0

Vestir capazo bebe

En este artículo vamos a ver una pequeña guía de todo lo que tendrías que tener preparado para evitar que tu bebé pase frío cuando se va de paseo en estas fechas. Además de los accesorios habituales para el cuidado del pequeño, conviene disponer de otros productos que le hagan ir calentito y sentirse protegido.

Accesorios de cochecitos de bebé que no deben faltarte:

1. Colchas y textiles. Son un elemento muy importante que, además de darle un toque muy estético a los cochecitos de bebé, también se encarga de abrigar al pequeño. Podemos encontrar colchas para cochecito muy cómodas que se adapten perfectamente al modelo que ya tenemos. De esta forma podemos variar dándole un pequeño toque de color. Así parecerá que el carro se renueva sin haber realizado una gran inversión.

2. Mantas de bebé. También son imprescindibles para esta época, es por ello que existe un extenso catálogo de mantas en diferentes estampados y estilos para los más pequeños de la casa para taparlo en los cochecitos. Es importante elegir una manta que sea cómoda, cálida y fabricada en un material que no le vaya a producir ningún tipo de alergia. También podemos comprar una que esté acorde con el resto de los elementos de paseo; de esta forma se integrará perfectamente en el conjunto dando un aspecto muy original. Es un elemento que puede encajar perfectamente con la decoración del cuco.

3. Sacos de invierno para cuco, carrito y silla de paseo. Ya sabemos que en invierno no siempre nos apetece salir a la calle, y menos con un bebé, tan sensible a los cambios de temperatura y al que siempre queremos proteger de cualquier enfriamiento. En invierto los pequeños acostumbran a coger resfriados con la mínima brisa de viento, pero a veces tenemos que salir forzosamente y nuestro bebé se tiene que venir con nosotros. Es en ese momento cuando debemos disponer de sacos de invierno que se adapten a los principales tipos de cochecitos de bebé. Al igual que con las mantas, estamos buscando sacos que sean muy cálidos; la idea es poder meter al bebé en su interior y cerrarlo de forma que no esté expuesto a las condiciones climáticas. Como siempre, es fundamental escoger alguno que combine con el cochecito de paseo, así, nuestro bebé y su cochecito estarán perfectamente conjuntados cuando salga a la calle, a la par que abrigados.

4. Capazo blando universal para cochecito. Estos estupendos capazos son aptos para la mayoría de los cochecitos de bebé, están fabricados con materiales de alta calidad de forma que resisten a las condiciones atmosféricas y al paso del tiempo. Se pueden adaptar tanto en cochecitos normales como gemelares. Lo mejor de todo es que los puedes encontrar en muchos precios distintos, desde más básicos tipo saco como los Dy Da Dos que son totalmente personalizados. Echa un vistazo al catálogo para darte cuenta de la gran variedad de capazos universales que puedes encontrar de la máxima calidad y en diseños muy bonitos.

5. Colchonetas. Otro de los elementos imprescindibles que tenemos que tener en cuenta cuando llevamos al bebé en un cochecito o silla de paseo son las colchonetas. Este artículo está disponible en muchos colores (celeste, beige, gris, rosa) con la particularidad de que van a ser siempre ligeros, transpirables, suaves, de algodón para dar la sensación de tranquilidad, y muy acogedores, además de combinar con cualquier otro elemento que podamos tener.

6. Bolsos maternales (tipo panera, talega, cambiadores o maleta). Se trata de otro aspecto importante en cualquier época del año. Piensa que en él vamos a meter una gran cantidad de accesorios del bebé como puedan ser los pañales, muselinas, arrullos, portachupetes, portabiberones, papillas, etc. En general te recomendamos escoger un modelo que sea resistente y grande, ya un bebé requiere multitud de accesorios, aparatos y productos de alimentación que nos ocuparán bastante espacio.

Los bolsos suelen comprarse a juego con el carrito o con el saco o colchoneta del cochecito o silla de paseo. Entre las opciones disponibles están los bolsos tipo panera o talega, más pequeños para el día a día; los maletines, pensados sobre todo para el momento del parto, donde se incluirán todos los enseres y ropita imprescindible, y para ir de viaje o en estancias más largas fuera de casa; y, por último, los cambiadores, que pueden guardarse dentro de los dos anteriores pero que resultan esenciales para aislar a nuestro bebé de las superficies y no manchar nada cuando vamos a cambiarle el pañal fuera de casa. Adicionalmente, en cualquier época del año necesitaremos un portadocumentos para llevar su cartilla, libro de vacunas y revisiones, etc.

7. Sombrillas. La particularidad de las sombrillas para cochecitos de bebé es que o bien las incorpora el carrito o bien se adquieren en un modelo universal, adaptables a cualquier tipo de silla de paseo o cochecito de bebé. Nos ayuda a proteger al bebé de los nocivos rayos solares en verano, pero también les protegen del frío en invierto cuando otras condiciones atmosféricas como la lluvia, el viento o incluso la nieve. En directa relación con este artículo estaría la burbuja o protector contra la lluvia y el viento.

Mochilas portabebés: Calentito y siempre a tu lado

Los portabebés infantiles son una muy buena opción para tener siempre controlado a tu pequeño al tiempo que le das el calor humano que, sobre todo en esta época, agradecerá. Será como estar abrazados todo el tiempo pero con la libertad y movilidad que te aporta tener libres los brazos. Al tener siempre pegado al bebé a tu pecho, además de asegurarte de que no pase frío, puedes controlar cualquier necesidad que pudiera llegar a tener e incluso amamantarlo fácilmente.

Promoción especial “Pasito a Pasito”: Rebajas de hasta el 70%.

Si estás pensando en un saco de invierno para tu bebé, ¡te interesa esta promoción! En Bblandia tenemos activo hasta un 35% de descuento en la firma Pasito a Pasito, donde podrás encontrar preciosos modelos de fundas y colchonetas, bolsos, sacos de invierno, colchas y un sinfín de accesorios de bebé diseñados con un gusto exquisito y una excelente calidad en sus materiales. Diseños muy dulces y atemporales para vestir tu carrito a la moda. ¡Aprovecha ahora esta increíble oferta!

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo con tus amigos:

¿Y con qué narices lo saco a pasear?

Ayer dejamos a nuestro recién nacido vestido por completo. Hoy nos queda pensar cómo lo vamos a abrigar para salir a pasear.

Los bebés necesitan que les dé el aire. Pasearlos no debería ser una opción, al menos desde mi punto de vista (y del de mi pediatra. Pero vamos, que yo ya lo había decidido antes de que me insistiera). ¿Que hace frío? Lo abrigamos ¿Que hace un viento del horror? Podemos llevarlo a un sitio cerrado o más protegido. Pero yo, sinceramente os lo digo, no entiendo que un bebé se quede en casa por la sencilla razón de que hace mal tiempo, que es lo suyo por otro lado en invierno, durante días y días. ¡Les tiene que dar el aire! Y pasear, aunque haga poco sol, es la mejor vitamina D que le podéis dar.

Punto dos: con mis hijas yo me HARTÉ de decirle a la gente que la temperatura corporal de un bebé no se mide en los pies y en las manos. Para saber si un bebé tiene frío o calor, lo mejor es comprobarlo en la nuca. Si suda, es que el pobre se está achicharrando, y si le veis que está frío, abrigadle más. Es que me tenían frita con eso de que mis hijas pasaban frío porque no las llevaba vestidas como osos polares con capas y capas de ropa.

A ver: un bebé necesita, por norma, UNA manga más que nosotros. UNA. ¡No doscientas! Es decir, que si nosotras vamos con camisa, jersey y abrigo, a ellos con que les pongamos un body debajo es más que suficiente. Y si entramos en un centro comercial y nos quitamos el abrigo ¡a ellos también! Hay criaturas que parecen cebollas y les ves ahí sudando la gota gorda a los pobres. Pensad que además de la ropa ellos suelen llevar arrullos y similares encima ¡así que no los cozáis vivos!

¡Ah! Y otra cosa que me consume ¡los plásticos para la lluvia… son para la lluvia!!! ¿Lo dice el nombre, no? Este verano con cuarenta grados vi a una criatura en su carrito con el plástico para la lluvia colocado, con un sol de justicia y ni una gota de aire. ¿De verdad es necesario???? Además, que son momentos en los que la retina se está formando y no puede ser bueno que vean distorsionado a través de un plástico. ¡¡¡¡Y sobre todo es que no hace falta!!!

Dicho esto, vamos al lío. A mis dos hijas las llevé con un mono como este:

El mío era de HM (y no lo he encontrado en su catálogo, así que desconozco si lo siguen haciendo) y era todo un invento. Aparte de que estaban realmente monas con él, me encantaba porque a diferencia de otros buzos que encontré, no era nada tieso, de manera que les permitía moverse de manera más o menos cómoda. Me valía lo mismo para el carrito que para portearlas ¡era tan genial! Lo llamábamos «el osito» y es la prenda de la que quizás me acuerde con más cariño de todas las que tuvieron.

Buzos tenéis en todos los sitios. Es cuestión de mirar uno que sea blandito y que vaya a ir cómodo.

El buzo es un imprescindible si sois madres canguras porque es lo más abrigado de lejos. Si va a ir tumbado en el carrito podéis optar también por chaquetas cortitas, aunque me gustan menos.

¿Y el carrito? ¿Cómo lo llevamos dentro?

En general, los carros en su configuración capazo suelen tener una especie de cortavientos todos, a saber, esa tela que está encima tapándolo todo y que sólo permite meter al bebé por la cabecera. Eso quita parte del frío, así que o bien podemos llevarlo dentro con el capazo como si fuera una cama: con sus sábanas y una manta o un arrullo encima extendido. Ojo, si lleváis un capazo con aerosleep (un tipo de colchón), mejor no pongáis sábanas porque os cargáis el efecto del colchón.

Podéis optar por utilizar un saco de dormir también. Los hay tan chulos como éstos:

O podéis elegir uno más sencillo de calidad probada como los de grobag, por poner un ejemplo

En serio, no os agobiéis porque no lleven mangas: no hacen falta. Si serían necesarias en el caso de llevarlos en brazos, pero van en un carro ¡no las necesitan!

Otra buena solución y que puede haceros papel para más cosas es utilizar un arrullo muy calentito como estos de Teo y Leo

Todas estas soluciones están pensadas para niños que van en carrito. Yo no soy nada fan de llevar a los niños a pasear en un grupo cero porque me parece que les estropea la espalda. Una cosa es un ratito corto y otra muy distinta en mis paseos en los que me pasaba la vida fuera de casa. Para más de dos horas NO.

En todo caso, si vosotras utilizáis el grupo cero para pasear, sabed que también hay arrullos específicamente pensados para ellos.Este es el Wallaboo, un sistema de arrullo que queda completamente cerrado, pero con espacio para pasar el arnés entre las piernas. Este me gusta mucho, pero el más conocido sea quizás el Baby Nomade

En fin, que será por opciones… Lo más importante es que vosotras vais a ver si vuestro bebé está cómodo, tiene calor o frío y en función de eso haréis. ¡Yo sólo sugiero!

¿Cómo vestir un cochecito o silleta?

Elegir silleta o cochecito de bebé es como elegir colchón, antes de intentarlo no tenías ni idea de que había tantas opciones y la elección sería tan compleja.

Valoras tus necesidades, tu presupuesto, tus gustos en cuanto a diseño, tus aficiones o tipo de terreno por el que irás, si vas a montarte mucho en coche o no… y tras un estudio concienzudo, te decides a comprar uno.

Cuando llega a tu casa estás emocionado y lo montas. La mamá, con su barrigota enorme, intenta plegarlo y desplegarlo y lo que en la tienda parecía una labor facilísima resulta que en casa y tú solito no es tan fácil… pero tranquilos, una vez te familiarices con él, tu carrito será un gran aliado.
Tras haber elegido el cochecito o silleta, tendrás que preparar todo lo que vas a llevar en el bolso de la misma.

Llega el momento de pensar en vestirlo para que tu bebé vaya cómodo y calentito…
Obviamente será muy diferente vestir un cochecito si el bebé va a nacer en las distintas estaciones pero iremos viendo todas las posibilidades. Para tener esto en cuenta es importante considerar que el bebé irá en capazo los primeros 5-6 meses así que pasará por 2 estaciones como mínimo.
Empezamos viendo cómo vestir un capazo y luego veremos cómo vestir una hamaca o silleta (cuando el bebé ya va sentadito y no tumbado).
En el capazo, el bebé irá siempre tumbado así que debe tener una base firme y cómoda.


¿Qué hay que mirar en un saco para elegir el adecuado?

Es importante destacar de nuevo que el saco para el cochecito y silleta son distintos En tamaño, en tejidos, en modo de abrirse, en aperturas para los cinturones…
En los sacos es importante también mirar si los huecos de aperturas para pasar los cinturones son los adecuados para tu cochecito o silleta.
Existen sacos tanto de capazo como de silleta que tienen dentro un relleno como nórdico que se puede extraer. Esos sacos son muy interesantes porque permiten abarcar muchas más estaciones y temperaturas que los que son fijos.

Ejemplos:

Para capazo:
Lo primero que tendréis que saber es si vuestro capazo lleva arnés de 3 puntos o de 5 puntos (generalmente aquellos capazos que sirven también de grupo 0).

Definición para novatos: 5 puntos es que el cinturón se agarra a la silleta en 5 puntos siendo: sobre los hombros (2), rodeando la tripa(2) y entre las piernas). Los de 3 puntos solo tienen anclaje sobre hombros y entre piernas.

Para la silleta:
Casi todas tienen 5 puntos de agarre. Muchas colchonetas no los traen hechos sino que vienen pespunteados para abrirlos con tijera…. ¡fijaros bien si son 3 o 5 dependiendo de vuestra silleta porque luego eso os puede dar problemas!
El tema de los tejidos da para un post entero así que lo trataremos en el futuro.

Vivas en el clima en que vivas, vas a necesitar una mantita o muselina para cubrir a tu bebé.

Las muselinas para bebés son «mantitas» para tapar a tu bebé y arroparle cuando refresca o cuando se queda dormidito.

Sus principales ventajas son:

  • sus materiales nobles y extra suaves. Las nuestras son 100% algodón o 100% fibra de bambú.
  • sus diseños tiernos y delicados.
  • su versatilidad. Puedes usarlas para dar sombra a tu bebé, arroparle, como mantita de juegos en el parque o hierba, etc. Mil usos.
  • su adaptabilidad a la temperatura doblando la muselina sobre sí misma. Una capa para días muy calurosos, más capas para momentos en que refresca.
  • son delicadas y suaves. Pura ternura para bebés.
  • Su precio es muy atractivo en nuestra tienda: 13,95€

Mantas de topitos para bebés.

Estoy segura de que conoces las mantas de topitos que te voy a recomendar para completar el vestir tu cochecito o silleta.

Las mantas de topitos son esas mantas super suaves y tiernas que has visto usar a muchas mamás. Es muy frecuente verlas bordadas con el nombre del bebé porque luego serán un recuerdo de la infancia de tu bebé.

Sus principales ventajas son:

  • su delicadeza en material extra suave para tocar la delicada piel de tu bebé.
  • su diseño en topitos es muy tierno.
  • sus colores pasteles son ideales para bebés. En nuestra tienda las tenemos en rosa, azul, gris y crudo. Sólo tienes que elegir el color que más te gusta.
  • su versatilidad. Puedes usarlas para dar sombra a tu bebé, arroparle, como mantita de juegos en el parque o hierba, etc. Mil usos.
  • son ideales para todo el año pero sobre todo para primavera, otoño e invierno por ser más abrigaditas que las muselinas.
  • son fácilmente personalizables bordando el nombre de tu bebé y luego serán un recuerdo imborrable de su infancia.
  • Su precio es estupendo: 16.95€ en nuestra tienda.

Mi experiencia vistiendo un cochecito de bebe:

En mi caso, mi hijo nació casi en octubre así que con él use un saco gordito y en pleno invierno, lo completaba con una mantita y el cobertor propio que se ajusta al capazo con cremallera.
Mi hija nació en primavera y estuvo en capazo hasta el final del verano, así que el mismo saco que usé con el mayor no me servía porque era demasiado abrigado. Encontré una opción muy cómoda y completa. Una tienda cercana ofrecía hacerte un saco a medida con 2 rellenos distintos e independientes. Ésta fue la solución ideal para mí. La base era de piqué algodón, con lo que no le daba ningún calor. Permitía 3 combinaciones: relleno finito, el gordito, los dos juntos o ningun relleno y siempre como parte visible iba la colcha que yo había elegido en piqué de algodón con dibujo. Este saco me permitió que mi hija que nació en abril fuera abrigada durante lo que quedaba de primavera y fresquita en verano.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *