0

Volverias con tu ex 2

¿Quieres volver con tu ex? Responde estas 5 preguntas para saber si vale la pena o no

1. En primer lugar: ¿por qué terminó?

Cuando tu ex te pide volver, o crees que cometiste un error al romper con él (o ella), es esencial que recuerdes exactamente por qué terminaron la primera vez.

En muchos casos, la cosa que causó la ruptura es lo que seguirá siendo un problema: falla en la comunicación, poca atracción, incompatibilidad sexual, etc. Reflexiona y piensa por qué estás considerando intentarlo otra vez. Si es por conveniencia, si es por hacer a otros felices (tal vez tu familia se encariñó con él), o es por temor a no ser amada por nadie más. Si es alguna de estas razones, lo más seguro es que no vuelva a funcionar.

THE TREND > Esta es la razón por la que los hombres no te hablan en Tinder (o cualquier otra app de citas)

2. ¿Cuáles son las razones por las que definitivamente no deberías volver?

Te damos un ejemplo: si hubo abuso físico o emocional obviamente no debes volver por ningún motivo. Muchas veces las personas con baja autoestima se convencen a sí mismas o creen que no merecen amor, por lo que se conforman con alguien que no los respete o los valore.

Otra razón por la que no deberías volver es si existen celos. Después de terminada una relación, el proceso natural es comenzar a salir de nuevo. Y esto puede ser una experiencia desafiante, sobre todo si tu ex comienza a salir en citas antes de que estés lista.

Recuerda que es normal que te vuelvas a sentir atraída por tu ex si otra persona lo encuentra atractivo, así es la naturaleza humana. Sin embargo, no malinterpretes esta sensación de celos como una señal de que cometiste un error.

Samantha menciona que no incluyó la infidelidad entre las razones para NO volver con tu ex. Y es que aunque sea una razón común para darle fin a la relación, una pareja se puede reponer y reparar el daño hecho después de haber tenido un romance.

De hecho, muchas veces las parejas se fortalecen juntas después de un problema de este tipo. La capacidad del individuo para perdonar varía enormemente, así que todo depende de lo que a ti te parezca que es fundamental para seguir o no en pareja.

3. ¿Cuáles son las buenas razones para volver?

Muchas veces, las reconciliaciones exitosas ocurren cuando la ruptura inicial fue causada por un mal tiempo o larga distancia. Por ejemplo, a lo mejor se conocieron cuando eran jóvenes, pero tu querías vivir un poco más o probar salir con otras personas antes de comprometerte de por vida, y por eso se separaron.

Otro caso sería que te fuiste a estudiar al exterior o tomaste un trabajo que requería viajar todo el tiempo. Este tipo de alejamiento puede que haya sido mutuo porque ninguno de los dos tenía el tiempo o la energía para invertir en una relación a larga distancia.

En esas situaciones puedes intentarlo una vez más, pero esta vez debes hacerlo una prioridad y comprometerte, porque si no te sientes en la posición de hacerlo como la primera vez, las probabilidades son que no vuelva a funcionar.

4. ¿Deberían pasar tiempo separados antes de pensar en estar juntos otra vez?

Está bien que extrañes a tu ex y quieras volver inmediatamente después de haber terminado porque no puedes dejar de pensar en él, y es normal que te haga falta si era una persona con la que compartías casi a diario.

Pero antes de que contemples volver, necesitas darte un espacio, establecer límites saludables, y tomar un tiempo aparte para que puedes aclarar tu mente y tomar una decisión racional.

Una ruptura te impacta a niveles neuropsicológicos, similares a dejar una droga. Los investigadores han descubierto a través de estudios donde escanean el cerebro que las personas que han reportado estar perdidamente enamoradas tienen las mismas regiones del cerebro activadas que están conectadas con las adicciones. ¡Básicamente eres adicto a tu pareja!

Cuando experimentas un quiebre en la relación, te estás separando de tu ex, e incluso pasas por síntomas como depresión, dificultad para dormir, ansiedad, dolor físico, y cambios en el apetito, similares a cuando te rehabilitas de una droga.

También puede ser disparado por gente, lugares y cosas que te recuerdan a tu ex, lo que puede llevar a una recaída donde le envías un mensaje compulsivamente, o hasta te apareces en su casa.

Necesitas superar estas recaídas antes de que puedes decidir racionalmente si quieres a esta persona en tu vida. Eso pasa debido a que tu sistema de dopamina, que es el centro de recompensas, está todavía activo y conserva sentimientos de amor, incluso si ya no están juntos.

Necesitas tiempo y espacio para sanar, lo que quiere decir que debes cortar todo tipo de comunicación. Debes crea un ambiente libre de tu ex. Toma este tiempo para dejar que tus emociones vuelvan a su estado inicial y puedes ver todo de una manera más real y tengas un juicio más objetivo sobre la reconciliación.

5. ¿Cómo avanzamos juntos en una nueva relación?

Si quieres formar una relación feliz y satisfactoria, deben perdonar, confiar y avanzar juntos. Perdonar significa aceptar lo que pasó como algo del pasado y no guardar rencor por lo que pasó. Debes dejar ir las cosas que te hirieron, y debes confiar en tu ex con el corazón.

La confianza se crea cuando las acciones de ambos van de la mano con sus palabras. Las palabras carecen de significado cuando las conductas no las justifican. Esto quiere decir que con el tiempo tanto tú como él deben construir una sensación de seguridad en la nueva relación.

Ambos necesitan saber que pueden contar el uno con el otro, para apoyarse, protegerse, y sentirse pertenecidos. Los dos tienen que ponerse como prioridad antes de los amigos y trabajar para satisfacer las necesidades del otro.

Al pensar en todo esto, ¿Realmente crees que tu ex será capaz de proveerte todos estos requisitos fundamentales cuando vuelvan a estar juntos? En la relación indicada, tu corazón y tu cabeza se alinearán.

¿Mi ex de hace 15 años quiere volver?

Esta respuesta le ha sido útil a 1 personas

Buenos días María,
Por lo que entiendo en tus líneas, aunque estás casada, aún le quieres y te estás haciendo ilusiones. Te diría que observes tus sentimientos porque al haber sido una relación tan importante para ti, te ha marcado y hoy tienes la opción de recuperar lo que perdiste entonces, pero han pasado 15 años y las expectativas, y deseos que tenías en el pasado, respecto a la relación con él (convivencia, familia), han podido cambiar para los dos, o alguno de los dos. Lo que me gustaría trasmitirte es que ,a veces, en el terreno emocional, nos anclamos en sensaciones y sentimientos. No te quiero trasmitir con esto que lo que sientes no sea válido, por supuesto que lo es. Sólo que quizás hoy estés enamorada del hombre que conociste hace 15 años, del que estabas enamorada, pero las personas en 15 años, evolucionamos, de una manera y otra y te diría que valorares tus emociones en la situación actual y después fueras consecuente con ellas, las que sean, desde la madurez y experiencia. María, espero no haberte liado mal, sólo pretendía hacerte esta reflexión.
Cualquier duda quedo igualmente a tu disposición,
Recibe un afectuoso saludo,

A lo largo de nuestra vida todos hemos experimentado uno o varios noviazgos que, por desgracia, no siempre acaban bien. Y todos los que hemos vivido una ruptura de pareja sabemos lo difícil que es dejar ir a una persona a la que amamos.

El desamor puede afectarnos de manera tan profunda que podemos sufrir una crisis existencial, en la que cuestionamos nuestros propios valores y que puede durar meses e incluso años. No es fácil dejar atrás a esa persona que hemos llegado a querer con tanta intensidad y con la que pensábamos que compartiríamos el resto de nuestra vida.

Tras una ruptura de pareja muchas personas deciden seguir con sus vidas y otras intentan volver con su ex. Si estás en esta situación y optas por la segunda opción, debes de tener claro que intentar volver con nuestra expareja nunca debe ser por miedo a estar solo, por dependencia emocional o por baja autoestima, y siempre debe ocurrir y cuando estemos bien con nosotros mismos.

  • Artículo relacionado: «Las etapas del desamor y sus consecuencias psicológicas»

Tras la ruptura de pareja: ¿volver o no volver con nuestro ex?

Separarse de ese alguien especial para nosotros supone pasar por un proceso de duelo, por lo que debemos superar varias fases antes de recuperar de nuevo la estabilidad emocional. Cuando perdemos a nuestro enamorado/a, perdemos también los objetivos comunes que nos unían y dejamos atrás muchos recuerdos, algunos de ellos siguen haciendo acto de presencia en nuestra mente una y otra vez después de que la persona se haya marchado de nuestra vida.

La ruptura de pareja suele aparecer en forma de mazazo para nosotros, especialmente si nos han dejado. Y en los primeros días tras la ruptura, la negación o el síndrome de abstinencia amoroso son frecuentes. Con el tiempo, podemos aceptar la situación y seguir con nuestras vida, pero eso no ocurre de la noche a la mañana.

Las personas “dejadoras” pueden tenerlo más fácil a la hora de superar una ruptura de pareja, porque suelen comenzar el proceso de duelo antes de dejar la relación, aunque también sufren y pueden experimentar culpa en algún momento del proceso de desamor. Sin embargo, suelen tener un motivo que les impulsa a terminar con la relación, y aunque hay casos en los que la persona que deja se arrepiente de hacerlo, de entrada suele ser consciente que algo falla en su noviazgo o matrimonio.

Pero… ¿una ruptura de pareja es un final para siempre? Aunque la ruptura de pareja pueda dar pie a pensar que todo se ha acabado y de que todo está perdido, ¡esto no es cierto! Algunas parejas vuelven a experimentar el amor después de haberse separado.

¿Y por qué ocurre esto? Por muchas causas. Por ejemplo, porque los seres humanos somos complejos y, en ocasiones, podemos dar por terminada una relación cuando todavía existe sentimiento de amor entre dos personas, por una simple discusión que se ha gestionado de manera incorrecta o porque en la distancia podemos valorar algo que en su momento no valoramos.

  • Quizás te interese: «¿Cómo saber cuándo ir a terapia de pareja? 5 razones de peso»

Motivos para volver o no volver con la expareja

Tras la ruptura de pareja, puede que te plantees la posibilidad de volver con tu ex. Sin embargo, debes saber que esto no siempre es posible y no siempre depende de ti. Además, a la hora de valorar la posibilidad de volver con tu ex, debes tener en cuenta una serie de ventajas o desventajas de revivir el amor que tenías con esa persona que consideras especial para ti.

Ventajas de volver con tu ex

Algunas de las ventajas de volver con tu ex son:

  • Ya os conocéis y ya ha existido una conexión emocional entre vosotros. Si en su momento valoró aspectos positivos de ti, al volver a establecer una relación con esa persona sin conflictos, puede que vuelva a surgir ese sentimiento intenso llamado “amor”.
  • Las segundas oportunidades pueden salir bien si aprendemos del pasado.
  • Si se aprende de los errores, puede ser una relación mucho más madura.
  • Tras una ruptura, la unión puede ser más fuerte al daros cuenta de lo mucho que os queréis.
  • Puede beneficiar a vuestros hijos, si tenéis alguno.
  • Si vuelve a existir una buena conexión, no te quedas con la sensación de no haberlo vuelto a intentar.

Desventajas de volver con tu ex

Volver con tu ex también tiene desventajas. Estas son algunas de ellas:

  • Tras dejarlo, puede que la relación ya no sea la misma y el sentimiento que os unía quede ocultado tras el rencor o la desilusión. Si se pierde el respeto, luego cuesta recuperarlo.
  • Si lo has intentado varias veces, volver con tu ex puede que te esté impidiendo crecer.
  • Cierras la puerta a conocer alguien nuevo por no dar por terminada esta etapa de tu vida.
  • El daño puede ser mayor cuando intentas volver con tu ex una y otra vez. A veces es mejor una retirada a tiempo.
  • Puede que intentes volver con tu ex porque, pese a saber que no te conviene, no tienes la fortaleza para dejarlo.

Cómo recuperar a tu ex

Volver con tu ex es un tema controvertido, que debe valorarse de manera individual, dependiendo de las características de cada relación, y solo debe ser una posibilidad cuando exista respeto y la relación entre ambos sea equitativa y saludable.

En ocasiones, las relaciones se terminan porque existen fallos en la comunicación. Esto indica que es posible recuperar ese amor o sentimiento que unió a la pareja siempre y cuando la ruptura no haya sido traumática.

Si crees que la relación con tu ex valió la pena y no quieres que esa relación termine. Puedes tener en cuenta algunas de esta claves para recuperar a tu ex.

1. Sé crítico contigo mismo y la relación

Antes de nada, es necesario que seas crítico con los motivos de la ruptura y si tu tuviste algo que ver. Por ejemplo, si tu pareja se quejaba de que eras poco cariñoso/a y piensas que tiene razón, puedes tenerlo en cuenta si te da una oportunidad para remediarlo.

En las ocasiones en las que tú seas el culpable, puedes intentar reparar la situación. Ahora bien, si tu ex no desea estar contigo por algún motivo ajeno a ti y te lo dice de manera explícita (por ejemplo, está con otra persona), no debes intentar recuperarla.

2. Volver no solo depende de ti

A la hora de recuperar a tu ex, debes tener claro que esta situación no sólo depende de ti. No puedes hacer que una persona te quiera si desea estar lejos de ti, porque si no tiene intención de volver contigo, puedes poner en peligro tu dignidad y aumentar el conflicto entre vosotros.

Si tú ex te da señales para volver, aprovecha esa oportunidad. Pero si te deja claro que no quiere nada contigo, no insistas. En estos casos es mejor aceptarlo y seguir con tu vida.

3. Trabaja en ti

Como ves, que te quieran no solo depende de ti, y que una persona te considere atractiva o no tampoco. Lo que sí que depende de ti es trabajar en tu crecimiento personal y maximizar tu atractivo. Puede que con el tiempo la otra persona vea que has cambiado (si es que debías hacerlo). Si realmente sigue viva la llama entre vosotros, no hará falta que hagas nada especial para volver con tu ex, porque él o ella deseará volver a conectar contigo por quién eres, por el cariño que os une, por lo bien que se siente a tu lado y por lo que les aportas.

Trabajar en tu crecimiento personal tendrá un gran impacto en tu autoestima. Si deseas saber cómo trabajar en tu crecimiento personal, puedes leer nuestro artículo: “​Crecimiento personal: cómo transformar tu vida en 6 pasos”

“Me pregunto por qué se empeña mi generación en volver a mantener el contacto con noviazgos ya difuntos”, escribe el periodista cultural Víctor Parkas en Game Boy (Caballo de Troya). La idea de reencontrarnos con aquella persona con la que compartimos tiempo e intimidad está extendida. Plantearse por qué y tratar de averiguar cómo nos afecta por mera prevención son ideas más impopulares. Los estudios dicen que no suele funcionar: “Las amistades entre ex son de peor calidad y con menor probabilidad de éxito que las que mantenemos con personas con las que no hemos estado en una relación, así se refleja en un estudio de la Universidad de San Louis”, cuenta Lara García, psicóloga especializada en terapias de parejas del centro El Prado, a S Moda. Pero no hay más que revisar de un vistazo la propia biografía para, en muchos casos, toparse con una situación así. “¿Es para sentir que el tiempo tirado a la basura junto al otro no ha sido completamente en balde?”, plantea Parkas. “¿Para demostrar que nos equivocamos, sí, pero que no nos equivocamos del todo? (…) ¿Por qué esa demostración de flexibilidad patrocinada por Moleskine?”.

Los esfuerzos por mantener algo más que la cordialidad son la norma general, siempre y cuando las circunstancias, tanto de la antigua relación como su final, lo propicien. Como explica Lara García, entran en juego factores como “el tiempo juntos, el que ha pasado desde la separación hasta hoy, si se trataba de una relación tóxica o sana, si el final llegó cuando alguna de las dos personas aún conservaba sentimientos amorosos, si fue de forma traumática o simplemente porque no había ya nada especial entre los dos”.

En función de la tesitura, varían los porqués: “Puede haber más o menos ganas de ver a esa persona y podemos sentirnos más o menos obligados a quedar”, plantea la médica de familia y sexóloga Elena Requena . “En otras ocasiones podemos incluso tener ese deseo, de una forma un tanto melancólica, que ayuda a recordar los buenos momentos o confirma nuestra decisión entonces, a veces incluso de una forma un tanto egoísta, va de intentar provocar deseo en la otra persona aunque nosotros tengamos claro que no queremos volver con ella. Es complejo y depende mucho de nuestro historial”. Las razones para convocar una quedada después de un tiempo van desde “la intención de volver, al cotilleo (qué es de su vida, cómo le va sin mí), por el interés real en mantener una relación pura de amistad, para sentirnos menos solos, por control o una especie de ‘trabajo de mantenimiento’, tenerle cerca por si cambio de opinión o no encuentro una relación mejor”, explica la psicóloga.

Cómo acabó la relación también es clave a la hora de afrontar una posible amistad con la ex pareja.

¿Qué esperamos en realidad cuando quedamos con un ex? Como señalan ambas expertas, la expectativas sobre el encuentro van ligadas en ocasiones a la fantasía sobre aquello que no salió bien. Por ejemplo, la esperanza de que haya cambiado de opinión respecto a algún motivo que fue determinante en la relación como tener hijos, vivir en determinada ciudad o casarse. Pensar que el reencuentro dará pie a una segunda vuelta o en casos en los que se tengan hijos o vivienda en común, aparece como telón de fondo el anhelo de volver a ser una familia. Como explica Lara García, claro que “existe la idea y la intención de mantener una amistad, pero la realidad es que esta solo puede darse cuando ambos miembros de la ex pareja ha superado el duelo post ruptura. Y más específicamente, solo considero que pueda ser verdaderamente posible una vez que ha pasado el tiempo y cuando las dos personas marcaron el final de mutuo acuerdo ya sin sentimientos de pareja”.

Cuando la cosa va más de lidiar con una atracción que permanece, la sexóloga Elena Requena apunta a que lo ideal es “ser consecuente, tener en mente por se acabó la relación y respetar a la otra persona -ya sea una ruptura consensuada o unilateral- y a nosotros mismos”, explica a S Moda. “Si seguimos sintiendo deseo, debemos pensar acerca de por qué esto ocurre, y valorar realmente qué queremos de esa persona. En el caso de querer seguir con él o ella, dejarlo claro es la mejor opción”. Es normal que esto ocurra. Como cuenta Requena, “muchos tenemos una tendencia melancólica en la forma de vivirnos y vivir las relaciones. Esto tiene mucho que ver con esa idea de que ‘cualquier tiempo pasado fue mejor’. Somos animalitos de costumbres, nuestros ex son terreno conocido en el que nos sentimos cómodos y, si decidimos quedar o mantener una relación amistosa y cordial, significa que esto se da por ambas partes. A todos nos gusta sentirnos cómodos, queridos, entendidos y comprendidos con nuestra historia y nuestras peculiaridades. Todo esto se da con las personas con las que hemos compartido un periodo de nuestra vida”.

Quedar o no quedar. Además de respetar el tiempo y el duelo en el que tanto García como Requena insisten -variable según las circunstancias de la ex pareja-, la sexóloga recomienda que “las dos partes estén en sintonía y, si es posible, hablen de ello con claridad, para evitar malentendidos o salir heridos”. “Tras ese periodo de detox y contacto cero, hay otra serie de situaciones que resultaría mejor evitar al encontrarse”, explica García. Lo primero, “mejor quedar para u café, en un lugar público y a pleno día que para una cena. Evitar la noche y la ingesta de alcohol u otras sustancias para no distorsionar el encuentro. No hablar de lo bonito que era el pasado juntos. Y quedar solo si se tiene un motivo de fuerza mayor: decidir verse para devolver unas sábanas de Ikea es, sin duda, una excusa”, concluye la psicóloga.

“Amar no es mirarse a los ojos; es mirar hacia el mismo destino” Antoine de Saint Exupéry: Autor del Principito

Primero hay que tomar en cuenta algunos factores que pueden engañar a la pareja en una supuesta posible reconciliación.

Factores que NO ayudan para la reconciliación

  • Suponer que funciona el borrón y cuenta nueva. Esto NUNCA funciona, es como suponer que un carro descompuesto vuelve a funcionar por arte de magia solo deseándolo muy fuertemente. Podrán seguir saliendo a flote los resentimientos del pasado, de forma histórica e histérica. Ante cualquier pequeñez, se pueden enojar y recordar el pasado negativo de la pareja y la familia como si fuera una enciclopedia del mal.
  • Regresar a la relación solo para mantener la misma situación de comodidad, bajo la máscara de extrañar al otro o seguir queriendo a la pareja.
  • Volver sólo para hacerle la vida imposible al otro o para vengarse de las situaciones del pasado. Esta es una batalla que NUNCA terminará. “Ahora que regresamos le voy a hacer lo mismo para que sienta lo que se siente”.
  • Pensar que el regreso es por lástima o por hacerle un favor al otro. También puede ser para evitar el ¿qué dirán?.
  • Suponer que todos los problemas del pasado se arreglan teniendo intimidad (es rica pero esto por si sólo no resuelve los conflictos anteriores).
  • Tener la idea falsa de que nuestra pareja realmente quiere la reconciliación, pues a veces puede ser éste deseo de uno de los miembros únicamente.
  • Creer que se sigue amando profundamente a la pareja, en ocasiones solo es costumbre. También puede ser que se quiera tener la relación como en lo mejores momentos y «el pasado ya paso». Es probable también, que el amor o enamoramiento sea solo de parte de uno de los miembros. Para amar se necesitan dos, para enamorarse tan solo hace falta uno.
  • Regresar únicamente por el supuesto bienestar de los hijos. Si la pareja está bien, los hijos lo estarán, pero no al revés.
  • Creer que por sí solos (ambos miembros) pueden resolver con buena voluntad lo que no han resuelto en meses o años. “No necesitamos a un tercero”, generalmente afirma quién genera más problemas en la relación para huir de la realidad y mantener el mismo nivel de disfuncionalidad. Por el contrario generalmente quien solicita una ayuda profesional es quien está más consciente de la necesidad de cambiar.
  • Regresar únicamente para recuperar los bienes materiales o las comodidades ambientales, sociales o económicas y nada más, sin realmente querer a la pareja, ni tampoco querer cambiar.
  • Estar con la pareja por miedo a la soledad o ser codependientes emocionales.
  • Pensar que la pareja es la única persona que le va a entender en el terreno: espiritual, familiar, psicológico, social, sexual, económico, etc.

Factores que SÍ ayudan para la reconciliación

  • A pesar de lo lastimada que haya estado la relación, cada quien asume que tuvo una parte de responsabilidad personal que le llevo al estado de conflicto. Sólo se puede cambiar una conducta cuando se hace consciente.
  • Ambos miembros están conscientes de los temas y los problemas más frecuentes que les llevaron al conflicto, tratando de buscar soluciones distintas a viejos problemas.
  • Saber que se pasa por un estado de divorcio psicológico en donde se alejan emocionalmente aunque físicamente permanezcan juntos. Es importante suponer que las separaciones cambian a las personas y que ambos necesitan trabajar de forma individual y conjunta para solucionar el pasado y liberarlo o cerrar ciclos emocionales con otras parejas y “vivir el aquí y ahora”.
  • Reconocer los errores del pasado puede llevar a una pareja al aprendizaje de nuevas formas de resolver los conflictos del presente.
  • Reconocer lo positivo de la pareja y no solo concentrarse en los aspectos negativos. Es importante reencontrarse con los ojos abiertos, pensado que la pareja tiene virtudes y defectos. Y que se pueden caer en los mismos conflictos si los anteriores no se resuelven.
  • Tener clara la idea de tener proyectos individuales y en pareja. Esto les implicará darse la posibilidad de crecer a pesar de la crisis.
  • Rescatar lo positivo del pasado con la conciencia de que algunas cosas se pueden rescatar y revivir, aunque en el presente no puedan ser exactamente iguales. Desechar lo que no funciona y construir lo que no existe.
  • Sanar los resentimientos del pasado, quien no es capaz de perdonar genera a nivel corporal sustancias tóxicas como la hormona cortisol. El estrés físico y emocional (resentimiento, rabia, rencor, reproches, resistencias al cambio y represiones) puede aumentar el cortisol sérico, el cual puede ser detectado en un examen de sangre, sus valores normales a las 8 a.m son 6 a 23 mcg/dl (mcg/dl = microgramos por decilitro). En un examen de orina sus valores normales son de 10 a 100 mcg/24 h. (mcg/24 h = microgramos por cada 24 horas).
  • Invertir tiempo, dinero y esfuerzo en reconstruir nuevamente la relación. Sobretodo poner un esfuerzo tres veces más en comparación con la primera vez que inició la relación de pareja.

¿Qué se hace en terapia para poder lograr la reconciliación?

  • Se tienen dos objetivos muy claros: ayudar a unir o separar pero sin tanto dolor.
  • En caso de haber hijos de por medio, generar una zona de “NO CONFLICTO” con los padres, pues ellos llegan a ser utilizados para presionar o lastimar a la pareja. En el peor de los pronósticos se puede llegar a ser un padre responsable aún cuando estén separados.
  • Generar una relación de pareja distinta a la que se tenía. Se diseña un traje a la medida considerando las personalidades de ambos miembros. No existe un modelo ideal, se va construyendo una nueva relación. Se rescata lo positivo de la relación y lo que ha funcionado, se desechan los malos hábitos que generalmente solo crean conflictos y se construyen nuevas conductas encaminadas a darle una nueva identidad a la pareja.
  • Se hace responsable a cada uno de los miembros de la pareja de su participación en el conflicto.
  • De la capacidad para entenderte con tu pareja depende lo felices que sean tus hijos.
  • Lo más difícil e importante es el cambio personal, pues en ocasiones el proceso de terapia puede ser saboteado por alguno de los miembros de la pareja, porque determinan que la terapia “no sirve por que su pareja no cumple con las expectativas del otro”.
  • La garantía una vez que se termina la terapia es que se puede seguir viviendo ya sea solo o acompañado, con la pareja actual o con otra más. En este sentido se evita repetir los mismos vicios de convivencia ya sea con la pareja actual o con una nueva.
  • Finalmente si las parejas permanecen juntas, atadas, atrapadas, aparentemente por amor, no solo terminarán jaloneándose, sino que también terminarán lastimándose. Se vale caminar juntos pero no amarrados.

Famosos que volvieron después de romper y probaron que no todas las segundas partes son malas

Dan Kitwood/Getty Images | Jason Merritt/Getty Images | Rodin Eckenroth/Getty Images

Dentro de la farándula existen dos grandes fenómenos: las bodas que se mantuvieron en secreto y las parejas que parecen predestinadas a estar juntas a pesar de las dificultades. Justo en ese último punto, figuran los famosos que han tenido uno o varios momentos de «ruptura definitiva».

Los titulares lamentaron cuando su amor acabó, pero, ¡oh sorpresa! en menos de lo que todos imaginaron ya estaban juntos otra vez. A continuación te presentamos 10 parejas famosas que se dieron una segunda oportunidad ¡Y funcionó!

Jessica Biel y Justin Timberlake

Alberto E. Rodriguez/Getty Images

Esta historia comenzó en 2007, cuando Justin y Jessica se conocieron en los Globos de Oro. El flechazo hizo lo suyo: iniciaron una relación formal y fueron fotografiados «derramando miel» en varias ocasiones.

Matt Winkelmeyer/Getty Images

Entre 2009 y 2011, la carrera de ambos propició un fuerte distanciamiento. La prensa comenzó a hablar de ruptura definitiva, en especial porque según el libro autobiográfico del cantante (Hindsight: And All the Things I Can’t See in Front of Me), ambos habían acordado una relación abierta, es decir, ambos se «dieron permiso» de salir con otras personas.

Pascal Le Segretain/Getty Image

A pesar de lo anterior, la pareja finalmente decidió comprometerse y ser exclusivos uno del otro en 2011. Tuvieron una increíble boda en Italia en 2012.

Hoy en día están más enamorados que nunca y tienen un precioso pequeño de 3 años al que llamaron Silas ¡Son una de las familias más adorables de Hollywood!

Kate Middleton y William, príncipe de Gales

Mike Coppola – 2011 Getty Images

Pocos recuerdan la historia de la breve ruptura de esta pareja (y por supuesto no es un tema de conversación que agrade a la reina Isabel), pero incluso Kate y el príncipe William se dieron «un tiempo» antes de comprometerse.

Su historia de amor comenzó en 2001, cuando ambos ingresaron a la licenciatura en Historia del Arte en la Universidad de Saint Andrews, en Escocia.

Los amigos de Kate eran cercanos a los amigos de William, así que era cuestión de tiempo para que coincidieran en alguna fiesta o materia de la escuela.

Dan Kitwood/Getty Images

Y así fue: en 2002 la relación entre ambos se hizo oficial. No obstante, en 2007 tuvieron un disgusto durante su fiesta de graduación. La prensa inglesa especulaba el regreso de un interés amoroso del príncipe: Jecca Craig, lo que disgustó profundamente a la ahora duquesa de Cambridge.

La ruptura duró dos meses, pero cuando las cosas se aclararon, la pareja retomó su relación y permaneció estable hasta 2010, cuando viajaron juntos a África. Ahí William entregó el anillo de compromiso a Kate.

Como curiosidad, existe una película producida por la cadena Hallmark en la que puedes ver más detalles de aquel romántico momento: William & Catherine: A Royal Romance

Luego de una espectacular boda en 2011 y tres hijos pequeños en la actualidad, el resto es historia.

Rose Leslie y Kit Harington

Anthony Harvey/Getty Images

Esta pareja de Game of Thrones también llevaba «siete temporadas» de incertidumbre… hasta hace poco.

El romance inició en 2012 y terminó apenas un año después, en su momento se especuló que el distanciamiento vino derivado de una gran carga de trabajo para ambos.

Jeff Spicer/Getty Images

A pesar de eso, en una recreación exacta de la frase «donde hubo fuego, cenizas quedan», la pareja anunció su regreso oficial en 2016, esta vez para siempre. El esperado enlace nupcial llegó en junio de 2018.

Frederick M. Brown/Getty Images

La recepción fue de cuento, literalmente, ya que se casaron en el fabuloso castillo de Wardhill, propiedad de la familia de Leslie.

Megan Fox y Brian Austin

Jason Merritt/Getty Images

La pareja de actores inició su relación en 2004 y desde el principio se perfilaron como una de las preferidas en la farándula hollywoodense.

Jonathan Leibson/Getty Images for Ferrari North America

Desde el inicio los altibajos estuvieron presentes: se comprometieron en 2006, pero en 2009 decidieron separarse de común acuerdo sin dar mayores explicaciones.

En 2010 anunciaron su segundo compromiso y pocos meses después su enlace nupcial se llevó a cabo en el paradisíaco estado de Hawaii.

Andreas Rentz/Getty Images for Paramount Pictures International

Un pequeño hijo después, la pareja anunció su segunda separación a inicios de 2013, sin embargo el break duró muy poco: en agosto de ese mismo año la pareja dio a conocer su reconciliación y la espera de su segundo hijo.

Finalmente, en 2015 un tercer hijo llegó a sus vidas. Hoy en día parecen estar mejor que nunca.

Emma Roberts y Evan Peters

Alberto E. Rodriguez/Getty Images for City Year Los Angeles

Una pareja que se ha mantenido en el ojo del huracán desde que iniciaron su noviazgo en 2012.

La relación trascurría bien hasta que durante un viaje a Canadá ambos tuvieron una fuerte discusión. Parecía el adiós definitivo cuando incluso las autoridades locales intervinieron.

Ilya S. Savenok/Getty Images for 2017 Tribeca Film Festival

Luego de ese altercado, Emma estuvo saliendo con el director Christopher Hines, pero el noviazgo entre ellos nunca se concretó.

La reconciliación de Emma y Evan fue definitiva en 2014, cuando ambos dieron a conocer que estaban comprometidos.

Frazer Harrison/Getty Images

A pesar de que se mantienen juntos su relación permanece polémica, especialmente después del incidente de Canadá. Tomando en cuenta que llevan cuatro años comprometidos y su difícil historial… ¿Crees que su relación permanezca estable en el futuro?

P!nk y Carey Hart

Bryan Steffy/Getty Images for the D Las Vegas

La historia de esta pareja comienza en 2001: se conocieron en los Juegos 2001 X en Filadelfia, Estados Unidos. Desde entonces, la cantante y el corredor de Motocross mantuvieron un sólido noviazgo.

En 2005 Pink le propuso matrimonio a Carey, tuvieron una espectacular boda en el Four Seasons de Costa Rica en 2006 ¡Los seguidores de la gran artista enloquecieron con el tierno momento!

https://www.gettyimages.es/detail/fotograf%C3%ADa-de-noticias/recording-artist-pink-and-carey-hart-attend-a-fotograf%C3%ADa-de-noticias/858206582

En 2008 la pareja se separó y acordó firmar el divorcio por «diferencias irreconciliables», aunque nunca llegaron a tener ese papel en sus manos.

P!nk se mantuvo como amiga y apoyo principal de Carey. Estuvo a su lado cuando el hermano de él falleció y el tema de separación pasó a segundo término.

Christopher Polk/Getty Images

Finalmente en 2009, la pareja anunció su reconciliación y su innegable amor mutuo. La pareja hoy en día tiene dos hijos Willow (de 7 años) y Jameson (de 2 años).

Miley Cyrus y Liam Hemsworth

Dia Dipasupil/Getty Images

Liam y Miley comenzaron a salir en 2009, era un amor que parecía salido de Disney (justo como Miley).

En 2012, Liam entregó a Miley un fabuloso anillo de diamantes en señal de compromiso. Para ese entonces dijeron que su boda estaba prevista para principios de 2013.

Rodin Eckenroth/Getty Images

El 1° de febrero de 2013 la pareja dio a conocer que pospondría su compromiso, aunque en septiembre de ese mismo año lo dieron por terminado.

En 2014 Miley salió por unos meses con Patrick Schwarzenegger —hijo de Arnold Schwarzenegger. Después, en 2015 la cantante se dio a conocer a los medios como abiertamente pansexual y confirmó su relación con la modelo Stella Maxwell —conocida mundialmente por ser uno de los «ángeles» de la marca Victoria’s Secret.

Dia Dipasupil/Getty Images

Finalmente, en 2016, Liam y Miley oficializaron su reconciliación y aunque aún no hay rastros de la boda que dejaron pendiente, ¡se les ve más felices que nunca!

Gigi Hadid y Zayn Malik

Neilson Barnard/Getty Images

Desde 2015 el ex directioner y la modelo han tenido una relación intermitente.

Pascal Le Segretain/Getty Images

A inicios de 2018 la pareja anunció su separación, pero a los pocos días del «aviso» se les vio juntos nuevamente paseando por Nueva York (sin mencionar a los eventos de alfombra roja a los que fueron posteriormente).

En junio de este año sufrieron de un pequeño distanciamiento, pero de agosto a la fecha se han vuelto inseparables.

Dimitrios Kambouris/Getty Images

Hace poco, Zayn dijo en redes sociales sentirse agradecido por tener a alguien como Gigi en su vida.

Justin Bieber y Hailey Baldwin

View this post on Instagram

She thought we were taking a photo

A post shared by Justin Bieber (@justinbieber) on Dec 29, 2015 at 11:28am PST

El actor Stephen Baldwin —padre de Hailey— fue el encargado de presentar a la pareja desde que eran niños, Justin tenía 14 años de edad y la hoy modelo apenas 12. Esto ocurrió mientras los tres estaban en el backstage del Today Show en la cadena NBC.

Fue hasta 2014 que la amistad comenzó a convertirse en algo más (a pesar de que el cantante mantenía una relación intermitente con Selena Gómez desde 2011).

Theo Wargo/Getty Images for NYFW: The Shows

En 2015, Justin y Hailey se unieron más al hacerse el mismo tatuaje en honor a Georgia (una amiga de ambos que padece lisencefalia). La Navidad de ese mismo año, la prensa destacó que habían pasado las fiestas juntos.

Las salidas entre Justin y Hailey ocurrían cada vez con mayor frecuencia, pero se distanciaban cada vez que el cantante retomaba su relación con Selena Gómez.

Luego de un confuso proceso para este triángulo amoroso Justin y Hailey confirmaron su compromiso matrimonial a mediados de este año.

Behati Prinsloo y Adam Levine

Christopher Polk/Getty Images for Coachella

La clásica historia de cine entre el músico y la modelo toma forma en esta linda pareja.

Pascal Le Segretain/Getty Images

En 2012 Adam y Behati gritaron a los cuatro vientos su amor, no obstante tuvieron un distanciamiento por cuestiones profesionales en abril de 2013.

Por fortuna el final feliz llegó poco tiempo después: en julio de 2013 anunciaron su compromiso y se casaron justo un año después.

Harry How/Getty Images

Hoy en día la pareja tiene dos hermosas pequeñas en casa: Dusty Rose (de 2 años de edad) y Gio Grace (cumplirá su primer año el 15 de febrero de 2019).

Unsplash | Copyright (c) 1998 Hewlett-Packard Company

Si tu ex pareja insiste en volver contigo, es momento de que abras tu mente y analices la situación de la manera más objetiva posible. Para conseguirlo, deberás poner a la práctica los consejos que te daremos a conocer a continuación.

Unsplash

SEÑALES DE QUE TU EX QUIERE VOLVER CONTIGO

+ Te llama por tus sobrenombres como «niña», «bebé», «mi amor»

+ Te sigue enviando mensajes y/o te llama

Unsplash

+ Dice que ha cambiado

+ Habla de los buenos tiempos que pasaron juntos

Unsplash

+ Te invita a salir de vez en cuando

+ Da cumplidos acerca de tu aspecto físico: «qué hermosa te ves», «qué afortunado fui al tenerte»

Unsplash

+ Se muestra arrepentido

+ Modifica su comportamiento

Unsplash

+ Reacciona a tus publicaciones en redes sociales

+ Pide perdón

Pexels

2 COSAS QUE NUNCA DEBES HACER

1. No actúes por impulso

El hecho de que él quiera volver no significa que así deba ser solo para «evitar que siga insistiendo». Recuerda que debes actuar de acuerdo a tus percepciones, no a las de él.

Unsplash

2. No implementes estrategias

No intentes manipular a tu ex pareja para que se sienta culpable y te trate como reina una vez que vuelvan. Si vuelves con él bajo esa actitud, el intento por hacer que esa relación vuelva a funcionar, será completamente en vano.

Recuerda que el amor no es cuestión de negociar o de jugar quién gana o pierde. Todo debe marchar de manera fluida sin presiones ni estrategias.

Pexels

2 COSAS QUE DEBES HACER

Si percibes que tu ex quiere volver, no lo detengas. Permite que se exprese abiertamente.

Unsplash

2. Analiza estos dos conceptos: Querer/Necesitar

Antes que nada debes tener bien claro lo que necesitas en tu vida, no que quieres. Existe la posibilidad de que te sientas «sola» y con ganas de tener a lado a una persona que te abrace de vez en cuando, ¿pero realmente lo necesitas?

Ojo: No caigas en la trampa de volver con tu ex pareja «por derecho de antigüedad». Si crees que esa relación no trae nada bueno a tu vida, lo mejor es que dejes que los sentimientos de añoranza pasen… porque pasarán.

Unsplash

Por otro lado, si crees que vale la pena volver con él, es momento de que dejen las cosas claras para que la situación por la que terminaron no terminen estropeando la relación de nuevo.

– Ten en cuenta que si aún existe rencor por alguno de ustedes dos, no funcionará su intento de reavivar el amor.

Unsplash

Temas

  • ex pareja
  • señales
  • volver
  • amor
  • relación

En el anterior capítulo dejamos a Joaquín Méndez y Flavia Medina a punto de volver a verse las caras tras más de dos meses. Al igual que Marco Ferri y Gala Caldirola, se han reencontrado desnudos en la playa en Volverías con tu EX? y él ya le ha prometido dejar las redes sociales para demostrarle su amor, ¿habrá reconciliación? Mientras tanto, los concursante que pasaron la noche al aire libre han tenido que hacer frente a varios recuerdos de su pasado como pareja, algo que no ha removido demasiado los sentimientos de los jóvenes. Una vez en la casa, los chicos que estaban en la playa la conocieron con entusiasmo, aunque pronto surgieron las primeras dudas: ¿y si se cae la casa?, ¿hay que ducharse desnudo o en bikini?, ¿hay que dormir en parejas? Si pensaban que iban a estar solos la primera noche se equivocaban, pues Angélica Sepúlveda, Alexander Bravo ‘Chiki’ y Luis Mateucci llegaron al refugio dispuestos a vérselas con su pasado, ¿cómo han sido sus reencuentros con sus ex?

Francisco Toro, Ingrid Aceitón y Bárbara Córdoba han aparecido después de permanecer encerrados en una caja durante unos minutos. Sus primeras palabras con sus ex parejas han sido un tanto diferentes. Mientras Francisco le ha pedido explicaciones a Angélica, el resto ha empleado su primera conversación para coquetear. Pero las primeras pruebas no tardaron en llegar, tanto en la casa como en el campo, donde se encontraban el resto de las parejas (entre ellas la formada por Tony y Oriana, una de las favoritas en Volverías con tu EX?). Las pruebas eran diversas, iban desde realizar preguntas personales (Yasmín y Mariano), a bailar un lento (Camila y Tatón) o besarse durante tres minutos (Oriana y Tony, momento en el que ella ha aprovechado para morderle el labio). Aunque no todo fue buen rollo, pues a Huaiquipán no le ha sentado bien que los chicos bailaran con su ex y Gala ha experimentado los primeros celos en la convivencia.

Con la llegada de todos los participantes a la casa, ha aparecido la primera sorpresa: la visita de Luli Moreno, ex de Tony que protagonizó tensos momentos con Oriana en Amor a prueba. ¡Pero tranquilos, todo se trataba de una broma por parte de un actor chileno haciéndose pasar por la joven! Ha sido sin duda, uno de los momentos más divertidos del segundo capítulo de Volverías con tu EX? Tras realizar la primera competición, la pareja formada por Gala y Marco ha resultado ser la mejor mientras que Tatón, Camila, Pablo y Rubí se verán las caras en el duelo tras haber quedado en últimas posiciones. Una de estas parejas dirá adiós al reality. No te pierdas el próximo capítulo del programa, donde se mostrarán las imágenes de la gran bronca entre Oriana y Angélica que os adelantemos en melty hace unos días. ¿Qué ex pareja será la primera expulsada del reality?

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *