0

Viajar durante el embarazo

La mujer embarazada no está enferma, aunque ha de tomar ciertas precauciones de salud durante la gestación o en determinados momentos de la misma. Los viajes no están prohibidos durante un embarazo sin riesgos, y la mayoría de mujeres utilizan diversos medios de transporte para sus traslados. Pero, ¿se puede viajar en avión durante el embarazo?

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), en su apartado destinado a los Derechos de los pasajeros, se detiene en este punto y nos aclara cuál es la situación en España para volar en avión si estás embarazada.

Las compañías aéreas recomiendan no efectuar viajes en avión cuando el periodo de gestación supera las 32 semanas. En cualquier caso, recomiendan que se consulte con la compañía aérea en cuestión, ya que es posible que la pasajera gestante deba firmar un documento que exonere a la compañía de responsabilidad ante cualquier eventualidad que surja derivada de su estado. Además, algunas aerolíneas ponen como límite una fecha anterior a las 32 semanas.

Respecto a si es necesario un certificado médico, únicamente lo precisan las mujeres que superan las treinta y dos semanas de gestación, o si el tiempo de embarazo es incierto o si existen complicaciones en él.

El certificado deberá estar emitido dentro de los siete días previos al vuelo. Asimismo, con carácter general, se recomienda no viajar dentro de los siete días previos al parto ni en los siete posteriores al mismo. No obstante, la Agencia recomienda que se consulte con la antelación suficiente a la compañía aérea si puede volar y en qué condiciones.

Acerca del certificado, precisamente hace poco cuestionábamos si una compañía aérea puede pedir que dicho documento esté en inglés, una lengua no oficial en nuestro país. Lo mejor es consultar las normas de la compañía al respecto, pero en principio el certificado debería estar escrito en alguna de las lenguas oficiales del país de origen.

Las semanas puestas como límite están pensadas para evitar posibles adelantamientos del parto y no encontrarse con una mujer que da a luz en el avión, con los riesgos que conlleva un parto no asistido.

Aun con todas estas precauciones y normativa, podemos encontrar casos de aerolíneas que no dejan volar a una mujer por estar embarazada incluso si no supera la edad gestacional permitida, o, al contrario, que no le piden el certificado médico solicitado.

Yo he volado varias veces estando embarazada, aunque nunca más allá de los siete meses. No existen riesgos en los embarazos sin problemas. Lo que sí podemos tener en cuenta son algunas recomendaciones para hacer el viaje más cómodo, especialmente si el trayecto es largo, sobre la que os hablaremos próximamente.

Mientras tanto, recordad que sí se puede viajar en avión durante el embarazo hasta una determinada fecha de gestación que suele rondar las 30 semanas, y volando con certificado médico o firmando algún documento según las normas particulares de las compañías aéreas, a las que conviene consultar con antelación.

Vía | AESA Foto | mira66 en Flickr En Bebés y más | ¿Se puede viajar embarazada?, Recomendaciones de viaje para embarazadas, Viajar embarazada: los medios de transporte

A las embarazadas les cedemos el asiento y las ayudamos en todo… a menos que seamos empresarios discriminadores o aerolíneas que no quieren problemas.

Por Igor Galo

Viajar en avión embarazada es totalmente posible. Pero, dependiendo del mes de gestación en el que te encuentres y de la aerolínea con la que vayas a volar, pueden existir ciertas restricciones y recomendaciones a tener en cuenta.

En Trabber prepararon una guía para viajar en avión embarazada. En ésta encontrarás recopilada información práctica sobre las principales aerolíneas de bajo coste y también tradicionales en relación a las autorizaciones requeridas y el límite de mes de gestación permitido para volar. De este modo, tendrás todo lo que necesitas saber sobre este tema tan importante a mano para cuando lo necesites.

Viajar en avión embarazada según las principales aerolíneas de bajo costo (lowcost)

Fecha de gestación límite para viajar: final de las 36 semanas en embarazos simples (un solo bebé) y final de las 32 semanas en embarazos múltiples (gemelos, trillizos…).

Autorizaciones requeridas: a partir de las 28 semanas de un embarazo sin complicaciones, es obligatorio llevar un formulario de la matrona/médico en el que se especifique que la pasajera es “apta para volar”. El formulario debe ser el que facilita Ryanair en su página web y deberá rellenarse dos semanas antes de vuelo y entregarlo en un mostrador el día del viaje.

Para más detalles, puedes consultar la página web de la aerolínea.

Fecha de gestación límite para viajar: a partir de la semana 36 del embarazo.

Autorizaciones requeridas: desde la semana 28 hasta la 35 (las dos incluidas), la pasajera deberá presentar el documento original expedido por su médico confirmando su aptitud para viajar en avión. Este documento deberá incluir: periodo de validez del mismo, número de colegiado del doctor y su firma.

Si necesitas más información, te invitamos a consultar la web de Vueling.

Fecha de gestación límite para viajar: a partir de la semana 36, una mujer embarazada no podrá viajar con Volotea.

Autorizaciones requeridas: exactamente igual que en Vueling, es posible viajar con la compañía hasta la semana 27 del embarazo (incluida) sin autorización o certificado médico. A partir de la 28 y hasta la 35, será imprescindible presentar una copia original del certificado médico indicando que la pasajera puede viajar. El documento deberá especificar su periodo de validez, el número de colegiado del médico y su firma.

Para más detalles, puedes consultar la página de la aerolínea.

Viajar en avión embarazada según las principales aerolíneas tradicionales:

Fecha de gestación límite para viajar: se recomienda no volar a partir de la semana 36 de gestación en embarazos simples (un solo bebé) y a partir de la 32 en embarazos múltiples (gemelos, trillizos…).

Autorizaciones requeridas: la compañía aérea no exige ninguna autorización antes de las 28 semanas de embarazo. Recomienda tener en cuenta el consejo del médico antes de realizar un vuelo. En algunos casos, Iberia puede exigir un certificado médico.

Ventajas: Iberia permite acceso preferente a mujeres embarazadas.

Si necesitas más información, te invitamos a consultar la web de Iberia.

Fecha de gestación límite para viajar: hasta 4 semanas antes de la fecha prevista del parto una mujer embarazada podrá volar con la compañía.

Autorizaciones requeridas: Air Berlin podrá pedir el carnet de embarazo o un certificado médico para asegurarse de que la pasajera se encuentra dentro del límite permitido para subir a bordo de su aeronave (36 semanas de gestación). Por lo que se recomienda llevar uno para viajar con más tranquilidad.

¿Te gustaría leer un poco más sobre las condiciones de Air Berlin? Puedes consultarlas en su web.

Fecha de gestación límite para viajar: no se especifica ninguna restricción o límite para subir a bordo de una aeronave de Air France.

Autorizaciones requeridas: no es necesario presentar una autorización médica. Aun así, se recomienda consultar con el médico de cabecera si se es apta o no para viajar.

Ventajas: acompañamiento en el aeropuerto para ayudar a la pasajera a realizar los trámites aeroportuarios.

Para más detalles, puedes consultar la página web de la compañía aérea.

Fecha de gestación límite para viajar: no se recomienda volar a partir de la semana 36 de gestación o a partir de la 32 en caso de embarazo múltiple sin complicaciones.

Si una mujer necesita viajar más allá de estas fechas, deberá ponerse en contacto con su médico y que éste decida si la pasajera puede o no realizar el viaje*.

Autorizaciones requeridas: a partir de la semana 28, será necesario presentar un certificado médico expedido 7 días antes de la salida del vuelo confirmando que la pasajera es apta para volar.

*Si se necesita volar a partir de la semana 36 de gestación, se deberá aportar un documento que incluya la siguiente información:

  • Autorización médica para viajar (para la ida y la vuelta)
  • Autorizada a viajar (para la ida y vuelta)
  • Número de días del embarazo (basados en la fecha de emisión del certificado)
  • Fecha estimada de alumbramiento
  • Primer alumbramiento o no
  • Embarazo simple / gemelar
  • Complicaciones del embarazo

Si necesitas más información, te invitamos a consultar la página web de Air Europa.

Fecha de gestación límite para viajar: en embarazos simples, a partir del final de la semana 36 del embarazo. En embarazos múltiples, a partir del final de la semana 32.

Autorizaciones requeridas: será necesario llevar consigo una confirmación del médico o matrona y también el historial del embarazo después de la semana 28 de embarazo. El documento expedido por el médico o la matrona deberá escribirse en los 7 días previos al viaje e indicar: el día de parto aproximado, aptitud para volar de la pasajera y si se trata de un embarazo sin complicaciones.

¿Te gustaría leer un poco más sobre las condiciones de British Airway? Puedes consultarlas en su web.

Fecha de gestación límite para viajar: no se recomienda viajar siete días antes de dar a luz ni si hay riesgo de parto prematuro.

Autorizaciones requeridas: si la pasajera se encuentra en las últimas 4 semanas de embarazo, experimenta complicaciones médicas relacionadas con el mismo o espera gemelos, será necesario presentar el formulario MEDIF (formulario de información médica).

Ventajas: a partir de la semana 28 de gestación, si la pasajera viaja con acompañante, puede solicitar que se siente a su lado para que le asista durante el vuelo.

Para más detalles, puedes consultar la página web de la compañía aérea.

Fecha de gestación límite para viajar: no se especifica ningún límite para volar embarazada con la compañía. En caso de embarazo múltiple, se puede volar hasta la semana 28 de embarazo.

Autorizaciones requeridas: a partir de la semana 36, será necesario presentar un certificado médico de aptitud. No obstante, se recomienda llevar uno consigo a partir de la semana 28 que incluya la siguiente información: confirmación de que el embarazo carece de complicaciones, fecha prevista del parto y manifestar de forma expresa que el embarazo no constituye ningún impedimento para que la paciente realice el viaje.

Este es el formulario de la compañía a rellenar por el médico.

Si necesitas más información, te invitamos a consultar la web de Lufthansa.

Fecha de gestación límite para viajar: a partir de la semana 37 de gestación no está permitido volar en la aerolínea.

Autorizaciones requeridas: a partir de la semana 28 en embarazos sin complicaciones será necesario llevar consigo un certificado médico emitido 10 días antes del viaje. El documento debe incluir los siguientes datos:

  • Origen y destino de tu viaje.
  • El detalle de las fechas de salida y llegada.
  • Las semanas de gestación.
  • La autorización expresa para viajar en avión.

A partir de la semana 36 del embarazo, la pasajera necesitará una autorización de los médicos de LATAM.

Ventajas: servicio de asistencia en el aeropuerto y a bordo del avión.

Nota: depende del país, pueden existir excepciones de viaje. Para conocer todos los detalles, te invitamos a consultar su página web.

Fecha de gestación límite para viajar: a partir de la semana 40 del embarazo no está permitido subir a bordo de una aeronave de Avianca.

Autorizaciones requeridas: a partir de las 27 semanas de embarazo será necesaria una Declaración de Responsabilidad. Entre la 28 y la 35, será imprescindible añadir también un Informe Médico. A partir de la semana 36, además la pasajera deberá llevar consigo el MEDIF. Es obligatorio que, a partir de la semana 38, el viaje se realice bajo el seguimiento del médico asistente.

Para una información más detallada, puedes consultar la web de Avianca.

Fecha de gestación límite para viajar: a partir de la semana 38 de gestación no se autoriza realizar un viaje aéreo con la compañía.

Autorizaciones requeridas: desde el inicio del embarazo hasta la semana 28, la pasajera deberá viajar con la Carta Notificación del Cliente*. Entre la 29 y la 37, además deberá llevar consigo un Certificado Médico.

*La carta Notificación del Cliente, es documento para facilitar datos personales. Los Asesores de Servicio al Cliente de la compañía serán los encargados de proporcionarla.

Para más información, puedes entrar en la web de AeroMéxico.

Fecha de gestación límite para viajar: las mujeres que presenten un embarazo a término, parto inminente o amenaza de aborto, no podrán volar con la compañía. No es recomendable volar a partir de los 7 días anteriores al parto.

Autorizaciones requeridas: hasta el octavo mes de embarazo, no es necesario presentar ningún formulario para embarcar. Superada esta fecha, será un requisito presentar un formulario de Transporte de Pasajeras Embarazadas acompañado de un Certificado Médico que confirme que no hay riesgo de parto a bordo.

Para más más detalles, puedes consultar su página web.

Fecha de gestación límite para viajar: no se puede volar a partir de los 7 días anteriores al parto en vuelos nacionales de menos de 5 horas. En caso de necesidad, podría realizarse el viaje bajo las siguientes condiciones: aprobación del médico y de un coordinador de asistencia especial y un formulario expedido por el médico antes del vuelo.

Autorizaciones requeridas: si la pasajera sale de cuentas en un plazo de 4 semanas a partir de su vuelo, debe aportar un certificado médico confirmando su aptitud para realizar el viaje.

¿Necesitas conocer más detalles sobre las condiciones para volar embarazada con Amercian Airlines? Entonces, te recomendamos consultar su página web.

A continuación, te presentamos el ranking que Trabber ha elaborado y que resume el contenido de nuestra guía para volar en avión embarazada. Hemos ordenado la información según el límite que marca cada compañía para poder volar en una de sus aeronaves en función del mes de gestación de la pasajera. Las aerolíneas más permisivas encabezan el ranking y las que no lo son tanto se encuentran al final del mismo.

No todas las compañías aéreas mantienen la misma política a la hora de aceptar pasajeras embarazadas, porque para ellos supone una preocupación extra el hecho de que puedas tener un problema en pleno vuelo, en concreto que pudieras dar a luz, por lo que se cuidan las espaldas y cuando el embarazo está entre las 36 y las 32 semanas. Algunas prohíben directamente que vuelen mujeres en estas semanas de gestación y otras piden un informe médico que, por lo menos, certifique que el viaje no supone un riesgo para tu salud y que, por tanto, no puede darse una situación de emergencia médica en pleno vuelo.

Leer: Cuida tu pecho tras el parto y evita complicaciones

Si tienes un embarazo múltiple debes saber que esas 32 semanas descienden a 28 en la mayoría de las compañías, ya que si lo que esperas son gemelos, el plazo para dar a luz se adelantará. Para que este certificado tenga validez es necesario que sea expedido por lo menos con una semana de antelación al vuelo.

VER GALERÍA

De forma general, las aerolíneas low-cost son menos permisivas, y aplican unos plazos más restrictivos. Y por el contrario, las compañías clásicas con un coste mayor dan más margen para que vueles siempre que no estés a una semana de dar a luz, que es el tope en el que, desde un punto de vista médico, está terminantemente prohibido volar.

Si vuelas, hazlo con seguridad y comodidad

Una vez que sabes que va a volar desde cuidarte, hacer que el viaje sea lo más confortable posible y que te suponga el mínimo estrés. Para ello, la ropa es imprescindible: busca las prendas más holgadas y cómodas posible. Lo ideal es seleccionar aquellas prendas que te hacen sentir ligera, que permiten la máxima libertad de tus movimientos y que te llevarías al fin del mundo.

Leer: Las pesadillas durante el embarazo son más habituales de lo que crees

Beber agua e ir al baño será un tándem en tu viaje, así que asúmelo y practícalo con soltura. Mantenerte hidratada es vital, bebe todo lo que necesites y más, aunque eso te haga levantarte continuamente al aseo. Por un lado puede parecerte agotador levantarte, pero si lo miras desde el lado bueno esto te obliga a moverte y hace que tu circulación no se estanque. Además ¿qué más puedes hacer en un avión? Ese será tu ejercicio.

La circulación sanguínea es muy importante para tu bienestar a bordo del avión. Si vas a usar medias, ten en cuenta que los modelos de comprensión son los que más favorecen la circulación, evitan que las piernas adquieran hinchazón y facilitan la sensación de comodidad para moverte en el avión.

Sé precavida y acertarás

Antes de volar, siempre recurre a tu médico y consúltale tu estado. Pero, además, ten en cuenta también las vacunas que debes llevar si vas a volar a un destino lejano y que pueda mantener alguna alerta médica que obligue a tu vacunación. Si estás embarazada, debes tener especial atención a las vacunas, sus plazos y sus efectos secundarios.

Además, hay lugares del mundo en el que se desaconseja totalmente que viajes embarazada, porque existen virus que en tu estado pueden ser especialmente peligrosos como el zika, que causa microcefalia en el feto de las mujeres infectadas, y que se transmite por la picadura de los mosquitos que se localizan en ciertas zonas de África.

Leer: Así cambian tus rutinas de belleza durante el embarazo

¿Se puede viajar en avión embarazada?

Ante un embarazo surgen miles de dudas, algunas relativas a actividades frecuentes como los viajes. ¿Puede una mujer embarazada desplazarse en avión?. Si se trata de un embarazo normal, sin complicaciones, la respuesta es sí, pero con restricciones. El hecho de volar en avión no presenta ningún inconveniente para la mujer gestante, no va a causarle ningún daño ni a ella ni al feto. Las limitaciones se imponen en función de los meses de embarazo, para evitar asistir un parto a bordo, ya que el personal no está capacitado para ello.

Siempre que el médico lo autorice, normalmente cualquier embarazada puede viajar en avión hasta la semana 32. Pero algunas aerolíneas permiten algo más, hasta la 36 en el caso de un embarazo único (si es múltiple, a veces, está más limitado).

En ningún caso está permitido desplazarse por esta vía más de allá de esos plazos. Así que, antes de comprar el billete, se recomienda consultar las condiciones de cada compañía aérea. A veces, pasado cierto tiempo, piden una autorización del médico. Por ejemplo, Iberia y Air Europa la exigen después de las 28 semanas de gestación. Este certificado debe indicar la fecha prevista de parto, el “apta para viajar”, la fecha de validez del documento y la firma del médico.

Durante el primer trimestre de la gestación no está contraindicado volar, pero lo más aconsejable es viajar durante el segundo trimestre, cuando las náuseas y el riesgo de aborto involuntario ya han remitido.

Especialmente si la gestación está avanzada, los médicos recomiendan que la embarazada pasee de forma periódica por los pasillos del avión para favorecer la circulación de la sangre, ya que volar incrementa ligeramente el riego de trombosis (coágulos) y varices en las piernas. Por este motivo, y para suavizar la hinchazón de pies, una buena opción es ponerse unas medias de compresión durante todo el vuelo, así como ropa holgada y cómoda. También es importante que la mujer beba agua con frecuencia para mantenerse hidratada y colocarse el cinturón de seguridad por debajo del abdomen.

Y, por supuesto, ante posibles eventualidades hay que comprobar de que el seguro de viaje cubre no solo la cancelación, también cualquier otro imprevisto que pueda surgir en destino, como los gastos médicos, en el caso de necesitar asistencia sanitaria.

Las mujeres embarazadas no encontrarán todos los semáforos abiertos cuando tengan que coger un avión. Su estado de gestación les obligará a conocer y acatar algunos trámites que las permitan volar.

Si estás embarazada y vas a coger un avión lo primero que debes hacer es informarte sobre las exigencias y reglamentos de algunas compañías aéreas en cuanto a la mujer embarazada. He encontrado una serie de consejos a seguir para que la mujer embarazada pueda coger su vuelo sin ningún tipo de contratiempo, así que si estás embarazada y vas a salir de viaje, ¡esto te interesa!

Viaje en avión de la embarazada

1- Iberia

– La embarazada puede volar sin problemas hasta las 28 semanas de gestación.

– Se recomienda no volar a partir de las 36 semanas de gestación (32 de es múltiples y sin complicaciones). Se necesita autorización del médico. No se permite volar a partir de esa semana en los vuelos operados por Vueling.

2- Easy Jet

– Sin restricciones para embarazadas hasta la semana 27 de gestación.

– Solicita certificado médico del médico para las embarazadas cuyo período de gestación esté entre la semana 28 y la 35, que debe ser emitido al menos 5 días antes del viaje.

– Puede viajar hasta el final de la semana 35, en caso de que se trate de un embarazo único.

– En caso de que el embarazo sea múltiple, podrá viajar hasta el final de la semana 32 de gestación.

– Las mujeres embarazadas pueden viajar con un bebé en el regazo si lo desean.

3- Ryanair

– Permite volar hasta la semana 36 de gestación. Urge presentación de un certificado médico.

– Para los casos de embarazos múltiples sin complicaciones no se permite viajar más allá del final de la semana 32 de gestación.

4- SAS

– Sin restricciones durante los primeros ocho meses de embarazo.

– Se necesita de un informe médico para embarazadas entre las 2 y 4 semanas previas a la fecha prevista para el nacimiento del bebé y el tiempo de viaje no podrá ser superior a las 4 horas de vuelo.

– Prohibe viajar a las mujeres que estén a menos de 2 semanas del parto.

5- KLM / Air France

– Sugieren consultar al médico antes de embarcar en cualquiera de sus aeronaves.

– KLM no permite volar a embarazadas cuya etapa de gestación sobrepase las 36 semanas, o 34 en el caso de embarazo múltiple.

– Con Air France se necesita un certificado médico para las embarazadas que lleven más de 36 semanas de gestación.

6- Lufthansa

– Sin restricciones para embarazadas hasta los 8 meses de gestación (36 semanas) siempre que no haya complicaciones.

– Se necesita certificado médico, obtenido a través del servicio médico de esta aerolínea, para las madres que posean más de 37 semanas de gestación.

– No aconseja volar a madres que esperan embarazos múltiples o cuyo bebé presenta problemas cardiovasculares.

– Sugiere viajar solo si es necesario en el caso de las embarazadas y siempre consultar al médico antes de volar.

– Debido a que los riesgos de sufrir una trombosis se incrementan durante el embarazo, la compañía sugiere utilizar vendas de compresión y elevar los pies durante el vuelo.

7- British Airways

– Sin restricciones para embarazadas de menos de 36 semanas de gestación si esperan solo un bebé y de 32 semanas para embarazos múltiples.

– Requiere que las pasajeras que presenten más de 7 meses de embarazo presenten un informe médico en el que certifique que no tienen problemas en la gestación e indique la fecha probable del parto.

8- Alitalia

– Si se viaja en un estado de gestación posterior a los 7 meses, se espera más de un bebé o presenta complicaciones en el embarazo se requiere de un certificado médico. Este certificado tiene que ser un informe médico llamado Completion of a Medical Information Form (MEDIF) que se tendrá que presentar antes de viajar y que deberá estar firmado por el médico y el pasajero. Este formulario puede ser descargado desde la web de Alitalia.

– Desde el principio del noveno mes de embarazo se ha de pedir un certificado al médico que incluya la fecha prevista del parto.

– No se recomienda viajar siete días antes de dar a luz ni siete días después ni hacerlo si hay riesgo de parto prematuro o cualquier otra complicación.

– Se aconseja viajar con acompañante desde la semana 28 de gestación.

9- Aerolínea Aeromexico

– El certificado médico no será necesario en embarazos sin complicaciones ni en gestaciones hasta la semana 32.

– A partir de la semana 33 de embarazo, solo será posible viajar presentando el certificado médico durante el Check-in.

– En el caso de embarazos de alto riesgo, sin importar el mes de gestación, se tendrá que presentar el certificado médico correspondiente.

10- Aerolineas Argentinas

– Después de la semana 34 de gestación y hasta la 37, solo se requiere un certificado médico del obstetra.

– Para embarazos múltiples, a partir de la semana 28 de gestación y hasta la semana 37 inclusive, será necesario presentar un Certificado Médico.

– Si el embarazo tiene complicaciones o se considera de riesgo es obligatorio presentar el formulario médico (MEDIF Anexo A y B) con antelación no menor a 10 días y hasta 72 horas hábiles antes del vuelo.

– A partir de la semana 38 no se podrá viajar en vuelos operados por esta compañía

Por lo demás, cuando ya estés a bordo del avión, solo tienes que recordar que existen algunas medidas de prevención a seguir para evitar sobresaltos durante el viaje, como las nauseas, la hinchazón o los dolores de espalda, tales como cambiar de postura, tratar de poner un poco los pies en alto, dar unos cortos pasos por el avión cuando no sea obligatorio tener el cinturón puesto y beber agua o hacer comidas ligeras si el vuelo es de muchas horas.

¿Se puede viajar estando embarazada?

A no ser que haya algún problema médico que lo contraindique, es posible viajar estando embarazada hasta casi el final de la gestación. Eso sí, es recomendable que sigas una serie de consejos para que los viajes repercutan lo menos posible en tu estado.

¿Viajar a cualquier sitio?

Siempre que no haya ningún impedimento médico y que el embarazo transcurra con total normalidad, se puede viajar a casi cualquier sitio. Eso sí, hay algunos destinos que no son muy recomendables por las condiciones higiénicas o sanitarias que se pueden encontrar allí. Antes de lanzarte a buscar hotel, consulta los servicios sanitarios de los que dispone el lugar al que quieres ir por si pasara algo. También tienes que tener en cuenta ciertas vacunas necesarias para viajar a algunos países que pueden no ser recomendables durante el embarazo.

Tampoco se recomiendan lugares con temperaturas extremas, excursiones peligrosas o países en guerra.

¿Cuándo viajar?

El mejor momento para viajar es el segundo trimestre de embarazo. Las molestias propias de las primeras semanas (náuseas, dolores abdominales…) se habrán pasado, y la tripa aún no será tan voluminosa como para molestarte o cansarte el peso.

No obstante, si te encuentras bien, puedes viajar hasta el último momento. No obstante, a partir de la semana 37, ten en cuenta que el parto se puede desencadenar en cualquier momento, por lo que no es recomendable que viajes muy lejos.

¿Barco, tren, avión, coche o autocar?

Cada medio de transporte tiene sus pros y sus contras. Elige aquel que sea más adecuado según el lugar de destino y las horas de viaje.

Barco: Consulta con la línea marítima ya que algunas solo permiten viajar a embarazadas desde la semana 24 y hasta la 36. No obstante, cada una tiene sus reglas así que infórmate de las restricciones, así como de la cobertura médica que hay a bordo por si surgiera algún problemilla.

En cuanto a los mareos, en los barcos grandes no suele haber problema ya que no se notan los movimientos. Pero evita embarcaciones pequeñas si eres propensa a los mareos ya que es posible que embarazada lo seas aún más.

Tren: Es uno de los medios de transporte más aconsejables para embarazadas en viajes largos ya que resulta muy cómodo. Puedes levantarte, ir al aseo, comer en el vagón-restaurante…

Avión: Resulta perfecto para destinos lejanos ya que es muy rápido. No obstante, debes informarte bien de la política de la línea en la que vayas a viajar antes de comprar el billete ya que muchas exigen un certificado médico que informe de en qué semana de gestación estás, la fecha prevista de parto y si hay algún problema.

En general, casi todas dejan viajar hasta la semana 34-35, pero debes asegurarte antes.

Por lo demás, el avión es cómodo, sobre todo si le pides al auxiliar de vuelo una almohada para la zona lumbar. El cinturón debes abrochártelo a la altura de la pelvis, debajo del abdomen, y es obligatorio usarlo.

Coche: Siempre que el viaje sea menor de 6 horas y viajes por carreteras en buen estado, es muy recomendable y cómodo ya que podrás parar siempre que lo necesites, salir a la hora que te vaya mejor, etc.

Recuerda que el cinturón de seguridad es obligatorio. Colócatelo siempre debajo del abdomen y, si te molesta, hay cinturones especiales para embarazadas.

Se aconseja parar cada dos horas para estirar las piernas, ir al baño, etc.

Antes de iniciar el viaje, comprueba que el estado del coche es correcto.

Autocar: Es probablemente el medio más incómodo: la distancia entre asientos no suele ser muy grande; las paradas las marca el conductor; en muchos no hay baños… Lo bueno es que es económico.

Explore

Estar embarazada no significa que tiene que quedarse en su casa. Si tiene un viaje de negocios o se va de vacaciones, hay formas en que puede mantenerse sana y segura al viajar durante el embarazo.

Si tiene un embarazo sano, por lo general no hay riesgo de viajar. Pero hable con su profesional de la salud antes de planear algún viaje. Si tiene algún problema de salud, como enfermedad cardíaca, o si ha tenido complicaciones del embarazo, como diabetes gestacional, quizás su profesional le sugiera limitar los viajes.

Aunque su embarazo sea sano, avise a su profesional de la salud acerca de sus planes de viaje. Quizás deba cambiar sus visitas de cuidado prenatal para no perdérselas cuando esté de viaje.

¿Cuál es el mejor momento para viajar durante el embarazo?

El mejor momento para viajar depende de cómo se sienta usted. A muchas embarazadas les gusta viajar durante el segundo trimestre. En ese momento, quizás no tenga demasiadas náuseas del embarazo ni esté tan cansada como lo estaba al comienzo del embarazo. Y si bien su abdomen está creciendo, todavía le resulta cómodo moverse. Al acercarse a la fecha prevista de parto, quizás le resulte muy incómodo caminar, sentarse y incluso dormir.

Durante el segundo trimestre, también es menos probable que tenga una emergencia del embarazo, como aborto espontáneo o nacimiento prematuro. El aborto espontáneo sucede cuando el bebé muere en el útero antes de las 20 semanas de embarazo. El parto prematuro es el que comienza demasiado temprano; es decir, antes de las 37 semanas de embarazo.

¿Cómo puede prepararse para el viaje?

Planee con anticipación y siga estas sugerencias para no correr riesgos cuando viaje durante el embarazo:

  • Pregunte a su aerolínea si tiene una fecha límite para dejar viajar a las embarazadas. Puede viajar en la mayoría de las aerolíneas hasta la semana 36 de embarazo. Pero si está viajando fuera del país, la fecha límite puede ser antes.
  • Consulte qué atención médica cubre su seguro de salud. El seguro de salud le ayuda a pagar la atención médica. La mayoría de los planes de seguro cubren atención médica de emergencia no importa dónde esté. Pero debe averiguar qué significa una “emergencia” para su plan de salud para saber exactamente lo que pagará.
  • Considere comprar seguro de viaje. Es un seguro que se compra además de su seguro de salud normal. Cubre su atención médica cuando esté de viaje en otro país. También puede comprar seguro de viaje que le reembolsa algunos de los costos si debe cancelar el viaje.
  • Averigüe qué tipo de atención médica hay en el destino de su viaje. Su profesional de la salud podrá recomendarle a otro médico en el área adonde viaja.
  • Lleve consigo una copia de su historial médico, el teléfono de su profesional de la salud, sus vitaminas prenatales y los medicamentos que necesite. Lleve esas cosas en su cartera, equipaje de mano o bolso que planee tener con usted en todo momento. De esa forma, los tendrá siempre a su alcance.
  • Visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para consultar información sobre vacunaciones, cómo manejar problemas de salud durante el viaje y otras formas de mantenerse sana en el viaje.
  • Si puede, viaje con alguien. No viaje sola si no es preciso que lo haga.

¿Es seguro viajar a áreas donde el virus del Zika se está propagando durante el embarazo?

El virus del Zika puede causar enfermedad que dura de varios días a una semana. Por lo general se transmite a las personas por las picaduras de mosquitos. Pero si usted se infecta con el virus del Zika durante el embarazo, se lo puede transmitir a su bebé. Esta infección durante el embarazo podría causar problemas graves para su bebé.

Si usted está embarazada o tratando de quedar embarazada, no viaje a áreas afectadas por Zika a menos que sea absolutamente necesario. Si usted visita un lugar en donde el zika se está propagando, protéjase de las picaduras de los mosquitos. Revise cdc.gov/zika con frecuencia para información actualizada.

¿Cuándo debe buscar atención médica?

Si tiene alguna de las siguientes señales y síntomas durante el viaje, pida atención médica de inmediato:

  • Dolor abdominal o cólicos
  • Contracciones (cuando los músculos del útero se endurecen y luego se relajan)
  • Dolores de cabeza fuertes
  • Hinchazón de pierna o dolor
  • Sangrado vaginal (cuando sale sangre de la vagina) o si pierde tejido con sangre o coágulos
  • Problemas de la vista
  • Se le rompe la bolsa o fuente. Esto puede suceder en un chorro grande o un hilito constante de líquido.

¿Cómo puede mantenerse segura cuando viaja en avión?

Si tiene un embarazo sano, por lo general no hay riesgo de viajar en avión. Siga estas sugerencias cuando viaje por avión:

  • Si ha tenido náuseas durante el embarazo, pregunte a su profesional de la salud si puede tomar medicamentos para aliviar las náuseas.
  • Reserve un asiento en el pasillo para que no tenga que pasar por encima de los otros pasajeros cuando necesite ir al baño o caminar. Trate de sentarse en la parte de adelante del avión porque se sienten menos los movimientos de la aeronave.
  • Beba agua en abundancia. No tome bebidas gasificadas, como refrescos. Y no coma alimentos como frijoles que puedan causarle gas. El gas en el abdomen puede expandirse con la altitud y hacerla sentir incómoda.
  • Abróchese el cinturón de seguridad cuando esté en su asiento. Eso puede ayudar a prevenir lesiones en caso de turbulencia. La turbulencia sucede cuando el aire alrededor del avión hace que éste se mueva mucho.
  • Use ropa suelta y cómoda. Flexione los pies durante el vuelo y camine cuando sea seguro levantarse de su asiento. Hacer esas cosas puede ayudar con la circulación de la sangre y a reducir el riesgo de tromboflebitis venosa profunda (TVP), que es un coágulo de sangre adentro de una vena. Sentarse durante períodos largos en todo tipo de viaje aumenta sus probabilidades de tener TVP. Pregunte a su profesional de la salud si debe usar medias elásticas de compresión durante el vuelo. Estas pueden ayudar a prevenir la TVP. Pero si tiene diabetes o problemas de circulación de sangre, probablemente no deba usarlas.
  • Avise al asistente de vuelo si se siente mal o está muy incómoda durante el vuelo. Comuníquese con su profesional de la salud lo antes posible.

¿Cómo puede mantenerse segura cuando viaja en auto?

Si está embarazada y planea viajar en automóvil, siga estos consejos:

  • Use el cinturón de seguridad.
  • Trate de no manejar más de 5 ó 6 horas por día. Si puede, divida el viaje en varios días con horas reducidas de manejo cada día.
  • En los viajes largos, beba agua, use ropa suelta y tome descansos para salir del auto, caminar y estirarse. Pregunte a su profesional de la salud si debe usar medias elásticas de compresión. Esas cosas pueden reducir su riesgo de TVP. No apague las bolsas de aire de su vehículo. Las bolsas de aire pueden mantenerla a usted y a su bebé seguros en caso de accidente.
  • Incline la posición del asiento y muévalo lo más lejos posible del tablero o volante. Pero si está manejando, asegúrese de que puede llegar a los pedales.
  • Si tiene un accidente, pida atención médica inmediatamente.

¿Cómo puede mantenerse segura cuando viaja en barco?

Si está embarazada y planea viajar en barco, como unas vacaciones en crucero, siga estas sugerencias:

  • Llame a su línea de crucero para confirmar que habrá un profesional médico a bordo del barco en todo momento. Pregunte qué tipo de atención médica hay en cada puerto de escala. Pregunte si su barco pasó la inspección de salud de CDC.
  • Pregunte a su profesional si puede tomar medicamentos para ayudar a prevenir o tratar los mareos.
  • Lávese las manos con frecuencia y lave las frutas y verduras que coma durante el crucero para evitar contagiarse infecciones.

¿Cómo puede mantenerse segura cuando viaja fuera del país?

Si su embarazo es sano, es posible que no sea riesgoso viajar fuera del país. Pero consulte con su profesional antes de hacer planes. Si tiene ciertas complicaciones del embarazo, como incompetencia del cuello uterino (cuando el cuello uterino se abre demasiado temprano) o si está embarazada de mellizos, trillizos o más, es posible que su profesional le recomiende no viajar fuera del país.

Si está pensando en viajar fuera del país, siga estas sugerencias:

  • Hable con su profesional de la salud sobre sus planes de viaje. Pregúntele sobre las complicaciones del embarazo y si es seguro viajar al país que planea visitar. Pregúntele sobre las vacunas que necesitará antes del viaje y si debe llevar medicamentos consigo.
  • Averigüe qué cubre su seguro de salud cuando viaja fuera del país. Considere comprar seguro de viaje.
  • Antes de salir de viaje, busque un centro de salud o profesional médico en el país que planea visitar. Busque un centro en el que los profesionales médicos puedan atender complicaciones del embarazo, realizar cesáreas de emergencia y cuidar a bebés prematuros. La Asociación Internacional de Asistencia Médica para Viajeros puede ayudarle a encontrar este tipo de información.
  • Asegúrese de que el país adonde planea viajar analice regularmente los bancos de sangre para detectar VIH, hepatitis B y hepatitis C. Esto es muy importante si necesita una transfusión de sangre o si su bebé corre riesgo de tener enfermedad Rh. Visite el sitio web del Departamento de Estado de EE.UU. para buscar información sobre la seguridad de los bancos de sangre por país.
  • Lleve consigo una copia de su historial médico. Sepa qué grupo sanguíneo tiene.
  • Inscríbase con la embajada o consulado americano una vez que llegue. El personal puede ayudarle si necesita salir del país durante una emergencia.
  • Si no habla el idioma local, lleve consigo un diccionario.

Revisado el 15 de abril de 2016

En verano hacemos más planes, nos vamos de vacaciones, a ver a la familia, a la playa… en definitiva, aumentamos nuestra frecuencia de viajes en carretera. Los niños y las embarazadas son dos de los colectivos más vulnerables a la hora de viajar en coche.

Si estás embarazada y vas a hacer un viaje largo, te damos algunos consejos para hacerlo más llevadero, así como el trimestre ideal para viajar. Los viajes en carretera en este estado suelen ser pesados, por es importante extremar las medidas de seguridad para disfrutar plenamente de las vacaciones.

Cinturón de seguridad, siempre

Tanto la DGT como la Asociación Española de Matronas insisten en la importancia del uso del cinturón de seguridad en las mujeres embarazadas, una práctica de la que estaban exentas hasta el año 2006, fecha en la que se modificó la Ley de Tráfico.

Aunque hoy en día nadie se cuestiona el uso del cinturón de seguridad, un porcentaje de las mujeres embarazadas lo llevan mal puesto, con los riesgos que esto puede ocasionar tanto para su integridad física como para la del bebé.

Infografía de la DGT sobre el MAL USO del cinturón de seguridad en embarazadas

La banda pélvica debe estar colocada en la parte más baja de la cadera, para evitar la presión en la tripa, y la banda pectoral debe ir en el pecho. Si el cinturón nos resultara incómodo, o la banda pélvica se subiera a la zona abdominal, Fundación Mapfre aconseja utilizar el cinturón de seguridad para embarazadas desarrollado por BeSafe, cuya función es impedir que la banda inferior se suba sin restar eficacia al cinturón.

¿Cualquier momento es bueno para viajar?

En general, viajar durante el embarazo no está contraindicado a no ser que haya ciertos problemas médicos que lo desaconsejen. Por eso, antes de iniciar un viaje largo en carretera lo más recomedable es que lo consultes con tu ginecólogo.

Durante el primer trimestre existe un mayor riesgo de sufrir un aborto espontáneo, por lo que debemos extremar la precaución cuando viajemos en este periodo. La cantidad de líquido amniótico durante las primeras semanas es escasa, y un accidente podría provocar graves daños.

Los expertos aconsejan viajar entre las semanas 14 y 28, y dejar de hacerlo durante el tercer trimestre, cuando las incomodidades de un estado avanzado son más que notables. Además, una colisión o frenazo brusco durante los últimos meses de gestación, podría adelantar el parto o causar traumatismos en el feto.

Consejos a la hora de ponerte en carretera

Una vez elegido el mejor momento para viajar, y teniendo claro que lo primero que debemos hacer al montarnos en el coche es abrocharnos el cinturón de seguridad, conviene seguir estos consejos para hacer el viaje más llevadero:

  • Planifica tu viaje para hacer paradas frecuentes en áreas de descanso

Durante el embarazo, el riesgo de trombosis venosa aumenta y esto se evita moviendo las piernas y pies con cierta frecuencia. Haz paradas regulares cada dos horas, estira las piernas, realiza movimientos circulares con los tobillos y aprovecha para pasear.

Te vendrá muy bien estirar la espalda y aliviar las posibles molestias lumbares que el viaje pueda causar, así como vaciar la vejiga con frecuencia.

  • Bebe y come con frecuencia

Las embarazadas tienen un mayor riesgo de bajadas de tensión, hipoglucemia y deshidratación, por lo que se recomienda comer y beber de forma más o menos continuada. Ten siempre a mano una botella de agua, fruta o cualquier snack saludable que te ayude a mantener unos correctos niveles de azúcar e hidratación.

  • Evita frenazos bruscos e irregularidades en el asfalto

Cuando viajes en coche planifica tu ruta en función de la comodidad de las carreteras. Evita carreteras con muchas curvas, irregularidades en el asfalto u obstáculos que impidan una conducción suave. A veces, elegir una ruta más larga puede garantizarte un viaje más agradable y cómodo para tu estado.

  • Ponte cómoda

Cuando viajes en coche utiliza siempre calzado cómodo y ropa holgada, que no te presione ni comprima ninguna parte del cuerpo. Comprueba que los elásticos no se te clavan ni resultan incómodos y elige ropa transpirable y de tejidos naturales.

También puedes ponerte un cojín en la espalda que te ayude a aliviar el dolor lumbar ocasionado por la postura.

  • No desconectes el airbag cuando viajes de copiloto

  • Regula el asiento y aumenta la distancia al volante o al salpicadero

  • Es recomendable que viajes siempre acompañada, sobre todo si el trayecto es largo. Esto te va a permitir turnarte al volante con tu acompañante y poder descansar

  • Si vas a conducir, los oculistas nos recuerda que durante el embarazo aumentan las dioptrías por lo que tu capacidad de visión podría verse ligeramente alterada. Tenlo en cuenta a la hora de ponerte al volante.

Aprovechemos estas vacaciones para descansar y disfrutar, pero si estás embarazada recuerda extremar las medidas de seguridad en carretera, por tí y por tu bebé. ¡Feliz viaje!

Más información | DGT, Federación de Asociaciones de Matronas de España, Fundación Mapfre

En Bebés y Más | Nace la Alianza Española para la Seguridad Vial Infantil, un foro de expertos que vela por la seguridad de los niños en carretera , Errores que hacen peligrar a los niños que viajan en coche, Viajar segura durante el embarazo, Viajando en coche durante el embarazo: haz paradas frecuentes, Los oculistas advierten sobre la acentuación de la miopía causada por el embarazo, ¿Pies hinchados en el embarazo? Seis sencillos ejercicios para prevenirlos, ¡No te prives de beber agua! Recomendaciones sobre hidratación en el embarazo, Confirmado: los pies pueden cambiar de tamaño en el embarazo

Consejos para viajar en coche estando embarazada

24 octubre, 2017

Cuando una mujer se queda embarazada algunas de sus rutinas pueden llegar a plantearle ciertas dudas como: ¿Es seguro viajar en coche durante el embarazo? ¿Puedo conducir? ¿Cómo debo ponerme el cinturón de seguridad?

Desde Carglass® hemos intentado recopilar el máximo de información, para que sepas todo lo que necesitas para viajar segura durante tu embarazo. Ahora bien, antes de ponerte al volante o emprender un trayecto -aunque sea como copiloto- es conveniente que consultes con tu médico y sigas sus recomendaciones.

1.- Cinturón:

Hasta el 2006 las mujeres embarazadas estaban exentas de usar el cinturón de seguridad, pero ahora es obligatorio y, de hecho, especialmente necesario en este caso ya que no llevarlo puede conllevar un gran riesgo tanto para la integridad física de la madre como del bebé. También es esencial ponerlo de la forma correcta para que no sea peligroso para ninguno de los dos. Pregunta a tu ginecólogo o comadrona la forma correcta de colocarlo para que tu bebé y tú viajéis de forma totalmente segura.

En el mercado existen dispositivos y cinturones especiales para embarazadas que garantizan la posición adecuada del mismo, ya que en caso de accidente una mala colocación puede poner en riesgo al feto o provocar un parto prematuro.

2.- Cuándo es mejor viajar:

Otra pregunta recurrente a la hora de viajar en coche estando embarazada es si hay meses en los que no es aconsejable realizarlos. El mejor momento para hacer largos trayectos es entre el cuarto y el sexto mes de gestación. Ahora bien si el ginecólogo no se opone y no es un embarazo de riesgo se puede viajar durante todo el período. Respecto a las futuras mamis conductoras no es muy aconsejable coger el coche para desplazamientos largos durante el último trimestre ya que puede ser realmente incómodo y cansado a causa del volumen de la tripa.

Por otro lado, si se va a hacer un viaje largo en coche, por ejemplo durante las vacaciones, recomendamos planificarlo todo bien para evitar contratiempos y prisas que lleguen a ser estresantes para la madre.

Es conveniente escoger una ruta que tenga áreas de servicio para poder estirar las piernas, pasear, hacer movimientos circulares con los tobillos e ir al baño. También recomendamos el uso de ropa cómoda, de tejidos naturales, piezas que no aprieten y calzado holgado. Lleva agua y comida para evitar la deshidratación y las bajadas de tensión. Para aumentar la comodidad se puede viajar en los asientos traseros en los que es más fácil estirar las piernas y cambiar de postura cuando se necesite. También se puede usar un cojín lumbar para aliviar el dolor de esa zona al estar sentada durante tanto rato. En caso de que te toque conducir, lo conveniente sería viajar con otra persona para hacer turnos en la conducción, y dosificar así el cansancio y repartir los descansos.

Recuerda que durante el embarazo hay riesgo de que la capacidad de visión se vea un poco alterada, por eso, antes de ponerte al volante convendría que visitases a tu oculista de confianza.

3.- Documentación:

Por último, lleva toda la documentación referente a tu embarazo. Antes de emprender cualquier viaje pídele al médico o matrona que te facilite un documento en el que conste el historial del embarazo, y no olvides llevar también tu seguro médico y de viaje, en caso de que dispongas.

Y tú, ¿tienes algún otro consejo para otras futuras mamás?

Surge un viaje de vacaciones, una escapada o un viaje de trabajo, y te pilla de sorpresa en pleno embarazo. Qué hacer, ¿desistir del viaje? ¿Consultar al médico? ¿Lanzarse a la aventura? Todo dependerá de cuántos meses estás embarazada, si el viaje es corto o largo, y si viajarás en coche, en avión o en otro tipo de transporte. Todo lo que debes saber sobre los viajes durante el embarazo.

Cosas a considerar si viajas durante el embarazo

Normalmente, según los médicos, el mejor periodo para viajar durante el embarazo es entre las semanas 18 y 24, es decir, a partir del cuarto y antes del séptimo mes de gestación. En los primeros meses, cuando el feto está en fase de formación, ellos advierten que, dependiendo del tipo de desplazamiento que haga su madre, puede sufrir el riesgo de infecciones y contagios. En los últimos meses del embarazo aumenta el riesgo de parto prematuro.

El destino también debe ser considerado a la hora de decidir si debe hacer o no el viaje. No es aconsejable que la futura mamá viaje a lugares con malas condiciones higiénicas, o donde exista la presencia de enfermedades contagiosas que la obliguen a vacunarse antes. El estado de salud de la mujer embarazada es muy importante. No es recomendable que haga desplazamientos prolongados si su embarazo es múltiple, si sufre de diabetes, anemia o de hipertensión, si ya ha sufrido algún aborto o haya tenido algún parto prematuro anteriormente. La forma en que viaja la embarazada, sea en coche o en avión también es determinante.

En el avión, la mujer debe sentarse en los lugares que sufran menos movimiento como es la parte delantera o las que se sitúan sobre las alas, y preferiblemente en asientos de pasillo. También es necesario que coloquen el cinturón de seguridad por debajo de la tripa y durante el vuelo debe hacer breves paseos para evitar la hinchazón. Existen compañías aéreas que se niegan a llevar a embarazada con más de 36 semanas de gestación en vuelos cortos, y de 32 semanas en los largos (más de 6 horas).

Además, algunas exigen un certificado médico o una declaración de exención de responsabilidades a las mujeres embarazadas. Si vas en coche, conduciendo o no, busca que el viaje sea lo más cómodo posible, sin presiones sobre tu barriga. También es necesario parar el coche y moverse un poquito a cada dos horas, y alimentarse con una comida muy ligera, para evitar las nauseas y mareos. Por lo demás, reducir la velocidad. Los frenazos, así como los giros bruscos, pueden desestabilizar tu estado de salud y el de tu bebé.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *