llevar a cabo en casa, pero siempre teniendo en cuenta que si el problema de grasa se agrava es necesario consultarlo con un dermatólogo para evitar otros problemas en el cuero cabelludo como irritación, enrojecimiento… Dicho esto, y antes de enumerar los trucos que deberías poner en práctica, es justo y necesario saber si, de verdad, tienes el pelo graso. Para ello, Rafael Artero, shampunier de Pantene, nos explica cómo hacer “ la prueba del papel”. «Poniendo un trocito de pañuelo de papel sobre la raíz para que se impregne. Si al secarse ese papel aparece una ligera mancha amarillenta, se confirma que tienes el pelo graso» (y que, por tanto, necesitas leer este artículo).

¿Agua fría o caliente?
Aunque se ha hablado mucho sobre el hecho de que el agua muy caliente puede estimular la actividad de las glándulas sebáceas de nuestro cuero cabelludo, tal y como nos explica Adolfo Remartínez, director de Nuggela & Sulé, lo mejor es utilizar en el lavado “agua tibia tirando a caliente” para poder eliminar bien la grasa y la suciedad, así como restos de champú y acondicionador. Idea en la que insiste también Quique Sánchez, director de EspacioQ, que nos explica que el agua fría no va a conseguir arrastrar los restos de grasa. Como norma general lo recomendable es que el agua esté a una temperatura de unos 30 grados. “De esta manera eliminamos la grasa correctamente sin resecar la dermis y, por tanto, sin estimular una sobreproducción de grasa”, afirma Remartínez. Eso sí, una vez limpio el cabello, sí que resulta recomendable terminar con un aclarado de agua fría (a unos 20 grados) para cerrar la cutícula, aportar brillo y contribuir a que el cabello no se ensucie tan rápido.

El cepillado previo antes del lavado se hace así
Cepillar el cabello antes del lavado es importante, sea cual sea tu tipo de cabello, pero cuando se tiene graso este paso es fundamental para hacer el lavado más efectivo. Para ello, Pablo Robledo, experto de Pantene, aconseja hacerlo con un cepillo de punta redonda.

Y entre lavados, ¿cómo cepillar un cabello graso sin ensuciarlo?
Adolfo Remartínez aconseja hacerlo así: con la cabeza hacia abajo y de raíz a puntas. “Por un lado airearemos la raíz y eliminaremos residuos sin que vuelvan a caer en el cuero cabelludo. También evitaremos que se ensucie el cabello antes de tiempo”, dice.

Cómo aplicar el champú durante el lavado
Quique Sánchez insiste en la necesidad de no lavar excesivamente el cabello, sino simplemente hacerlo aplicando una sola vez el champú y de forma suave. Para el experto de Nuggela & Sulé es importante humedecer el cabello antes y emulsionar el champú en las manos antes de aplicarlo en el cabello y cuero cabelludo. “De esta manera el lavado será más efetivo y evitaremos el exceso de producción de sebo”.

Cómo elegir el champú (y qué cantidad usar)
Aunque hemos preparado un shopping de productos específicos para cabellos grasos, conviene recordar esta máxima: elegir champús neutros, con un PH en torno al 6,5. Respecto a la cantidad, y aunque variará en función de la cantidad de pelo y del largo, una buena referencia para una longitud media es la cantidad que cabe en el hueco de la palma de tu mano.

El truco del limón
Para poder controlar la grasa, Pablo Robledo nos explica este sencillo truco: incorporar dos o tres gotas de limón natural en el acondicionador o mascarilla.

Editorial ‘Con luz propia’, Vogue Joyas, Noviembre 2016.

© Philip Gay. Realización: Marina Gallo

No tocar, por favor
Uno de los grandes quebraderos de cabeza que provoca un cabello graso es la tendencia que tiene a ensuciarse más rápido que un cabello normal o seco. Para evitarlo, Pablo Robledo recomienda intentar tocarlo lo menos posible. “Así no estimularemos las glándulas sebáceas”, dice.

Acondicionador (con aclarado)
“Lo importante en este tipo de cabello es aclararlo abundantemente al lavarlo. Necesita limpieza y que no pongamos un número excesivo de productos ya que lo ensuciarán más”, explica el director de EspacioQ. De ahí que a la hora de elegir acondicionador, lo mejor sea usar una versión en crema que se aclare después y, por tanto, evitar los productos en spray que no necesitan aclarado.

¿Se puede usar mascarilla en un pelo graso?
Se puede (y se debe), pero mejor si se hace una vez a la semana, solo de medios a puntas, evitando el contacto con la raíz y el cuero cabelludo y con un producto específico para este tipo de cabello.

Levadura de cerveza, mijo y quinoa
Existen ciertos alimentos que te pueden ayudar a cuidar el pelo graso. Nos lo explica Adolfo Remartínez. Por ejemplo, tomar mijo o levadura de cerveza. Estos cereales tienen un alto contenido en vitaminas del grupo B y ayudan a cubrir el oxígeno que necesita el folículo piloso e, incluso, a aliviar la dermatitis seborreica. También puede ayudarte la cebolla –por su alto contenido en azufre– y la quinoa.

15 trucos para tener el pelo bonito

¿Estás lavando correctamente tu pelo?

Así es la dieta del pelo bonito

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lea nuestra política de afiliación.

La píldora anticonceptiva, ¿produce grasa?

Algunas sí. En ese caso lo mejor es consultar con el ginecólogo la posibilidad de cambiarla por otra.

¿Es para siempre o se trata de una irregularidad transitoria?

Afortunadamente suele ser pasajero y tratable. “Es más habitual en gente joven porque las hormonas andan ‘revueltas’. Con la edad el cabello, igual que la piel, tienden a resecarse y a perder lípidos”, apunta María Arosa, responsable de la perfumería Tu Cuidado.

¿Cómo podemos tratarlo?

Comprar a toda prisa un champú antigrasa en la tienda de la esquina no es la panacea. Lo mejor es acudir a un tricólogo (el dermatólogo especializado en asuntos capilares) para determinar las causas y el grado de hiperactividad de glándulas sebáceas. En muchos casos, el champú solo aliviará los síntomas, pero no curará el problema.

Pero, puestos a lavar el cabello, ¿qué usar?

Champús ligeros, de uso diario, con ph neutro, sin siliconas y con aceites esenciales (que no son aceites como tales sino extractos acuosos de las plantas) capaces de llegar hasta la glándula sebácea”, comenta Nuria Ortiz-Movilla, directora de formación de Phyto. En su fórmula suelen darse cita ingredientes como la hierbabuena, la ortiga o la menta, para equilibrar el cuero cabelludo (Champú Seborregulador de Klorane); la acción bactericida del aceite de eucalipto y el zinc, que reduce la irritación de cuero cabelludo (Spearmint Meadowsweet Scalp Shampoo de John Master Organics, Peppermint Shampoo de Malin+Goetz); arcilla blanca para eliminar el sebo y jazmín para desestresar el cuero cabelludo (Champú para cabello graso de Le Petit Marsellais); la filipéndula ulmaria, ácido salicílico o la madera de Panamá, con propiedades astringentes (Phytopanama de Phyto, Bain Divalent de Kérastase…); o la proteína de soja, que fortalece el folículo piloso e impide que el sebo invada todo el mechón (Phytocedrat de Phyto).

¿Lavándolo menos se reduce la grasa?

No depende del numero de veces que lo lavemos sino del producto usado. “Los que contienen siliconas, por así decirlo, ‘plastifican’ el cabello y el cuero cabelludo. El cabello aparentemente está más suave pero estos químicos impiden que el cuero cabelludo respire”, asegura Ortiz-Movilla.

Al lavar la cabeza, ¿restregar a fondo para desengrasar bien?

Mentalízate, tu cuero cabelludo no es una sartén. “Hay que lavar con suavidad. Si rascamos con fuerza, se elimina la capa hidrolipídica del cuero cabelludo y ya tenemos el efecto rebote: el cuerpo produce más grasa para reemplazar la que hemos quitado.

Y el fatídico día 2, ese después de lavarlo y en el que nos hemos propuesto no catar champú, ¿qué hacemos para que no dé aspecto de semisucio?

Hay dos opciones: hacernos un recogido o una coleta muy tirante con la raya muy marcada, “que además es tendencia esta temporada. La segunda es utilizar un champú en seco (por ejemplo, Hair Refresher de Davines, Champú Seco de Azalea, Instant Fresh de Fructis). Se aplica en la raíz, se deja actuar un minuto y se retira el exceso de producto con un cepillado”, explica la peluquera Lorena Morlote lorena-morlote.com. Este tipo de producto, cuyas ventas no paran de crecer, ofrece otra ventaja: aporta volumen, una cualidad que escasea en los cabellos grasos. Tampoco está de más aplicar sentido común: cuanto más se toca, más se ensucia. “Por eso”, recomienda Camargo, “conviene no cepillar demasiado (así solo logramos distribuir el exceso de sebo por todo el mechón) ni pasar a menudo las manos por el pelo”.

Cuidados para un pelo graso y fino

Lectura: 2 minutos

El pelo graso es una de las mayores pesadillas de toda mujer, pero si además es fino, el efecto apelmazado y sin vida, acaba con la moral de cualquiera. ¡No hay problema sin solución! A continuación, te contamos cómo lucir una melena vital y brillante para estar más guapa que nunca.

Cambia tu manera de lavar el cabello

Si eres de las que se pone un montón de champú en la mano o directamente en la cabeza y se restriega hasta dejar el cuero cabelludo reluciente, quizás no estés haciendo lo mejor por tu melena. El cabello fino es más frágil y el exceso de producto puede alterar el cuero cabelludo y producir ese odiado exceso de grasa.

A partir de ahora, prueba a echar menos champú. Una vez que tengas el cabello mojado y el producto en la mano, repártelo con un suave y relajante masaje, únicamente sobre el cuero cabelludo. Aquí es donde se produce la grasa, por lo que es importante incidir en toda la superficie.

Después, reparte el resto del producto por la melena, pero no lo frotes ni lo enrosques, así solo conseguirás enredarlo y romperlo. Péinate con los dedos (y con cuidado de no dar tirones) mientras repartes la espuma por el largo.

Más tarde, aclara bien toda la melena, especialmente el cuero cabelludo, que no quede producto. Nos encanta lavar el cabello con champús ricos en ingredientes naturales, que aporten vitaminas y minerales que no solo mejoren el aspecto del pelo, sino su salud, como es el caso de Original Remedies Remedio de Arce. Esta gama combina dos de los ingredientes más auténticos de la naturaleza: el poder reparador de la Savia de Arce y las propiedades nutritivas del Aceite de Almendra para devolver a tu pelo toda su vitalidad y suavidad para aquellos cabellos dañados que necesitan una reparación intensa.

A continuación, aplica el acondicionador y la mascarilla, pero una vez a la semana. Queremos que apuntes en un cuaderno cien veces el mandamiento clave para no engrasar las raíces: “No aplicar acondicionador ni mascarillas por encima de lo que marque mi coleta”. No caigas en este catastrófico error que te puede llevar a empeorar el problema.

¡Trucos para prolongar los lavados!

El cuero cabelludo con tendencia a engrasarse puede prolongar el tiempo entre lavados si se tienen unos trucos en la manga.

  1. Evitar cualquier peinado que aplaste el cabello, como es el caso de una coleta muy tirante. Es una buena manera de prolongar su vida.
  2. ¡No lo estés tocando todo el rato! Al igual que pasa en la cara, tocar demasiado el pelo puede empeorar este problema.
  3. Por último el secreto mejor guardado, el champú seco. Elige fórmulas naturales que absorban el exceso de grasa para alargar los días en los que toca lavar el pelo.

¡Si sigues estos sencillos pasos tu melena estará perfecta día tras día!

Remedios para el pelo graso: lávalo con bastante frecuencia

Busca la solución perfecta para tu pelo graso.

Si tu cabello graso se ha convertido en un problema, visita a un dermatólogo. Él podrá recetarte medicamentos que contengan ácido retinoico (molécula derivada de la vitamina A), que regula la secreción de las glándulas sebáceas. Pero, en la mayoría de los casos, bastará con tratar tu cabello con algunos cuidados específicos. Existen productos capilares que permiten reequilibrar la secreción de grasa capilar. Las algas o plantas como la ortiga, la camomila o el romero, regulan la producción de grasa capilar y calman el cuero cabelludo. Los cabellos grasos han de evitar el uso de productos capilares que contengan proteínas o sustancias que reconstituyan la película lipídica, como los aceites o las siliconas. Apelmazan demasiado el cabello y no harían más que agravar la situación haciendo que el cabello graso se vea aún peor.

No basta con escoger las soluciones para el pelo graso adecuadas, también hay que saber cómo aplicarlas adecuadamente. Algunas personas piensan que lavarse el cabello muy a menudo estimula la producción de las glándulas sebáceas, pero esto no es así, sino al contrario. El cabello graso se ha de lavar a menudo, todos los días si es necesario. Si el champú se aplica realizando un masaje sobre el cuero cabelludo, se puede eliminar con cada lavado casi toda la grasa capilar. Con los cuidados adecuados, ¡el cabello graso no será más que un mal recuerdo!

5 productos para evitar el pelo graso y lucir melena

El origen de porqué tienes el cabello graso reside en tu cuero cabelludo. Se debe a que las glándulas sebáceas que existen en el cuero cabelludo segregan más sebo (grasa) del necesario y este se acaba acomodando a lo largo del pelo. Por eso suele ser el pelo de la raíz el que tiene más grasa que las puntas.
Las razones por las que puedes tener el pelo graso pueden ser muy diversas: desde un mal uso del champú en la ducha, hasta razones genéticas hereditarias. Sea como sea, es un problema bastante incómodo de lidiar porque puede parecer que no te has lavado el pelo o luzca muy apelmazado y descuidado..

Razones por las que tienes el pelo graso

  • Un lavado excesivo del cabello puede producir más grasa: ¡olvídate de lavarlo todos los días! Aunque te parezca lo contrario, es importante no lavarte tanto el pelo. Es normal que cuando vemos que tenemos las raíces grasas queramos lavar el pelo constantemente. Y esto puede ser un acto contraproducente ya que las capas de aceite natural que segrega nuestro cuero cabelludo se ven agredidas por los agentes del champú y crean el efecto contrario al deseado.
    Por eso trata de lavártelo al menos cada 3 días. Como remedios para esos días finales puedes usar el champú en seco o hacerte algún peinado chulo como un moño o trenza alta.
  • Usar productos agresivos o irritantes: alomejor no te das cuenta, pero puede que el champú que utilices sea bastante fuerte y actúe de forma que elimina el pH natural de tu piel y esto hace que las glándulas produzcan más sebo del necesario.
  • Una mala alimentación: como siempre comentamos, la alimentación influye en casi todos los aspectos de nuestra vida cotidiana, y el pelo graso es uno de ellos. Si llevas una dieta con muchos alimentos grasos contribuirá a la formación excesiva de sebo en tu cuero cabelludo.
  • Falta de vitamina B en tu organismo: en concreto la vitamina b7 o la biotina son encargadas del buen funcionamiento de la piel y del cabello, por lo que si te faltan estas sustancias en tu organismo, tendrás más tendencia a sufrir de pelo graso.
  • Falta de exfoliación en tu cuero cabelludo: así como exfoliamos la piel de nuestro cuerpo, es super importante exfoliar también el cuero cabelludo. Y esto es algo que muchas mujeres no hacemos, y contribuye a tener un pelo más limpio y sano por mucho más tiempo. Existen productos específicos para exfoliar tus raíces eliminando las impurezas y las células muertas y ayudando al buen funcionamiento de las glándulas sebáceas.

A continuación te mostramos 5 productos con los que puedes contribuir a evitar tener el pelo graso y mejorar visiblemente tu melena de forma sencilla, eficaz y económica, ¡toma nota!

1. Utiliza champús específicos para el pelo graso, por ejemplo con extracto de cebolla

Recientemente se ha puesto de moda el uso del champú con extracto de cebolla y tenemos que decirte que ¡funciona!
Realmente el extracto de cebolla lo que hace es regular el exceso de producción de sebo gracias a sus propiedades innatas naturales que tiene la cebolla. Pero ¡tranquila! no tiene olor a cebolla si es lo que estabas pensando. Todo lo contrario, tiene una fragancia sutil y agradable.
En concreto hemos seleccionado uno que es todo un best seller en internet por su estupenda relación calidad-precio. Además de evitar el exceso de grasa, aporta volumen y brillo al pelo para lucir una melena de escándalo, te recomendamos que lo pruebes, porque ¡no te arrepentirás!

Además existen otros champús también de muy buena calidad creados específicamente para reducir el exceso de grasa de tu pelo como el de Natura Siberica por 9,54€ en Amazon o el famoso de Nuggela&Sulé de cebolla también que se vende en Amazon por 16,90€.

2. Si usas mascarilla, que sea solo de medios a puntas y con extractos de plantas refrescantes

Por norma general si tienes el pelo bastante graso, no es necesario utilizar una mascarilla nutritiva, pero sin embargo si eres de las que tienen además las puntas abiertas o las medias puntas bastante resecas, te recomendamos que uses una mascarilla específica para tu cabello, como esta que lleva extractos de plantas como la menta o el té verde.
Aportan frescor, vitalidad y además eliminarán el exceso de grasa que pueda caer en tu pelo.

3. Un remedio efectivo para momentos de urgencia es el champú en seco

Los champús en seco son ideales para limpiar y mejorar el aspecto del cabello rápidamente. Además son una ayuda extra genial para esos días que no te quieres lavar el pelo pero te lo ves fatal.
El polvo absorbe el sebo y las impurezas, pero no estimula el cuero cabelludo para volver a producir grasa. Simplemente rocía un poco de champú seco en tu cuello y dale un masaje suave con los dedos, después pasa el peine con cuidado, pero solo una vez.
En concreto este que hemos seleccionado de Klorane es especial para el pelo graso con extracto de ortiga, que tiene un fuerte poder seboreductor. ¡Nos encanta!

4. ¿Sabías que también hay que exfoliar el cuero cabelludo?

Normalmente lavamos nuestro cabello pensando que con eso eliminamos la suciedad, pero estamos muy equivocadas. En realidad en nuestro cuero cabelludo, en los poros se acumulan cantidad de restos de suciedad, impurezas y células muertas, formando una capa que impide que las glándulas sebáceas funcionen con normalidad, por eso, aunque sea el punto 4 de nuestra lista, es una de las acciones más importantes que puedes realizar para mejorar tu exceso de grasa capilar.
Para ello existen productos especiales para ello, el que nos parece una pasada es algo que seguro no conoces y son los peines especiales que estimulan el cuero cabelludo, y también encontramos productos exfoliantes específicos. Una combinación de ambas cosas, al menos una vez por semana, te aseguramos que te mejorará el aspecto de tu cabello en gran medida.

Mascarillas exfoliantes especiales para cuero cabelludo

Peine especial para exfoliar, masajear y limpiar las impurezas del cuero cabelludo

5. Hazte un tratamiento casero con arcilla curativa

Al igual que los champús especiales, la arcilla curativa también te puede ayudar a controlar el cabello graso. Simplemente mezcla la arcilla en polvo con un poco de agua para crear una pasta suave y aplícala en tus raíces una vez a la semana. Déjalo aplicar durante 15 minutos, y después acláralo con abundante agua tibia.
En concreto esta arcilla que hemos elegido es 100% natural y ecológica y proviene de Marruecos.
Esta arcilla es perfecta para cabellos grasos porque tiene un alto poder absorbente, astringente y purificante, además, es hipo-alergénica y sin activos químicos.
¡Una solución super efectiva, práctica y rentable para mejorar el aspecto de tu pelo graso en unos sencillos pasos!

Tu navegador no puede mostrar este vídeo

Y además…
¿Cómo fortalecer las pestañas para que sean más largas y fuertes
?¡Di adiós al cabello seco! 7 tratamientos efectivos para revitalizarlo
Los 5 mejores productos para fortalecer el cabello

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *