0

Trufas de chocolate caseras

Tabla de contenidos

Cómo hacer trufas de chocolate. Receta casera y muy fácil

¡Chocolate! Esa palabra mágica que siempre nos arranca una sonrisa cuando la escuchamos, la decimos o la leemos 🙂

Es uno de mis ingredientes favoritos para preparar todo tipo de dulces y postres, y sus posibilidades son prácticamente infinitas. Sólido, cremoso o líquido, con posibilidad de aromatizarlo, y siempre siempre riquísimo e incluso diría que un poco adictivo.

Estas trufas con chocolate caseras y fáciles son una auténtica llamada a gritos a los más chocolateros, porque es una forma de comer chocolate a bocados con una textura tierna sin perder su potente sabor. Su nombre viene por su parecido con las codiciadas trufas naturales, curioso ¿verdad?

Si eres un [email protected], visita nuestra sección de postres elaborados con chocolate, que incluyen bizcochos, galletas, tartas y otras deliciosas preparaciones. Comienza a pensar en chocolate con nuestra Tarta Sacher paso a paso, pero hay muchas más recetas.

Destacan el bizcocho de plátano, chocolate y canela, el mug cake de chocolate y nueces al microondas, nuestro exquisito brownie, la tarta de tres chocolates o la tarta de galletas y chocolate. Todos ellos están de… ¡escándalo!

Ingredientes para hacer trufas de chocolate caseras (12-16 trufas, dependiendo del tamaño):

  • 200 gr de chocolate para postres.
  • 100 gr de nata para montar (ideal que tenga al menos 35% de grasa, aunque si no la encuentras, con hasta 18% te quedarán bien).
  • 10 gr de azúcar moreno.
  • 30 gr de mantequilla sin sal.
  • 2 cucharadas soperas de licor, nosotros hemos utilizado licor de avellana, y uno de naranja le iría genial, aunque puedes añadir el que más te guste.
  • Cacao en polvo para la cobertura.

Preparación, cómo hacer la receta de trufas de chocolate caseras:

  1. Pon en un cazo la nata, y cuando hierba, aparta del fuego y añádele el chocolate ligeramente troceado, el azúcar, la mantequilla y el licor.

    Preparando la ganache de chocolate

  2. Con unas varillas remueve bien hasta que el chocolate se disuelva por completo y la mezcla sea homogénea (todo esto hazlo rápidamente mientras la mezcla está aún caliente).

    Mezclando los ingredientes para las trufas

  3. Vierte la mezcla en un recipiente, mejor si es cuadrado o rectangular, ya que luego lo cortaremos en porciones para darle forma a las trufas. Deja que se enfríe por completo a temperatura ambiente. Si es verano y hace mucho calor, introduce el recipiente en la nevera durante una hora aproximadamente, pero vigila que luego no esté demasiado dura la mezcla.

    Vertemos en un recipiente la mezcla para las trufas

  4. Corta en porciones la mezcla para las trufas. Nosotros con esta cantidad hemos obtenido 12 trufas, aunque también me gusta que queden más pequeñas, en cuyo caso hay que dividir la mezcla en más porciones.

    Hemos cortado 12 porciones para que nos queden unas trufas de chocolate grandecitas

  5. Ahora toca formar las bolitas. Nuestro TRUCO es utilizar guantes de látex para no mancharnos y que no se nos acaben pegando y derritiendo en las manos.
  6. Ve dándoles forma de bola y colócalas en un plato hondo con cacao en polvo.

    Dándole forma a las trufas de chocolate

    Terminando de preparar las trufas de chocolate

  7. Cuando estén listas, mueve el plato para que queden impregnadas con el cacao y no se peguen ni al plato ni entre ellas. ¡Listas!

    Trufas de chocolate caseras y recién hechas

Tiempo: 20 minutos más 30 de reposo para que se solidifique

Sirve y degusta:

Coloca las trufas en papelitos individuales de esos que solemos utilizar para magdalenas o bombones, en tamaño mini, o bien tenlas todas juntas en una bolsita o recipiente.

Eso sí, es muy importante que la temperatura ambiente no sea muy alta ya que pueden derretirse. Definitivamente es una receta más apropiada para los meses más fríos, aunque si tienes un antojo puedes prepararlas y dejarlas en la nevera.

Trufas de chocolate caseras y fáciles

Variaciones de las trufas de chocolate caseras y fáciles:

Una vez moldeadas las trufas, puedes utilizar la cobertura que prefieres. La clásica es con cacao en polvo, pero con frutos secos picaditos, fideos de chocolate, coco rallado o azúcar glas están de… ¡escándalo!

También puedes introducir en su interior algún fruto seco al más puro estilo «Ferrero Rocher», y por supuesto utilizar el licor que más te guste.

Consejos:

El tipo de chocolate por supuesto que influye en el resultado final, de hecho es el ingrediente que marca la diferencia. Escoge un buen chocolate específico para fundir, de potente sabor y gran calidad, y te quedarán de… ¡escándalo!

Truco: si al hacer la mezcla se te ha enfriado y no has conseguido que se derrita todo el chocolate y el resto de ingredientes, puedes volver a calentar el cazo a temperatura muy baja de nuevo sin parar de remover, procurando que no se pegue ni se queme la mezcla.

Cómo hacer trufas de chocolate.

Hoy os traigo una receta dulce con tres nuevas trufas, de chocolate negro y galletas, trufas de chocolate blanco y coco y las últimas, trufas de chocolate con leche.

Preparar trufas de chocolate en casa no puede ser más sencillo. Las opciones para la elaboración de este postre, son muchísimas.

Sólo es necesario dejar volar la imaginación para conseguir trufas de chocolate de lujo, con sabores diferentes y divertidos.

En el blog también podéis encontrar otras versión de trufas de chocolate y bombones que preparé en su momento.

Las recetas de las tres trufas que hoy os traigo, están testeadas y requeté testeadas. Después de pasar por la dura criba de los peques y los mayores de la casa, os aseguro que está probada su calidad.

He utilizado tres tipos de chocolate, con leche, negro y chocolate blanco, que al combinar con nata o leche condensada, adquieren una textura cremosa.

El resultado son unos bombones de trufa de primera, dignos de la mesa más exigente, os lo aseguro. Se trata de unos bocados de rechupete.

Preparación de las trufas de chocolate negro y galletas

  1. En una cazuela añadimos el chocolate troceado y la nata. Calentamos a fuego medio y, sin parar de remover, derretimos el chocolate.
  2. Mientras se va templando la crema de chocolate troceamos las galletas.
  3. Debemos machacarlas hasta que nos queden pequeños trocitos.
  4. No es necesario reducirlas a polvo, queremos encontrarnos pequeños trocitos en cada trufa.
  5. Añadimos las galletas trituradas a la mezcla de chocolate, removemos para integrar y vertemos en un recipiente.
  6. Dejamos que el chocolate se enfríe a temperatura ambiente durante unas horas.
  7. Con la ayuda de una cuchara, cogemos pequeñas porciones y les damos forma con las manos.
  8. Rebozamos cada trufa en los fideos de chocolate y ya están listas nuestras trufas.
  9. Debemos guardarlas en el frigo hasta el momento de consumirlas.

Preparación de las trufas de chocolate blanco y coco

  1. En una cazuela añadimos el chocolate blanco, el coco, la mantequilla y la leche condensada. Calentamos a fuego medio y, sin parar de remover, derretimos el chocolate.
  2. Vertemos la mezcla en un recipiente y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.
  3. Con la ayuda de una cuchara, cogemos pequeñas porciones y les damos forma con las manos.
  4. Rebozamos cada trufa en coco rallado y ya están listas nuestras trufas. Debemos guardarlas en el frigo hasta el momento de consumirlas.

Preparación de las trufas de chocolate con leche

  1. En una cazuela añadimos el chocolate troceado y comenzamos a darle calor para derretirlo sin parar de remover.
  2. Añadimos la leche condensada y seguimos removiendo la mezcla hasta que tengamos una crema lisa.
  3. Vertemos el chocolate en un recipiente y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente y guardamos en el frigo.
  4. Cuando haya adquirido consistencia, y con la ayuda de una cuchara, cogemos pequeñas porciones y les damos forma con las manos.
  5. Rebozamos cada trufa en las bolitas de azúcar y ya tenemos listas nuestras trufas.
  6. Debemos guardarlas en el frigo hasta el momento de consumirlas.

Aquí tenéis un paso a paso en fotos donde muestro como preparar esta receta de trufas de chocolate. No os perdáis detalle de los 3 tipos de preparación para que os salgan perfectas.

Consejos para unas trufas de chocolate de rechupete

  • Una vez que la masa resultante sea manejable, formamos las trufas y las decoramos y damos forma añadiendo virutas de chocolate, coco rallado, azúcar granulado, lo que más nos guste o tengamos por casa.
  • Después de añadir acompañamientos, toques de sabor y textura, dejamos que el chocolate se temple y solidifique.
  • El quid de la cuestión es conseguir una masa blanda y manejable a base de chocolate que podemos aromatizar o acompañar de un sinfín de ingredientes, licores, coco, cacao, frutas rojas, frutos secos, galletas troceadas… las opciones son, como podéis ver, muchas y el resultado seguro que de lo mejor.

Aprende a hacer unas deliciosas trufas de chocolate con esta receta casera

El chocolate es uno de los ingredientes más importantes en el mundo de la repostería. Por eso, te traemos una receta casera para que hagas deliciosas trufas de chocolate y te des un capricho de vez en cuando.

También te mostraremos algunas variaciones de la misma receta para que las compartas con quien quieras. ¡Sigue leyendo!

Las trufas

Las trufas son dulces muy parecidos a los bombones. Se hacen a base de chocolate fundido, mantequilla, azúcar, yemas de huevo y, algunas veces, crema de leche.

Se las conoce por ese nombre porque su textura y tamaño es similar a un hongo llamado de la misma manera: «trufa». Su origen tiene lugar en Bélgica, pero se hizo tan popular que se ha comercializado en el resto del mundo. Además cuenta con variaciones de todo tipo, desde trufas de chocolate hasta de frutas.

Por tanto, no te quedes con las ganas de calmar un antojo por miedo a esas odiosas calorías extras. También te enseñaremos a prepararlas con ingredientes ligeros, para que cuides tu figura y tu salud. Descubre cómo hacer deliciosas trufas de chocolate en la comodidad de tu hogar.

Deliciosas trufas de chocolate

1. Trufas de chocolate tradicionales

Para empezar, las trufas se caracterizan por su textura y sabor. Además, son muy sencillas de preparar. Y, por último, los ingredientes que necesitarás tal vez ya los tengas al alcance de tu mano.

Ingredientes:

Preparación:

  1. En primer lugar, trituras las galletas María en la licuadora. Reserva.
  2. Luego, en una olla pequeña derrite la mantequilla y el chocolate hasta que ambos se integren bien.
  3. A continuación, en un bol mezcla la leche condensada con el chocolate fundido y añade las galletas trituradas. Debes dejar reposar en tu refrigerador durante al menos 30 minutos.
  4. Después, pasado el tiempo correspondiente, saca de la nevera y forma algunas bolitas con la masa.
  5. Por último, pasa algunas frutas por chocolate, otras por la lluvia de colores y otras cuantas por coco rallado, y listo.

Descubre: Cómo hacer trufas de naranja.

2. Deliciosas trufas de chocolate bajas en calorías

Con los postres que incluyen chocolate, como en esta ocasión, parece que no puede ser posible prepararlos de manera que sean bajos en calorías y recomendados para consumo cuando estés en dietas especiales o cuidado de tu figura. No obstante, sí que es posible siguiendo estos pasos:

  1. Para empezar, coloca el chocolate negro, la crema ligera y la esencia de vainilla en una olla pequeña al baño María y mezcla hasta fundir.
  2. Es importante que recuerdes que la consistencia debe ser similar a una crema. Así que no te sientas tentado a verter agua para hacerla menos espesa.
  3. Como puedes ver, esta deliciosa trufa de chocolate no contiene azúcar en el recetario. Por tanto, no la incluyas.
  4. Ahora bien, una vez obtenida la consistencia que se desea, vierte el contenido en moldes para trufasy llévalas al refrigerador durante al menos 4 horas.
  5. A continuación, pasado el tiempo, colócalas en un plato y sácalas de los moldes donde estaban con la ayuda de una cuchara pequeña.
  6. Por último, espolvorea coco rallado y almendras para dar ese toque extra de sabor y sensación crujiente al propinarle bocados.

Lee también: Cómo hacer galletas de chocolate con trozos de almendras.

3. Deliciosas trufas de chocolate con guarnición de frutas

Por último, si hay una receta que destaque entre los postres y que pueda ser combinada con los mejor de las frutas dulces y cítricas, es ésta. Además, verás que para lograrla solo debes emplear 20 minutos y que no te encontrarás con demasiadas complicaciones.

  1. Emplea una olla pequeña y acondiciónala para el baño María.
  2. Derretirás en ella: chocolate, azúcar, vino de Jerez, leche líquida, mantequilla y yemas de huevo.
  3. Luego tendrás que mezclar bien los ingredientes y de poco en poco irás encontrando la consistencia que necesitas para la receta. Recuerda, tiene que ser como una crema. No emplees agua.
  4. Disminuye el fuegoa medida que vayas encontrando consistencia en la mezcla cremosa, luego apágalo y deja reposar durante 10 minutos.
  5. Casi para terminar, vierte el contenido el moldes para trufas, llévalas al refrigerador y deja que se endurezcan durante 4 horas.
  6. Por último, retíralas del refrigerador y colócalas en un plato donde rociarás cacao en polvo y contrastarás en gusto con los higos y zarzamoras en guarnición.

Poner la nata en un cazo. Abrir la vaina de vainilla practicando un corte fino con un cuchillo bien afilado, si la usamos, y añadirla. Calentar a fuego bajo para evitar que hierva y la nata se infusione con la vainilla.

Mientras tanto picar a cuchillo o con una picadora el chocolate. Podemos también rallarlo, aunque será más pringoso. Cuanto más picado, más rápido se fundirá. Disponerlo en un recipiente resistente al calor.

Retirar la vainilla y echar la nata con suavidad sobre el chocolate. Lo ideal es verterla justo antes de que empiece a hervir. Esperar un minuto y remover con cuidado, poco a poco, hasta que el chocolate se funda y se mezcle con la nata.

Mezclar hasta tener una crema homogénea y brillante, sin grumos. Dejar enfriar un poco, tapar con plástico film y llevar a la nevera. Hay que dejar que se enfríe como mínimo dos horas, pero yo prefiero esperar hasta el día siguiente.

Para formar las trufas, disponer un cuenco con cacao en polvo y un pequeño colador. Si tenemos herramientas de chocolatería será más fácil, pero con cucharillas normales nos podemos apañar.

Tomar pequeñas porciones de chocolate y rebozar en el cacao, mezclando bien. Poner en el colador y dar unos golpecitos para sacudir el exceso. Colocar en cápsulas de papel, de bombón o simplemente en un recipiente limpio. Continuar hasta terminar con el chocolate.

Se pueden usar las manos para dar forma más redonda, pero ya advierto que nos pringaremos. Es parte de la diversión, para qué engañarnos, aunque podemos usar guantes aptos para uso alimentario si no queremos manchar todo de chocolate.

Con qué acompañar las trufas de chocolate

¿Hace falta dar consejos de degustación? Las trufas caseras son puro placer para los amantes del sabor más puro del chocolate, si usamos negro de buena calidad. Haen una pareja ideal con el café de sobremesa, un licor dulce o vino tinto, aunque tampoco van mal con un vaso de leche, un té negro o una infusión bien especiada.

Podemos cubrir las trufas con azúcar glasé, granillo de frutos secos, coco rallado, virutas de chocolate… Pero yo prefiero usabuen cacao puro en polvo para potenciar aún más el sabor del chocolate más simple.

Podemos guardarlas en la nevera, aunque puede que haya que renovar la capa de cacao antes de servir si pasan muchas horas. Si las servimos y las dejamos expuestas a temperatura ambiente, hay que procurar que no tengan cerca una fuente de calor.

Las trufas de chocolate caseras son de esos bocados que tienden que gustar a todo el mundo. Porque no hay nadie en la sala a quien no le guste el chocolate…¿o si?

Pues bien, vamos a ver cómo hacer trufas de chocolate fáciles. Así quedáis como profesionales de la pastelería sin despeinaros. Existen muchas recetas de trufas, pero (para mí) estas son las mejores trufas de chocolate del mundo. Estas trufas llevan yema de huevo, lo que hace que la ganache de chocolate quede muy cremosa y se fundan en boca.

La receta de trufas de chocolate caseras

El acabado de estas trufas de chocolate caseras es el clásico de cacao puro en polvo, lo que es un poco engorroso. Puedes usar fideos de chocolate como cobertura y facilitar la tarea de la cobertura.

Con las cantidades indicadas salen unas 30 trufas de chocolate de bocado. No las hagas muy grandes que pequeñas quedan geniales. Si quieres hacer más solo tienes que multiplicar las cantidades directamente por 2 o lo que prefieras sin hacer ningún ajuste extra.

Cómo hacer trufas de chocolate caseras Preparación 40 minutos Elaboración 10 minutos Tiempo total 50 minutos Para 25-30 unidades. Tiempo de reposo: mínimo 4 horas. Tipo de receta: Postre Cocina: Internacional Ingredientes

  • 150 g de chocolate negro
  • 10 g de azúcar glasé
  • 2 yemas de huevo
  • 100 g de mantequilla
  • 100 ml de nata líquida (35% M.G.)
  • Cacao en polvo, fideos de chocolate, etc para rebozar

Instrucciones

  1. Calentamos la nata líquida en un cacito y, en el momento que arranque el hervor, retiramos del fuego y dejamos atemperar.
  2. Mientras tanto fundimos el chocolate junto con la mantequilla, ya sea en el microondas (a golpes cortos de calor) o al baño María.
  3. Retiramos del microondas y dejamos reposar 15 minutos antes de añadir el azúcar glasé y las yemas de huevo. Removemos bien hasta integrar.
  4. Por último vertemos la nata atemperada a la mezcla anterior. Lo haremos lentamente y removiendo sin parar hasta obtener una masa uniforme, es decir, una ganache.
  5. Trasladamos la ganache a un recipiente limpio y lo guardamos en la nevera un mínimo de cuatro horas (mejor si es toda la noche) para que tome cuerpo.
  6. Una vez reposada la ganache formamos las trufas. Tomamos pequeñas porciones de la masa y boleamos con suavidad y rapidez para no calentarlas demasiado.
  7. Las colocamos en un plato cubierto con cacao en polvo, fideos de chocolate o similar y meneamos con un movimiento circular para que se rebocen bien por todos sus lados.
  8. Guardamos en un recipiente hermético dentro de la nevera hasta el momento de consumir.

3.5.3229

Cómo hacer trufas de chocolate caseras con Thermomix

  1. Vertemos la nata líquida en el vaso y programamos 4 minutos 100° velocidad 2.
  2. Añadimos el chocolate troceado y el azúcar glasé y programamos velocidad 9, sin tiempo hasta que quede bien triturado.
  3. Añadimos la mantequilla y las yemas de huevo y programamos 2 minutos velocidad 5.
  4. Vertemos la ganache de chocolate en un recipiente limpio e introducimos en la nevera. Dejamos reposar un mínimo de cuatro horas (mejor si es toda la noche).
  5. Formamos y rebozamos siguiendo las indicaciones de la receta tradicional.

Consejos para unas trufas de chocolate caseras fetén

  1. Las trufas se pueden aromatizar con naranja u otros cítricos, esencia de vainilla, café y licores de varios tipos (coñac, ron, etc). Con qué las aromaticéis es una cuestión de gustos.
    1. Para aromatizar con licor u otro líquido conviene que esté frío de la nevera. Lo añadimos al final, cuando tenemos la ganache de chocolate lista y terminada.
    2. Otras formas de aromatizar las trufas caseras es añadiendo el aromatizante a la nata antes de hervir (una vaina de vainilla, un sobre de café soluble).
    3. Por último, para aromatizar con naranja u otros cítricos añadimos la ralladura a la ganache de chocolate lista y terminada.
  2. Utiliza un chocolate de calidad, la mejor que puedas permitirte. La diferencia es abismal.
  3. Puedes usar chocolate blanco o chocolate con leche, pero necesitarás ajustar la cantidad de azúcar glasé de la receta para que el resultado sean unas trufas de chocolate caseras equilibradas. Yo he usado chocolate con un 70% de cacao y las encuentro perfectas, pero a mi me gustan los dulces poco dulces. Si vas a hacerlas para niños o para golosos empedernidos puedes usar otro más suave, de un 52% de cacao o similar.
  4. Fundir el chocolate con la mantequilla al baño maría lleva un poco más de tiempo que al microondas, pero nos permite controlar el proceso y nos asegura que no se nos queme.
  5. La nata líquida de 35% M.G. aporta mucha cremosidad a las trufas de chocolate caseras, pero se puede cambiar por nata líquida para cocinar.

Con qué acompañar las trufas de chocolate caseras

Más que con qué acompañar las trufas de chocolate caseras debería decir «qué acompañar con estas trufas de chocolate caseras», sobre todo porque una taza de café, té o similar es lo que me viene a la mente de forma espontánea. No obstante estas trufas de chocolate se pueden comer por sí solas. Cuando algo está tan delicioso como esto ¿para qué buscarle acompañamiento?

Otras recetas con chocolate

  • Trufas de chocolate blanco a la naranja
  • Cake pops de chocolate
  • Tarta de chocolate y remolacha
  • Ganache de chocolate
  • Tarta de tres chocolates
  • Mousse de chocolate y naranja al horno

Después de ver lo fácil que es hacer trufas de chocolate caseras ya no hay excusa para ponerse a ello y prepararlas hoy mismo.

Cocina

¿Cómo preparar trufas caseras? Partamos diciendo que se denominan trufas, considerando la similitud que tienen con la seta u hongo comestible debido a su forma y textura.

Trufas Caseras – Foto: www.taringa.net

Ingredientes (considerados para 20 a 30 trufas):

– 1 tarro de leche condensada.

– 2 cucharadas de cacao en polvo.

– 3 tazas de galletas dulces molidas.

– Chips de chocolate.

– Coco rallado de diferentes colores.

– 1 cucharada de licor (el que prefieran, es un ingrediente opcional).

– Virutas de chocolate de diversos colores.

Preparación: Moler las galletas en una procesadora de alimentos (para obtener 3 tazas, aproximadamente son 3 paquetes de galletas de 125 grs. cada uno), añadir el cacao, licor (opcional) y la leche condensada, disponer la mezcla en una fuente, revolver hasta obtener una pasta homogénea y dejar por 10 minutos en el congelador. Posteriormente, formar con las manos pequeñas bolitas y cubrirlas con los ingredientes que ustedes prefieran y tengan disponibles, por ejemplo, coco rallado, virutas de chocolate, nueces, pistachos o almendras molidas, pequeños chips de chocolate, etc. Una vez formadas todas las trufas, deben refrigerarlas por una hora mínimo.

Durante estos nos han llegado un par de consultas sobre cómo hacer trufa para rellenar, y hoy que hemos hecho el primer Roscón de Reyes de estas fiestas navideñas (adelantándonos al Día de Reyes, sí), hemos aprovechado para hacerle una foto, aunque no es una imagen demasiado ilustrativa, y explicaros a todos cómo la hacemos nosotros.

La consulta era cómo hacer trufa para rellenar, pero no del tipo ganaché, sino con nata montada, y es algo muy sencillo, tanto con las varillas de la batidora como con un robot de cocina como la Thermomix. El problema que algunas personas tienen es que se les corta, o se les pasa de batido y entonces surge la mantequilla, ¿recordáis cómo hacer mantequilla en casa?. Así que si os sucediera, tendríais una rica mantequilla de chocolate para untar en las tostadas del desayuno.

Ingredientes

  • 1 litro de nata para montar (35% o 38% M.G.)
  • 60 gramos de cacao puro en polvo
  • 150 gramos de azúcar glas (se puede poner más cantidad o menos, según se desee más o menos dulce).

Elaboración

Con Thermomix

En cualquiera de los casos, lo principal es que la nata esté bien fría para que monte bien, así que como mínimo deberá llevar en el frigorífico un par de horas. En épocas más calurosas convendrá también enfriar el recipiente en el que se quiera montar la nata.

Pon la mariposa, vierte la nata en el vaso de la Thermomix y añade el cacao en polvo y el azúcar glas (éste también se puede añadir por el bocal mientras se monta la nata), sin temperatura y sin programar, pon a velocidad 3 y ½ y deja unos 30-40 segundos, la trufa montada para relleno estará lista para una tarta por ejemplo. Se nota enseguida cuando cambia el sonido al batir, del líquido a la cremosa nata.

Tradicional

Pon en un cuenco la nata y el cacao puro en polvo, mezcla ligeramente y empieza a batir con las varillas, cuando empiece a coger cuerpo puedes empezar a añadir el azúcar poco a poco sin dejar de batir.

Trufa para rellenar Tartas, Bizcochos, Postres, Dulces..

La trufa es un tipo de crema dulce empleada en pastelería para rellenar numerosos productos. Entre sus principales ingredientes destaca la nata y el chocolate. Tras mezclarlos y batirlos se obtiene una deliciosa crema, parecida a una mousse, de textura y sabor deliciosos. Una vez lista podéis usarla para preparar ricos pasteles, rellenar profiteroles, brazos gitanos, berlinas, decorar cupcakes, o, simplemente, podéis servirla como postre en sí misma.

En la receta de hoy os vamos a enseñar a preparar una rica trufa de chocolate, una elaboración sencilla que cualquier persona puede hacer aún sin tener conocimiento alguno de cocina. Partiendo de las bases de esta elaboración podéis preparar otras versiones, por ejemplo, probad a sustituir el chocolate negro por chocolate blanco, o a aportar un poco de café a la preparación, y obtendréis variados rellenos con los que preparar unas deliciosas tartas.

Ingredientes de la Trufa para rellenar Tartas, Bizcochos, Postres, Dulces.. Para 1 tarta grande

  • Nata para montar – 750 mililitros
  • Chocolate – 225 gramos
  • Azúcar – 100 gramos

Cómo hacer Trufa para rellenar Tartas, Bizcochos, Postres, Dulces..

  1. Ponemos en una cacerola la nata para montar y el azúcar. Calentamos a fuego suave, removiendo constantemente, hasta que el azúcar se disuelva y la mezcla muestre los primeros síntoma de ebullición.
  2. Retiramos la cacerola del fuego y añadimos el chocolate troceado. Removemos, con la ayuda de una varilla hasta que todo el chocolate se funda.
  3. Ponemos de nuevo la cacerola al fuego y calentamos, sin dejar de remover, hasta que la mezcla comience a hervir. En ese momento, retiramos del fuego y vertemos en un recipiente de cristal para que se temple.
  4. Una vez que la crema se ha enfriado, tapamos el recipiente con un plástico y lo llevamos a la nevera donde lo dejamos reposar durante un tiempo mínimo de 4 horas.
  5. Pasado el tiempo de reposo, sacamos el recipiente de la nevera y montamos la trufa con la ayuda del accesorio de varillas de la batidora eléctrica. Batimos hasta obtener una crema de textura esponjosa.
  6. Una vez que la tenemos montada, ya podemos usarla o guardarla en la nevera para usarla más tarde.

Anotaciones y Consejos

Si queréis disfrutar de toda la cremosidad y esponjosidad de esta preparación os recomendamos que la consumáis en el momento de prepararla.

Aunque podría montarse a mano con una varilla, los mejores resultados se obtienen con el accesorio de varillas de la batidora eléctrica.

Os recordamos que para obtener una textura cremosa se hace necesario usar nata con un contenido de materia grasa de, al menos, el 35%, este tipo suele venderse como nata para montar

RECETA DE LAS TRUFAS CASERAS DE CHOCOLATE

¿Quién se puede resistir a unas buenas trufas de chocolate? Las trufas, es un hongo muy cotizado – y muy caro – de color negruzco. Los antiguos egipcios ya las utilizaban en sus elaboraciones culinarias. Pero estas trufas de chococale, poco tienen que ver con este hongo. Tanto en sabor como en su precio, ya que las que aquí proponemos son muy económicas de hacer. Se las llama así porque en forma y color son muy parecidas entre sí. Si eres un amante del chocolate, te encantarán estas trufas de chocolate

INGREDIENTES para hacer unas 25 unidades:

  • 300g de chocolate
  • 200ml de nata para montar, también conocida como crema de leche para batir
  • 50g de mantequilla
  • fideos de chocolate, cacao en polvo o la cobertura final que deseemos

COMO HACER TRUFAS CHOCOLATE NEGRO:

1.- Al baño María, derretimos el chocolate junto a la mantequilla. Podrías hacerlo también al microondas pero yo personalmente recomiendo hacerlo al baño María, porque así el chocolate queda más brillante y porque en el microondas corre el peligro de quemarse la mezcla si no andamos con mucho cuidado

2.- Cuando se haya derretido, añadimos la nata para montar y mezclamos hasta que se hayan integrado todos los ingredientes

3.- Vertemos toda la mezcla en un bol y dejamos que se enfríe por completo. 1 día entero a temperatura ambiente o de 4 horas a una noche entera en la nevera

4.- Cuando haya endurecido, cogemos una cucharadita de la masa y la colocamos en un plato. Repetimos el proceso y vamos poniendo varias cucharaditas de la masa en el plato

5.- Cogemos una de las porciones y le damos forma de bolita. No es necesario que quede perfecto (las auténticas trufas tienen una forma irregular). Después la hacemos rodar sobre la cobertura que deseemos – fideos de chocolate, fideos de colorines, cacao en polvo… Incluso puedes bañarlas en chocolate blanco – La colocamos en un molde pequeño de magdalenas o cupcakes y ya está lista

Muy fáciles de hacer estas trufas de chocolate. Si te gustan ¡corre a la cocina a prepararlas! Si quieres conocer más recetas de navidad, te recomendamos la que todos nos piden y más popular, la receta del roscón de reyes rápida de hacer.

Si te han gustado estas trufas de chocolate, puedes seguirme en las diferentes redes sociales en las que estoy como Facebook, Twitter e Instagram

Más en Cocina Casera y Fácil:

Bolitas de Oreo

Bolitas de coco y chocolate

MÁS RECETAS:

Todos los trucos sobre cómo conservar la trufa

La trufa negra de Teruel es uno de los productos más exclusivos que existen hoy en día en nuestro mercado. Su delicadeza garantiza que nos encontramos con un alimento selecto y muy preciado que debe ser tratado como oro en paño, por eso hay que saber cómo conservarla tanto en invierno como en verano.

¿Cuándo hay que consumir la trufa negra?

El Túber Melanosporum es un producto perecedero, por lo que es idóneo consumirlo cuanto antes y así obtener todos los beneficios que contiene. No obstante, si se sabe conservar bien, podemos disfrutar de la trufa negra durante todo el año.

Nociones básicas sobre cómo conservar la trufa negra

  • La trufa negra nunca se debe mantener a temperatura ambiente, pues existe riesgo de oxidación y su pérdida de aroma.
  • Debe conservarse limpia, quitaremos la tierra de sus rugosidades con agua fría y un pequeño cepillo de cerdas suaves y secarla con papel de cocina.
  • Es necesario quitar el envoltorio de la trufa para que pueda airearse.
  • No hay que guardarla en recipientes de plástico.
  • Si guardamos nuestra trufa en la nevera, podemos utilizar un recipiente de barro cubierto con un trapo húmedo.

Conservar la trufa en la nevera

Si quieres guardar tu trufa negra en la nevera para poder consumirla durante más días debes saber que no debe sobrepasar los 12 días en el frigorífico. Además hay que guardarla dentro de un recipiente de cristal a una temperatura que oscile entre los 2ºC y 4ºC. Si quieres que el tiempo de conservación sea mayor, puedes añadir arroz dentro del recipiente, así se absorberá la humedad. También es cierto, que la conservación en fresco puede variar en función de la trufa. Las trufas de verano, por ejemplo, aguantan en frío en la nevera más tiempo.

Conservar la trufa en el congelador

Otra forma de conservar la trufa negra y poder disfrutar de ella todo el año, es guardándola en el congelador. Si la envolvemos con papel film transparente y la congelamos, la trufa no pierde sus propiedades y puede aguantar hasta un año. Si se opta por esta manera de conservación es importante asegurarse de que la trufa “no respire”, pues así no pierde su característico aroma. A la hora de consumirla, deberemos retirar sólo la cantidad deseada, evitando que se descongele el resto del producto. Nosotros recomendamos rallarla sobre el plato que estemos cocinando, le dará el toque exclusivo que necesita y el resto del producto seguirá conservándose.
Esperamos que estos consejos sobre cómo conservar la trufa te hayan servido y así puedas disfrutar de este magnífico producto durante todo el año.

Así debes conservar la trufa negra de Teruel

Teruel es la región española donde se recoge la trufa negra de mejor calidad que existe en el mercado. Sus condiciones climatológicas y de terreno, así como su vegetación, hacen que esto sea posible. No en vano, Teruel y sus municipios producen cerca de 35 toneladas de este hongo, siendo los principales productores del país.

La altísima calidad de la trufa negra de Teruel hace que su demanda sea alta, pero a la hora de comprarla, el cliente no debe confundirse con otras especies de trufa que pueden resultar similares a la vista, pero muy diferentes en cuanto a sabor y aroma, que es único en la conocida como Tuber melanosporum, la original. Si quieres saber cómo distinguirla de otros tipos de trufa, en este artículo damos algunos consejos.

Lo ideal a la hora de adquirir trufa es hacerlo fresca, cuanto más reciente sea su recolección mejores características, aromas y sabor presentará. La mejor época para comprar trufa es de noviembre a marzo, que es cuando estos hongos están en pleno esplendor y recién recolectados. En nuestra página web garantizamos la mejor calidad de nuestra trufa negra fresca de Teruel, y además damos la posibilidad de recibir el pedido en casa en un plazo muy breve.

Pero es posible que el cliente quiera guardar algo de este preciado manjar para utilizarlo en el futuro y no gastarlo una única vez. En ese caso ¿Cómo debe conservarse la trufa negra fresca?

Estos son algunos consejos sobre cómo conservar esta delicia, ya que al igual que la trufa negra tiene unas características especiales y únicas, su forma de conservación también tiene particularidades a tener en cuenta, y de no hacerse se podrían ver afectados su sabor y aroma, algo que hay que intentar evitar a toda costa.

Sigue estos consejos para conservar la trufa negra de Teruel

  • Lo primero a tener en cuenta es que nunca hay que lavar la trufa hasta el momento de su consumo. Como es sabido, la trufa crece bajo determinados árboles y vegetación como carrascas y robles, y cuando se recolecta no se le quita la tierra que lleva adherida a su alrededor. Así es como debe llegar a casa del consumidor y si este no quiere utilizarla en el momento, así deberá conservarla. Esta tierra es muy importante porque hace un papel conservador natural indispensable, que protege el aroma y sabor del hongo. Sólo cuando vaya a ser consumida se limpiará esta tierra.

  • El siguiente paso es buscar el recipiente donde depositar la trufa. Totalmente prohibido utilizar plásticos, así que nada de tápers ni elementos similares, ya que el plástico modifica su sabor. Lo ideal es depositarlas es una cesta o recipiente de mimbre. El barro también es otra opción interesante.

  • Una vez depositada en el recipiente habrá que taparla con un paño con algo de humedad, lo que emulará las condiciones en las que crece y se desarrolla la trufa. De hecho el sabor de una buena trufa negra fresca de Teruel es algo húmedo, lo que lo convierte en único.

  • Nunca hay que dejar la trufa expuesta al aire libre, así sólo se estropeará. Si se va a consumir en días posteriores se puede guardar en el frigorífico de casa, aunque puestos a elegir, las típicas bodegas o alacenas de las casas antiguas son perfectas para la conservación de la trufa negra. Si no existe esta opción y se opta por el frigorífico, se guardará en la parte más baja para que no le dé el frío de lleno. La temperatura no debe ser superior a 3 grados centígrados.

¿Se puede congelar la trufa?

Si el cliente quiere consumir la trufa meses después de su compra, no deberá mantenerla en la nevera porque se acabará estropeando. Muchas personas tienen la duda de si se puede o no congelar este preciado manjar. Sí, se puede. Lo ideal sería hacerlo utilizando nitrógeno, pero no es algo habitual en los hogares, así que se utilizará el congelador.

En este caso se envolverán las trufas en papel de aluminio y se utilizarán bolsas especiales para congelar, que se pueden adquirir en cualquier superficie. Una vez más, nada de tápers.

A la hora de consumirla no hay que descongelarla por completo. Como se suele usar casi siempre rayada sobre platos como sopas, huevos o embutidos, el consumidor tendrá que rayarla directamente congelada sobre el plato. Su descongelación será prácticamente inmediata y así no se tendrá que volver a congelar la trufa, sino meterla directamente en el congelador donde ya estaba sin romper la cadena de frío.

Si se tiene en cuenta todos estos consejos el cliente podrá disponer de trufa negra fresca de Teruel durante todo el año sin ningún tipo de problema.

La trufa fresca es uno de los productos más selectos y preciados de la alta gastronomía. Su delicada conservación hace de ella un alimento que se debe consumir con rapidez, no sobrepasando nunca los 12 días en el frigorífico o un año si se conserva en el congelador. Es por ello que la logística es básica para garantizar siempre que la trufa ha sido recientemente extraída de la tierra.

El tiempo de conservación en fresco puede variar en función de la variedad de trufa. Las trufas blancas y las trufas negras son productos muy perecederos, en cambio, las trufas de verano tienen una vida en fresco algo mayor.

Se deben consumir en un periodo máximo de 12 días, siendo guardadas en la nevera y dentro de un recipiente de cristal. La temperatura de refrigeración debe estar comprendida entre los 2ºC y 4ºC. En casos puntuales, se puede poner arroz dentro del recipiente, de esta manera absorberá la humedad y el periodo de conservación será mayor.

Otro método de conservación puede ser utilizar un recipiente hermético (que no sea de plástico) o un recipiente de barro con papel absorbente o un trapo ligeramente húmedo.

Un sistema de conservación algo más laborioso sería sumergiéndola en alguna variedad de vinagre suave como el de manzana, brandy, jerez seco o aceite de girasol. De esta manera, la duración de la trufa en fresco será mucho mayor. Cabe destacar que, con el tiempo, acabará perdiendo su propio aroma y tomará el propio del vinagre.

La mejor manera para conservar la trufa durante un largo periodo sería congelándola. La mejor manera para garantizar que no pierda sus propiedades sería envolviéndola con film transparente. Es importante asegurarse de que la trufa no respire, pues de lo contrario esta perderá su aroma. Cuando se precise su uso, se deberá retirar únicamente la cantidad deseada, evitando así que se descongele el resto.

Siguiendo estos consejos de conservación, podrá disfrutar de este maravilloso producto con total tranquilidad.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *