0

Videos orgasmos femeninos

Tabla de contenidos

7 maneras de hacer que ella llegue al orgasmo (y que nunca lo olvide)

26/11/2017 05:00 – Actualizado: 01/07/2019 16:47

¿Cómo hacer que una mujer llegue al orgasmo? Y, lo más difícil si cabe: ¿cómo conseguir que ese clímax lo recuerde para siempre? Que no te entren los sudores, querido lector, es más fácil de lo que crees. Que la mayoría lo haga mal no significa que tú también. De hecho, tienes la posibilidad de dejar por todo lo alto al sector masculino.

No son críticas gratuitas. Antes de empezar con la teoría, has de grabarte estas cifras a fuego: 61,6% y 85,5%. La primera corresponde a las veces que ellas alcanzan el orgasmo, y el segundo, a la de ellos. Todo ello según una investigación realizada por el Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana.

Vamos allá. Recogemos las claves que debes seguir para que tu pareja, compañera o amiga tenga el mayor éxtasis de su vida.

1) Contextualiza

Las mujeres no son como vosotros. Su orgasmo es más emocional: si su cabeza y su cuerpo no están en sintonía, lo más probable es que acabe por fingir el orgasmo para que pares de una vez. O será sincera y verás que has fracasado. No entiendes nada, porque has hecho todo bien: caricias, lametones, preliminares… pero nada. ¿Qué se te ha olvidado? Contextualizar el acto sexual.

Muchos hombres cometen el error de ir demasiado rápido. No puedes tocar el clítoris de una mujer y pensar que solo con eso se va a excitar

Nos referimos a que le hagas olvidar todas las tareas que tiene pendientes, los problemas del trabajo y la reunión que tiene al día siguiente con el jefe. Ellas no son como los hombres: les es más difícil desconectar. Por ello, cúrratelo: velas, masajes, un baño caliente… Todo lo que le haga estar en el presente, ahí y en ese momento contigo. «Dile lo guapa que se ve a la luz de las velas», asegura el terapeuta sexual Ian Kerner a ‘Men’s Health’. «Se ha descubierto que los pensamientos negativos frenan la excitación de las mujeres».

2) No tengas prisa

Muchos hombres cometen este error: van demasiado rápido. No puedes tocar los pezones o el clítoris de una mujer y pensar que sólo con eso se va a excitar. Además, resulta muy incómodo que lo hagas si ella aún no ha entrado en el juego: puedes hacerle daño. Empieza con besos en la boca, en el cuello, en la espalda, la entrepierna… y cuando lo veas claro, estimula las zonas propiamente erógenas.

3) Estimula el clítoris

Una vez que hayas comprobado que está excitada, has de estimular el clítoris, también conocido como el botón del placer. Un estudio publicado en el ‘Journal of Sex & Marital Therapy’, a partir de 1.055 entrevistas con mujeres desde los 18 hasta los 94 años, determinó que más de un tercio de las consultadas (un 37%) necesitaban estimulación clitoriana para poder alcanzar el orgasmo durante el coito. Cuando este órgano entraba en la ecuación, más de un 40% de las mujeres afirmaba llegar al orgasmo más del 75% de las ocasiones. Tan solo un 18% reconocía poder llegar al clímax únicamente con la penetración vaginal. Las cifras hablan por sí solas. Si quieres que tenga un gran orgasmo, hazlo a lo grande.

4) Comprueba que está mojado

Antes de entrar, debes comprobar que está suficientemente lubricado. Si la metes a lo bruto no solo puedes hacerle daño a ella, sino que además puedes desgarrarte el frenillo (duele bastante, tendrás que ir a urgencias y tendrás puntos…). No obstante, has de tener en cuenta que mojado no significa listo. Lo mejor es preguntar, y si te dice que sí puedes iniciar la prenetración pero su lenguaje no verbal te dice otra cosa, espera. No hay ninguna prisa. Puedes practicar sexo oral. Ten una cosa clara: cuando ella quiera comenzar con el coito de verdad, te lo hará saber.

5) Cuida los olores

De todos nuestros sentidos, el olfato nos conecta con nuestra naturaleza más primitiva. Un olor nos puede gustar, resultarnos desagradable o dejarnos indiferente, pero nadie se pone a reflexionar sobre las impresiones que este nos causa. Los síntomas de una fuerte atracción son una suma acelerada de reacciones químicas en el cerebro que empiezan con la percepción del olor corporal de la persona que nos atrapa.

Al respecto, Rebecca Rosenblat, psicoterapeuta especializada en relaciones de pareja y sexualidad, aconseja a los hombres que se hagan con algunas fragancias masculinas que simulen los olores causados por altos niveles de testosterona. Eso, sin duda, aumentará la intensidad de su orgasmo.

6) Zona derecha de la espalda

Tienes que recorrer tantas zonas del cuerpo como puedas, pero sobre todo, la espalda. Besa, acaricia o cosquillea el lado derecho de esta parte del cuerpo durante el acto. Por las terminaciones nerviosas que se encuentran localizadas en esta parte del cuerpo, Rosenblat asegura que dicha zona resulta más intensa que el izquierdo para las mujeres.

Los olores juegan un papel fundamental: hazte con algunas fragancias masculinas que simulen los olores causados por altos niveles de testosterona

Pasa tu lengua suavemente por su espalda, empezando por la nuca hasta llegar a los glúteos. Roza apenas su piel y hazle sentir tu respiración. Al igual que las caderas, los hombros, el vientre o las muñecas, la espalda es una zona erógena poco conocida por los hombres que es, sin embargo, una de las más apreciadas en lo que a las damas se refiere. Recuerda que cuanto más te lo curres antes, más intenso será el final.

7) Sé gracioso

Reír aumenta la satisfacción sexual de la mujer. Para el género femenino un hombre divertido es también uno que se acepta y que muestra confianza. En definitiva: el sentido del humor del hombre es todo un afrodisíaco para ellas. Lo dice un trabajo llevado a cabo por la Universidad de Albany liderado por el psicólogo George Gallup.

Reír favorece la circulación y la oxigenación de la sangre y estimula la generación de endorfinas, neurotransmisores que son toda una droga para el amor y para el sexo. El cuerpo las produce especialmente durante las fases de enamoramiento, así como durante los orgasmos.

Ya que lo haces, hazlo bien.

Lográ que ella llegue al orgasmo en pocos minutos con estos 4 pasos

vgajic/iStock

El amor se demuestra todos los días y la cama es un excelente lugar para hacerlo. El placer debe ser cosa de los dos y llegar al clímax es la muestra clara del objetivo cumplido. Hoy te damos una ayuda: si seguís estos 4 pasos vas a lograr que ella llegue al orgasmo en solo unos minutos.

¿Sos capaz de lograrlo? ¡Sabemos que sí!

#1 Una buena entrada en calor

Thomas_EyeDesign/iStock

Arranquemos con el paso a paso. Los besos van a ser los protagonistas de los primeros minutos. El roce de labios sube los niveles de oxitocina, un químico que nos relaja naturalmente, y también aumenta las endorfinas que nos hacen sentir bien. Esto es clave porque la mayoría de las mujeres necesitan estar tranquilas para llegar al orgasmo.

Pero, ¡no te olvides del resto del cuerpo! Besá su su cuello y soltá tu aliento sobre su piel. Es importante que no te excedas para que no pierda la sensibilidad en la zona. Con un par de veces es suficiente. Hacelo lento, respirando el aroma de su cuerpo mientras le vas sacando las prendas de vestir menos la ropa interior.

Extra tip: dejate llevar por la situación. Si estás exitado, ella disfrutará más de la experiencia.

#2 Caricias estratégicas

oleg66/iStock

Una clave para que ella disfrute es ir despacio. Usá tus manos para acariciarla allí abajo pero todavía por encima de su ropa interior. El roce de la tela también genera sensaciones placenteras. Cada tanto, introducí tu mano debajo de la tela y mové los dedos en círculos presionando su clítoris.

Acá hay 2 datos importantes: primero, tus manos deben estar a una temperatura agradable para no arruinar el paso a paso que estamos haciendo. En segundo lugar, estaría muy bueno que uses algún lubricante íntimo o aceite perfumado para masajear su cuerpo. Tené en cuenta que la Association for Chemical Reception Sciences descubrió que la fragancia de frutilla alerta todos los sentidos.

No te olvides de su perineo, ¡le dará mucho placer! Muchas mujeres sienten dolor al hacerlo por atrás, pero la estimulación no es lo mismo. Masajeá su parte de atrás con los dedos y solo si ella te lo pide, animate a más. Para esto, usá un gel lubricante y recordá luego no volver a tocar con esa mano la vagina para no trasladar bacterias.

#3 Llegó tu momento, ¡lucite!

oleg66/iStock

¿Pensaste que nos ibamos a quedar en la previa? ¡No, señor! Según un estudio del Jounal of Sexual Medicine, cuanto más dura una penetración, mejor suele ser el orgasmo. El climax no depende del largo de la previa como se creía pero sí es importante. Saltar a la acción directamente puede ser doloroso y, sin duda, es poco romántico.

La posición del misionero es una de las mejores para hacer que la mujer llegue al climax. Su clítoris debe rozar la base de tu pene y un tip infalible más: seguí estimulándolo con tus manos y sentirá el doble de placer. La doble estimulación logrará que ella alcance el gran O. ¡No lo olvides!

#4 El tan ansiado «Ah»

Jacob Wackerhausen/iStock

Último minuto. Estamos en el tramo final y ahora para que ella llegue al pico de su placer tenés que mentalizarte: no podés parar. Cambiar la técnica o la posición abruptamente en este momento no es una opción. Si ella se distrae, tendrás que empezar de nuevo.

Conectarse con la otra persona también implica enteder su lenguaje corporal. Por eso es importante ser bueno observando. Si venís bien, mantené el ritmo, la misma velocidad y presión sobre su clítoris. Agarrá sus piernas con firmeza e insistí un poco más. No frenes hasta que sientas como afloja su cuerpo (o si ella te lo pide por alguna razón en particular).

Es verdad que cada mujer es distinta. A algunas les cuesta más alcanzar el clímax pero eso no siempre se debe a la performance sexual de su pareja. El estrés, los nervios y el bloqueo mental pueden afectarla.

Creen un espacio donde se sientan cómodos y puedan relajarse de verdad. Así disfrutarán en serio. Ya sabés cómo alcanzar el orgasmo femenino en minutos, solo falta ponerlo en práctica. ¿Arrancamos?

Aprendé más: 7 cosas REALES que todos deberíamos saber sobre el BDSM (antes de practicarlo)

Seguro sabes que a la mayoría de las mujeres les cuesta llegar al orgasmo… y hay algunas que NUNCA lo han logrado en la vida. Ahora, tomarte tu tiempo no debería avergonzarte, es prácticamente culpa de nuestra biología. Técnicamente la mujer tarda más o menos 20 minutos para llegar al clímax, mientras que los hombres lo hacen mucho más rápido.

Sin embargo, ahora en día existen miles de herramientas y recomendaciones para facilitar la excitación y, por ende, el orgasmo. ¿Sabes cómo aprovecharlos?

Mucho juego previo

Si te cuesta mucho trabajo llegar al orgasmo durante la penetración, lo ideal es alargar el juego previo. Tal vez no sea lo ideal para tu novio, pero lo será para ti. Créeme, entre más excitada estés, más rápido podrás relajarte para el clímax.

Estimulación combinada

Una está bien, pero 2 es mucho mejor. Casi toda mujer necesita estimulación de clítoris, pero la intensidad, combinada con otro tipo de estimulación (como del punto G), puede acortar el tiempo de espera. Son simples matemáticas: entre más hagas, menos tiempo tardarás.

Lubricante siempre

Si lubricas mucho por cuenta propia, no tomes por sentado el lubricante externo. Sé que no es barato, y a veces tiene un impacto negativo en los hombres, pero es capaz de revolucionar tu vida sexual si te atreves a probar cosas completamente nuevas.

Publicidadsexo

Sé clara con lo que quieres

La comunicación es CLAVE. Si no le muestras a tu galán lo que quieres (y cómo hacerlo), nunca podrá satisfacer tus necesidades… o tardará mucho tiempo. Es posible que ni siquiera tú sepas exactamente qué quieres, mas que llegar al orgasmo, pero es importante que sepas que no estás sola, y tu pareja y tú pueden descubrir y explorar juntos.

Ve porno

Sabemos que el porno no es educativo, pero puede ayudarte a conocer más. Algunos orgasmos están en la mente… y si tu mente está en algo que te excita (como el porno), podrás acelerar el ritmo. Este contenido ofrece una forma diferente de estimulación que deberías aprovechar.

Conoce más tu cuerpo

¿En verdad quieres llegar al orgasmo rápidamente? Entonces debes conocer bien tu cuerpo. Cada mujer es diferente, y hay factores, como el tamaño o posición del clítoris, que pueden tener un impacto en su orgasmo. Pero si no te tocas, no te exploras o no tienes curiosidad, jamás conocerás el placer para el que estás destinada.

C.A.T

Una de las mejores posiciones para llegar al orgasmo es la del C.A.T. El hueso púbico de tu pareja tiene que dirigirse directamente a tu clítoris. Es como el misionero, pero con ciertas variaciones.

Foto: Archivo Eme de Mujer

Publicidad

orgasmo femenino gratis – Videos Porno a diario

¿Como puede una mujer alcanzar el climax?

Experimentar un orgasmo femenino es sin duda la culminación de una buena relación sexual, algo que sin duda es lo que todos y todas buscamos. Pero lo primero de todo es preguntarnos, ¿Que es un orgasmo?

Pues bien, tener un orgasmo es el punto álgido de mayor satisfacción dentro de una relación sexual satisfactoria. Es por ello que, dado al placer que se siente, todos buscamos (algunos de forma demasiado ansiosa) tener orgasmos xxx.

Sin embargo hay mujeres que se declaran frígidas y que nunca han podido experimentar tal placer. Por eso escribimos principalmente para ellas con la intención de explicar como tener un orgasmo.

Lo primero de todo es estar con la persona adecuada, alguien que por lo menos no te de grima y que sepa como follar. La experiencia es un factor clave, especialmente para dar placer a una mujer (los hombre somos menos exigentes). Muchas veces es posible conseguir que lleguen al climax con un buen cunilingus e incluso tocando su clítoris con tus dedos.

Pero hay mujeres que no pueden tener uno vaginal y por tanto para darles el placer y la satisfacción que ellas necesitan debes jugar con sus culos para que así puedan alcanzar un orgasmo anal.

De hecho en los hombres es más sencillo, ya que incluso algunos pueden llegar a tenerlo sin ni tan siquiera eyacular.

El orgasmo clitoriano y el vaginal son los más comunes

Hemos hablado de distintos orgasmos femeninos, pero el más común sin duda es el clitoriano. Ello se debe a que es ahí donde precisamente se encuentra el punto G de una mujer y por tanto, siempre y cuando sepas lo que tienes que hacer, se puede lograr un orgasmo brutal.

También date cuenta de que no estamos hablando de corridas femeninas, es decir, no nos referimos a mujeres fuente ni a tías que se corren a chorro. Simplemente estamos hablando de llegar al climax y sentir ese placer.

Es por ello que hemos creado esta nueva sección de vídeos porno amateurs dedicada simplemente a esos momentos en los que una mujer llega, con sus temblores de piernas y gestos que delatan que ha llegado a correrse. Pero sin soltar grandes fluidos a chorro como en las eyaculaciones femeninas.

Llevo años escribiendo de sexo, y siempre estoy tratando de desmentir el mito de que la mayoría de las mujeres con vulvas pueden llegar al orgasmo a través del coito. Sólo 1 de 4 mujeres pueden lograrlo, y de estas chicas afortunadas, la mayoría lo logra a través de la estimulación de clítoris durante el sexo.

Hay muchos hombres, incluyendo a Freud, que nos han hecho creer que la vagina es el centro de nuestro placer, cuando en realidad el clítoris es por sí mismo el santo grial del placer sexual femenino.

Es irreal pensar que todas las mujeres llegaremos al orgasmo con la penetración. Y es que, aunque se sienta bien, para llegar al placer máximo se requiere estimulación externa… y hay muchas formas para lograrlo.

Ver más: 7 razones por las que amo mi periodo

Hazlo tú misma

Mira, es posible que tu galán ni siquiera sepa dónde carajos está el clítoris. Y si no quieres esperar toda la vida a que aprenda, puedes hacerlo tú misma. Elige una posición donde haya suficiente espacio entre tu cuerpo y el de tu pareja (vaquerita al reves o doggy style) y tócate como te gusta. Créeme, a tu galán le encantará verte.

Publicidad

Usa un juguete

Con tanta variedad en el mercado, no sé qué tanto has estado esperando para adentrarte al mundo de los juguetes sexuales. Usa tu vibrador favorito o incluso un anillo vibrador para tener la estimulación externa que tu orgasmo necesita.

Enséñale a tu pareja

Tiene que aprender algún día, ¿no? ¿Y qué mejor forma que bajo tu tutela? Si tu novio quiere involucrarse más en tu placer, puede aprender a estimular tu clítoris durante el sexo. Te recomiendo la posición de la cucharita para que aprenda lentamente.

C.A.T.

La posición del C.A.T. (Técnica de alineación coital por sus siglas en inglés) puede ayudarte a estimular el clítoris a través de la fricción del coito. Tienen que ponerse en posición del misionero, luego tu pareja debe moverse hacia arriba para que la base de su pene frote el clítoris con la penetración. Cada movimiento de arriba hacia abajo debería ser suficiente para tu placer.

Acércate al clímax antes del coito

Y mi tip favorito, el que NUNCA me ha fallado. Entre más cerca estés del orgasmo ANTES de la penetración, más probabilidades tienes de llegar al clímax durante el sexo. Así que échale ganas al juego previo y aprovecha tu posición favorita (como la vaquerita).

Publicidad

Con eso dicho, el sexo no tiene que ser la única actividad para llegar al orgasmo. Puede ser una gran experiencia DESPUÉS del orgasmo o puede servir de juego previo 😉

Foto: Archivo Eme de Mujer

Seis de cada 10 mujeres españolas tienen problemas para llegar al orgasmo cuando mantienen relaciones sexuales con sus parejas. Una cifra que es mucho menor en el caso de los hombres, que solo son el 20%, según una encuesta realizada por la marca de preservativos Control. Esto, sin embargo, no quiere decir que un 60% de las mujeres sea incapaz de llegar a experimentar orgasmos. Al contrario, explica Ruth González Pérez, psicóloga y sexóloga, que «es bastante habitual que sean capaces de llegar al clímax a solas». Pero, ¿por qué no lo logran en pareja?

La clave principal de este problema, señala esta experta, es bastante obvia: «Nuestro modelo sexual está basado en la penetración y esto no favorece el orgasmo de la mujer, que necesita de la estimulación del clítoris para conseguirlo». Pero este no es la única, «También necesita encontrarse tranquila y sin preocupaciones para poder dejarse llevar y centrarse en las sensaciones que llevan al orgasmo».

Relajarse no es tan sencillo, si tenemos en cuenta nuestro ritmo de vida actual y el estrés que supone, que es mayor en mujeres porque, además de las responsabilidades laborales, tienden a hacerse cargo de más labores en el entorno familiar y personal, lo que, inevitablemente, pasa factura, como publicó Cinco Días. Todo esto puede hacer que ellas estén más dispersas en los encuentros sexuales y tengan mayor dificultad para llegar al clímax. Sin embargo, «cuando estamos solas y sabemos lo que nos gusta y cómo nos gusta, nos relajamos y no tenemos problema en centrarnos en nuestro cuerpo y estimularlo», apunta González.

La desigualdad en la pareja puede dificultar el orgasmo

Si bien las cifras de mujeres que no llegan al orgasmo son altas, quizás es igual de preocupante el número de mujeres que optan por fingir en vez de comunicarlo y hacer algo al respecto: el 56,4% de las mujeres encuestadas por Control reconoce haberlo hecho en más de una ocasión, frente al 17% de los participantes masculinos. Un problema que solo tiene una solución: aumentar la comunicación con la pareja. «Tenemos que normalizar el hablar de sexo y no sentirnos incómodos por pedir aquello que nos satisface», dice la sexóloga, aunque recuerda que hay que tener tacto y tener en cuenta «las necesidades de la otra persona para que no se sienta herida o juzgada».

En ocasiones no es necesario verbalizarlo: se pueden dar pistas mediante gestos, sonidos o juegos que ayuden a la otra persona a entender lo que nos gusta o no. Sea de la forma que sea, «decir lo que nos hace disfrutar, lo que queremos probar, lo que no y lo que queremos cambiar o mejorar siempre será positivo para la pareja y para el disfrute de ambos», afirma Ana García, sexóloga y terapeuta de pareja.

También es importante que exista una situación de igualdad en la pareja. Cuando no la hay, empeora la vida sexual, apunta un estudio de la Universidad de Chicago realizado en 29 países occidentales: «En las relaciones basadas en la igualdad, las parejas tienden a desarrollar hábitos sexuales que están más de acuerdo con los intereses de ambos». Pero además, un reparto de tareas más igualitario ayuda a disminuir las tensiones en la pareja, a tener más ganas, y a estar más receptivo, e incluso más generoso, durante las relaciones con el otro.

Conseguir el orgasmo en solitario facilita la llegada en pareja

Pese a todo, es importante aclarar que nunca será tan fácil alcanzar el orgasmo a solas como hacerlo en pareja. Al fin y al cabo, apunta González, el autoerotismo es un placer más egoísta, solo centrado en las emociones y sensaciones propias: «A solas exploro mi cuerpo, mis genitales, los miro, los toco y pruebo diferentes formas de masturbarme». Así resulta más fácil conseguir atajos para llegar al clímax.

La buena noticia es que si se logra el orgasmo a solas, estamos ante un buen punto de partida para conseguirlo en pareja porque, apunta García, al menos sabemos «cómo y dónde» y solo es cuestión de compartir con mimo esas indicaciones. «Hacer un trabajo de autoconocimiento para aprender a disfrutar de uno mismo, hace que cuando estamos con otras personas, podamos guiarlas», continúa esta experta, quien añade: «El camino se hace mucho más fácil y más efectivo».

Igualmente, una vez se consigue, las perspectivas son bastante buenas, según el mismo barómetro de Control, «el 27,7% de las mujeres afirma tener más de un orgasmo en cada acto sexual, algo de lo que solo un 12,5% de los hombres puede presumir».

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Cómo conseguir un orgasmo femenino que pueda durar hasta 30 minutos

No todos los orgasmos son iguales y no todas las mujeres han conseguido llegar al éxtasis ya sea a través de la masturbación, el sexo oral o la penetración. En este ámbito, de hecho, si pensamos en la pornografía mainstream observamos muy pocas veces a la mujer teniendo un placer auténtico. Parece como si se centrara en representar orgasmos falsos, con mujeres que reciben una estimulación bastante contraria a la que les puede generar un éxtasis de placer. En palabras de Erika Lust: “Todos sabemos que la penetración pura y dura no da orgasmos a la gran mayoría”. Dentro del ámbito del orgasmo femenino, hemos dado con uno llamado orgasmo expandido, que puede llegar a durar 30 minutos.

El término

El promedio de un orgasmo femenino está entre tres y 15 segundos. El suceso, dentro de la masturbación, depende de la temperatura, la presión y el movimiento ya sea de las manos (propias o ajenas) o de algún juguete sexual. Las mujeres, además, pueden ser multiorgásmicas, es decir, tienen la capacidad de vivir varios orgasmos en un corto periodo de tiempo. El término de orgasmo expandido fue acuñado por la bioneuróloga Patricia Taylor en el 1995 cuando, para su tesis doctoral, realizó una investigación en más de 44 parejas de diversas procedencias y consiguió que todas las mujeres del estudio alcanzaran orgasmos de hasta 30 minutos. Las técnicas utilizadas para conseguirlo fueron: autoestimulación manual (60%), estimulación manual por parte de la pareja (35%), penetración (30%) y estimulación oral (15%).

Un orgasmo expandido es cualquier experiencia sexual más intensa y extensa de lo que se describe habitualmente como un orgasmo regular.

— sexofacto (@Sexofacto) 3 de diciembre de 2012

Según la experta, este éxtasis se ha visto evidente en prácticas como el sexo tántrico que emplea técnicas de respiración profunda para que el orgasmo sea producido por una activación progresiva y equilibrada del sistema nervioso. Ahora bien, según explican Alan Brauer y Donna Brauer en su libro The ESO Ecstasy Program: Better, Safer Sexual Intimacy and Extended Orgasmic Response, la mujer debe estar sumamente relajada y debe tener un conocimiento y un control sobre su cuerpo y sus propios orgasmos bastante amplio y previamente trabajado. Esto es lógico, pues si nunca ha conseguido masturbarse y generarse a sí misma diferentes tipos de orgasmos para conocer su cuerpo, su sexualidad y su placer, el camino para dar con uno expandido tendrá mayores obstáculos.

El proceso de alcanzarlo

Para alcanzar este orgasmo se debe estimular el clítoris dibujando movimientos circulares lentos y constantes alrededor con el dedo índice. La zona debe estar húmeda o humedecerse para que el contacto sea suave y placentero. A partir de ahí la presión y el ritmo deben ir variando según el gusto de la mujer. Los expertos también hablan de ejercicios de suelo pélvico de Kegel, que incluyen apretar, sostener y liberar los mismos músculos que se utilizan para orinar. Así, si la zona está fortalecida, el cuerpo de la mujer —naturalmente— irá activando esos músculos para dar con el orgasmo. A este cóctel de movimientos y de relajación hay que sumarle solamente un aspecto: una respiración profunda y constante, de esas que llenan todos los pulmones hasta el final. Vamos que la clave está en lograr un estado de relajación y concentración tal que las sensaciones se multipliquen en duración e intensidad, es decir, prácticamente un estado alterado de conciencia.

Cuando el orgasmo aparezca el paso inminente es dejar de estimular el clítoris y pasar a acariciar las paredes vaginales internas: hacia dentro y hacia afuera o en círculos, lenta y constantemente, no con brusquedad. La vagina, después del primer clímax, irá a relajarse pero con la prolongación de las caricias vaginales internas aparecerá otra contracción y a posteriori otro orgasmo. Quienes consiguen superar un tiempo de varios minutos indican que, para alargar el éxtasis hasta casi alcanzar la media hora, deben usarse ambas manos: una para estimular el clítoris y otra para la zona interna de la vagina.

El orgasmo expandido no debe convertirse en el objetivo o la meta a conseguir. Se trata de una práctica más con la que experimentar el placer ya sea en soledad o dentro de una relación. Siempre, lo imprescindible, es disfrutar del sexo, del cuerpo propio, del tacto y de un camino hacia el placer que sea sano y consentido, ante todo.

¿Cómo tener orgasmos más largos e intensos si eres mujer?

El orgasmo femenino puede durar hasta 30 minutos con la estimulación correcta

  • SUSANA CARRASCO
  • 20/06/2019
  • 18:59 hrs.

El objetivo de muchos de los encuentros sexuales es lograr uno o varios orgasmos, ya que es una sensación placentera que brinda bienestar y de hecho, es buena para la salud. Pero ¿y si pudieras tener orgasmos más largos e intensos? Sí es posible y hay algunas técnicas para lograrlo.

Las mujeres son quienes puedes disfrutar más fácilmente de orgasmos largos, ya que por naturaleza, su orgasmo dura entre 3 y 15 minutos. En los hombres, dura de 3 a 8 segundos.

Orgasmos más largos e intensos

Existe una técnica llamada del orgasmo extendido que permite prolongar el climax por hasta media hora en las mujeres.

De acuerdo a la psicóloga y sexóloga Patricia Safadi, se trata de una sucesión de orgasmos. La mujer tiene la capacidad de ser multiorgásmica porque a diferencia del hombre no eyacula ni debe padecer el periodo refractario necesario para recuperarse.

La técnica del orgasmo extendido promete la descarda de la energía sexual durante 30 minutos, con contracciones placenteras hasta 24 horas después del acto.

Para conseguirlo, esto es lo que debes hacer:

1.Relajarse

Para lograr orgasmos más largos la mujer necesita entrenarse, ya que lo que está a punto de vivir es un maratón de placer.

Es necesario estar con la mente relajada y con un pensamiento positivo sobre el sexo. Muchas veces, la mujer se resiste a experiencias sexuales intensas en lugar de solo relajarse y disfrutar.

2. Ejercicios de Kegel

Es muy importante realizar ejercicios de Kegel o del piso pélvico, los cuales incluyen apretar, sostener y luego liberar los mismos músculos que se utilizan para dejar de orinar a mitad del flujo.

Este tipo de ejercicios fortalecen los músculos que se contraen durante el orgasmo, por lo que tonificarlos aumenta las sensaciones y hace más fácil que el clímax sea intenso.

3. Masturbación

Los orgasmos más largos también requieren de masturbarse más seguido para conocer las zonas, tiempos y tipos de movimientos que producen mayor placer.

Para mejorar la experiencia puedes aplicar un poco de lubricante en la totalidad de la vagina y el perineo, distribuyendo durante al menos cinco minutos, sin estimular el clítoris ni el interior de la vagina.

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo prepararte para recibir sexo oral?

Técnica de orgasmo prolongado

Una vez que hayas realizado lo anterior por varios días, cuando te sientas preparada empieza con la estimulación.

Primero estimula el clítoris dibujando movimientos circulares lentos y constantes alrededor con el dedo índice.

Es necesario que lo hagas con la presión y el ritmo que más disfrutes y mientras lo haces, contrae el piso pélvico y respira profundamente desde el estómago. Sentirás como el orgasmo se acerca.

Cuando percibas las contracciones regulares de dos segundos en tu zona genital, será la señal de que el orgasmo es inminente pero una vez que comienzan, deja de estimular el clítoris e inmediatamente comienza a acaricias las paredes vaginales internas.

Usa los dedos, con movimientos hacia adentro o hacia afuera, gira en círculos, lenta y de forma constante, dentro y fuera de la entrada vaginal.

La vagina comienza a relajarse después de un orgasmo pero con esta técnica se busca prolongar las contracciones, de manera que debes mantener los dedos dentro de la vagina, acariciando con suavidad y aumentando la presión poco a poco.

Esos movimientos deben desencadenar otra serie de contracciones a medida que sigues con los estímulos en las paredes vaginales internas.

Cuando haya una pausa en las contracciones del orgasmo, debes volver rápidamente a acariciar el clítoris como al principio, siempre son movimientos circulares.

Después de eso, debes sentir aún más contracciones, lo que será la señal para volver a estimular de nuevo dentro de la vagina con movimientos de los dedos de atrás hacia adelante.

Debes hacer esto por al menos 15 minutos y luego notarás que las contracciones son continuas.

Esto indica la llegada de la fase final y será el momento de encontrar una posición en la que puedas usar ambas manos para estimular tanto el clítoris como la vagina al mismo tiempo.

¿El resultado? Una ola de múltiples orgasmos duraderos e intensos.

¡Atrévete! y experimenta nuevas sensaciones en la intimidad.

>>SIGUE LEYENDO: Consecuencias de reprimir tu deseo sexual

(Con información de Clarin)

    El orgasmo femenino: 5 claves para alcanzarlo

    La palabra «orgasmo» viene del griego «orga» cuyo significado es «hervir, arder». Y no es de extrañar, porque se trata de un placer absoluto y fulminante. Un orgasmo femenino se alcanza con fuerza tras un período de excitación.
    Dicen que es el placer más agradable e intenso (lo sentimos, querido chocolate) al que le sigue un momento de calma, felicidad y relajación. Pero, ¿cómo se llega al orgasmo femenino? Bueno, puedes conseguirlo sola o con tu pareja pero ¿cómo tener este placer intenso? ¡Toma Nota!

    Tu navegador no puede mostrar este vídeo

    En una relación el coito es fundamental. La sexualidad es parte de una pareja. Con los años muchas mujeres y hombres van perdiendo ese apetito sexual e incluso algunos mucho antes y de manera precoz. Los hombres no son los únicos a los que, con el tiempo, les cuesta conseguir la eyaculación, también a la parte femenina le supone complicado llegar al orgasmo. Para que puedas mantener la misma excitación sexual con tu pareja te vamos a dar unas técnicas para que puedas disfrutar más.

    El orgasmo femenino no solo se alcanza a través de la penetración. De hecho, es altamente recomendable explorar el cuerpo femenino para descubrir zonas erógenas que faciliten la tarea. En el caso de las relaciones sexuales, los preliminares, el sexo oral y otro tipo de prácticas placenteras pueden ser el vehículo perfecto para lograr un orgasmo inolvidable. Mientras tanto, también es fundamental:

    • que tu pareja sepa como «funcionas» mejor para «jugar» y experimentar cosas contigo
    • conocerse a una misma a través de la autoexploración. Así que, si quieres disfrutar de tu cuerpo y tus zonas de placer, prueba con alguno de estos últiles juguetes.

    ¿Quieres probar el placer de un juguete sexual? Consulta toda la variedad de juguetes sexuales para mujeres que te ayudarán a llegar al clímax.

    Si quieres descubrir un poco más sobre el orgasmo femenino, repasamos 5 claves fundamentales sobre este…

    1. Manifestaciones físicas del orgasmo femenino

    Durante el orgasmo:

    • el clítoris se retrae,
    • la vagina, el perineo y el útero se contraen por las sacudidas
    • los pezones se endurecen
    • el corazón se acelera
    • los vasos sanguíneos se dilatan.

    Todo se estimula durante este placer supremo con el que las mujeres (y los hombres, en su caso) enloquecen. Y es normal porque el orgasmo conlleva una secreción de endorfinas, la molécula de la felicidad, que proporciona una sensación de bienestar inigualable.

    2. ¿Cómo alcanzar el orgasmo femenino ?

    Por lo general, la mayoría de las mujeres logra el orgasmo cuando se le estimulan las zonas sexuales solas o en pareja:

    • caricias preliminares: activan tu cerebro preparándose para el momento del coito. Estos movimientos hacen que aumente mucho más el placer y se llegue antes al orgasmo.
    • cunnilingus: es una de las técnicas que más excita a las mujeres y que favorecerá a que si tienes anorgasmia puedes conseguir llegar al orgasmo.
    • masturbación: tanto si lo haces tú misma como si lo hace tu pareja conseguirá que la zona genital se excite con mayor facilidad.
    • penetración: a través del pene la mujer también llegar al orgasmo. Es una de las partes más esenciales que nos llevan al coito, al orgasmo femenino, y también a la eyaculación del hombre.

    Pero el mejor modo de llegar al orgasmo es conociendo el cuerpo de una misma. Contamos con diferentes puntos erógenos que son capaces de hacernos sentir en el séptimo cielo, ¡pero hay que encontrarlos!
    La solución: iniciarse en el descubrimiento del cuerpo:

    • sola o en pareja,
    • con juguetitos sexuales
    • sin ellos, para detectar las zonas más movedizas.

    Si quieres descubrir qué juguete erótico va más contigo, ¡haz este test para descubrirlo!

    3. Diferentes orgasmos femeninos

    El orgasmo vaginal: se consigue mediante la estimulación del punto Gräfenberg o más comúnmente llamado «punto G», situado a unos 4 cm de la entrada de la vagina. Tiene forma de bolita de menos de un centímetro y aumenta de tamaño con la estimulación. Está situado al lado de la vejiga por eso no es extraño que tras un orgasmo femenino vaginal tengamos ganas de ir al baño. Para sensibilizarlo, estimúlalo de forma regular con suaves y repetidas presiones con el punto del dedo o con la ayuda de un juguete sexual. Prueba estos juguetes si quieres conseguri un increíble orgasmo vaginal:

    • Vibrador masajeador con 30 modos diferentes, disponible en Amazon.
    • Bolas chinas vibradoras de silicona con mando a distancia, disponibles en Amazon.
    • Vibrador con efecto calor para mujer, disponible en Amazon.

    El orgasmo clitoriano: se consigue mediante la estimulación del clítoris. Ese es un pequeño botón situado entre los labios, anterior a la vagina. Se accede a él muy fácilmente . Es muy sensible. Se puede llegar al orgasmo con delicadas caricias. Aquí te dejamos unas cuantas posturas que facilitarán la placentera tarea. Estos son los mejores juguetes sexuales para estimular el clítoris:

    • Satisfyer Pro, succionador de clítoris, disponible en Amazon.
    • Masajeador de clítoris con efecto cunnilingus, disponible en Amazon.
    • Vibrador masajeador de clítoris, disponible en Amazon.

    Descubre: Las 20 mejores posturas para un orgasmo clitoriano

    © Cuando te encuentre

    4. El orgasmo femenino, en cifras

    • El orgasmo clitoriano: según un estudio el 95 % de las mujeres llegan a él mediante la masturbación y menos de la mitad, un 45%, lo comparten con el pene masculino.
    • El orgasmo vaginal: son pocas las mujeres que logran llegar a este orgasmo. Sólo un 30% tienen el gusto de experimentar dicho placer. Aunque todas tenemos un punto G, hay que conseguir «despertarlo» con múltiples movimientos en esta zona. Para ello, hay posturas que lo favorecen: el misionero, con las piernas de la mujer sobre la espalda del hombre o el galgo, con la que se facilita una penetración profunda.

    5. El multiorgasmo femenino es posible

    Aunque para algunos sea solo una fantasía, lo cierto es que el multiorgasmo existe y es más fácil de conseguir de lo que parece. La clave está en:

    • conocer el propio cuerpo,
    • saber que es posible
    • poner nuestra mente en ello,
    • alargar el clímax sexual (muchas veces no lo logramos porque nuestra pareja dura menos de lo que nos gustaría),
    • ir cambiando de estímulos y zonas erógenas
    • escoger posturas que funcionen realmente con nosotras.

    Si quieres saber más, en este artículo te desvelamos las claves para alcanzar el multiorgasmo

    Además:
    Las claves para conseguir el orgasmo femenino
    Los vibradores perfectos para estimular el punto G en las mujeres
    Los mejores vibradores sexuales para mujeres
    ¿Aún no conoces el mejor juguete sexual para estimular el clítoris?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *