0

Video de una cesarea

¿Qué le pasa al cuerpo del bebé durante el parto?

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Dar a luz a un bebé humano, que tiene un cerebro grande y muy desarrollado, es arriesgado tanto para la madre como para el bebé.

El embarazo y el parto suponen un gran esfuerzo físico para las mujeres, pero el nacimiento tampoco es un camino de rosas para el bebé.

Una nueva publicación demuestra en qué grado se deforma la cabeza del bebé con la presión durante el parto vaginal.

  • Por qué preocupa el aumento de cesáreas en todo el mundo (y en América Latina en particular)

Gracias a la realización de resonancias magnéticas antes y después del parto, los investigadores muestran el grado en que los huesos del cráneo del bebé se desplazan y se superponen entre ellos, lo que provoca una deformación de todo el cráneo.

La cabeza del bebé adquiere una forma semejante a la del pan de azúcar, un cono alargado con la punta redondeada para poder pasar por la pelvis.

El propio cerebro también cambia de forma cuando esto ocurre.

Derechos de autor de la imagen Olivier Amie y coautores, CC BY Image caption La reconstrucción tridimensional de la resonancia cerebral fetal muestra la forma del cerebro de un bebé antes de parto (en morado en las imágenes A, C y E) y durante la segunda etapa del parto (en naranja en las imágenes B, D y F).

La compresión de la cabeza no es más que una de las muchas e increíbles alteraciones físicas que se producen en los bebés durante su nacimiento. Experimentan un gran cambio a lo largo del parto, a medida que pasan del entorno seguro del útero a su existencia independiente.

Muchos sistemas del cuerpo humano cambian para hacerlo posible, y algunos sufren ese cambio previamente.

Por ejemplo, la producción de orina del feto contribuye al líquido amniótico (el fluido que rodea al bebé) durante la última parte del embarazo. En cambio, otros órganos deben experimentar un cambio repentino justo después del parto, como la expansión de los pulmones.

Estos procesos biológicos sonfundamentales para aumentar las posibilidades de supervivencia durante los primeros minutos «en el exterior». Sin embargo, sorprendentemente, todavía estamos descubriendo muchos de los detalles.

  • La increíble historia de la mujer que dio a luz a gemelos 26 días después de tener su primer hijo

Incremento repentino del oxígeno

Antes del nacimiento del bebé, la sangre pasa por la placenta para deshacerse de los deshechos y recoger el oxígeno y los nutrientes que provienen de la madre. Mientras el bebé se está desarrollando en el útero necesita un nivel de oxígeno relativamente bajo.

Después de nacer, está expuesto de forma repentina a niveles de oxígeno más altos (potencialmente peligrosos). Este cambio requiere diferentes formas de proteger al recién nacido, para lo cual el bebé cuenta con mecanismos para hacer frente a esa repentina cantidad de oxígeno.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption La ictericia leve puede ser uno de esos mecanismos de protección observados en muchos bebés.

La ictericia leve, una coloración amarilla temporal de la piel debido a un retraso en la activación de las enzimas hepáticas, puede ser uno de esos mecanismos de protección observados en muchos bebés.

Los cambios físicos y las alteraciones biológicas y químicas de los sistemas del cuerpo humano son necesarios para hacer frente al mundo exterior.

Adiós, placenta

Antes de nacer, la mayor parte de la circulación sanguínea del bebé pasa por la placenta, pero no por los pulmones.

Después del parto, el flujo placentario se detiene. En lugar de pasar del corazón del bebé a la placenta, la sangre del corazón debe dirigirse hacia los pulmones recién expandidos.

Una nueva investigación nos ayuda a entender la relación entre las primeras respiraciones del bebé y la expansión del flujo sanguíneo pulmonar.

Entender estos procesos durante los primeros minutos nos ayuda a saber exactamente cuándo pinzar el cordón umbilical o en qué momento los recién nacidos prematuros o enfermos necesitan ayuda respiratoria.

No siempre sale bien

Los múltiples cambios necesarios para que el bebé esté listo para nacer no siempre se producen.

Por ejemplo, si un bebé nace de forma prematura, es posible que no se haya producido alguna o ninguna de estas adaptaciones.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Después de nacer, el bebé debe encargarse de muchos de los procesos biológicos que durante el embarazo realiza la placenta.

Los bebés prematuros pueden tener problemas para expandir los pulmones o para conseguir cerrar partes importantes de las «tuberías» que llevan el flujo sanguíneo hasta los pulmones. También pueden tener dificultades para reemplazar el oxígeno y otros gases en los pulmones.

También es posible que otros sistemas del cuerpo humano, como la piel, el sistema digestivo o los sistemas químicos, no estén del todo preparados.

A pesar de esto, todos los bebés, excepto los más prematuros, se benefician de los empujones del parto, cuando se dan. Los cambios asociados al inicio del parto, especialmente la inflamación, desencadenan señales biológicas que avisan al bebé para que se prepare para nacer.

Nacimiento por cesárea

Sorprendentemente, cualquier pequeña diferencia con respecto al tiempo normal de un embarazo a término completo (sobre 40 semanas) puede tener consecuencias.

Los bebés nacidos por cesárea sin haberse iniciado el parto no realizan la transición al mundo exterior con la misma facilidadque en los casos en los que el parto sí se ha iniciado. Tienen una mayor tasa de ingreso en unidades neonatales por problemas respiratorios, incluso después de tener en cuenta otros factores de riesgo.

Cada semana de adelanto con respecto al parto a las 40 semanas prácticamente duplica el riesgo de ingreso en unidades neonatales.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption El nacimiento por cesárea es una experiencia biológica totalmente diferente para el bebé y puede tener algunas consecuencias para su salud.

En la actualidad, se recomienda valorar los riesgos del parto junto a los riesgos de falta de madurez para establecer la fecha del nacimiento, así como no dar a luz demasiado pronto a menos que sea médicamente necesario.

Algunas de esas consecuencias pueden modificarse mediante esteroides. Nuestros cuerpos producen esteroides de forma natural, también los de los bebés. Conocidos también como «hormonas del estrés», son especialmente importantes para garantizar la maduración pulmonar durante el nacimiento.

En ocasiones, los esteroides que se le dan a la madre pueden engañar al bebé para que «prepare un plan de escape» y tenga los pulmones listos para el parto antes de que ocurra.

Independientemente del nacimiento prematuro, los investigadores están analizando en profundidad si existe alguna consecuencia a largo plazo en la salud o el desarrollo provocada por el nacimiento por cesárea sin el proceso de parto.

Cabeza aplastada

¿Pero por qué tenemos un sistema del parto tan arriesgado, en el que el bebé tiene que deformar su cráneo para nacer?

A los humanos nos define nuestro cerebro. En nuestra especie, el proceso de evolución ha sido un ejercicio de equilibrio en el que el tamaño del cerebro y su madurez han sido sopesados (en términos de supervivencia) con respecto al riesgo de obstrucción durante el parto.

Los bebés humanos tienen un nivel de madurez relativamente inferior al de algunos de nuestros parientes primates más cercanos, pero no podemos alcanzar un nivel de madurez mayor con seguridad antes del parto. En nuestra especie, ese crecimiento adicional se debe producir aproximadamente durante el primer año después del nacimiento.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption Los gorilas y otros primates dan a luz a bebés con un desarrollo mucho mayor que el de los bebés humanos.

Además, el hecho de caminar en posición erguida ha provocado una inclinación en nuestra pelvis que estrecha el canal del parto (el espacio entre los huesos de la pelvis por el cual debe pasar el bebé).

El nacimiento todavía es peligroso. A nivel mundial, el parto obstruido sigue siendo una causa importante de muerte, tanto de las madres como de los bebés, y una de las principales causas de problemas de incontinencia a largo plazo entre las madres que sobreviven.

  • Las polémicas medidas de China para reducir las cesáreas y por qué preocupan a la comunidad médica

Esta cuerda floja por la que los seres humanos caminamos, entre el tamaño de la cabeza y las posibles consecuencias negativas para las madres y los bebés, es en esencia el motor de la existencia de la obstetricia moderna.

Esperemos que más investigaciones con el fin de comprender el equilibrio entre todos estos riesgos, junto con la observación de los cambios de los bebés desde el útero hasta el mundo exterior, nos ayuden a conseguir un parto más seguro. Esto mejorará la salud inmediata y a largo plazo tanto de las madres como de los bebés.

*Ian Wright es profesor de Investigación en Pediatría y Salud Infantil de la Universidad de Wollongong, en Australia.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Está reproducido bajo la licencia Creative Commons.

Haz clic aquí si quieres leer la nota original.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

  • ¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Omitir publicación de Youtube número de BBC News Mundo Advertencia: El contenido de sitios externos y terceras partes puede contener publicidad

Final de la publicación de Youtube número de BBC News Mundo

Omitir publicación de Youtube número 2 de BBC News Mundo Advertencia: El contenido de sitios externos y terceras partes puede contener publicidad

Final de la publicación de Youtube número 2 de BBC News Mundo

Omitir publicación de Youtube número 3 de BBC News Mundo Advertencia: El contenido de sitios externos y terceras partes puede contener publicidad

Final de la publicación de Youtube número 3 de BBC News Mundo

Prepararse para un parto múltiple

  • Tamaño de texto más grandeTamaño de texto grandeTamaño de texto regular

¿Qué es un parto múltiple?

Un parto múltiple es el que ocurre después de que una madre haya estado embarazada de más de un bebé. Esto significa tener gemelos, trillizos o más.

¿Cuáles son los tipos de partos múltiples?

Hay dos tipos de gemelos: los gemelos monocigóticos (o idénticos) y los gemelos dicigóticos o mellizos (a veces llamados también “gemelos fraternos”).

Los gemelos idénticos proceden de un solo óvulo fecundado que se dividió en dos mitades idénticas, cada una de las cuales se siguió desarrollando hasta dar lugar a dos bebés idénticos. Estos gemelos son genéticamente idénticos, con los mismos cromosomas y con rasgos físicos similares. Son del mismo sexo y tienen el mismo grupo sanguíneo, el mismo tipo de cabello y el mismo color de ojos.

Los gemelos fraternos o mellizos provienen de dos óvulos diferentes fecundados por dos espermatozoides diferentes, y no se parecen más que cualquier par de hermanos nacidos de los mismos padres. Pueden o no ser del mismo sexo. Este tipo de gemelos abunda muchos más.

«Supergemelos» es un término que se suele utilizar para referirse a los trillizos y a otros nacimientos múltiples, como los cuatrillizos y los quintillizos. Estos bebés pueden ser idénticos, fraternos o una combinación de ambos tipos de gemelos.

¿Cuáles son los riesgos de los partos múltiples?

Los riesgos que se asocian a un parto múltiple son los siguientes:

  • Parto antes de término (o prematuro), que da lugar al nacimiento de bebés prematuros. Un embarazo típico de un solo bebé dura aproximadamente 40 semanas, mientras que un embarazo de gemelos suele durar entre 35 y 37 semanas. Más de la mitad de los gemelos nacen de forma prematura (antes de las 37 semanas de gestación) y el riesgo de parto prematuro aumenta en los partos con un número mayor de bebés.
    Los bebés prematuros se pueden tener que enfrentar a numerosos desafíos relacionados con la salud. Su riesgo a desarrollar este tipo de problemas aumenta con su grado de prematuridad. Puesto que el cuidado que necesitan los bebés prematuros es muy distinto al que necesitan los bebés nacidos a término, los bebés prematuros suelen tener que ingresar en una unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) después del parto.
  • Otras afecciones médicas durante el embarazo. La preeclamsia, la diabetes del embarazo, los problemas placentarios y los problemas de crecimiento fetal son más frecuentes en los embarazos múltiples. Por este motivo, las madres con un embarazo múltiple reciben un atento seguimiento por parte de sus médicos.
  • Problemas de salud a largo plazo. El retraso del desarrollo y la parálisis cerebral son más frecuentes cuanto mayor sea la cantidad de bebés que nazcan en un parto múltiple.

¿Cómo puedo mantenerme sana durante un embarazo múltiple?

Alimentarse bien, descansar lo suficiente y acudir a visitas prenatales con regularidad son formas de que una mujer embarazada se mantenga sana.

Es importante ponerse en manos de un buen profesional de la salud que tenga experiencia en embarazos múltiples, e irlo a ver según sus recomendaciones. Así, el profesional de la salud podrá estar pendiente de cualquier problema que pueda surgir y tratarlo en cuanto se presente.

Pida a su médico que le recomiende un centro especializado en partos múltiples. Usted debería formar parte del programa de prevención de partos prematuros de su hospital o clínica de maternidad para poder acceder de inmediato a la UCIN, en el caso de que diera a luz antes de tiempo o de que alguno de sus bebés naciera con algún problema de salud.

¿Qué debería comer si tengo un embarazo múltiple?

Las mujeres que van a tener gemelos deben seguir las pautas de alimentación generales propias del embarazo, incluyendo el incremento del aporte de calcio y de ácido fólico.

Otro requisito nutricional que se debe aumentar si se espera a más de un bebé es el de las proteínas. Consumir una cantidad suficiente de proteínas ayuda a los bebés a crecer adecuadamente.

Durante el embarazo, también es necesario aumentar el aporte de hierro para poder fabricar una cantidad suficiente de glóbulos rojos sanos. Una cantidad baja de glóbulos rojos es frecuente en los embarazos múltiples. Lo más probable es que su médico le recete un suplemento de hierro, ya que sus requerimientos nutricionales de este mineral no se pueden obtener solo a través de la dieta. El hierro se absorbe más fácilmente cuando se combina con alimentos ricos en vitamina C, como el jugo de naranja.

Su médico también le indicará qué vitaminas tomar para obtener los nutrientes que necesitan sus bebés en proceso de crecimiento.

¿Cuánto peso debería ganar si espero gemelos?

Las mujeres embarazadas que esperan gemelos ganan más peso durante el embarazo que aquellas que solo espera un bebé. Pero la cantidad exacta de peso que usted debería ganar dependerá de lo que pesaba antes de quedarse embarazada y de la cantidad de fetos que lleve en su vientre. Por lo tanto, asegúrese de hablar con su médico al respecto.

De todos modos y por lo general, usted debería ingerir aproximadamente 300 calorías diarias adicionales por cada feto. Puede ser difícil comer mucho cuando se tiene el vientre lleno de bebés; por lo tanto, trate de hacer comidas frecuentes y poco abundantes.

¿Cómo me debo preparar para el parto?

Prepararse para un parto múltiple puede ser abrumador, sobre todo por la posibilidad de tener un parto prematuro. Pero debe saber que cuenta con una buena red de apoyo: médicos bien preparados, un personal hospitalario para cuidar de usted y de sus bebés y una pareja, familiares y/o amigos.

Hable con su médico sobre las opciones del parto vaginal y del parto por cesárea con tiempo de antelación con respecto a la fecha de parto. Aunque usted y su médico acuerden intentar un parto vaginal, es posible que surjan complicaciones durante el parto que hagan necesario practicar una cesárea.

Es posible que usted quiera tener a varios ayudantes en la sala de partos cuando dé a luz. Por ejemplo, las comadronas o parteras son cada vez más frecuentes en los partos. Pero en los partos múltiples, suele ser recomendable que la comadrona trabaje con un médico, en vez de sola.

Otra opción consiste en contratar a una doula. Las doulas ofrecen apoyo y asesoramiento a las mujeres durante el parto, así como después de él, ayudándolas en el cuidado del bebé y en las tareas domésticas.

¿Cómo será el parto?

Cuando empiece el parto, la conectarán a un monitor fetal para que el médico pueda controlar el estado y la evolución de cada bebé.

Si usted desea tener un parto vaginal, recuerde que en los partos múltiples no siempre es viable este tipo de parto. A veces, puede ser necesario practicar una cesárea por la seguridad de los bebés. La mayoría de los trillizos (o mayor número de bebés que nacen al mismo tiempo) nacen por cesárea.

Si el médico necesita hacerle una cesárea, le colocarán un catéter en la vejiga, le administrarán un medicamento para que no sienta dolor y le harán una incisión en el abdomen y el útero. El medico irá extrayendo a los bebés a través de la incisión. Los bebés irán naciendo uno detrás de otro cada pocos minutos. Luego le cerrará la incisión.

Muchos bebés nacidos prematuramente necesitan ser trasladados de inmediato a la UCIN para que puedan recibir la atención especial que necesitan.

¿Qué más debería saber?

Los primeros días, semanas y meses suelen ser los más difíciles para los padres de gemelos, mientras se van habituando a tener que alimentar frecuentemente a todos los bebés, la falta de sueño y la falta de tiempo para sí mismos.

Lo puede ayudar el hecho de unirse a un grupo de apoyo para padres de gemelos. Oír qué les ha funcionado a otros padres lo pude ayudar a encontrar soluciones a los problemas que le vayan surgiendo.

Pida toda la ayuda que pueda, a vecinos, familiares y amigos, para que le echen una mano en las tareas domésticas. Tener gente a su alrededor dispuesta a ayudarlo no solo puede hacer que le resulte más llevadera la experiencia de alimentar a sus bebés, sino que lo ayudará a descansar y a recuperarse del parto; también le permitirá encontrar el tiempo que tanto necesita para irse familiarizando con sus bebés.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD Fecha de revisión: febrero de 2018

Descubren nuevos beneficios de los partos vaginales para los bebés

¿Parto vaginal o cesárea? En el informe Microbiome Utrecht Infant Study realizado en Países Bajos se detalló que, según un seguimiento realizado en ambos casos, los bebés nacidos por cesárea tenían un retraso en el desarrollo normal de su flora (o microbiota) intestinal, y una mayor abundancia de bacterias potencialmente dañinas. Los bebés nacidos por parto natural no presentaban esta condición, los que disminuía el riesgo de infecciones respiratorias.

Mirá también

Este estudio fue presentado en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID, por sus siglas en inglés) que se celebró este año en Ámsterdam. Para evaluar los efectos independientes del modo de parto, Marta Reyman, del «Wilhelmina Children’s Hospital» y sus colegas analizaron el desarrollo de la microbiota intestinal en 46 casos de cesáreas y 74 recién nacidos por parto vaginal. La administración de antibióticos a las madres sometidas a una cesárea se pospuso hasta después del pinzamiento del cordón umbilical. También se examinaron las muestras de heces maternas dos semanas después del parto.

Más de 1.000 tipos diferentes de bacterias viven en el intestino, donde producen funciones importantes para la salud, por ejemplo, ayudan a digerir los alimentos, estimulan el desarrollo del sistema inmunológico y protegen contra las infecciones. Después del nacimiento, los bebés son colonizados por una creciente diversidad de microbios intestinales hasta que alcanzan un estado relativamente estable.

Mirá también Mirá también

Descubren un nuevo beneficio de hacer actividad física durante el embarazo

Se cree que el ritmo y el patrón mediante el cual los bebés adquieren su flora intestinal tienen un impacto sustancial en la salud en el futuro. La interrupción del desarrollo normal de la flora intestinal se relaciona con enfermedades como colon irritable, asma, alergias y cáncer. Investigaciones anteriores indican que el desarrollo de la microbiota en la vida temprana está influenciada por el modo de nacimiento, aunque se había pensado que esto dependía principalmente de la exposición materna a los antibióticos.

En los bebés nacidos por cesárea, la microbiota intestinal fue menos estable y el desarrollo de la especie bacteriana Bifidobacterium spp (promotora de la buena salud) se retrasó en comparación con los niños con parto vaginal. Además, los bebés nacidos por cesárea tenían niveles mucho más altos de bacterias intestinales potenciales patógenas, independientemente de la duración de la estancia hospitalaria después del nacimiento, el tipo de alimentación y el uso de antibióticos. Curiosamente, los autores también encontraron que la flora intestinal en las primeras etapas de la vida se asoció con el número total de infecciones respiratorias durante el primer año.

Mirá también Mirá también

Foros de crianza: un espacio para ejercer la maternidad en tribu

Si bien la cesárea es una práctica que está indicada para cuando la vía vaginal ponga en riesgo la vida del bebé o de la mamá, en muchos casos se realiza innecesariamente. En Argentina, cerca del 40% de los partos se realizan de esta manera, un promedio por encima de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud, que establece que no hay razones científicas para que las cesáreas se practiquen en más del 15% de los nacimientos.

«Nuestros hallazgos sugieren que el modo de parto afecta al desarrollo de la microbiota intestinal, independientemente del uso de antibióticos por parte de la madre durante el parto. En comparación con los recién nacidos por parto vaginal, los niños nacidos por cesárea tienen diferentes trayectorias de colonización bacteriana, lo que podría tener implicaciones para su salud respiratoria futura», dice Marta Reyman, estudiante de doctorado en este estudio.

Fuente: Europa Press

Mirá también Mirá también

Puerperio: ¿qué es el desgaste postnatal?

Mirá también Mirá también

Parto natural después de una cesárea, ¿es posible?

Mirá también Mirá también

Uno de los momentos cruciales de la vida de cualquier persona sucede antes de nacer. Al pasar por el canal del parto, los bebés reciben un baño de millones de bacterias de sus madres. Los microbios intestinales y vaginales colonizan su cuerpo y se asientan en diferentes órganos para facilitar funciones clave como la digestión. Esta comunidad bacteriana, el microbioma, hace que el sistema inmune, nacido sin memoria alguna, aprenda a distinguir los microbios beneficiosos —comensales— de los peligrosos. Aunque aún no están claras las implicaciones de este proceso para la salud, hay estudios que muestran que los bebés nacidos por cesárea tienen un microbioma muy diferente y también tienen un mayor riesgo de sufrir asma, alergias u obesidad a lo largo de su vida.

El mayor estudio sobre el microbioma de recién nacidos, cuyos resultados se publican este miércoles en la revista científica Nature, confirma grandes diferencias entre uno y otro tipo de nacimiento. Se han estudiado muestras de microbiota de 596 bebés a lo largo del primer año de vida y de 175 madres. Los resultados confirman que los niños nacidos por el canal del parto reciben la mayoría de sus bacterias de sus madres. En cambio, en los partos por cesárea la transferencia de bacterias maternas queda interrumpida y los microbios más abundantes son los del ambiente hospitalario. Entre ellos hay varias especies del grupo de microbios resistentes a antibióticos.

“Estos microbios son oportunistas, aunque no tienen por qué causar una infección, sí existe ese riesgo si el sistema inmune del bebé está debilitado o si acaban en el órgano equivocado ”, explica Nigel Field, investigador del University College de Londres y coautor del estudio, realizado en el Reino Unido. “El 80% de los nacidos por cesárea presenta estos microorganismos, mientras que en el otro grupo solo es el 50%. Estos microbios hospitalarios suponen el 30% del total tras una cesárea, pero solo el 10% tras un parto vaginal”, explica. A las madres se les suele ofrecer una dosis de antibióticos antes de la cirugía para evitar infecciones, lo que también puede contribuir a las diferencias observadas.

La composición del microbioma de unos y otros niños se equilibra a partir del primer año de vida, pero los investigadores creen que hacen falta estudios a largo plazo, pues no queda claro si estos desequilibrios en el microbioma tienen un impacto en la salud. “Los mayores estudios sobre el método de nacimiento han visto que la cesárea aumenta el riesgo de asma y alergias en torno a un 30%”, señala Field. Pero no se sabe si hay una conexión directa o es una correlación. Para probarlo, dice el investigador, hay que hacer “muchos más estudios que analicen a miles de bebés”.

El número de cesáreas en el mundo no deja de crecer. En 2015, el 21% de niños nació por este método, el doble que en 2000, según datos publicados el año pasado. El nivel aceptable por los expertos está entre el 10% y el 15%, según la Organización Mundial de la Salud.

Europa y América son los continentes donde más se practica esta cirugía, que cuando está indicada es crucial para salvar la vida de la madre y el bebé. En España, el 24% de los niños nacidos en hospitales públicos lo hacen por este método, el 35% en la privada. Hay países con tasas más alarmantes, como Brasil (55%) o México (45%). “Las cesáreas han aumentado en parte porque lo piden las madres, pero en general hay que defender el parto vaginal porque es mejor tanto para el niño como para la madre, que experimenta una recuperación mucho más rápida”, opina María Jesús Cancelo, vicepresidenta de la Sociedad Española de Ginecología. “Hay que aspirar a hacer solo las cesáreas que sean necesarias”, añade. “En los últimos años se han multiplicado los estudios sobre el microbioma de los bebés en función de su forma de nacimiento y algunos muestran resultados muy interesantes que lo conectan con la infección por papiloma, el asma, eccemas, incluso problemas psicológicos, aunque hoy por hoy no podemos decir que nacer por cesárea tenga ningún impacto negativo en la salud”, añade.

Aunque aún no están claras las implicaciones de este proceso para la salud, hay estudios que muestran que los bebés nacidos por cesárea tienen un microbioma muy diferente y también tienen un mayor riesgo de sufrir asma, alergias u obesidad a lo largo de su vida

El método de nacimiento es solo uno de los factores que pueden contribuir a que los niños con un microbioma desequilibrado desarrollen ciertas dolencias. Otro de importancia es el abuso de los antibióticos, que es mayor en países en desarrollo y que puede estar contribuyendo a la epidemia de obesidad que existe en algunos de ellos.

“Es muy difícil de probar una relación causal entre desequilibrios en el microbioma del bebé y los problemas de salud, pues hay muchos factores en juego: la cesárea, los antibióticos, el ambiente en el que vive el niño en su primer año, si recibe leche materna, muy beneficiosa para fortalecer su microbioma, si se cría en un entorno excesivamente esterilizado, lo que puede ser negativo, o entre hermanos y mascotas, lo que parece más beneficioso”, advierte María Carmen Collado, investigadora del CSIC. “Lo que tenemos claro es que hay una diferencia en esos momentos iniciales que puede tener un impacto a lo largo de toda la vida”, añade esta biotecnóloga, que ha recibido 1,5 millones de euros del Consejo de Investigación Europeo para estudiar en 250 bebés cómo influyen estos y otros factores, como la dieta de una madre que se va a someter a una cesárea, en su salud.

En 2016, el equipo de José Clemente, investigador sevillano en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York, demostró que es posible equilibrar el microbioma de los niños nacidos por cirugía si se les transmite con una gasa bacterias de la vagina de la madre. Su equipo está ahora inmerso en un ensayo clínico en el que participan 120 madres y sus recién nacidos para demostrar si esta técnica tiene beneficios en la salud de los niños en sus primeros dos años de vida. El nuevo estudio publicado este miércoles cuestiona este procedimiento porque ha demostrado que la mayoría de las bacterias presentes en el bebé nacido por el canal del parto no proceden de la vagina, sino que son bacteroides del intestino. “Este género de bacterias son importantes para el desarrollo del sistema inmune del bebé y contribuyen a que este identifique qué microbios son beneficiosos y cuáles son patógenos”, explica Clemente. “Creo que es bastante pronto para sacar conclusiones. Nosotros vimos que esta técnica facilita que los bacteroides se puedan enraizar. Hay que esperar a los resultados de varios ensayos clínicos, incluido el nuestro”.

Puedes seguir a Materia en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra newsletter.

En video: caída de bebé durante parto indigna a padres

Te advertimos que las imágenes del video pueden ser perturbadoras para algunas personas. Toma esto en cuenta si decides verlas.

Un padre que estaba grabando el nacimiento de sus mellizas no pudo creer cuando al médico se le escapó de las manos su recién nacida y ahora exige una explicación.

El nacimiento ocurrió en febrero y ahora el padre, Derrick Rodgers, decidió publicar el vídeo del nacimiento de sus hijas Madison y Morgan, donde se ve que esta última cae de las manos del doctor y aterriza de cabeza en una mesa antes de ser agarrada de nuevo.

Noticias Destacadas

Dic 8, 2019

Crece el debate sobre actuación policial en el tiroteo de Miramar

Ahora Derrick y su esposa Monique están preocupados por el posible trauma en la cabeza que la bebé podría haber sufrido en el Chandler Regional Medical Center en Arizona.

Dignity Health, compañía filial del hospital, emitió un comunicado diciendo que una revisión del incidente está en marcha y que la seguridad de los pacientes son su prioridad.

«Debido a las leyes de privacidad del paciente y la solicitud de la familia de no divulgar información, no podemos hacer comentarios específicos sobre este asunto. La seguridad de nuestros pacientes y sus familias es siempre nuestra principal preocupación. El equipo médico de Dignity Health Chandler Regional Medical Center toma este asunto extremadamente en serio y está trabajando para llevar a cabo una revisión exhaustiva «.

Pese a ello, la familia Rodgers asegura que el médico o el hospital les deben una disculpa. «Le dije … dejaste caer a mi hija. Y su reacción inicial no fue nada al principio … hasta que dije que tenía el video. Y me pidió verlo y cuando le mostré el video. .. se quedó sin habla», cuenta el padre sobre su interacción con el médico.

La madre por su parte añade que «sólo quiero que la gente sepa lo que le pasó a mi bebé».

Rodgers añadió que su bebita permaneció en cuidado intensivo por 12 días debido a su bajo peso y se le realizó una ecografía en la cabeza. Sin embargo, asegura que nunca recibió los resultados de la prueba.

Un ultrasonido practicado poco después del nacimiento de la bebé mostró que Morgan tenía una hemorragia de grado uno, pero no estaría claro si fue producto de la caída o porque ellas nacieron prematuramente.

Mi primer hijo nació por cesárea. Yo había visto vídeos de partos vaginales y en el nacimiento de Jon no pude estar presente. No me dejaron, así que me lo perdí.

Hace un tiempo, por aquello de «saber cómo fue», di con este vídeo que os pongo a continuación en el que pude ver, paso a paso, una cesárea. Durante un tiempo dudé si compartirlo con todos los lectores de Bebés y más, pero me parece muy interesante que, de igual modo que hemos compartido partos, pueda verse también cómo es una cesárea.

El vídeo es un resumen de la evidencia científica recogida por la OMS que tiene como fin realizar la intervención de la manera más segura y obteniendo la mejor recuperación posible, por eso una voz en off nos va explicando paso a paso por qué se hace como se hace y cuáles son los pasos a seguir para hacer una cesárea.

Como padre y enfermero me parece un vídeo realmente interesante, aunque aviso de que las imágenes pueden herir la sensibilidad de algunas personas. No olvidemos que una cesárea es una intervención quirúrgica mayor.

¿De verdad es la mejor opción?

Quiero aprovechar la publicación de este vídeo para comentar de nuevo que la cesárea es una solución a un problema, una intervención de relativa urgenciao que se realiza porque el parto vaginal es peligroso por alguna razón. Es decir, no es una opción, las madres no deberían poder elegir dar a luz por cesárea.

Por una mala praxis, por comodidad o porque hacer una cesárea da más beneficios económicos, en muchos países de América se realizan un número elevadísimo de cesáreas. Para conseguir que tantas mujeres se dejen hacer tantas cesáreas muchos «profesionales» llevan tiempo mintiendo y explicando a las mujeres que pueden elegir, que deben elegir y que la mejor opción es la cesárea. Les dicen que el bebé así no sufre, que la recuperación es muy parecida, o incluso mejor que la de un parto vaginal (que te destroza los genitales) y que es el método ideal.

Pero, como hemos explicado en más de una ocasión, no lo es. Basta con ver el vídeo para darse uno cuenta de lo agresiva que es para una mujer una cesárea y de que los riesgos son evidentemente mayores. Pero es que los riesgos son también mayores para el bebé, aunque no lo parezca. Es que si fuera mejor, los niños nacerían por la barriga.

En cualquier caso, la información es poder, y el vídeo nos sirve para saber cómo es la cesárea, qué hacen después y por qué se hace todo como se hace. Ya contaréis qué os ha parecido (si es que lo habéis llegado a ver).

Foto | Thinkstock
Vídeo | YouTube
En Bebés y más | El parto por cesárea, «No logro entender la decisión de Shakira y Piqué de dar a luz mediante cesárea». Entrevista a la fisioterapeuta Blanca Solé., Una cesárea cuesta casi el doble que un parto normal, ¿Elegirías parir por cesárea si pudieras?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *