0

Velas significado llama

Significado de la llama de las velas en los rituales

El significado de la llama de las velas encierra un lenguaje específico que nos revela información importante sobre el ritual que se está desarrollando. Dependiendo del movimiento de la llama, color y tamaño, entre otras características, tendrá una explicación diferente.

La llama de las velas invita al fin de la oscuridad y al alejamiento de espíritus negativos que pretenden difundir el mal. El encender velas tiene un profundo peso durante los rituales o ceremonias y, normalmente, es acompañado con la quema de incienso.

Lee también: 6 rituales con velas para diversas aplicaciones

Conoce el significado de la llama de las velas cuando queman

Las velas permiten protegernos a nosotros mismos, así como a los demás. Por tal motivo, son muchas las personas que realizan rituales con velas de forma habitual para cargar de buenas energías su hogar. La forma de la llama nos envía un mensaje específico al cual debemos estar atentos. De hecho, muchos de los métodos de adivinación se basan en la observación de dicha llama.

Significado de la llama de las velas según el movimiento

  • Llama que prende con dificultad es un indicativo de que los días siguientes serán sumamente húmedos y que no todo saldrá como se tenía planificado.
  • Llama que al encender genera algunos sonidos es un indicativo de que algunos seres de luz intentan comunicarse con nosotros y podrían hacerlo a través de sueños.
  • Llama que luego de ser encendida se apaga y no logra encenderse nuevamente es una señal de que la asistencia divina solo será hasta un punto específico y luego será necesario continuar solos.
  • Llama que se apaga y se prenda sola, implica que seres que nos protegen no quieren que se acabe la luz porque algo bueno o malo se dirige hacia la persona que realiza la consulta.
  • Llama que se apague sin razón aparente, es un indicativo que es necesario realizar nuevamente el ritual porque hubo algo que no salió bien.
  • Llama que sube y baja, representa que se tienen varias cosas en mente al mismo tiempo y que es necesario concentrarse para poder obtener resultados.
  • Llama que se mueve hacia la izquierda, denota que la respuesta a la petición realizada es negativa. Advierte que podría aparecer la tristeza y la soledad.
  • Llama que se mueve hacia la derecha, nos indica que todo saldrá como se tiene pensado y habrá reconciliación y felicidad.
  • Llama con movimientos espirales nos advierte de la existencia de personas dañinas a nuestro alrededor que amenazan nuestra estabilidad. Debemos estar atentos.
  • Llama que cae y se eleva varias veces es un mensaje de alerta porque se acercan nuevos peligros.
  • Llama que se divide en dos partes, implica que no se está del todo claro en lo que se pide y las energías se diluyen.

Significado de la llama de las velas según color e intensidad

  • Llama de color azul, existe ayuda por parte de las hadas y los ángeles para lo que se está pidiendo.
  • Llama cuya punta es dorada, es señal de que lo que se pidió tiene todas las posibilidades de ser alcanzado.
  • Si se utilizan varias velas en un mismo ritual y una de ella tiene una llama que brilla de forma más intensa nos indica que habrá muy buena suerte. Si todas las velas tienen una llama brillante es un indicativo de que se multiplicarán los éxitos.
  • Llama que desprende algunos destellos, lo que se pretende tendrá algunos cambios antes de concretarse.
  • Llama que hace que la vela produzca mucha cera, nos indica que no será fácil alcanzar aquello que se ansía, aunque no es un imposible. Es necesario tener mucha paciencia. Si un trozo de cera sale volando es un indicativo de que el destino trae un presente para todos.
  • Llama que desprende mucho humo es un muy mal augurio ya que las cosas podrían complicarse mucho en los próximos días.

Licnomancia: el arte de leer la llama de las velas

Las velas y sus llamas desde la antigüedad han sido instrumentos de alabanza a las divinidades, una forma de honrarlas con una ofrenda y qué mejor que la luz. Una vela puede canalizar energías, servir de enlace con seres superiores, guiar a las almas perdidas hacia la luz y hasta servir como regalo a nuestros santos, dioses y ángeles. No importa la religión que profeses ni las creencias que tengas la luz de la vela representa eso; luz, que no es más que un símbolo de la elevación del espíritu. Una vela está ligada a la paz, al reposo y a encontrar el camino hacia la luz.

En santería, brujería y espiritismo la vela tiene muchos usos: una vela roja atrae la pasión, una verde la paz, una azul la armonía familiar, una negra para la dominación… pero hoy no hablaremos de rituales que se practican con velas hoy hablaremos de un arte adivinatorio muy poco conocido llamado Licnomancia.

Licnomancia: el arte de leer las velas Del griego lukhnos, “llama”, es el arte adivinatorio que interpreta la llama de una antorcha o una vela.

Se trata de predecir los eventos consultados observando como se consume la llama y hasta la forma de la cera desprendida en el proceso.

Este arte es muy subjetivo y dependerá mucho de los dones interpretativos y de videncia de quien consulta, pues la interpretación correcta puede ser tergiversada si no se tiene los conocimientos adecuados. Este arte tiene su origen en Grecia donde empleaban la quema de antorchas como medio adivinatorio. En la antigüedad el fuego era un elemento poderoso y numerosas tribus que lo usaban como medio para predecir el futuro. Como se explicaba anteriormente este arte es muy delicado y subjetivo así que todo detalle cuenta: como se enciende la vela, si muestra reticencias al encender, si la llama es débil o fuerte, todo esto te da pistas acerca del asunto consultado.

Ritual de la licnomancia

Básicamente para este ritual se necesita:

  • Papel,
  • Pluma y tinta,
  • Una vela,
  • Un palillo o fósforo y
  • Una copita de cristal.

Como en todo ritual debes estar en paz, tranquilo y en un sitio cómodo en el que te sientas relajado. En este ritual en particular evita habitaciones con corrientes de aires.

El color de la vela

La elección del color de la vela es fundamental, dependiendo del asunto a tratar elige sabiamente el color. Te hablaré un poco acerca del significado del color de las velas para que la elección sea la más adecuada para tu consulta.

  • AZUL: este color refleja conocimiento, es usado para llamar tranquilidad y armonía familiar, propiciar la fidelidad.
  • ROJO: es el color que representa la pasión, pero también nos habla de energías, de fuerza, de motivación.
  • AMARILLO: es un color que alude a inteligencia, muy ligado a la alegría y felicidad.
  • VERDE: un color relajante, el color de la esperanza. Se puede usar para tratar asuntos relacionados con salud.

  • NARANJA O ANARANJADO: este color nos habla de optimismo, innovación y creatividad, perfecto para consultar asuntos de trabajo y desempeño laboral. También puede usarse para tratar temas de sexualidad (no de pasión ni amor de pareja sino de sexualidad en específico).
  • MORADO: este color es un color enigmático, nos habla de la percepción, de ver más allá de lo evidente. Es un activador natural de la intuición.
  • ROSADO: este color representan el amor, la energía femenina dulce y sensual que emana.
  • MARRÓN: se usa para tratar asuntos relacionados a la seguridad y estabilidad.
  • NEGRO: es un color de dominación, el color de lo oscuro y desconocido. Pero también es ideal para tratar asuntos rodeados de energías negativas pues éste la absorbe.
  • BLANCO: es el color de la pureza, de la limpieza, que llama lo divino, lo angelical y positivo.

Inicio del ritual

Escribe en un papel el asunto a consultar de preferencia con tinta y pluma, colócalo bajo la vela.

Es hora de realizar el enlace: dependiendo de tus creencia pide a tus seres de luz que te hablen por medio de esa vela, que las llamas te digan la verdad sobre el asunto a consultar. Una vez logrado el enlace enciende la vela con el fósforo (nunca lo hagas con un encendedor) y si no tienes ningún fósforo usa el palillo; enciende un extremo y prende con éste la vela.

Fíjate como enciende: si tarda en prender significara que algo obstaculiza lo consultado, si enciende rápidamente habla de energías que propician el evento consultado.

Una vez encendida fíjate en la llama y su color, a continuación te diré que significa cada color de llama, la fuerza y constancia de la misma.

Interpretación del la llama: tamaño y fuerza

  • LLAMA FUERTE: simboliza poder. Habla de muchas energías positivas involucradas. También puede indicar que quien consulta tiene fuerza y poder.
  • LLAMA DÉBIL: todo lo contrario a la llama fuerte, aquí hay pocas energías. Hay oposición y obstáculos, sin embargo si la llama es débil pero no nerviosa e inconstante puede que se alcance la meta pero costará y necesitará perseverancia. Si una vela con llama débil se apaga significa que no se logrará lo consultado, pero si se consume por lo contrario hablará de logro con perseverancia.
  • LLAMA NERVIOSA: esta llama baila de un lado a otro, significa contradicción. Aquí las dotes interpretativas de quien consulte son necesarias pues una llama nerviosa nos habla de energías positivas y negativas convergiendo.
  • LLAMA ALTA: excelente señal, significa buenos augurios, éxito rotundo, que lo consultado se alcanzará. Indica que los asuntos se concretarán con éxito.

  • LLAMA UNIFORME: la llama uniforme, independientemente de su fuerza, nos habla de estabilidad y quietud. Es un signo positivo y significa que los asuntos están encaminados y se propician sin sobresalto.
  • LLAMA OSCILANTE: la diferencia entre una llama oscilante y una nerviosa es que la nerviosa baila de un lado a otro sin quietud en ningún momento. Por su parte la llama oscilante es la que oscila entre una llama alta y otra débil. Representa que lo consultado se cumplirá pero con cambios, transformaciones y en ocasiones puede indicarnos mudanzas y viajes.
  • LLAMA MUY CORTA: cuando la llama no solo es débil sino corta, simplemente nos indica que lo consultado no se dará. El asunto consultado no está encaminado y no está recibiendo las energías adecuadas. Quien lo desea no tiene constancia ni está enfocado en la meta.
  • LLAMA QUE LANZA CHISPAS: ésta es una muy mala señal. Indistintamente de lo que consultes una llama que echa chispas habla que algo no va bien; enfermedades, conflictos y problemas se avecinan.
  • LLAMA QUE SE APAGA: lo que está siendo consultado no se logrará. Si la vela antes de apagarse estaba fuerte significa eventos que influenciarán repentinamente el destino. Si por su parte era débil habla de que no hubo perseverancia.

Interpretación del color de la llama

  • LLAMA AZULADA: nos indica que la energía se está canalizando. Cosas que se dan y resultan, se está recibiendo el mensaje.
  • LLAMA AMARILLA: si la llama es completamente amarilla sin tonalidades rojas, naranja o blanca hay rechazo y bloqueos acerca de lo consultado.
  • LLAMA ROJA Y BRILLANTE: nos habla de mucha energía positiva, normalmente indica resultados inmediatos, de logros, de alcanzar con rapidez y sin dificultades las metas.
  • LLAMA BLANCA: esta llama es raro observarla, pero si lo hace estás en presencia de un ente divino que encaminará lo consultado. Básicamente representa ayuda divina de seres de luz.

Durante el tiempo que tarde en consumir la vela fíjate en los detalles: si se consume limpiamente, si deja residuos y caen sobre el papel donde se escribió la consulta. La forma de la cera puede darte también pistas. Confía siempre en tu poder e intuición a la hora de interpretar la vela.

Una vez consumida interpreta los restos de la cera y quema el papel con lo consultado dentro de la copita de cristal.

Entierra los restos o échalos a una corriente de agua (nunca a un desagüe).

Limpia tu cuerpo con agua y sal marina dando gracias a tus seres de luz.

Desde tiempos remotos se han empleado velas para diversos rituales en muchas culturas. En la actualidad esta costumbre no ha perdido vigencia. En cada ritual la llama de la vela se comporta de maneras diversas y la interpretación se debe adaptar al caso específico en el cual se esté encendiendo la misma. Por ello es importante precisar el significado de las llamas de las velas.

En un bautizo, una boda, un funeral, decorar un momento íntimo, la invocación a Dios u otros seres celestiales, etc. En cualquier caso, la esencia del acto de encender una vela es guiar e iluminar.

La vela en sí misma no tiene el significado profundo que posee su llama. La vela podría ser un objeto decorativo y no más que eso, sin embargo, es la luz de ella la que impregna la escena y el momento de un halo místico que a veces nos resulta difícil de aprehender.

Se encienden velas por diversas razones y con fines múltiples y en cada uno de estos actos, es la llama la que denota y connota significados complejos y reveladores de verdades. Con la llama de una vela se evoca la luz divina y se accede a un estado iluminado del ser que penetra en conocimientos al que de otro modo sería imposible llegar.

La llama en sí es fuego, y por ende es vigor y vida misma. Tiene el poder de abrirnos puertas a mundos insondables, podemos invocar fuerzas benevolentes y también malignas. Se hacen peticiones, se medita y se logran estados de relajación necesarios para encontrar la paz. Ella es un canal perfecto para contactar nuestra espiritualidad.

La luz que emana la llama de una vela trasciende los hechizos que alguien invoca. Es la fe del que enciende la vela la que le da el poder. La llama es un símbolo de luz, por tanto es el propio creyente el que la impregna de su energía mental y espiritual.

La llama de una vela es muy poderosa, con ella se puede lograr:

  • Relajar nuestra mente.
  • Ampliar la percepción del mundo conocido y el que presentimos pero no vemos, abrir el canal e la concentración total, si el que la enciende lo desea.
  • Despejar los ambientes de malas energías.
  • Crear atmósferas ideales para el romance, la lectura, la creación, la oración.
  • Dar paso a entidades místicas en los diversos rituales de culturas disímiles, con fines precisos.
  • Fortalecer la fe en sí mismo.

Como hemos mencionado la llama de una vela puede guiarte, ella “te habla” solo debes saber observarla muy bien e interpretarla correctamente. A continuación te presentamos una guía con ciertas características de la llama y su respectivo significado.

Significado de la llama de las velas cuando se mueve

El movimiento de la llama de una vela es fundamental en su interpretación. Hemos visto que en ocasiones la llama se mantiene estable a pesar de la brisa. Pero es llamativo que aún sin haber viento, la llama tenga movimientos diversos. Cada tipo de movimiento conlleva a un significado especial muy importante para lo que tú estás solicitando. Aquí te presentamos los diversos significados de la llama de las velas cuando se mueve mucho:

  • Llama que se agita vigorosamente: tu energía vital es sorprendente. Eres apasionado y activo en todos los planos de tu vida.
  • Llama que se inclina hacia la derecha: recibirás noticias satisfactorias que te darán una gran sorpresa y mucha alegría.
  • Llama que se inclina hacia la izquierda: ocurre algo inesperado que te desagrada y angustia. Toma previsiones antes de tomar una decisión importante.
  • Llama que sube y baja: estás muy disperso, tus pensamientos son cambiantes. Esto debilita tu petición.

¿Por qué baila la llama de una vela?

El vaivén armonioso de la llama de una vela es señal de armonía. Toda danza implica vigor y emoción. En algunas ocasiones danzar incita al erotismo, pues el cuerpo se desinhibe para ponerlo en movimiento sin restricción alguna, de este mismo modo pasa con la llama de las velas.

Tu conexión con la llama es sumamente importante, de acuerdo a la fuerza que estás imprimiendo a tus peticiones, seguramente habrá en ti movimientos corporales, que se expresarán en la llama también. Te preguntarás entonces por qué baila la llama de la vela y la respuesta es porque hay celebración por lo pedido y por lo logrado.

  • Llama que baila con armonía: Lo que pides tiene coherencia y es para bien. Estás seguro de lo que deseas lograr y tu enfoque está muy bien centrado. Lo que vas a lograr será un celebración para ti.
  • Llama que baila en desorden: No tienes mucha precisión de lo que deseas. Cambias de ritmo muy rápidamente, es decir una idea la sustituyes por otra y esto le resta potencia y belleza a lo que crees aspirar. Tal parece que aún no estás seguro de que lo que estás pidiendo es lo correcto. Hay dudas muy marcadas.

Color de la llama de una vela

  • Llama rojiza: la pasión impregna lo que estás deseando, tus deseos se verán materializados con prontitud.
  • Llama donde destacan los azules: las entidades celestiales aprueban lo que estás invocando, por ende te lo concederán.
  • Llama que mezcla el rojo y el azul y se destaca el violeta: es la cercanía entre lo femenino y masculino. Si estás orando por atraer a una persona del sexo opuesto, lo vas a lograr. Si eres hombre, tu relación con mujeres es excelente y viceversa.
  • Llama con punta más brillante: lo que estás pidiendo con fe, se te dará y te llenará de regocijo. Tendrás reconocimiento y brillarás con luz propia en tu trabajo, estudios y relaciones interpersonales.

Tamaño de la llama de una vela

  • Llama muy pequeña: le falta energía a lo que estás pidiendo. Debes potenciar tu convicción de que eso que deseas es tu mayor objetivo.
  • Llama alta: existen muchas buenas vibraciones que te facilitan el camino hacia lo que deseas obtener. Eres decidido y consistente en tus acciones, la respuesta a ello será que logres llegar muy alto en los entornos donde te desenvuelves.

Forma de la llama de una vela

  • Llama larga erguida: la seguridad te acompaña. Estás decidido a vencer y lograr lo que deseas. Tienes firmeza en tus acciones, no hay dudas en ti lo cual es un excelente signo para el logro de tus metas.
  • Llama larga que ondea: hay inseguridad en lo que quieres, tu foco cambia y por ello no hay dirección firme. Esto obstaculiza la materialización de tu petición.
  • Llama redondeada: tus proyectos se concretan de manera completa, todo tiene principio y fin.

Comportamiento de la llama de una vela

  • Llama que se apaga repentinamente: si estás realizando un ritual, debes iniciarlo nuevamente. Hay planes que pierden fuerza y debes buscar un nuevo punto para impulsarlo.
  • Llama que hace sombra en la base donde se encuentra: algo perturba el logro de lo que estás deseando. Ten precaución con las personas que te rodean.
  • Llama que chispea: hay mucha tormenta en tus pensamientos. Necesitas un poco de sosiego y reposo para acertar con lo que estás por decidir. La llama te dice que debes descansar un poco antes de actuar para que no cometas errores.
  • Llama que humea: la atmósfera en la que te encuentras no es del todo transparente. Hay penumbras en torno a tus planes. Cuídate en el vecindario o entorno laboral.

Como has podido notar las llamas tienen un lenguaje que solo tú puedes descifrar cuando en tu ritual o momento especial, enciendes una vela. La intención que te impulsa a encenderla, tendrá mucho que ver con su lectura. Esta guía puede darte ciertas nociones que luego adaptes a tu caso específico.

A continuación te presentamos: Significado de las velas cuando se consumen

Que revelan las velas al arder

Existen diversos sistemas de adivinación y detalles a mirar en las velas para poder interpretarlas correctamente tras su uso y durante el mismo, hoy veremos como interpretar la llama, su movimiento y tamaño.

Para ello nos centraremos en la observación de la llama y procuraremos que en el lugar solo exista la luz de las velas, respiraremos hondo y formularemos la pregunta que queramos:

Adivinar a través del movimiento de la llama de las velas

Si la vela se mueve a la izquierda: Indica no consecución de hechos, proyectos e ideas. Es una respuesta negativa a nuestra pregunta. Indica contrariedades, adversidad y desánimo. Falta de amor y soledad.

Si la vela se mueve hacia la derecha: Cambios y acontecimientos positivos. Reconciliaciones en el amor, en relaciones, parejas y familias. Mejoras en la salud, ascensos, fuerza y vitalidad. Es un Sí como respuesta a la pregunta.

Movimiento en zig zag o espiral de la llama de la vela: El zig zag inquietante de una vela nos advierte de la necesidad de mantener una cierta cautela, especialmente en la realciones con los demás. Advierte el surgimiento de enemigos, de tramas y recomienda abrir los ojos e interiorizar. Indica falta de apoyos, en la economía la falta de avales.

Adivinar según el tamaño de las llamas de las velas

Hacemos referencia ahora a las crecidas y decrecidas de la llama de la vela, siempre y cuando sea algo de forma natural, sin agentes externos que interfieran.

Aumento de la luminosidad de la llama: Indica la presencia de energía y advierte de los peligros procedentes de asociaciones no convenientes o de malos consejos. Sugiere de nuevo la interiorización, el replanteamiento de proyectos y circunstancias.

Elevación repentina de la llama: Es un buen augurio y hace una indicación a un golpe de suerte para el consultante en aspectos de su vida en los que no cree demasiado. Mejoras y honores en el campo laboral y en todo los aspectos.

Elevación repentina de la llama seguida de un descenso: Es una posición de advertencia que conviene tener muy en cuenta puesto que nos avisa de que debemos tener cuidado con todo lo que hemos conseguido, puesto que las cosas igual que han llegado, pueden irse. Es símbolo de situciones delicadas y altibajos. En el amor señala altibajos, será mejor evitar discusiones que no lleven a ninguna parte.

Crepitaciones y chispas en las velas al arder

La crepitación, cuando empieza a ser más constante de lo habitual, nos habla de problemas especialmente en el terreno emocional. Si a esta se le añade el surgimiento de las chispas, indican surgimiento de errores y fallos, tanto en la consecución de objetivos como en las relaciones.

Que pasa si aparece mucho humo al quemarse la vela

Avisa de la llegada de momentos de enturbiamiento, especialmente a nivel mental y de percepción. No es un buen augurio.

Que significa que se extinga repentinamente la llama de la vela

Si hemos hecho una pregunta, la respuesta es un NO rotundo. Avisa de fracasos, de trabajos que se nos han cortado y de mucha negatividad en el lugar.

Aprende más sobre magia y velas

Si te sientes atraída por la magia y la energía, si experimentas un sentimiento especial al ver una vela, como si prácticamente entrarás a un mundo distinto y tienes un deseo interior de llegar más allá, de entender algo que parece escaparse indudablemente este es tu camino. Para ello ponemos a tu disposición nuestros cursos de Alta Magia, Cábala y Magia Celta entre otros de los que puedes encontrar toda la información en:

@solitalo

Son muchas las personas que desean conocer cómo funciona la magia de las velas en sus rituales, siempre nos intrigan la forma como arde, la velocidad a la que se consume, si “llora” o no, los restos que quedan en el plato una vez consumida, entre otras cosas, por eso hoy quise traerles información variada sobre la interpretación de las velas, sin dudas es algo referencial porque el primer mensaje que nos llega cuando las vemos, dependiendo de nuestra conexión espiritual ya nos dice qué significa y hacia donde van las cosas, sin embargo al principio sirve de guía y a medida que vayamos desarrollando la intuición no necesitarán estar leyendo interpretaciones porque ustedes mismos sabrán qué les están diciendo.

Lo primero es centrarnos en la observación de la llama y procurar que en el lugar sólo exista la luz de las velas, respiraremos hondo y formularemos la pregunta que queramos, deben cuidarse las corrientes de aire que siempre alteran el resultado.

Adivinar a través del movimiento de las llamas

Si la vela se mueve a la izquierda: Indica no consecución de hechos, proyectos e ideas. Es una respuesta negativa a nuestra pregunta. Indica contrariedades, adversidad y desánimo. Falta de amor y soledad.

Si la vela se mueve hacia la derecha: Cambios y acontecimientos positivos. Reconciliaciones en el amor, en relaciones, parejas y familias. Mejoras en la salud, ascensos, fuerza y vitalidad. Es un Sí como respuesta a la pregunta.

Movimiento en zig zag o espiral de la llama de la vela: El zig zag inquietante de una vela nos advierte de la necesidad de mantener una cierta cautela, especialmente en la relaciones con los demás. Advierte el surgimiento de enemigos, de tramas y recomienda abrir los ojos e interiorizar. Indica falta de apoyos, en la economía la falta de avales.

Hacemos referencia ahora a las crecidas y decrecidas de la llama de la vela, siempre y cuando sea algo de forma natural, sin agentes externos que interfieran.

Aumento de la luminosidad de la llama: Indica la presencia de energía y advierte de los peligros procedentes de asociaciones no convenientes o de malos consejos. Sugiere de nuevo la interiorización, el replanteamiento de proyectos y circunstancias.

Elevación repentina de la llama: Es un buen augurio y hace una indicación a un golpe de suerte para el consultante en aspectos de su vida en los que no cree demasiado. Mejoras y honores en el campo laboral y en todo los aspectos.

Elevación repentina de la llama seguida de un descenso: Es una posición de advertencia que conviene tener muy en cuenta puesto que nos avisa de que debemos tener cuidado con todo lo que hemos conseguido, puesto que las cosas igual que han llegado, pueden irse. Es símbolo de situaciones delicadas y altibajos. En el amor señala altibajos, será mejor evitar discusiones que no lleven a ninguna parte.

Crepitaciones y chispas en las velas

La crepitación, cuando empieza a ser más constante de lo habitual, nos habla de problemas especialmente en el terreno emocional. Si a esta se le añade el surgimiento de las chispas, indican surgimiento de errores y fallos, tanto en la consecución de objetivos como en las relaciones.

Si aparece mucho humo al quemarse la vela

Avisa de la llegada de momentos de enturbiamiento, especialmente a nivel mental y de percepción. No es un buen augurio.

Si se extingue repentinamente la llama de la vela

Si hemos hecho una pregunta, la respuesta es un NO rotundo. Avisa de fracasos, de trabajos que se nos han cortado y de mucha negatividad en el lugar.

Existen métodos incluso en los que las velas se utilizan para leer el futuro, pero en el caso de la Magia de las Velas, su interpretación nos servirá para saber cómo funciona nuestro trabajo, tanto si algo va mal, como si algo va bien. La vela representa al ser humano, la cera al cuerpo físico, la mecha a la mente y la llama al espíritu, por ello a través de la observación de su evolución cuando se quema podemos ver e intuir los resultados, y al disponer de un numero grande de velas llenas e impregnadas de nuestra energía, tendremos también delante nuestro un magnífico libro de interpretaciones.

La forma de su llama, el tamaño, los movimientos y su color, expresan diferentes cosas. Pero vayamos por partes y veamos sus significados:

• La cera ha formado en los laterales una montaña de lágrimas.
Significado: Observar su apariencia, muchas de las veces podemos ver una virgen o una figura angelical. Resultado positivo.
• La cera ha formado en los laterales unas formas puntiagudas, como espinas (no lunas). Significado: Dificultades, existen energías contrarias a nuestros intereses.
• En la fuente, plato o base se forman con la cera unos racimos de uvas. Significado: Todo va bien. Prosperidad. Salud.
• En la fuente, plato o base se observan caras o dibujos de animales. Significado: Tenemos poca fuerza, hay poca visualización.
• En la fuente, plato o base se han desprendido trozos de vela enteros con formas de luna. Significado: Si miran los cuernos a la izquierda existen fuerzas ayudándonos, pronto habrá una respuesta.
Si los cuernos de la luna mira a la derecha algo nos está impidiendo nuestra petición.
• Fuera de la fuente, plato o base encontramos trozos de cera.
Significado: Observar con detenimiento el trozo/s, podremos intuir si lo que se ha desprendido nos sugiere algo positivo o negativo. En trabajos para combatir el mal, es muy positivo observar si lo desprendido representa cosas malignas, lo que nos anuncia que estamos rompiendo el mal.

En cambio en los normales, el significado es contrario, si la cera representa el bien quiere decir que todo va bien, mientras que si el resto desprendido nos parece feo o desagradable, algo no funciona o existen resistencias.

• La mecha a pesar de quemarse es alta.
Significado: buenas vibraciones, existen fuerzas que nos ayudan.
• La mecha esta normal.
Significado: Proceso lento.
• La mecha está muy corta.
Significado: Algo va mal, falta energía.
• La llama esta alta.
Significado: Muy positivo.
• La llama está muy pequeña.
Significado: Negativo
• La llama chisporrotea.
Significado: Algo va mal.
• La llama se apaga (no tiene que haber corriente de aire, nunca en la habitación).
Significado: Debemos iniciar otra vez la novena y replantear nuestros objetivos.
• La llama es azulada.
Significado: La mente de la persona a la que trabajamos recibe nuestro mensaje.
• La llama es amarilla.
Significado: Falta energía, la persona/s trabajada no reciben o rechazan nuestra energía.
• La llama es brillante y roja.
Significado: Resultados inmediatos.
• La llama es blanca.
Significado: Seres superiores acuden en ayuda de la persona/s.
• La llama contiene dos colores.
Significado: Unir los significados anteriores.
• La llama chisporrotea.
Significado: Algo va mal.

Estos son las situaciones y significados más importantes y comunes que podemos hallar haciendo un ritual, petición o novena, por supuesto a medida que vayamos aprendiendo y conociendo los resultados, podremos añadir nuevos significados personales, en este caso y como en todo, la experiencia nos ayudará a conocer las posibles interpretaciones de las velas.

A veces es posible que las velas ardan sin expresar nada, no cae cera y se consumen de forma entera, el significado que yo suelo darle es más bien negativo, pero no en cuento a la realización de la petición, sino a mi preparación y predisposición en el acto, lo remedio normalmente en la próxima sesión (cuando reponga las velas). Cuando se consumen completamente sin dejar residuos, en mi opinión hace falta prender otra porque no fue suficiente energía para cerrar la petición.

También en este caso el significado puede ser que aquello que estamos pidiendo ya esté resuelto o en vías de resolver-si hay necesidad se podrá hacer ritual o novenas.

Otras interpretaciones

Abandono: La llama arde con debilidad y frecuentemente se apaga.
Abatimiento: Es baja y en ocasiones llora.
Aceptar: La llama es nítida y crece.
Acertar: Es limpia y aumenta de tamaño.
Agredir: La llama chisporrotea y a veces desprende humo oscuro.
Ambición: La llama dobla su tamaño. Si se trata de un anhelo sano es nítida.
Ambivalencia: Baja y oscilante.
Amistad: El fuego prende bien. Es claro y se agranda si ese sentimiento a ser duradero.
Amor: La llama coge sin problemas al primer intento. Será nítida y ascenderá con fuerza si se va a ser correspondido.
Angustia: La vela llora, desprende humo oscuro o puede chisporrotear.
Aumentar: El fuego dobla su tamaño, siendo nítido y muy brillante.
Autorizar: Es nítida y crece.
Avaricia: La llama chisporrotea, se consume rápidamente y en la punta de la mecha se acumulan unas bolitas de grasa. A veces el fuego da vueltas en forma de espiral.
Bebida: La vela llora, se extingue rápidamente y su llama puede llegar a desprender chispas o humo.
Beneficio: La flama es limpia y se desarrolla
Boda: Prende sin problemas, dobla su tamaño nítidamente e incluso se llega a observar un tono más brillante en la punta.
Bondad: La llama es clara y crece. En el centro adquiere una coloración azulada.
Cambio: El fuego es nítido y aumenta de tamaño si la transformación es positiva.

Lágrimas de las velas tienen un significado e interpretación

Es algo más concreto que el anterior, basado en la paciente observación de la cera de la vela, cuando uno realiza:

No solamente rezar o realizar un ritual y irse a descansar – es importante tomarse un tiempo de 20 minutos para ver cómo se van quemando las velas, al observarla puede ser o no que comiencen a caer lagrimas lo que tiene su significado, en concreto, de fijarnos muy bien en cómo se va desprendiendo mientras dura el proceso de combustión. Aunque las respuestas tardan algo más en producirse, no por ello sus indicaciones y consejos son menos enriquecedores.

Este fenómeno heredado de la antigua lectura de la grasa de las antorchas, se le conoce como “lágrima de una vela” o “llanto de la vela”. Las gotas de cera derramadas indica la condensación energética de las cargas ambientales que recibe la vela de su entorno, transformadas en gotas susceptibles de ser interpretadas, tanto es así que, en función de cómo sea la lágrima o gota y de por dónde caiga y cómo lo haga, el mago interpretará de una u otra manera una consulta.

Las gotas o lágrimas derramadas por las velas nos revelan cómo está funcionando el ritual o petición que estamos realizando.

–Lágrima a la derecha: solución positiva

–Lágrima a la izquierda: solución negativa

–Lágrimas con cambios de dirección: la solución no está clara, se deberán buscar más apoyos

–Varias lágrimas forman una grande: cúmulo de situaciones conflictivas, se aconseja buscar apoyo. Si va después a la derecha se podrá solucionar, si va a la izquierda no.

–Una lágrima grande se divide en varias direcciones: como la anterior, el problema se irá solucionando, mirar las direcciones.

–Las lágrimas descienden por el centro de la vela: solución a las peticiones después del conflicto.

–Las lágrimas caen hasta la base efectuando pausas: hay inconvenientes durante el proceso, falta de apoyo.

–Las lágrimas bajan rápidamente hasta la base: solución rápida a los problemas.

–Lágrimas detenidas en el centro: Estamos ante una respuesta muy rápida y concreta que nos dice que el consultante llegará al fin de los problemas ya que obtendrá soluciones rápidas a todos los temas pendientes.

Normalmente una vela tarda unas cuatro a cinco horas en consumirse. Si estamos en casa y no vamos a salir, podemos dejar que se consuma totalmente. Si llevamos un poco de prisa, la encendemos durante un rato y cuando vemos que empezamos a sentirnos bien, la apagamos. Lo mejor es tomarse este breve ritual con tranquilidad, tratando de concentrarse en el fin que queremos conseguir. Cuanto mejor lo hagamos, mejores resultados nos dará.

No hay que dudarlo demasiado, si tenemos un mínimo de confianza en ellas, encender la vela adecuada nos ayudará a que nuestros buenos deseos se conviertan en realidad. Acudir a la magia de las velas es un acto simple y al mismo tiempo poderoso que nos ayudará a cambiar lo que no nos gusta y a conseguir lo que esperamos. Si queremos puede ser muy sencillo: todo consiste en encender una vela.

Fuentes: astrologamundial.es.tl, dondejanet.com, las velas en la nueva era, puntmagicbarcelona.com

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *