0

Ventajas de estar soltero

¡Científicamente comprobadas! Más de 10 ventajas de ser soltero

50 % PULSO SOCIAL15

Seguramente, desde que tienes consciencia, has visto la vida en pareja, ya sea con tus padres, tus abuelos, tus tíos y hasta tus padrinos. Esto nos hace completamente difícil el hecho de ver la vida de solteros, y más, cuando la familia y los amigos comienzan a hacer preguntas incómodas y afirmaciones como que “se te va a ir el tren”.

Y es que, como bien menciona Esquire, existe un miedo que ha acompañado al hombre desde hace millones de años, el miedo a la soltería. Sí, sí. Eso que te hace aferrarte a una relación cuando es más que evidente que ya no funciona, o al contrario, te provoca caer en depresión cuando lo único que abrazas por las noches es tu almohada.

Sin embargo y pese a lo anterior, la vida ha cambiado. Hoy en día el hecho de estar solo y sin pareja no es un pecado, y menos, si tomamos en cuenta las mil y un desventajas que existen de vivir con alguien.

Eso sí, debemos estar siempre conscientes de que tanto el hecho de estar solteros o con una pareja, cuentan con sus ventajas y desventajas; sin embargo, la soltería es una opción vital para muchos e igual de respetable que aquella que tiene como base el matrimonio o la vida en pareja.

Entre estas ventajas de la soltería, destacan:

  • Libertad
  • Cero discusiones
  • Seducir a quien quieras, como quieras y cuando quieras
  • Cero compromisos familiares
  • Tu dinero es sólo tuyo
  • Siempre verás las películas que tú quieras
  • Puedes desistir a último momento de acudir a lugares por compromiso
  • Puedes invertir tu dinero en negocios que serían imposibles realizar teniendo siempre cerca a tu pareja
  • Puedes utilizar todo el tiempo libre a tu carrera profesional
  • En esos ratos libres puedes ser galante/coqueta con amigas/os y otras mujeres/hombres, pues no estás a la expectativa de no herir la susceptibilidad de nadie

Por si fuera poco, existen otras ventajas que han sido comprobadas científicamente, y es que según información de Fucsia, existen numerosos estudios que se adentran en las ventajas de estar casado o inmerso en una relación seria. Pero la ciencia también ha demostrado que estar soltero.

7 ventajas de estar soltero

Publicidades de parejas felices, instagram con imágenes de vacaciones, besos y romances, películas de amor con final feliz… A veces pareciera que el mundo está pensando para estar de a dos y hacer cosas solos a algunos les da vergüenza o directamente ni lo intentan, como ir al cine o ir a tomar una cerveza a un bar cuando ninguno de tus amigos quiere acompañarte. ¿Por qué otros ven raro esto?

Estar solo, ya sea por elección o por las circunstancias de la vida, tiene muchos más beneficios de los que crees. Así que no hay por qué desanimarse. Lee esto y disfruta de tu tiempo a solas. Si alguien tiene que cruzarse en tu vida, ya lo hará. Tú concéntrate en vivir tu presente. El resto, será como tenga que ser.

1. Solo tú eliges
La vida en pareja implica negociar, no siempre puedes hacer tal cual lo que te gusta. Pero si estás solo, solo tú eliges qué y cuándo quieres hacer algo, y con quién quieres o no compartirlo. Esto está genial, pero también es un aprendizaje. Porque a veces, estar con otro puede hacer que sin querer lo responsabilices por no estar haciendo lo que te gusta. Aquí solo tú eres responsable y dueño de tu camino. Esto, en verdad, siempre es así, pero estando solo es más fácil que puedas darte cuenta.
2. Ganas en conocimiento personal
Estar solo no es tan fácil como parece. Tienes que vértelas todo el tiempo con tus propias posibilidades y limitaciones personales. Pero esto es súper enriquecedor. Si aprendes a trascender la incomodidad que a veces puedas sentir, ganarás en conocimiento personal, aprenderás a bucear en lo que quieres, en lo que no, en lo que te gusta, en lo que sueñas, en lo que te cuesta, en todo lo que eres. Solo aceptándote y aprendiendo sobre ti podrás tener, en el futuro, una relación sana, si es que así lo eliges.
3. Es más fácil distinguir qué problemas son tuyos y cuáles no
A veces, si pasas mucho tiempo con alguien puede que se mezclen tanto las cosas que no distingas bien qué problemas son tuyos o son del otro. Si eres tú quien has llegado de mal humor o es el otro, etc, etc. Pero cuando estás solo es más fácil entender qué tú eres el que refleja en los demás sus propios deseos y obstáculos.

4. Estás más abierto a lo nuevo
Muchas personas, al ponerse en pareja, dejan de lado la espontaneidad y parece que hubieran crecido, de repente, 20 años. Pero estando solo estás más receptivo, más sociable, más abierto a ir a un lugar que no conoces, cruzarte con personas distintas, explorar nuevas aventuras… Sientes que tienes todo el mundo para ti esperándote.

5. Inviertes tiempo en ti
En general, las personas que están solteras le dedican más tiempo a estar en forma, cuidarse y mimarse en pequeñas cosas.
6. Aprendes que eres tu mejor compañero/a
A veces, estar en pareja implica pensar que el otro tiene hacia nosotros un amor incondicional, que siempre estará ahí. Pero puede no ser tan así como deseemos; no siempre podemos contar con el otro, pero sí con nosotros mismos. Estar solos nos ayuda a entender que en la vida vayamos adonde vayamos siempre hay una llamita encendida en el interior que necesitamos cuidar. Somos nuestra contención, nuestro amigo que nos levanta el ánimo, nuestra protección de personas o situaciones tóxicas, somos el amor incondicional. Y entender esto es ganar en amor propio.

7. Tienes más creatividad
Al estar más enfocado en ti, es más fácil que la líbido se deposite en lugar de en otra persona, en algo que te gusta. No es casual que te sientas más creativo o con más energía para invertir en tu desarrollo profesional, sea cual sea.
¿Alguna vez habías pensado en estas cosas? ¿Cuáles más agregarías?

El estar soltero/a a veces se puede ver como algo malo. Te fijas en otras parejas y anhelas algunas de las cosas que tenías cuando estabas con alguien. Es por eso que son muchas las personas que ven la soltería como algo que debe acabar cuanto antes, como un momento de infelicidad que se acabará cuando encuentren a otra persona. El problema en estos casos suele ser que se lanzan a vivir relaciones que no les convienen por el miedo a estar solos.

Tanto en tener pareja como en estar soltero hay ventajas, así que debemos centrarnos en ellas y no en las desventajas. Como hemos dicho en muchas ocasiones, la felicidad es algo que podemos generar nosotros mismos con nuestra actitud, no algo que dependa totalmente de factores externos.

Aprende a estar solo/a

Durante la soltería aprendemos a estar solos y a no necesitar de la atención o el apoyo constante de otra persona. Esta diferencia se nota mucho más si hemos convivido en pareja que si solamente hemos tenido una etapa como novios, pero la sensación de soledad al principio es lo que peor se lleva. Aprovecha esto y comienza a disfrutar haciendo cosas solo, esas cosas que te gustan. Desde tomarte un simple café en una terraza leyendo un libro a dar un paseo al sol o incluso ir al cine a ver una película que solo tú verías. Aprender que la soledad no es mala y que podemos disfrutar también de ella nos hará sentir más independientes más fuertes.

Conócete un poco más

Cuando estamos mucho tiempo en pareja a veces pasamos a hacer exclusivamente cosas juntos. Hay quien incluso se adapta a los gustos de la otra persona para complacerla y se olvida en parte de los suyos propios, lo que lleva a cierta anulación de nuestra propia personalidad. Es por eso que la etapa como solteros puede ser un buen momento para volver a conocernos de nuevo. Vuelve a escuchar la música que más te gusta, ponte la ropa que te apetezca en cada momento y haz cosas que quizás no hacías porque no le gustaban a tu pareja. Ahora todo tu tiempo de ocio es exclusivamente para dedicártelo a ti mismo.

Aprende a quererte

Existen muchas personas que no saben estar solos porque no han aprendido a quererse lo suficiente. Por esta razón se aferran a relaciones que no les convienen de ningún modo y que acaban siendo infelices por no saber quererse lo suficiente. Primero debemos querernos a nosotros y después debemos poder querer a otra persona, pero nunca perjudicándonos en el proceso. Esta etapa de solteros debemos anteponernos y no cometer errores del pasado.

Quererse no es tan fácil como parece. Hay que trabajar cada día con un discurso positivo hacia nosotros mismo, olvidándonos de frases como ‘No puedo hacerlo’, ‘Nadie me quiere’ o ‘No valgo para nada’. Si vemos que caemos en ello debemos distraernos y volver con más fuerza y con una actitud positiva. Debemos cuidarnos mucho más, invirtiendo tiempo en nosotros. Comprarnos algo que nos guste, ir a disfrutar de un masaje o hacer deporte para cuidarnos a diario.

Disfruta de amigos y familia

Las relaciones de pareja a veces nos roban tiempo para dedicarle a nuestros amigos o a nuestra familia. Es por eso que esta etapa puede ser buena para retomar el contacto con gente a la que tengamos un poco olvidada y para volver a hacer cosas con ellos. Desde tomar un café a hacer una escapada recordando viejos tiempos. Es cierto que las cosas cambian pero si nuestros amigos son verdaderos todavía estarán ahí. Eso sí, en la próxima relación hay que tener aprendidas todas estas lecciones para que sea un proceso más sano y placentero.

Porque me afecta tanto no tener pareja

Es o no necesario tener pareja

Autora: Ana Hidalgo

Si en estos momentos no tienes pareja, puede que te sientas solo, desdichado o desamparado, porque tú quieres tener pareja.

Puedes incluso pensar que no sólo quieres pareja, sino que la necesitas. Crees que necesitas tener pareja para ser feliz.

Piénsalo un momento reflexionando ¿Es o no es necesario tener pareja?

A pesar de las muchas ideas que te vienen a la cabeza, no necesitamos tener pareja para ser felices.

Lo sé, lo sé, sé que en estos momentos probablemente te pasa por la cabeza alguno de estos motivos:

Motivos que suelen aludir mis clientes sobre la “necesidad” de tener pareja:

“Ana, pero todas mis amistades tienen pareja y yo no, me siento un bicho raro”.

“Yo quiero tener a alguien que me quiera”.

“Me siento presionado. Mi familia no deja de preguntarme ¿cuándo sentarás la cabeza y tendrás pareja?

“Si sigo así, al final me voy a quedar solo, y eso es tristísimo”

“No tener pareja es como jugar en otra liga menor, toda la gente importante está casada” …

Antes de revisar los miedos o pensamientos erróneos que encierran estas reflexiones, quiero aclararte que, necesitar algo no es lo mismo que quererlo o desearlo.

Necesitas aquello que es totalmente necesario para vivir. Por ejemplo: respirar, comer o hidratarte.

Sin embargo, deseas o quieres aquello que crees te facilitará la vida de algún modo, aunque sea prescindible para vivir.

Por ejemplo, puedes desear un mejor coche o un mejor trabajo, pero no es necesario para vivir.

Si lo analizas bien, deseas una pareja, por el motivo que sea, pero no la necesitas.

De hecho, pese a no tenerla en estos momentos, sigues vivo.

  • Bueno Ana, llámalo como quieras: necesitar, querer… pero lo cierto es que yo estaría mejor con pareja y me afecta mucho no tenerla.

Si realmente el no tener pareja te afecta tanto como dices, mi mejor consejo es que acudas a terapia, pues esta situación puede estar reflejando algún miedo oculto o pensamiento distorsionado.

Millones de personas viven felices sin tener pareja, por lo que es algo que sí se puede hacer, aunque en estos momentos a ti te cueste.

Entre los miedos más frecuentes que se esconden en el no tener pareja, están:

– Miedo a la soledad.

-Falta de confianza en uno mismo para ser auto-suficiente.

-Temor a la desacreditación social.

Miedo a la soledad:

En muchas ocasiones, nos asusta estar solos porque supone quedarse con un auténtico desconocido.

¿Te asusta descubrir quién eres realmente?, ¿qué te gusta, qué te relaja o qué te mueve?

En estos casos, te vendría bien aprender a conocerte antes de encontrar pareja, y para ello tendrás que aprender a pasar tiempo a solas.

  • “Ana, sé que necesito conocerme y pasar tiempo a solas, pero también es saludable pasar tiempo en compañía”.

Por supuesto, somos seres sociales y disfrutar de la compañía de ciertas personas puede ser todo un placer…

Sin embargo, tener pareja no es la única forma de sentirse acompañado.

Cuando te apetezca tener compañía, puedes salir con amigos, visitar familiares, charlar con compañeros de trabajo, vecinos… prueba estas opciones.

Falta de confianza:

Aquí he oído de todo: desde personas que creen necesitar pareja para que las mantengan o realicen las tareas domésticas porque se sienten incapaces de hacerlas, hasta personas que no se creen merecedoras de ningún tipo de amor.

A este respecto, destacar dos aspectos:

Probablemente tengas más habilidades de las que crees, pero deber recordar que nadie nace sabiendo.

Es importante que te arriesgues a experimentar nuevas cosas y ganes confianza en ti mismo, realiza actividades que no hayas hecho antes, o no te haya salido a la primera, esto no quiere decir que no puedas hacerlo, solo que necesitas más práctica o alguien que te enseñe el proceso.

De seguro tienes habilidades más que de sobra para aprender a mantenerte o limpiar la casa, otra cosa es que te resulte más cómodo que alguien realice estas tareas por ti, ¿cuál es tu caso real?

Por otro lado, todos somos dignos de ser amados, pero para eso es importante aprender a quererse a uno mismo.

Trabajar la autoestima será vital en estos casos, si es el tuyo, ponte en marcha hoy mismo. Recibir ayuda psicológica a este respecto te vendrá fenomenal.

Temor a la desacreditación social:

En determinados círculos, el tener pareja puede ser “un punto extra”.

Así, por ejemplo, algunas empresas valoran que sus empleados estén casados como signo de estabilidad emocional.

Sin embargo, somos nosotros los que marcamos las normas de nuestra vida y, para eso, sigo insistiendo, es importante conocernos.

Quizás quieras ascender en un determinado trabajo, pero, ¿realmente te apetece tener pareja ¿, ¿puedes conseguir el ascenso por otras vías o en otras empresas?, ¿hasta qué punto hay que agradar siempre?

Si este es tu caso, te animo a que leas mi artículo: cómo superar la presión social, pues a veces ésta nos lleva a precipitarnos.

Para terminar, quiero recordarte que, el no tener pareja en un momento determinado de tu vida, no quiere decir que no la vayas a tener nunca, se puede ser muy feliz y aprender mucho de la vida sin pareja, tan solo hay que proponérselo.

Ten en cuenta que, tanto el tener pareja como el no tenerla, puede tener ventajas y desventajas, ¿por qué mirar sólo el lado malo de la situación en la que te encuentras?

Si deseas recibir mi ayuda profesional, puedes contactar conmigo escribiéndome a [email protected] o bien en el número +34 625 82 22 04. Atenderé tu consulta lo antes posible.

Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional.

Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas.

Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”.

Parece como si el destino de todas las personas tuviera que ser encontrar el amor, crear una relación de pareja y formar una familia. Y puede que para algunas personas ese sea el objetivo vital, pero no todo el mundo tiene que vivir de la misma manera. Hay personas alérgicas a las relaciones de pareja y podemos llegar a entenderlo perfectamente. Descubre por qué elegir no tener pareja.

Motivos por los que se vive mejor sin pareja

No podemos resistirnos a la tentación de cantar las bondades de una pareja ideal en la que ni el amor ni la pasión se apagan, en la que te sientes cómplice, querida y valorada por tu novio y con la seguridad de tener siempre un punto de apoyo en los malos momentos. Pero a estas alturas podemos reconocer que estas relaciones de pareja idílicas son producto de los estudios de cine y no se corresponden con la realidad.

El día que descubres que las relaciones de pareja no son como te habían contado, que no es un problema de que elijas mal a los hombres, sino que sencillamente la convivencia presenta obstáculos insalvables, es el día que decides no tener pareja. La decisión no deja de ser controvertida y muchas personas te mirarán con recelo, pero otras más te mirarán con envidia.

Porque una vez que eliges no tener pareja te conviertes en esa mujer independiente, con libertad para ir, venir o quedarte, con capacidad de decisión y con la satisfacción que te da disfrutar de esos momentos mágicos que creas a solas o en compañía. Porque además de elegir, creas. Creas tu mundo como a ti te gusta y dibujas todo aquello que quieres tener en tu vida. Por supuesto que también borras todo lo que te sobra.

Pero sin duda el principal motivo por el que elijes no tener pareja es porque has aprendido a quererte a ti misma. Con ese tiempo que no le has dedicado a un novio demandante de atención has llegado a conocerte bien, a saber quién eres realmente. Ese punto en el que consigues estar orgullosa de ti misma, en el que sabes apreciar la soledad tanto como la compañía de las personas que te quieren, ese punto no tiene comparación con una relación de pareja.

5 beneficios de no tener pareja

John Howard/Digital Vision/Thinkstock

Muchas veces pensamos que todas nuestras etapas terminan en tener pareja. En ocasiones, cuando tenemos pareja deseamos volver a estar solos. Es la ley del inconformismo actual, de modo que si estás soltera o estás planteándote dejar a tu pareja pero tienes miedo a la soledad, he aquí algunas ventajas de no tener pareja que te harán considerarlo.

#5 Necesaria soledad

La soledad no debe ser concebida con miedo ya que, por más que haya muchas o pocas personas a nuestro alrededor, la felicidad está en nosotros mismos, y nunca podrás tener una pareja satisfactoria si no te quieres ni te conoces en profundidad. Es por ello que todo aquello que dejamos aparcado estando en pareja merece ser retomado y explorado. Y recuerda, la soledad no es aislamiento.

#4 Experimentar

Si sentimos la necesidad de experimentar relaciones sexuales con otras personas es porque algo de nosotros permanece inquieto. La soltería permite practicar sexo esporádico con diferentes personas (sin necesariamente caer en los excesos), experimentar con ese amigo con derechos o dar rienda suelta a nuevos modos de conquista que siempre hemos reprimido.

michele princigalli/iStock/Thinkstock

#3 Ser más exigente

Si has estado en varias relaciones, estar solo nunca vendrá mal, también tendrás tiempo para analizar todas aquellos cosas que mejorarías en tu «historial amoroso» y aplicarlo a unos criterios más exigentes. A veces es la experiencia la que otorga esta perfección, otras la misma edad, pero igualmente no tener pareja te ayudará a volverte más exigente y menos impulsiva.

#2 Libertad

Viajar sin dar explicaciones, salir con amigos sin importar la hora que vuelves a casa o dedicar tiempo para otras aficiones son pasatiempos que solemos sacrificar cuando estamos en pareja. Llevarlos a cabo y alternarlos con momentos de soledad pueden llegar a realizarnos, a darnos otra perspectiva del amor y demás aspectos. Eso sí, no busques una compañía de forma convulsiva, ni des rienda suelta a un torrente de excesos.

#1 Amistades

No nos engañemos: cuando estamos en pareja los amigos pasan a un segundo plano, y en ocasiones, a un tercero. Si bien es durante las rupturas cuando puede apreciarse quién es o no una buena amistad, encontrar nuevos amigos o potenciar las relaciones descuidadas de antes también será un buen modo de ser felices sin necesidad de esa persona clavada a nosotros. No te cierres a ningún tipo de persona, siempre tendrás algo que aprender.

Estos beneficios de ser soltero pueden aplicarse a personas sin pareja, o al menos una pareja convencional. Pues quizás, también exista la posibilidad de adaptar la pareja a estas características, de cambiar algo los patrones sentimentales y poder vivir realizado en todos los aspectos. Pero no adelantemos acontecimientos, ese tipo de pareja existe y lo comentaremos muy pronto.

¿Estás soltera actualmente? ¿Cómo te sientes?

Según los datos del INE en 2016, el 67,6% de la población española está soltera. Antes podía ser un dato preocupante porque la ‘misión’ de la gran mayoría era formar una familia, casarse y huir del apodo de ‘solterón’ o aquello de ‘quedarse para vestir santos’.

Sin embargo, este estado civil cada día está más en alza, debido a que el empoderamiento de los singles está muy lejos de cumplir los viejos tópicos del pasado. Aunque sin duda, la máxima clave es el tiempo, dedicado casi por completo a ti mismo. A continuación, algunas ventajas de la soltería.

1. Tienen una vida social más ajetreada. Seguro que tienes el típico [email protected] que se echó pareja y jamás le volvisteis a ver ‘la peluca’ o peor, ese colega eras tú. Una relación ‘consume’ -aunque sea gustosamente o porque no te sepas organizar como es debido- al menos la mitad de tu tiempo libre. Cuando no tienes, puedes compartir esos ratos de ocio con tus amistades, familia o simplemente invertirlos en conocer gente nueva. Esto mismo es lo que sugiere un estudio estadounidense, según el cual los solteros tienen más probabilidades de mantener el contacto y apoyar a sus familiares, así como socializar más con amigos y vecinos.

En la misma línea, la Encuesta de Uso del Tiempo de la Oficina de Estadísticas Laborales constató que los singles invierten un promedio de 12 minutos diarios en mantener el contacto con otros, mientras que los casados gastan 7,8 minutos.

2. Dedican más tiempo a su ‘body’. Eso se traduce en mayor desarrollo personal, emprender en más proyectos, mejorar aptitudes y lo más importante: descubrir quién eres y qué quieres. Aquellos que se pasan encadenando una relación tras otra, no disfrutan de un tiempo de soledad en el que poder reflexionar y autorrealizarse. Solo saben vivir en pareja.

Una investigación aseguró que las personas solteras tenían más probabilidades de afirmar que “su vida había sido un proceso continuo de aprendizaje, cambio y crecimiento”, así como resaltaban la importancia de vivir nuevas experiencias que desafiasen nuestros esquemas –sobre nosotros mismos y acerca del mundo–.

3. Son más felices. (artículo la vanguardia) La investigadora Bella DePaulo, quien analizó más de 800 investigaciones de los últimos 30 años, concluyó que los solteros tienen más sentido de la autodeterminación y por tanto, menos probabilidades de experimentar emociones negativas. Bye, bye a los celos, discusiones y preocupaciones de pareja, pues cuando estamos estresados aumentan los niveles de cortisol, lo cual puede repercutir en nuestra salud.

4. Son más ‘disfrutones’. Tanto solos como en compañía, los solteros gastan una media de 5,56 horas al día en actividades de ocio en general, mientras que los casados dedican 4,87 horas diarias, tal y como asegura el informe sobre Uso del Tiempo de la Oficina de Estadísticas Laborales. De hecho, emplean unos tres minutos más al día en deportes, ejercicio y recreación, alrededor de 16 minutos más viendo la televisión -podrás darte un atracón de Netflix sin tener que esperar a nadie- y 15 minutos más jugando y usando el ordenador.

5. Su bolsillo se resiente menos, aunque son más generosos. Entre los ‘superpoderes’ de un single está generar menos deudas con su tarjeta de crédito -según un estudio de debt.com-, pero prestar un promedio de 1,515 euros ($ 1,875) más a sus amigos en comparación a cuando estuvieron casados.

5. Duermen a cuerpo de rey. Ronquidos, codazos, patadas, bruxismo, flatulencias indeseadas, un robo descarado de manta, calor insoportable o tener que dormir al filo del abismo…, no son problemas a los que se tenga que enfrentar un soltero. Piénsalo: la cama para ti solito. Aunque muchos sean fans de hacer ‘la cucharita’ o no les importe estrangular alguna de sus extremidades, según una encuesta de la empresa de colchones Amerisleep , los que no tienen pareja duermen más y mejor -un promedio de 7,13 horas por noche-.

6. Pesan menos y están más fit. No está claro que el pensamiento de ‘ya no estoy en el mercado, puedo relajarme’ siga en boga. No obstante, según varios estudios el amor engorda o por lo menos, así lo indica la báscula. La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) analizó una muestra de más de 2.300 mujeres de entre 31 y 40 años, con novio o casadas, con al menos un hijo, con estudios superiores y residentes en núcleos urbanos, para determinar que enamorarse o afianzar una relación supone un aumento de unos 4,5 kilos de media.

También estableció que el 33% practica más deporte cuando se encuentra en fase de búsqueda de pareja y el 35,8% relega a un segundo plano el ejercicio físico una vez el amor empieza a menguar.

Por otro lado, la Universidad de Maryland descubrió que tanto hombres como mujeres – con edades entre los 18 y los 64 años-, que nunca habían estado casados, ​​tendían a hacer más ejercicio semanal que los casados ​​o divorciados.Otro estudio encontró que los hombres casados ​​tenían un 25% más de probabilidades de tener sobrepeso u obesidad en comparación con los hombres solteros.

7. Y sí, tienen más sexo. Aunque siempre se haya dicho que casados o emparejados (por cuestiones de obvia oportunidad) tenían una vida sexual más activa,

esta macroencuesta –en la que se preguntó a 26.000 estadounidenses– demostró todo lo contrario. Los datos fueron recogidos desde 1989 hasta 2014 y concluyeron que casados, aquellos con pareja estable y divorciados practican cada vez menos sexo.

Los 7 beneficios de estar soltero

Es curioso como a pesar de haber avanzado en el tiempo, continuamos cometiendo los mismos errores que antaño. Hoy en día, aún son muchas las personas que son incapaces de ser felices sin pareja. Una situación que a muchas les aflige y que a tantas otras les hace caer en problemas más serios. Descubre aquí los 7 beneficios de estar soltero.

Uno de estos problemas es la tan conocida dependencia emocional que nos arrastra hacia relaciones tóxicas, en cambio otros tienen como núcleo nuestra autoestima que a veces es tan baja que necesitamos que alguien nos pueda querer por nosotros mismos.

Descubre: 5 consejos para mejorar la autoestima

Es normal tener miedo a la soltería en un mundo en el que las relaciones amorosas tienen tanta importancia, quizás demasiada.

No obstante, a pesar de esto, hay muchas personas que saben sacarle partido a su soltería. Tú también puedes. Es el momento de eliminar el miedo a estar solteros.

Es posible estar soltero y ser feliz: Beneficios de estar soltero

Si eres de los que piensa que no hay mayor felicidad que estar en pareja, tal vez hayas cometido el error de dejar tu felicidad en manos de otros. Has hecho a esa persona responsable de tu bienestar.

No eres consciente de que tú tienes que ser feliz por ti mismo.

Por todo esto, hoy abordaremos 7 beneficios de estar soltero que te harán abrir los ojos ante la posibilidad de ser feliz sin la necesidad de tener pareja.

Nadie debería condicionar tu felicidad. Es más, muchos de nosotros necesitamos aprender a estar solos porque siempre hemos escapado de esta situación.

1. Puedes conocerte a ti mismo

Tal vez pienses que ya te conoces y que no necesitas tiempo para conocerte a ti mismo. Si piensas esto, en realidad no sabes nada de ti.

Con el paso del tiempo cambiamos, por lo que necesitamos actualizarnos y descubrir continuamente la persona en la que nos hemos convertido. Así que si piensas que te conoces a ti mismo, pasa un tiempo solo. Te darás cuenta que no es así.

Esto puede ser difícil cuando acabas de finalizar una relación de pareja. Has compartido años de tu vida con otra persona, responsabilidades, situaciones en la vida…, pero ahora estás solo. Y lo creas o no, existen estos beneficios de estar soltero.

Involucrarte en una nueva relación inmediatamente es lo que hacen muchas personas, porque se sienten vacías y no saben quienes son ahora que su «media naranja» les falta. Tranquilo, esta sensación pasará, tan solo es una etapa de transición.

Aprovéchala para volver a conocerte y redescubrirte. Te hará mucha falta.

Lee: El Rescate, una fórmula para situaciones de crisis emocional

2. Disfruta de tu tiempo

¿Recuerdas cuando podías salir de casa sin darle explicaciones a nadie? Perderte por cualquier lugar, desconectar del mundo y no estar «obligado» a mantener a tu pareja informada por si se preocupa.

La soltería es un estado que debe aprovecharse porque nunca vivirás las mismas situaciones estando soltero que en pareja. Ahora puedes disfrutar de ti mismo y disponer de tu propio tiempo ¡para ti solo!

3. Puedes dedicarte enteramente a ti

Como bien hemos dicho, ahora tienes todo el tiempo del mundo para dedicártelo a ti. ¿Qué tal si haces ese viaje que tanto querías realizar? Quizás, quieras aprender un nuevo idioma o conocer otras culturas. ¡Tú decides!

Es el mejor de los momentos para crecer profesionalmente o mimarte un poco. No tienes que preocuparte por nadie más que por ti y esto es positivo. No desaproveches tu tiempo, asume los beneficios de estar soltero y no tires por la borda este momento.

4. Ahora eres mucho más fuerte

Si te das cuenta, cuando te habitúas a estar en pareja y, de repente, ya no la tienes te sientes desvalido. No sabes qué hacer ni cómo tu vida seguirá adelante. ¿Sabes por qué ocurre esto?

Nuestra zona de confort se ha derrumbado y, sin quererlo, hemos salido de ella. Aceptar esta situación y saber sacarle todo el jugo te permitirá ser una persona mucho más fuerte.

Observa todos los beneficios que te permite la soltería. Ahora no tienes que preocuparte por nadie y eso, mostrando un poco de frialdad, ¡es un alivio! A veces, un tiempo solteros nos hace mucho bien, no lo desperdicies.

5. Duermes mucho mejor y relajado

Quizás eches de menos los abrazos y los arrumacos cuando te encuentras solo en tu cama, pero míralo por el lado bueno. Otro de los beneficios de estar soltero es que puedes acostarte y levantarte a la hora que quieras, no dependes de nadie, no tienes que preocuparte por nadie.

¿Recuerdas esas discusiones de pareja que no te dejaban dormir? ¿Y esas situaciones a las que les dabas vueltas todas las noches? Celos, diferencias, malentendidos… todo eso ¡es cosa del pasado! Un alivio para tu sueño, ¿no lo crees?

No te pierdas: 5 cosas que no debes permitir en tu relación de pareja

6. Aprenderás a valorar la verdadera amistad

Cuando empezamos a salir con una persona, la novedad provoca que nos distanciemos de nuestros amigos, un error en el que muchos hemos caído.

Esos amigos que te apoyan incondicionalmente incluso cuando los dejamos de lado tenemos que recuperarlos y nunca volver a relegarlos a un segundo plano. Las parejas vienen y van, pero los amigos permanecen.

Además, debes aprender que ninguna pareja debería ocupar tu tiempo las 24 horas del día. Esto no es justo para nadie, tampoco para ti.

7. Te permitirás conocer gente nueva

En pareja las posibilidades de conocer gente nueva se acortan. No siempre puedes quedar con quien quieres, ni tampoco hacer lo que deseas. Tal vez como pareja ya tengáis vuestro círculo de amistades…

Por eso, aprovecha tu soltería para viajar, conocer nuevos lugares, vivir aquellas experiencias que no podrías valorar si tuvieras pareja y disfrutar de la libertad que ahora tienes.

Tal vez creas que la soltería no está hecha para todo el mundo, pero te equivocas. El miedo al paso del tiempo y a quedarnos solos nos atemoriza y nos, obliga, a buscar desesperadamente un cómplice, un compañero de vida.

Pero, ¿quién ha dicho que no se puede ser feliz sin pareja? ¿Es negativo llegar a viejos con buenos amigos, pero sin una pareja a nuestro lado? Aún hoy en día, parece que está «mal visto» apostar por la soltería porque lo «normal» es que todos queramos tener una pareja.

¿Ya te vas? No lo hagas sin antes descubrir: Prefiero una soledad digna a una falsa compañía

Tú decides hacia dónde se dirige tu vida, así que evita frustrarte o sentirte solo porque todos a tu alrededor tienen pareja menos tú. En realidad, aunque ellos estén juntos, tú estás contigo mismo y estás aprovechando tu tiempo.

Aprende a amarte, aprovecha para hacer lo que deseas, conócete, prueba, disfruta, vive y experimenta. La vida puede cambiar de un momento a otro, así que goza del presente.

A veces, no somos conscientes delo bien que nos podría hacer estar un largo tiempo solos, dedicados enteramente a nosotros mismos. Hasta aquí los posibles beneficios de estar soltero.

Por qué mantener tu independencia podría ser mejor para ti que casarte?

A pesar de lo que la sociedad intenta dictar, ser soltero no tiene por que ser algo malo, de hecho, para algunas personas es incluso mejor que estar casado, con investigaciones descubrieron que la vida soltera puede tener muchos beneficios que la vida en pareja no brindan.

En una presentación reciente en la Asociación Estadounidense de Psicología, la psicóloga Bella DePaulo, señaló evidencia de que las personas solteras tienen vidas más ricas y significativas que sus contrapartes casadas.

Un estudio citado por DePaulo mostró que las personas que son solteras a menudo tienen relaciones más cercanas con sus padres, hermanos, amigos, vecinos y compañeros de trabajo. Mostrando que aunque a menudo las personas solteras son consideradas solitarias, pero en realidad están más conectadas que las personas con pareja.

Otro estudio mostró que tenían un mayor sentidos de autodeterminación y se enfocan más en su crecimiento y desarrollo en la adultez. Mostrando que los solteros tienen más confianza en sus propias opiniones y prioridades que aquellos que están casados.

Ahora DePaulo está llevando a cabo su propia investigación en el tema y espera que los hallazgos ayuden a terminar con los estereotipos de que las personas solteras de alguna forma tienen menos valor que sus contrapartes con pareja.

?Mas que nunca, las personas podemos buscar formas de vida distintas a la norma que funcionen mejor para nosotros. No existe una guía para la buena vida,? comentó en la presentación. ?Lo que importa no es lo que hacen los demás o lo que ellos piensan que deberías de hacer, sino encontrar los lugares, espacios y personas que en verdad nos permitan mejorar nuestra vida.?

No estamos diciendo que ser soltero es lo más fácil, junto con los beneficios también tienen que enfrentarse a varios retos, empezando por los estereotipos. Incluso la investigación es limitada en cuanto a la forma en que pinta a las personas solteras. En la mayoría de los estudios no se busca aprender más de las personas solteras, sino los usan para investigar del matrimonio.

Se necesitará más investigación para reducir los estereotipos y, aunque la investigación podría ser tendenciosa ya que DePaulo es una orgullosa soltera, pero la limitada evidencia hasta ahora sugiere que permanecer soltero no tiene relación con no llevar una vida gratificante.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *