0

Uña del pie despegada

Tabla de contenidos

Hongos en las uñas, ¿cómo podemos solucionarlos?

¿Qué son los hongos en las uñas?

Se llama también onicomicosis. Es la infección de las uñas por hongos.

Se dan con más frecuencia en los adultos y adolescentes. Las uñas de los pies se afectan con mayor frecuencia que las uñas de las manos. Dentro de las uñas de los pies, la del primer dedo suele ser la más afectada y luego se puede extender a las demás.

Hay otras formas especiales, como la paroniquia. Esta se inicia en el pliegue alrededor de la uña. Aparece hinchado, rojo y doloroso, pudiendo salir exudado. Después se extiende al resto de la uña.

¿A qué se deben?

Los hongos causantes prosperan en áreas húmedas: piscinas, gimnasios o duchas son lugares ideales para facilitar estas infecciones. También hay mayor riesgo si hay lesiones previas en la uña, si se cortan las uñas con utensilios usados por otras personas o si se usa calzado cerrado. Suele asociarse a otras enfermedades de la piel. También pueden producirse a la vez que la infección por hongos del pie o pie de atleta.

¿Qué síntomas notarás?

Es raro que cause molestias. Los síntomas más frecuentes son cambios del aspecto de las uñas: fragilidad, decoloración, franjas blanquecinas o amarillentas, engrosamiento, levantamiento, rotura, desmoronamiento de los bordes de la uña o detritos atrapados bajo la uña.

¿Qué tipos hay?

  • Subungueal distal: Es el tipo más común en el dedo gordo del pie. El borde libre de la uña se pone amarillento y se engruesa. La superficie se vuelve más rugosa y puede fragmentarse.
  • Subungueal proximal: Se daña primero la raíz de la uña. Se ven zonas amarillentas o blanquecinas que se desplazan hacia el extremo libre. Es un tipo raro.
  • Blanca superficial: Comienza con pequeños puntos blancos en la uña, que después se unen y forman áreas más grandes.
  • Melanoniquia: Esto quiere decir «uña pigmentada» o «uña marrón». Es muy rara.
  • Onicodistrofia: Hay una deformación total de la uña, que se vuelve muy engrosada, curvada, y se deshace con facilidad. Es, en muchos casos, la fase final de la infección.

¿Cómo sabemos los pediatras que se trata de hongos en las uñas?

Afortunadamente es fácil de diagnosticar. Se puede hacer a simple vista. A veces puede ser necesario raspar la uña y mirar al microscopio o enviar muestras al laboratorio para cultivo (puede tardar hasta tres semanas).

¿Cómo se puede tratar?

El uso de cremas y ungüentos de venta libre, por lo general, no sirve para tratar esta infección.

Si la raíz no está afectada, al principio se pueden emplear antifúngicos en forma de lacas y pintauñas durante 6-12 meses.

El pediatra indicará, si hace falta, el tratamiento específico (antifúngico o antimicótico) por boca. Este es mejor darlo con las comidas, ya que se absorbe mejor. El tratamiento es largo (2-3 meses para las uñas de los pies o algo menos para las uñas de las manos).

Los tratamientos con láser pueden ser útiles. En algún caso, el médico puede decidir quitar la uña.

Ten en cuenta que son infecciones difíciles de tratar. Los medicamentos eliminan el hongo en aproximadamente la mitad de los pacientes. Incluso si el tratamiento va bien, el hongo puede reaparecer. Los hongos de la uña se curan al crecer uñas nuevas no infectadas. Tras un tratamiento efectivo, puede pasar hasta un año para que crezca una uña nueva.

¿Se pueden prevenir?

Sí. Así que toma nota de las principales medidas a seguir:

  1. Lleva una buena higiene. Dúchate después de hacer deporte e intenta mantener los pies limpios y secos. Sácalos muy bien.
  2. Usa chanclas en vestuarios, duchas públicas y piscinas.
  3. Usa zapatos bien ventilados de manera habitual.
  4. Cuídate adecuadamente las uñas.
  5. Lava y seca las manos muy bien después de estar en contacto con alguien con hongos.
  6. No compartas utensilios para el corte de las uñas de las manos y los pies con nadie.

¿Cuándo debo consultar con el pediatra?

Siempre que sospeches una infección por hongos. También si la infección persiste a pesar del tratamiento o si tienes un área del pie enrojecida, dolorosa o que drena pus.

Información adicional:

  • Hongos en las uñas Del blog Dermapixel: Blog de divulgación de la prestigiosa dermatóloga Rosa Taberner, que te puede proporcionar más información interesante para ampliar tus conocimientos.
  • Onicomicosis De la web del Servicio de Dermatología del Hospital del Mar de Barcelona.

Descárgate la presentación con los PUNTOS CLAVE:

6 posibles causas de uña negra en el dedo gordo del pie

La causa de una uña negra puede ser benigna o bastante grave.

Es importante que una persona que desarrolla una uña negra entienda algunas de las posibles causas.

En caso de tener dudas, es una buena idea ser examinado por un profesional médico que pueda diagnosticar el problema y diseñar un plan de tratamiento efectivo.

1. Trauma repetitivo

Cuando una persona usa zapatos que no le quedan bien, puede estar en riesgo de desarrollar uñas negras debido a un trauma repetitivo.

La presión a largo plazo en los dedos de los pies debido a los zapatos que no se ajustan bien puede causar una variedad de problemas, desde pequeñas ampollas hasta ampollas ensangrentadas debajo de la uña.

En casos leves, la uña negra del dedo gordo del pie crecerá naturalmente sin tratamiento durante un tiempo. En casos severos, como cuando la uña comienza a desprenderse del lecho ungueal (piel debajo de la uña), una persona debe buscar tratamiento médico.

2. Impacto fuerte o de gran intensidad

En algunos casos, el trauma puede ser una lesión debida a un impacto de gran intensidad, por ejemplo, si una persona deja caer un objeto pesado sobre un pie o el dedo gordo del pie. Cuando esto sucede, los vasos sanguíneos en el lecho ungueal se rompen y la sangre se acumula allí.

El dedo lesionado comenzará a doler y acumulará sangre debajo de la piel casi de inmediato. La acumulación de sangre hará que el dedo sienta dolor y se hinche. Un médico puede tratar esta afección drenando la sangre con un pinchazo.

Conoce más: 7 consejos para prevenir el pie diabético

3. Infecciones fúngicas

Las infecciones fúngicas son otro problema común que puede causar la formación de uñas negras. Típicamente, una infección por hongos causa una decoloración blanca o amarillenta. Sin embargo, los desechos pueden acumularse cerca de la infección, haciendo que la uña se vea negra.

Las uñas de los pies son particularmente susceptibles a las infecciones por hongos, ya que los calcetines y los zapatos pueden proporcionar un caldo de cultivo cálido y húmedo para que se establezca un hongo. Las infecciones fúngicas generalmente pueden prevenirse con un cuidado adecuado de los pies.

4. Melanoma

En casos raros, una uña negra puede ser causada por melanoma. El melanoma es la forma más agresiva de cáncer de piel.

Dicho cáncer da lugar a que se formen uno o más parches de piel oscura de aspecto irregular. En algunos casos, el parche de piel oscura crece debajo del lecho ungueal.

El melanoma se desarrolla lentamente y sin otros síntomas, por lo que es común no notarlo en las primeras etapas, especialmente si se origina debajo de la uña del pie.

5. Cambios de pigmentación

Los tonos de piel de las personas pueden cambiar naturalmente con el tiempo. Las personas con piel más oscura pueden desarrollar un parche oscuro debajo de las uñas de los pies.

Los cambios de pigmentación suelen ser uniformes, por lo que si afecta el dedo gordo de un pie, generalmente afectará el mismo dedo del otro pie. Las uñas también pueden presentar manchas más oscuras debajo de ellas.

6. Condiciones subyacentes

Hay algunas condiciones médicas que pueden causar uñas negras, que incluyen:

  • Diabetes
  • Enfermedad del riñón
  • Enfermedades del corazón
  • Anemia

En la mayoría de los casos, controlar la afección subyacente ayudará a la uña a recuperar su color original.

Alteraciones de las uñas: ¿siempre son hongos?

  • CUIDADOS DE LA PIEL, INFECCIONES DE PIEL, PSORIASIS, TERAPIAS DERMATOLÓGICAS

Las alteraciones ungueales, también llamadas onicodistrofias son un problema muy frecuente. Pueden producir molestias pero principalmente se trata de un problema estético.

Por algún motivo, en la sociedad se tiende a culpar a los hongos de todas las enfermedades de las uñas. Pero lo cierto es que la mayor parte de las veces las onicodistrofias o alteraciones ungueales son debidas a muchas otras razones.

Existen numerosos factores exógenos y endógenos que pueden afectar a nuestras uñas.

Los traumatismos o microtraumatismos continuos, productos que nos apliquemos como esmaltes, quitaesmaltes, lavarnos mucho las manos, agentes irritantes , tics, manipulación de cutículas, morderse las uñas, etc pueden producir distintos tipos de alteraciones ungueales.

A veces, la onicodistrofia puede ser la primera manifestación de una enfermedad cutánea o acompañarla.

Por otro lado, las uñas nos trasmiten mucha información de lo que le sucede o ha sucedido al organismo. Pueden reflejar algunas enfermedades sistémicas, como enfermedades respiratorias , hepaticas y renales, haber pasado una infección general hace unos meses , toma de fármacos como la quimioterapia o un déficit vitamínico.

Onicomicosis: infección de una uña por hongos de tipo dermatofito

Las infecciones fundamentalmente por hongos y bacterias también pueden producir alteración en la estructura ungueal.

Como hemos explicado, no todas las alteraciones que aparecen en las uñas son hongos, aunque es lo primero que se suele pensar cuando una uña aparece alterada.

Hay que realizar una cuidadosa exploración de las uñas y de la piel así como solicitar las pruebas necesarias en función de la sospecha clínica. Ante la sospecha de una micosis (infección por hongos) o ante dudas diagnósticas es aconsejable realizar un cultivo de hongos.

Voy a hablar de las onicopatias más frecuentes que vemos en la consulta en el día a día.

Una causa muy frecuente de consulta es la onicodistrofia traumática. Generalmente es secundaria a traumatismos o microtraumatismos crónicos con los zapatos, favorecida por el uso de zapatos ajustados con punta estrecha y tacón , determinado calzados usados en el ámbito laboral y la práctica de algunos deportes como correr, andar o jugar al tenis.

Las uñas dañadas por traumatismos crónicos se pueden volver blanquecinas, amarillentas e incluso engrosadas. A veces aparecen pequeños hematomas subungueales (sangre debajo uña). Son especialmente propensas a alterarse las uñas del primer dedo de ambos pies, muchas veces de forma simétrica.

Micosis ungueal u onicomicosis. Es debida fundamentalmente a la infección de las uñas por hongos de tipo dermatofitos. Suele haber factores predisponentes como humedad, deportistas, uñas ya alteradas previamente, enfermedades generales que creen predisposición a infecciones por hongos (inmunosupresión, diabetes mellitus…).

Aparece principalmente en las uñas de los pies. Suelen aparecer uñas engrosadas con zonas blancoamarillentas. No suele afectarse las uñas de forma simétrica a diferencia de la traumática. Tiende a aparecer en la zona distal y lateral de la uña para extenderse posteriormente por toda la uña e incluso afectar uñas adyacentes si no se tratan.

Alteraciones de las uñas en la Psoriasis

Algunas enfermedades de la piel también afectan a las uñas , especialmente la psoriasis, apareciendo las típicas “ manchas en aceite” , el engrosamiento de las uñas tanto de manos como de pies así como el “pitting” o punteado sobre la lámina ungueal. El liquen plano también afecta con frecuencia las uñas apareciendo onicolisis (rotura de la uña) distal y estriación severa de las uñas.

En muchas ocasiones estas entidades son difíciles de diferenciar incluso para nosotros los dermatólogos y hay que realizar un cultivo de hongos o solicitar alguna prueba de imagen como la ecografía, la resonancia o la radiografía.

Raramente, pero más grave puede ser debida a la presencia de un tumor subungueal como el carcinoma epidermoide o el melanoma acral.

Tratamiento de las alteraciones de las uñas (hongos y otras causas)

Ante una onicomicosis leve (cuando afecta a menos de un tercio de la uña) se debe realizar tratamiento tópico generalmente en forma de laca con ciclopiroxolamina o amorolfina durante varios meses.

Onicomicosis que afecta a varias uñas del pie

En caso de mayor afectación ungueal se recomienda realizar tratamiento por vía oral , normalmente terbinafina o itraconazol de 4 – 6 meses . A veces hay que realizar tratamientos combinados.

Para otros tipos de onicodistrofia o alteraciones ungueales pueden emplearse cremas o lacas de urea a distintas concentraciones.

La uña puede tardar hasta un año en recuperarse por lo que a veces es necesario tomar complejos vitamínicos para ayudar al organismo a recuperar la uña original.

Dra. Elena Vera

Seis signos de las uñas que revelan trastornos en la salud

El estado de las uñas aporta pistas sobre nuestra salud GettyImages

Si dicen que la cara es el espejo del alma, con sólo mirar las uñas hay quien también puede obtener algunas pistas del estado de salud de una persona, ya que en ellas se pueden «reflejar» muchos problemas sistémicos o de la piel, según ha explicado Christine Poblete-López, de la Clínica Cleveland (Estados Unidos).

De hecho, esta experta recomienda prestar atención a cualquier cosa que les suceda a las uñas de las manos o de los pies, o a su alrededor, para «consultar al médico cualquier anomalía para ser analizada lo antes posible».

Principales trastornos que repercuten en las uñas

Como ejemplo, nos detalla seis problemas de salud que pueden causar síntomas en las uñas para cuyo diagnóstico, no obstante, se deben tener en cuenta otros factores:

1. El estrés

Las uñas están estrechamente relacionadas con el pelo, según detalla esta experta, y por ello en ambos casos pueden caerse después de una enfermedad o tras un periodo prolongado de estrés. Además, en las uñas también pueden aparecer algunas líneas de lado a lado.

2. Los lunares y el melanoma

La preocupación por el color de las uñas es una de las quejas más comunes en las consultas de Dermatología. La decoloración suele aparecer en las líneas que se extienden desde la cutícula hasta la punta, y pueden estar provocadas por lunares benignos o melanomas tumorales. Los afroamericanos y los asiáticos son más propensos a experimentar cambios de pigmentación normales que están relacionados con su etnia.

Usted debe consultar a un dermatólogo si la piel bajo la superficie de la uña (la parte dura de la uña, que cubre las yemas de los dedos) desarrolla algún tipo de coloración marrón, explica Poblete-López, y resulta más preocupante cuando afecta sólo a un único dedo que a todos. Las líneas marrones que se dan en la cutícula podrían ser un síntoma de melanoma y las que extienden más allá podrían ser causadas por lunares.

3. Artritis

Pequeños quistes que crecen cerca o sobre las cutículas pueden surgir con la artritis, son benignos y en esos casos es necesario que sean vistos por un cirujano para su posible extirpación.

4. Psoriasis

Esta enfermedad de la piel tan común se caracteriza por la descamación de la piel o la aparición de manchas rojas, pero también puede afectar a las uñas de manos y pies, recuerda esta experta.

Por ello, aconseja consultar con un dermatólogo en caso de que aparezca una especie de mancha o decoloración amarilla o roja, conocida como «gota de aceite» o «parche de color salmón». Asimismo, hay otros síntomas en las uñas que pueden alertar del riesgo de psoriasis, tales como:

– Muescas: mellas u hoyos en la superficie de la uña, en la parte que cubre las yemas de los dedos.

– Las líneas de Beau: líneas que van de lado a lado de la uña.

– Durezas en la piel y debilidad en las uñas: el endurecimiento de la piel de debajo de la uña puede favorecer que se despegue del lecho ungueal, lo que se conoce como onicolisis. Suele comenzar por la punta y baja hasta la cutícula.

– Zonas blancas: distintas manchas blancas en las uñas, también conocido como leuconiquia. Las manchas blancas en forma de nubes que suelen aparecer en las uñas no entran en la categoría, y no son motivo de preocupación, según aclara López-Poblete.

– Líneas negras: hay líneas negras que van desde la punta hasta la cutícula y podrían ser pequeños coágulos o hemorragias como consecuencia de la psoriasis.

– Enrojecimiento: las áreas generalmente pálidas cerca de la cutícula se vuelven rojas, lo que podría estar causado por una congestión de los capilares, otra posible señal de la psoriasis.

5. Enfermedad renal

Varios cambios en las uñas pueden indicar la presencia de la enfermedad renal aguda o crónica, algunas ya mencionadas anteriormente como las líneas de Beau o la aparición de rayas blancas. Además de esto también pueden aparecer crestas en las uñas, también conocido como coiloniquia, que consiste en la inversión en la curvatura de los ejes longitudinal y transversal de la uña, y también puede estar provocada por la anemia como consecuencia de una deficiencia de hierro.

6. Enfermedad de Darier

Este trastorno genético poco común aparece sobre todo en la adolescencia. Se manifiesta en las uñas de los pies y aparecen como rayas anchas, blancas o rojizas que se extienden desde la cutícula hasta la punta. Una muesca en forma de V cerca de la punta de los dedos también puede indicar esta condición, según López-Poblete.

¿Es posible prevenir?

La prevención de las enfermedades subyacentes que afectan a las uñas no siempre es posible, como reconoce esta experta, que no obstante recomienda para cuidarlas estar permanente hidratado y llevar una dieta lo más variada posible. Además, es preciso asegurarse una ingesta suficiente de vitamina B y zinc ya que ambos nutrientes son claves para su consistencia.

En muchos casos, aclara, se pueden producir cambios en las uñas de forma natural y sin que haya tras ello un problema de salud. Pero ante la duda, siempre es aconsejable consultar con el médico.

«Algunas uñas pueden presentar manchas longitudinales o curvaturas. Y si se ve de forma uniforme lo más probable es que todo vaya bien. Pero por si acaso hay algo anormal, siempre es razonable ir al dermatólogo», ha sentenciado.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook

      Salva tus uñas ®

Traumatismos en las uñas

Definicion:
Frecuentes traumatismos o hematomas subungueal en la uñas de los pies y las manos debidos a golpes, accidentes domésticos o laborales, limados muy abrasivos de las uñas con el fin de prepararlas para la fijación de las uñas postizas o al arrancar las mismas, mordiscos onicofagicos, calzados y sandalias estrechos e inadecuados o actividades deportivas entre otras.

Síntomas: El dolor es propio de la fase aguda. Los traumatismos pueden dañar la matriz ungueal y causar en la mayoría manchas negras, violáceas, marrones, azuladas, blancas, líneas verticales o horizontales debidos a las pequeñas hemorragias de los vasos sanguíneos del lecho ungueal. Muchas veces cuando se debe al calzado estrecho no se nota dolor. ver caso típico de traumatismo por calzado
Clinica :
En la mayoría de los casos estos traumas no son motivo para preocuparse ya que con el tiempo tienden a desaparecer. Sin embargo el despegamiento total de la uña, la inflamación y el dolor insoportable deben ser reportados al dermatólogo, ya que pueden requerir un tratamiento especializado, el médico podriá praticar un drenaje de la sangre del hematoma para aliviar la presión y el dolor mediante una aguja. No se debe nunca extirpar del todo la uña dañada por un traumatismo, sin consultar previamente al médico. ya que un traumatismo puede ser una puerta abierta a otras infecciones. Lo más habitual es una colonización de hongos. Lo ideal es mantener la uña protegida y dejar que caiga sola. Utilizar un desinfectante tópico Pavidona, proteger la uña con una gasa fijada con esparadrapo y cambiarla a menudo, el objetivo es evitar nuevos traumatismos y infecciones. Con el tiempo la vieja uña caerá empujada por la nueva saliente (6-8 meses para uñas de la mano y 12-18 meses par uñas del pie), esto garantizara la máxima protección de la matriz ungueal y la regeneración de la uña lo más rápido posible.
Hay pocas probabilidades de que salga una uña nueva si la matriz ungueal se ha completamente dañada y si más de un año no parece que vaya a crecer. Asegurarse de que ve algún trozo por pequeño que sea de uña sana, es el único que nos puede garantizar que tendremos una uña nueva.
En la etiología ungueal, el crecimiento de la uña nueva empuja forzosamente la uña dañada y la acumulación de la sangre coagulada hacia el borde libre, y se admite que puede desaparecer en el curso de esta progresión cuando nos cortamos la uñas. Pero puede existir que la sangre coagulada se encuentra excepcionalmente atrapada en la fisura del lecho ungueal lesionado por el traumatismo y sin posibilidad de desplazarse hacia el borde libre. Pero con un tiempo mucho más largo, acabara por migrar y desaparecer. Puede existir también que después de un accidente o una extirpación, una nueva uña frágil y blanda, no puede disponer de la fuerza de crecimiento necesaria para desplazarse sobre una matriz unguéal dañada por un traumatismo o por la avulsión. En el esfuerzo producido, la uña natural tiene tendencia a curvarse sobre sí misma y toma la forma de estrias en abolladuras o líneas de Beau.
Consejos:
Para evitar los traumatismos en cadena en deportistas, estos deben cortarse y limarse a menudo las uñas de los pies sin dejar que sobrepasen demasiado el borde libre de la punta de los dedos. De esta forma se impide que la uña tope con el calzado y provoque traumatismo.
No es recomendable maquillarse o colocar una uña postiza en el lugar de la uña perdida, se han descrito efectos segundarios del tipo de reacciones alérgicas por contacto, infecciones, hemorragias, parestesias y severo dolor.

No limpiar la sangre debajo de las uñas con una lima o una punta de metal, ni cortar la placa ungueal lesionada por dentro o sacar una parte de la uña dañada, pueden darse con estas practicas laceraciones avulsivas severas que afectaran la matriz, con el riesgo de desarrollarse:
una onicólisis
una paroniquia ,
una uña encarnada
alterar la línea amarilla con el borde libre de la uña
Pueden causar también un bloqueo del crecimiento definitivo de la uña y desarollar una hiperqueratosis susbungueal terminal.
En individuos que sufren de diabetes, deben controlar y revisar diariamente sus uñas, para que estos pequeños traumas no se conviertan en infecciones muy graves y para evitar que sean colonizados por hongos Onicomicosis. Consulte a su médico si nota cualquier cosa anormal: Engrosamiento de la uña, cambio en el color o dolor que no ceda. Vigilar que la uña no se encarna (crecimiento dentro de la carne). Es necesario de hacer hincapié más en la absoluta necesidad de una grande cautela delante de una uña (del dedo pulgar de la mano o grande dedo del pie) que presenta en proximidad de la lúnula una pequeña mancha negra, bien localizada, ya que puede existir una evolución de un melanoma, y la precocidad de un diagnóstico es imprescindible.
Cuidados
Cuando la infección del traumatismo se curó completamente, es necesario ayudar a la uña a regenerarse en prevención de un crecimiento anormal y con el fin de evitar así distrofias, grietas, desdoblamientos o la encarnación de la uña. La aplicación de Podium Serum reparador de uñas, es una respuesta apreciable para cuidados tópicos y ayudar al crecimiento rápido de las uñas, y sustituir en su totalidad a la placa unguéale que ha sido dañada. Sin embargo, antes de haber completado los cuidados, y la uña no teniendo aún la aparición, su aspecto y equilibrio natural, se aconseja no maquillarla.
Si Ud padece alguna enfermedad de las uñas no espere, Consulte con su médico o el dermatólogo

VER MÁS FOTOS DE TRAUMATISMOS EN LAS UÑAS

Enfermedades y problemas de las uñas

Onicolisis

La onicólisis es un despegamiento distal y lateral espontáneo de la uña. Es generalmente asintomática o asociada a dolor además de la presencia de vesículas hemorrágicas. Se extiende hacia la matriz proximal sin provocar reacción inflamatoria. La porción onicolítica parece blanca debido al aire debajo de la uña.

Muchos factores pueden dañar el cemento que une las diferentes láminas de la uña y provocar su separación: traumatismos, trastornos endocrinos como el hipotiroidismo, una deficiencia nutricional, exposición a la humedad o manipulación de productos agresivos, una micosis (Cándida albicans en el 90 % de los casos en uñas de manos), psoriasis, dermatitis de contacto, alérgica o por irritantes, medicamentos y más raramente el liquen plano y alopecia areata. En casos de onicolisis crónica inexplicada, el carcinoma escamoso subungueal debe incluirse en la lista de diagnósticos diferenciales.

Una onicólisis blanca estará más relacionada a un origen mecánico y una onicólisis amarillenta estará relacionada a una micosis o psoriasis.

La afección simultánea de muchas uñas es evocadora de una causa medicamentosa.

Es consecuencia de reacción fotoquímica unida a la capacidad fotosensibilizante del medicamento o de sus metabolitos para absorber la luz con una longitud de onda particular. La lesión es dependiente de su concentración en la piel. Es más frecuente con dosis altas y al principio de los tratamientos. Los principales medicamentos que pueden producir una onicólisis son los antineoplásicos en particular el docetaxel (muy frecuente), paclitaxel, retinoides, ciclinas y fluooquinolonas, después de una exposición solar, y más raramente los IECAs, las sales de oro, los antipalúdicos o el cloranfenicol.


Leer respuesta

C102:Tengo problema debajo de la uña la tengo enrojecida
Carlos – (Madrid – España)
Pregunta:
Hola, Desde hace quince días debajo de la uña lo tengo enrojecido, me duele si me aprieto. El final de la uña está blanquecino y avanza despegándose hacia la cutícula. El dedo alrededor de la uña se me ha pelado ya dos veces en 15 días. Hace un año me pasó lo mismo y quedó una pequeña mancha en el fondo de la uña que ahora ocupa las 4/5.
Leer respuesta

C103:Tengo problema en una uña encarnada del dedo gordo del pie
Carlos – (Medelin – Colombia)
Pregunta:
Tengo problema en una uña encarnada del dedo gordo del pie, el medico me va a extraer pero dice que no toda la uña sino solo la parte enterrada… ¿eso me da incapacidad para el trabajo? ¿Cuanto tiempo? Además quiero saber si es cierto que la uña se vuelve a enterrar cuando a uno se la extraen.
Leer respuesta

C104:Tengo problema de un aplastamiento en la uña del dedo pulgar
Pedro – (Huascar – Peru)
Pregunta:
Tuve un accidente con una prensa la cual produjo un aplastamiento en el dedo pulgar izquierdo lo que hizo que la uña se saliera de su lugar, quisiera saber si llegaría a salir una uña nueva y en cuenta tiempo
Leer respuesta

C105:Tengo problema en la uña de mi pie derecho hueca
Yudelka (Santo Domingo – Rep. Dominicana)
Pregunta:
Muy buenos días, hace aproximadamente dos años comenzó a ponérseme hueca la uña de mi pie derecho, luego paso un tiempo fui al medico y me dijeron que tenia un hongo, me recetó *Sporanox y Mycospor Onicoset*, por el alto costo de estos no pude comprarla, recurrí a comprar sudermal pastillas y un producto tópico que adquirí en el mercado; pero aun sigo con el problema.Necesito ayuda!
Leer respuesta

C106:Tengo problemas en las uñas de la mano destrozadas
Santiago (Molins de rei – Barcelona)
Pregunta
Hola, hace mucho tiempo que tengo problemas en algunas uñas de la mano derecha prácticamente destrozadas, me explico….he ido muchas veces al dermatólogo y ha hecho varios cultivos, y todos han dado negativo que no hay indicios de hongos, la ultima vez que fui me dijo que quizá es soriasis ungleal, estoy haciendo un tratamiento con corticoides pero esto no mejora, las uñas se me despegan y se convierten en dos uñas, una por debajo y otra por encima, la de debajo es muy débil y la de encima se desquebraja hasta que se rompe, que os parece? Saludos cordiales
Leer respuesta

C107: Tengo problemas en la uña del pulgar del pie, me salio despegándose
Leopoldo (Tucuman – Argentina)
Pregunta
Hola,Tengo problemas en el pulgar del pie izquierdo, se me salio la uña, despegándose y cambiando, como nunca me golpee el dedo supongo que será micosis, la uña que se sale tiene coloraciones blancas debajo. Ahora me salieron unas ampollas en la yema del dedo, son dolorosas y al punzarlas sale un liquido transparente pero viscoso, tengo el dedo enrojecido y sensible, me molesta mucho el calzado. Les ruego me indiquen un producto verdaderamente efectivo. Agradecido desde ya, Les saludo atte. Leopoldo
Leer respuesta

C108Tengo problemas en las uñas de mi mano se empezaron a levantar
Karla Ivonne (Mexico – Mexico)
Pregunta
Hola, Tengo la edad de 22 años y agradecería su respuesta, últimamente me ha preocupado la atención que he puesto en la mano izquierda, ya que hace dos años empezó un hongo común ,que trate con medicamento de farmacia ,pero ya después lo deje de usar y creo que podría decir que tengo psoriasis ,por lo que acabo de leer varias paginas de Internet, ya que hace unos meses dos uñas de mi mano se empezaron a levantar ,despegándose y termino cayéndoseme la parte superior de la uña y ahora hace días acaba de pasar con otra uña ..Necesito ayuda urgente ya que no encuentran mis médicos que son. Me gustaría si pudieran recomendarme uno de sus productos . Agradezco su atención
Leer respuesta
C109 Me aplaste la uña con un martillo
Jaime (Mexico – Mexico)
Pregunta
Hola, Me aplaste la uña con un martillo y fui a que me la quitaran porque tenia el coagulo y me dolía. fue hace una semana ahora me esta saliendo en la parte donde iría la cutícula como una bolita o elevación (en todo el borde)es color rosa claro sin pus quisiera saber si es normal, si es de donde va a salir la uña nueva
Leer respuesta
C110:La uña me esta engrosando
Pamela (Santiago – Chile)
Pregunta

Paroniquia

  • Tamaño de texto más grandeTamaño de texto grandeTamaño de texto regular

¿Qué es la paroniquia?

La paroniquia (también llamada «uñero» o «panadizo») es una infección de la piel que hay alrededor de una uña de la mano o del pie. El área afectada se puede hinchar, enrojecer y doler, pudiéndose formar sobre ella una ampolla llena de pus (o absceso).

La mayoría de las veces, las paroniquias no son graves y se pueden tratar en casa. En casos excepcionales, la infección se puede extender al resto del dedo de la mano o del pie y crear una infección más profunda que requiere atención médica.

Los niños no suelen tener paroniquias en los dedos de los pies (a menos que tengan uñas encarnadas). Pero las paroniquias en los dedos de las manos son una de las infecciones más frecuentes en las manos.

Causas de las paroniquias

La paroniquia suele ocurrir cuando la piel que hay alrededor de una uña se irrita o se lesiona. Cuando la piel se lesiona, pueden entrar gérmenes en su interior y causar una infección. Estos gérmenes pueden ser:

  • bacterias, que causan paroniquias bacterianas
  • hongos, que causan paroniquias micóticas o fúngicas

Entre las cosas que pueden lesionar la piel que hay alrededor de una uña, se incluyen las siguientes:

  • morderse o tirar del pellejo de una uña
  • chuparse un dedo a menudo
  • cortarse las uñas demasiado o cortarse las cutículas
  • hacerse la manicura
  • meter las manos en agua durante mucho rato seguido (como cuando se trabaja lavando platos)
  • tener una uña encarnada

Los niños con diabetes también corren un mayor riesgo de contraer infecciones de paroniquia.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la paroniquia?

Si su hijo tiene una paroniquia, lo más probable es que le cueste muy poco reconocerla. Fíjese en:

  • un área de piel roja e hinchada alrededor de una uña, caliente al tacto y que duele
  • una ampolla llena de pus

La paroniquia bacteriana:

  • suele aparecer de repente

La paroniquia micótica:

  • puede tardar más tiempo en aparecer y causa síntomas menos evidentes
  • puede ser una afección crónica (que dura mucho tiempo)

La paroniquia crónica puede causar cambios en la uña afectada. Puede haber un cambio en el color, parecer como si estuviera despegada o adquirir una forma anormal.

En casos excepcionales, si la paroniquia es grave y no se trata, la infección se puede extender hacia debajo de la uña.

¿Cómo se diagnostica la paroniquia?

Por lo general, un médico o enfermero pueden diagnosticar una paroniquia simplemente observando la zona infectada. En algunos casos, el médico extrae una muestra de pus para analizarla en un laboratorio, a fin de saber qué tipo de bacteria o de hongo está causando la infección.

¿Cómo se tratan las paroniquias?

La manera de tratar una paroniquia depende de su gravedad y de si la infección acaba de empezar o ya se ha extendido. Poner la uña infectada en remojo de agua tibia durante 20 minutos varias veces al día suele ayudar a que la paroniquia se cure por si sola al cabo de pocos días.

Si hubiera un absceso, el médico tendría que drenarlo. En casos excepcionales, se tendrá que extraer por completo la uña afectada. El médico también puede recetar antibióticos para tratar la infección.

Después de tratar el absceso, el dedo afectado se suele curar rápidamente, sin complicaciones a largo plazo.

En las paroniquias micóticas, el médico puede recetar pomadas, cremas o lociones antifúngicas, o bien medicamentos antifúngicos que se toman por vía oral (por la boca).

¿Se puede prevenir la paroniquia?

Haga que su hijo siga estos consejos para minimizar el riesgo de contraer paroniquias:

  • No morderse, comerse o hurgarse las uñas.
  • Cortarse las uñas de las manos y de los pies con corta-uñas o tijeras de manicura o de pedicura, y alisar los bordes afilados usando una lima de uñas. El mejor momento para cortarse las uñas es después de darse una ducha o un baño, que es cuando las uñas están más blandas. No dejarse las uñas demasiado cortas.
  • No empujar, estirar ni cortar las cutículas ni utilizar un quitacutículas. Cuando se lesiona una cutícula, las bacterias pueden entrar en el interior de la piel y causar una infección.
  • Haga que su hijo use guantes de goma si existe la posibilidad de que sus manos entren en contacto con detergentes o productos químicos agresivos.
  • Si su hijo tiene diabetes, asegúrese de que la tenga bien controlada.

En la medida de lo posible, intente que su hijo evite lesionarse las uñas y la piel que las rodea. Las uñas crecen despacio. Por lo tanto, cualquier lesión en las uñas puede requerir un tiempo de recuperación largo, lo que aumenta el riesgo de contraer paroniquias.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame al médico si:

  • Su hijo tiene paroniquia y no mejora después de tratarlo.
  • La infección parece estar extendiéndose.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD Fecha de revisión: agosto de 2019

Síntomas de la onicomicosis

La onicomicosis raramente produce molestias a las personas que la padecen. A veces puede dar algún dolor leve, que puede cronificarse si la afectación es extensa. Además, es una puerta de acceso para diversos gérmenes que pueden producir otras infecciones como las celulitis.

El principal problema, sin embargo, es estético. Los síntomas de la onicomicosis son precisamente las alteraciones que presentan las uñas afectadas, que cambian de color y de forma, tomando un aspecto desagradable. Según el tipo de alteraciones se pueden dividir en varios grupos:

  • Subungueal distal: esta es el tipo de afectación más común en el dedo gordo del pie. El borde libre de la uña comienza a ponerse amarillento y se engruesa. La superficie se vuelve más rugosa y puede fragmentarse.
  • Subungueal proximal: se daña en primer lugar la raíz de la uña, por donde crece. Se ven zonas amarrillentas o blanquecinas que se desplazan hacia el extremo libre. Es un tipo raro de onicomicosis que se ve con más frecuencia en personas con sida.
  • Blanca superficial: en este caso la infección comienza con un blanqueado de la superficie de la uña. Aparecen primero como pequeños puntos que después se unen y forman áreas más grandes.
  • Melanoniquia: ese término quiere decir ‘uña pigmentada’ o ‘uña marrón’. Es una forma muy rara de melanoniquia provocada por hongos diferentes al género Trichophyton. A veces la uña se vuelve tan oscura que hay que hacer diagnóstico diferencial con el melanoma y la hemorragia subungueal.
  • Onicodistrofia: es en la mayoría de los casos el estadio final de todas las variantes de infección de la uña. Se llama así a la deformación total de la uña, que se vuelve muy engrosada, curvada, y se deshace en fragmentos con facilidad.

¿Qué hacemos los podólogos cuando nos encontramos alteraciones en las uñas?
• En primer lugar, realizamos una entrevista para asegurarnos el motivo de la alteración.
• Elaboramos un plan de actuación para diagnosticar la patología.
• Pautamos un tratamiento para restablecer la salud de las uñas de nuestros pacientes.
• ¿Qué es lo más importante? La persistencia por parte de los pacientes.

¿Tratamiento o simplemente estética?

A todos nos preocupa la apariencia de nuestras uñas, nosotros como podólogos nos comprometemos a solucionar los problemas de nuestros pacientes, y en estos casos, en los que nuestras uñas no tienen el aspecto saludable proponemos la siguiente solución.
Todos hemos oído hablar de las uñas acrílicas que se realizan en las estéticas, nosotros no las denominamos así, planteamos el siguiente tratamiento:

La reconstrucción de la lámina ungueal


¿Cómo? utilizamos un polímero y un monómero, recreando la forma la uña, es un método limpio, indoloro y duradero.
¿Qué conseguimos? Reconstruimos la uña, desde la base de la uña hasta el borde distal, protegiendo el lecho, dando forma al dedo evitando que las fuerzas del suelo lo deformen. Ayudamos a la uña a que crezca sana y guiada, sin desviaciones laterales y evitando que se incruste en la piel.
¿Para todos los públicos? ¡SI! Los materiales que utilizamos son hipoalergénicos y pueden utilizarse en niños y en adultos.
¿Cuánto dura? La duración del tratamiento dependerá del ritmo de crecimiento de la uña, hay tratamientos que pueden durar 3 meses y otros 6, cada caso es único y se deberá valorar individualmente.

Si tus uñas tienen mal aspecto, no dudes en consultar con nosotros, ¡tenemos la solución para que tus pies luzcan bonitos este verano!

Uñas y uñas

Cuidarlas con esmero y mirarlas con atención, puntos de partida Comentar (0) Me gusta Compartir E-mail Twitter Facebook WhatsApp Guardar 4 de octubre de 2007

Como el pelo, las uñas hablan por sí solas. Carencia de vitaminas, el uso de calzado incorrecto y hasta enfermedades pueden hacerse evidentes a través de ellas. A continuación, cómo descubrir lo que subyace detrás de manchas, estrías y resquebrajamientos. Y qué hacer en cada caso para prepararlas para días de sandalias.

  • VENTANA. La uña es la capa córnea de la piel reforzada por minerales y tiene mayormente proteína. Por eso sus requerimientos energéticos son importantes y con una mala dieta tienden a debilitarse y resquebrajarse. Para mantenerlas en óptimas condiciones ayuda la ingesta de alimentos del complejo B, como frutas, verduras, salvados integrales, cereales y lácteos. Como una ventana del cuerpo, al igual que la piel manifiestan patologías del cuerpo.
  • DESPEGADAS. Cuando está despegada de la base y se visualiza como una mancha blanca en el borde se habla de onicolisis, que puede ser traumática por usar zapatos que no están adaptados al pie, por impacto sobre el dedo al realizar deporte, por un golpe en el pie, una infección debida a hongos o encimamiento de un dedo sobre el otro. Se debe realizar un diagnóstico para descartar hongos. Si, en cambio, la causa es un traumatismo, sólo hay que esperar la evolución natural. En ambos casos se pueden pintar.
  • HONGOS. Los hay de distintos tipos y se forman por humedad en la zona, mal secado o usar medias de nylon. En este caso se altera la uña y se hincha el dedo alrededor. Para esto hay tratamientos locales y con comprimidos. También hay hongos que alteran sólo una uña que se ve engrosada. Como ésta se engrosa por la edad, ante este síntoma se debe descartar un hongo. Otros hongos y bacterias las tornan amarillentas. Todos los hongos se tratan por vía oral y el tratamiento dura entre cinco y nueve meses. Si no hay alteración alrededor de la uña, éstas pueden pintarse. En el caso de la cándida, si el médico lo indica, es preferible el uso de lacas medicinales.
  • CAMBIOS DE COLORACION. Se ven pálidos tanto las uñas como el lecho ungueal cuando hay anemia. Al presionarlas tampoco se ponen rosadas. Cuando se vuelven marrón oscuro puede deberse a un trauma o a lunares. En cambio si se han consumido sustancias tóxicas (por medicación, tratamiento o fumar sustancias adictivas) se ven amarillentas o amarronadas, dado que la sustancia se elimina por medio de pelo y uñas. Los tics nerviosos también pueden ser responsables de la pigmentación de las uñas. Si el tic consiste en apretar con un dedo el dedo de al lado, la uña se pigmenta debido a la presión constante. Esto es común en el dedo pulgar.
  • CON ESTRIACIONES. Las estrías en la uña pueden ser longitudinales, o sea, verse a lo largo, debido a un defecto en la matriz de la uña. Esto se debe a la edad y es común que aparezcan a partir de los 50 o 60 años. Además, con los años las uñas pierden el contorno y se ponen más amarillas. Este tipo de estrías hace que la uña tienda a romperse y no se pueda arreglar. Se puede ayudar la condición de la uña aplicando cremas humectantes con ceramidas. En tanto, las estrías transversales u horizontales, llamadas surcos de Beau, tienen que ver con el estrés. La uña detiene su crecimiento por un tema emocional y enseguida sigue creciendo, por eso se ve como una línea horizontal levemente hundida.
  • EN DEDAL. Tienen un punteado blanco característico de la psoriasis. Se da en toda la uña y puede aparecer en manos y pies. Es necesario tratar la enfermedad. Atención porque puede aparecer un punto blanco por acumulación cálcica, y no tiene nada que ver con la psoriasis. Cuando hay eccema o psoriasis además del punteado las uñas están engrosadas.
  • EN CAPAS. La punta se resquebraja abriéndose en dos partes. Está apoyada en el lecho, pero no crece o se va abriendo en capas. En este caso se debe revisar si existe algún problema de tiroides. Si lo hay, una vez tratado el problema la uña mejora. De todos modos, hay proteínas y aminoácidos en lacas, recetadas por el médico, que ayudan a fortalecerlas por fuera.
  • EN HOJALDRE. Cuando está débil se abre como en hojaldre. Faltan minerales, calcio y vitamina B. Se indica una terapia de aminoácidos, minerales y vitamina B12, y mejoran en unos seis meses las de la mano y en doce, las del pie.
  • SE ROMPEN. Si tienden a romperse, evitar dejar las uñas en remojo porque se afloja la queratina, responsable de la dureza de las uñas. Hay aminoácidos y vitaminas en lacas y geles que se aplican por vía local. Por vía oral se indican aminoácidos durante tres meses, que es el tiempo que tarda en regenerarse la uña. No pintarlas, sino recurrir a las lacas con aminoácidos que dan brillo y resultan medicinales.
  • SE CAEN. Por razones emocionales se detiene el crecimiento y la uña cae. Se las ayuda con aminoácidos por vía oral y, por supuesto, con tratamiento psicológico.
  • UÑA ENCARNADA. Por mal cortado, porque el zapato presiona o por la anatomía del pie (por ejemplo, uña chica en pie grande) la uña se puede encarnar. Para evitarlo, recurrir al podólogo y cortarlas correctamente, según la indicación del profesional. La forma de cortarlas depende de la forma de la uña misma.
  • ATENCION ESMALTES. Los esmaltes tienen perfumes, laca y en algunos casos colorantes. Cuidado entonces los alérgicos, sobre todo con los esmaltes con colorantes que son los que pigmentan las uñas, es decir, los que al ser quitados dejan la uña como teñida.
  • RECOMENDACION. Para reforzarlas es válida la fórmula de siempre: ponerlas, sin esmalte, en aceite de almendras tibio y dejar actuar entre diez y quince minutos. Así se lubrican la uña y la cutícula, dándoles un mejor aspecto.
  • Asesoramiento: Adriana Raimondi, dermatóloga miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología; Marcela Marrero, dermatóloga del hospital Penna; Rosa Flom, dermatóloga del Hospital de Clínicas.

    ADEMÁS ¿Te gustó esta nota?

    Despegamiento de las uñas

    Consultas:

    LA UÑA DEL DEDO GORDO SE ME HA DESPEGADO
    Melisa (B.aires – Argentina)
    Pregunta:
    Hola, tengo un problema, me han pisado el pie, y la uña del dedo gordo se me ha despegado. No se como hacer para que se caiga del todo, tengo miedo que no crezca. que hago?
    Respuesta:
    Lo ideal es mantener la uña protegida y dejar que caiga sola. Proteja la uña con una gasa fijada con esparadrapo y cambielo a menudo. El objetivo es evitar nuevos traumatismos y sobreinfecciones. Con el tiempo la nueva uña saliente empujara la vieja y esta se caera sola.

    Pregunta
    josué (Perú)
    comentarios: Hola, mi nombre es josué, bueno les contare mi caso ya que estoy muy desesperado, hace 1 año iba al estudio de eso me subo a una moto y de casualidad meto la mano en la puerta de la moto y al cerrarla me preciono el dedo asiendo que la uña se saliera de adentro y bueno aun no se desprendia de la carne la uña en lo que me llevaron al medico y lo unico que me dijeron es que me esperara que la uña por si sola se caera hablo de la uña completa. Se beia tada mi carne y bueno pasaron unos meces y la uña comensaba ha salir ahi todo normal pero cuando la uña ya estaba creciendo un poco antes de la mitad se estaba comensando a levantar. y bueno me comenzo a doler mientras cresia mas, la uña ya estaba en el ahire y para que no me doliera porte la uña elevada . y me di cuenta que debajo de la uña creia como una especie de costra que iba aumentando en toda la zona donde no estaba la uña y cada bes aunmentaba y eso es lo que lo lebantaba corte esa costra con un cortauña para que me deje de crecer pero siempre crece aveces lo ago con un gilet pero igual crece. haveces crece tanto que se parte como unas grietas y cuando me lavo la mano o se moja esa parte se pone blando y de color blanco. y ns que clase de hongo sea ya que esta atacando a la carne devajo de la uña y bueno recalco que la parte de la uña que esta elevada esta amarilla y casi al comienzo de la uña esta rozada osea normal.. no se que hacer cada ves que corto la uña noto que esa costra avanza mas y mas debajo de la uña elevandola u.u y bueno no se como paso pero en se lo paso a la mano izquierda . al dedo pulpar . mi sospecha es que se tranmitio por uncorte por que me avia cortado al costado del pulgar de casualidad con un cortauña y sabre un poquito y de esa parte se esta consumiendo la uña al igual que el otro pero de un porcentaje apenas se ba elebando un 10% por ahi no se que hacer espero que me ayuden gracias
    Respuesta:
    Nuestro consejo es consultar con su médico de cabecera para un diagnóstico diferencial y que te recete un tratamiento apropiado.
    Tema relacionado
    Página anterior

    Enfermedades y problemas de las uñas

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *