0

Vitalis bebida dietetica

¿No sabes cómo bajar de peso? ¿Estás haciendo dietas estrictas y no consigues adelgazar de forma saludable?

Existen en el mercado una amplia gama de productos naturales para perder peso, tales como barritas proteicas, quemagrasas naturales y batidos sustitutivos de comidas. En este último caso, tenemos los batidos Sotya para adelgazar, que poseen minerales y extracto de café verde, ideales para acelerar la pérdida de peso.

Beneficios de los Batidos Sustitutivos para Adelgazar

Perder peso con batidos sustitutivos puede resultar aburrido: la monotonía en la ingesta de los batidos para sustituir las comidas puede provocar cambios de humor. Por eso, Sotya ha elaborado batidos sustitutivos naturales con distintos sabores para hacer más amena su ingesta:

  • Batido sabor Capuchino
  • Batido sabor Chocolate
  • Batido sabor Chocolate Blanco
  • Batido de Fresa
  • Batido de Vainilla

Es por eso que Sotya ha reunido en sus batidos sustitutivos, algunas de las características más importantes para hacerlos eficientes a la hora de acompañar una dieta para adelgazar:

  1. Los batidos proteicos de Sotya, están elaborados utilizando solo proteínas de origen vegetal, por lo que son una mezcla de componentes naturales que podrás disfrutar aun siendo intolerante a la lactosa, sigas una dieta vegetariana o vegana.
  2. Con los batidos saciantes Sotya, le darás a tu organismo 412 calorías por comida, contrastando con las aproximadamente 700 y 800 calorías que puede tener un plato completo, logrando así reducir de forma considerable la ingesta de calorías.
  3. Las proteínas que encuentras en los batidos saciantes, son de fácil absorción, por lo que tu apetito desaparecerá de inmediato. Incluso puedes beberlos después del entrenamiento, logrando así recuperar tus fuerzas rápidamente.
  4. Estos batidos de proteínas para adelgazar, están caracterizados por su contenido en vitaminas como la B12, la cual garantiza que ante la ausencia de carnes y proteínas de origen animal, mantendrás niveles adecuados de hemoglobina. De esta forma podrás prevenir la aparición de la anemia, el decaimiento, fatiga y somnolencia que ésta ocasiona.
  5. Los batidos proteicos para adelgazar poseen extracto de café verde, pues además de su contenido proteico, Sotya ha pensado en brindarte una opción que acelera la quema de grasa localizada, además de prevenir los picos de insulina, por lo que ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangres.
  6. Los batidos saciantes para adelgazar, pueden ocasionar aburrimiento, por lo que Sotya ha creado 4 deliciosos sabores: Vainilla, chocolate blanco, fresa y banana, de esta manera podrás variar tu alimentación, para lograr llegar hasta el final en tu propósito.
  7. Adelgazar es un proceso que exige dedicación, lo que puede llegar a ser agotador, por lo que perder peso con batidos sustitutivos, puede ser más cómodo ya que se pueden preparar en minutos y son fáciles de llevar a todas partes. Podrás disfrutarlos en el gimnasio, la oficina o hasta de paseo, logrando así saciar tu apetito, sin salirte de tu régimen alimenticio, ni excederte en las calorías.

Batidos Saciantes Sotya Opiniones

Los batidos sotya, son utilizados para sustituir las comidas que consideras más complicadas; es decir si tienes poco tiempo para preparar un desayuno completo, que te brinde los nutrientes necesarios para enfrentar el día, este batido sustituto puede ser la solución.

También puede resultar ideal para la cena, esto debido a que cuando estamos a dieta, la cena es una de las comidas que más evitamos; pero un batido sustitutivo cena, te ayudará a acelerar el metabolismo, gracias a las proteínas que contiene, mientras evitas los picos de insulina.

De esta forma, amanecerás lleno de energía, con el metabolismo acelerado y de buen humor, pues no te saltaste ninguna comida, solo la sustituiste de forma práctica, deliciosa y con muchos nutrientes.

Estas son solo algunas de las opiniones de quienes han tomado los batidos sustitutos de Sotya, quienes además insisten en que reducen las cantidades que vienen en las especificaciones, debido a que los batidos quedan densos; sin embargo debes tener presente que la idea es que sea saciante, lo cual no sucederá si no colocas la cantidad adecuada.

Es por eso que se recomienda respetar las cantidades adecuadas para preparar los mejores batidos sustitutivos.

¿Cómo escoger un batido para adelgazar que funcione?

Los batidos de frutas y verduras frescas y naturales tienen la ventaja que son fáciles y rápidos de preparar, ejercen un efecto saciante con lo cual nos ayuda a controlar la ingesta de alimentos entre horas, son muy bajos en grasas y suelen ser muy apetitosos con una gran variedad de sabores y texturas.

Existen numerosas posibilidades de elaborar multitud de batidos para adelgazar. En la web adelgazarysalud.com podrás encontrar toda la información para configurar tu plan de adelgazamiento personalizado. Así como los mejores batidos para adelgazar, con ejemplos y consejos detallados para perder esos kilos de más de forma saludable.

Consejos para adelgazar con batidos

Cuando decidimos iniciar una plan de adelgazamiento debemos concienciarnos en cambiar algunos malos hábitos de vida. La comida sana y equilibrada debe primar siempre por encima de los alimentos ultra procesados, por lo que el batido natural a base de frutas y verduras naturales debe ser empleado siempre para alcanzar tus metas y no como una forma de vida o de alimentación alternativa.

» Una dieta debe ir siempre acompañada de actividad física moderada para aumentar sus efectos, dormir como mínimo 7/8 horas diarias y tener en todo momento una aptitud positiva.»

Los batidos naturales son una excelente forma de empezar el día. Un batido a la hora del desayuno aporta de una buena dosis de energía naturales, vitaminas y minerales para afrontar con garantías nuestra actividad diaria. También es recomendable estos preparados saludables en personas con estados carenciales o en personas con mucha actividad tanto física como intelectual.

» La razón porque la fruta diurética es ideal a la hora de confeccionar batidos para adelgazar es por su alto contenido en fibras, que ayudan a mejorar la digestión y reducir los niveles de glucosa.»

Podemos configurar batidos para adelgazar alternando ingredientes naturales y frescos como por ejemplo fruta diurética como la manzana, sandía, piña, melón y kiwi, verduras como el apio, kale, pepino y perejil, junto a infusiones para perder peso como el té verde, diente de león o cola de caballo, entre otras. Puedes batir estos ingredientes son agua o bebidas vegetales como avena, almendra o soja. También puedes incorporar semillas de chía que contienen altos niveles de ácidos omega 3.

Una advertencia previa a la lectura de este artículo: no soy endocrino ni nutricionista. Existen profesionales preparados a los que acudir si necesitas ayuda a la hora de bajar de peso y no deberías saltártelos. Las líneas que siguen son una experiencia personal que puede ser entretenida pero que no puede ser más que eso. Si tienes problemas serios con la alimentación hay muchos sitios en los que pueden ayudarte.

Todo empezó por culpa de mi compañero Javier Lacort y su artículo 30 días con Joylent, de aconsejable lectura. Me fascinó desde el principio la idea de los batidos sustitutivos tipo Soylent Green y la posibilidad de introducirlos en la dieta como una forma radical de romper con hábitos poco saludables.

De hecho, este artículo se escribe dos años exactos después del suyo y, entre medias, una de las cosas que ha cambiado es el nombre del producto a analizar. Él probó Joylent y yo he hecho la prueba con su nuevo nombre, Jimmy Joy. Que, por cierto, era el nombre de un músico de big band de la primera mitad del siglo pasado.

¿Qué diablos es eso del Soylent? Es la pregunta que más me han hecho en la cocina de EL ESPAÑOL mientras me preparaba mi brebaje. La mitad del trabajo era dejar claro que no eran batidos de proteínas para el gimnasio. La otra mitad, explicar que Soylent fue un experimento de nutrición llevado a cabo hace ahora un lustro por el ingeniero de software Rob Rhinehart, que en enero de 2013 compró 35 ingredientes y los mezcló para crear un alimento capaz de cubrir las necesidades básicas del ser humano. Pensaba en la comida como un gasto inútil de tiempo y un problema de ingeniería que resolver. Para ponerle nombre, se llenó de ironía y utilizó el de un producto que aparecía en la mítica película de ficción especulativa Cuando el destino nos alcance, en la que Charlton Heston descubría que quizá se habían pasado con el toque humano a la hora de elaborar el Soylent Green.

El caso es que no sólo Rosa Foods, la empresa que lo comercializó, tuvo éxito, también surgieron varias copias adaptadas a distintos mercados. Jimmy Joy es la versión holandesa, adaptada a estándares europeos. Hay otra versión europea bastante popular, también creada en Holanda, que se llama Jake Food. Y no son las únicas. Está la británica Huel, o la madrileña Satislent, que utiliza entre los ingredientes el famoso gofio canario, así como aceite de oliva.

La diferencia con los batidos tradicionales que se utilizan en dietas y que en España popularizó la antigua Biomanan (hoy Bimanan) es que el objetivo de estas nuevas bebidas no es perder peso, sino reemplazar por completo a la comida. Hay una parte mucho más hipster y filosófica. Crear este tipo de alimentos es, teóricamente, más sostenible y ecológico que la cantidad de desperdicios que genera la comida por sí misma. Sólo necesitas una bolsa de medio kilo para hacer tres comidas. Incluso hay gente que lo utiliza no con propósitos de adelgazamiento, sino de engorde.

Un plan distinto

El experimento que quería hacer yo era ligeramente distinto del de mi compañero. Una de las diferencias es que Javier es y ha sido siempre un tipo delgado. Pasadas las fiestas, yo era un gordaco que ya había atravesado más que de sobra la barrera del sobrepeso. Midiendo casi lo mismo, él pasó de 86 kilos a algo menos de 82 después de un mes entero con el antiguo Joylent como parte de su dieta. Yo empecé con 108 kilos.

Una de las muchas ventajas de ser alto es que mucha gente tiende a considerarte “grande” en lugar de “gordo”. Tienes mucho más margen que alguien más bajito. Pero, incluso así, yo me estaba acercando a ese momento. El estrés de mis primeros meses en un nuevo trabajo había hecho mella en mi estilo de vida y en mi alimentación. Apenas hacía ejercicio. Mi mujer estaba preocupada y no creo que en la promesa de “en la riqueza o en la pobreza” haya ninguna cláusula que te permita convertirte en una mole mientras tu pareja sigue igual o mejor que cuando te casaste. Para colmo, dos buenos amigos me previnieron durante las fiestas de que tenía que hacer algo para revertir la situación. Y, ya puestos, decidí hacerlo de manera que pudiese resultarle interesante a alguien más.

En ningún momento me puse límites tan rígidos como los de Javier. Tenía que ser realista con mis propias normas si quería cumplirlas. Me puse dos excepciones. La primera, un día semanal en el que poder cenar con mi mujer. No hay dieta ni artículo que compense no pasar un rato agradable cenando con mi santa al menos una vez a la semana. Además, como su comida favorita es el sushi, era un capricho de bajo impacto. La segunda salvedad era que tendría que seguir acudiendo a comidas de trabajo, aunque intentando reducirlas en la medida de lo posible durante el mes de prueba.

Quitando todo eso, se acabaron las ricas comidas de los sábados en casa de mi madre. Se acabó la comida rápida, se acabó picar en el trabajo. Nada más que Jimmy Joy, y en cantidades suficientes como para mantenerme en buena forma.

El proceso de pedido fue rápido, y el envío tardó cerca de una semana: pagué 150 euros por 30 bolsas que debían durarme un mes y que distribuí como pude entre los armarios de la cocina; un envase mezclador con una especie de espiral que me ahorra la batidora (tenía que haber pedido otro para la oficina); una cuchara para medir las cantidades (también tenía que haber pedido otra para la oficina), y un propósito: comenzaría el lunes 15 de enero y terminaría el lunes 12 de febrero. Cuatro semanas justas.

El momento de la verdad.

La primera sensación fue interesante. Reconozco que esperaba algo más “batido”, Pero no. Es como el fondillo polvoriento que queda después de acabar un bol de cereales, pero en ingentes cantidades. No me pareció delicioso, pero tampoco desagradable, y terminé cogiéndole el gusto. Cada batido introduce 700 calorías. En teoría, tomando tres al día me mantendría en una ingesta perfecta de mis cantidades diarias recomendadas. Como mi objetivo era adelgazar, lo reduje a dos batidos diarios, acompañados de suplementación de vitaminas y de las ampollas de l-carnitina del Mercadona, que son baratas, se supone que son liporeductores y, lo que es mejor aún, saben a chuche.

El segundo día tuve que tomar una decisión. El sabor del producto es agradable si lo tomas frío, pero no tanto a temperatura ambiente o caliente. En invierno, por las noches, me resulta imposible tomar un batido frío antes de irme a la cama. ¿Respuesta? En función del día, o me iba en ayunas al catre o tomaba una taza de caldo. Del mismo modo, y casi por los mismos motivos, mantuve en mi dieta el primer café de la mañana. Lo que además me sirvió para cambiar muchos almuerzos de trabajo por desayunos.

¿Qué sabores recomiendo? Los favoritos de la gente suelen ser los de vainilla y plátano, y entiendo por qué. Pero reconozco que los de chocolate, fresa y mango me han parecido perfectamente homologables al resto. En concreto, mucha gente arremete fuerte contra los de chocolate, y no están nada mal, especialmente si sustituyes el medio litro de agua del batido por mitad y mitad de agua y leche.

El ilustrador Josse Blasse ilustra todos los personajes de Jimmy Joy

Primera fase

La primera etapa de mi experimentó coincidió con dos semanas sin absolutamente ningún compromiso social a la hora de comer, de manera que pasé muchos días exclusivamente a batidos. ¿Conclusiones?

Efectivamente, quitan el hambre. Fue una de las cosas más sorprendentes que he experimentado. Acostumbrado a que la comida es indispensable, la idea de no comer y no tener hambre es rarísima. Eso no quiere decir que no apetezcan cosas que te gusten, o la experiencia de masticar. Como Javier había alertado sobre eso, empecé a tomar uno o dos chicles al día para mantener la costumbre.

Y además, no sólo sacian, sino que tienes más energía. Supongo que ayuda que las digestiones sean más ligeras.

No empecé el proyecto pensando en que me serviría para volver al gimnasio, pero en realidad ha sido así. El reducir hasta casi la nada el tiempo requerido para comer te permite dedicar el tiempo de la comida a entrenar. Como en mi gimnasio tienen Netflix en las máquinas de cardio y una piscina estupenda, he pasado de ser un simple benefactor de Viding a un cliente como otro cualquiera.

Los desafíos y las debilidades

Eso no quiere decir que no haya habido retos. Una de las diferencias claves a la hora de hacer esto entre un hombre soltero y otro casado con hijos es que yo preparo las cenas de mi familia casi cada noche. Eso quiere decir que esta dieta me impedía hacer dos cosas que se habían vuelto demasiado habituales: picar mientras cocino y cenar muy fuerte. He tenido fuerza de voluntad suficiente para acabar con ambas manías.

Eso no quiere decir que no haya caído en alguna tentación. Recuerdo mucho aquel día que me tomé un trozo frío de San Jacobo que se habían dejado mis hijos y me sentí como un monstruo de feria. Pero salvo un par de patéticas situaciones de este tipo, estoy bastante orgulloso de mi rendimiento en general. Además, acostarme con el estómago más ligero me ha hecho ir más temprano a la cama.

Otra cosa curiosa de todo esto es que, después de comer durante un tiempo a base de Jimmy Joy, cuando me ponía comida normal en la boca me ha resultado demasiado salada.

En esta primera fase el ritmo de adelgazamiento era bastante preocupante. Perdí casi ocho kilos en quince días. Si hubiese seguido la racha, probablemente me habría preocupado, pero encontré suelo y las últimas dos semanas han sido en descenso, pero muchísimo más suave. Tengo la teoría de que los primeros kilos que perdí eran excesos de las fiestas, con una medición realizada al día después de calzarme una Domino´s Pizza. Muy posiblemente, dos de esos kilos del primer día eran retención de líquidos y la cena de la noche anterior.

Curiosamente, las dos semanas en las que menos peso he perdido son aquellas en las que más lo he notado en volumen. Como he empezado a dar clases de Padel una vez a la semana y a jugar al menos otra, y voy al gimnasio todo o que puedo, me gusta pensar en aquello de que el músculo pesa más de la grasa.

Cuando escribo estas líneas lo hago en 99,4 kilos y no tengo intención de parar. Me hice una foto del “antes” y no creo que baje mucho el ritmo hasta que no me sienta cómodo con la del “después”. Aún no es el caso.

De hecho, tengo la firme intención de mantener varios hábitos relacionados con los batidos. El primero de ellos, es que voy a seguir tomándolos siempre que no tenga ningún plan mejor. Son demasiado rápidos, demasiado convenientes, como para no hacerlo. Incluso el esfuerzo de ir a por una ensalada y zampártela a toda prisa en la mesa para encontrar tiempo de ir al gimnasio me parece menos agradable y ventajoso que un chisme de estos.

¿Tengo que tomarme un cachopo pendiente con amigos o una Kevin Bacon de Goiko Grill con amigos? Lo haré, del mismo modo que el otro día probé el pato laqueado del asiático del Palace o las tapas de diseño de Yakitoro. Pero las comidas de apaño se han terminado para mí. El pan como acompañamiento, las porras en el desayuno o el concepto de “bollería” han desaparecido de mi vida para bien, y los batidos sustitutivos han ocupado su lugar. Ahora sólo me queda probar otras marcas y otras variedades. O eso, o volver a engordar

ADELGAZA CON LA DIETA BIMANÁN

Realizar una dieta puede ser una tarea algo ardua de llevar a cabo. Parece que cuando nos ponemos a dieta es cuando más hambre pasamos, más dulce nos apetece tomar y más ganas de picoteo tenemos. El factor psicológico juega un papel importante en tu dieta y por eso superar ese fantasma que tenemos en nuestra cabeza es muy importante para conseguir adelgazar con éxito gracias a la dieta que sigamos y no persistamos a la primera de cambio.

Las dietas biManán son fáciles y seguras de realizar. Gracias a la gran variedad de productos, perder peso se convierte en una tarea mucho más llevadera que de costumbre. biManán cuenta con dos métodos diferentes de hacer: Método PRO y biManán Sustitutive a continuación te explicamos en qué consisten ambas dietas para que elijas la que más te guste. También podrás combinarlas y complementar con otros productos de la marca que te ayudarán a quemar grasas o controlar el apetito entre horas. ¿A qué esperas para conseguir modelar tu figura a tu antojo?

MÉTODO BIMANÁN PRO

El método biManán PRO se basa en la reducción de hidratos de carbono y grasas de la dieta aumentando las proteínas combinadas con verduras. Es lo que se conoce como dieta hipocalórica e hiperproteica.

Al disminuir la principal fuente de energía (grasas e hidratos de carbono) conseguimos que nuestro cuerpo comience a movilizar las grasas que tenemos acumuladas. Además al conservar las proteínas en la dieta estamos contribuyendo a mantener nuestra masa muscular.

El método PRO se parece bastante a una dieta mediterránea pero combinándola con productos biManán PRO: cremas, batidos, barritas… Aquí tienes la dieta PRO para conseguir adelgazar ¡sin renunciar al chocolate!

MÉTODO BIMANÁN SUSTITUTIVE

El método Sustitutive te propone hacer una cena ligera con alguno de sus productos sustitutivos. Comienza sustituyendo dos comidas: el desayuno y la cena. Complementa el método sustitutive con comidas saludables y pica algo a media mañana y a media tarde, por ejemplo un Snack biManán o una barrita Komplett.

Según avances en tu dieta podrás alternar las comidas sustituidas, puedes realizar dos sustituciones unos días y otros sólo una. ¡No olvides realizar las cinco comidas!, es un punto muy importante para tener éxito en la pérdida de peso, puedes elegir una pieza de fruta, un yogurt 0% de materia grasa sin azúcares, o alguno de los productos para picar entre horas de biManán. Te dejamos una dieta para que realices el método biManán Sustitutive.

COMPLEMENTOS BIMANÁN PARA ADELGAZAR

Complet Diet. Una dieta para realizar en tres días con 5 batidos al día para sustituir todas las comidas. Es perfecto para comenzar una dieta, como plan de adelgazamiento express o para darle un empujón a la dieta que estés siguiendo y que tengas un pelín atascada. Comprar biManán Complet Diet.

Bloqueadores. Aunque estés a dieta siempre podrás saltártela de forma ocasional, las celebraciones con amigos o familia son para disfrutarlas y no estar preocupándote de la cantidad de calorías que consumes. Para ello tienes complementos que te ayudarán a bloquear las grasas que ingieras en ese tipo de comidas y conseguir recudir el impacto que éstas puedan tener en tu organismo. Comprar biManán Mega Block.

Quemagrasas. Puedes impulsar tu dieta cuando esté estancada con algún producto quemagrasas que ayude a tu metabolismo a movilizar las grasas que tengas acumuladas para eliminarlas más fácilmente. Comprar biManán Mega Burn.

Drenantes. Si retienes mucho líquido y es parte del volumen que quieres perder, un drenante ayudará a eliminarlo de tu organismo. Además los drenantes tienen una función de detox que contribuye a deshacerte de sustancias nocivas para tu organismo.Comprar biManán Megra Dren.

CONSEJOS PARA PONERSE A DIETA:

La importancia de las 5 comidas. No saltarse ninguna de las 5 comidas recomendadas es más importante de los pensamos. A parte de ayudarnos a no llegar con tanta hambre en la comida y cena y así consumir menos en estas comidas, conseguimos movilizar nuestro metabolismo. Muchas veces nos empeñamos en no comer un tentempié a media mañana ni en merendar, pero con la ingesta de alimentos en estos momentos del día conseguimos que nuestro cuerpo no se vuelva “vago” y continúe trabajando.

Bebe al menos dos litros de agua al día. La ingesta de agua, sobre todo en ayunas, ayudar a eliminar más fácilmente y depurar tu cuerpo de toxinas. Además estimula el metabolismo y ayuda a tu estómago a llenarse antes durante las comidas e ingerir una menor cantidad de alimentos.

Comer despacio. Siéntate a comer tranquilamente, mastica despacio y tómate tu tiempo.

Evita las comidas fuera de casa. Siempre que puedas evita comer fuera de casa y en caso de que tengas que hacerlo elige ensaladas, carnes o pescados cocinados a la plancha, vapor o asados y postres naturales como frutas ya que éstos suelen contener un alto nivel de azúcar.

Evita el azúcar. Endulza con sacarina o aspartamo.

Evita los fritos en las comidas. Cocinar al vapor los alimentos, hervidos, a la plancha, en el microondas, papillote o wok son formas más saludables de comer los alimentos.

Mi experiencia con el biManán Complet Diet

Hacer dieta no es fácil ya que requiere mucho esfuerzo y, sobre todo, fuerza de voluntad. Lo que queremos realmente cuando nos ponemos a régimen es adelgazar rápido y ver pronto los resultados. De no ser así nos cansamos y abandonamos.

Es cierto que no existen dietas milagro pero sí las hay que te ayudan a notar resultados en los primeros días. Hacía tiempo que escuchaba hablar de dietas sustitutivas. De hecho ya he probado algunas de ellas pero, al durar varias semanas, se me hace complicado seguirlas.

Esta semana decidí hacer la Complet Diet de biManán, una dieta de batidos que sustituye la dieta completa. A diferencia de otras dietas, Complet Diet solo dura 3 días, lo que hace más fácil aguantar.

Es importante tener en cuenta que es una dieta hipocalórica por lo que es bueno realizarla durante unos días en los que no tengas que realizar mucha actividad física y si nos apetece ir al gimnasio para notar más rápido los resultados, tenemos que hacerlo de manera moderada.

¿En qué consiste esta dieta?

Como acabamos de mencionar, es una dieta que tan solo dura 3 días. Durante estas jornadas el único alimento que ingerimos son 5 batidos repartidos durante todo el día. Cada batido tiene una media de 171 kcal, por lo que a lo largo del día ingeriremos unas 900 kcal.

7h-9h DESPIERTA: batido de café

10h-12h CONTINÚA: batido de vainilla

13h-15h DISFRUTA: batido de plátano

17h-19h SABOREA: batido de fresa

20h-22h TU MOMENTO: batido de chocolate

*Te recomendamos beber agua después de cada batido para saciar el apetito. Además, cada día deberías beber entre 1,5 y 2 litros de agua.

¿Cómo se preparan los batidos?

1. Vierte entre 200-250 ml de agua en un recipiente mezclador (incluido en el pack) y añade el contenido del sobre.

2. Remueve la mezcla enérgicamente durante 20 segundos.

3. Déjalo reposar un minuto y si te apetece añádele hielo.

Como toda dieta, requiere de un cumplimiento estricto para que haga efecto. No está estipulado el peso que se pierde con esta dieta, en mi caso, por ejemplo, he perdido 2,5 kg. Si queremos mantener este peso y/o seguir adelgazando es importante cuidar nuestra alimentación.

Un buen método es comer ensalada o verdura y pollo o pescado en la comida y sustituir la cena por barritas, natillas o batidos de biManán o biform.

Para cualquier consulta no dudéis en contactar con nuestro equipo! Estaremos encantados de ayudaros! 🙂

Al momento de buscar un recurso para perder peso es inmenso el abanico de posibilidades que se nos presenta, y entre ellos, uno de los más frecuentes en la actualidad son los sustitutivos de comida para adelgazar. Hoy te contamos lo que dice la ciencia sobre ellos: ¿realmente funcionan? ¿son saludables?

Las dietas que proponen sustitutivos de comida

Las dietas que incluyen el uso de sustitutivos de comida proponen reemplazar una, dos o más ingestas diarias con diferentes productos, siendo los más frecuentes los batidos, aunque también hay barritas, galletas, snacks y otras opciones que sirven para reemplazar alguna de las comidas habituales a lo largo del día.

Así, biManán tiene variedad de productos que se emplean como sustitutivos de comidas diarias, proponiendo en su dieta el reemplazo del desayuno y de la cena o la comida para perder peso.

También el plan para perder peso de Atkins ofrece diferentes productos muchos de ellos sutitutivos de comidas y otros, que se recomiendan usar para facilitar el logro de la dieta rica en proteínas y baja en hidratos que proponen.

Siken es otra alternativa que propone planes para perder peso, así como para mantenerlo y como recursos que facilitan el logro de la dieta comercia variedad de productos sustitutivos de comida entre los que predominan batidos y barritas. Una barrita puede reemplazar un tentempié mientras que dos barritas son el reemplazo de una comida completa, y un batido también lo es.

Más allá de dietas completas que incluyen sustitutivos de comida, encontramos otros productos que de forma aislada se promocionan como una ayuda para perder peso si los empleamos en reemplazo de una ingesta. Ejemplo de ello son los batidos de Herbalife como el fórmula 1 que hemos analizado y los Plenny Shake que también se comercializan bajo la premisa de reemplazar una comida completa con todos los nutrientes que se necesitan en una dieta equilibrada.

¿Funcionan los sustitutivos para bajar de peso?

La mayor parte de los sustitutivos se comercializan como la alternativa fácil para bajar de peso, ya que nos evitan tener que cocinar, pensar en la comida y en si estamos escogiendo nutrientes de forma equilibrada.

Así, captan la atención de muchas personas que prefieren desembolsar dinero en su compra y no cocinar ni preocuparse por lo que ingieren pero sí, bajar de peso.

No obstante, ¿funcionan para adelgazar? La ciencia muestra al respecto diferentes resultados. Por un lado un estudio publicado este año concluye que los sustitutivos de comida son efectivos, seguros y favorecen la adherencia al momento de perder peso al ser cómodos para resolver ingestas diarias.

Asimismo, una investigación publicada en Nutrition Journal señala que los sustitutivos de comida promueven una pérdida de peso significativamente superior a un plan basado en comida, aunque con la primera opción se recupera mucho más peso que con la segunda.

Estudios que arrojan resultados positivos sobre el uso de sustitutivos pueden tener conflicto de intereses al estar financiados por las mismas empresas que comercializan estos productos

Igualmente, ambos estudios que arrojan conclusiones positivas sobre el uso de sustitutivos están financiados por empresas que comercializan estos productos, tales como Herbalife y Medifast’s.

No obstante, hay estudios con resultados positivos usando sustitutivos de comida sin conflicto de intereses, y también hay investigaciones que muestran que a iguales calorías, los batidos ricos en proteínas no producen un gasto metabólico significativamente superior, por lo que, una comida con iguales calorías que un batido u otro sustitutivo, podría ser útil también.

Una comida de iguales calorías puede ser tanto o más efectiva que un batido y mucho más barata para perder peso, además de ser más apropiada para educar nuestro comportamiento alimentario y enseñarnos a comer bien modificando hábitos

Es claro que el uso de sustitutivos funciona para mantener bajo control las calorías de una comida y «ahorrarse» el tiempo que dedicaríamos a cocinar. Sin embargo, una comida de iguales calorías puede ser tanto o más efectiva que un batido y mucho más barata para perder peso, además de ser más apropiada para educar nuestro comportamiento alimentario y enseñarnos a comer bien modificando hábitos.

No debemos olvidar que los líquidos (en el caso de los batidos) sacian menos que los sólidos y que el volumen ingerido también influye en nuestro proceso de saciedad, por eso no será igual comerse dos barritas que consumir un filete de merluza a la plancha y dos platos colmados de ensalada de verduras frescas, pues estos últimos con iguales calorías son a la vista mucho más comida que las barritas.

Los sustitutivos sí funcionan para bajar de peso, pero no son una alternativa sostenible en el tiempo ni aptos para aprender a comer bien, porque en definitiva nos alejan de las comidas habituales para ayudarnos a adelgazar con una alternativa temporal, poco sostenible en el tiempo y por lo tanto, de escasa efectividad para no recuperar el peso perdido.

Lo que hay en los sustitutivos de comida para adelgazar

La mayor parte de los sustitutivos de comidas son ricos en proteínas, porque es este nutriente el que más sacia y el que mayor gasto metabólico implica. Sin embargo, también los hay colmados de azúcares añadidos como es el caso del batido de Herbalife o de biManán sabor chocolate, como lo muestra su listado de ingredientes:

Proteínas de leche, leche en polvo desnatada, aceite vegetal hidrogenado, fructosa, cacao en polvo (9%), jarabe de glucosa, aceite vegetal, minerales (citrato potásico, cloruro sódico, carbonato magnésico, pirofosfato de hierro (III), sulfato de zinc, gluconato de cobre, selenito sódico, sulfato de manganeso y yoduro potásico), inulina, aroma, estabilizadores (carragenano y esteres de mono y diglicéridos de ácidos grasos), edulcorantes (ciclamato y sacarina sódicos), vitaminas (C, E, niacina, A, ácido pantoténico, D3, B6, B2, B1, ácido fólico y biotina), emulgente (lecitina de soja) y antioxidante (extracto rico en tocoferoles).

Aquí también debemos prestar atención a que su tercer ingrediente es aceite vegetal hidrogenado, que no es otra cosa que grasas trans que perjudican la salud y al igual que los azúcares, pueden conducirnos a un exceso de peso en el tiempo, sobre todo si abusamos de su consumo.

Por supuesto, la mayor parte de los sustitutivos de comidas ofrecen pocas calorías para una ingesta diaria, no superando las 350 Kcal por comida. Aunque muchos no son de baja densidad calórica, sino que por ejemplo las barritas de menos de 50 gramos pueden concentrar hasta 180 Kcal, por lo que en realidad concentran en poco volumen una gran proporción de energía.

Y como si fuera poco, todos los sustitutivos de comida son ultraprocesados, por lo que son casi en su totalidad producto de la industria alimentaria y por eso, aunque no posean azúcares añadidos y nos ofrezcan una comida baja en calorías, están colmados de aditivos, químicos e ingredientes no reales sino propios de un alto grado de procesamiento.

Los sustitutivos son en definitiva ultraprocesados cuya calidad nutricional no es la más adecuada, sino que pueden tener nutrientes o ingredientes que lejos de ayudar, entorpezcan la pérdida de peso y el cuidado de la salud

Siempre es importante en estos casos observar el listado de ingredientes así como la información nutricional donde podremos ver la calidad de su contenido así como la proporción de nutrientes que ofrece y el aporte energético, pues si bien ayudan a perder peso proporcionando una ingesta pobre en calorías, su calidad puede dejar mucho que desear, tal como ocurre con muchos ultraprocesados.

Lo mejor: acudir a comida real

Si queremos lograr una efectiva pérdida de peso, modificando hábitos de una vez y para siempre así como protegiendo la salud mediante el consumo de buenos nutrientes, lo mejor es acudir a comida real y alejarnos de estos y otros ultraprocesados.

La comida real es la que en definitiva siempre volveremos a comer, más barata y aunque puede implicar más tiempo, con ella aprenderemos a cocinar y comer más sano, por lo que desarrollaremos hábitos para siempre que nos permitan lograr un peso saludable y sostenerlo en el tiempo.

Por eso, en lugar de reemplazar comida real por ultraprocesados, deberíamos apuntarnos al proceso inverso: alejarnos de los productos y acercarnos a los verdaderos alimentos, comenzando a cocinar más en casa y comer lo que elaboramos con nuestras propias manos, con ingredientes de estación, con sabor real y sin aromatizantes, conservantes y muchos otros aditivos más.

Sólo de esta forma lograremos poco a poco un estilo de vida saludable con los que el peso alcanzado sea sostenible en el tiempo, pues sólo de la mano de la comida real y no de los sustitutivos podremos aprender a comer más sano.

Por eso, si nuestro problema es la falta de tiempo, podemos facilitar el logro de comidas sanas elaborando platos una vez por semana y congelando, así como lavando vegetales y dejándolos listos para consumir.

Hervir huevos, filetear carnes, disponer de legumbres cocidas o de preparaciones congeladas listas para calentar también es una buena opción para no acudir a los sustitutivos y bajar de peso a base de comida real.

biManán Sustitutive puede generarte algunas preguntas: ¿No te atreves a probar los sustitutivos? ¿Crees que no van a ser suficientes para perder peso? ¿O para mantenerlo?

Te damos cinco ideas que harán que por lo menos, te plantees seriamente probarlos.

¿Empezamos? ¡Empezamos!

1 – Son fáciles de consumir y puedes hacerlo en cualquier lugar

Los sustitutivos tienen una preparación muy fácil. Si decides consumir cremas o batidos sólo tienes que mezclarlos con agua en un vaso mezclador o una coctelera que en muchos casos encontrarás en la farmacia en alguna de nuestras promociones. Pero si no puedes preparar la mezcla, o sencillamente no quieres, puedes optar por barritas o copas. Sólo tienes que abrir el paquete y comer. Si estás fuera de casa todo el día y te resulta difícil comer de forma equilibrada biManán Sustitutive es una buenísima opción a tener en cuenta.

2 – Tienes una gran variedad de formatos

Puedes beberlos, comerlos con cuchara o masticarlos. Puedes llevar barritas en el bolso, dejar batidos o cremas en algún cajón de la oficina, en la bolsa del gimnasio. Encontrarás BiManán Sustitutive en los siguientes formatos:

  • Barritas, con una amplia variedad de sabores. Sabor a cacao, yogur con albaricoque, chocolate negro y blanco, chocolate negro y naranja, tofee, chocolate intenso, chocolate negro fondant, yogur, cereales al cacao con chips de chocolate.
  • Batidos y cremas, en los que añadimos quinoa, trigo sarraceno y otros cereales ampliando la gama tradicional de vainilla, fresa, yogur, praliné.
  • Copas de natillas listas para comer.

3-Aporte de proteínas, minerales e hidratos de carbono pero con pocas calorías

Todos los productos biManán Sustitutive tienen los componentes que tu organismo necesita: fibra, hidratos de carbono, grasas, proteínas y minerales. Pero estudiamos la manera de que las calorías sean las menos posibles. Una comida con biManán Sustitutive tiene menos de 300 kcal.

4-Acompañan a tu dieta habitual

Si estás siguiendo cualquier programa BiManán seguramente ya habrás probado nuestros sustitutivos y puede que algún complemento alimenticio BiManán. Pero también puedes incluir nuestros sustitutivos de comidas en otros tipos de dieta o programas.

Si quieres saber cuál es la mejor manera de integrar los sustitutivos de comidas en tu día a día, rellena este formulario. Nuestra dietista va a poder orientarte de forma personalizada. ¡Cada mujer tiene su propia manera de consumir BiManán!

5-Se pueden consumir con otros complementos alimenticios

Como te hemos dicho en el punto anterior, si estás cuidándote ya con programas BiManán conocerás nuestros complementos alimenticios, pero por si no lo haces, te los describimos en un momento.

Son productos que te ayudan a optimizar los resultados. Incorporan ingredientes que pueden ayudarte a favorecer funciones de depuración, a bloquear calorías, además de los conocidos Quemagrasas.

¿A qué esperas para probarlo? ¡Te van a encantar!

L-carnitina, glucagón, metionina, taurina, colina, inosina, lecitina, piruvato, efedra, óxido nítrico, ácido linoleico conjugado, creatinina, etc., son algunos de los nombres de las moléculas que supuestamente permitirán que nuestro cuerpo queme los excedentes de grasa que acumulamos en la tripa o los muslos casi sin necesidad de movernos del sillón. O al menos así lo aseguran algunas publicidades…

Se pueden encontrar en forma de suplementos comerciales en las tiendas de nutrición, dietética o culturismo, así como en comercios online como Amazon o El Corte Inglés, muchas veces sin una referencia expresa a que puedan ser productos destinados a las personas que practican ejercicios intensos, por lo que podemos inferir que todos podemos recibir sus beneficios si los compramos y los tomamos.

Por otro lado, en internet proliferan cientos de páginas web ofreciendo alternativas naturales a los quemagrasas comerciales y asegurando que funcionan igual de bien o mejor: algas, limón, café, té verde, guaraná, lácteos, agua fría, etc. ¿Existen de verdad los quemagrasas o son un cuento, un mito que se mueve sin control por la red? Andrea, una socia y lectora del eldiario.es nos ha pedido que lo averigüemos.

Aceleradores metabólicos

Para ello hemos hablado con Darío Pescador, biohacker, culturista y autor del libro Operación Transformer. «Los quemagrasas existen y la mayoría funcionan, aunque no en todas las circunstancias ni para todos los perfiles», asegura Pescador, que prosigue: «pero su efecto es muy limitado y sin duda mucho menor de lo que se asegura en las publicidades, que lo venden como una píldora milagro, cosa que no son en absoluto».

A partir de esta declaración, Pescador explica que la mayoría de estas sustancias tienen un efecto acelerador del metabolismo porque son estimulantes: «se basan en moléculas similares a la cafeína, la efedrina -el principio activo de las anfetaminas- y otros estimulantes». De ahí que se proponga el café, el guaraná o el té como quemagrasas naturales, aunque Pescador matiza que en el caso del té verde, son otros los procesos que le hacen reducir la grasa abdominal.

«El té verde es rico en catequinas, que son sustancias antioxidantes que actúan sobre la grasa del abdomen, pero solo si la persona hace ejercicio intenso», explica. De modo que no sirve de nada tomar píldoras o tazas de té verde y sentarse en un sofá, ni siquiera hacer vida normal. Respecto a la efedrina, este era el componente principal de las primeras píldoras de Herbalife -una empresa de la que ya describimos sus pormenores en otro artículo- y lo que lograban era que la persona perdiera peso a base de estar sobreexcitada.

No funcionan comiendo pizza en el sofá

El problema era que uno no dormía con las píldoras de Herbalife -con las consecuencias que esto puede traer-, por lo que acabaron prohibiéndolas y ahora Herbalife las hace a base de cafeína. Pero el objetivo es el mismo: tener el metabolismo acelerado. No dormir inhibe la síntesis de la hormona de la saciedad, la leptina, con lo que a largo plazo la persona acaba engordando.

Foto: Parafarmaciadescuento.es

Pescador concluye que los quemagrasas «algo ayudan siempre y cuando uno los acompañe de ejercicio intenso y una alimentación sana, es decir equilibrada y baja en azúcares; de lo contrario no sirven para nada, porque si los usamos y a la vez ingerimos azúcares, tendremos los niveles de insulina altos y por tanto el metabolismo por un lado quemará primero el azúcar y por el otro enviará las grasas a acumularse.

En resumen: los quemagrasas no funcionan desde el sofá de casa mientras comemos pizza, porque lo que consuman los quemagrasas lo repondremos con la alimentación si esta es alta en harinas refinadas y azúcares. Además, tal como destaca Pescador, «el cortisol, que es la hormona que el cuerpo secreta cuando estamos nerviosos y acelerados, baja los niveles de azúcar en sangre, con lo que la sensación que se tiene es de que necesitamos azúcar, por lo que lo buscaremos en cualquier cosa dulce».

L-carnitina y otros compuestos

La L-carnitina es un compuesto fundamental para que los ácidos grasos de cadena larga entren dentro de las mitocondrias, que son los órganos celulares encargados de utilizar las grasas como energía, es decir quemarlas. Sin L-carnitina o con niveles bajos, tendemos a quemar menos grasas y por tanto a acumularlas, aunque lo normal en una persona sana es que esta molécula no falte y sea el propio cuerpo el que la sintetice.

Pero en base al principio de que la L-carnitina ayuda a quemar grasas, se venden desde bebidas isotónicas que la incluyen a píldoras con extracto -ya que la carne roja es rica en este compuesto- e incluso inyecciones aplicadas en la barriga. Y lo cierto es que la L-carnitina funciona como quemagrasas, pero solo en cantidades de unos cuatro gramos diarios, que se consideran altísimas y supondrían muchos litros de bebida isotónica diaria.

— Borja Fitness (@BorjaFitness) 20 de abril de 2017

Además, solo funciona tras una ingesta sostenida de más de seis meses tomando esos cuatro gramos y la L-carnitina es un suplemento bastante caro. A partir de entonces se empiezan a notar sus efectos… pero solo cuando se hace ejercicio intenso. Una vez más, el ejercicio intenso y la dieta equilibrada son necesarios para que funcionen los quemagrasas. Y en el caso de la L-carnitina, también es importante tener el dinero suficiente.

Chitosán, el ‘captagrasas’

Existen finalmente otras sustancias que se explotan comercialmente llamadas ‘captagrasas’ o carpadoras de grasas, que en teoría evitan que cerca de un 30% de las grasas que ingerimos vayan al torrente sanguíneo al bloquearlas. Entre ellas se encuentra el chitosán, un polisacárido lineal no digerible que se extrae de las cáscaras de los crustáceos y que tiene la capacidad de absorber las grasas como si fuera una esponja.

El chitosán secuestra las grasas en su paso por el estómago y las lleva al intestino grueso, donde pueden ser consumidas por la flora intestinal, que genera así numerosas y espectaculares flatulencias. Por otro lado, puede provocar pérdidas de grasa líquida por el ano si esta no ha sido debidamente metabolizada por la flora.

Analizamos ventajas, inconvenientes y ofertas para comprar Chitosan online – https://t.co/UBiOI4eNGD#YoSoyHerbalife ♥

— Yo Soy Herbalife (@herbalfit_vzla) 22 de abril de 2017

Pero aún asumiendo estos efectos incómodos, lo cierto es que la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) declaró en 2011, tras estudiar el producto, que no se puede establecer una relación entre el consumo de chitosán y la pérdida de grasa abdominal.

Cremas adelgazantes

Finalmente están las cremas adelgazantes o reductoras de cintura. Es cierto que la zona de la cintura es la que más se resiste a reducirse cuando nos ponemos a dieta o empezamos a hacer ejercicio. Esto es debido a que es un área mal irrigada, con poca circulación sanguínea, por lo que las señales que envía el cuerpo de que hay que ponerse a quemar grasa apenas llegan a las células de la tripa, que se encuentran aisladas.

En este sentido, cualquier sustancia que provoque un aumento de la circulación en esta zona, logrará que llegué más sangre cargada de hormonas que hagan que las células se pongan a usar grasa como fuente de energía, siempre y cuando se esté haciendo ejercicio intenso y los músculos ya hayan quemado todas sus reservas de azúcar. Este es el objetivo de las cremas reductoras: aumentar la circulación en esta zona.

Aprende a preparar tu propia crema reductora #salud l https://t.co/Z4mXH9Pr9Hpic.twitter.com/zzP1dIReWN

— Fancy Town (@TownFancy) 20 de abril de 2017

Para ello se utilizan sustancias volátiles que al evaporarse provocan frío en la zona y crean una diferencia de temperatura que la sangre tenderá a compensar, con lo que se logra una mejor circulación. Si se emplean mientras se hace ejercicio intenso, pueden funcionar porque llegarán más señales de que se necesita quemar grasa, aunque ni mucho menos tendrán los resultados que se anuncian en sus publicidades. Si no se emplean mientras se hace ejercicio, no servirán para nada.

DINOS QUÉ TEMAS TE INTERESAN

En ConsumoClaro estamos centrados en informarte de aquello que te interesa y, por tanto, queremos abrir un canal para que puedas comunicarte con nosotros y orientarnos sobre tus preferencias. Si quieres que investiguemos o hablemos de algún tema en especial, puedes escribirnos a [email protected]

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *