0

Veranear en galicia

Tabla de contenidos

Aquí van 10 sitios que deberías visitar en Galicia… ¡No te los puedes perder!

1. Catedral de Santiago de Compostela

Hay varias razones por las que la visita a esta Catedral es obligada. La bonita y encantadora ciudad de Santiago, la magnífica y opulenta fachada del Obradoiro, la puerta de las Platerías y ¿como no? el mítico Botafumeiro. El Botafumeiro era usado en la Edad Media como instrumento de purificación y, de paso, ahuyentaba los malos olores que se concentraban en la catedral por el paso de peregrinos y demás seres que se congregaban en la catedral. Es un espectáculo mágico y silencioso con gran carga espiritual. Para ver esta proeza de humo, incienso y poleas tienes dos opciones. La primera cuadrar tu visita a la catedral con las fechas que esta fija para ponerlo en funcionamiento. (Estas fechas suelen coincidir con los días marcados en rojo en nuestro calendario: el 6 de enero, el 25 de diciembre, el 15 de agosto, el 1 de noviembre…). La segunda opción que te queda es solicitarlo en las oficinas (vía mail o correo ordinario) y costearlo de tu propio bolsillo.

2. Faro de Finisterre, A Coruña

Los más puristas cuentan que este es el auténtico final del camino de Santiago donde los peregrinos deben quemar la ropa que llevan y dar por terminado su trayecto. Antaño este cabo era considerado como el fin de la tierra. La belleza del cabo confiere cierta solemnidad al lugar. Se respira cierta esencia de sagrado. De hecho, un cruceiro corona la última roca que desemboca al mar. Pisa este faro y estarás en un lugar mágico.

3. Torre de Hércules, A Coruña

Y de un faro a otro. Según cuenta la leyenda, Hércules llegó a España en busca del gigante Gerión, con el fin de liberar estas tierras de su abusivo poder. El enfrentamiento que protagonizaron se prolongó durante 3 días con sus noches. Hércules venció al gigante y le cortó la cabeza, enterrándola junto al mar. En ese lugar, y como conmemoración de su victoria, se construyó el faro de Hércules. Especulaciones a parte, esta torre tiene el privilegio de ser el faro romano más antiguo que sigue aún en funcionamiento de todo el mundo. No te quedes sin verlo.

4. Viñedos Rías Baixas, Pontevedra

De las Rías Baixas se puede destacar un millón de cosas que ver y hacer (principalmente porque se extienden desde el cabo de Finisterre hasta la frontera con Portugal). Para empezar, sus playas. Para seguir, los monumentos históricos. Y para acabar, evocadores pueblos como los de Baiona o Sanxenxo. Pero algo que es curioso de ver son los viñedos que se multiplican por la costa y que desembocan en las playas de la ría. La uva que se cosecha es la conocida como Albariño que, por cierto, acompaña muy bien al pulpo y el marisco que sirven en los restaurantes de la zona. Una ruta del vino que vale la pena seguir es la que pasa por la comarca de Salnés, donde se concentra la mayor superficie de viñedos y bodegas de Denominación de Origen Rías Baixas. Es la zona que tiene una tradición vinícola más consolidada desde hace décadas.

Créditos fotografía © Josu González / Flickr (Creative Commons)

5. Islas Cíes, Pontevedra

Las Islas Cíes son el paraíso natural que más se acerca a la visión del Caribe que te puedes encontrar en España. Sus playas de arena clara y agua turquesa se convierten en el lugar perfecto para perderse en el tiempo y en el espacio. No por nada este archipiélago se llamaba en la época de los romanos las Islas de los Dioses. Este edén es ahora parque nacional y está protegido de cualquier elemento que interfiera en la conservación de su ecosistema. Debe ser por esto que la visita a las tres islas de las Cíes está limitada a los meses de verano y semana santa. Los ferris salen desde Vigo, Baiona o Cangas.

6. Playa de las Catedrales, Lugo

Quizá Galicia te atraiga por su marisco y el verde de sus paisajes, pero sus playas tampoco tienen desperdicio alguno. En especial esta, que se encuentra al norte de la provincia de Lugo, entre Foz y Ribadeo. Los arcos y las bóvedas que salpican la arena de esta playa lucen desgastados por el viento y el agua recordando que un día fueron acantilados vertiginosos devorando este lugar. Pasea por esta playa y adéntrate en las grutas sintiéndote un grano de arena más entre sus impresionantes paredes.

7. Combarro, Pontevedra

No te puedes ir de Galicia sin conocer la arquitectura típica de esta tierra. En especial, los Hórreos. Por si no habéis oído hablar nunca de este tipo de construcciones, se trata de un especie de almacén donde antiguamente se guardaban los alimentos de la casa familiar. Este pueblo es famoso por la colección de Hórreos que se exhiben en la playa de Combarro. Hay al menos una treintena de ellos. Los Hórreos se han convertido en el símbolo que identifica esta localidad. Pero no solo por estas despensas vale la pena acercarte a esta población pontevedresa. También los cruceiros desperdigados por el entrañable casco antiguo y el delicioso paseo marítimo harán que te enamores de este pueblo.

8. Monte Santa Tecla, Pontevedra

Recorrer el sur de Galicia y no subir a este monte es como ir a Madrid y no comerte un bocadillo de calamares. Desde arriba tendréis unas vistas inigualables de la desembocadura del río Miño. Además en la cima, a unos 341 metros de altitud, encontrareis el castro de Santa Tecla. Se trata de unas ruinas arqueológicas con viviendas reconstruidas emulando la forma de vida de hace miles de años. No os perdáis esta montaña. Cruzareis de vuestra lista varios lugares y cosas que hacer en Galicia de una sola vez.

9. Cañón de Sil, Ribeira Sacra (Ourense / Lugo)

Este paraje nada tiene que envidiar al famosísimo cañón del Colorado. Durante miles de años el río Sil fue comiendo terreno a las montañas creando abruptos desfiladeros de más de 500 metros de profundidad. Si quieres que el vértigo te suba por las piernas hasta agarrotarse en tu garganta, te recomendamos que te asomes por los Balcones de Madrid. Este mirador está colgado sobre el abismo, con el santuario de Cadeiras en la otra orilla y la llanura de Monforte como horizonte. Anímate a subirte a bordo de un catamarán para conocer el cañón desde su base. Los hay que te llevarán desde la Aguja del Diablo hasta los Balcones de Madrid. Pasado los Balcones empiezan a enfilarse otros viñedos por la sierra de Sil.

10. Fragas de Eume, A Coruña

Si te acercas a Galicia precisamente por su misticismo y las leyendas que planean sobre esta tierra, este es un rincón que no te puedes perder. Es un lugar misterioso con bosques espesos donde la luz llega siempre velada. Estos bosques se extienden a lo largo del río que lleva su nombre. Cuenta la leyenda que cuando Dios creó los tres ríos que nacen en la Serra do Xistral (el Eume, Masma y Landro) les prometió que el primero en llegar al mar conseguiría un hombre cada año. Durante el camino, los tres ríos decidieron descansar un poco, algo que sólo el Eume cumplió. Cuando este se supo traicionado por los otros dos, enfurecido, aceleró su marcha entre montes y valles logrando ser el primero. Por ello, el Eume salió así, bravo y agreste y, antes de la aparición de los embalses, el Eume, se llevaba cada año la vida de un hombre.

Si te ha gustado este artículo, echa un vistazo a los siguientes:

  • Los 17 pueblos más bonitos de España
  • Escapadas rurales en España
  • Los 15 lugares más bonitos de la Comunidad Valenciana
  • ¿Qué ver en Pamplona? Rincones con encanto en el corazón de Navarra
  • Los 20 rincones más bonitos de Cataluña
  • Los 10 mejores rincones secretos de España

Qué ver en Galicia en 5 días. Hoy traemos una ruta en coche por Galicia recomendada para visitar los lugares que pensamos son más importantes.

Sí, se lo que estáis pensando. En sólo 5 días no puedes ver todo Galicia. Es imposible. Reomendamos hacer base en una ciudad y hacer excursiones de un día.

Pero para los que tienen los días de vacaciones contados, y el coche listo para arrancar, dejamos esta escapada rápida a la tierra de la comida fascinante, de las playas paradisiacas y sí, de la lluvia.

Si en cambio prefieres una ruta alternativa, hace poco escribimos también sobre qué visitar en Galicia: 7 maravillas que no quieren que España conozca, con más lugares en profundidad.

😁🚢 Aquí os recomendamos las mejores excursiones y tours que hacer en Galicia y descuentos para hoteles con Booking 📸😍

Pablo vivió 6 añazos en Vigo, y tiene un recuerdo de mucha playa, mucho viaje por la costa, y comer. Comer siempre y comer rico, comer marisco y las mejores tortillas de patata. Sí, las mejores son gallegas.

Porque aunque era un niño cuando vivió allí, ha vuelto varias veces, y ha hecho varias rutas en coche.

Aquí, en Aprendizaje Viajero, dejamos su favorita, junto con un enlace a descuentos en alquiler de coches con Avis Galicia.

Qué ver en Galicia en 5 días

Qué ver en Galicia en 5 días – Ruta de costa y playas

  1. Playa de las Catedrales
  2. Mondoñedo
  3. A Coruña y Torre de Hércules
  4. Faro de Cabo Vilán
  5. Finisterre
  6. Santiago de Compostela
  7. Playa de la Lanzada
  8. Islas Cíes

Empezamos esta guía de qué ver en Galicia en 5 días con una visita a uno de los lugares más importantes (si, y turísticos) de toda España. La famosa Playa de las Catedrales, en Ribadeo. Seguiremos por el interior pasando por Mondoñedo hasta llegar a La Coruña, donde veremos su imponente Torre de Hércules.

Seguiremos por la costa parando en el Faro de Cabo Vilán, hasta llegar a Finisterre, donde pondremos dirección a las Rías Baixas. Recuperaremos ruta hacia el interior, por Santiago de Compostela, con la archifamosa catedral, y bajaremos de nuevo hasta Pontevedradonde descansaremos en la Playa de la Lanzada.

Para el final de la ruta en coche dejamos mi lugar favorito que visitar en Galicia, las playas vírgenes rodeadas por la naturaleza de las Islas Cíes.

Ahora veamos con detalle los lugares a visitar en 5 días. Cierto es que cuánto más tiempo mejor (claro está que una semana mucho mejor que 5 días, pero para puentes largos, es lo que hay).

1. Playa de las Catedrales

Vamos a comenzar nuestra visita a Galicia en 5 días con Ribadeo (Lugo). Allí, está la Playa de las Catedrales, una auténtica joya de la naturaleza. Cuando la marea baja, puedes caminar entre los arcos y las cuevas que dejan las rocas frente al mar.

🏖😀 Aquí os dejamos dónde reservar la entrada para la visita a la Playa de las Catedrales

Es impresionante el olor que se desprende y la magia que transmite el lugar pese a la gran cantidad de gente con la que probablemente os topéis. Es un lugar turístico, de los que más de toda Galicia, así que planificad con tiempo e intentad evitar horas puntas del día y/o fines de semana.

Por cierto, importante si vais en verano, la Playa de las Catedrales restringe el acceso con un cupo limitado de gente por turno desde julio hasta septiembre.

Además, te dejamos 35€ de descuento en Airbnb y otros descuentos para Booking

Aquí os dejamos algunos que recomendamos (no sólo para la zona, sino para Galicia en general):

Booking.com

2. Mondoñedo

Si bajáis por la E-70 tendréis que incluir en vuestra ruta una parada a Mondoñedo. Es una pequeña ciudad de Lugo con una catedral del siglo XIII realmente impresionante. El municipio sí que respira paz. Está dentro del Camino de Santiago, y durante el verano su población se multiplica.

3. A Coruña

Sí, lo sé, escapáis de vuestra ciudad mochila en hombro para visitar Galicia y os mando a otra ciudad. Pero ahí el problema. A Coruña no es «otra» ciudad. Es un lugar precioso que os robará más tiempo del que tendríais pensado parar. Porque lo merece.

Sin embargo hoy hablaremos sólo de uno de los lugares más mágicos:

Torre de Hércules

Otro de los monumentos que ver en Galicia es la famosa Torre de Hércules, un faro de 57 metros de altura del siglo I. Sí, lo habéis leído bien, del siglo I, lo que lo convierte en el faro más antiguo del mundo.

Dicen que el mismísimo Hércules llegó hasta allí con su barca, y enterró la cabeza del gigante Gerión después de vencerle en batalla.

⚠ Aquí recomendamos 9 lugares que ver en A Coruña . Echadle un ojo porque es una ciudad preciosa 😁

Vaaale, si todavía os habéis quedado con ganas de más, aquí os dejo 39 cosas que hacer en A Coruña en una visita muy molona.

4. Faro de Cabo Vilán en la Costa de la Muerte

Sí, otro faro. Pero el paisaje que lo rodea os dejará boquiabiertos, prometido.

Llegaréis hasta él, en la Costa de la Muerte, con mucho cuidado. El tramo hasta allí, especialmente en coche, es algo arriesgado, por lo que id despacio y siempre de día.

Es el faro eléctrico más antiguo de España, encendiéndose por vez primera a finales del siglo XIX. Por cierto, si podéis, grabadlo con un dron con cámara, para que veáis la preciosidad que es.

5. Finisterre y las Rías Baixas

El fin del mundo. Y no es para menos. Si bajáis desde el Faro de Cavo Vilán, por la Costa de la Muerte, tendréis que parar en Finisterre y de ahí a las Rías Baixas.

Para mí, lo mejor de Galicia es toda la zona de las Rías Baixas. La violencia del mar, el olor, la naturaleza. Se me ponen los pelos de punta.

Vuestra ruta por Galicia en 5 días no quedará completa sin una buena mariscada. Y es que se come de muerte (jojojo). Todos estos pueblos son expertos en el pescado y en la tortilla de patata. No os defraudará, lo prometo!!

6. Santiago de Compostela

¿Qué podemos decir de Santiago de Compostela? (ironía). Creo que sobran las presentaciones. Botafumeiro, Obradoiro, lo habrás oído mil veces.

Es uno de los lugares más visitados no sólo de Galicia sino de España entera. Si tenéis sólo 5 días para ver Galicia, uno entero lo tendréis que dejar admirando la inmensidad de la Catedral de Santiago de Compostela.

Para que os sea más fácil organizar la visita, aquí os dejo 25 cosas que hacer en Santiago y 7 lugares que no os podéis perder.

😀 Aquí os puedes reservar con antelación la entrada al museo y visita guiada de la Catedral de Santiago y también si lo prefieres un free tour por la ciudad 📸😎

7. Playa de la Lanzada

Si queréis saber qué ver en Galicia cerca de Pontevedra aquí lo tenéis. De entre todas las playas de la zona, la playa más recomendada. La de la Lanzada está dentro de las 5 mejores playas que ver en Galicia, y no es para menos.

Descanso y paz, no sin antes poner fin a nuestro viaje gallego en uno de los lugares más bonitos del mundo: Las Islas Cíes.

8. Islas Cíes

Sí, la Playa de Rodas en las Islas Cíes es esa que siempre ves en el top de mejores playas de España. Qué digo, ya no sólo de España, del mundo!!

Las Islas Cíes es lo más cercano a un paraíso que habrás visto en tu vida. Lo hemos dejado para el final porque una vez veas la naturaleza tan virgen y perfecta no querrás volver a tu ciudad.

Si estás en Vigo, la excursión a las Islas Cíes es una de las cosas que hacer en los alrededores de esta ciudad, así que no te quedes sin ir.

Terminamos aquí la ruta de qué ver en Galicia en 5 días, con un poco de relax en las Islas. Es un lugar ideal para visitar con niños, y si tenéis más de 5 días quedaos una semana y llevad una cámara compacta de viaje bien cargadita de batería. No os querréis ir, os doy mi palabra.

😀🏖 Importante: acuérdate de llevar tu entrada del ferry a las Islas Cíes comprada (ida y vuelta) 🚢⚓

Ruta en coche para visitar Galicia en 5 días (a falta de una semana)

Las rías altas son preciosas también, y si tuviésemos una semana entera para ver las tierras gallegas haríamos mucho más hincapié en ellas.

De hecho, tengo en mente otro viaje por lo que dejaré un post escrito pronto en Aprendizaje Viajero sobre ésta zona tan salvaje de España.

Mientras «sólo» puedo contentaros con un vídeo:

Qué ver en Galicia

¿Qué pasa con Ourense? ¿Y Lugo? El interior también mola

Sí, lo sé, no he dicho nada sobre Ourense, ni Lugo, ni los Cañones del Sil en la Ribeira Sacra, ni ná del interior. Dejamos otro artículo especializado sobre la ruta en coche en el enlace. Y descuentos en Avis aquí.

Con sólo 5 días para ver Galicia no da tiempo a todo. Lo dicho, en otra semana entera os prometo que incluiría todos estos lugares.

A cambio, os dejo éste otro vídeo:

Booking.com

Con esto damos por finalizado el artículo de qué ver en Galicia en 5 días. Si habéis tenido la oportunidad de ir a estos sitios, o tenéis cualquier comentario, dejamos un espacio más abajo habilitado para que nos escribáis.

Si habéis tenido la suerte de ir no 5 días sino una semana o más, dejadnos lugares que nos hemos comido para el próximo artículo!

Recomendamos también el post sobre las 7 mejores maletas de viaje además de las mejores botas de montaña baratas en Amazon.

También recordad que escribimos una ruta alternativa para visitar en Galicia: 7 maravillas que no quieren que España conozca.

¡TE AYUDAMOS A AHORRAR EN GALICIA CON ESTOS DESCUENTOS!

RESERVA AQUÍ los mejores HOTELES con descuento en Booking

RESERVA AQUÍ las mejores EXCURSIONES Y TOURS

COMPARA AQUÍ los mejores precios de VUELOS

CONSIGUE AQUÍ un 20% de DESCUENTO en tu SEGURO DE VIAJE: Código APRENDIZAJEVIAJERO

Para los amantes de la naturaleza, de la historia y de los viajes en general, Galicia es un paraíso. Puedes perderte un mes conociendo rincones preciosos y pequeñas villas situados en entornos de ensueño. Puedes hacer recorridos por la costa norte, por sus famosas rías, ir en barco por sus cañones, conocer su historia a través de los restos arqueológicos como dólmenes, castros y petroglifos… Galicia da para mucho!

Pero si solo tienes uno o dos días y quieres salir de casa, te proponemos diez preciosas escapadas por Galicia. Para hacer este recopilatorio, he contado con quienes mejor conocen Galicia, los blogueros de viaje, verdaderos amantes de viajar y ansiosos de conocer cada rincón de su tierra. En esta primera edición, nos proponen viajar a espacios cargados de historia y que podríamos considerar los lugares imprescindibles en Galicia. Te recomiendo visitar los blogs de cada uno de ellos para encontrar muchos más lugares de interés y disfrutar con su lectura y sus fotografías.

Si tienes la suerte de contar con más días, puedes hacer un recorrido por Galicia siguiendo estas escapadas que te llevarán de norte a sur y de este a oeste. También puedes consultar el recopilatorio de 12 de los lugares más bellos y menos conocidos de Galicia y su segunda edición en donde encontrarás los espacios preferidos de los blogueros gallegos.

En las siguientes ediciones de escapadas, esperamos seguir mostrando los lugares que los gallegos consideramos imprescindibles a conocer y que queremos compartir con todos vosotros. Espero que disfrutéis de estos textos y fotografías y os animen a venir a conocer este bonita tierra!

Escapadas por Galicia

Escapada a Allariz y Augas Santas | Cabo Norte Blog

Allariz es muy conocida en toda Galicia por tener uno de los cascos urbanos mejor conservados de nuestra tierra, que fue declarado Conjunto Histórico Artístico ya en el año 1971. Por sus calles podemos pasear entre casas con la arquitectura típica de esta región ourensana, observar el trabajo de artesanos en varios locales, o visitar museos poco convencionales como el del juguete o el del cuero. Pero muchos de los numerosos visitantes que paran aquí cada año se van sin conocer uno de los lugares que para mi son más interesantes y misteriosos de Galicia, y que se encuentra a sólo seis kilómetros de Allariz.

Para conocerlo, iremos hasta Santa Mariña de Augas Santas, una hermosa aldea también declarada Conjunto Histórico Artístico, donde nos encontraremos con la bonita iglesia de Santa Mariña y una fuente asociada con la leyenda de esa santa, que fue sacrificada por negarse a casarse con un precepto romano. Partiendo del centro de esta aldea, podemos hacer una ruta de apenas un kilómetro donde veremos varias construcciones que la gente del lugar relaciona con la leyenda de la santa, como unos baños y hornos celtas, una cripta subterránea en una iglesia templaria inacabada, piedras que esconden tesoros, fuentes que curan enfermedades, antiguos altares celtas o los restos del antiguo castro romanizado de Armea. Es un lugar maravilloso, lleno de historia y leyendas.

Dónde dormir en Allariz

Escapada a Baiona | Dianamiaus

Baiona es uno de mis lugares favoritos en Galicia, apenas a media hora de distancia de Vigo. Lo mejor de esta villa histórica es, además de su indudable encanto, la variedad de opciones que ofrece. Baiona es una buena idea tanto para pasar una tarde como unos días, sea invierno o verano.

Un recorrido típico incluye inevitablemente su paseo marítimo y una pequeña caminata entre las murallas y jardines de la fortaleza medieval que rodea el castillo de Monterreal (donde se ubica actualmente el Parador). Muy cerca se encuentra también el rompeolas, donde se puede sentir toda la bravura del mar, que tanta influencia tiene en la personalidad gallega.

Su vibrante zona vieja, repleta de terrazas y bares de tapas y copas, es la protagonista cada noche de verano. Sin embargo, fuera de la época estival, Baiona sabe muy bien cómo cuidar a sus visitantes a través de su gastronomía, demostrando que tienen mucho más que ofrecer que turismo de playa.

En Baiona además hay dos lugares menos frecuentados pero especialmente recomendables: la subida al monte Groba, una ruta de senderimo desde donde se aprecian las Rías Baixas en todo su esplendor y las ruinas del cuartel militar de Cabo Silleiro, un lugar abandonado, lleno de graffitis, algo sucio y descuidado, pero desde donde se puede disfrutar de una puesta de sol muy diferente – e inolvidable!

Dónde dormir en Baiona

Escapada a Ribadavia | De pronto a bordo

A Ribadavia el vino la convirtió en ciudad y al paisaje que la rodea en una sucesión de hermosos viñedos. Esto ha convertido a Ribadavia en destino histórico, cultural y gastronómico. Ha sido capital de un reino, llamada “Tierra de Castillos”, e incluso Cervantes se ha referido a ella como “Madre del vino en quilate subido” en sus Novelas Ejemplares.

Tradicionalmente Ribadavia se asocia con los judíos, pero sobre todo con el Ribeiro y la hermosa judería de su centro histórico. Su judería es una de las mejores conservadas de país y parte de la Red de Juderías de España. Cristianos y judíos convivían sin ningún problema, incluso después de la expulsión de los judíos en 1492. Es en este punto donde uno de los hechos más trascendentes de la historia de Ribadavia tiene lugar: “El Malsín”, un proceso inquisitorial que descubrió la falsa conversión de muchos judíos y su consecuente persecución. Este hecho se convirtió, en el plato principal de la Festa de Istoria de Ridabavia, muestra de la riqueza cultural del pueblo y del afán de recordar la confluencia de culturas y religiones que marcó la ciudad. Tal es la importancia de esta fiesta que se data su inicio en el año de 1693, con un breve interrupción entre 1868 y 1989. Y en medio de esta maravillosa tradición de la Festa da Istoria de Ribadavia, hace ya más de 20 años que se le encargó a Doña Herminia darle un poco de vidilla a una presentación de música sefardí. Empezó a preparar lo que ella llamó “dulces judíos”. Tal fue el éxito, que nació la Tahona de Herminia, cita obligada y toda una leyenda en Galicia.

Pero Ribadavia es mucho más, y no se puede dejar de mencionar su paisaje natural y las termas naturales en las que relajarse. Las Termas de Prexigueiro se encuentran a apenas unos kilómetros de Ribadavia. Sin duda un broche final de un fin de semana histórico, cultural, gastronómico y en contacto con la naturaleza.

Dónde dormir en Ribadavia

Escapada a la Comarca de Trives | Machbel

Galicia está repleta de lugares mágicos, donde sentir su especial atractivo, pero si tengo que quedarme con uno de los que más sorprendió, puedo decir sin miedo a equivocarme que la Comarca de Trives es uno de ellos. Esta zona, a caballo entre Castilla y León y Ourense, es conocida sobre todo por el cañón del río Sil (imprescindible recorrerlo en barco), pero tiene muchos rincones perfectos para disfrutar de unos días de relax en plena naturaleza, como son Castro Caldelas con su castillo, la señorial A pobra de Trives, y todo el entorno de la estación de esquí de Manzaneda, ideal para disfrutar de la nieve en invierno, y de la naturaleza siempre. ¡Ah! y que no se me olvide la bica, el bocado más dulce de toda Trives.

Dónde dormir en Ribadavia

Escapada a Pontedeume | Escapalandia

En Pontedeume se puede pasar un día inolvidable, un fin de semana de lo más completo o una larga temporada, porque tiene mil rincones que ver y recorrer.

Su zona histórica está llena de sorpresas: tradicionales calles con soportales, escudos y blasones en las fachadas y edificios emblemáticos como la Torre de los Andrade, la plaza de Abastos o la iglesia de Santiago junto a la antigua muralla. Un pueblo con mucho encanto, comercios tradicionales y la mejor gastronomía. Los nombres de las calles lo dicen todo: Ferreiros, Pescadería o Praza do Pan.

El puerto pesquero, o el parque un poco más arriba, merecen una visita. También el paseo marítimo hasta el río Covés, perfecto para caminar o recorrer en bicicleta. Cruzando hacia Cabañas hay un paseo marítimo hasta la playa de A Magdalena, de arena fina y muy resguardada, con chiringuitos, área recreativa y un agradable pinar.

En lo alto del pueblo, la iglesia románica de San Miguel de Breamo y su área recreativa garantizan una jornada de naturaleza con vistas a la ría, y otra excursión de interés es al Castillo de Andrade, desde su azotea hay vistas panorámicas que aseguraban la defensa de la zona siglos atrás.

Y el verdadero corazón turístico del municipio en lo que a naturaleza se refiere está en las Fragas do Eume, a pocos kilómetros. Allí se pueden visitar las ruinas del monasterio de Caaveiro, tomar algo en las cantinas o merenderos de este parque natural, y subir hasta Monfero, otra joya artística con fachada barroca de pizarra y granito, y tres claustros que recorrerás en un ambiente mágico.

Dónde dormir en Pontedeume

Escapada a Betanzos | La volvoreta

El caso es que el casco histórico de Betanzos bien merece una visita. Rodeada por el río Mandeo y el Mendo, sus puentes son característicos, así como las barcazas dónde las peñas celebran parte de las fiestas de San Roque. Si no has estado nunca, la Festa do Globo de Betanzos está considerada de interés turístico nacional y desde luego, que vale la pena asumir los achuchones y gentío para disfrutar del ambiente.

Los imprescindibles

  • En Betanzos oirás hablar de los hermanos García Naveira. Su estatua, en la plaza que lleva su nombre junto con la Fuente de Diana Cazadora, preside el centro neurálgico de la villa y desde aquí, y por la Rua Castro, puedes subir hacía el casco histórico. Personalmente, me gusta más entrar par la llamada Puerta de la Ciudad (data del s. XV y era la puerta de entrada al municipio).
  • la Ruta de las Iglesias: la Iglesia de Santiago y la Torre Municipal del Reloj (rua Santiago), la Iglesia de Santo Domingo y su torre, desde dónde se tira O Globo cada 16 de agosto (Pza García Naveira), La Iglesia de San Francisco (uno de los mejores ejemplos del gótico en Galicia) y la Iglesia de Santa María del Azogue, ambas ubicadas en una de las zonas más bonitas de casco histórico.
  • la Casa Nuñez, sita en la rua Castro, en pleno casco histórico. Edificio modernista que data de 1923, acogió la primera sucursal de banca y almacén comercial de la ciudad. Actualmente alberga el Centro Cultural de la Estampa Contemporánea (CIEC), que puede visitarse durante todo el año.
  • el Parque del Pasatiempo, obra de los Hnos García Naveira y situado a las afueras de Betanzos. De grandes dimensiones y con cierto halo de misterio, aúna un auditorio al aire libre, cuevas, murales, estanques, mesas y bebederos, miradores,… Entrada libre pero con horarios regulados, dependiendo de la luz solar. Aquí os dejo enlace a información detallada de dicho Parque, así como a su historia. Desde el mirador chinesco, tendrás unas vistas panorámicas de la ciudad impresionantes.

Un Plus: No puedes marcharte de Betanzos sin probar la tan traída y llevada Tortilla de Betanzos. Os sugiero hacerlo en O Pote y/o en Casa Miranda, ambas sitas en la Travesía O Progreso.

Escapada a Lugo | Millán Dasairas

Lugo no es un lugar desconocido en Galicia pero a veces se queda como una opción secundaria en comparación con las otras ciudades más conocidas, por lo que es el momento de reivindicarla como destino más que recomendable para uno o varios días en la zona.

La ciudad en si es pequeña y con un día suele ser más que suficiente para pasear por ella y conocerla. Si además escoges fechas como las de la celebración del Arde Lucus o San Froilán y no tienes miedo a las aglomeraciones, ten por seguro que te lo pasarás en grande.

Recorrer la muralla romana que rodea el centro es imprescindible y te da una primera visión de sus dimensiones y que te puedes encontrar. Además, rincones como la Plaza Mayor o la Catedral de Santa María son de lo más representativo.

Lo que si no debes perderte por nada del mundo es una noche de tapeo y vinos (o cervecitas si prefieres) por el centro histórico, concentrándose muchos de ellos en el entorno de la Plaza do Campo y alrededores. Cada consumición suele ir acompañada de pincho por lo que el ratio comida/bebida se mantiene equilibrado.

El ambiente en los bares y sus terrazas de la zona centro es genial, ayudado por la ausencia total de tráfico y las calles y edificios empedrados que crean una atmósfera idónea para disfrutar la noche. Si, una vez con el estómago lleno, quieres ampliar la experiencia con unas copas y lo que se tercie, ¡sobran opciones!

Si vas a estar más de un día de la zona y tienes coche, no dudes en acercarte a lugares como la Ribeira Sacra o Portomarín (fin de etapa del Camino de Santiago) ¡No te arrepentirás!

Dónde dormir en Lugo

Escapada a Ferrol | Maruxaina y su mochila

Hace unos meses visité Ferrrol y me encantó encontrarme con un lugar muy alejado del concepto gris y triste que tenía de esta importante localidad gallega.

A casi cien kilómetros de Santiago y acompañados por cielos grises recorrimos unas calles llenas de edificios modernistas que llaman la atención. Del arquitecto vigués Rodolfo Ucha podemos ver la fachada del Teatro Jofre, el Casino, varias casas destacadas o la antigua sede de El Correo Gallego en el barrio de la Magdalena.

Por el camino, música en la calle, buenos restaurantes y tascas donde comer algo y un agradable paseo por la Alameda, la zona verde más antigua de la ciudad.

Para entender mejor Ferrol es necesario acercarse al puerto, a una ría que la da la vida, importante por sus astilleros y sus instalaciones militares, os recomendaría la visita al Museo Exponav. Ya sólo el edificio merece la pena, las antiguas Herrerías se han convertido en un paseo por la historia marítima, siendo el más completo de Europa.

Con tiempo hay visitas cercanas que harán que te enamores de la zona, pequeñas capillas, playas infinitas, ríos con historia o la increíble Fervenza do Belelle, una cascada en un paraje de cuento.

Dónde dormir en Ferrol

Escapada a A Guarda | Woman to Santiago

Cuando en el colegio aprendía los nombres de los ríos de España, siempre me llamó la atención el Miño. Sobre todo el lugar donde muere cerca del pequeño pueblo costero de A Guarda.

Es muy agradable rememorar las sensaciones que me produjo caminar por su entorno años después. Lo mejor para empezar a disfrutar del lugar es coger un poco de distancia hacia la vecina población portuguesa de Caminha. Desde la otra ribera del río, A Guarda se esconde tras el mítico monte de Santa Tegra. Su espectacular silueta de pronunciadas pendientes parece vigilar el devenir de sus pobladores, y el mío propio, al aproximarme sobre el pequeño ferry que une ambos países en breves pero emocionantes minutos.

El monte de Santa Tegra alberga tesoros que desde tiempos inmemoriales aún se conservan sobre sus enigmáticas laderas. No sólo acoge un bien conservado castro sobre un enclave estratégico que domina la desembocadura del Miño, sino que sus primeros pobladores datan de hace más de dos mil años antes del castro, según atestiguan sus maravillosos petroglifos que se encuentran en la zona.

También por lógica se trata de un privilegiado mirador sobre el Camino de Santiago. Oteando la vecina Portugal puedes dibujar el Camino que peregrinos de antaño recorrieron buscando el clima benigno de las rías bajas, en un trayecto que es fiel a una hermosa costa torturada por el océano Atlántico.

Al descender del monte y encontrar A Guarda, no olvidéis pasear por el continuo sube y baja de sus callejuelas, sentaros cerca del puerto alrededor de una de las mesas que conforman una variada oferta culinaria de productos de la tierra, y disfrutar tras la velada de un gratificante paseo costero hacia la misma boca del río Miño muriendo en el Océano Atlántico.

Dónde dormir en A Guarda

Escapada a la Serra da Groba | Un plan infinito

Senderismo por la Serra da Groba. Mar y Montaña en perfecta armonía

La Serra da Groba fue uno de mis últimos descubrimientos para la práctica del senderismo. Un paseo donde no tendrás que elegir; el mar y la montaña aparecen juntos y en perfecta armonía. la Serra da Groba es una cadena montañosa que atraviesa los ayuntamientos Pontevedreses de Baiona, Oia y O Rosal y tiene una altura máxima de 662 metros, con unas preciosas vistas panorámicas de Nigrán, Monte Lourido, Playa mérica, la Ría de Vigo, las Islas Cíes, el concello de Gondomar, Terras do Val Miñor e incluso se adivina el alto del Monte Galiñeiro. Durante gran parte de la ruta caminarás por el medio de bosques de robles, castaños, laureles, alcornoques y es posible que te encuentres con caballos; ya que en esta sierra se concentran el mayor número de caballos de raza gallega en libertad.

El senderismo es la actividad más destacable que se puede practicar en la zona. La ruta más concurrida es la de Sendeiro das Greas que durante su trayecto atraviesa el río da Groba y ofrece unas vistas panorámicas increíbles de las areas recreativas de Cortelliño y de Chan de Lagoa. Otra de las rutas impulsada por las asociaciones Acamo (asociación cultural dos amigos do Mosteiro de Oia) y Anabam (asociación naturalista do Baixo Miño) con la colaboración de la Universidad de Vigo, es la conocida como “Ruta máxica do Oia”; una ruta en la que en solo 20 kilómetros de recorrido, te encontrarás con diez miradores naturales, nueve conjuntos de petroglifos y dos castros, además de múltiples sitios de interés ambiental. No sé si mágica, pero resulta una ruta perfecta para disfrutar de la naturaleza.

¡AHORRA EN TU VIAJE CON LOS SIGUIENTES ENLACES!

Reserva tu hotel más barato

Reserva las mejores visitas guiadas y ahorra colas

Compra tu vuelo al mejor precio

Asegura tu viaje con Mondo y obtén un 5% de descuento

Las mejores playas de Galicia – 4 playas inolvidables

Galicia atrae cada año a miles de turistas debido a sus hermosas playas, pero evidentemente, como ocurre en cada lugar costero, encontraremos playas mucho más hermosas que otras. Algunas de las mejores playas de Galicia son playas que tienen similitudes con las playas del Caribe debido a sus tranquilas y turquesas aguas, poca profundidad, entorno de abundante vegetación, así como grandes extensiones.

Las opciones que tenemos en Galicia son muchas y variadas para la práctica de nudismo, por ello se recomienda antes de decantarnos por una playa u otra, informarnos detalladamente de las características de cada una de ellas y de este modo poder escoger correctamente según nuestros gustos y necesidades concretas.

1) Playa De Rodas, Islas Cíes

Playa de Rodas, una playa de las Islas Cíes de una extensión que alcanza el kilómetro de longitud y los sesenta metros de anchura.

Sus aguas turquesas son realmente cristalinas y su arena fina y blanca. Es considerada una de las mejores playas del mundo. Se encuentra en la provincia de Vigo. También es conocida popularmente como “la isla caribeña”.

2) Playa De Las Catedrales en Lugo

La playa de Las Catedrales es una espléndida playa que posee unos acantilados haciendo que algunas de las paredes que tienen arcos parezcan iglesias (formaciones rocosas inusuales).

Su verdadero nombre es Playa de Aguas Santas. Sus acantilados solamente pueden apreciarse cuando la marea esta baja, y podemos pasear por un enorme arenal que deja al descubierto la marea baja. Su arena es blanca y de grano fino con aguas turquesas situada en Lugo. Posee más de un kilómetro de longitud.

3) Playa Melide en Sanxenxo

Playa Melide es otra de las maravillosas playas de las que podremos visitar durante nuestra estancia en Galicia, y más concretamente en Pontevedra.

Se trata de una playa rustica apta para la práctica de nudismo cuyo nivel de ocupación en temporadas estivales es medio. Su arena de grano fino y blanca forma sistemas de dunas, y posee un oleaje y viento moderado. No posee unas dimensiones elevadas ya que alcanza los doscientos cincuenta metros de longitud por cuarenta metros de anchura media. Sus aguas son realmente tranquilas y cristalinas, aunque algo frías.

4) Playa Baldaio en a Coruña

Playa Baldaio es otra de las alternativas que no nos defraudarán y que podemos encontrar en la provincia de La Coruña.

Esta playa se encuentra rodeada de hermosos entornos naturales, y arena blanca y fina permite que podamos tumbarnos cómodamente sobre nuestra toalla en la arena a tomar el sol. Posee una amplia longitud que llega a los cuatro kilómetros de longitud. Esta playa aislada posee un nivel de ocupación elevado durante los meses de verano.

Playas Nudistas

Coruña

En A Coruña existen gran multitud de playas naturistas, aunque de muy baja ocupación por norma general. Las principales playas en las cuales se puede realizar el nudismo son Playa Barrañan, Playa O Vilar, Playa Baroña o Playa Espiñeirido, aunque las playas autorizadas para esta práctica en La Coruña son Playa Lumebo, Playa Barrañán, Playa Niñóns, Playa Morro y Playa Area Longa.

Apartamentos y casas en la playa en A Coruña

Pontevedra

En la provincia de Pontevedra existe una mayor tradición nudista en sus playas, y poseen un nivel de ocupación mucho mayor que el que hay en las playas de La Coruña. Las principales playas nudistas de mayor tradición en esta provincia son Playa Barra, Playa Bascuas, y Playa Castiñeira. Aunque las playas autorizadas en Pontevedra son Playa Castiñeira, Playa Abelleira, Playa Canelas, Playa Con do Corvo, Playa Agüeira, y Playa Barreiro, todas ellas en las poblaciones de O Grove, Bascuas, Barra y Donón en Sanxenxo. Playa Sartaxens y Playa de Melide (Isla de Ons) en Bueu, y las playas de Figueiras y San Martiño en las Islas Cíes.

Apartamentos y casas en la playa en Pontevedra

Lugo

Sin embargo, en la provincia de Lugo no existe la misma tradición naturista que podemos encontrar en la provincia de Pontevedra. Solamente se puede considerar naturista el arenal de Los Alemanes a la salida de Burela.

En Lugo, aunque podemos encontrar tres playas nudistas: Playa de los Alemanes en Foz, Playa de Portonovo en Viveiro y la Playa de Caolín en O Vicedo, ninguna de estas playas está autorizada para la práctica del naturismo o nudismo. En otras playas como por ejemplo Playa Baleo (Valdoviño), Playa de las Rías (Bergantiños) o Playa Reira (Camariñas), el nudismo suele ser esporádico. En otras como Playa Tuia (Bueu), es habitual y se practica sin ningún tipo de tapujos.

Apartamentos y casas en la playa en Lugo

Otras Playas en Galicia

Playa de Covas

Algunas de las mejores playas de Galicia son playas que tienen similitudes con las playas del Caribe debido a sus tranquilas y turquesas aguas, poca profundidad, entorno de abundante vegetación, así como grandes extensiones. Playa de Las Catedrales, Playa Melide, Playa Baldaio y Playa Rodas son una pequeña lista de las mejores playas de Galicia.

Playa en Viveiro

Playa Portonovo es una playa compuesta por rocas y arena, posee una longitud aproximada de doscientos sesenta metros de longitud y nivel de ocupación bastante bajo en temporada alta debido a su ubicación, se encuentra ubicada dentro de un entorno natural de gran belleza y presenta oleaje moderado. Su pequeño tamaño es ideal para poder gozar de intimidad y la tranquilidad de un baño dentro de las aguas de esta playa. Podremos encontrar esta playa en la localidad de Viveiro y el puerto deportivo a unos cuatro kilómetros de distancia de esta playa gallega.

Playa de Melide, Cangas de Morrazo

Playa de Melide se encuentra en la localidad de Cangas de Morrazo, en Pontevedra , está compuesta principalmente por arena blanca y de grano fino. Generalmente el nivel de ocupación de esta rústica playa en verano es medio. Esta playa rectilínea ha sido premiada con la distinción de la Bandera Azul . Es una playa aislada , de un entorno natural abundante, ya que está rodeada por pinares y dunas. Desde esta playa se pueden observar perfectamente las preciosas Islas Cíes.

La costa de Galicia es el gran reclamo de esta bonita región. Con sus 1.500 kilómetros de línea de costa, Galicia está salpicada de bonitos pueblos que dan al mar. Pueblos y villas ubicados en rías y ríos, que dan al océano Atlántico y al Mar Cantábrico, situados en cabos, acantilados y en playas,… Lugares con encanto donde el mar es el protagonista fundamental.

Galicia tiene una costa maravillosa para recorrer. Sus características rías son una curiosidad que atrae a muchos turistas fascinados por ver como el mar entra en los valles fluviales y crea la ilusión de un gran río. Divididas en dos, las Rías Altas gallegas son las de Ribadeo, Foz, Vivero, O Barqueiro, Ortigueira, Cedeira, Ferrol, Betanzos, A Coruña, Corme y Laxe y Camariñas. Las Rías Baixas son las Muros y Noia, Arousa, Pontevedra y Vigo.

Es muy difícil escoger los pueblos más bonitos de la costa de Galicia. Todos tienen encanto y la gran mayoría de ellos, una intensa vida y alma ligada al mar a través de los pescadores, mariscadoras, redeiras,… y fábricas de salazón que han estimulado, entre otras, la creación de varias rutas conserveras.

Para esta selección de pueblos de costa gallegos, les he pedido a un grupo de 15 bloggers de viaje que escogieran solo uno y nos dijera sus razones. Para poder nombrar a todos esos pueblos preciosos que se merecen estar en la lista de los más bonitos de Galicia, necesitaría la colaboración de más de 50… por lo que es seguro que echaréis de menos muchos de ellos que espero poder nombrar en un próximo artículo.

Aquí os dejo los pueblos de la costa de Galicia más bonitos para 15 bloggers de viaje en el que añado uno de mis villas preferidas. ¡Espero que os gusten!

Recuerda que puedes hacer una reserva de hotel obteniendo un reembolso de un 10% del coste de tu alojamiento en el siguiente enlace: Descuento Booking.

Selección de pueblos de la costa en Galicia

Mera | Demiku

Existen en Galicia un buen puñado de pueblos costeros que me encantan: Fisterra, Malpica, Bares, Muxía, Porto do Son…etc. Pero hay uno, desconocido para muchos, por el que guardo una gran devoción: Mera.

Y es que éste es el pueblo que me vio nacer, y aunque ya no vivo en Mera, me encanta cada vez que puedo disfrutar de su paseo marítimo o tomar algo en sus terrazas y bares.

Mera es un pequeño pueblo costero situado en Oleiros, justo en frente de la ciudad de A Coruña, al otro lado de la ría. Situado en una pequeña bahía, cuenta con dos populares playas, la propia de Mera y la de Espiñeiro. Tanto el pequeño puerto, como las playas, están unidas por un paseo marítimo de madera.

Mera fue originalmente un pueblo marinero, pero ésta actividad hace muchos años que ha desaparecido. Hoy es un pueblo residencial y turístico. Gracias a sus paisajes, su ubicación y su tranquilidad, se ha convertido en un pequeño destino turístico poco masificado.

En Mera también se encontraba hace muchos años una fábrica de ladrillos, de la que hoy sólo queda la chimenea y la antigua cantera de donde extraían el barro. La naturaleza, con el tiempo, transformó esta cantera en una laguna que hoy es refugio natural de muchas aves.

Muy cerca nos encontramos con el Faro de Mera, que realmente son dos. Las vistas desde este lugar son impresionantes. Con una visión de más de 270 grados veremos el Golfo Ártabro al completo (ría de A Coruña, ría de Ares-Betanzos y ría de Ferrol), la ciudad de A Coruña, e incluso las Islas Sisargas, si el día está claro. Un consejo: acercarse al anochecer para disfrutar de la puesta de sol.

La antigua vivienda del farero es en la actualidad el “Aula do mar”, un centro de recepción de los visitantes del Monumento Natural Costa de Dexo-Serantes. Este espacio natural es otra buena opción para pasear y conocer esta zona de acantilados y furnas, gracias a los senderos y caminos perfectamente transitables.

Centro de Cangas do Morrazo | Millán Dasairas

Ya que siempre que se habla de Cangas se acaba haciendo mención a Cabo Home, las Islas Cíes o alguna de sus decenas de playas, esta vez quiero reivindicar el centro del pueblo como reclamo turístico.

El barco que comunica Vigo con Cangas, en unos 20 minutos de travesía, te deja justo en pleno centro de la villa. Desde aquí, disfrutar de un paseo a orillas del mar pasando por la alameda con la reconstruida capilla Do Hospital, las naves conserveras de Ojea o recorrer el paseo de madera que transcurre por la Playa de Rodeira son algunas de las mejores recomendaciones para un día soleado sin alejarse del centro de Cangas.

Si, en cambio, optas por pasear en la otra dirección, llegarás hasta la antigua fábrica conservera de Masso o, alejándote todavía más del centro, podrás pasar por la zona donde todavía se puede ver la rampa ballenera y las naves colindantes. El camino todavía continua durante kilómetros en una ruta costera pasando por algunas de las playas del litoral.

Quedarse directamente en el centro de Cangas y disfrutar de las terrazas de los bares en la zona portuaria o frente al mar directamente es también un buen plan, casi tanto como recorrer la zona antigua donde, entre muchas casas completamente restauradas, todavía se ven símbolos que recuerdan que allí estaba el barrio de pescadores en el pasado.

Todavía permanecen los patines de algunas casas (escaleras de piedra en la entrada resguardadas donde se secaban redes y aparejos) o las marcas en la piedra donde antes colgaban las argollas en las que amarrar las barcas cuando el mar todavía llegaba hasta aquí, antes de los rellenos que ganaron terreno al mar.

¿Conoces Cangas más allá de las playas?

Combarro | Objetivo Viajar

Si tuviera que recomendar un rincón del litoral gallego este sería Combarro, un pequeño pueblo costero, situado en el corazón de las Rías Baixas y a un paso de la ciudad de Pontevedra, que enamora a todo aquel que lo visita. Declarado conjunto histórico, artístico y pintoresco en 1972, su imagen más característica es la que forma la hilera de hórreos que se asoman al mar jugando con la marea. Una preciosa estampa que al atardecer resulta sencillamente encantadora que se suma a la belleza de un casco viejo forjado en piedra, madera y teja en el que no faltan los cruceiros, recias casas marineras, callejuelas empedradas y coquetas plazas. ¿El resultado? Un auténtico museo al aire libre de la arquitectura rural gallega que demanda una pausada visita y un buen pulpo a feira en alguno de los restaurantes de la siempre animada Rúa do Mar.

Cambados | Randomtrip

Puesta de sol con la Torre de San Sadurniño, probablemente la más fotografiada en Cambados

Cambados es un imprescindible de la costa gallega. Es bello, tiene un microclima envidiable (¿ qué es eso de que en Galicia siempre llueve?) y es tierra de vino y marisco. Vale, puedes decir que por ser mi “terriña” no soy el más objetivo, así que aquí te dejo 5 motivos para visitarlo:

  • El vino: Si tuviera que definir Cambados con una única palabra, esa sería, sin duda, Albariño. Cambados es la cuna de este delicioso vino, que tan bien entra en verano (bueno, todo el año, para qué nos vamos a engañar…). Si pasas por galicia entre Julio y Agosto, no te puedes perder la Fiesta del Vino Albariño, la más grande de Cambados. Además, este año 2017 ha sido elegida “Capital Europea del Vino”.
  • La gastronomía: El vino por supuesto tiene que ir bien acompañado, y nada mejor para acompañar una copa de Albariño que el mejor marisco de España, el que ofrecen las rías gallegas: podrás degustar navajas, vieiras, almejas, centollo, percebes, mejillones…
  • El clima: la gente de Cambados se ríe del tópico “en galicia siempre llueve”. En las Rías Baixas hay un microclima, y el verano es caluroso y seco, sin apenas lluvias. Esta es sin duda la mejor época para visitarlo.
  • Las puestas de sol: no te puedes perder las espectaculares puestas de sol desde las ruinas de la Torre de San Sadurniño, en Santo Tomé, probablemente las más fotografiadas de Cambados.
  • La cultura: Cambados es un museo al aire libre: ruinas del siglo XVI como la Iglesia de Santa Mariña do Dozo o la Plaza de Fefiñáns, pazos como el Pazo de Fefiñáns, el de Torrado o el de Bazán. También puedes visitar las casas de los conocidos poetas gallegos Ramón Cabanillas y Ramón María del Valle-Inclán, además de ver la estatua del primero, sentado en frente al ayuntamiento. Si os gusta la escultura, os recomiendo mucho visitar la obra de Manolo Paz, un conocido escultor Gallego nacido y afincado en Castrelo, en su Fundación Manolo Paz.

Redes | El avión de papel

Puerto pesquero, paraíso de los indianos. Sería una buena forma de resumir la esencia de Redes, pequeña villa marinera perteneciente al municipio de Ares, en A Coruña. En ella se mezclan pequeñas residencias humildes que se juntan para asomarse al puerto y casonas de colores que pelean por ser la que reciba más miradas. Un puerto y una playa de miniatura, que parecen hechos a escala, como si la naturaleza fuese consciente de lo que iba a suceder. Un paisaje completado por los postes de madera dispuestos en forma de portería que servían para secar las redes de pesca, costumbre que da nombre a este pueblo. El ambiente indiano se respira a cada paso. Lógico, puesto que la mayor parte de las viviendas fue levantada por emigrantes retornados a principios del siglo XX, como atestiguan los frontones que orgullosamente presiden algunas de ellas. Cuando la época lo permite, las casas se engalanan con cientos de flores, para seducir todavía más al que las visita. No es de extrañar, por lo tanto, que Almodóvar decidiese rodar allí Julieta, su última película, o que sea escenario habitual de un éxito de la TVG como Padre Casares.

Muxía | Deambulando con Artabria

Muxía es un pueblo costero de la provincia de Coruña situado en la denominada Costa da Morte. Es bastante conocida la romería en honor a la Virxe da Barca que se hace todos los meses de septiembre, en donde se reúnen centenares de personas.

Muxía es uno de esos lugares gallegos repletos de leyendas. En los alrededores de la iglesia se encuentran dos famosas piedras, la de “abalar” y la de “os cadrís”. A esta última se le conceden poderes curativos contra los males de la espalda y dicen de ella que podría haber sido la vela de la barca que trajo a la Virxe da Barca a Muxía.

En los alrededores se encuentra una gran escultura, “A Ferida”, un homenaje a todos los voluntarios que limpiaron la costa gallega tras el hundimiento del Prestige.

Otro punto de interés en Muxía serían las Caldeiras do río Castro, una serie de pequeñas piscinas naturales que forman diminutas cascadas. Justo al lado hay una gran área recreativa con varias barbacoas, mesas y sillas, ideal para pasear un día de picnic.

O Barqueiro | Escapalandia

Uno de los secretos mejor guardados de la costa norte de Galicia es el puerto de O Barqueiro, una pequeña población marinera justo en el límite de la provincia de Lugo y A Coruña. El casco urbano se encuentra al abrigo de temporales con orientación sur, cobijada a los pies de Estaca de Bares, el punto más septentrional de la península ibérica.

Te encantará recorrer sus calles y ver sus casas con balconadas de colores, los barcos amarrados desde el espigón del puerto pesquero o tomar algo a pie de muelle en alguno de sus restaurantes. En el entorno encontrarás también playas como la de O Vicedo, en la mariña lucense, un arenal salvaje y poco frecuentado por el turismo.

Te recomendamos recorrer toda esta costa, incluyendo el faro Estaca de Bares, hoy convertido en hotel. Si te gusta el mar, en invierno lo verás en estos acantilados en estado puro.

A Guarda | Viajamos Juntos

A Guarda es uno de esos pueblos a los que llegas sin planearlo, y te quedas. No sabrás decir porque te ha atrapado, pero lo cierto es que hasta que su magia no te suelte, no te irás.

A Guarda es para pasar una mañana vagando por sus calles en búsqueda de colores. También podéis conocer la vida del pueblo visitando el Museo del Mar o el Castillo. Disfrutad de sus alrededores: el castro de Santa Tecla, uno de los más famosos, los humedales con rutas autoguiadas, casi desconocidos, playas fluviales etc. O podéis no hacer nada; simplemente sentados en una de las muchas terrazas del Paseo Marítimo y deleitarse del paisaje con una copa de vino en la mano.

Hagáis lo que hagáis, hacedlo despacio, disfrutando de cada esquina de color, de cada respiro de aire fresco, de cada rayo del sol juguetón.

Cabo de Cruz | Galizeando

Sin duda, un lugar ideal para perderse por sus playas, desconectar del mundo y disfrutar de una atmósfera marinera, es Cabo de Cruz. Tierra donde yo me crié (como ya bien había dicho Rosalía), es un rincón escondido en el norte de la Ría más famosa de Galicia, la Ría de Arousa, y que tiene la Sierra del Barbanza como fondo por un lado, y la zona sur de la ría, por el otro. Seguro que te estarás preguntando, ¿y que se puede encontrar un aquí? A continuación mi respuesta.

Que puedo decir del pueblo en el que nací… Todo el mundo que va, entiende el apego de sus habitantes, y no es para menos. Entre otras cosas tenemos: playas de arena dorada y aguas tranquilas, entre las cuales destaca la de Carragueiros, a más famosa en concurrida de la zona; un paseo marítimo de madera con vistas a la ría, que cuando hace bueno, se llena de gente que lo usa tanto para hacer un poco de ejercicio como para oxigenarse y contemplar sus relajantes vistas; un náutico que recién consiguió a ESO-14.001, convirtiéndose en el primero puerto deportivo de la ría de Arousa que lo consigue y en el tercero de Galicia. Este sello se suma a la Q de Calidad y a la bandera azul que ya posee; una gastronomía cuyo protagonista es el mejillón, sustento de tantas familias de la zona y de una calidad indiscutible ¿Necesitas más? En resumen, si vas, volverás.

Fisterra, el pueblo del fin del mundo | La cosmopolilla

El viento del Atlántico me revuelve el cabello. El frío y la humedad se pegan a mi piel, traspasando mi abrigo. Estoy sola frente a la inmensidad del océano, aquí donde termina el camino, aquí al final de mundo. “Finis terrae” llamaron los romanos a este trozo de montaña y bosque que sobresale conquistando un trozo de mar. Hoy su faro avisa a los barcos de los peligros de esta escarpada costa, evitando los naufragios. Me despido de su luz y camino de regreso al pueblo. Fisterra es uno de los lugares más mágicos que he visitado. Está impregnado de ésa aura de misticismo que rodea a los sitios remotos, apartados. La lluvia ha mojado las callejuelas empedradas. Un gato negro se esconde tras la verja de una antigua iglesia cubierta de musgo. Las olas salpican furiosas las piedras del viejo castillo de San Carlos, construido en el S.XVIII para proteger a la población de los ataques piratas. Aquí, al final del mundo en invierno, apenas me he cruzado con un lugareño taciturno. Me gusta este frío, esta soledad elegida, sentir la naturaleza que en Fisterra se vuelve abrupta, huraña. Pensar que sólo aquí, al final del camino, es posible quemarlo todo y empezar de nuevo, con un día de sol al amanecer.

Redes | La Volvoreta

Si hay una aldea mariñeira que conserva una fusión perfecta entre naturaleza y arquitectura indiana, ésta sin duda es Redes. Aquellos gallegos que fueron a hacer las Américas, a su regreso decidieron construir coloridas mansiones a la vera del mar pero respetando al máximo la línea natural de costa. La conservación de las mismas, el trazado empinado y adoquinado de sus calles y su permanente asomo a la ría de Ares, le dotan de un encanto especial. A ello, contribuyen también sus habitantes, conscientes del patrimonio e historia que atesoran y orgullosos de vivir en una aldea tan peculiar, refugio de artistas y bohemios.

Desembarcar en Redes, es para el tiempo, disfrutar de esa slow life tan gallega, disfrutando de una buenas sardinas a la plancha recién descargadas en el pequeño puerto, sentado en una de las terrazas que se asoman al mar.

Además la zona, ofrece un sinfín de rutas y visitas especiales que podéis ver en mi post sobre Ferrolterra.

San Xurxo da Mariña | Vero4travel

Uno de los pueblos de la costa de Galicia que no debes perderte es la localidad de San Xurxo da Mariña o San Jorge de la Marina. Como lugares de interés tenéis la parroquia de San Xurxo da Mariña (San Xurxo) que es parada del Camino de Santiago Inglés y su impresionante playa de arena blanca y fina llamada Playa de San Jorge o San Xurxo. Es la playa más grande del Concello de Ferror, aunque realmente la mitad de la playa pertenece a la parroquia de San Xurxo y, la otra mitad, a Esmelle. Debido a su geografía, esta playa es ideal para hacer WindSurf y KiteSurf, también se puede hacer Surf cuando hay algo de oleaje. Otros de los motivos por los que os recomiendo esta población es porque soy una amante de la gastronomía y comí delicioso pescado fresco en Casa Claudina que se encuentra en la misma playa de San Xurxo. Si estás recorriendo la Costa de Galicia quizás te interese ver esta ruta por las mejores playas de Ferrol.

San Andrés de Teixido | Un mundo por descubrir

Uno de los pueblos con mayor nombre en las costas de Galicia es este pequeño pueblo de leyenda conformado por unas pocas casas y su capilla. San Andrés de Teixidó ubicado en un enclave natural singular y diferente es el lugar perfecto para disfrutar de unas fantásticas vistas a más de 140 metros sobre el nivel del mar. El monumento más representativo del pueblo es la Capilla de San Andrés que es un famoso santuario que recibe un gran número de peregrinos que realizan el Camino de Santiago.

Otro de los lugares interesantes para conocer es la Garita de Herveria, que se encuentra cerca del pueblo. Es aquí desde donde podréis tener unas vistas espectaculares de los acantilados. Cuando vayáis al mirador ir abrigados ya que la brisa del mar es bastante fresca debido al viento que sopla. Y para que sepáis la importancia de estos acantilados tenemos que deciros que son los más altos de la Europa continental, con una altura de más de 600 metros sobre el nivel del mar.

Porto do Son | Vipavi

La costa gallega tiene muchísimos pueblos que visitar, uno de ellos es Porto do Son, un pueblecito de A Coruña situado en la Ría de Muros y Noia, justo cuando se abre al Océano Altlántico. Este pequeño pueblo con un bonito puerto está a pocos kilómetros de una de las grandes joyas de Galicia: Castro de Baroña, un asentamiento fortificado de la Edad del Hierro al lado de la playa de Arealonga, que fue abandonado en el siglo I d.C.

Este poblado, afectado por la erosión del mar, fue construido sobre una península rocosa que conserva los restos de una veintena de viviendas de planta circular y ovalada protegidas por doble muro, donde vivían unas 200 personas, que se alimentaban principalmente de productos del mar, además de ganado y bellotas. También había estancias dedicadas a talleres y/o almacenes. En 1933 cuando se excavó por primera vez se encontraron restos de cacerolas y hornos.

El lugar es tan especial, que si te sientas en uno de sus muros y cierras los ojos, el viento y el sonido del mar se encargan de transportarte a aquella vida de hace miles de años.

Noia | A world to travel

Nuestra casa y el pueblo al que regresamos entre viaje y viaje, Noia y su maravillosa ría (de Muros y Noia) , no dejan indiferente al visitante. Para hacerte una idea, hemos publicado un artículo con las 10 fotos y razones que te harán visitar Noia pero desde ya te adelantamos que sus playas se encuentran entre las mejores de Galicia, su gastronomía enamora a todo aquel que la prueba y su festival medieval veraniego es algo que no podrás perderte este año. Aquí te esperamos!

Muros | Viajando. Imágenes y sensaciones

Fotografía de Gabriel González. Algunos derechos reservados.

Este precioso pueblo costero, se encuentra situado al norte de la Ría de Muros y Noia y es un lugar imprescindible a visitar en Galicia. Fue fundado en el s. X y llegó a ser amurallado en el s. XVI para protegerse de los piratas y franceses. Por desgracia, en 1809, en la Guerra de la Independencia, fue destruida en menos de 12 horas por las tropas de Napoleón.

La villa volvió a tener mucha vida tras la apertura de empresas de salazón en el siglo XIX y en el año 1970 fue declarado Conjunto Histórico-Artístico. Con estos datos queda clara la importancia de este pueblo en Galicia y que, a día de hoy, está muy bien rehabilitada, conservando todo el encanto de los pueblos de costa: casas de piedra con balcones y galerías blancas que miran al mar.

Sus calles y casas de piedra invitan al paseo, aunque puedes recorrer su costa gracias a un bonito paseo que hay habilitado y ver desde él, como el sol va cayendo y los colores naranja invaden el cielo. También puedes usarlo como base para recorrer la bella zona que le rodea y perderte por sus playas, arenales y montes. Es un lugar muy recomendable para comer y famoso por su marisco.

Artículos sobre Galicia

  • 12 de los lugares más bellos y menos conocidos de Galicia
  • 14 de los lugares más bellos y menos conocidos de Galicia (2º parte)
  • 10 espectaculares escapadas por Galicia
  • Conociendo Galicia con la Ruta del Pan en Ferrolterra
  • Disfrutando del turismo activo en Ferrol, Galicia
  • Glamping en Galicia, maravillosa experiencia en las Cabanas do Barranco
  • 5 rutas imprescindibles para conocer Ferrol
  • 7 curiosidades por las que deberías visitar Ferrol
  • Un día en Cambados, plan alternativo
  • Qué ver en Santiago de Compostela en dos días. Itinerario completo y mapa

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *