0

Vibradores para mujer

Tabla de contenidos

Cómo usar un vibrador arruinó mi vida sexual

Derechos de autor de la imagen Eve Lloyd Knight

Leanne* tenía 21 años cuando compró su primer vibrador. Un aparato liso y está hecho de silicona que se siente suave al tacto.

«Es de color piedra, con un botón dorado», dice. «No se parece a un pene, es muy elegante».

  • «El orgasmo es responsabilidad de la propia mujer»: 3 iniciativas que están empoderando la sexualidad y el placer femeninos

Leanne creció en un pueblo en las afueras de Birmingham, en el norte de Inglaterra, y estaba sola desde hacía dos años cuando tomó el tren rumbo al centro de la ciudad un sábado por la tarde.

«Recuerdo que me sentía como si estuviese yendo a hacer un trámite, como por ejemplo llevar mi carro al taller», recuerda entre risas.

A sus 21 años, nunca había tenido un orgasmo.

«Estaba decidida. Me iba a comprar el vibrador de mis sueños y resolver el asunto».

Desilusión

Leanne perdió la virginidad a los 17 años y, para sus 21, ya se había acostado con un puñado de hombres. Con todos ellos había mantenido relaciones poco duraderas.

Disfrutaba del sexo, «pero era un tipo de placer diferente», explica.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Para Leanne el placer del sexo no estaba vinculado al orgasmo.

«Disfrutaba la emoción de conocer a alguien, de seducirlo o dejarme seducir. Eso me excitaba, pero nunca tuve un orgasmo», cuenta Leanne.

«Eso hacía que el juego preliminar me resultara incómodo e inútil», reflexiona.

«Sentía mucha presión de tener que sentir algo que no sentía», confiesa.

Y con el paso de los años, Leanne empezó a preocuparse por su falta de orgasmos.

  • Qué es el orgasmómetro y qué nos puede enseñar sobre sexo y el placer femenino

«Me desilusionaba cada vez que tenía relaciones sexuales, pero desilusionada conmigo más que con la otra persona», recuerda Leanne.

«Pensaba que el hecho de no acabar era vergonzoso y no quería contárselo a nadie, porque mis amigas hablaban del orgasmo como algo que les ocurría cada vez».

Hasta que finalmente se lo contó a su mejor amiga.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Fue la mejor amiga de Leanne la que le recomedó que se masturbara.

«Resulta que hasta ese momento nunca me había masturbado. Y mi amiga fue genial. Me dijo: ‘Claro que nunca tuviste un orgasmo porque nunca te masturbaste. Tienes que enseñarte a ti misma qué cosas te dan placer. Se trata de reconocer esa sensación y aferrarte a ella'», explica.

«Si no sabes cuál es esa sensación», continuó su amiga, «eso va a ser un problema».

Finalmente, un orgasmo

Ese sábado en la casa, Leanne sacó de la caja su nuevo vibrador y comenzó a explorar.

«Me tomó cerca de una hora hasta que finalmente sentí esa cosa arrolladora … Era algo que mi cuerpo hacía por sí solo, sin que yo pensase en ello o pudiera controlarlo».

Derechos de autor de la imagen Eve Lloyd Knight

«Las intensas contracciones fueron seguidas por una ola de placer, luego una sensación de profunda calma», decribe.

«Yo estaba: ‘¡Oh! ¡He tenido un orgasmo!’ Fue una experiencia maravillosa», asegura.

Cura para la ansiedad

Los vibradores están en boga desde la era victoriana, cuando se inventaron para tratar la histeria femenina.

  • ¿Realmente usaban los médicos vibradores para tratar la histeria en las mujeres?

En ese momento, se pensaba que la histeria (esencialmente, ansiedad combinada con una serie de otros síntomas incongruentes) se podía curar con orgasmos.

Ésta es una teoría con la que Leanne puede identificarse.

«Definitivamente, me siento menos ansiosa desde que tengo orgasmos regulares», dice.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption En la era victoriana se utilizaban vibradores para tratar la histeria en las mujeres.

Fue sin embargo el lanzamiento de Rabbit, a finales de los años 80, lo que ayudó a que los vibradores dejaran de ser un producto marginal.

«Por mucho tiempo la mayoría de los juguetes sexuales eran carnosos, venosos, rosas y obscenos», explica Stuart Nugent, manager de la marca sueca de juguetes sexuales de diseño LELO.

«Eso hacía que mucha gente no quisiera comprarlos», dice.

  • «Los orgasmos son mejores a los 80 años»: así viven las mujeres su sexualidad pasados los 60

Con su estimulador de clítoris en forma de animal, Rabbit (conejo, en inglés) parecía ser un juguete un poco más amigable que los anteriores.

Y a medida que los juguetes sexuales se tornaron más populares, las cosas empezaron a cambiar.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Los actuales juguetes sexuales son muy diferentes de los originales.

«En los años 90, los diseñadores comenzaron a crear productos más lujosos, centrados en el diseño», dice Nugent.

Y al crecer el interés por los objetos de mejor diseño hizo que aparecieran vibradores de muchos estilos y precios.

Paso positivo

Leanne cuenta que guardaba su vibrador al lado de su cama y lo usaba «todos los días».

«Sentí que era un paso muy positivo en cuanto a mi sexualidad», dice.

Y siete años más tarde, Leanne continúa usando el mismo vibrador, un par de veces por semana.

Pero ahora se está empezando a preguntar si su relación con este objeto está interfiriendo con su capacidad de experimentar orgasmos por otros medios.

«Con los años me di cuenta de que no puedo tener un orgasmo a menos que use exactamente ese vibrador, recostada en la misma posición que la primera vez. Es como si nunca le hubiese sido infiel a mi vibrador», dice.

Derechos de autor de la imagen Eve Lloyd Knight

Ahora, a sus 28 años, Leanne vive con su pareja desde hace 5 años. Son felices y tienen una vida sexual plena.

«Él no tienen ningún problema con el vibrador, lo incluimos como parte de los juegos preliminares», dice de su compañero.

«Al principio pensé que se podía sentir humillado, pero todo está bien, aparte del hecho de que me gustaría tener un orgasmo de otra manera», agrega.

A pesar de haber experimentado mucho, «siempre tengo que regresar a lo mismo si quiero acabar», explica Leanne.

«Es como si hubiese alcanzado este hito pero no pudiera seguir avanzando. Me preocupa pensar que estoy ‘enganchada» a ese vibrador», dice.

«Nada de qué preocuparse»

Sobre este punto, los expertos dicen que físicamente no es posible. Pero Leanne no es la única en estar preocupada por el poder rápido y clínico del vibrador.

De hecho, en 2016, una condición llamada «Síndrome de la vagina muerta» (la sensación de insensibilidad después de usar frecuentemente un vibrador) se volvió viral, pese a que no tiene fundamento científico.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Según Lela Frodsham, del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos de Reino Unido, muchas personas solo experimentan orgasmos de una manera.

En opinión de Lela Frodsham, portavoz del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos de Reino Unido, «si solo puedes tener un orgasmo en una posición, usando un juguete sexual o con tu mano, y estás feliz, no hay nada de qué preocuparse».

«Veo muchas muchos pacientes -hombres y mujeres- que me dicen que quieren experimentar orgasmos de otra manera y no pueden», agrega.

En teoría, sin embargo, las mujeres pueden llegar al orgasmo con distintos métodos.

Para muchas -cerca del 37%, según un estudio estadounidense- la estimulación del clítoris es necesaria para llegar al orgasmo. Otras pueden alcanzarlo con la penetración, mientras que algunas afortunadas solo necesitan la estimulación de sus pezones.

«Los vibradores funcionan a través de la frecuencia y la amplitud», explica Frodsham. «Estimulan intensa y rápidamente el clítoris y las áreas circundantes, lo que hace que la excitación se produzca mucho más rápido que por otros métodos».

«Pero no hay evidencia clínica de que usar uno lleve a la pérdida de sensibilidad o a ningún tipo de adicción física», asegura la experta.

Descanso y cambios

Frodsham, sin embargo, reconoce que es normal acostumbrarse a una sensación.

«Lo veo sobretodo en hombres con adicción a la pornografía», dice.

  • «Tengo 28 años y nunca he tenido un orgasmo»: qué es la anorgasmia, uno de los trastornos sexuales más raros en hombres

«Se masturban con su mano, a veces por horas cada día, lo cual hace que luego les sea difícil llegar al clímax cuando tienen sexo con una pareja, porque la sensación es muy diferente a la que están habituados», explica.

Derechos de autor de la imagen iStock Image caption El acostumbrarse a una única sensación puede causar problemas.

«Para una mujer que usa siempre el mismo vibrador es algo similar, su cuerpo se acostumbra a una sensación, por eso las nuevas demoran más tiempo en funcionar, si es que lo logran», agrega Frodsham.

Y, en estos casos, su consejo es pasar seis semanas dejando que el cuerpo se acostumbre a diferentes sensaciones.

«Baja la velocidad del vibrador o cambia a un modelo que tenga otras formas de estimulación», recomienda.

Aunque eso puede tomar tiempo. De hecho, la primera vez que tratas un nuevo tipo de estimulación puede parecer lenta en un principio, pero vale la pena si quiere decir que, en el largo plazo, podrás experimentar orgasmos.

El poder de la imaginación

Para Safía*, de 27 años, un descanso en el uso de su vibrador pareció ser la única solución después de que se dio cuenta de que tenía problemas para acabar sin él.

«Traté de llegar al orgasmo solo con mis manos pero no podía», dice.

«No podía pensar en escenarios que me excitaran y me aburría. En ese momento estaba sola, pero eso me asustó. Tenía realmente miedo de que usar mi vibrador todos los días me estuviera arruinando la capacidad de tener orgasmos con una pareja o sola», confiesa.

Derechos de autor de la imagen iStock Image caption El uso de la imaginación es parte de la solución.

Finalmente, decidió tomarse una pausa de un mes.

«Al principio fue difícil. Venía usándolo todos los días para ayudarme a dormir, porque después quedaba muy relajada».

Aunque le tomó una semana o dos, Safia pronto se acostumbró a masturbarse otra vez con la mano.

«Me di cuenta de que no había estado recurriendo a mi imaginación y que la masturbación se había vuelto algo puramente físico, y por eso no podía llegar al orgasmo como antes».

Control

Para Frodsham el hábito y la biología son solo parte de la historia cuando se trata de sexo.

«Creo que la pregunta de por qué alguien solo alcanza el orgasmo usando un método en particular es importante. Y, con frecuencia, tiene que ver con el control», explica la experta.

«El control es una parte importante del sexo y el orgasmo. Una persona que se siente ansiosa por lo que le pasa a su cuerpo, como se ve frente a su pareja, no puede entregarse al sexo de forma relajada», explica.

«Ahora se espera que estemos en control de nuestras vidas», añade. «Eso no desaparece en la habitación. Y puede interferir en la búsqueda de una experiencia sexual plena».

Derechos de autor de la imagen iStock Image caption Hay muchas cosas que se pueden hacer para tratar de tener una vida sexual plena.

En este sentido, los vibradores pueden ser buenos. Básicamente, una vibración te excitará antes de que tu mente pueda entrometerse y estresarte.

Pero «obviamente, si te resulta difícil llegar al orgasmo sin uno y quieres, la cuestión es buscar maneras de sentirte cómodo perdiendo el control y dejando que tu cuerpo haga lo que necesita», añade Frodsham.

Mediante un tipo de terapia psicodinámica, ella le ayuda a la gente a encontrar una posición que ayude a alcanzar el orgasmo.

También sugiere leer fantasías eróticas y probar varias técnicas de masturbación.

Leanne está considerando la búsqueda de ayuda profesional, pero tanto ella como Safia siguen siendo fans de los vibradores.

«Usar uno ha definitivamente mejorado mi vida sexual», dice Safia.

«Pero ahora que lo uso de tanto en tanto -y esto puede que esté relacionado con el hecho de que tengo una nueva novia-, siento que me conozco mejor a mí misma».

«Estoy experimentando más y dejando vagar a mi mente. Pero aún no tengo planes de deshacerme de mi vibrador», dice riendo.

*Ambos nombres han sido cambiados.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Cómo usar un vibrador?

Usar un vibrador ya es algo habitual entre muchas mujeres solas o con pareja que desean una mayor estimulación sexual. La información con respecto a los juguetes sexuales está disponible en la red, pero los miedos surgen igualmente.

Algunas personas quieren experimentar con estos productos, aunque aún no se atreven. No están seguras de sus beneficios,no conocen su funcionamiento o sienten pudor. En el sexo, es bueno atreverse a probar cosas nuevas y es muy sencillo controlar los riesgos.

Los mejores tips para usar un vibrador

1. Usar un vibrador es personal

Este juguete sexual es un objeto personal que no debe ser compartido con otras personas. Si bien es un elemento que puede participar en las relaciones sexuales de pareja, es para los genitales de uno. A través del mismo se pueden contagiar ciertas enfermedades de transmisión sexual, al igual que en un coito.

2. Mejor con lubricantes

Una manera de facilitar el deslizamiento del aparato es utilizar lubricantes específicos para la salud sexual. No deben cometer el error de usar aceites para masajes u otros semejantes. Estos afectan la flora vaginal y pueden producirse infecciones molestas que requieren tratamientos médicos.

3. Cuidado con el agua

Siempre es mejor usar un vibrador fuera del agua para evitar dolor o posibles lesiones. Existen algunos de estos productos que son aptos para la ducha o pileta, pero son específicos. Tiene que estar aclarado en su envoltorio, por lo que siempre se deben leer las recomendaciones.

Lee este artículo: Mitos y verdades de los juguetes sexuales

4. No se limiten en el uso

El cuerpo tiene muchas zonas erógenas con puntos nerviosos que responden con placer frente a la estimulación. Con cuidado, se puede ir experimentando en diferentes partes, variando la intensidad de las vibraciones. Usar un vibrador tiene la ventaja de que cada persona tenga el control de la situación.

Si notan que la aplicación provoca insensibilidad en la zona, deben cambiar de lugar. Al rato todo los músculos se relajan y normalizan su actividad. No hay que preocuparse, pero tampoco exigir.

5. Cuidar la piel

Si en el área de la piel donde se quiere usar un vibrador se encuentran con alguna irritación o enrojecimiento, no hay que rozarla con nada. Es mejor dejar el juguete para otra ocasión o probar con otras zonas del cuerpo.

6. Controlar la ansiedad

Se suele recomendar usar un vibrador en mujeres que tienen algún tipo de disfunción para lograr el orgasmo. Es fundamental ir de a poco, comenzar con pequeños roces y poner a prueba la sensibilidad. En normal que necesiten dedicar algo más de tiempo a la práctica, pero no deben convertirlo en esencial.

Lee este artículo: ¿La disfunción sexual es común?

Errores al usar un vibrador que hay que evitar

1. Uso anal

No se recomienda usar el mismo juguete sexual para el ano y la vagina. Estos órganos tienen una anatomía diferente y necesitan consoladores adecuados a cada uno.

Usar un vibrador que no sea específico para esta zona es una práctica riesgosa, sobre todo al momento de retirarlo. Por ello, se recomienda elegir bien el tipo de vibrador para cada zona.

2. Usar un vibrador sobre la piel húmeda

Algunas chicas eligen entregarse al placer de la masturbación con sus juguetes luego de tomar un refrescante baño. No obstante,la piel húmeda puede provocar que el vibrador no se mueva con libertad. Es probable que sientan pequeños pellizcos sobre la zona en la que lo aplican.

3. Vibradores de doble función mal utilizados

Quienes tienen vibradores para uso vaginal y anal suelen cometer un error: usarlo en el ano primero y luego en la vagina. Esto viene a ser una práctica en absoluto recomendable, dado el riesgo de contraer enfermedades que implica.

Las bacterias se trasladan del ano a la vagina y, al ingresar por este medio en los genitales femeninos, se convierten en infecciones incómodas.Diversas enfermedades vaginales inician con el mal uso de los vibradoresde este tipo.

Te puede interesar: Síntomas de una ETS que necesitan revisión

Conclusión

Usar un vibrador en la intimidad sexual tiene sus ventajas y también sus riesgos. Por el solo hecho de estar satisfaciendo los deseos con un juguete no hay que olvidar de los cuidados.

Si bien pueden compartir sus sensaciones con las amigas, es mejor que solo sean las anécdotas y no el juguete. No olvidemos que un vibrador es de uso personal y no resulta higiénico ni saludable compartirlo. En tal caso, hay que aconsejarles dónde buscar el propio para que también disfruten.

Consolador de Silicona de Punto G Satisfy Me Lovehoney

  • Juguetes Sexuales
        • Vibradores
        • Vibradores Conejito
        • Kits de Juguetes Sexuales
        • Juguetes Sexuales para Hombres
        • Masturbadores Fleshlight
        • Extensiones y Agrandadores de Pene
        • Consoladores y Dildos
        • Juguetes Sexuales para Parejas
        • Anillos para el Pene
        • Plugs Anales
        • Juguetes Anales
        • Huevos Vibradores y Bolas Chinas
        • Consoladores con Arnes
        • Novedades Juguetes Sexuales
        • Juguetes Sexuales Más Vendidos
        • Guías y Consejos Juguetes Sexuales
  • Lenceria Sexy
        • Sets de Lenceria
        • Tallas Grandes Sexys
        • Bragas Sexys
        • Sujetadores y Conjuntos de Sujetadores Sexys
        • Medias y Panties Sexys
        • Disfraces Sexys
        • Ropa Sexy
        • Ropa Interior Masculina
        • Ropa Fetichista
        • Novedades Lencería
        • Lencería Más Vendida
        • Guías y Consejos Lencería Sexy
  • Mejor Sexo
        • Lubricantes
        • Condones
        • Mejor Sexo para Parejas
        • Juegos Eroticos Divertidos
        • Mejor Sexo para Ella
        • Mejor Sexo para El
        • Mejor Sexo Anal
        • Aseo Personal
        • Indispensables para Juguetes Eroticos
        • Novedades Mejor Sexo
        • Mejor Sexo Más Vendido
        • Guías y Consejos Mejor Sexo
  • Bondage
        • Kits de Bondage
        • Bondage para Principiantes
        • Esposas y Ataduras
        • Palas y Plumeros
        • Antifaces, Mascaras y Mordazas
        • Juguetes para Pezones y Clitoris
        • Juguetes para Pene y Testiculos
        • Fetichismo Medico y Electrico
        • Dispositivos de Castidad
        • Columpios y Maquinas Eroticas
        • Ropa Fetichista
        • Arneses Sexuales
        • Novedades Bondage
        • Bondage Más Vendido
    • Guías y Consejos Bondage

  • Más Vendidos
        • Juguetes Sexuales Más Vendidos
        • Lencería Más Vendida
        • Lubricantes Más Vendidos
        • Bondage Más Vendido
  • OFERTAS
        • -20% al comprar 2 Juguetes Sexuales Lovehoney
        • -25% al comprar 2 artículos Lovehoney Lingerie
        • Oferta del Día
        • Todas las Ofertas Especiales
  • Descuento para Estudiantes
  • El placer perfecto: el método para conseguir dos orgasmos a la vez

    09/11/2015 05:00

    No es ningún secreto, pero merece la pena revisar los datos. Como desveló una reciente encuesta realizada por el Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana, las mujeres (especialmente, las heterosexuales) tienen menos orgasmos que los hombres. En concreto, un 61,6% frente al 85,5%. Y de éstas, la gran mayoría sólo alcanzan el climax mediante la estimulación del clítoris.

    El sexo vaginal, el que sirve a algunas afortunadas para llegar al orgasmo gracias al polémico punto G, es más difícil de llevar a buen puerto, y es por ello que muchas parejas prefieren centrarse en lo seguro. Por supuesto, no hay nada de malo en explotar aquellas cosas que funcionan para más gente –más vale pajaro en mano, que ciento volando–, pero en la variedad está la diversión y no deberíamos tener miedo a probas cosas nuevas. Esta que proponemos hoy, puede ser la guinda que necesita tu pastel.

    La clave para lograr alcanzar uno de estos orgasmos combinados reside, obviamente, en estimular al mismo tiempo el clítoris y el punto G

    Por lo general, solemos considerar el orgasmo vaginal y el clitoridiano como entes separados cuando, en realidad, pueden alcanzarse al mismo tiempo. Vale, no es sencillo lograr este combo perfecto del placer –y, desde luego, es más difícil que llegar a uno u otro climax por separado– pero Amy Levine, ‘coach’ sexual, asegura en ‘Women´s Health’ que es posible lograrlo con un poco de práctica.

    La clave para lograr alcanzar uno de estos orgasmos combinados reside, obviamente, en estimular al mismo tiempo el clítoris y el punto G, algo que puede hacerse de diversas formas, en función del tipo de sexo que vayas a mantener. Estas son las claves:

    Mediante la masturbación

    La masturbación es la forma más sencilla de alcanzar este orgasmo combinado, pues tendremos una mayor libertad de acción, y, dado que la técnica es un poco complicada, es muy probable que tengamos que practicar nosotros mismos antes de lograr explicar el asunto a nuestra pareja.

    Los juguetes para estimular el punto G tienen siempre una mayor curvatura en la punta. (Impuls-O)

    Debes empezar estimulando tu clítoris con la mano o un juguete sexual que, más adelante, no requiera de tus extremidades. Cuando empieces a estar a tono, utiliza un consolador especial para el punto G, uno de los juguetes sexuales más populares, cuya pequeña curvatura permite estimular la zona eficazmente. Tienes que estimular las dos zonas erógenas al mismo tiempo hasta que alcances el clímax.

    Levine explica que la clave para tener éxito reside en esperar hasta estar lo suficientemente excitada antes de utilizar el consolador, porque el punto G no se manifiesta, por así decirlo, hasta que se está realmente a tono.

    Mediante el sexo oral

    El procedimiento es similar que en la masturbación: primero hay que estimular el clítoris y, después, cuando ya estás lo suficientemente excitada, ir a por el punto G. Lo ideal es que tu pareja se centre en el cunnilingus primero y, cuando estes a tope (pero antes de que alcances el clímax), utilice su dedo para poner en marcha el orgasmo vaginal.

    La forma más sencilla de alcanzar el superorgasmo es dejar que tu pareja estimule tu clítoris oralmente mientras tu utilizas el estimulador del punto G

    No es sencillo para alguien que no seas tú encontrar el punto G y saber excitarlo, por ello debes ayudar a tu amante en todo el proceso (algo para lo que suele ser indispensable haber experimentado antes con el asunto). Para ello, tumbate en tu cama de espaldas y apoya las piernas en alto. Pídele que inserte un dedo en la vagina, con la yema hacia arriba. Tu punto G tiene que estar a medio camino entre la abertura de la vagina y el cuello uterino y su superficie es un poco áspera –Levine lo comparara a la textura que tiene la cáscara de una nuez–. Para el orgasmo doble tu pareja deberá estimular la zona sutilmente, mientras sigue trabajando con tu clítoris.

    Otra forma más sencilla de alcanzar el superorgasmo es dejar que tu pareja estimule tu clítoris oralmente mientras tu utilizas el estimulador del punto G. Quizás parece tener menos gracia, pero es más efectivo.

    Mediante el coito

    Lograr el orgasmo combinado gracias a la penetración es el “más difícil todavía” pero si se escoge la postura adecuada, puede lograrse. Levine recomienda empezar estimulando el clítoris en los preliminares, mediante los dedos o un juguete. Entonces, cuando estés realmente excitada, empieza a copular en la posición del perrito, que es la mejor para que el pene estimule correctamente el punto G. En vez de tener los brazos rectos baja el tronco de manera que puedas apoyarte en los codos, esto hace que se incline la pelvis, lo que permite la máxima estimulación posible.

    La clave en los tres métodos reside en empezar a estimular el punto G cuando estás a punto de alcanzar el orgasmo clitoridiano, para lograr que ambos coincidan en el tiempo. Repetimos, no es sencillo, pero lo peor que te pueda pasar es que sólo alcances uno de los dos, cosa que tampoco es para echarse a llorar.

    Videos xxx de Dildos

    Para quienes el sexo a secas les resulta insuficiente, aquí os dejamos la sección más juguetona. Hablamos de sexo con juguetitos, cualquier tipo, que dan más morbo y más opciones a cualquier acto sexual. Tanto mujeres como hombres desean estos instrumentos que les hacen ponerse más calientes y con lo que logran orgasmos más placenteros. Aquí encontrarás gran diversidad de vídeos en los que en todos ellos encontrarás a parejitas, tríos, orgías o personas solas gozando con ellos. Verás por ejemplo, a hermosas lesbianas con muchas ganas de pasárselo bien utilizando dildos tanto por su clítoris como por su culo. Vibradores que las vuelven loquitas y que lo manifiestan con sus gemidos y gritos. El juguetito que más les gusta a las chicas son los strapons. Sentir que ellas dominan el movimiento, controlan la penetración y pueden hacer temblar a cualquiera con ese cinturón mágico las pone muy cerdas. Igual que esos vibradores redondos con los que juegan con la vagina hasta que queda bien hinchada con ganas de correrse. Los hombres son los reyes de los dildos y vibradores. Placer máximo en todo su ojete, y máxima excitación para quien lo introduce y lo mueve. Y a los que les gusta que les den por detrás, estos juegos son lo más. Éxito asegurado. Los hay quienes simplemente un pene de goma les pone muy cachondo, por eso se lo comen y lo chupan como una buena verga real, eso les excita al máximo y además ya dejan el aparatito bien mojado para meterlo luego sin problema. Pues en esta categoría podrás observar todo tipo de cositas para jugar y ver como las usan. Además lo visualizarás en calidad HD. No queremos que te pierdas ningún detalle, ni visual ni auditivo, por eso todos nuestros vídeos se ven y se escuchan de maravilla.

    ¿Es Tu primera vez? Cómo usar un vibrador

    Ahora que por fin has decido olvidarte de todos los tabúes y vas a tener tu primera vez con un juguete sexual, debes sentirte un poco abrumada y has de tener algunas dudas sobre cómo usar un vibrador, por lo que decidimos armar esta guía que te llevará por el camino del placer.

    Sabiduría que ayuda: La abstinencia hace referencia a una renuncia voluntaria y tiene diferentes formas. Así como muchas personas se abstienen de mantener relaciones sexuales con otras personas para cuidar de su salud física y emocional, no renuncian del todo a su sexualidad, por lo que siguen practicando el autoerotismo.

    Bueno, a lo que venimos…

    Guía práctica sobre cómo usar un vibrador:

    Primero que nada ten a la mano todo lo que vayas a utilizar:

    • Vibrador
    • Condón
    • Lubricante
    • Reproductor de música
    • Papel higiénico

    Igiene para tu vibrador

    Seguro ya notaste que en la lista hay un condón y puede caerte de extraño, pero es importante que siempre que utilices tu nuevo vibrador lo protejas con uno, ya que es un instrumento que por su uso puede acumular muchas bacterias y te puedes provocar una infección severa. Además es importante que te laves las manos antes de comenzar la acción, ya que estas están en contacto con muchas cosas no muy higiénicas, como manijas o barandales.

    Relájate

    Ahora sí… Es necesario que te relajes. Olvídate de todo cuanto te rodea y enfócate en la persona más importa del mundo: tú.

    Respira profundamente y concéntrate en las reacciones de tu cuerpo. Esto te permitirá saber qué y qué no debes hacer con el que pronto se convertirá en tu mejor amigo (¡garantizado!)

    Es importante que tomes en cuenta el ambiente. Si quieres disfrutar al máximo de esta experiencia, te sugerimos que apagues la luz y coloques unas velas para crear un ambiente romántico y sensual.

    Explórate

    Recuéstate y relaja todo cuerpo. Recórrelo con el vibrador. Pásalo por tu cuello, espalda, senos, abdomen, piernas y en las zonas cercanas a tu pelvis. Antes de llegar a la vagina debes de cubrirlo con látex y por su roma fálica un condón es la mejor opción. Acércalo al clítoris que además de ayudarte a relajar, y elevar tu nivel de excitación, este ligero masaje te permitirá saber qué intensidad de vibraciones es la ideal para ti. Varia la presión, los movimientos y la ubicación.

    Para mejorar la experiencia y evitar que te lastimes, deberás poner un poco de lubricante en tu vibrador. Comienza por masajear el clítoris. Muévelo y ajusta las vibraciones a tu gusto. Cuando notes que estás completamente excitada, podrás llevarlo poco a poco hacia tu vagina.

    Con ritmo

    Es importante que no lo introduzcas con brusquedad y de un solo golpe. Al menos en tu primera vez debes ser cuidadosa y hacer las cosas lentamente. Conforme tu cuerpo se acostumbre y responda al estímulo del vibrador podrás llevarlo más adentro.

    Una vez que te hayas acostumbrado, podrás variar la velocidad con la que vibra tu juguete, realizar movimientos circulares con él, y acelerar la entrada y salida de tu cuerpo.

    Tal vez te lleve más tiempo llegar al orgasmo (o menos), pero es una nueva forma de estimulación que estás descubriendo. Recuerda que la práctica hace al maestro. Antes de que te des cuenta habrás dominado el uso de tu vibrador.

    Toma en cuenta que…

    • Algunas mujeres tienen un clítoris muy sensible, por lo que no toleran la intensidad de las vibraciones. Si éste es tu caso, te sugerimos que sólo te des unos pequeños toques y te enfoques en las zonas cercanas a tu vagina.
    • Un vibrador es un juguete de uso personal, por lo que no puedes compartirlo con nadie. No importa cuánto implore tu amiga, ¡no se lo prestes! Ella deberá comprar el suyo.
    • Jamás uses el vibrador sobre la piel mojada. Aunque hay algunos dispositivos que funcionan bajo el agua, debes asegurarte de que el tuyo tiene esa función.
    • No lo uses sobre piel inflamada o si tienes alguna erupción.
    • Siempre usa lubricante y limpia bien tu vibrador antes y después de usarlo.

    ¡Ahora sí, diviértete!

    Notas relacionadas con cómo usar un vibrador:

    Cosas que debes de saber sobre tu primera vez, dando click aquí.
    Primera vez, ¿lo mejor o lo peor del mundo? dando click acá.
    Ideas para disfrutar de tu primer anal, dando click de este lado.

    Incluso para las más expertas en lo que a sexo se refiere, los vibradores todavía pueden esconder alguna sorpresa. Dónde colocarlos, cuál es la velocidad más adecuada o qué se puede hacer exactamente con ellos son dudas habituales y lo cierto es que la mayoría de los vibradores no vienen con un manual de instrucciones para torpes. Además, si vas a gastarte el dinero en un juguete de este tipo, querrás estar segura de que la inversión merece la pena.

    Así que hemos creado esta guía pensando en vosotras, independientemente de si sois nuevas en esto de los vibradores o tenéis ya una dilatada experiencia. Se trata de una guía basada en las recomendaciones que nos han dado expertas en educación sexual y mujeres que se dedican de manera profesional a diseñar este tipo de juguetes sexuales.

    1. Comienza por encima de tu ropa interior.

    © D. R.

    Comencemos nuestro viaje jugando por encima de las sábanas o de nuestra ropa interior. Sus texturas aportarán un extra de diversión y te permitirán experimentar sensaciones nuevas sin sobreestimular demasiado el clítoris.

    2. No te olvides de los labios.

    El clítoris es como un iceberg, esconde muchas más cosas que no se pueden ver a simple vista. De hecho, el clítoris se extiende por todo el interior de los labios mayores (los pliegues que rodean la vulva), por lo que acariciar toda esta zona con tu juguete puede ser muy gratificante.

    3. Engáñate a ti misma.

    Cuando estés a punto de llegar al clímax, en lugar de aumentar la intensidad, redúcela un poco. Si sabes que un ritmo concreto hace que llegues al clímax, intenta alternarlo con otro ritmo. Si le das tiempo a tu cuerpo para disfrutar de una especie de montaña rusa de sensaciones, la fiesta final será memorable.

    También puedes usarlo a distancia con la ayuda de tu pareja. Haz que tu chico ponga en marcha el vibrador y lo pare sin tocarte con la aplicación para el móvil que incluyen algunos modelos. Mejor aún, llévate el vibrador a la cena y deja que tu pareja “juegue” contigo.

    4. Muévete sobre él.

    Échate boca abajo, pon el vibrador debajo de ti y muévete sobre él. Para evitar llegar demasiado lejos, haz que el vibrador y tus caderas se mueven al unísono todo el rato. Cuanto más te muevas, más puntos de tus zonas erógenas podrás explorar.

    5. Úsalo con todas las partes de tu cuerpo.

    © D. R.

    Los vibradores no solo se pueden usar con el clítoris y la vagina. También se pueden utilizar en aquellas partes del cuerpo en las que quieras sentir algo especial: en los pezones, en las mejillas durante el sexo oral… donde más te apetezca.

    6. Utilízalo directamente sobre el clítoris.

    La manera clásica de utilizar un vibrador es hacerlo directamente sobre el clítoris y moverlo hacia adelante y hacia atrás o en movimientos circulares. Esta es la mejor forma de hacerlo si lo que te gusta es la estimulación directa o, si después de haber calentado un poco, quieres pasar al siguiente nivel de excitación.

    7. Pasa a la penetración.

    Los vibradores también pueden estimular el punto G. Para ello lo más indicado es utilizar un vibrador con curvatura y moverlo como si te dirigieras hacia el ombligo o simular la penetración de tu pareja con movimientos hacia dentro y hacia afuera. Tú eliges.

    8. Mejora el sexo oral.

    También se puede utilizar un vibrador para estimular el punto G, mientras tu pareja te acaricia con su lengua el clítoris. El hombre también puede disfrutar de las delicias de un vibrador utilizándolo en su pene o en la zona del perineo, mientras su pareja le practica sexo oral.

    9. Penetración y estímulos externos.

    Utiliza un juguete curvado o los dedos para llegar al punto G e incorpora al juego un vibrador que estimule el clítoris. También puedes hacerlo con un juguete que haga las dos cosas a la vez y así te quede una mano libre. Si acaricias dos puntos de placer de forma simultánea, automáticamente incrementarás la intensidad de las sensaciones.

    10. Juega con los límites.

    Utiliza el vibrador por las zonas próximas del ano. Puedes hacer lo mismo con el de tu pareja. También es una buena manera de jugar antes de pasar a la penetración.

    11. Prueba con la penetración anal…

    © D. R.

    Si utilizas un juguete que tenga una base grande para que no se pierda por ahí dentro y mucho lubricante, la penetración anal con el vibrador puede convertirse en una experiencia única, incluso para aquellos que tienen próstata.

    12. …y con la doble penetración.

    Si disfrutas de verdad con la penetración, los vibradores son lo tuyo. Prueba a combinar la penetración vaginal con la anal si quieres experimentar el súmmum del placer. Da igual que utilices dos vibradores, un vibrador y un dedo, un vibrador y un pene… lo cierto es que la doble penetración es una experiencia increíble tanto si juegas sola como si lo haces acompañada.

    13. Utilízalo para aliviar los dolores menstruales.

    Los vibradores sirven para mucho más que dar placer. Un hecho poco conocido sobre estos aparatos es que a algunas personas les ayuda a aliviar el dolor pélvico y vaginal durante las relaciones sexuales. Si sufres dolores menstruales, vaginismo, vulvodinia (dolor crónico en la zona que rodea ala abertura de la vagina) o cualquier otro tipo de dolor vaginal, a veces es bueno distraerse con algo antes de dar paso a la penetración o la masturbación.

    14. Pruébalo para darte un masaje en el cuello

    Sí, ya sabemos que existen masajeadores electrónicos específicos para aliviar las molestias del cuello y relajarlo antes de irnos a dormir, pero si un día no funciona….

    8 Formas de usar un vibrador durante el sexo

    Descubre cómo puedes hacer de tu vibrador el mejor complemento para los momentos íntimos con él

    Aunque estés acostumbrada a pensar que los vibradores están diseñados para conseguir orgasmos tú sola, te estás perdiendo de otras maneras de ponerlo en uso con tu pareja.

    Y si eres de las que no disfruta haciéndolo sola, estos tips son perfectos para ti. Pues si hay algo claro es que el clítoris y la vulva contienen terminaciones nerviosas que son particularmente sensibles a la sensación de la vibración haciendo de este tipo de juguetes sexuales ideales para llegar al clímax.

    Estas son (solo) 8 de las formas en que puedes usar un vibrador durante el sexo con tu pareja.

    1. Des-pa-cito

    Comienza con un ajuste lento y usa deja que use la punta del vibrador para rodear tus pezones (y tu los de él). A medida que gires, sube la velocidad. Alterna entre el vibrador y tu boca para obtener mejores resultados.

    2. Contigo en la distancia

    Busca uno que tenga opción de Bluetooth o Wi-fi habilitada así puedes usarlo estando físicamente con tu pareja o desde lejos. Además será un gran ejercicio para cederle el control a tu chico.

    3. Cuando le bajes…

    Sostén el vibrador sobre tu mejilla- la humedad de tu boca junto con la leve vibración lo van a volver loco. Por algo a esta posición le dicen “La Mejor Novia Del Mundo”- y no estamos bromeando.

    4. Y cuando el a ti…

    Haz que tu pareja ponga dentro de ti el vibrador, inclinandolo hacia tu ombligo. El combo de la estimulación de su boca y la vibración son ideales para un orgasmo increíblemente intenso.

    5. ¿Quieres un juego previo?

    Trata de usarlo solo sobre la ropa interior, ¡trata! Sobre todo si es la primera vez, es la forma perfecta para iniciarse, tal y como meter un dedo al agua para probarla. Frotalo de arriba a abajo y pidele que en ti haga pequeños círculos sobre tu vulva y clítoris.

    6. Entrega el control

    Si tu vibrador incluye un control remoto, entrégalo, sino también puede hacerlo manual, lo importante es que el esté en poder absoluto del juguete, y deja que lo use como le plazca mientras te penetra.

    También puedes pedirle que se acueste sobre su espalda, súbete sobre el boca arriba, de manera que tu espalda esté contra su pecho- así el frente de tu cuerpo queda completamente expuesto, y entregate a el, dejando que pase el vibrador por todo tu cuerpo- desde tus senos hasta tu clítoris.

    7. Estimula el perineo

    El pequeño espacio de piel entre sus testículos y ano es el perineo, ¡y es muy sensible! Busca un modelo de vibrador pequeño, idealmente con forma de huevo, y úsalo durante el sexo cuando tú estés encima.

    8. El único anillo que le deberías exigir a un hombre

    Ideal para los primíparos, si quieres incursionar con juguetes sexuales los anillos vibrantes de silicona son ideales. Pues además de que los puedes conseguir en cualquier farmacia son de uso muy fácil- solo se debe insertar alrededor del pene. El pulsar se sentirá increíble para él, y si se pone sobre ti disfrutarás de las vibraciones cada vez que te penetra.

    ¿No ves la hora de probarlo?- corre donde tu chico y ponlo a vibrar (literalmente)…¿Que no tienes uno?- corre a comprarlo siguiendo estos consejos, te lo mereces.

    Lo más importante es poder ir a una tienda donde puedas hacer preguntas, tocar y sentir los productos- evita las compras en línea (al principio). La clave está en ser específica y asesorarse en cuanto a lo que quieres. Existen distintas variaciones en formas y fuerza, pueden ser de pilas, sin cables y recargables o con cable.

    Sin embargo si es tu primera vez las expertas recomiendan los vibradores de palma pues su forma de piedra curva masajea y se adapta a la vulva para proporcionar vibración externa al clítoris y al área circundante. Aún así está en tus manos si quieres un vibrador externo o interno- ¡todo depende de ti! (ya verás).

    Por último, una vez elijas tu juguete asegurate de preguntar acerca de la limpieza y desinfección del producto.

    Y ahora sí- estás preparada para una noche apasionada, pero no olvides invitar a tu chico también.

    Pero ¡ojo! en algunos casos puedes afectar su ego al sugerir agregar un vibrador a la acción así que asegúrate de dejarle claro que aunque lo suyo es especial, único e irremplazable (pausa para risas) no le ves nada de malo en agregar una pequeña estimulación adicional. Y si se pone sensible y no quiere hacerlo tal vez quieras considerar cambiar- de pareja, ¡por supuesto!

    Foto

    Mesmo para as aventureiras sexuais mais experientes, ter um orgasmo com vibrador podem parecer confuso. Onde colocá-los, com que rapidez defini-los e o que exatamente fazer com eles são questões válidas. Além disso, se você pretende investir em um bom brinquedo, quer ter certeza de que está obtendo o máximo de retorno.

    Então, queridas leitoras – seja novata ou conhecedora de vibradores –, montamos este guia baseado em comentários de educadores sexuais e mulheres que criam (literalmente!) brinquedos sexuais para ganhar a vida. Desejamos que você nunca tenha uma vibe monótona de novo!

    14 passos para ter o melhor orgasmo de sua vida com o vibrador

    1. Comece por cima da calcinha

    Comece com alguma espécie de barreira por cima, como lençóis ou roupas íntimas. “A textura adicionada pode ser muito divertida de se brincar”, diz Stephanie Alys, co-fundadora da MysteryVibe, fabricante britânico de brinquedos sexuais. “Com isso, você vai experimentar configurações de potência mais altas, sem superestimular seu clitóris.”

    2. Não ignore os lábios

    O clitóris é um iceberg, mas há muita coisa acontecendo ao redor dele também. “O clitóris realmente vai até os lábios, então pressionar o seu brinquedo sobre essa área pode ser excelente”, diz Alys.

    3. Provoque-se

    “Quando você estiver perto do orgasmo, recue um pouco, em vez de aumentar a intensidade”, diz Alys. “Se você sabe que uma certa configuração te deixa assim, tente tocar primeiro com um novo padrão de vibração. Dar tempo ao seu corpo para se recuperar tornará essas incríveis sensações ainda mais fortes.”

    Leia mais

    Profissional responde: faz mal usar vibrador todos os dias?
    3 coisas que você precisa fazer depois de usar o vibrador
    7 jeitos de se masturbar no chuveiro

    4. Deite-se nele

    Vire-se de bruços na cama, coloque o vibrador debaixo de você e pronto! E para evitar a superestimulação, Alicia Sinclair, criadora da marca de massageadores Le Wand, recomenda que você “mantenha o vibrador e seus quadris em movimento” o tempo todo que você está brincando. Além disso, quanto mais você se move, mais pontos você pode explorar.

    5. Use todo o seu corpo

    Vibradores não são apenas para clitóris ou vaginas. “Eles podem ser usados em qualquer lugar do lado de fora do corpo, onde você quer estímulo extra”, diz Kait Scalisi, educador sexual em Nova York (EUA). “Você pode usá-los no clitóris, nos lábios, nos mamilos, contra a bochecha durante o sexo oral e em qualquer outro lugar que você almeja mais.”

    6. Coloque-o diretamente no clitóris

    Uma maneira clássica de usar um vibrador é colocá-lo diretamente no seu clitóris e movê-lo para frente e para trás, ou em movimentos circulares. Esta é uma ótima técnica se você gosta de muita estimulação direta, ou para depois de se aquecer um pouco e desejar um pouco mais de pressão.

    7. Vá para a penetração

    Vibradores também podem entrar em você! Você pode atingir o ponto G usando um vibrador curvo e puxando-o em direção ao seu umbigo. Ou empurre-o para dentro e para fora. Se você optar por ativar a vibração, ou usar o seu brinquedo como mais de uma vibração, é com você.

    8. Abuse do sexo oral

    “Você pode usar um vibrador interno para atingir o ponto G enquanto o parceiro usa a boca no clitóris”, diz Alys. “Até os homens podem desfrutar de um vibrador na região do períneo enquanto a parceira faz sexo oral”, acrescenta.

    9. Faça a penetração com estimulação externa

    “Use um brinquedo com curva ou os dedos para alcançar o ponto G e adicione um vibrador para estimular o clitóris ao mesmo tempo”, diz Sinclair. “Ou, então, procure por um brinquedo que possa fazer as duas coisas ao mesmo tempo.”

    Ao acertar dois pontos de prazer de uma só vez, aumenta automaticamente a intensidade do seu orgasmo.

    10. Explore mais áreas

    Use um vibrador ao redor da borda do ânus para uma sensação encantadora. Esta é também uma ótima maneira de introduzir lentamente essa região antes de mergulhar na penetração.

    11. Tente a penetração anal…

    Com um brinquedo seguro (que tem uma base maior para não se perder) e muito lubrificante, a penetração anal com vibrações pode ser super prazerosa.

    12. … e a penetração dupla

    Se você é uma verdadeira amante da penetração, os vibradores são seus melhores amigos. Aposte na penetração vaginal e anal para uma sensação verdadeiramente intensa. Pode ser com dois vibradores, um vibrador e um dedo, ou um vibrador e um pênis… A dupla penetração é excelente tanto para solo quanto para quando estiver com um parceiro.

    13. Use-o para aliviar dores

    Sim, vibradores são mais do que apenas prazer. “Um fato pouco conhecido sobre os acessórios é que algumas pessoas disseram que ajudam com dor pélvica e vaginal durante o sexo”, explica Emma Kaywin, educadora de sexo de Nova York (EUA). “Se você está com cólica ou algum tipo de dor vaginal, às vezes você só precisa de um pouco de distração para se preparar para a penetração ou toques”. Então, começar seu tempo com alguma vibração clitoriana pode te ajudar.

    14. Experimente como um massageador de pescoço

    É isso: ajude a relaxar seu pescoço dolorido com uma pequena massagem usando o vibrador antes de dormir.

    admin

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *