0

Vacaciones con bebe 1 año

¿Dónde viajar con bebés por España?

Muchas personas aficionadas a viajar tienen que dejar de lado esta afición durante unos años al tener hijos. Sin embargo, es un falso mito que no se pueda viajar con bebés. Tan sólo hace falta un poco de organización y mucha paciencia. Si te encuentras en esta tesitura, te interesa conocer los 8 destinos de España donde viajar con bebés es un paseo en barca.

Dónde viajar con bebés por España: los 8 mejores destinos

1. Las Islas Canarias

El clima cálido y templado que reina en estas islas occidentales los doce meses del año las convierten en el lugar perfecto para pasar unos días de descanso junto a tus bebés. En las Islas Canarias encontrarás todos los planes que desees, desde relajarte bajo el sol de una playa paradisíaca hasta recorridos culturales por las calles de cualquiera de las siete islas que componen este archipiélago. En estas islas están habituados al turismo durante todo el año, así que no tendrás ningún problema para encontrar un hotel familiar en el que den todo tipo de comodidades a tu bebé.

2. Los Pirineos

Durante el invierno los Pirineos se convierten en un hervidero de aficionados al esquí que están esperando todo el año a que las pistas se llenen de nieve para practicar su deporte favorito. Sin embargo, el resto del año los Pirineos tienen una cara desconocida que es perfecta para el turismo familiar. Este destino al norte de España es muy rico en naturaleza y vegetación, por lo que es ideal para realizar una escapada rural en la que dedicarse a dar paseos por el monte o visitar monumentos. Los bebés aprenderán a apreciar desde bien pequeños la naturaleza y la tranquilidad.

3. Calpe

En la Costa Blanca encontraréis esta localidad de origen marinero que mantiene todo el encanto de sus inicios junto a un aire moderno y cosmopolita que encanta a las familias más jóvenes. En Calpe tenéis todos los servicios necesarios para pasar unas agradables vacaciones con vuestro bebé: playa, naturaleza, cultura, gastronomía, actividades deportivas, etc.

Además, es un destino especialmente conocido entre las familias con niños, por lo que todos sus hoteles están acondicionados con todos los requisitos que puedas necesitar.

El Hotel AR Diamante Beach está especialmente pensado para familias con bebés y ofrece servicio de cuna, preparando la habitación antes de la llegada, teniendo también acceso a bañera y mueble cambiador. Cuenta a su vez con buffet especial para niños pequeños y la posibilidad de calentar biberones y papillas para que tu bebé reciba todos sus cuidados de la mejor manera.

4. Barcelona

A pesar de ser una gran urbe y la segunda ciudad más poblada de España (la primera es Madrid), Barcelona tiene una faceta familiar idónea para viajes en familia. Visitar sus lugares más emblemáticos como El Parque Güell o la Casa Batlló no es ningún problema si vas con niños, pues están acondicionadas para todo tipo de públicos. El puerto viejo de la ciudad es una zona muy concurrida por las familia porque allí se encuentra l’Aquarium, catalogado como uno de los diez mejores de España. Otra zona que llama mucho la atención de los pequeños es el Tibidabo, un parque de atracciones situado en lo alto de una montaña desde la cual se vislumbra toda la ciudad.

5. El Mar Menor

Este litoral situado en la provincia de Murcia es una de las zonas más turísticas de nuestro país, sin embargo existen zonas menos masificadas que son estupendas para veranear con bebés. Uno de los consejos para viajar con bebés es elegir bien los lugares adecuados para ellos. Hablamos de localidades como Los Alcázares o Cartagena con sus largas playas de arena dorada y aguas tranquilas. En ellas podrás darte el placer de meterte en el mar con tu hijo, sin miedo a que el agua esté demasiado fría o movida. La calma del mar Mediterráneo en esta zona es inigualable y las playas están totalmente acondicionadas para visitantes con críos: baños, restaurantes, alquiler de sombrillas y tumbonas, etc.

6. Cantabria

En el norte de España encontraréis auténticas maravillas en forma de ciudades o pueblos, muchas de ellas en la provincia de Cantabria. Trasladaros hasta allí con vuestro bebé será una experiencia que nunca olvidareis porque hay muchos planes para hacer junto a él. Pasear por la playa del Sardinero en Santander, disfrutar de la amplia y rica gastronomía, visitar lugares entrañables para los niños como el Parque de la Naturaleza de Cabárceno… Infinidad de actividades con las que entretenerte con tu familia sin tener que preocuparte por nada.

7. Las Islas Baleares

El destino del verano en España por excelencia ofrece muchos planes familiares, más allá de la fiesta y tomar el sol. Sobre todo en las islas de Mallorca y Menorca las familias con niños pequeños y bebés encuentran un emplazamiento ideal para pasar unos días de veraneo sin igual. Los diversos hoteles y alojamientos están especialmente pensados para familias y cuentan con todo tipo de servicios para éstas. Además, además de sumergirse en sus cristalinas aguas también puedes deleitarte con la naturaleza que encontrará en la Sierra de Tramontana (Mallorca) y la Montaña del Toro (Menorca).

8. Madrid

En la capital de España encontraréis infinitos planes pensados para familias de toda índole. Desde tranquilos paseo por El Retiro a visitas culturales a museos como El Prado o el Reina Sofía. Seguramente os falte tiempo para hacer todo aquellos que queréis porque en Madrid las actividades no se acaban nunca. La amplia oferta hotelera cuenta con muchos alojamientos exclusivos para familias con bebés, lo que os dará muchas facilidades a la hora de organizar vuestro viaje.

Viajar con bebés en España para tener una vacaciones perfectas

España es el lugar perfecto para pasar las primeras vacaciones en familia con tu bebé. Cuenta con un sinfín de paisajes para elegir: tanto si quieres playa como montaña existen destinos donde ir con niños para todos los gustos.

Además, cuenta con una gran cantidad de servicios adaptados a los más pequeños, lo que te permitirá disfrutar de la gastronomía, el turismo y hostelería sin renunciar al bienestar de tu bebé.

Cuando se trata de irse de vacaciones, muchas familias españolas prefieren elegir destinos turísticos nacionales. De hecho, según apunta una encuesta realizada por la Federación Española de Familias Numerosas, 4 de cada 5 familias apuesta por disfrutar de las múltiples atracciones que ofrece España para pasar sus vacaciones. Sin embargo, cuando se viaja con niños es importante no dejar nada al azar, por eso te proponemos algunos destinos perfectos para las familias.

10 destinos españoles para ir de vacaciones con los niños

1. Sobrarbe, en Huesca

En este destino podrás darte el lujo de disfrutar de dos Parques Nacionales: el Monte Perdido, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y Ordesa, que atesora la segunda mayor elevación de los Pirineos. De hecho, se trata de una comarca muy extensa en la que podrás visitar el Parque de los Pirineos para descubrir las representaciones en miniatura de las áreas naturales más emblemáticas del Pirineo Aragonés. También merecen una visita las más de 32.000 figuras del Museo de Miniaturas Militares en Jaca, y no olvides hacer una parada en el Parque Faunístico Lacuniacha, un bosque de montaña que se conjuga con la pradera subalpina. Podrás alojarte con los pequeños en uno de sus múltiples hoteles o casas rurales, como el Hotel Siete Reyes, los apartamentos Casa Fes o Casa Mur.

2. Islas Cíes, en Vigo

Si te apetece escaparte al Caribe pero tu presupuesto no te lo permite, las Islas Cíes son la alternativa perfecta para tu familia. No en vano se les conoce como la Isla de los Dioses, ya que se trata de un parque nacional ubicado en la Costa Atlántica que atesora playas de arena blanca con aguas tranquilas y cristalinas, ideales para pasar unas vacaciones relajantes lejos del caos de la ciudad. Podrás planificar actividades al aire libre con los pequeños, realizar excursiones en barco, paseos en kayak o simplemente jugar en la arena. Los más atrevidos podrán practicar buceo y quienes prefieran permanecer en tierra firme, podrán recorrer las increíbles rutas de senderismo. Podrás alojarte en el camping Cíes, que siempre está abierto a las familias.

3. Salamanca

Salamanca es un destino perfecto para quienes quieren hacer turismo histórico. De hecho, cuenta con una vasta colección arquitectónica que hace honor al renacimiento español con edificaciones como el Palacio de Monterrey, la Universidad de Salamanca, la Casa de las Conchas, el Palacio de Anaya, las monumentales catedrales y la Iglesia de San Martín. También podrás recorrer con los niños algunos de sus museos, como el Museo de Historia de la Automoción, el Museo del Comercio y la Industria y la Colección de Artilugios. Si decides salir de los límites urbanos, te aguarda el Parque Natural Arribes del Duero, que alberga las especies naturales más autóctonas de la región, o visitar el parque de aventuras Vael Equipe para disfrutar de los circuitos en los árboles y los combates de láser y paintball. También podrás llegar hasta la Aldea del Burrito en Aldeadávila de la Ribera, un espacio donde los niños podrán pasear sobre los burros, mulos y ponis.

4. Alicante

Esta ciudad brinda numerosas atracciones para los niños y adultos en cualquier época del año. Si apuestas por visitarla en verano, podrás disfrutar junto a los pequeños de uno de los parques acuáticos más grandes del mundo, el Aqualandia, que cuenta con un tobogán colosal para los que quieran vivir experiencias intensas. También podrás planificar una visita al Aquapark Flamingo y a la Expo Dolls, una de las mayores colecciones de barbies del mundo. Eso sí, sería un pecado dejar Alicante sin haber visitado el Valor Museo del Chocolate en Villajoyosa, famoso no solo por atesorar una de las colecciones más grandes de chocolate, sino además, porque se puede degustar este manjar. Tendrás muchísimas opciones para alojarte, como el Meliá Benidorm, preparado para satisfacer los gustos más sofisticados, o la Casa Calleja para las familias más aventureras.

5. Costa Dorada de Tarragona

Muchos de los municipios de la región ostentan el sello catalán “Destino de Turismo Familiar”, que los avala como un destino perfecto para disfrutar de unas vacaciones con los pequeños. No debes perderte el Bosc Aventura, un parque multiaventuras para toda la familia, o el Karting Salou, un espacio diseñado para la práctica del karting que tiene un circuito solo para los niños. Si vas en verano, podrás disfrutar con los niños de Aquópolis y de PortAventura durante todo el año, el parque de atracciones infantiles más visitado de España. Además, podrás organizar una visita al Costa Caribe Aquatic Park, un parque acuático que se encuentra dentro de PortAventura y que cuenta con muchísimas atracciones para los niños, como el King Khajuna que tiene la caída libre más alta de Europa y el Galeón Pirata. Por supuesto, entre un parque y otro, haz un espacio para disfrutar de sus playas. Afortunadamente, los sitios para alojarse no escasean, incluso podrás reservar en el propio hotel PortAventura o en el Gran Palas Hotel.

6. Valencia

Se trata de una bellísima ciudad que tiene muchísimas atracciones para los más pequeños. Unos de los primeros lugares que debes visitar son: el parque infantil Gulliver, el zoológico Bioparc y el Oceanografic, que se enorgullece de ser el acuario más grande de Europa. Asimismo, podrás ir con los niños al Museo Fallero de Valencia y si te apetece pasar un rato al aire libre podrás visitar el Parque Natural de Albufera, que alberga al lago más grande de España. Obviamente, sería un sacrilegio no visitar La Catedral, el Mercado Central y las Torres de Serrano, unas joyas de la arquitectura local, o perderse el L’Iber, el Museo de los Soldaditos de Plomo, que atesora colecciones en miniatura del ejército de Napoleón, la guardia española y hasta de los ejércitos de la Edad Media. Puedes alojarte en el centro de la ciudad, en Meliá Valencia, o en las afueras, en El rincón de Pau.

7. Soria

Soria es un lugar perfecto para quienes prefieren el turismo histórico. De hecho, podrás visitar sitios como la Berlanga de Duero, el Castillo de Gormaz, el Arco romano de Medinaceli, el Castillo de Soria y la Alameda de Cervantes. También podrás disfrutar de una panorámica a cielo abierto en el Observatorio Astronómico de Borobia y si prefieres las actividades acuáticas podrás subir a bordo de un kayak, una canoa o un bote. Soria también atesora uno de los mayores bosques de Castilla y León, la comarca de Pinares, en la que podrás encontrar el parque forestal de aventuras, Amigable, donde te aguardan muchísimas sorpresas. Puedes seguir el recorrido hasta Covaleda Natura, un espacio dedicado a las actividades multiaventuras al aire libre donde los niños podrán practicar senderismo y descenso, pasear en bici, aunque también podrás visitar el VinuesAventura, un parque acrobático familiar donde los niños pueden poner a prueba su fuerza colgándose de los árboles. No tendrás problemas para encontrar alojamiento, hay opciones muy interesantes como el Hotel Soria Plaza Mayor y el Parador de Soria.

8. Morella, en Castellón

Se trata de uno de los pueblos medievales más bonitos de España, perfectos para que los niños revivan antiguas historias de caballería. De hecho, se encuentra en lo alto de una singular montaña y está coronado por un castillo que fue construido sobre roca y que ha sido declarado Monumento Histórico-Artístico. No obstante, uno de sus mayores reclamos son sus imponentes murallas medievales, erigidas para proteger la ciudad. Es un destino perfecto para disfrutar de las joyas arquitectónicas góticas como el Acueducto de Santa Lucía, una increíble obra que abastecía de agua a la ciudad, y el Ayuntamiento. Aunque si te animas a hacer una excursión por sus calles podrás encontrar construcciones de esta época como las casas solariegas y las iglesias medievales que todavía se mantienen en pie. Tampoco olvides visitar las cuevas prehistóricas de Morella La Vella, cuyas pinturas rupestres son parte del Patrimonio de la Humanidad. Y para estar en sintonía con el entorno, será mejor si apuestas por alojamientos rurales como el Hotel Cardenal Ram y La Fonda Moreno.

9. Ávila

Si buscas un destino turístico para viajar con los niños, este es el lugar perfecto. Podrás visitar la Salida Express Multiaventura a Gredos, un parque de aventuras para grandes y niños, y el Parque de San Antonio, que alberga a aves muy curiosas. No obstante, si viajas en verano también hay muchísimas actividades acuáticas, una opción de lujo es la piscina natural que sale de la garganta Nuño Cojo, famosa por su agua cristalina y su bellísimo entorno natural. Además, en cualquier época del año podrás emprender un viaje al pasado medieval en el Castillo de la Adrada, la Muralla de Ávila, la Ronda de las Leyendas, el Real Monasterio de Santa Ana y el Palacio de Nuñez Vega. Aunque si te apetecen las actividades al aire libre podrás decantarte por los encantos naturales de la región, como el Museo de la Naturaleza Valle del Alberche y el Museo de las Abejas. Para encontrar alojamiento no tendrás problema ya que existen muchísimas alternativas como el hotel El Rondón y el hostal Arco San Vicente.

10. Tenerife

Esta es una de las Islas Canarias ideal para las familias ya que casi todo el año tiene un clima estupendo. Además, cuenta con bellísimas playas y disímiles atracciones para que los más pequeños de casa se diviertan muchísimo. Podrás comenzar el recorrido por los parques de atracciones naturales que hay en la isla como el Siam Park, el parque acuático más grande de toda Europa, el Loro Parque, el Monkey Park o el Jungle Park, espacios donde el entretenimiento siempre está garantizado. Aunque si prefieres estar en contacto directo con la naturaleza, podrás disfrutar de los paseos en camello y las rutas de senderismo por el Parque Nacional del Teide, las excursiones en barco para ver las ballenas o visitar la isla en miniatura en el Pueblo Chico. No obstante, sería imperdonable abandonar la isla sin haber visto la arquitectura típica canaria, impresa en las calles de ciudades como Santa Cruz y La Laguna. Encontrar alojamiento no será un gran problema, puedes apostar por hoteles como el Meliá Jardines del Teide o el Hotel Mediterranean Palace.

Si tu cuñado es de los que siempre te dijo “Aprovechad ahora, que cuando tengáis un bebé se os acabó el chollo” quizá debería leer este artículo. Sí, viajar con bebés es posible y el mundo está lleno de parejas felices viajando con sus pequeñas criaturas, es una realidad. Quizá unas vacaciones en la playa te sepan a poco y una vuelta al mundo ni se te pase por la cabeza, pero sea cual sea tu destino preferido el espíritu viajero siempre está ahí. Quizá debas tomar nuevas precauciones, los ritmos sea otros y la logística no sea tan sencilla como antes, pero si quieres puedes, y antes de darte cuenta os habréis convertido en toda una familia viajera.

Para hablar con fundamento hemos consultado a un buen grupo de padres primerizos con hijos o hijas menores de 2 años para así contrastar opiniones, experiencias, consejos, sueños y temores.

Algunos prefieren no salir de España y otros han visitado varios continentes con sus bebés, incluso los hay que piensan que es demasiado temprano para lanzarse a viajar, pero entre unos y otros hemos reunido una serie de conclusiones que te serán útiles si eres de los que le gustaría viajar con su bebé pero aún no ha llegado a dar el paso.

Los destinos de costa suelen ser recomendables por sus climas templados.

Hay bebés y bebés al igual que hay padres y padres, algunos bebés ponen las cosas más fáciles que otros pero también algunos padres son más relajados que otros. Seáis como seáis, el mundo os está esperando para que lo descubráis en familia.

Los requisitos de un buen destino para viajar con bebés

No nos vamos a engañar, escoger un destino al que viajar con nuestro bebé no es tan sencillo como hacerlo cuando sólo viajan adultos. Un bebé implica unas necesidades y unas exigencias a las que deberemos adaptar nuestra manera de viajar para que todos disfrutemos de la experiencia, y los padres que viajan con sus bebés lo tienen claro. Debe ser un destino en el que haya un fácil acceso a la sanidad y en el que la seguridad esté garantizada, para que no haya sobresaltos.

El porteo es altamente recomendable cuando nos movemos en ambientes rurales.

Un destino en el que no sea difícil comprar lo necesario en cualquier momento, en el que haya una generosa libertad de horarios y en el que, preferiblemente, el clima sea agradable, ni demasiado frío ni demasiado caluroso. Muchas veces se valora que sea un viaje en el podamos desplazarnos con nuestro propio vehículo, aunque sea de alquiler, para sentir el respaldo de ese techo. También los entornos rurales son más apreciados que las grandes ciudades, que a pesar de ofrecer un rápido acceso a los servicios necesarios pueden resultar más agobiantes al movernos con un bebé.

Unos cuantos consejos para viajar con bebés

Repasemos unas cuantas cuestiones que nos facilitará viajar con nuestros bebés. Puedes tener en cuenta estos consejos para viajar con niños, como que necesitarán su propia documentación si viajan al extranjero, pero si hablamos de bebés es conveniente puntualizar algunas más.

Por ejemplo ¿carrito o porteo? La mayoría de los padres opta por combinar ambas opciones, usando el carrito para entornos más urbanos y el porteo en ambientes más rurales. Es recomendable tratar de encontrar un equilibrio entre las necesidades de los padres y las del bebé, porque si el bebé no está bien tampoco lo estarán sus padres y el viaje se convertirá en una mala experiencia.

Los más valientes llegan a animarse a realizar actividades en la naturaleza o viajes en los que los animales llaman la atención de los más pequeños.

Olvida los horarios, deja margen para todo y en todo momento, la palabra “prisa” ha de desaparecer de tu vocabulario. Esto también vale para no comprar entradas anticipadas para nada porque nunca se sabe qué puede pasar cinco minutos antes de que comience. La lactancia viaja contigo pero también es recomendable escoger alojamientos con cocina propia para poder preparar la comida de tu bebé como en casa.

Algo especialmente recomendable y apreciado por los padres primerizos es viajar junto a otras familias con bebés, la unión hace la fuerza, y por supuesto no debes olvidar sus juguetes y elementos de entretenimiento, aunque eso seguro que no hace falta recordártelo…

Destinos recomendados para viajar con bebés

Cada bebé es un mundo y cada madre y padre otro tanto de lo mismo, pero muchos coinciden cuando se habla de destinos especialmente recomendados para viajar con bebés. Si hablamos de grandes viajes Europa se lleva la palma, es cercano y confiable. También lo es Estados Unidos aunque no muchos padres harían vuelos de más de 8 horas con sus bebés, lo mismo pasa con Sudamérica. Asia y África quedan a la cola pues el acceso al servicio médico, las posibles vacunas o caer en un destino conflictivo echa para atrás a la mayoría, aunque hay países como Japón altamente recomendables para viajar con bebés.

Los destinos rurales transmiten mayor tranquilidad a la hora de viajar con bebés.

Si hablamos de destinos internacionales pero cercanos Portugal es sin duda el país de moda entre las familias con bebés. Está cerca, tanto para ir como para volver en caso de necesidad, no es demasiado grande, se puede viajar fácilmente a tu aire, tiene playas, campos, cultura y gastronomía a gusto de todos, por lo que es un muy buen comienzo si es la primera vez que sales de España con tu bebé.

Lo mismo pasa con Francia, fácil, accesible y cercano, donde un vuelo de menos de 2 horas no da tanto respeto al viajar con un bebé. Si preferimos quedarnos en España las zonas de costa en las que el clima es templado, como Andalucía y todo el Mediterráneo, suelen ser las más recurridas, sobre todo cuando aprieta el calor, pero también lo son las islas, tanto Canarias como Baleares, donde se puede disfrutar de ambientes muy distintos junto a nuestro bebé sin tener que recorrer grandes distancias una vez allí.

Cuando te encanta viajar y tienes tu primer hijo la primera frase que recibes de todo el mundo es: “Enhorabuena”, para continuar acto seguido con el “bueno, ahora ya se os acabo el viajar tanto”, ¿os suena? 😛

Es cierto que viajar con niños dificulta un poco las cosas, pero también cambia por completo la forma de viajar. Pasas de querer ver un poco de todo a disfrutar mucho más en los que ves o haces, aunque eso implique dejarte algunas cosas por ver. En definitiva, pasas a disfrutar de los viajes de otra manera (yo la prefiero).

Y por si aún tienes alguna duda de si de verdad que es posible viajar con un bebé sin que sea un sufrimiento, hoy te traemos a 12 familias viajeras (muy pero que muy curtidas en esto de viajar con los más pequeños 😉 ) que no solo te van a convencer de que es algo perfectamente factible, también te van a recomendar unos cuantos destinos para que vuestro primer viaje en familia lo disfrutéis al máximo.

Os dejo con ellos.

Dónde viajar con un bebé: Destinos recomendados por familias viajeras

Crucero por Oriente Medio

Paco y Vero travels

Si algo teníamos claro cuando nació nuestra peque, era que la afición por viajar no iba a llegar a su a su fin, tal y como muchos nos vaticinaban. Es por ello que cuando Helia cumplió 7 meses pusimos rumbo a nuestro primer viaje familiar, el destino elegido era muy cerquita (Portugal) por aquello de ir probando cómo funcionaba la unidad familiar “on the road”. Tras ver el resultado de este primer destino y nada más llegar a casa comenzamos la búsqueda de más lugares a los que ir juntos, viajar con nuestro bebé no solo había sido posible, sino que nos había encantado a los tres!

Después de varios viajes por Europa decidimos probar suerte con un crucero. Antes de ser padres jamás se nos hubiera pasado por la cabeza la idea de montarnos durante una semana en un barco parando pocas horas en una ciudad. De hecho la simple mención de “hacer un crucero” nos erizaba los pelos, pero tras llevar 3 y reconocer que somos unos amantes de esta peculiar forma de viaje, no se nos ocurre mejor recomendación para todas las familias que quieran “probar” aquello de viajar con un bebé que hacerlo mediante un crucero.

Es un sistema de viaje tremendamente cómodo para los padres ya que no tienes que andar haciendo y deshaciendo maletas, dispones de restauración durante todo el día y además un sitio nuevo para visitar cada mañana. Lo que sí es fundamental es que a la hora de elegir un recorrido os decidáis por uno que tenga buenos tiempos de escala en los puertos para que podáis disfrutar de la ciudad. El primer recorrido que nos atrajo y por el que nos decidimos a realizar un crucero, fue el de Oriente Medio con Costa Cruceros, que nos permitió visitar Muscat en Omán y los dos Emiratos Árabes más famosos: Abu Dhabi y Dubái.

La experiencia fue muy positiva por lo que nos parece muy recomendable para aquellos padres que quieren comenzar a viajar con sus hijos.

Londres

Con los niños en la mochila

Si hay un destino que nos parece perfecto para disfrutar en familia, ese es Londres. Nosotros estuvimos hace un par de años con nuestros tres peques y la verdad es que nos sentimos super cómodos. Los ciudadanos de Londres están muy concienciados con el tema de las familias y los niños, así que intentan facilitar las cosas todo lo que pueden. Desde la amabilidad de los usuarios de transporte público que siempre ceden los asientos en cuanto ven que subes con un bebé en brazos o con un carrito, pasando porque el transporte urbano es gratuito para los menores de 11 años, o que la mayoría de los museos son también gratis y con actividades especiales para niños. Además, Londres es una ciudad que arquitectónicamente es una maravilla. Es de esos destinos que no te cansas de recorrer paseando. Ah, y cuenta con muchos jardines, parques y plazas en las que poder descansar un rato, correr y jugar. Una de las cosas que más disfrutaron nuestros peques fue precisamente hacer un picnic en Hyde Park. No querían salir de allí.

Sin duda alguna, Londres es uno de los destinos para ir con bebés y niños a los que volvería sin dudarlo.

Alentejo, Portugal.

Latitudes Infinitas

Llega el momento de dar el paso y de hacer el primer viaje con nuestro bebé. Nuestra recomendación es hacer un viaje en coche a un lugar cercano para tenerlo todo más o menos controlado y que ante cualquier imprevisto estemos relativamente cerca de casa. Por eso, nos gustaría recomendar a nuestro país vecino: Portugal. En concreto la zona del Alentejo donde podréis combinar pueblos encaramados a una colina como pueden ser Marvao o Monsaraz con ciudades monumentales como Évora, Elvas e incluso ir remontando la costa portuguesa para encaramarnos hasta la capital, Lisboa, donde el sonido a fado y el sabor de los Pasteles de Belem harán las delicias de los más exquisitos.

Islas Canarias

Mi Pequeño Gulliver

Un buen viaje para padres primerizos o aún algo indecisos para viajar con bebés y niños pequeños es Canarias. En las islas afortunadas hace buen tiempo casi todo el año, tienes infinidad de playas para que los peques disfruten el contacto con la arena y el mar, hay buena gastronomía, naturaleza, lugares para visitar o simplemente relajarse bajo la sombrilla. Como no sales de España no te tienes que preocupar por hablar otro idioma o saber si vas a encontrar tus marcas de pañales y potitos. Eso sí, al ir en avión tendrás que reducir la cantidad de cosas que se llevan con los peques y bebes cuando vas en coche propio.

Ibiza

Menudos Viajeros

El primer viaje de nuestra hija fue a Granada y con el segundo con 2 meses fuimos a Ibiza. Claro está que cada familia tiene su ritmo a la hora de viajar y cada uno tiene que decidir cuando le apetece empezar a viajar. Nosotros disfrutamos mucho de nuestro viaje a Ibiza en pre temporada con bebé ya que es un destino muy familiar, relajado y sin prisas. Se puede visitar sus calas (cala llenya tiene una pasarela de madera por ejemplo), pasear por sus pueblos…. Lo recomendamos! No te olvides de la mochila porta- bebé, ya que los pueblos antiguos pueden tener calles que no son cómodas par recorrer con el carro.

Estados Unidos

Mi baúl de blogs

José me pregunta que viaje aconsejar para realizar con un bebé, de esos que te dicen que no se pueden hacer. Pues yo para ser diferentes os digo uno que se puede hacer, que yo hice, pero que quizá no os recomiende.

Y es que a pesar de que el destino sea EEUU, el cuál es ideal para ir con un bebé por el tema sanitario y logístico, nosotros nos embarcamos en un viaje de un mes en el que recorrimos 11.000 kilómetros con un coche desde Miami a Matamoros, México. Atravesamos los estados de Florida, Mississipi, Louisiana, Texas, Arkansas, Tenessee, Alabama, Georgia y Carolina del Sur.

Una paliza que no repetiríamos a un bebé aunque todo lo pensando en su horario, es decir, levantarnos muy pronto y después del desayuno hacer 3 horas de coche, visitar lo visitable y temprano en la tarde buscar alojamiento para bañar al bebé, darle de cenar y a dormir prontico.

Se nos acabó todo el repertorio de canciones de bebés para distraerlo en el coche aunque el resto del viaje el niño fue feliz viendo el sureste de los EEUU. En definitiva, un viaje muy recomendable con pretensiones más modestas en el recorrido, y desde aquí animaros a viajar con vuestro bebé. Como decía Obama: “Yes, we can”

Cantabría

Viajes y Rutas

Uno de los viajes con los que más disfrutamos cuando mis hijas eras muy pequeñitas, fue uno que hicimos a Cantabria, en el que recorrimos varias localidades e hicimos alguna pequeña ruta de senderismo.

Recomiendo especialmente la visita a la capital. Santander es un lugar perfecto para adultos y niños en el que no necesitas coger el coche. Por ejemplo, tienes dos playas excelentes en pleno casco urbano. Además, en la península de la Magdalena podéis visitar un precioso parque al borde del mar en el que hay un pequeño zoo gratuito con focas, leones marinos, pingüinos y patos, al que se puede acceder en un trenecito que tanto gusta a niños y grandes. Para los mayores, hay muchos monumentos interesantes y un par de rutas de tapeo excelentes donde disfrutar de la rica gastronomía cántabra.

Desde la misma capital, puedes hacer una excursión al Parque de la Naturaleza de Cabárceno, que se encuentra a tan solo 18 kilómetros. No es un zoo al uso, ya que animales de los cinco continentes se encuentran en estado de semi-libertad en un impresionante paisaje kárstico con lagos y barrancos. Puedes recorrer más de 20 kilómetros de carreteras internas parando en las zonas habilitadas para ver a los animales.

Por todo eso y por mucho más, recomiendo Santander, un “todo en uno” para disfrutar toda la familia.

Japón

Locos por los viajes

Nosotros para el primer viaje al extranjero con la peque que tenía 5 meses en ese momento elegimos Praga y Budapest por una razón: eran destinos dentro de la Unión Europa y eso nos daba más confianza por si sucedía algún imprevisto con la peque. Estaríamos relativamente cerca de España y nos cubría la Tarjeta Sanitaria Europea.

Y aunque son dos ciudades que nos encantaron, después de haber visitado varios países con nuestra hija, si tuviera que recomendar un destino para viajar con niños pequeños, ese sería Japón. Viajamos allí cuando todavía era bebé (para las aerolíneas) y tenía 21 meses. Aunque sea un destino lejano, diferente, exótico…, es uno de los países mejor preparados para viajar con niños. Hay cambiadores por todas partes, todo está limpísimo y cuando digo todo es ¡todo! Incluso los vagones del metro están impecables. Aún recuerdo cuando la peque se ponía a gatear por el vagón de un tren, sus pantalones siempre quedaban impolutos. Y luego los japoneses son encantadores y les encantan los niños occidentales.

Ruta por la Selva Negra

El Pachinko

Aunque parezca lo contrario, viajar con un bebé suele ser bastante más sencillo en la práctica que hacerlo con niños algo mayores. Simplemente debemos ser conscientes de reducir el ritmo para respetar sus pautas de sueño y alimento durante el viaje, pero luego van muy a gusto en una mochila portabebés o en el carrito. Para el primer viaje fuera de España de nuestro segundo hijo, el destino escogido fue la Selva Negra en Alemania. Su relativa cercanía, sus buenas instalaciones sanitarias y comodidad para recorrer en coche nos convencieron. Además, es imposible no encontrar algún rincón de la Selva Negra que te encandile. Es una gozada revolcarse con los peques por sus prados verdes mientras te observan las vacas. Aire puro, naturaleza y diversión se combinan a la perfección en un destino ideal para que nuestro bebé debute como viajero.

Laponia (visita a Papá Noel)

Next Destinium

Si hay un destino realmente mágico para viajar con los niños, un destino que les va a encantar a todos, ese Rovaniemi, el pueblo de la Laponia finlandesa en el que vive Papá Noel. ¿Conoces a algún niño que no quiera viajar a conocerle en persona? 😉

Los viajes a Laponia en Navidad están totalmente orientados a disfrutarlos con los niños, pero no por ello pienses que solo van a consistir en hacerle una visita a Papa Noel. Vais a poder montar en trineos de perros huskies, de renos, montar en motos de nieve, realizar actividades y juegos con los elfos que acompañan a Papa Noel, pescar en el hielo o incluso podéis llegar a alojaros en cabañas de cristal o en un hotel de hielo.

Otra de las actividades estrella de los viajes a Laponia es la de salir en busca de la auroras boreales. Son un auténtico espectáculo de la naturaleza que a los niños les encantan. Además a partir de Octubre ya empiezan a ser visibles, por lo que podéis aprovechar el viaje en Navidad y hacer las dos cosas. Si solo queréis ir a ver las auroras boreales, la mejor época es en invierno, entre enero y marzo.

Cerdeña

Con peques se puede

Para empezar a viajar con niños mucha gente prefiere recurrir a destinos ‘fáciles’. Pese a que en realidad hay pocos difíciles, sí que es cierto que hay algunos lugares en los que uno puede tener ciertas comodidades extra.
Nuestra recomendación para comenzar a viajar con niños (incluso si son muy pequeñitos) sin arriesgar demasiado y con la certeza de que se va a poder disfrutar de un bonito viaje es la isla de Cerdeña.

Las razones por las que la recomiendo son varias:

  • Es fácil de llegar con ferry: Esto permite que te puedas llevar tu propio vehículo con las ventajas que ello conlleva.

  • Tiene infraestructuras para todos los gustos y bolsillos. Por supuesto, para familias también.

  • Es posible realizar turismo urbano, de playa, gastronómico, de naturaleza… prácticamente se puede hacer de todo.

  • Tiene algunas de las playas más espectaculares del Mediterráneo.

  • Es relativamente parecido a nuestro país (en alimentación, cultura, precios…)

En definitiva, que os podéis montar un viaje según vuestras necesidades y gustos; Si no la conocéis, os puedo asegurar que es un valor seguro 😉

Austria

El mundo de Mapani

Los primeros meses tras el nacimiento de un hijo son duros, se descansa poco y hay que compaginar la nueva situación con el trabajo y los demás quehaceres. Nosotros recomendamos para viajar por primera vez con un bebé la región de Salzburgo en Austria. Es ideal para descansar en familia y desconectar de todo lo demás. Las senderos por las montañas son preciosos y todo está acondicionado pensando en las familias (merenderos, parques increibles en todos los lugares, juguetes en restaurantes y museos….), hay lagos preciosos acondicionados para el baño, con zonas acotadas para niños y bebés. Nosotros alquilamos un apartamento en una granja a veinte minutos de la ciudad y tuvimos todo, las ventajas del campo y de la urbe, muy a mano.

Menorca

Viajando con chupetes

Para nuestras primeras vacaciones en familia elegimos como destino la isla de Menorca y en concreto la Cala en Porter, una preciosa cala con pequeñas edificaciones que respetan el paisaje virgen y verde que caracteriza a la isla.

Nuestra pequeña tenía tan sólo 3 meses cuando emprendimos este viaje de 20 días para recorrer la isla tranquilamente y disfrutar de todo lo que ofrece: sus playas paradisíacas, sus pueblos con mucho encanto, sus bonitos atardeceres y su gastronomía.

No es muy recomendable un destino de playa con bebés tan pequeños pero nosotros fuimos en el mes de septiembre y muy bien preparados, en la maleta facturada metimos su paravientos con el que se encontraba completamente protegida del sol, siendo la mejor forma de protegerlos hasta que tienen un año y pueden usar crema protectora, y por supuesto evitábamos las horas fuertes de sol.

¡La isla de Menorca también se puede con los peques!

Crucero por el Mediterráneo

Aparte de darles las gracias a todos por participar, solo nos queda decir que nos unimos a las recomendaciones de los viajes que hasta el momento también hemos tenido ocasión de realizar con nuestro hijo (Londres, Cantabria y Portugal) y que tomamos nota del resto para próximos destinos 😉

Como recomendación personal os diremos que para el primer viaje con un bebé también nos sumamos a una de nuestras formas de viajar favoritas: los cruceros.

Zona Viajero

Nosotros elegimos como primer viaje largo con nuestro hijo un crucero por el Mediterráneo y os lo recomendamos por varios motivos:

  • Es una alternativa muy sencilla para viajar con niños porque lo tienes todo hecho o a mano.
  • Hay muchas navieras que tienen barcos especialmente enfocados a las familias.
  • El recorrido por el Mediterráneo es súper fácil para realizarlo con un niño.
  • Si tenéis la mala suerte de que se ponga malo alguno de los días (nosotros la tuvimos) no tenéis que pasar agobios buscando hospitales. En los propios barcos hay una clínica y una farmacia con todo lo necesario para atenderles. Incluso si vais en algún barco que tenga el inglés o el italiano como idioma oficial, los médicos hablan varios idiomas. Eso sí, no vayáis sin seguro, con una simple consulta ya lo has amortizado dos veces.

Cuando una pareja viajera tiene un hijo (o los que sean), siempre asalta la duda sobre los destinos a los que viajar o ir de vacaciones con un bebé. A menudo se tiende a destinos cercanos al lugar de residencia, pero hay muchas otras alternativas muy interesantes a las que no hace falta renunciar por la llegada del nuevo miembro de la familia.

Nosotros ya hemos estado con Iris en su primer año de vida en Barcelona, Soria, Praga y Budapest y la Costa Este de Estados Unidos. Pero hemos querido también preguntar a otros blogueros viajeros que son padres sobre lugares que nos recomendarían para viajar con un peque y nos han propuesto un buen puñado de sitios a los que viajar con un bebé.

Destinos a los que viajar con un bebé

Con la llegada del bebé, muchos padres tienen miedo de salir del país por si pasa algo con el pequeño. Joanna Saldón, de Mamás viajeras apuesta por quedarse en España y nos propone ir a las islas Canarias: «Yo siempre recomiendo para ir con bebés es Canarias. De hecho, cuando nació mi segundo hijo fueron mis dos primeros viajes con él, uno a Fuerteventura y otro a Tenerife. Las islas son sitios accesibles y cómodos para ir a la playa, visitar cosas, comer bien y sobre todo tener buen tiempo asegurado. Además ahora existe el sello Familly Welcome que dice que todos los establecimientos adheridos a él están preparados para las familias. Canarias cuida mucho el turismo familiar y eso se nota».

La familia de Mamás Viajeras en Canarias

El Algarve (Portugal)

Si lo que queremos es cruzar la frontera, pero no ir demasiado lejos, Antonio Ruíz, de Naturaleza y Viajes apunta como destino ideal para ir con bebés el Algarve: «Un país para hacer un gran viaje con bebés y niños es Portugal, en el que adoran a los niños y está muy bien adaptado para viajar con ellos. A nosotros nos encanta viajar por el Algarve con nuestros hijos y es por tanto nuestro lugar favorito para pequeñas escapadas».

La familia de Naturaleza y Viajes en el Algarve

Los Pirineos

También un destino cercano es el que nos propone Suzanne Geudeke de Menudos Viajeros y no es otro que ir a Los Pirineos: «A nosotros nos encantan los Pirineos para una escapada con los peques. Hemos descubierto la Garrotxa y es perfecto para toda la familia. Hay campings con encanto, puedes hacer senderismo, subirte a un tren y descubrir los volcanes, alquiler una bici y recorrer la vía verde, ver animales en el Molló Parc… Mil cosas para pasarlo superbien en familia».

Menudos Viajeros en los Pirineos

Noruega / Islandia / Dinamarca / Suecia

Los países del Norte de Europa son una de las mejores alternativas para viajar con bebés, como así aseguran tanto Antonio de Naturaleza y Viajes, como Pau García del blog El Pachinko.

Pau nos explica sus razones: «Siempre que me preguntan por destinos para ir con bebés en verano recomiendo los países del norte de Europa. A nosotros nos gustaron especialmente Islandia y Noruega, que aunque son muy distintos, tienen en común sus temperaturas agradables en verano, su tranquilidad y una naturaleza que impresiona. Además, están muy preparados para ir con bebés porque en cualquier establecimiento encuentras cambiadores, microondas para calentar la comida o sillitas en taxis y transportes públicos. Son países donde apuestan firmemente por la conciliación laboral y familiar y eso también lo notan las personas que viajan con bebés y niños pequeños».

La familia de El Pachinko en Noruega

Antonio Ruíz también lo tiene muy claro: «Hemos de tener muy en cuenta que los destinos y el número de días de duración de nuestro viaje va a depender mucho del carácter de los diminutos (no es lo mismo viajar con mi torbellino de un añito que con mi audaz pero generoso guerrero de tres) . Yo personalmente prefiero ir a un destino no demasiado exótico con un bebé, del tipo Ásia (salvo países como Japón por ejemplo) o África por motivos muy diversos, especialmente por salud, en el sentido de que el sistema sanitario en este tipo de países no son los más adecuados y en ocasiones podríamos vernos en un aprieto (he visitado zonas recónditas del África negra en el que nunca llevaría a mi bebé y me lo pensaría con mi hijo de tres años). Sin embargo, si que me gustan destinos especialmente adaptados a viajar con bebes o niños, como es el caso de la inmensa mayoría de los países europeos. De entre todos ellos me quedo con Suecia (especialmente Estocolmo, con un sinfín de posibilidades para los niños) y Dinamarca (ciudades como Copenhaguen encierran lugares extraordinarios para los niños que les harán disfrutar al máximo), son lugares excepcionales para viajar con bebés y niños».

Selva Negra (Alemania)

Un poco más cerca que los países nórdicos, pero también allende nuestras fronteras es ir a Alemania como propone Fran Soler de Myguiadeviajes: «Yo me quedo con la Selva Negra. Es un destino cercano a España, muy preparado para ir con bebés, combina pueblos medievales con verdes campos, se respira aire puro y lo puedes recorrer a tu aire con coche de alquiler».

Myguiadeviajes en la Selva Negra

Grecia

Si cuando llegó la criatura a este mundo pensabas que ya no habría opciones para viajes culturales, Octavio Avalos y Montse Balagueró de Un Mundo para tres nos muestran todo lo contrario y aconsejan ir a Grecia como hicieron ellos: «Nuestro primer destino fuera de España con Álvaro fue Grecia. Allí cumplío su primer añito de vida. Es un destino en el que podemos encontrar de todo y hacer de todo, tendremos muchas comodidades como en España y encontraremos los mismos productos que encontramos aquí para nuestros bebés. Es un país fácil de viajar si vas por libre, tienes hermosas islas como Santorini, Ios, Mikonos, Paxos, etc.. fáciles de llegar, y muy hermosas de visitar, tanto en verano donde nos asaremos algo más o en invierno que aunque haga más fresquito podemos disfrutar de unos días de auténtica tranquilidad. En el interior de Grecia podemos llegar hasta Metora y recorrer los monasterios, posiblemente un de los paisajes más hermosos de Europa, o acercarnos a la península de Pilio junto al Mar Egeo y recorrerla, con sus pueblos de montañas sus estación se esquí y sus playas de mármol, un lugar fantástico. País pequeño y fácil de recorrer».

Montse y su hijo de Un mundo para tres en Grecia

Islas del Mediterráneo: Cerdeña y Chipre

En el mar Mediterráneo nos encontramos con varias islas que pueden ser una muy buena opción para ir con bebés. Algunas de estas islas son bastantes desconocidas por lo general. Cerdeña es uno de los destinos aconsejados por Sandra de My Family Passport: «Yo siempre recomiendo Cerdeña porque es una isla muy completa donde descansar en playas perfectas para niños combinado con paisajes espectaculares, ciudades con mucho encanto y un gran legado histórico».

My Family Passport en Cerdeña

Lola Rodríguez de Overseas: Fuera de tus fronteras recomienda otra isla: «Chipre: Es un país muy desarrollado con muy buenas comunicaciones y con distancias muy cortas entre los mayores puntos de interés de la isla. El país es muy limpio y muy bien preparado para el turismo. Existe la posibilidad de compaginar turismo de costa para disfrutar en familia con el turismo cultural. En los restaurantes suele haber tronas y la mayoría de los alojamientos poseen cunas. Si se viaja en temporada baja la isla está muy tranquila y todo es muy barato. Sin duda un gran destino para viajar con bebés!».

Lola de Overseas y su hijo en Chipre

Croacia

Lola apunta también otro país como buena opción para viajar con bebé: Croacia. «Es un país con un buen nivel de desarrollo, hay buenas comunicaciones y las distancias más largas se pueden hacer por tramos cortos (ideal para los bebés), ya que siempre existe algo de gran interés para visitar cerca. Tiene buen clima y con posibilidad de compaginar la costa y los parques naturales con el turismo cultural. Aunque las tronas en los restaurantes y las cunas en los hoteles no se conocen, se puede cambiar al bebe en cualquier sitio ya que todo está muy limpio, las calles están impolutas (por si el bebé se tira al suelo). En los alojamientos las camas son muy anchas (para dormir con el bebé) o en muchas ocasiones dejan habitaciones triples por el precio de una doble. Desde mi punto de vista es un destino ideal!».

Lola de Overseas y su hijo en Croacia

Un crucero por Oriente Medio

Otra buena opción para viajar con un bebés es la que nos propone Verónica Corrales de Los Viajes de Vero, Paco y Helia que nos recomienda hacer un crucero por Oriente Medio: «Creemos que casi todos los países del mundo son aptos para viajar con niños siempre cuando se tomen unas medidas lógicas antes y durante el viaje. Recientemente probamos una nueva forma de viajar con Helia: mediante un crucero por Oriente Medio y fue una experiencia que disfrutamos mucho tanto la peque como nosotros. Viajar en un crucero con un bebé, despreocuparse de buscar sitios para comer y sobre todo, la posibilidad de disfrutar del variado entretenimiento a bordo que hará las delicias de todos. A nosotros esta forma de conocer Omán y Emiratos Árabes nos gusto mucho y esperamos pronto volver a embarcar rumbo a la aventura».

La familia de Los Viajes de Paco, Vero y Helia en el crucero por Oriente Medio

Nueva York

Pero si queremos salir de Europa, y somos urbanitas, nuestra recomendación, sin duda, es Nueva York y la Costa Este de Estados Unidos. Como ya os hemos ido contando, fue nuestro primer viaje transoceánico con nuestra hija que tenía 8 meses. Fue nuestra elección porque a pesar de la distancia, es un destino al que se puede viajar con mucha facilidad con un bebé porque entre otras cosas, podrás encontrar los mismos productos para el pequeño que aquí, la gente es muy amable y siempre encontramos palabras de cariño hacia nuestra peque y resulta una ciudad que se puede recorrer con facilidad con una sillita de bebé. Además, en muchos restaurantes hay tronas e incluso cambiadores. Y luego no hay problemas para poder acceder a los sitios turísticos.

Recomendación de última hora: Japón

Después de haber viajado a Japón en el segundo año de vida de Iris, tenemos que recomendarlo encarecidamente. Es el destino ideal para viajar con un bebé si deseas salir de Europa. Es un destino muy preparado para viajar con niños. Todo está limpísimo, los japoneses son muy agradables, los peques occidentales son tratados como si fueran estrellas de cine, hay cambiadores en todas las estaciones de tren e incluso en muchas de metro. Además, en los restaurantes nada más sentarte, te ponen un pequeño platito y cubiertos de bebé. Es un destino donde también podrás encontrar todos los productos que puedas necesitar para el bebé.

Destinos para viajar con bebé ¿Buscas más destinos a los que viajar con tu bebé? No te pierdas estos posts:

  • 18 ideas de destinos en España para el primer viaje con bebé
  • 10 destinos en Europa para el primer viaje con bebé
  • 9 destinos intercontinentales para el primer viaje con bebé

Si quieres ver todos los destinos que hemos visitado nosotros con nuestra hija, no dejes de visitar nuestras secciones de Viajar con Bebé y Viajar con Niños.

Diez consejos para viajar con bebés

Viajar con bebés es mucho más fácil de lo que nos suelen pintar. Aunque la decisión de viajar con nuestro hijo depende de nuestro propio estilo viajero y de las circunstancias concretas de cada familia siempre creemos interesante tener en cuenta ciertas sugerencias. Que la prudencia no se convierta en un miedo injustificado: babies love travel. Es muy posible que al final descubramos que en cada una de nuestras preciosas criaturas existe en potencia un aguerrida/o viajero por tierra tierra, mar y aire.

1. Sí, se puede!. Parecerá extraño pero hay que decirlo. Con bebés claro que se puede viajar y además hacer viajes de cierta distancia y envergadura. A través de los foros especializados y por nuestra propia vivencia con nuestra hija sabemos que existen multitud de experiencias positivas de viajes con bebés.

Es perfectamente comprensible que en ningún caso queramos poner en riesgo la salud o integridad de nuestros super peques. Sin embargo su pequeña corpulencia es engañosa ya que estos están hechos para durar y, por una cuestión evolutiva de especie, para ser nómadas y acompañar el ritmo de ruta a pie de la madre y de toda la tribu. Los bebés tienden a dormir bastante y buscan el contacto con su madre y padre y por ello incluso es más fácil viajar con ellos que hacerlo con niños algo más grandes cuando empiezan ya a explorar y dar sus primeros pasos.

2. Buscar el equilibrio. Se trata de buscar un equilibrio entre las necesidades de los padres y las del bebé que desde luego son prioritarias. Podemos esperar que un bebé se acople a nuestro ritmo de vida pero debemos ser conscientes de que ciertas visitas y viajes a lugares como ciertas atraccciones turísticas, museos o ciudades a ellos lógicamente les trae sin cuidado puesto que no son en absoluto conscientes y no les aportan nada. Como padres ya sabemos que nos pongamos como nos pongamos si nuestro hijo/a no está bien, nosotros tampoco lo vamos a estar. Definitivamente vamos a tener que viajar de otra manera.

3. Existen algunas lineas rojas que ho hay que traspasar. No referimos a lugares donde nuestros bebés no van a estar bien. Muchos de ellos los comentamos en nuestra entrada 10 destinos que conviene evitar con bebes y niños pequeños. Los parques temáticos están pensados para niños más grandes y recordemos también protegerlos bien del sol directo. Europa suele ser un destino con bastantes buenas críticas a este respecto y el ecoturismo o el turismo rural son también perfectos para las familias con niños.

4. Viajar en automóvil. Los niños siempre han de viajar en sus sillas con sistema de retención infantil. Te recomendamos consultar las 7 cosas que deberías saber sobre las sillas coches bebés.

Viajar en coche es normalmente una pesadez para nuestros peques. El problema es que a veces no hay más remedio que hacerlo. Para reducir esta obligación hay que plantear unas vacaciones donde tengamos que hacer los mínimos desplazamientos posibles en vehículo privado (o incluso ninguno!) y planificar la ruta ayudándonos con internet o los navegadores si disponemos de ellos.

Las últimas horas de la tarde y primeras de la noche son más propicias para circular ya que hay menos circulación y calor. No olvidemos una neverita con la bebida y comida variada previsible para cada viaje así como una segunda muda de ropa.

También hay que recordar no descuidarnos los juguetes sus favoritos y estar dispuestos a disfrutar de juegos relacionados con el paisajes y las vistas de los lugares que atravesamos. Para algunos padres los DVD de los que disponen algunos vehículos son grandes aliados. Si el viaje es largo es importante parar cada 3 horas para estirar las piernas y despejarse un poco.

5. Viajar en avión. No es tan fiero el avión como lo pintan, además antes de los 2 años los niños solo pagan tasas. En nuestra entrada sobre las 10 claves a tener en cuenta para viajar en avión con niños ya vimos alguna cuestión específica relacionada con los bebés. Es importante darles el pecho (o chupete si ya no toma) tanto a la hora de despegar como de aterrizar para evitar que la diferencia de presión le afecte al oido.

6. Las ventajas del porteo. Para los viajes con bebés es muy recomendable llevar una portebebés. Existen muchos tipos y variantes para cada nivel de peso y desarrollo. Los portabebés son cómodos y nos permiten ahorrarnos los carritos y salvar fácilmente desniveles y escaleras teniendo siempre las manos libres y con la tranquilidad de que nuestro peque se encuentra cómodo y protegido con nosotros.

7. La lactancia también viaja. Cada día que pasa se descubre alguna nueva propiedad beneficiosa de la leche materna para nuestros hijos. En lo que a los viajes se refiere mantener la lactancia les va a proporcionar un alimento nutritivo y siempre a punto que nos va a permitir llevar un equipo de comidas envasadas nulo o bastante reducido. También con la idea de simplificar el colecho si la cama es lo suficientemente amplia nos puede liberar de tener que llevar una cuna de viaje o a buscar hospedajes que la ofrezcan. Tomar el pecho es además un somnífero infalible.

8. Adiós prisas. Plantéate un viaje tranquilo y sin prisas porque los bebés necesitan más atención, tiene sus propio ritmo, y necesitan que les podamos proporcionar un espacio seguro, natural. Viajar con ellos es la mejor excusa para descubrir los placeres viajeros del slow travel.

9. Su hogar es el mundo. El traslado espacial que suponen las vacaciones no debe impedir que podamos intentar mantener en buena manera los horarios y habitos que tenemos cotidianamente. Para nuestro bebé ese hotel o apartamento alquilado debe representar de alguna manera la seguridad de su hogar por unos días.

10. No te compliques. A veces nos encanta complicarnos la vida. Muchos de los accesorios de viaje que nos intentan vender son innecesarios, otros en cambio son de lo más interesante como verás en esta selección de 12 accesorios útiles para viajar con niños.

Hay que intentar simplificar al máximo el equipaje, en la mayoría de destinos podremos comprar pañales y bastantes complementos. A partir del año muchos niños ya comen casi de todo y no hay que llevar tantos potitos o papillas. Lo mejor es contar con una cocina donde poder preparar nuestras recetas aunque por suerte cada vez hay más hoteles family welcome que cuentan instalaciones, servicios adecuados y la vocación de acoger a familias con los más pequeños grandes viajeros de la casa.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *