0

Zapatos con tacon intercambiable

Stiletto, cuadrado, plataforma…las opciones en el universo de los tacones son numerosas, pero suele pasar que el espacio para guardarlos es reducido. Mime et Moi permite tener cinco modelos de zapatos en uno gracias a un invento que permite intercambiar el tacón.

Mediante una palanca oculta en la suela, se cambia el tacón de forma sencilla.

¿Tiene una cena elegante pero va a estar todo el día fuera de casa? Olvídese de llevar los tacones en el bolso, con Mime et Moi puede escapar por la mañana con unos cómodos flats y deslumbrar por la noche con un tacón fino sin tener que cargar con dos pares. ¿Cómo? Incluyendo una palanca dentro de la suela a la que se ‘enganchan’ las diferentes alzas. El mecanismo es muy sencillo, basta con presionar con el pie para insertar el tacón en el zapato.

Estos diseños todoterreno, como los define la empresa, permiten que un mismo zapato pueda variar en altura, forma y color. Todo depende del tacón que se quiera añadir. Por el momento, el único modelo disponible es una sandalia básica con hebilla en el tobillo y correa en los dedos. Eso sí, está disponible en varios colores, desde un negro o rojo clásicos hasta atrevidos estampados print. Con la llegada del otoño, Mime et Moi se ha atrevido con zapatos más oscuros y aterciopelados, y algunos llevan incorporado el complemento must de esta temporada: el pompón.

Cada opción – disponible de las tallas 37 a 40 – tiene un precio de entre 175 y 205 euros e incluye un tacón a escoger entre los cinco disponibles: tacón fino en dos alturas, de 10 y de 7 cm respectivamente, o en bloque en tres posibles alzas: 10, 7 y 3 cm. Los cinco recambios están disponibles en varios colores; se venden sueltos con un precio de 25 a 40 euros.

Cinco modelos en uno: tacón fino en dos alturas (de 10 y 7 cm) o en bloque en tres posibles alturas (10,7 y 3 cm).

Fabircados en cuero, con suela antideslizante de caucho y plantilla moldeable Flexheel, se han necesitado cuatro años de investigación para conseguir, según Mime et Moi, «la mezcla perfecta de confort y lujo». Diseñados en Munich, la manufacturación de estos originales tacones se realiza en España, concretamente en Alicante.

Mossto diseña zapatos con tacones intercambiables decorados con cristales (desde 100 euros).

Mime et Moi es una empresa joven que solo hace un año lanzaba el proyecto a través de Kickstarter, una web de crowfunding, en la que recaudó 19.000 euros (pedían 10.000 euros). Sin embargo, la idea del tacón de ‘quita y pon’ no es totalmente novedosa. Allá por 2008, en Valencia nacía Mossto, la primera empresa con patente en el mundo de los tacones intercambiables. Sus zapatos, que incluyen un imán oculto, admiten dos tipos de alzas, todas ellas decoradas con alegres colores y hasta cristales Swarovsky (desde 100 euros).

Estas sandalias con tacón intercambiable son de lo que están hechos los sueños

Redacción Malvestida / Jun 02, 2017

Mime et Moi

Esperamos que mientras lees esto estés sentada, porque la noticia que estamos a punto de darte es muuuuuuy fuerte. Es como un sueño hecho realidad, una maravilla moderna, una de esas cosas que siempre pensaste “¡¿Por qué diablos nadie lo ha inventado?!”

¿Estás lista? Aquí va…

YA-EXISTEN-ZAPATOS-CON-TACONES-INTERCAMBIABLES
¡que además son hermosos!

La firma Mime et Moi está detrás de estos zapatos que se adaptan perfectamente a nuestras diversas actividades, pues manejan cinco modelos de tacones que se pueden intercambiar en cuatro sencillos pasos. Sí, puedes ir de stilettos a sandalias bajas en cuestión de segundos, así que se acabó eso de llevar tus flats en la bolsa de la oficina o tener que contrabandear tus chanclas de plástico a la boda de tu mejor amiga.

Aunque la marca originaria de Munich no es la única que ha experimentado con este concepto, hay que decir que sí es la que mejor ha dominado el arte de crear zapatos alterables que, lejos de parecer un Transformer, combinan perfecto con nuestro guardarropa.

Una publicación compartida de Mime et moi (@mimeetmoi) el 25 de Abr de 2017 a la(s) 8:08 PDT

Los zapatos de Mime et Moi, que comenzaron como un proyecto de Kickstarter, son producidos de manera artesanal en Alicante, España, y el secreto detrás de su versatilidad está en la forma en la que moldean la suela interior llamada flexheel, la cual obviamente ya está patentada. “El zapato se ajusta sin problemas a cada altura sin restringir al usuario. Gracias a esta característica única, los zapatos Mime et Moi se pueden usar con todas las alturas del talón”, explican en su sitio.

Cada par viene con dos sets de tacones: el tacón bajo, que es de cajón, y uno alto de tu elección, que puede ser stiletto, bloque, redondo, etc. Pero si lo deseas también puedes comprar los tacones por separado. ¿Así o más cool? ¿Así o más práctico? ¿Así o más queremos besar estos zapatos?

Aunque por el momento los modelos que maneja la marca son de sandalias (eso sí, en distintos acabados como gamuza, metálicos o piel), planean lanzar diseños cerrados en otoño de 2017, así que habrá que mantener el radar prendido para descubrir las novedades de esta marca que muy pronto comenzará a hacer envíos a nivel mundial.

Una publicación compartida de Mime et moi (@mimeetmoi) el 23 de Mar de 2017 a la(s) 8:33 PDT

Una publicación compartida de Mime et moi (@mimeetmoi) el 8 de Abr de 2017 a la(s) 1:12 PDT

México y España comparten raíces profundas, lazos históricos en los que la lengua, la ciencia, el arte y la cultura son vínculos que conforman una memoria común y un futuro compartido.

Una de las acciones culturales en las que reconocemos la gran generosidad del Gobierno de España, es hacer de la Casa Buñuel la sede de la Federación Iberoamericana de Academias de las Ciencias y las Artes Cinematográficas y de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas. Es el hogar donde Luis Buñuel vivió, imaginó y creó su muy personal universo, aportación de España y de México al cine universal. Esta casa será ahora un espacio de investigación, promoción y difusión del talento de los cineastas de diversas latitudes.

Estos dos centros culturales estarán hermanados con ese propósito, por lo que agradecemos a las autoridades españolas por este valioso gesto hacia la cultura de México. La Casa Buñuel y la Casa de México en España refuerzan aún más el intercambio y el permanente y franco diálogo que el día de hoy refrendamos. Robustecen los cimientos de nuestra relación cultural, que ensanchan el espacio de la cultura, nuestro territorio común.

Fotografía: Google

ABCdesevilla

Las necesidades de las mujeres convierten el tema del calzado en un problema. No puedes ir cargando con una bolsa con tres tipos de zapatos a diario para poder estar prevenida ante cualquier tipo de situación. La solución, la hemos encontrado en una firma llamada Mime et moi que vende tacones intercambiables. Sí, lo que oyes.

Se acabó el llevar unas cuñas o sandalias planas para cambiarte en la boda cuando ya no puedas más con tus tacones de aguja. No «estropearás» tu look con ese calzado que no pega nada con tu vestido o conjunto de invitada perfecta. Ahora solo tendrás que llevar tus recambios y convertirás tu tacón alto en uno medio o plano en cuatro sencillos pasos.

¿Suena a sueño? Es una realidad.

«Para un día largo de compras, una tarde de café agradable con las amigas, o eventos emocionantes: Los zapatos Mime et moi comparten contigo todos esos grandes momentos gracias a su especial característica. El tacón puede ser intercambiado y ajustado a tu look instantáneamente, pueden hacerlo lucir, sexy, classy, juvenil y atrevido; o ser simplemente un zapato de piso cómodo. Mime et moi ofrece la perfecta combinación entre confort y lujo», explican desde la firma que fabrica en España.

No pienses que cuentan con pocos modelos, la variedad es amplia también a nivel cromático y seguro que llega a enamorar hasta a las futuras novias con algunos diseños específicos de su línea bridal.

Sus precios comienzan en los 175 euros y van hasta los 205. Cuando compras uno de sus tacones lleva dos intercambios incluidos en el precio, pero puedes comprar más de forma independiente (40 euros cada uno).

Cómo cambiar tus tacones

Los tacones intercambiables de Mime et moi cuentan con tacones stilettos de 10 y 7 centímetros, block de 10 y 7 centímetros y super block de 10 y 7 centímetros y el tacón plano de 3 centímetros. También cuentan con algunas opciones de tacones con cristales de colores en forma de flor.

Tienes en todos los tonos disponibles, pero piensa en la posibilidad de que los tacones sean de otro color y crear un tacón más especial y original.

Si quieres verlo en persona, en Sevilla tiene un punto de venta la marca Mestrae, que trabaja el mismo concepto de Mime eti moi. Descúbrelos en Libélula Shop (c/ Méndez Núñez, 12).

Ver esta publicación en Instagram

What’s your #sunday #style? Change up your look easily — choose from chunky heels to stilettos to flats! #Mestrae #InterchangeableHeels #Shoes #igdaily #igfashion #iger

Una publicación compartida de MESTRAE EUROPE (@mestrae.eu) el 2 Sep, 2018 a las 2:23 PDT

Recomendamos

Guía de diseñadores de trajes de novia en Sevilla

    • Escrito por
    • Twitter

    Bulevar Sur

    @abcdesevilla

    #Noticias #Sevillahoy, #Andalucía, #España Facebook: https://t.co/QDlYt1m01e Instagram: https://t.co/NvsC4Wcgtq Las españolas son las que más deseo tienen de las encuestadas en 71 países distintos del mundo https://t.co/qQAssKoKAn – 8 horas ago

    Hace poco me hicieron esta pregunta y como la respuesta es más bien gráfica no sé si pude explicar bien. La respuesta es lamentablemente no, no es recomendable cambiar el taco de un calzado ni a uno más bajo ni a uno más alto. Se me ocurrió que tal vez más chicas estarían interesadas en saber por qué es así y es por ello y para desmitificar este asunto del taco que decidí escribir este post.
    Para entender este NO rotundo hay que saber cómo se fabrican los zapatos. Ya habrán escuchado más de mil veces la famosa palabra “horma”, que “este zapato es de horma chica”, “este es 7 pero te va a quedar porque es horma grande”, ja! que levante la mano quién no escuchó algo parecido alguna vez de una vendedora de zapatos! Esa palabra misteriosa que parece más un concepto que otra cosa no es más que el manequí del pie sobre el que se fabrica el calzado. Como ejemplo esto es una horma:
    Resulta que el modo de fabricar un zapato es muy diferente a fabricar una ropa (que es a lo que la mayoría está familiarizada). Para empezar los moldes de los zapatos se sacan en base a las hormas y para cada altura de calzado hay una horma diferente, lo mismo que para cada punta. O sea que si yo quiero fabricar un zapato punta fina en taco 5 voy a necesitar una horma diferente que para un zapato punta fina taco 7 y otra diferente para un zapato punta redonda taco 5. O sea que básicamente las hormas están clasificadas en función a su taco y su punta (estamos hablando de hormas para zapatos femeninos) y también cambian si es para hacer sandalias, zapatos cerrados o botas.
    La sigte foto es el armado de un zapato en una horma para peeptoe (o boca de pescado) en taco 7

    Si se fijan en la punta se ve que forma un pequeño ángulo con la mesa, si entre la punta y la mesa podemos poner un lápiz o un bolígrafo Bic significa que el taco está perfecto, es el que va con la altura de la horma. Necesitamos ese ángulo para poder hacer el movimiento del pie al caminar.
    Gráficamente explico qué pasa con cada taco (uno acorde, otro más bajo y otro más alto)



    Lo único que puede llegar a tener solución es si queremos un zapato más alto agregarle una plataforma, sobretodo si queremos zapatos altísimos y cómodos es la mejor opción, ya que nosotros sentimos la altura del zapato descontando la plataforma:

    En este caso el taco es altísimo, pero si nos fijamos tiene una plataforma también altísima. Nosotras sentimos la altura del taco menos la altura de la plataforma (que termina siendo la altura de la horma)
    Como conclusión lo mejor que se puede hacer al comprar un zapato es probarse y sentir qué tan cómodo es, porque si nos fijamos solo en el modelo, estilo, color y nos olvidamos de lo fundamental, la comodidad, estamos haciendo una mala compra porque vamos a tener que dejar el zapato guardado en el armario o sufrir unos terribles dolores si de todas maneras decidimos usarlos.
    Que tengan una hermosa semana!
    con cariño,

    El Zapatitos (o “Suelas y Tacones Gerardo”), el puesto ideal en la Roma para arreglar tus zapatos

    Si quieres revivir tus tenis favoritos, ponerle tacones o plataforma a tus sandalias, o simplemente no quieres tirar esas botas que tanto usas, te recomendamos visitar El Zapatitos, en la esquina de Colima y Cozumel.

    Gerardo Vázquez Hernández, aka “El Zapatitos” es un señor de 61 años que lleva años atendiendo su puesto en la misma esquina de la Roma. Hace las cosas muy bien y le encanta platicar con sus clientes, y por eso tiene tantos. Siempre sonríe y confiesa que le gusta trabajar solito, pues los zapateros y boleros le parecen envidiosos y complicados. No tiene duda, lleva toda una vida dedicándose a esto y le sabe bien al oficio. Todas las mañanas, Gerardo llega desde Ecatepec a montar el puesto, y en las noches los policías le dejan guardarlo a la vuelta, en el Parque España.

    Junto al toldo de colores y el carro rojo que contiene todos los zapatos para reparar, se encuentra el espacio para lustrar tu calzado. La operación del El Zapatitos es repetitiva: cepilla, le unta la grasa al zapato, le da un trapazo, y así varias veces. Clientes suben y bajan del asiento, pues por solo 20 pesos puedes verte reflejado en tus pies.

    Gerardo, “El Zapatitos”, nos cuenta que nació en una familia de zapateros en Santa Isabel Tola, y desde los ocho años su primo le enseñó a hacer las costuras a mano. Luego trabajó con su tío en un taller familiar en Zacatenco y poco a poco comenzó a trabajar solito. Estudiaba en la mañana y en la tarde reparaba zapatos. La primera vez que trabajó sin su red familiar fue cuando lo contrataron en un taller en Tepito. Cuenta que, por ser chaparrito, el encargado no le creía que tenía 15 años y que podía hacer el trabajo. Ahora vive en Ecatepec y lleva 12 años con este puesto. Y como bien dice el lema de su puesto, las suelas que él arregla “duran trabajando duro”.

    Los costos para reparaciones son muy recomendables. Por cambiar las tapas de tus zapatos cobra entre 40 y 80 pesos, y por las costuras también, aunque depende del tamaño. Cambiar la suela entera va de 200 a 250 pesos. Normalmente le toma de tres a cinco días repararlos, pero vale la pena, pues a parte del trato amable y la calidad del servicio, los entrega ya boleados y listos para irte de fiesta. Abre de lunes a viernes, de 10:00 a 18:00.

    Más en Local.mx

    Trama, un taller de zapatos excepcionales en Santa María la Ribera

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *